Tag

plazos fijos

Browsing

Hubo una recomposición de los tradicionales, por decisión del BCRA sobre tasas y una desaceleración en el ritmo inflacionario.

Luego de alguna zozobra al principio de la cuarentena, por depósitos que no se renovaron mientras los bancos estaban cerrados, el stock de plazos fijos retomó el camino creciente y subió muy por encima de la inflación en este primer semestre. Al 30 de junio alcanzaban los 2,354 billones contra el 1,518 billón que sumaban al 31 de diciembre.

Es decir, hubo un incremento del 55% nominal en el período, muy por encima del aumento de precios de estos seis meses, ya que el acumulado de inflación (asumiendo un 2% en junio) fue del 13,1%. Si tomamos solamente los plazos fijos del sector privado, el salto semestral fue un tanto menor: 45,68%.

El alza en términos reales es mucho más chico si se hace la comparación interanual: de finales de junio 2019 a finales de junio 2020 el stock de plazos fijos totales creció 51%, pero contra una inflación que, anualizada, dará un número en torno al 42%. Es decir, hay un alza, pero que ya no es de 40 puntos, sino de 10. Esto se debe a que los plazos fijos decrecieron nominalmente entre junio de 2019 y diciembre de ese mismo año.

La mejora en el stock total que se viene observando durante 2020 responde a distintos factores: por un lado, hubo una recomposición de plazos fijos tradicionales, que representan más del 97% del total. Tras una caída entre abril y mayo, el Banco Central que conduce Miguel Pesce comenzó a tomar medidas para asegurarse que los bancos ofrezcan tasas reales positivas (están obligados a ofrecer a todos los depositantes el equivalente a un 79% de lo que rinden las Leliq). Esto, sumado a una desaceleración en el ritmo inflacionario le dio un atractivo a la opción de ahorro minorista más popular.

En mayo, por ejemplo, los plazos fijos rindieron a los depositantes un 2,5% mensual, contra un 1,5% del IPC. No obstante, los ahorristas no están exentos del riesgo cambiario ante un dólar que todos los días se incrementa 6 centavos.

Por otra parte, los depósitos a plazo fijo ajustados por UVA +1% crecieron un 100% entre diciembre del año pasado y el 30 de junio, aunque representan un porcentaje muy menor sobre el total. No obstante, esta duplicación se debe a lo que sucedió en los primeros meses del año, ya que en las últimas semanas el stock está en caída libre: de un máximo de $64.806 millones alcanzado el 17 de abril a los $54.519 millones actuales.

“El endurecimiento en el cepo cambiario, sumado a la baja en la tasa de devaluación diaria que venía llevando adelante la autoridad monetaria y a un aumento de la tasa mínima de los plazos fijos minoristas estarían sirviendo en el corto plazo para permitirse contraer medianamente los excedentes monetarios, sin un correlato en la tasa de interés, en un contexto muy complejo de las empresas en términos financieros. En este sentido, sería un error creer que dicha situación es sostenible en el largo plazo, cuando la demanda de dinero se normalice y las restricciones al consumo se levanten”, señaló El Comodorense.

El directorio del Banco Central adoptó hoy una serie de decisiones tendientes a mejorar la rentabilidad de los depósitos en pesos en el sistema financiero -consigna Perfil-, tanto para las personas como para las empresas, y tambien para los productores agropecuarios que liquiden cosecha.

La entidad monetaria resolvió que los bancos deberán pagar para todos los plazos fijos en pesos una tasa mínima de 26,6% (Tasa Nominal Anual) lo que equivale a una Tasa Efectiva Anual de 30,10%.

Fuentes oficiales explicaron que “hasta ahora esa tasa regía solamente para los plazos fijos de personas humanas por un monto de hasta $4 millones”.

Así, esa tasa se extiende a los plazos fijos Badlar y TM20 (para depóstios superiores a $20 millones) ya sea de personas o empresas, que venían obteniendo rendimientos que rondaban entre 18 y 20 por ciento.

