Tag

Política

Browsing

Así lo indicó el precandidato a diputado nacional de “Chubut al Frente”, Máximo Pérez Catán, en relación al cierre de listas para las elecciones PASO del próximo mes de Octubre.

El precandidato a diputado nacional por la Lista Nº 502 A “Por siempre Chubut” de “Chubut al Frente”, Máximo Pérez Catán, valoró la estrategia utilizada en la construcción de la lista que encabeza, en la cual se encuentran representadas las distintas regiones, la idiosincrasia y la opinión y los intereses de los chubutenses.

Luego de la presentación de listas, Pérez Catán, sostuvo que “nuestra lista tiene el diseño y la expectativa de representar los intereses del Gobierno provincial que se acaba de elegir en el mes de Junio”, y sumó que “es para fortalecer a este Gobierno y al espacio político, para demostrar respaldo popular y presencia ante el próximo Gobierno nacional que se establezca, y gestionar beneficios para Chubut”.

Además, el dirigente político consignó que “tenemos un Gobierno provincial saliendo de una situación muy difícil -desde lo económico y financiero-, con Mariano Arcioni ratificado fuertemente en las urnas, con una lista construida de puño y letra del Gobernador, que representa genuinamente la opinión, la idiosincrasia, a todas las regiones de la Provincia”.

En esta línea, Pérez Catán puso de relieve que “la segunda candidata es Valeria Saunders, una dirigente muy importante de Esquel, y el tercer candidato es Fernando Vázquez, un dirigente joven de Comodoro Rivadavia”.

En otro orden, Pérez Catán refirió que “vivimos el cierre de presentación de listas de un modo ordenado y tranquilo, donde cada uno pudo realizar su presentación. En 14 localidades tenemos compitiendo a más de una lista para cargos locales”, y añadió que “los intendentes han construido este espacio y acompañan la estrategia del Gobernador”.

El intendente requirió a funcionarios provinciales la presentación de un plan de trabajo para las refacciones necesarias en las diferentes escuelas a ejecutar en el período de receso escolar.

Este jueves por la mañana el intendente Adrián Maderna participó de la reunión entre el equipo de directores de escuelas y funcionarios provinciales. En el encuentro convocado por el Ejecutivo Municipal se abordaron las diferentes problemáticas de las escuelas en materia edilicia.

En este marco Adriana Mangini, directora de la Escuela 712 remarcó que «la reunión surgió a través de una convocatoria que realiza el intendente Maderna para poder ser intermediario entre el Ministerio de Infraestructura, el Ministerio de Educación y los directores», porque «él como intendente observa las problemáticas en las escuelas y como los chicos y la comunidad educativa está expresando la preocupación, y movilizado por esta situación intenta mediar para, también, ver en qué puede colaborar. En primer lugar, juntando a las partes y luego acompañar en cuestiones de menor cuantía, como lo puede ser el mantenimiento, o lo que se encuentre dentro de un presupuesto más manejable».

En este sentido, la directora destacó el rol del intendente y celebró el encuentro que logró «un compromiso de realizar una nueva reunión el próximo lunes para tener un relevamiento de las escuelas donde se va a trabajar la reparación o mantenimiento».

El intendente de Trelew, Adrián Maderna, no se preocupó por ocultar que respaldan, junto a su par de Madryn y vicegobernador electo, Ricardo Sastre, la candidatura a diputado nacional del máximo referente del Sindicato de Empleados de Comercio, que deberá afrontar las PASO de Chubut al Frente con Máximo Pérez Catán, elegido por el gobernador Mariano Arcioni para encabezar la lista del oficialismo.

“La verdad que en cualquier partido o institución no es bueno que ocurran o se reiteren hechos violentos. No deja de sorprender, aunque todo tiene que ver con el compromiso con Jorge Taboada que tenía Linares que no se cumplió”, analizó Maderna consultado sobre los hechos violentos en el cierre de listas del PJ Chubut, en la madrugada del domingo en Rawson.

Respecto de las expresiones del vicegobernador electo, Ricardo Sastre, de ir por la conducción del PJ Chubut, Maderna indicó que “viene ganando siempre, no hablé con él, no sé en qué contexto lo dijo, pero tiene los pergaminos para llevarlo adelante”.

