Tag

Policiales

Browsing

Un hombre y una mujer que llevaban droga adherida al cuerpo fueron detenidos en el acceso norte a la ciudad en medio de un control a un micro que ingresaba desde Mendoza. Luego la Policía realizó siete allanamientos y detuvo a otras cuatro personas, además de secuestrar droga, gran cantidad de dinero, dos camionetas, celulares, notebooks y otros elementos.

Tras siete allanamientos, la Policía de Chubut logró desbaratar una banda narco cuyo cabecilla sería un venezolano.

La droga secuestrada, valuada en 8 millones de pesos, es clorhidrato de cocaína de máxima pureza, según subrayó el ministro de Gobierno, Federico Massoni, quien resaltó el trabajo de la Policía del Chubut con la jueza Eva Parcio, en comparación con el del juez Federal de Rawson, Gustavo Lleral, a quien volvió a criticar.

Según informa Radio 3, “las mulas” son de nacionalidad venezolana. Se les incautó “7,4 kilos cocaína”. En los allanamientos también secuestraron 1.800 dólares, 29.500 pesos, 16 gramos de marihuana, siete teléfonos celulares, pasaportes y documentos a nombre de los detenidos.

Además, incautaron tres balanzas de precisión, un equipo de videovigilancia, varios chips para celulares, elementos que se usan para el corte de la droga, computadoras y dos camionetas: una Chevrolet Tracker y una Ford EcoSport.

Los detenidos fueron identificados como Mauricio Ariel Cardozo (A) Mauro, Geraldo José Puerta Mujica, Maximiliano Llanos, Juan Peña del Moro, Yolanilys Aponte Zapata y Laura Virginia Vázquez Tapia. Quienes serán indagados en las próximas horas en el Juzgado Federal de Comodoro.

Según informó el ministro Massoni, otras dos personas serán detenidas en las próximas horas en el exterior.

El Comodorense

La pareja ingresó a un departamento del edificio 51 luego de romper un vidrio.

Este sábado por la mañana, una pareja fue detenida por personal policial de la Seccional Quinta luego de ser sorprendida robando en un departamento de las 1008 Viviendas.

Eran las 7:50 y un vecino alertó al personal policial que un hombre y una mujer habían ingresado al departamento E del edificio 51 luego de romper una ventana.

Al llegar, los agentes sorprendieron a la pareja adentro del departamento y la trasladó a la Seccional. Se trata de Mario Sergio Quevedo y Micaela Soto, quienes se llevan 23 años de diferencia.

Ambos quedaron detenidos por el delito de robo en grado de tentativa. Por el hecho se dio intervención a Criminalística y al Ministerio Público Fiscal. Este sábado se realizará la audiencia de control de detención.

ADNSUR

El animal se electrocutó luego de cruzar un arroyo en el que había un cable pelado.

El hecho ocurrió durante el mediodía de este miércoles el 9 de enero cuando un grupo de jinetes se llevaba a tiro a 3 caballos al querer transponer un arroyo ubicado así a la vera de la ruta nacional 40 , sobre la calle Napolitano, los caballos se electrocutaron, un joven de 13 años salvó su vida al saltar del caballo que lo llevaba.

Si bien el hecho ocurrió en horas del mediodía pasada las 14:30 horas los dueños se comunicaron con noticiasdelbolson para dar cuenta de este accidente que dejó el saldo de 3 caballos electrocutados dentro de un Arroyo a 30 metros de la ruta nacional 40 según relató Santiago, el dueño de los equinos un cable que pasa por debajo de la calle fue quien generó este shock eléctrico que terminó con la vida de los animales, ” no te puedes confiar, pasó que veníamos como todos los días a trabajar acá a nuestras cabalgatas, con mi cuñado traíamos los caballos de tiro y al pasar el arroyo les agarró corriente y quedaron los tres así como lo ven ahí, Edersa constató que había un cable pelado que viene de una edificación de acá , bajo la térmica y se fue”, relató el propietario de los caballos.

Más adelante agregó: ” cortaron la electricidad de ahí, que venía de de esta construcción acá y no sé y no dieron ninguna explicación ni un acta de nada para yo hacer qué puedo hacer, porque son mis caballos, los críos desde chiquititos , venia mi primo con los animales de tiro, salto él , los caballos no querían pasar, repente pasaron y ahí quedaron, es un hecho trágico total pero podría haber sido mucho peor”, resaltó Sebastián el joven que crió los caballos desde chicos haciendo hincapié que el niño de 13 años alcanzó a saltar , de cualquier manera el joven relató que sintió el golpe eléctrico pero no le paso nada.

