Tag

Precios

Browsing

Las petroleras estiman que por la suba del dólar, los impuestos pendientes y el valor del crudo, los surtidores deben ajustarse. Pero otras cifras sobre el atraso de precios alarman a los empresarios del sector.

A 20 días del congelamiento de precios de los combustibles por decreto, el valor de la nafta en las estaciones de servicio ya acumula un atraso de casi 20%, según revelaron fuentes del sector a Ámbito.

“Según expresan las petroleras están con un atraso del 10% al 15%. A eso hay que sumar el freno que hubo con el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que si bien hasta agosto quedaban pendientes valor menores, con la inflación estimada a fin de año por arriba del 50%, seguramente el ajuste del tercer trimestre en los impuestos rondará 10% a 12%, lo cual implicaría alrededor de un 4% extra en precio final”, explicó un dirigente empresario a este medio.

Pero aunque se habla de un atraso promedio del 19% todavía es una incógnita lo que ocurrirá el 15 de noviembre próximo, el bautizado “día 91”, cuando vence el plazo del congelamiento, si es que no se prorroga el DNU 566. Los empresarios están preocupados. Entre sus cálculos aparecen números increíbles. El 19% suena a poco. Veamos:

El 23 de octubre de 2017, día de la liberalización del mercado de combustibles ordenada por Mauricio Macri, el litro de nafta súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires costaba 21,71 pesos, con un dólar a 17,60 y un barril de crudo Brent a u$s57,59.

Casi dos años después, tras el congelamiento decretado por el mismo Presidente, el litro de súper cotiza a 43,71 pesos en la mayoría de las estaciones porteñas de YPF, con un tipo de cambio mayorista frezado en 46,69 -incluida la reciente flexibilización del 3,3%- y el crudo congelado en u$s59 (el Brent hoy cotiza u$s61,96).

Con estos números sobre la mesa, las petroleras ya estiman que el atraso ronda entre 10% y 15%, sin aplicar los impuestos pendientes. Pero si se aplica el valor del dólar actual, de 58,08 pesos, el atraso por tipo de cambio llega al 32%.

Las naftas acumularon una suba de más de 130% desde 2017 hasta el congelamiento de precios

En el 2018 los precios de los combustibles sufrieron 14 actualizaciones y una suba promedio de 75,4% en la nafta súper.

Este año, hasta el congelamiento de agosto, las petroleras ajustaron cinco veces los precios: la Premium acumuló una suba del 47,5%, la nafta común 51,7%, el gasoil Premium (G3) 60,9% y el común (G2) 65,7%.

La inflación de 2018 fue 47,6%, según el INDEC. El número oficial de agosto se conocerá el jueves 12 de septiembre. En lo que va del año, ya se ubica en 25,1%.

Si se le agrega el incremento de 4,4% de octubre a diciembre de 2017, desde que Juan José Aranguren anunció la desregulación de los combustibles hasta que Macri anunció la intervención, los precios de la nafta crecieron 131,5% en promedio.

En ese mismo período (22 meses), el tipo de cambio escaló 167% hasta llegar a 58,08 y el Brent 6,5%. En ese tiempo el costo en pesos del barril de crudo (tipo de cambio x Brent) escaló de 1.015 pesos a 3.582, un 252% más. Según este cálculo, que usan los petroleros para saber cuánto pagan en la Argentina el crudo, el atraso de precios llega al 120%.

 

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Dardo Chiesa, reclamó una reforma tributaria y una legislación que regule los procesos de formación de precios para el sector agroindustrial.

Fue en la inauguración de la cuarta edición de la Jornada Nacional del Agro (Jonagro), organizada por CRA, que Chiesa abrió con el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Etchevehere.

«Cuando se producen abusos de posiciones dominantes, nuestros productores quedan en una posición de sumisión. Necesitamos mercados institucionalizados que impidan estas situaciones, en un marco de mercados concentrados y de oferta atomizada, con leyes que pongan en igualdad de condiciones la negociación», aseguró Chiesa.

Sobre el Acuerdo UE-Mercosur, el titular de CRA afirmó que es «la base para el desarrollo de la Argentina de los próximos años».

Luego, con respecto a la propuesta efectuada por el dirigente social Juan Grabois de expropiar hectáreas productivas para dar a pequeños productores, Chiesa remarcó que «rechazamos de plano la reforma agraria».