Maderna fue más incisivo cuando afirmó que “ambos estamos apoyando a Alfredo Beliz, lo hemos expresado, tanto Ricardo como nuestro sector y estamos trabajando en conjunto”.

El Gobernador giró los pliegos para que Ramírez continúe como presidente de la entidad financiera de la Provincia y Garzonio ocupe la Contaduría General del Chubut. Uno de los directores del Banco del Chubut no renovaría su cargo dentro del directorio y todo apunta a Pablo Das Neves que en estos años en el directorio se alzó con la suma de más de 10 millones de pesos en concepto de sueldos. Con este dinero podrá tener un buen porvenir invirtiendo en criptomonedas y lebac aplicando todo lo que en estos años ha estudiado.

Con la firma de Mariano Arcioni, arribaron a la Legislatura los pliegos para que el actual presidente del Banco del Chubut, Julio Ramírez, continúe al frente de la entidad, y para que el ministro de Economía, Alejandro Garzonio -que dejará la cartera a partir de este viernes- sea el nuevo contador general de la Provincia, en reemplazo de la vacancia que dejó Mario Glades tal como fue primicia de Cholila Online en el mes de Abril de 2019 cuando ya le habían picado el boleto al «Pelado».

Garzonio «se mostró conforme» con este cambio y recalcó que asumirá «una vez que la Legislatura apruebe el pliego».
Por otra parte, la continuidad de Ramírez como el máximo funcionario del Banco del Chubut no causó sorpresas.

La renovación del organismo financiero y crediticio de la Provincia contempla también la continuidad o no de dos directores: Pablo Das Neves y Dante Corchuelo Blasco. Si se va Pablo no se olviden de avisarle a Cholila Online a que hora va a retirar sus cosas así lo filmamos en vivo.

 

El ministro de Gobierno y Seguridad, Federico Massoni, hizo una clara alusión a Néstor «Hacha» Hourcade que responde al Diputado Javier Touriñan y al sector de Camioneros por los violentos incidentes que se registraron en la madrugada del domingo en la sede central del Partido Justicialista de Rawson en el cierre de listas para candidatos nacionales.

“El cierre de listas fue vergonzoso si nos referimos al PJ, aunque en el caso de los demás partidos fue como correspondía, dentro de un marco normal de la democracia”, analizó Massoni.

“Vamos a tener que hacer un trabajo muy profundo con estos grupos mafiosos que se manejan a través de la violencia y la extorsión, no lo vamos a permitir más desde el Estado”, remarcó el ministro.

“La verdad, ya no me sorprende la actitud de algunos, porque son coherentes, actúan con la misma violencia que pregonan. Lo que sí hay que actuar de forma muy dura”, reiteró.

 

El 22 de junio vence el plazo para la presentación de listas.

El nuevo escenario político que surgió luego del resultado del 9 de junio dejó abiertas todo tipo de alternativas, algunas impensadas hace una semana atrás. Un ejemplo es el posible acercamiento entre el reelecto Mariano Arcioni y la principal figura de la oposición con quien compitió por la gobernación, el intendente de Comodoro, Carlos Linares.

De aquí al 22 de junio, fecha tope para la presentación de las listas de candidatos, cualquier cosa es posible en los acuerdos que se pueden tejer en materia electoral. Si bien todavía es muy lejana la posibilidad de ver en el mismo espacio al arcionismo y el justicialismo, tampoco se puede decir en política que es algo imposible tras los acuerdos sellados a nivel nacional -con repercusión a nivel provincial- que deja alineada a Chubut Somos Todos también con la dupla de Alberto y Cristina Fernández.

Con ese fin, el gobernador y el intendente petrolero están ajustando sus agendas para una reunión, que en un principio sería en Rawson el próximo martes, como un primer contacto para intercambiar miradas y ver si es factible que se pueda integrar una propuesta electoral que unifique al peronismo y evite dividir votos, con el objetivo de asegurar el municipio comodorense y lograr una paliza electoral histórica a la propuesta de Mauricio Macri en Chubut.

Dicen que mucho tendría que ver en todo esto un histórico e inoxidable armador como Néstor Di Pierro, aunque gran parte de la dirigencia del justicialismo provincial no ve con agrado este acercamiento, porque creen contar en este turno electoral con la boleta ganadora, que a nivel nacional encabeza Alberto Fernández en el Frente de Todos, y ven la oportunidad de asestar un triunfo sobre la lista de Arcioni quitándole fuerza a su triunfo reciente.