Por su parte la empresa Edersa constató que el agua estaba electrificada y cortó el suministro desde un pilar ubicado en una chacra lindera.

Red 43

Al menos dos turistas murieron hoy y otras 14 personas resultaron heridas por la explosión de una bomba casera colocada contra un autobús de turistas en la zona de las pirámides de Giza, a las afueras de El Cairo, informó el Ministerio de Interior Egipcio.

Las víctimas fatales son dos vietnamitas, mientas que resultaron heridos otros diez turistas, el conductor del vehículo y el guía, según un comunicado del Ministerio.

Infobae

Fue este jueves a la tarde, en el barrio de Palermo. La mamá fue detenida.

Una mujer estacionó su auto en la calle Acevedo, a la altura de la avenida Córdoba, bajó a su hija mayor y se fue de compras por el barrio porteño de Palermo. Al regresar encontró uno de los vidrios roto.

Dejaron a un bebé encerrado en el auto bajo el sol mientras hacían las compras navideñas

La conductora había dejado en uno de los asientos traseros a su otra hija, de solo cuatro años. Un vecino alertó de la situación a la Policía de la Ciudad y un oficial rompió el vidrio para salvar a la nena. Luego, otro agente detuvo a la mamá, según pudo saber este medio.

Al lugar llegaron bomberos y médicos para socorrer al bebé, que quedó en custodia policial. El secretario del juzgado 55 porteño, Federico Fox, ordenó la detención de la mujer por “averiguación de lesiones”.

No es la primera vez que pasa. El domingo por la tarde, pero en Ciudadela, otra señora dejó a un bebé dentro del auto, debajo del sol, con un calor sofocante y las ventanas cerradas por completo.

En ese caso, dos oficiales de la Policía Bonaerense también rompieron con cuidado uno de los vidrios para rescatar al bebé, que, según le informaron desde la fuerza a este medio, tenía problemas para respirar.

TN

El cuerpo de Sergey Grigoriyev fue encontrado este martes por la policía de Ozersk, en la región de Chelyabinsk

Hace cuatro años, el cazador Sergey Grigoriyev encontró un pequeño oso con el que se encariñó. Lo llamó  Vorchun (“Gruñón”) y decidió criarlo en su casa, en una zona rural del centro de Rusia, donde vivía junto a su pequeño hijo.

Este fin de semana, una vecina comenzó a preocuparse. Llevaba días sin ver a Sergey después de haber compartido un té con él. Dio aviso a su familia.

Cuando los familiares llegaron hasta la casa, en un paraje aislado de Ozersk, en la región de Chelyabinsk, encontraron al oso Vorchun fuera del galpón donde vivía habitualmente y vagando alrededor de la casa en postura agresiva. Vorchun se lanzó al ataque de un perro que llevaban, lo que les dio tiempo a los familiares de salir corriendo y avisar a la policía.

Al llegar, la policía vio manchas de sangre alrededor de la casa. Vorchun había matado a un perro de Sergey y al que había llegado con sus familiares. Los oficiales no lograron controlar al oso y tuvieron que dispararle, provocando su muerte.

Finalmente, cuando ingresaron a la casa, encontraron un panorama dantesco. Sergey había sido “devorado hasta los huesos” por su oso, de acuerdo a un comunicado policial reproducido por el diario The Sun.

“La jaula estaba abierta. El animal caminaba por la zona mostrándose agresivo. Y en el lugar encontramos los restos del esqueleto de un hombre”, dijo el detective policial Alexey Petrov. “La policía usó las armas para matar al peligroso animal. El oso no representa más un riesgo para la población”, agrega el comunicado.

Según los vecinos, el oso ya había atacado a Sergey en el pasado, pero él no le había dado mayor importancia porque el animal era la mayoría del tiempo cariñoso.

 

Infobae

Una fiesta clandestina en la vía pública de La Plata se convirtió anoche en una batalla campal entre 300 personas, en la que un funcionario municipal recibió dos apuñaladas y policías de la Bonaerense dispararon balas de goma hacia los más de mil jóvenes que pedían que no se clausurara el evento. En la fiesta, que se desarrollaba en la esquina de las calles 10 y 63 de la capital bonaerense, estaban comercializando bebidas alcohólicas a menores de edad y según las denuncias de vecinos, se habían producido robos durante su realización.