“Cualquier plazo fijo tiene esa rentabilidad de 26,6% TNA (que equivale al 70% de la tasa monetaria de Leliq) Significa una tasa efectiva mensual de 2,22%, supera por 0,7 puntos a la inflación de abril, y está por encima de cualquier proyección de inflación privada, y una TEA de 30,10%”, remarcaron as fuentes.

Por otra parte, la autoridad monetaria generó un incentivo a los bancos para que salgan a capturar depósitos DIVA (Depósito Interés Variable) ligados a la cotización de Cereales y Oleaginosas.

“Es para atraer a los productores que liquidaron cosecha desde noviembre y que van a poder hacer estas colocaciones. Estos depósitos acompañan la evolución del precio de la soja, para los productores que liquiden es una garantía de que mantienen el valor de la cosecha”, argumentaron.

Por otra parte, el BCRA decidió además que se va a poder presentar los cheques por ventanilla para depositar.

Es una medida, “para facilitar la gestión de empresas que deben depositar cantidades importantes de cheques”, comentaron.

Sobre la mejora de tasa de los plazos fijos, el financista Christian Buteler evaluó a PERFIL que “quieren desalentar la operatoria de Contado Con Liquidación, y algo se ve que se filtró hoy porque sobre el final de la rueda el CCL aflojó, y terminó bajando”.

“Les están dando mejor tasa los plazos fijos de grandes inversores que son los que normalmente operan con CCL”, señaló Buterler, quien igualmente consideró que puede dar tal vez “una calma de dos o tres días, pero no significa que va a caer el CCL a menos de $100, sino que no va a subir pero luego depende de como siga la película y que pase con la deuda”.

En ese sentido, el analista dijo que “si el gobierno continúa emitiendo a troche y moche, sigue siendo poca la tasa de esos plazos fijos frente a una inflación anual proyectada en 50%”.

Actualmente, esa tasa garantizada nominal anual es de 26,6% y la tasa efectiva anual es de 30,1%.

La modificación dada a conocer este jueves se llevó a cabo a través de la Comunicación «A» 7000.

«Cuando se trate de imposiciones en pesos no ajustables por UVA o UVI inferiores o iguales a $ 4.000.000 a nombre de titulares que sean personas humanas, la tasa nominal anual no podrá ser inferior a la que difundirá cada viernes el Banco Central», puntualizó la autoridad monetaria.

La decisión se da en medio de una fuerte presión para dolarizar carteras que llevó a los tipos de cambio libres a valores máximos en la última semana.

Las tasas de los plazos fijos que ofrecen los bancos del sistema financiero muestran un máximo de 60% anual a 30 días para depósitos de hasta $100.000. Sin embargo, el Banco Nación, que la semana pasada ofrecía 60 por ciento, este martes tenía vigente un interés del 57 por ciento. Había llegado al 64% a principios de este mes.

Mientras tanto, el Banco Entre Ríos oferta 50,5 por ciento.

Banco por banco, cuánto paga cada entidad

A seis días para las elecciones presidenciales, las tasas de los plazos fijos que ofrecen los bancos del sistema financiero muestran un máximo de 61% anual a 30 días para depósitos de hasta $100.000, tras tocar el 64% de tope a principios de mes.

En medio de una acelerada baja de la tasa de referencia, los retornos de los depósitos a plazo fijo en entidades privadas acumulan en lo que va del mes una baja promedio de 3,68 puntos porcentuales, frente a la caída de más de 10 puntos en la tasa de Leliq durante ese mismo lapso (68% anual).

Actualmente, los rendimientos de plazos fijos de hasta 59 días se ubican en 53,70% en promedio en bancos privados, cuando a fines de septiembre alcanzaban el 57,38%.

A continuación, repasamos las tasas para colocaciones online de $100.000 a 30 días que pagan los 10 bancos con mayor volumen de depósitos y también aquellas entidades que informan al BCRA el rendimiento ofrecido a no clientes.