«Nos gustaría poder juntarnos a debatir con Grabois y trabajar juntos. Tenemos las mismas preocupaciones, los mismos objetivos que vemos desde distintas perspectivas», aseguró.

Chiesa terminó su discurso con un llamado al trabajo en conjunto entre todos los sectores políticos y productivos: «A la Argentina la salvamos entre todos o no la salva nadie», dijo.

El encuentro federal que se realiza en esta ciudad, en el Centro Cultural Néstor Kirchner lleva como lema «Consolidar la competitividad» y tiene como meta reflexionar sobre los nuevos retos a los que se enfrenta el agro argentino a nivel nacional e internacional, informó Diario Jornada.

El Gobierno nacional se acercó a los laboratorios con miras a buscar un congelamiento de precios en la mayoría de los medicamentos por un plazo de entre 60 y 90 días.

Se pretende, de alguna manera, replicar el convenio alcanzado con las empresas de consumo masivo en el rubro alimentos con los «Productos Esenciales».

El acuerdo definirá, una «canasta básica de medicamentos» compuesta, en el caso de los laboratorios nacionales, por el 70% de los productos que venden.

En el caso de los extranjeros, será un listado de drogas de alto costo para tratamientos especiales.

Si se concreta, significará precios congelados para antibióticos, analgésicos, antihipertensivos, betabloqueantes, medicamentos oncológicos, entre otros.

En principio, el diálogo Gobierno-laboratorios tendrá un nuevo capítulo hoy: hasta anoche estaba previsto un encuentro del secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, sus equipos técnicos, y el coordinador de la Jefatura de Gabinete, Nicolás Pavlovsky, con las cámaras que nuclean a los laboratorios nacionales y extranjeros.

La volatilidad del dólar es la principal traba para sellar el pacto ya que los medicamentos tienen un alto componente importado y, por ende, son muy sensibles al precio de la divisa estadounidense.

Desde la Rosada, arrancaron pidiéndoles a los laboratorios que retrotrajeran los precios al nivel previo a las PASO ya que, en las primeras dos semanas posteriores a la elección, tras la suba de la divisa a $58-62, los remedios aumentaron entre 8 y 12% promedio.

Los laboratorios dijeron estar dispuestos a evaluar un congelamiento, pero no una rebaja.

Otro punto de negociación es el plazo que tendría el acuerdo: el Gobierno quiere que sea por 90 días y las empresas ofrecen hasta 60 días.

A cambio del congelamiento, el Gobierno y los laboratorios acordaron la eliminación de la tasa de estadística (que había sido aumentada por decreto de 0,5% a 2,5% en mayo pasado por necesidades fiscales) y de otros impuestos aduaneros a medicamentos, vacunas y principios activos importados para tratamientos ambulatorios esenciales como oncológicos, para la hemofilia, diabetes, agentes biotecnológicos y terapias génicas, entre otros.

Según fuentes oficiales, los tributos que se suprimirían representan entre el 10 y el 20% del precio del medicamento a la salida de planta, es decir, antes de entrar en toda la cadena comercial y llegar a las farmacias.

Un posible foco de conflicto con los laboratorios nacionales es que así se fomente la importación de medicamentos terminados, pero en el Gobierno prometen que solo se habilitará la rebaja impositiva en el caso de productos que no se fabriquen en el país, según publicó el diario La Nación.

Además, para moderar los aumentos en las cuotas de las prepagas, el Ministerio de Salud ya habló con Hacienda y Producción para ofrecerles a ellas y a las clínicas una reducción del impuesto al cheque y un aumento en el mínimo no imponible para las contribuciones patronales, así lo reseña Elonce.

El salto de casi 11 pesos que tuvo la moneda estadounidense tras las elecciones primarias dejó a la economía sin referencia cambiaria durante algunos días. Eso provocó desde incrementos preventivos en comercios minoristas hasta la suspensión de transacciones y la actualización de precios de proveedores con aumentos de 15%.

El Gobierno intentó con medidas posteriores tratar de moderar el impacto de esa devaluación. Para eso dispuso una eliminación completa del componente de IVA en el precio de un grupo de alimentos de la canasta básica, que tendrá vigencia hasta fin de año.

El efecto en los índices inflacionarios será considerable, de acuerdo a los economistas consultados por TN, aunque no alcanzarán, estiman, el pico de 6,5% que había registrado en septiembre pasado tras la última depreciación fuerte del peso.