Agentes de la fuerza de seguridad provincial concurrieron al lugar acompañados por el secretario de Nocturnidad de Control Ciudadano, Emanuel Reyes, para interrumpir la fiesta, después de detectar la presencia de menores. De acuerdo al relato policial, los jóvenes se negaron a retirarse del lugar y se inició una discusión que fue subiendo de tono hasta que un grupo empezó a arrojar piedras contra los patrulleros y vehículos de la municipalidad. Dos policías habrían resultado heridos.

En el enfrentamiento resultó herido Reyes, quien fue atacado en los pectorales y el abdomen con un arma blanca en medio de la pelea que protagonizaron cientos de jóvenes. El funcionario permaneció internado algunas hora pero ya fue dado de alta. Por el intento de homicidio fue detenido su agresor, identificado como Felipe Garza, a quien se le secuestró la navaja utilizada en la agresión.

Reyes fue trasladado al hospital San Martín de La Plata, donde se constató que las lesiones no revestían riesgo de vida y que el puntazo en el pecho no había alcanzado a perforar los pulmones, por lo que tras las curaciones se le dio alta y descansa en su casa.

La municipalidad de La Plata había puesto en marcha el viernes último un operativo para detectar la realización de fiestas clandestinas, muchas de ellas convocadas por redes sociales, y que en el caso de la capital provincial ya habían ocasionado una muerte el 1 de enero de 2016, cuando se ahogó en la pileta de una casaquinta la estudiante universitaria Emilia Uscamayta Curi.

El secretario local de Convivencia y Control Ciudadano de La Plata, Roberto Di Grazia, explicó que ese operativo permitió desbaratar durante la Navidad 50 fiestas ilegales, algunas de las cuales se realizaban en propiedades privadas con piletas sin perimetrar y con ingreso de gran cantidad de gente; o eran fiestas donde entraban menores de edad y había alcohol.

“Y en ese marco nos enteramos que por medio de whatsapp y redes sociales se había convocado a una fiesta en la vía pública, en las calles 10 y 63 de La Plata, por lo que de inmediato concurrimos al lugar”, relató di Grazia. Al llegar, los inspectores y la policía vieron que unos 800 jóvenes habían cortado las calles con vehículos y celebraban una fiesta en la vía pública, con equipos de sonido y heladeras que contenían bebidas alcohólicas.

Di Grazia señaló que “se trató de disuadir a los jóvenes, decirles que había quejas de vecinos que no podían ingresar a sus casas, quejas por el ruido y remarcarles que a 50 metros de esa fiesta está la Clínica del Niño”. “Incluso había rateros en motos robando los bolsos de asistentes a esta fiesta ilegal”.

 

Pagina12

Se decomisaron una importante cantidad de alcohol y se verificó la presencia de menores en uno de los lugares.

El municipio de Trelew, en un operativo conjunto con la Policía de la Provincia del Chubut, efectuaron en la madrugada de este martes dos procedimientos en fiestas electrónicas que se estaban realizando en la zona de chacras de la ciudad.

La primera intervención se dio en un camping ubicado en el acceso Norte de la ciudad, donde se verificó la existencia de una fiesta electrónica, de la que participaban alrededor de 1.000 personas. En el lugar se constató una cantina destinada al expendio de bebidas alcohólicas. Una vez identificado el organizador se comprobó que no poseía ningún tipo de habilitación para efectuar el evento. Por tal motivo, personal de la Coordinación General de Inspecciones procedió a labrar la correspondiente acta de infracción y se decomisó 355 litros de bebidas alcohólicas.

Posteriormente, el operativo se trasladó a un salón de eventos ubicados en la zona de chacras donde también se estaba desarrollando una fiesta electrónica a la que asistían alrededor de 3.000 personas. Si bien el responsable del evento poseía una autorización municipal para su realización, en el lugar se detectó la presencia de 8 menores de edad. Ante esta situación se solicitó la intervención al área de Servicios de Protección de Derechos de la Niñez y la Adolescencia para brindarles apoyo y contención a los menores presentes durante el procedimiento. En este caso, también se realizó un acta de infracción para los responsables.

El procurador explicó la legislación vigente respecto a este tipo de delitos. “Que denuncien, luego vemos si estamos a tiempo de llevar adelante la investigación y llegar a una condena. Pero ya el hecho de sacarse el trauma, ese sólo paso, es sanador. Es importante que esté claro que no es no”.