Pero desde el Instituto Patria llegan mensajes, como antes del cierre del mes de febrero, para que se dejen de lado las divisiones y se busquen salidas consensuadas, para ubicar los tres lugares disponibles en el Congreso, y para asegurar además un triunfo en la municipalidad comodorense.

Así las cosas, el rompecabezas entre listas de diputados y candidatos a la intendencia ofrece por esas horas mil variantes. Por un lado, dirigentes del justicialismo consultados por ADNSUR admiten que los mejores nombres para el Congreso serían los de Linares y Florencia Papaiani, por haber quedado bien posicionados luego del 9 de junio, y también reconocen que no genera entusiasmo una posible candidatura del dirigente camionero Jorge Taboada, a quien por lo bajo califican de “pianta votos”.

Lo concreto es que por estas horas, el único que se desvive por ser candidato a diputado es justamente Taboada, mientras que Papaiani aún no se puso a evaluar la posibilidad, y en el caso de Linares, la idea que seduce al intendente –según comentó a sus allegados- es ir como candidato a concejal en Comodoro en la boleta de Juan Pablo Luque, para ayudar a traccionar votos.

Buzzi – Cufré: sin el pan y sin la torta

En este puzzle, no hay que descuidar las fichas de petroleros privados, quienes no ven con buenos ojos la candidatura del viceintenente Juan Pablo Luque y al parecer tampoco a la fórmula Martín Buzzi – Ezequiel Cufré, a quienes les habrían retirado su apoyo para la intendencia.

De hecho, las versiones indican que Buzzi y Cufré estuvieron gestionando con Jorge Landau en Buenos Aires y con la dirigentes del PJ chubutense, la posibilidad de que le permitan al partido municipal de Carlos Jurich, Fuerza Comodorense, ir adherido a la boleta del Frente de Todos, algo que no lograron.

En el PJ cuentan que Buzzi y Cufré ahora intentan acercarse al peronismo luego de haber coqueteado en la campaña provincial con Mariano Arcioni, y que tratan de explicar que “el acuerdo era hasta el 9, ahora no tenemos más compromisos con Mariano”. Pero claro, dicen en el justicialismo, “resulta que ahora que no tienen posibilidades con una boleta corta, quieren ir en la boleta ganadora de Alberto y Cristina, cuando hasta hace una semana jugaron en contra de Linares y le quitaron votos en la zona sur, impidiendo un triunfo peronista”.

Esto último momento es claramente indigerible para los peronistas que caminaron la provincia y tuvieron que soportar la derrota con Arcioni, por lo que el panorama que enfrentan el ex gobernador y el ex ministro de Hidrocarburos es el de quedarse sin el pan y sin la torta, es decir, sin Cristina, sin Linares, sin Arcioni y sin los petroleros.

Como ya se dijo en esta columna, el nombre de Buzzi nunca sedujo a Arcioni, quien sigue buscando a un “outsider” dentro de los posibles postulantes de su espacio en Comodoro, con la mente puesta en un perfil más bien alejado de la rosca política y con buena imagen en las entidades intermedias y en el electorado independiente. Al mismo tiempo, la jugada de Arcioni de pedir la adhesión de boleta con el Frente de Todos, calmó los ánimos de buena parte de su tropa de extracción peronista, como el vicegobernador electo, Ricardo Sastre, los mismos petroleros y otros gremios amigos como Empleados de Comercio, quienes habían puesto el grito en el cielo cuando leyeron el anuncio del mandatario de ir con “boleta corta”, es decir sin fórmula presidencial, algo de lo que luego tuvo que desdecirse.

Habrá que esperar el encuentro Arcioni – Linares, en una charla en el que seguramente habrá muchos trapitos para lavar entre dos dirigentes que a pesar de las enormes diferencias, tienen una idea fija: evitar el triunfo de Macri, conseguir bancas en el Congreso, y asegurar el triunfo en la ciudad más importante de la Patagonia.

 

 

 

adnsur

A pesar de haber alcanzado en mayo el record interanual de 57,3 por ciento, el presidente Mauricio Macri aseguró, como en 2015, 2016, 2017 y 2018, que la inflación está retrocediendo. «Eliminar la inflación será la cosa más simple que tenga que hacer si soy Presidente», sostuvo en 2015.