Para María Castiglioni Cotter, economista de C&T Asesores Económicos, «antes de las PASO la inflación estaba por debajo del 2%, pero una estimación preliminar el promedio de agosto nos daría 4,2% de inflación». «Septiembre también va a tener una inflación alta, que podría estar por arriba del 5%, aunque todavía es un cálculo muy preliminar», comentó.

En ese sentido, en Ecolatina los cálculos pre y pos-PASO son similares. «Antes de las elecciones primarias la inflación no rompía el 2% porque los salarios nominales le ponían un piso alto, pero había una leve tendencia a desacelerar», aseguró el economista jefe de esa consultora, Federico Moll. La estimación era que, antes del salto cambiario, el IPC de agosto y septiembre iba a estar entre el 2% y 2,5%.

Luego de las primarias, en Ecolatina la proyección del promedio de todas las semanas de agosto da 4%. «Esto deja un ‘arrastre’ significativo para septiembre, que esperamos esté en torno a 5%», concluyó Moll.

La consultora Seido, por su parte, consideró que la suba de precios mensual de agosto será menor al 4%. «Esperamos para este mes una inflación cercana a 3,7%, en tanto que para septiembre aguardamos una inflación con piso en 5%. Ajustamos nuestra proyección para 2019 a 50% con riesgo al alza», alertó.

En tanto que desde EcoGo, Martín Vauthier aseveró que la particularidad de las últimas semanas fue «una situación de precios con mucha volatilidad y mucha dispersión, lo que dificulta las mediciones de inflación». «Esto pasó sobre todo la semana posterior a las PASO, cuando no había un valor de equilibrio del dólar de cortísimo plazo», dijo.

Y afirmó que «todo número hay que tomarlo como preliminar y con mucho cuidado». «Si tenés que pensar un porcentaje para agosto, lo más probable es que estemos en un rango de entre 3,5 y 4 por ciento. Hay que tomar en cuenta que el golpe de la devaluación sucedió con un tercio del mes ya concluido. Esto va a provocar que septiembre tenga un número incluso más alto», cerró.

Uno de los primeros productos que verificó incrementos de precios es la harina, a partir de la suba del valor del trigo en función del dólar. “El viernes (9 de agosto) habíamos hecho un pedido, pero el lunes el precio era un 25% superior, que bajaba al 15% si pagabas de contado”, explica Gabriel Barile, titular de una reconocida cadena de panaderías de la ciudad, así lo informó ADNSUR.

El empresario explica que por la baja del IVA sobre el pan, el efecto en los precios del producto hasta ahora fue neutro, al quitar un 21% de la carga impositiva, si bien en forma previa algunos valores se habían actualizado en el sector, por suba de insumos, en alrededor de un 5 a 10%. También advirtió fuertes subas en insumos como frutos secos, lo que seguramente impactará en productos como el pan dulce.

Tenemos un gran volumen de ventas, pero la rentabilidad queda muy reducida porque hacemos las cosas de modo prolijo y en blanco. Sin embargo, cada vez se vende más pan en la calle, sin ningún tipo de exigencias de seguridad e higiene, como sí tenemos nosotros”, cuestiona.

Otro comerciante local, Elder Molina, de panderías Don Carlos, señala que el aumento en la bolsa de harina, de 50 kg, fue de un 30%, ya que lo que “se compraba a 1.000 ó 1.100 pesos pasó a 1.400 pesos, puesta en Comodoro –aclara-. También hubo un aumento en el flete, del 30%”.

Sin embargo, ante la consulta de ADNSUR, el comerciante aclara que en su caso no hubo un traslado a precios, mientras que con la baja del IVA, “el pan tuvo una baja de 70 a 65 pesos la docena”. Igualmente, advierte que los precios no podrán sostenerse: “si hay otro salto en el costo de la harina, el producto aumentará”.

En el producto, economizando algunas cosas, a mí me incide un 20% en el producto final, pero he visto que algunos tuvieron subas de hasta el 40%, incluso por encima de la devaluación”.