La denuncia de una actriz que aseguró haber sido violada siendo menor por su compañero de elenco, un hombre mucho mayor que ella, tuvo efecto dominó en el país. Trelew no fue la excepción. Muchas mujeres se animaron a relatar públicamente situaciones similares vividas en carne propia. Abusos de distinto tipo y tenor.

Sobre el marco legal de estos delitos, el procurador general Jorge Miquelarena recomendó una y otra vez “que denuncien”. No sólo mujeres. Cualquier persona que lo haya sufrido. Citó la modificación del Código Penal a partir de la llamada “Ley Piazza” en donde “en casos de violaciones sobre todo, se empieza a contar el plazo de prescripción cuando son mayores de edad o cuando deciden las víctimas. Se convirtieron en prácticamente imprescriptibles”.

Miquelarena hace un seguimiento personal de este tipo de casos. En Chubut son varias las condenas que se lograron en detrimento de violadores y abusadores. En una entrevista con Jornada calificó como un hecho positivo que quien ha sido o es víctima de violencia, abusos o violaciones pueda exteriorizarlo y denunciarlo. “Pueda ser que la sociedad cambie. Que se entienda claramente el concepto de que no es no”, replicó tal cual la frase que cientos de jóvenes y adultas gritan pidiendo justicia por la pesadilla que viven o vivieron en sus cuerpos.

Legislación

El procurador se refirió a la legislación actual en la que se remarca que “se deberá procurar para la víctima la recuperación física, psíquica y social. Esto está tomado no solo de nuestro Código sino de la Constitución Provincial. Fuimos escuchados en el Senado cuando se discutía el proyecto que hoy es Ley. Hoy se da todo un cambio que pone la lupa en el victimario y la víctima”.

Ante la pregunta de cuánto tiempo tienen para denunciar luego de ocurrido el hecho, Miquelarena fue preciso. “Que denuncien. No importa el tiempo. Luego se verá si hay algún acto interruptivo y se analizará el caso, pero en primera instancia que hagan la denuncia sin importar el tiempo”.

Explicó el procurador que hace algunos años “hubo una modificación del Código Penal en la prescripción de fondo. Se la conoció como La Ley Piazza y en los casos de violaciones sobre todo, se empieza a contar cuando son mayores de edad o cuando deciden hacer las denuncias. Se convirtieron practicamente en imprescriptibles. Hay una realidad de libro. A las víctimas de abuso sexual, sean mujeres o varones les cuesta muchísimo tomar la decisión de denunciar”, indicó.

Miquelarena entiende claramente los términos y las consecuencias de la violencia de género.

Interactúa muchas veces a través de su red social para explicar la legislación en casos en que formadores de opiniones falten a la verdad o desconozcan el tema. “Quienes han sido víctimas de estos delitos, lo pueden llevar en el interior muchísimos años hasta que haya algún disparador en su vida que los impulsa a hacer la denuncia y a partir de ahí, se liberan. En buena hora que lo hagan. Es muy de libro que se demore mucho tiempo”.

“La gente toma esto como una cuestión menor o hasta como una suerte de poner en duda el verdadero padecimiento de la víctima. Se los cuestiona incluso sobre temas que duelen en el interior: por qué denuncia ahora, por qué esperó, y no se dan cuenta que todos esos años fue un calvario y no resulta nada fácil. En los años que llevo, he visto muchos casos de esta naturaleza. No es fácil”, puntualizó en tal sentido.

Ley Piazza

La ley Piazza se encuentra vigente desde noviembre de 2015 que fue promulgada. En esta norma se modifican los plazos que existían años atrás para la prescripción de los delitos contra la identidad sexual en victimas menores de edad. Lo que se modificó con esta ley es el artículo 67 del Código Penal: en cuanto a la prescripción.

Lo que dice ahora el texto de la ley es que en este tipo delitos, suspende la prescripción (mientras la víctima sea menor) habiendo cumplido la mayoría, haga la denuncia o alguna otra persona la realice. Antes se establecía que la prescripción comenzaba a computarse cuando la víctima cumplía la mayoría de edad. Con esta ley, el plazo empieza a correr a partir de la denuncia independientemente de la edad de la víctima.

“Rescate”

Coincidió Miquelarena en que la intervención judicial en los casos de delitos contra la integridad física, además de funcionar como marco legal y procedimiento para llegar a la condena, oficia también como herramienta de rescate de la víctima. “Gracias a Dios se cambió muchísimo. Tanto desde la contención social de las víctimas como de la contención judicial. En el caso propio de la provincia contamos con el Servicio Asistencia a la Víctima del Delito, que tiene vigencia aun antes que el Código Procesal Penal Acusatorio. Cuenta con un equipo multidisciplinario que hace el abordaje inicial para paliar las secuelas traumáticas de las víctimas. Los casos de delitos sexuales tienen connotación especial. El servicio está muy preparado y sirvió de ejemplo en muchas provincias del país”.