Luego de haber alcanzado en mayo una inflación interanual de 57,3 por ciento, la mayor desde 1991, el presidente Mauricio Macri volvió a insistir este viernes con que los precios van a comenzar a desacelerarse. «Estoy convencido de que vamos a ir a la baja», sostuvo el mandatario quien buscó relativizar la brusca suba que registró el indicador durante su gobierno al asegurar que «venimos de 80 años con un promedio de 62,6 por ciento anual».

En mayo de 2014, cuando era jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y se posicionaba como candidato a presidente, Macri sostuvo que la inflación era un problema fácil de resolver. «La inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar. En mi presidencia la inflación no va a ser un tema», aseguró durante una visita a la Ciudad de Bahía Blanca. Durante la campaña electoral insistió con la misma idea. «Eliminar la inflación será la cosa más simple que tenga que hacer si soy Presidente», sostuvo en 2015.

Apenas asumió lo primero que hizo fue devaluar el peso y esa medida derivó en una aceleración de los precios. De acuerdo a estadísticas del centro de estudios CIFRA (ya que no hay cifras oficiales de comparación porque el Indec dejó de hacer las mediciones) en nueve provincias en las que la inflación había sido del 27 por ciento en 2015, en 2016 se disparó a 41,6 por ciento. Pese a ello el presidente continuó insistiendo con que era un inconveniente puntual, en ese caso motivado por la salida del «cepo» cambiario, pero que rápidamente comenzaría a bajar. «Si la inflación no baja es culpa mía, no le voy a echar la culpa a otro», aseguró el 20 de marzo de 2016.

En 2017, con el dólar atrasado, la inflación retrocedió a 24,8 por ciento, apenas por debajo de la cifra dejada por el kirchnerismo. El presidente reiteró entonces que se estaba transitando el camino correcto y que los precios seguirían bajando. Pese a la promesa oficial, la devaluación de 2018 llevó la inflación a 47,6 por ciento, la cifra más alta desde el año en que Carlos Menem y Domingo Cavallo pusieron en marcha el plan de convertibilidad entre el peso y el dólar, 27 años atrás.

A comienzos de este año continuó la tendencia al alza y recién en los últimos dos meses se registró una desaceleración con respecto a los meses previos, aunque el acumulado muestra una suba cada vez más alta. Esa situación fue aprovechada por Macri para prometer, una vez más, que los precios seguirán bajando. «Estamos trabajando duro para ir al equilibrio fiscal y no gastar más de lo que se tiene. Venimos de 80 años (de inflación) con un promedio de 62,6% anual y eso ha generado que no tengamos moneda ni crédito, fundamental por ejemplo para las pymes, que necesitan crecer y generar empleo y los argentinos que necesitan comprar una casa», declaró Macri a una radio santafecina.

«A esta rareza que tenemos (la inflación) el mundo la resolvió hace tiempo. Por ejemplo Paraguay, desde 2003, tiene estabilidad macroeconómica y cuando uno le pregunta a un taxista u otra persona, los paraguayos no saben decir cuánto sale el dólar», enfatizó. A su criterio, «hace 20 años (que los países) entendieron que no se puede aprobar un presupuesto mentiroso, no cumplirlo, o tener un Indec que mienta. Hay que aprobar un presupuesto y respetarlo y hacer lo mismo que en tu casa: manejar bien la economía con lo que tenemos de ingreso». «Tenemos un enorme futuro por delante. En estos tres años de abrirnos al mundo y abrir mercados. Está empezando a tomar forma pero hay que terminar con estos problemas de fondo», concluyó.

 

 

pagina12

En el marco del acto de lanzamiento de su candidatura a la Intendencia de Rawson, Hernán Albarracín invitó a los demás precandidatos a la intendencia a sumarse a su espacio político, para conformar una gran coalición que asegure la victoria frente al candidato de Macri en Rawson.

En el anuncio de su postulación a la intendencia de la ciudad, el actual director General de Empleo y Capacitación de Rawson hizo referencia a los demás precandidatos que se postulan por el mismo frente y manifestó que: “Hicimos un manifiesto del consenso con los demás precandidatos a la intendencia para sumarse a nuestro proyecto, porque nosotros estamos decididos a ir por la intendencia y querremos abrir las puertas a los demás candidatos dentro del mismo espacio para lograr un consenso electoral.”.