Alimentos sin IVA

Por su parte, el empresario Alberto Escribano, de supermercados La Proveeduría, informó en diálogo con radio Del Mar que la quita del IVA mejoró el precio de un amplio listado de cientos de productos, aunque no necesariamente la mejora es del 21%: “Lo que pasó es que hubo aumentos de base antes de esta medida, entonces no es que si un producto ayer estaba a 121 hoy está a 100 –comentó-, sino que puede estar a 105. Hubo una baja de precios, pero no es igual a la quita del impuesto. Esto no es una avivada del comerciante ni mucho menos: nosotros no somos formadores de precios, incluso nos aparecen aumentos de precios injustificados, porque si alguien puede vender el kilo de harina en base a un dólar de 60, ¿por qué lo va a vender a un dólar de 40, si el Estado no se lo exige? No tenemos que esperar humanismo del capitalismo, porque no lo tiene”.

También abogó por la extensión de la quita del impuesto a otros productos alimenticios, como carnes, lácteos, frutas y verduras, que son productos altamente sensibles a la variación de precios según las estaciones del año. “Hay que empezar a beneficiar realmente a la gente”, pidió.

Medicamentos: entre el 8 y 20%

El presidente del Colegio Farmacéutico de Chubut, Eduardo Molina, explicó que las subas de remedios tuvieron distintas incidencias, dependiendo del laboratorio de que se trate, con aumentos de precios que fueron desde el 8 al 10%, en un segmento de productos, mientras que los laboratorios de genéricos actualizaron valores hasta en un 20%.

“Cada laboratorio dispone los aumentos y se los entrega a la Secretaría de Comercio, que si los autoriza nosotros debemos ajustarnos, ya que las farmacias no somos formadores de precios–explicó, en diálogo con Actualidad 2.0-. El precio del medicamento está regulado y es igual en todo el país, de Ushuaia hasta La Quiaca, ya que es un bien social. Si bien se habló de un aumento del 15%, eso no es tan así. En general podríamos decir que los aumentos han sido de entre un 8 y 10%, mientras que algunos laboratorios de genéricos subieron hasta un 20%, pero a su vez tenían valores muy retrasados respecto al resto”.

Junto a los demás gobernadores patagónicos, Arcioni participó del encuentro que se llevó adelante en las instalaciones del Ministerio de Economía en Buenos Aires, el cual pasó luego a un cuarto intermedio.

Estuvieron presentes los ministros de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, y del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui; los gobernadores de Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Neuquén; y los titulares de las operadoras petroleras. También, estuvo presente el ministro de Hidrocarburos del Chubut, Martín Cerdá.

Al término del encuentro, Arcioni explicó que «se dio inicio a una mesa de diálogo entre funcionarios nacionales y de otras provincias, donde hicimos un planteo muy bien detallado en cuanto a todo lo que vamos a dejar de percibir como Provincia, con las medidas económicas que se van a tomar en torno al combustible, Impuesto al Valor Agregado, Monotributo e Impuestos a las Ganancias, que suman en el orden de los 2.500 millones de pesos».
«Con la solidaridad que nos caracteriza siempre con el federalismo y con las medidas que pueden llegar a impactar en el resto del país, mantenemos la postura firme en cuanto a lograr las herramientas necesarias para poder compensar lo que vamos a perder», remarcó Arcioni.

Asimismo, el gobernador adelantó que «le hemos pedido a los funcionarios nacionales, en relación al Decreto 793, que corresponde a la retención de 4 pesos por dólar exportado, que por 90 días este recurso quede directamente en la Provincia; entre otras medidas compensatorias que hemos planteado».

A tal fin, el Gobernador adelantó que «el Gobierno nacional va a estar convocando a la provincias, prontamente, para poder terminar de cerrar este tema».

REUNION CON SINDICATOS Y OPERADORAS

Por otra parte, Arcioni manifestó que «hemos pedido a las operadoras mantengan los niveles de inversión y las fuentes de trabajo, porque impactan en su economía, y lo logramos. Mañana (por hoy) nos vamos a reunir con las operadoras y los gremios, justamente para poder ratificar las inversiones durante 90 días».

Y resumió: «Hicimos un detalle de las pérdidas que va a tener la Provincia, le hemos pedido las compensaciones ofreciéndole alternativas, y que las operadoras aseguren las inversiones, lo cual nos llevaría a nosotros a no tener una crisis y mantener la paz social».

HOY CON OTROS GOBERNADORES

En relación a la reunión de hoy con sus pares provinciales en el Concejo Federal de Inversiones (CFI) en Buenos Aires, Arcioni indicó que «se va a tratar las pérdidas que están teniendo las provincias por el impacto del monotributo, el impuesto a las ganancias, entre otros. Además por la coparticipación de los impuestos federales, y ahí vamos a estar evaluando cada situación en particular, y también cuales son las medidas para compensar esas pérdidas».