Reiteró una y otra vez que las víctimas que hayan sufrido algún tipo de abuso o violación “tiene que denunciar. Denuncien. No importa el tiempo. Luego se verá si hay algún acto interruptivo, si estamos a tiempo de llevar adelante la investigación. Ya el hecho de sacarse el trauma, ese sólo paso es sanador. Si luego se logra avanzar con la investigación y obtener condena muy mejor. Pero el mensaje es que denuncien”.

El testimonio

Consultado en torno a la importancia de que las personas que hayan sufrido algún tipo de atentado a su integridad física, violencia de género, abusos, o lo que fuera “sean escuchados y se les crea” trajo a la mente del procurador un cruce que tuvo en su cuenta de Twitter por una afirmación de una periodista que desde un canal nacional aseguro que ya no sería tenido en cuenta su testimonio “desconociendo la legislación” que existe sobre el tema. “Ese día que leí eso, me enojé. No es algo que suelo hacer, pero contesté. Esa red social lo uso para promocionar o publicitar las noticias del Ministerio Público Fiscal. En este caso se referían al último hecho que involucra al actor Darthes, una periodista decía como afirmando que luego de tanto tiempo no lo van a tener en cuenta, desconociendo que hay una cantidad, una gran cantidad de condenas y de teorías con respecto al testimonio y a la importancia que se le da”.

Y agregó: “El testimonio es una piedra angular en las evidencias al momento de condenar. Por supuesto, será en Cámara Gesell o en el juicio. Se ve según circunstancias y edad de la víctima. Es sometida a pericias psicológicas. Así como quedan heridas físicas cuando la violencia genere cicatrices en el cuerpo, también queda en la psiquis. Una buena prueba pericial lo determina. Hay muchas maneras de comprobar la veracidad de la víctima. las secuelas quedan, y las formas de verificar la credibilidad de la víctima existe”.

“Buen trabajo”

El buen trabajo que se viene realizando en Chubut sobre el tema violencia de género se relaciona a que los mecanismos, al pasar de los años, fueron aceitándose. “Acá tuvo mucho que ver también para la radicación de las denuncias, la creación de la Comisaría de la Mujer, fue un acierto sin dudas. También la permanente capacitación en lo que está relacionado a la revictimización secundaria. Es decir, aquellas situaciones que se someten más allá de la victimización ocasionada por el delito. Hay veces que cuando van a pedir ayuda al Estado, personas que no tienen empatía o la más mínima preparación en temas de victimología es tan o mas perjudicial que lo inicial. Con preguntas o tratos equivocados o erróneos. El típico ejemplo: qué hizo para que el agresor se enoje o cuando viene una mujer abusada, preguntan si la vestimenta provocativa. Tiene que quedar claro de una vez que “él no es no. En cualquier circunstancia o en cualquier momento. No es no”.

Advirtió el procurador provincial que “de acuerdo al mandato constitucional que tenemos de dictar políticas de persecución penal, hemos sacado importante cantidad de causas relacionadas a delitos sexuales, violencia de género, violencia intrafamiliar, con protocolo de actuación etcétera. Permanentemente vamos progresando en estas normativas. A veces dicen que tengo demasiada inflación normativa. Hay que ir acompañando”.

El sistema como respaldo

Informó Miquelarena que “una de las únicas reformas del Código Procesal Penal tiene que ver con los casos de violencia de género y el modo que deberían actuar al momento de dictar medidas de coerción cuando se trata de esos tipos de casos. Independientemente de los años o lo punitivo según el delito. Si el delito es sexual la pena es mayor. Lo importante es que la víctima sienta que el sistema lo respaldó, le creyó y el victimario tenga sanción”.

El victimario

El procurador señaló la importancia de destacar que “no solo nos quedamos en la defensa de la víctima, si bien somos los defensores de las víctimas. Estamos buceando en ver aquellas posibilidades que puedan aparecer en torno del tratamiento en torno del tratamiento para victimario”.