En el marco del lanzamiento de su candidatura a la Intendencia de Rawson que realizó en el barrio Luis Vernet, con un público de más de 900 personas, el candidato indicó que el proyecto de gobierno que encabeza “se trata de una propuesta joven, que no tiene atadurías políticas ni condicionamientos de nadie. Vamos a avanzar de la mano de la gestión municipal con una identidad propia, sin descuidar y escuchando a los que saben, pero sin ningún títere político detrás ”, indicó Albarracín, que  además consideró que “Hoy, ya superadas las elecciones a la Gobernación, avanzamos de lleno en la candidatura en Rawson.

El director de empleo de Rawson  aseguró que, de asumir la conducción de la ciudad, va a generar una escuela propia de formación profesional, trabajando en conjunto con escuelas de formación provinciales y municipales de la ciudad. “Siempre consideré que es necesario generar oficio, esa es una base de este proyecto”, expuso el agente municipal, y agregó: “Lamentablemente en estos años el gobierno Nacional se olvidó generar nuevos profesionales, del mismo modo que se olvidó de generar trabajo”.

Además, Albarracín valoró acciones de la actual intendenta, Rossana Artero, y se comprometió a continuar ampliando la política en temática de servicios, por lo que le dará continuidad a las obras de gas, agua, energía, recambio de tuberías y mejora de las veredas, entre otras. Destacó también el Coseguro Médico implementado por Artero que ayuda a más de 700 jubilados de la ciudad: “Nosotros queremos continuar con el mismo Coseguro y ampliarlo a los ex combatientes de Malvinas, a la gente con discapacidad, entre otros”. Al mismo tiempo destacó que “este es un proyecto de gestión que pretende generar trabajo implementando el cooperativismo y jerarquizando, junto con los gremios, al empleado municipal.

Se juntaron a almorzar para celebrar la elección del dirigente rionegrino como compañero de fórmula de Mauricio Macri.

Diego Santilli se paró y pidió la palabra. Cuando empezaba a darle la bienvenida oficial a Miguel Ángel Pichetto, sentado a su lado, del parlante portátil de Emilio Monzó se escuchó la marcha peronista de Hugo del Carril. Casi todos los comensales, una treintena de funcionarios y dirigentes del ala peronista del PRO, la cantaron a viva voz durante largos segundos.

Recién ahí Santilli, uno de los organizadores del almuerzo en la parrilla Los Platitos de la Costanera, pudo terminar su bienvenida: «La idea era que todos los que estamos hace años con Mauricio (Macri) le hagamos una bienvenida a Miguel», le dijo el vicejefe porteño y ministro de Seguridad al flamante candidato a vicepresidente de Macri. «Recibirte como un compañero», agregó el funcionario.

Pichetto, sin corbata, en el medio de la larga mesa rectangular, tomó la palabra.

«Esto tiene que ver con una decisión valiente, extraordinaria y de mucho coraje del presidente de la Nación. Cuando me armaron una agenda de visita a Nueva York pude comprender que Argentina tenía que cumplir con los acuerdos. Y qué era fundamental dar previsibilidad», empezó el senador, que aludió a la visita que hizo hace algunos meses a los Estados Unidos y que obnubiló a Macri por su mensaje a los inversores en la capital financiera del mundo.

«Esto es una Argentina que puede volver al pasado, al aislamiento o a un eventual default, y a un modelo autoritario. Por cómo está conformándose la estructura de poder, con la vicepresidenta en el senado y la gravitación del hijo en Diputados», siguió el candidato en una clara alusión a la ex presidenta Cristina Kirchner y a su hijo Máximo.

«Esto hay que explicárselo a la sociedad, entre todos tenemos que hacer docencia. Hay muchos compañeros y compañeras que están llamando. Dialogando con los gobernadores también, abriendo puertas para la conformación de escenarios electorales y para la etapa que empieza el 11 de diciembre. Así que, más allá del folklore o de alguna declaración que siempre hay, lo que he encontrado es muestras de afecto, de reconocimiento. Así que estoy muy feliz. No tengo culpas, no me tiembla el pulso, tengo fuerte resiliencia», insistió. Y aprovechó el almuerzo, al fondo del restaurante porteño, para dar su visión del peronismo.