«Las provincias están en un régimen federal, siguen aportando y cubriendo el déficit de nivel nacional, lo que tenemos que lograr es que Nación aporte a estos déficit que ellos mismos generan a las provincias, a través de la medidas económicas que implementan», finalizó Arcioni.

Junto a los Gobernadores patagónicos, el mandatario provincial participó del encuentro que se llevó adelante en las instalaciones del Ministerio de Economía en Buenos Aires.

Además, el Gobernador del Chubut, adelantó que este miércoles se reunirá con sus pares provinciales en el CFI para abordar el impacto de las medidas económicas que lleva adelante el Gobierno Central.

El gobernador del Chubut, Mariano Arcioni, participó este martes de la reunión realizada en las instalaciones del Ministerio de Economía de la Nación, en Buenos Aires, para tratar junto a las provincias petroleras el congelamiento de los precios del combustible.

Estuvieron presentes los ministros de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, y del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui; los gobernadores de Río Negro, Santa Cruz, Tierra del Fuego y Neuquén; y los titulares de las operadoras petroleras. También, estuvo presente el ministro de Hidrocarburos del Chubut, Martín Cerdá.

Al término del encuentro, el Gobernador Arcioni explicó que “se dio inicio a una mesa de diálogo entre funcionarios nacionales y de otras provincias, donde hicimos un planteo muy bien detallado en cuanto todo lo que vamos a dejar de percibir como Provincia, con las medidas económicas que se van a tomar entorno al combustible, Impuesto al Valor Agregado, Monotributo e Impuestos a las Ganancias, que suman en el orden de los 2.500 millones de pesos”.

“Con la solidaridad que nos caracteriza siempre con el federalismo y con las medidas que pueden llegar a impactar en el resto del país, mantenemos la postura firme en cuanto a lograr las herramientas necesarias para poder compensar lo que vamos a perder”, remarcó Arcioni, y detalló que “le hemos pedido a los funcionarios nacionales, en relación al Decreto 793, que corresponde a la retención de 4 pesos por dólar exportado, que por 90 días este recurso quede directamente en la Provincia; entre otras medidas compensatorias que hemos planteado”.

A tal fin, el Gobernador adelantó que “el Gobierno nacional va a estar convocando a la provincias, prontamente, para poder terminar de cerrar este tema”.

Reunión con Sindicatos y Operadoras

Por otra parte, Arcioni manifestó que “hemos pedido a las operadoras mantengan los niveles de inversión y las fuentes de trabajo, porque impactan en su economía, y lo logramos. Mañana nos vamos reunir con las operadoras y los gremios, justamente para poder ratificar las inversiones durante 90 días”.

Y resumió: “Hicimos un detalle de las pérdidas que va a tener la Provincia, le hemos pedido las compensaciones ofreciéndole alternativas, y que las operadoras aseguren las inversiones, lo cual nos llevaría a nosotros a no tener una crisis y mantener la paz social”.

Reunión con Gobernadores en el CFI

En relación a la reunión con sus pares provinciales en el Concejo Federal de Inversiones (CFI) en Buenos Aires, el Gobernador indicó que “se va a tratar las pérdidas que están teniendo las provincias por el impacto del monotributo, el impuesto a las ganancias, entre otros. Además por la coparticipación de los impuestos federales, y ahí vamos a estar evaluando cada situación en particular, y también cuales son las medidas para compensar esas pérdidas”.

“Las provincias están en un régimen federal, siguen aportando y cubriendo el déficit de nivel nacional, lo que tenemos que lograr es que Nación aporte a estos déficit que ellos mismos generan a las provincias, a través de la medidas económicas que implementan”,  finalizó Arcioni.