Agregó Miquelarena que “en este camino estamos. Enviamos a un psicólogo (Daniel Schulman) junto con 7 profesionales más de otras procuraciones a capacitarse en Barcelona sobre tratamientos en victimarios. Porque la pretensión del MPF es que al momento de una condena de un sujeto por un caso de violencia de género en forma conjunta, se lo obligue a hace tratamiento para controlar la ira y los celos, por ejemplo. Hay tratamientos que el juez al momento de condenar al imputado a tantas horas de trabajo comunitario además lo obligue a hacer algún tipo de tratamiento para evitar cualquier tipo de reincidencia”, concluyó.

 

Diariojornada

En la causa se lo conoce como B.B. Es el menor de 16 años que declaró ante la fiscal Silvana Salazar como testigo estrella para resolver los crímenes con el sello mafioso del narcotráfico en la ciudad de Puerto Madryn, pero salió esposado y terminó imputado junto a otros cinco adultos –entre ellos el hijo de un ex policía- por el “doble homicidio agravado” de los jóvenes Héctor López (25) y Federico Lomeña (27).

Sus cuerpos, torturados, mutilados, apuñalados, enterrados, cubiertos de cal viva y rociados con nafta, fueron descubiertos gracias a los datos certeros de B.B. en lugares paradisíacos: El Doradillo y Playa Paraná, dos extensiones de arena y océano que turistas y locales visitan para realizar avistaje de ballenas, y bañarse de sol y sal.

¿Conexión Mendoza?

Según publica en Infobae el periodista Andrés Klipphan, no fueron las únicas certezas pronunciadas antes de quebrarse e involucrarse en los aberrantes homicidios, por lo que se debió suspender la audiencia.

B.B confió que detrás del doble homicidio y del presunto suicidio de Nicolás Cerrudo (21), un tercer amigo –para algunos investigadores aún hay dudas si no fue otro crimen que intentaron hacer pasar como suicidio- está la oscura mano de un narcotraficante mendocino –cuyo nombre y aspecto físico desconoce- que en el mes de agosto se reunió con López y Lomeña para proponerles un negocio fenomenal que los sacaría de la pobreza y los elevaría a la categoría de nuevos ricos.

Chubut, y Puerto Madryn en general, y ni hablar de la Patagonia, se llenaría de hombres y mujeres de diversos puntos del país para veranear. Gente, por lo general pudiente, que se sumaría a los potenciales clientes que ya estaban afincados en el lugar y que son atendidos por otros “punteros” de drogas que trabajaban para el mendocino que habría llegado hasta Madryn en una imponente Mercedes-Benz Clase X pickup 2018 de las que prácticamente no se ven.

Según le contaron a B.B. los otros amigos y conocidos de las víctimas, que también están presos y detenidos como él (Nalib Zajur -hijo de un comisario retirado-; Genaro Carrizo, Giulio de Cecco, Aaron Sepúlveda y Nicolás Alexander Valencia), el narco foráneo les aseguró que el gramo de clorhidrato de cocaína de excelente calidad que él les proporcionaría se podía vender –como ya ocurría en las calles de Chubut- entre 1.200 y 1.500 pesos el gramo “sin estirar”. Un valor similar de comercialización que en la Ciudad de Buenos Aires, Mar del Plata o San Isidro.

Estirada, cortada, rebajada, el rendimiento sería mucho mayor. En esos casos, y siempre según el porcentaje de “corte”, la dosis podía ser vendida a un promedio de 800 pesos y de ahí hacia abajo según la cantidad de bicarbonato de sodio que el “mendocino”, les aconsejaba utilizar. B.B. le contó a la fiscal que el “empresario”, así se presentó, les aseguró que “bien laburado” podrían obtener una “ganancia de 40.000 a 80.000 pesos por mes”, y eso solo para empezar. Si sabían estirar la droga, las ganancias podrían ser mucho mayores.

Hasta ese punto del relato, la justicia de Chubut le cree a B.B. No solo porque encontraron los cuerpos, sino porque los números que barajó el menor, en principio como testigo de identidad reservada, se comparecían con los “valores” de calle que los investigadores manejan.

Faltaron entre 12 y 15 kilos

Sin embargo, en el relato de B.B., hay un punto que hasta el momento está en dudas. Las dos vidas habrían sido segadas, según la propia fiscal Salazar, por “una deuda entre ellos en concepto de drogas y pérdida de droga”. Ante la prensa, la funcionaria dijo que esto se lo aseguró Nicolás Cerrudo, amigo de López y Lomeña, “antes que tomara la decisión de quitarse la vida”.

