Tag

petroleo

Browsing

El buque de almacenamiento y descarga Nabarima, parte de la empresa conjunta Petrosucre, entre PDVSA de Venezuelay Eni SpA de Italia, podría causar un desastre ecológico en el mar Caribe, entre el estado Sucre y Trinidad y Tobago, debido a que cuenta con más de un millón de barriles de petróleo y podría estar hundiéndose.

Ante este escenario, varios grupos ambientalistas expresaron su preocupación por el posible derrame de los 1,3 millones de barriles de crudo a bordo, luego de que una serie de imágenes mostrara el barco inclinado de un lado.

PDVSA ahora planea descargar parte del petróleo a través de una transferencia de barco a barco que involucra al Icaro, un navío Aframax de su flota. También se esperaba que otra barcaza con bandera venezolana, Inmaculada, participara en la operación. Por ahora no está claro cómo se llevaría a cabo la transferencia.

El Nabarima está amarrado en el campo costa afuera Corocoro, en el golfo de Paria, desde hace 10 años. El campo pertenece a PetroSucre, empresa conjunta operada por Petróleos de Venezuela. En tiene una participación del 26%.

Fishermen and Friends of the Sea, un grupo ambientalista de Trinidad y Tobago, advirtió sobre el posible derrame la semana pasada. Gary Aboud, secretario corporativo de la organización ambientalista de Trinidad y Tobago, indicó al mostrar fotos sobre el barco: «Es inestable y se hunde».

Sin embargo a principios de semana desde el grupo dijeron que habían recibido nuevas imágenes que mostraban que la inclinación se había corregido y que el barco estaba en posición vertical.

«Hace un par de meses, hubo informes de que el barco se estaba inclinando y que algunos compartimentos se inundaron; esos problemas se solucionaron, pero está claro que ahora hay grandes problemas», puntualizaron por su parte desde Conflicts News Worldwide, otro medio que denunció la situación.

 

La OPEP proyectó que el consumo de crudo dejará de crecer a finales de la década. La pandemia, la eficiencia y la electromobilidad condicionaron las expectativas.

En un cambio sustancial en las proyecciones, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) aseguró que la demanda mundial de crudo llegará a su techo en el 2030 y a partir de ahí comenzará a disminuir. La estimación fue publicada en el informe World oil Outlook que publica anualmente el grupo, según publica el Diario Río Negro.

Esta nueva proyección es un claro reflejo del impacto duradero que tendrá la crisis del coronavirus en las enconías mundiales y sobre todo en los hábitos del consumo.

Según detallaron desde la Opep, el uso de petróleo escalará a 107,2 millones de barriles por día hasta el 2030, partiendo de los 90,7 millones de barriles diarios con los que terminará el 2020. Esto significa una caída de 1,1 millones de barriles menos de los que se pronosticó el año pasado y más de 10 millones de lo que estimaron en 2007.

“La demanda mundial de petróleo crecerá a tasas relativamente saludables durante la primera parte del período de pronóstico antes de que se estabilice la demanda durante la segunda mitad”, dice el informe que analiza el mercado hasta el 2045.

Sin embargo, señala que la demanda futura probablemente se mantendrá persistentemente por debajo de las proyecciones anteriores debido a “los efectos persistentes de los parates económicos” debido a la pandemia del coronavirus y su impacto en el consumidor.

Recuperación de las economías

Si bien el uso de petróleo aumentará a medida que se recuperen las economías, la OPEP expresó su preocupación por que el crecimiento futuro pueda verse contrarrestado por factores como el trabajo domiciliario y las teleconferencias. Además, también hacen referencia a las mejoras en la eficiencia y una veloz transición a la electromobilidad.

Incluso antes de la pandemia, el creciente activismo climático en diversos países y el uso cada vez mayor de combustibles alternativos ya metían presión sobre las estimaciones, pero a pesar de reducir sus pronósticos la OPEP seguía anunciando crecimientos.

Baja en la demanda

“Hay un amplio margen para una implementación mucho mayor de medidas de eficiencia energética, lo que podría deprimir la demanda futura de petróleo a niveles mucho más bajos”, expresaron desde la OPEP.