El Gobierno ha tomado la decisión de quitar el impuesto al valor agregado de los siguientes productos: pan, leche fluida y UAT, aceite girasol y mezcla, pastas secas, arroz, harinas de trigo, polenta, rebozador y pan rallado, yerba mate, mate cocido y té, conservas de frutas, hortalizas y legumbres, yogures, huevos y azúcar, así lo informó Ambito.
.
Una medida que admite las 10 siguientes aclaraciones:
.
1- ¿Se evita la suba de precios con esta medida? El ajuste de precios en pesos al nuevo tipo de cambio es inevitable y estará dando esta semana y las próximas paulatinamente. Generalmente sobre alimentos y bebidas es en promedio de un tercio o un cuarto de lo que impacta en bienes durables como artículos de electrodomésticos, informática, electrónica, entre otros.
.
2- ¿La quita del impuesto al valor agregado trae alivio al bolsillo de los argentinos? Sobre la suba de precios que estamos viendo lo que se quita es el 21% de IVA por lo cual se evita de pagar una carga tributaria que en nuestro país es la segunda más alta de América Latina sobre ese impuesto y que alcanza a todos los argentinos independientemente de su nivel de ingreso.
.
3- ¿Esta baja del IVA excepcional hasta el 31 de Diciembre de 2019 es algo inédito en Argentina? El IVA fue un impuesto que fue creciendo en las últimas décadas a tal punto que nos fuimos del mapa tributario mundial. ¿Por qué? Porque en otros países desarrollados e incluso emergentes hay varios tipos de IVA y los productos de la canasta básica tienen el IVA más bajo. En España por ejemplo el IVA general es igual al nuestro de 21 % pero lácteos por ejemplo paga un IVA reducido del 4%.
.
4- ¿Es buena la medida? Es necesaria. Por qué de no tomarla el impacto sobre las clases más bajas hubiese generado aún mayor pobreza e indigencia de la que puede generar el actual contexto por no poder cumplimentar la canasta básica alimentaria con su actual nivel de ingresos.
.
5- ¿Y la recaudación de ese impuesto? Hoy hay que contener y si bien IVA y Ganancias son los dos impuestos más importantes de recaudación fiscal que tiene el Estado ambos se han dispuesto a quitarlos (el primero) y a subir los topes para su pago (el segundo) como el caso de los trabajadores.
.
6- ¿Es fácil de implementar esta medida? De ninguna manera. ¿Por qué? Primero los sistemas de todos los puntos de ventas de todo el país tienen que ser modificados para no incorporar el impuesto al valor agregado sobre el precio en góndola en ticket-factura. Por lo cual difícilmente podamos ver esto aplicado en todo el país hoy como pretende el gobierno
.

7- ¿Esto aplica a pagos con débito y efectivo? Claramente el descuento sale en la factura cuando pagas en cualquiera de las dos modalidades el tema que Argentina tiene mucha economía informal por lo cual en muchos casos ese IVA no está discriminado y no hay factura por lo cual no se puede percibir el beneficio. Ejemplo: voy a comprar ahora un maple de huevos en una verdulería.

8- ¿Y el empresario puede aprovecharse de que no se discrimine el impuesto y volcarlo también al precio como parte de su ganancia y que no veamos la diferencia? Buena pregunta. Desde la Dirección Nacional de Defensa al consumidor se está informando que si en el precio final se observa que hay mayor rentabilidad por no haber descontado el IVA del precio una vez aumentado habrá sanciones. La teoría del valor subjetivo muestra que el valor de un bien no está determinado por la característica del mismo, por el trabajo que este acarrea sino por los objetivos y deseos perseguidos por quien ofrecen ese bien en ese mercado. ¿Cuál es el objetivo en este momento entonces de los oferentes? No perder al menos.

9-Dejanos tranquilos y decimos que no va a haber un ajuste del 30% en los precios y que el aumento será mayor a la quita del impuesto del IVA. No lo puedo hacer pero si puedo informar que en la primera semana de Agosto en consumo masivo los Alimentos continúan con una caída del 8 % interanual de acuerdo a Focus Maket vía scanntech (sistema de lector de código en 912 puntos de ventas de todo el país). ¿Y eso nos tiene que dejar tranquilos o preocupados? Nos está diciendo que lo que ajusten en precios también puede ser perdidos en cantidad en un momento donde los volúmenes de venta continúan en caída. Sin embargo los productos que comenzaban a estar al alza dentro de este listado que incorpora el gobierno como arroz, pastas secas, yerba mate, mate cocido, té tienen mayor margen de maniobra respecto de los que aún no pudieron ni siquiera recuperar sus volúmenes en terreno positivo

10- Argentina debería en algún momento ir hacia una reducción del IVA es forma estratégica en varios productos del sector alimentos. Los productos alimenticios que desean ser incentivados en su consumo por cuestiones saludables o de beneficio económico para la generación de empleo y desarrollo del sector cuentan con este tipo de políticas fiscales muy positivas. Esto permite que incremente el volumen de consumo y producción en el mercado interno y a su vez, permitir generar las condiciones competitivas para encontrar crecimiento en los mercados externos vía exportaciones.