El malogrado joven también le habría confiado –siempre como testigo- que “el grupo –del que él mismo formaba parte- se dedicaba, -desde hacía muy poco tiempo- al narcomenudeo” y recordó que antes de matarse escribió –ahora se sabe con certeza que es su letra- “Esto pasa por jugar con fuego”.

B.B. en cambio, agregó un elemento que haría mucho más verosímil el ajuste de cuenta pero por ahora no hay elementos que lo sostenga. Afirmó que por circunstancias que él desconoce, el conflicto entre el grupo y el narco mendocino no se originó por la falta de un puñado de cocaína o un ladrillo de marihuana, sino por la pérdida de “entre 12 y 15 kilos” de clorhidrato de cocaína de una pureza aproximada al 96% que tendría un valor de más de cien millones de pesos.

Hay detectives que creen que los López y Lomeña acusaban y extorsionaban el resto del “grupo de pertenencia” –como los llama la fiscal- de haber hecho desaparecer la droga y los acusaban ante “el mendocino” y que por esa razón los masacraron.

La hipótesis parece poco probable. También que el “capitalista” de buenas a primeras les “bajara” estupefacientes por un valor tan alto cuando, según se cree, estos se habrían iniciado en el tráfico al menudeo de cocaína hacía muy poco.

Visto a la distancia, algo no cierra.

Según se declaró en la causa, esos ladrillos de cocaína habrían sido escondidos en las arenas y arbustos de El Doradillo. Hasta ahora la droga no se encontró, aunque los familiares descreen de la policía provincial, es más, sospechan de su posible complicidad en los homicidios y el tráfico de drogas en la zona. Motivos no le faltan.

Lo que no vio la policía

Fueron los propios familiares, y no los uniformados los que el 12 de diciembre por la mañana, durante un rastrillaje realizado por los familiares de López hallaron en el barrio El Doradillo, a pocos metros del lugar donde se halló su auto abandonado, y envueltos en una manta, la ropa que llevaba el joven cuando fue visto por última vez, el documento de identidad ensangrentado y algunas pertenencias más, además del celular con dos impactos de bala.

En el lugar también había guantes de látex y botellas de lavandina. La policía había realizado en el mismo lugar un rastrillaje que resultó ser “negativo”.

La forma de hacer desaparecer los cuerpos de los presuntos líderes de la banda joven banda narco de Puerto Madryn es de extremo salvajismo, y hace recordar a sellos mafiosos de los narcos mexicanos más que chubutenses.

López fue encontrado con las dos manos amputadas –aún no se hallaron-, semienterrado y cubierto de cal y rociado con nafta, a unos mil metros del lugar donde la policía había hallado su vehículo, en el Parque Ecológico El Doradillo, en las afueras de Puerto Madryn.

“Como se viene apuntando desde un principio de la investigación, esta es una causa que tiene todos los condimentos del narcotráfico”, explicó la fiscal Salazar apenas se enteró.

Según supo Infobae, el cuerpo, por acción de la alcalinidad de la cal, estaba en avanzado estado de descomposición y “comido” por la cal esparcida sobre el cadáver.

A López lo mataron a golpes en la cabeza y el cuerpo con uno o varios objetos contundentes, como piedras o garrotes.

¿Suicidio?

Una semana antes y un día después de haber desaparecido López, fue encontrado muerto en su casa Cerrudo.

Si bien la fiscal insiste en que se suicidó quizás por remordimiento después de declarar en su despacho, el joven, amigo de López, presentaba signos de tortura en los genitales compatible a “una sesión de tormentos”.

¿Lo indujeron al suicidio? ¿Amenazaron a su familia por lo que declaró? ¿Simularon un suicidio?

Las preguntas por ahora no tienen respuesta.

Aunque para la fiscal Salazar, y según los aportes que testigos de “identidad reservada” realizaron al expediente, todo sería mucho más sencillo. Cerrudo, que formaba parte del “grupo de pertenencia” de los asesinados, y que participaba del tráfico de estupefacientes, “habría organizado el doble crimen, pidiendo ayuda para matar un transa”.

Esto, asegura la fiscalía, se lee en un mensaje de WhatsApp que le envió a su grupo de amigos –ya detenidos- y a quienes les pidió que le compren cal y nafta.

Una escena que, de ser así, se asemeja a la muy buena serie original de Netflix Osark, donde al que asesinan y hacen desaparecer enterrándolo con cal es a un narco mexicano.