Por último, aseguran que el uso de petróleo aumentará a 97,7 millones de bpd el próximo año, alcanzará los 99,8 millones de bpd en 2022, por encima del nivel de 2019, y crecerá a 102,6 millones de bpd para 2024. Sin embargo, la cifra de 2024 es menor que la previsión del año pasado.

El secretario adjunto del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Carlos Gómez, se refirió a las reuniones que se mantienen por estas horas en el Ministerio de Trabajo para lograr un acuerdo en el marco de las paritarias 2019. “Hoy a las 14 vence la conciliación y legalmente no hay posibilidades de prórroga. Si no se llega a un acuerdo a esta hora nuestro Secretario hará un plan de acción que se deberá cumplir”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “por ahora todas las expectativas están centralizadas en que las dos Cámaras Empresariales cumplan con el acuerdo de la cláusula de revisión de la paritaria 2019 que ya fue homologado y que ya le fue reconocido al Sindicato de Neuquén”

“Se necesitan gestos para que las paritarias se desarrollen en un marco de absoluta paz social. No son momentos de generar conflictos”, dijo en diálogo con FM La Petrolera 89.3 MHz.

Asimismo, aclaró que “el planteo de nuestro Secretario General fue rechazar las excusas que ratificaban las dos Cámaras”.

“Es responsabilidad de las dos Cámaras preservar la paz social en nuestra región”, indicó.

En este marco, destacó que “hoy a las 14 vence la conciliación y legalmente no hay posibilidades de prórroga. Si no se llega a un acuerdo a esta hora nuestro Secretario hará un plan de acción que se deberá cumplir”.

“La responsabilidad absoluta es de las dos Cámaras y fundamentalmente de YPF, una YPF quebrada y fundida”, destacó.

Finalmente, Gómez concluyó que “Chubut no se puede comparar con Neuquén. Pereyra fue cómplice de la política energética de Mauricio Macri. A partir de las 14 de hoy si no se llega a un acuerdo quedan liberadas las partes”.

Así lo enfatizó el Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut. Jorge Ávila, quien remarcó que los Trabajadores no deben ser jamás la variable de ajuste y que el sector empresarial debe valorar el esfuerzo que han hecho para sostener la actividad en la Cuenca del Golfo San Jorge.

Ávila indicó que “no vamos a negociar en contra de nuestro propio Convenio, sería un pecado renunciar a los logros convencionales y es lo que le estoy transmitiendo a la gente, a los Delegados y a la Comisión Directiva para que vayan entendiendo de la que la posición de Chubut es la de defender los derechos adquiridos que tenemos, y no entregarlos”.

En ese marco, indicó que “tenemos que mirar mucho de lo que está pasando porque el mundo cambió y nosotros tenemos que cambiar, pero tenemos que hacerlo todos juntos y no que cambie un solo sector y que otro se haga cada vez más poderoso ni sea el único dueño de la verdad en la película que está ocurriendo. A mí, principalmente, lo que hoy me preocupa es la Paz Social”.

“Ese es el logro más importante que tenemos que tener, y hoy lo tienen que lograr los empresarios porque ellos han visto el sacrificio enorme que ha hecho esta Cuenca para trabajar, el esfuerzo que hacen los Trabajadores con los cambios de turno, de diagramas, el cambiarse de un lugar a otro o hacer cosas que antes no se hacían y hoy se están haciendo para mantener una estabilidad de trabajo”, analizó.

DISCUSIÓN SALARIAL

El titular del Gremio más poderoso de la región indicó que “ahora hay que ir por logros que no son grandes, porque pedir 16% de aumento pareciera ser una locura, pero es algo que ellos mismos firmaron cuando se cambió el Gobierno. Hay que barajar y dar de nuevo y pensar como país, empezar a pensar como argentinos, que si lo hacemos así, nos va a ir mejor”.