Ante la disparada del dólar, muchos comercios trasladadon el aumento directamente a los precios, más allá del impacto que la moneda extranjera tiene en la composición de costos de ese producto.

El secretario de la Cámara de Comercio de Comodoro Rivadavia, Alexis Tögel, explicó a Actualidad 2.0 que si bien los comercios «no puede arriegarse a vender la mercadería a precio viejo y después no poder reponerla», tampoco es correcto en la mayoría de los casos aumentar un 20% todos los productos, ya que en algunos de ellos el impacto del precio del dólar no es del 100%. Además, reconoció que muchas veces los precios se remarcan en alza, y cuando el dólar retrocede y se estabiliza no vuelven a bajar los precios. Así lo informó, ADNSUR.

«El impacto (del aumento del dolar) es muy grande, el funcionamiento de los comercios no es normal, hay proveedores que no están pasando precios, que no están vendiendo», sintetizó Tögel. «Aquellos que pueden abrir depende cómo impacta el valor del dolar en sus insumos, y a eso se suma la incertidumbre de no saber que va a pasar, si habría una retracción del dolar y en cuánto sería», agregó.

Tögel explicó que el problema es el precio de reposición del producto que se tiene a la venta. «Si tenés que vender un producto que adquiriste con un dolar a valor del precio del viernes y lo vendés a ese valor, cuando lo quieras reponer lo tenés que pagar a un dolar más caro y por ahí terminás pagando eso mismo de costo», explicó, indicando que de esa manera que se licúan las ganancias y el comerciante pierde dinero, ya que de sus ganancias sale el pago de impuestos, sueltos, y gastos propios de la actividad comercial.

Por otro lado, indicó que la remarcación de precios no debería ser exactamente igual al incremento del dolar -esto es: un 20%- «salvo en aquellos productos muy atados al dolar, ya que el la mayoría de los casos el costo de un producto no es 100% definido por el valor del dolar»

«El comprador deberá ver si le conviene comprar o no, si puede esperar unos días. Por si acaso muchos remarcan, es probable que el dolar no vuelva a su valor original aunque se retraiga. Va a haber una remarcación pero no puedo decir que sea del 20%, siguiendo directamente el aumento del dolar. Esto es muy especulativo, muy dificil de definir con precisión», sostuvo.

En cuanto a la remarcación que los comercios ya realizaron, expresó que espera que «sea momentáneo y que cuando se estabilice se vuelva atrás y se acomoden los precios, aunque esto a veces no pasa y luego nunca los bajan».

Al mismo tiempo, reconoció que los comerciantes «no puede arriegarse a vender la mercadería a precio viejo y después no poder reponerla, porque se corta el circuito comercial»

El Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV) reveló que la cuota de la medicina prepaga representa el 28,2% de un salario promedio y el 70,10% de una jubilación media.

El documento aclara que «el grupo de los trabajadores pasivos es uno de los más expuestos respecto de esta urgente situación» y añade que «la suba de precios de los últimos tres años y medio, más la baja de cobertura de medicamentos gratuitos, afectó fuertemente los niveles de ingreso disponible de esta población de riesgo».

Entre febrero de 2016 y mayo de 2019, el alza de precios de la medicina prepaga fue de 15 puntos más que los niveles de inflación. Desde noviembre de 2015 hasta mayo de este año el incremento promedio acumulado fue del 270%.

El análisis se hizo en base a los precios sobre una canasta de 123 productos de diversas características, marcas, función y origen. El informe de la UNDAV advierte que al menos 8 de cada 10 medicamentos relevados triplicaron sus precios en los últimos tres años.

Se destacan las subas más pronunciadas en medicamentos para las tiroides (+556%), ansiolíticos (+450%), analgésicos antiespasmódicos (437%) y broncodilatadores (+430%). De aquí se desprende que hubo un aumento promedio de un 257,4% con subas de hasta más del 500%.

El documento señala que «la suba de precios de los últimos tres años y medio, más la baja de cobertura de medicamentos gratuitos, afectó fuertemente los niveles de ingreso disponible de esta población de riesgo».