El primero en desaparecer fue Lomeña. Ocurrió el 21 de noviembre. A él lo descubrió la policía después de los datos de B.B. en Playa Paraná, en el otro extremo de Puerto Madryn, un día después que apareciera López. Su cuerpo presentaba 20 puñaladas y fue localizado en playa Paraná, al día siguiente, en el otro extremo geográfico de esa ciudad.

Su cabeza estaba cubierta con bolsas y también había sido rociado con nafta y cubierto con cal, antes de ser sepultado en la arena.

“Contamos con elementos de prueba, documentación contable de cómo se distribuía la droga, todo reforzado con testimonios de identidad reservada que orientan a una mini organización que incluso ya era investigada por orden de la justicia federal”, precisó poco después la fiscal Salazar quien solicitó la incompetencia de la justicia provincial y que pase a la justicia federal.

La ruta patagónica

El caso presenta tantos ribetes escabrosos que con las pequeñas victorias de haber descubierto los cadáveres, el ministro de Gobierno de Chubut, Federico Massoni, y el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, entendieron que correspondía hacerse fotografiar en la zona macabra cuando hallaron al último desaparecido.

Con ese truculento marco como referencia, Massoni y el alcalde solicitaron “más presencia policial”, en este caso fuerzas federales en Puerto Madryn, que se abre a los ojos del país como una narco Rosario violenta y sangrante. Por otro lado, el gobernador de Chubut, Mariano Ezequiel Arcioni, decidió retirar a su policía de los procedimientos de drogas que venían realizando por los magros resultados y las sospechas que recae sobre ella porque apenas han incautado unos kilos de marihuana y nunca cocaína. También anunció, sin mayores precisiones, la creación de una “Agencia Antidrogas”.

Días antes, el ministro de Gobierno había asegurado: “Tenemos el record de secuestro de marihuana pero no hay cocaína. Por eso removí la plana de la brigada de drogas de Madryn porque no veía resultados. Al no ver resultados algo estábamos haciendo mal porque drogas hay en todos lados (sic)”.

En este punto bien vale preguntarse si la reflexión oficial no debería haber llegado antes de las escabrosas muertes con sello narco.

Según datos oficiales aportados a Infobae por el ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, las fuerzas federales en la provincia de Chubut en lo que va de 2018 “han aumentado un 139% la incautación de cocaína producto de un aumento del 131% en la cantidad de operativos y un 135% de detenidos contra 2017”.

Informes de inteligencia a los que accedió Infobae también revelan que hacia Chubut, y la Patagonia en general, los narcos establecieron nuevas rutas para traficar el veneno, no solo para consumo en sus ciudades, sino para traficarla hacia Europa y África a través de sus puertos, quizás menos controlados que los de Buenos Aires y Bahía Blanca.

“En la Patagonia hubo un crecimiento en el consumo de drogas, y el promedio de la región supera la media del país. Hay una tendencia en todo el sur en el consumo de droga. Vemos que es superior per cápita a la media nacional, y nos preocupa el alto nivel de consumo de drogas en las ciudades más importantes”, reconoció el 29 de agosto pasado Eugenio Burzaco, el secretario de Seguridad de la Nación. Un hecho que las autoridades provinciales parecen querer obviar.

Según los mapas que revelan las nuevas rutas de la droga a los que accedió Infobae, la droga, que vía Mendoza, llega a la Patagonia, procede de Bolivia. De ese país fronterizo ingresa vía terrestre disimulada en camiones, por ejemplo cisternas por La Quiaca, Jujuy; y sigue bajando por San Antonio de los Cobres; toca la Ciudad catamarqueña de Belén. Continúa por Chilecito, en La Rioja; toca la ciudad de San José de Jáchal, en San Juan.

Según los trabajos de las fuerzas federales, los narcos harían una parada estratégica en Mendoza.

De allí la droga es canalizada, una parte hacia Chile, y el resto continúa hacia el Sur de la Argentina.

Zapala, El Bolsón, Esquel, Gobernador Gregores, El Calafate, Río Turbio y Río Gallegos son algunos de los puntos marcados en rojo, como las ciudades dónde los narcos también tendrían pequeñas estructuras de distribución dentro del territorio, o para embarcarla y sacarla del país, por ejemplo, a través de barcos pesqueros que serán reemplazados por otros de mayor caladura en alta mar.

Como se puede apreciar, detrás de los mafiosos crímenes narco de Puerto Madryn hay un entramado mucho mayor que el de un puñado de jóvenes que intentaron salir de pobres de la peor manera, pero la única –o la más fácil- que creyeron encontrar.

 

ElPatagónico