“La próxima reunión es mañana (miércoles 7) a las 15 horas. Estamos haciendo un gran esfuerzo junto con José Llugdar para ver cómo y con qué potencia podemos llegar por las complicaciones que hay todavía para poder viajar, que es un problema grande, pero tenemos la mejor onda de ir y arreglar lo mejor para Chubut, para los comodorenses y terminar con esto porque necesitamos seguir construyendo trabajo. Esta es una pelea donde las empresas deberían estar colaborando para empezar a ver la reactivación, pero me parece que hay otros intereses que algunos están escondiendo”, enfatizó.

Sobre la Paritaria en sí, sostuvo que “a nosotros 2020 no nos está preocupando mucho, sino que me preocupo por 2019. No puedo hacerlo por 2020, tenemos que ir cumpliendo etapas de cosas que pasaron donde nosotros las vivimos desde adentro y hacernos cargo de parte de este problema. No es tan fácil para los empresarios y tampoco lo es para nosotros, pero no vamos a ser el ajuste. Debemos buscar dónde están las fallas porque hay que pensar para adelante una Argentina nueva, que renazca a medida que lo hace el mundo luego del Coronavirus. Tenemos todo para hacerlo”.

“El logro más difícil de hoy de esta mesa, es lograr conseguir la Paz Social. Esta es una mesa golpeada, pero nosotros sí pedimos discutir paritarias como corresponde, mientras a otros se la dieron sin decir nada. Vamos a defender nuestro Convenio, nuestro Trabajo, nuestro futuro y creo que somos parte de la estructura grande que va a ayudar a salir a la Argentina adelante. Con defectos y con virtudes”, concluyó Ávila.

A través del decreto 771/2020, el gobierno nacional finalmente actualizó el valor del canon petrolero que cobran las provincias productoras a las operadoras, al inicio de cada año, lo que en el caso de Chubut podría significar un monto de 150 millones de pesos por el derecho de Explotación. Además, se suma el canon de exploración. Los montos serán cobrados en enero de 2021.

La modificación de la norma fue un largo reclamo de las provincias productoras de petróleo, nucleadas en la OFEPHI (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos), ya que los valores habían quedado establecidos desde hace más de 6 años, por lo que la inflación acumulada en casi una década desactualizó aquellos aranceles.

El trabajo había sido realizado desde la OFEPHI y se presentó la primera propuesta al promediar el gobierno anterior, sin que se hubiera fijado entre las prioridades de la Secretaría de Energía de la Nación. Según explicó en su momento el ingeniero Carlos Lambré, director ejecutivo de la organización que representa a las provincias, “la propuesta es crear una fórmula única, para las 10 provincias productoras, que se actualice automáticamente en base al precio del petróleo”.

De este modo, la nueva normativa tendrá vigencia desde el año 2021 (los cánones se pagan en forma anual, durante el mes de enero), por lo que el decreto establece fórmulas para el canon de exploración y el de explotación.

En el primer caso, la referencia será de entre 0,46 y 32,2 barriles de petróleo por cada kilómetro cuadrado involucrado en áreas bajo exploración, con una escala ascendente en el costo para evitar la tenencia especulativa de tierras.

Para explotación, el canon será de 8,28 barriles de petróleo por cada kilómetro cuadrado o fracción en el área bajo explotación. El uso de la unidad petrolera como valor a aplicar permitirá asimismo que haya una desactualización de precios a partir de la fijación en pesos, como ocurría con anterioridad, ya que de este modo siempre se dependerá de la cotización –en dólares- que haya promediado el hidrocarburo en el primer semestre del año anterior.

Cómo impactaría en Chubut

Según algunas estimaciones realizadas en áreas vinculadas al Ministerio de Hidrocaburos, el canon de explotación actual se elevaría de los actuales 4.500 pesos por kilómetro cuadrado hasta 25.000 pesos, según la cotización del crudo y el tipo de cambio actual. Considerando que hay aproximadamente 6.000 kilómetros cuadrados en explotación, el monto a cobrar por la provincia se elevaría desde los actuales 27 millones de pesos, hasta alrededor de 150 millones de pesos.

A ello se suma a Chubut lo correspondiente al canon de exploración, que si bien arranca en valores más bajos (el 32 por ciento de un barril de petróleo hoy implica alrededor de 1 dólar por kilómetro cuadrado) se elevará con las renovaciones trianuales, con el objetivo de evitar la tenencia de tierras sin su puesta en producción.