«Este es un primer paso a un peronismo que nunca tuvo que ver con la izquierda argentina, con (Horacio) Verbitsky, con (Martín) Sabbatela, tipos que han entrado por la ventana y se han apoderado del peronismo. Con (Rogelio) Frigerio vamos a arrancar a recorrer el país», terminó el senador. Y fue aplaudido.

#Hacía rato que no cantábamos la marcha, habíamos pasado a la clandestinidad», dijo al final entre risas uno de los comensales. Más allá de la humorada, el desembarco de Pichetto cambió el semblante del ala peronista del macrismo. La oxigenó. La alivió.

Frigerio, Cristian Ritondo, Monzó, Santilli, Federico Salvai, Gustavo Ferrari, Joaquín de la Torre, Sebastián García de Luca, Bruno Screnci, Alejandro Finocchiaro, Santiago López Medrano, Luciano Laspina, Eduardo Amadeo, el rabino Sergio Bergman, Silvia Lospennato, Guadalupe Tagliaferri, Martiniano Molina, Julio Garro, Daniel Lipovetsky, Domingo Amaya, José Luis Acevedo, Maximiliano Corach y Álvaro González, entre otros, se sentaron a la mesa junto al candidato a vice, que llegó acompañado por Jorge Franco, su mano derecha.

Sobre el cierre, llegó Horacio Rodríguez Larreta. El bife de chorizo, la especialidad del lugar, ya había sido devorado.

El almuerzo peronista, adelantado por este medio, había sido ideado horas después del anuncio oficial del martes por el sector peronista del PRO que recibió el desembarco del senador con algarabía. Incluso, el presidente de la Cámara baja, que trabó una estrecha vinculación con el ex jefe del bloque del PJ en el Senado, podría rever ahora su decisión de alejarse del macrismo a fin de año, si es que Macri logra ser reelecto.

Hasta hace algunos meses, Monzó tenía un pie afuera: primero planeó reemplazar a Ramón Puerta en la embajada de Madrid, y después pensó en montar una consultora con Nicolás Massot. El futuro ahora es de mayor expectativa.

Su relación con la Casa Rosada, en especial con Marcos Peña, el influyente jefe de ministros, había vuelto a resentirse en la previa del viaje de verano que el diputado compartió con el Presidente por India y Vietnam.

Hubo tensas discusiones en Olivos que terminaron con la filtración, por parte del Gobierno, de la elección de Ritondo como cabeza de lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires. Un mensaje directo al riñón del titular de Diputados.

El tiempo y la crisis política que atravesó el Gobierno en estos meses habrían suturado algunas heridas. Peña y Monzó almorzaron la semana pasada en Casa Rosada. Siete días después, el jefe de Estado llamó a Pichetto y le ofreció acompañarlo en la fórmula. Postales de las semanas más peronistas de la era Macri.

Nicolás Caputo, el más íntimo de los amigos del Presidente y miembro fundador del PRO, y Carlos Grosso, veterano dirigente del PJ, ex intendente de la ciudad de Buenos Aires e inoxidable consejero presidencial, fueron, según fuentes oficiales, fundamentales en la llegada de Pichetto a las filas macristas.

Caputo, que tiene una fluida relación con muchos de los dirigentes que este viernes compartirán mesa con el senador -además de la vinculación con Horacio Rodríguez Larreta, que no es peronista pero trabaja como si lo fuera-, había perdido influencia desde el inicio de la gestión de Macri. Sus consejos se volvieron mucho más intermitentes que durante los ocho años de la administración porteña.

Grosso, por su parte, nunca dejó de aconsejar al Presidente, a algunos de sus ministros, a dirigentes nacionales, porteños y bonaerenses, y a jóvenes funcionarios. Como publicó anteayer este medio, el ex intendente fue uno de los últimos que habló con Pichetto antes del llamado final de Macri.

El almuerzo terminó cerca de las 15. En la mesa había varias botellas de vino tinto, semivacías, de la bodega San Huberto, de Carlos Spadone, también peronista. Nadie supo decir quién pagó la cuenta: fueron cerca de $47.000.

 

 

infobae

El precandidato a presidente compartió una cena organizada por el titular del Partido Solidario, Carlos Heller.

“No tenemos que bajar los brazos porque vamos a levantarnos otra vez como lo hicimos en 2003”, sentenció ayer el precandidato presidencial por el flamante Frente de Todos, Alberto Fernández, durante una cena en Parque Norte organizada por el titular del Partido Solidario, Carlos Heller. “Acá están los que resistieron una política de destrucción de la economía y quienes van a poner de pie a la argentina otra vez”, sostuvo Fernández ante más de dos mil empresarios pyme, al tiempo que aseveró que «el Estado debe ser socio del pequeño y mediano empresario, porque invierte, no especula y genera el 70 por ciento de los puestos de trabajo».

El ex jefe de Gabinete fue el orador central del evento convocado bajo la consigna “Otro país es posible” y en su -breve, pero contundente- discurso exhortó a los referentes de las pequeñas y medianas empresas a “hablar con sus empleados” y decirles “que esta vez no se equivoquen, que ya saben lo que pasa cuando se dejan llevar por las fantasías de los discursos, que esta vez piensen en ellos y en sus familias”. Con su mensaje, Fernández hizo referencia a las palabras que el empresario Daniel Millán -gerente general de Millanel Cosmética- brindó a sus empleados en la previa a las elecciones presidenciales de 2015 y que quedaron registradas en un video que se viralizó rápidamente. En la cena de ayer, Millán fue uno de los empresarios que compartió la mesa con el precandidato, además del presidente de la Cámara del Mueble, Roberto Fontenla, Leandro Iraola de Corven, Alejandro Simón de Sancor Seguros, Eduardo Fernández de Apyme, el secretario general del PSol, Juan Carlos Junio, y la presidenta de Precintos Berko, Leonor Farías.

En su alocución, Fernández concentró duras críticas a la gestión del presidente Mauricio Macri y consideró que el país se encuentra actualmente “en un escenario espantoso con una economía desquiciada”. “Con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, Macri ha perdido la capacidad de decidir. Hoy los problemas de Argentina no se resuelven en Argentina, la política cambiaria y la política monetaria no se deciden en el Banco Central, en el Ministerio de Economía sólo tenemos gerentes que hacen lo que el FMI dice”, detalló, y sentenció: “Por esta vía nos están conduciendo a un precipicio, estamos virtualmente en un default que sólo la fantasía del apoyo del FMI parece ocultar”.

«El 27 de octubre vamos a dar vuelta esta página negra que se empezó a escribir el 10 de diciembre de 2015», enfatizó el dirigente en otro tramo de su discurso, e insistió con la prédica de la unidad que dio sus últimos frutos con la conformación del frente político junto al líder del Frente Renovador, Sergio Massa. “Divididos ganan los malos, gana la lógica de la perversión. Cuando le dí la mano a Sergio sentí que la tarea estaba cumplida”, resaltó.

El evento, en el que se ofreció un menú de empanadas, bondiola acompañada de papas y batatas y ensalada capresse, fue inaugurado por Heller. El anfitrión contó que la propuesta de organizar una cena con los referentes del sector empresario había sido planteada hace varias semanas a Fernández, pero los controles de salud que debió realizarse el precandidato postergaron la cita. “Somos defensores en la práctica y en el discurso de que el mercado interno es lo que determina cómo funciona un país, no es cierto que el libre mercado pueda dinamizar la actividad económica”, explicó el ex diputado nacional, quien más tarde le entregó una carpeta al precandidato con las propuestas del sector cooperativo.

Además, en clave electoral, el referente de la banca solidaria expresó que “hace mucho tiempo que decimos que hay que construir un espacio amplio y plural cuya único límite sea Macri y el proyecto neoliberal que Macri representa. Aquí aparece el gesto de CFK, quien demostró en la práctica que lo que decía era su íntima convicción”. En ese sentido, Heller subrayó que «Alberto va a ser un presidente con todos los atributos que debe tener y no va a ser el ‘Chirolita’ de nadie, sino que va a tener a su lado a una gran vicepresidenta que lo va a ayudar a darle contenido y profundidad a ese proyecto”. “Todos juntos tenemos que construir esa fuerza que nos permita ganar en las urnas y luego gobernar con un fuerte respaldo popular a partir de recrear la esperanza y el entusiasmo, porque efectivamente hay otro país posible”, concluyó.

 

 

pagina12