Uno de los artículos del decreto permite también una baja de los valores establecidos, en caso de que la provincia así lo solicite, por razones de buscar incentivar la producción en un área determinada.

Mientras el nuevo secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, realiza la ronda de encuentros con referentes de las principales operadoras del país y gobernadores de las provincias productoras de petróleo y gas, en la región de la cuenca del golfo San Jorge se aguardan definiciones en torno al rol que se dará a las cuencas maduras en la visión de la nueva gestión, que ha centralizado su base de operaciones en la provincia de Neuquén, de donde es oriundo el nuevo funcionario nacional. Tras la caída del barril criollo, la semana pasada, el precio internacional del crudo Brent cerró este martes en 39,78 dólares.

Durante los primeros 15 días en el cargo –asumió el miércoles 26 de agosto- Darío Martínez ya mantuvo encuentros con Sergio Afrontti, CEO de YPF y en las últimas horas con Marcos Bulgheroni, CEO de PAE, además de referentes de otras compañías y algunos gobernadores de la OFEPHI.

“Estamos dando todos los pasos necesarios para lograr los acuerdos que nos lleven al camino de la reconstrucción del país, con la energía necesaria que necesitan la producción y las familias», dijo Martínez tras ese encuentro, realizado el lunes último.

La semana se había reunido con el titular de YPF, con quien también evaluó los planes de la compañía en torno a Vaca Muerta, según trascendió en medios neuquinos.

Expectativa en la cuenca San Jorge

Por otra parte, desde las áreas energéticas de Chubut y Santa Cruz todavía no se concretaron encuentros formales, si bien hubo comunicaciones informales a partir del conocimiento personal con el nuevo secretario, que hasta antes de asumir el cargo se desempeñaba como diputado nacional por la provincia de Neuquén y presidía la comisión de Energía.

Vale recordar que el ministro chubutense Martín Cerdá expresó la expectativa de las provincias para establecer un sistema de precios de referencia interna que se active de forma automática en caso de que la cotización internacional vuelva a estabilizarse en precios por debajo de los 35 dólares, por lo que es uno de los primeros temas que aparece en la agenda de diálogo con el nuevo funcionario nacional.

Esa apreciación recobró vigencia en la jornada del martes, cuando el crudo tipo Brent volvió a perforar el piso de los 40 dólares, una marca que no se producía desde el mes de junio. El mercado sigue mostrando una alta sensibilidad ante la evolución de la pandemia del coronavirus, por lo que la baja acumulada en los últimos días ha sido vinculada por analistas internacionales al temor que se produce por una nueva caída de la demanda mundial, frente al posible rebrote de la enfermedad una vez que el hemisferio norte ingrese en la época otoñal, el próximo 21 de septiembre.

Como en el país se toma como referencia el precio de exportación, que sufre descuentos por calidad y transporte, las operaciones volverían a liquidarse más cerca de los 30 que de los 40 dólares por barril.

Incentivos para la producción de gas

Otro de los temas pendientes de definición por el nuevo secretario es el vinculado al Plan Gas 4, que fijará precios de incentivo (en torno a los 3,40 dólares por Millón de BTU, mientras que la referencia del mercado actual es de alrededor de 2 dólares) para la producción gasífera, a fin de evitar un crecimiento de las importaciones de ese fluido, tal como ya se proyecta para el año próximo.

El plan gas incluye en la discusión el tema de la compensación que había establecido el decreto 1053, por 400 millones de dólares, para las operadoras gasíferas. Dicho monto cubriría las diferencias generadas a partir de la devaluación de 2018 y el desfase, en relación a esa suba del dólar, de las tarifas domiciliarias, pero la normativa fue anulada recientemente por el Congreso de la Nación, lo que provocó fuertes cruces entre el actual oficialismo kirchnerista y la oposición macrista (que había impulsado aquella compensación a las empresas).

Según ha informado el sitio especializado Econojournal, a YPF le correspondía recibir alrededor de 7.800 millones de pesos por esa reparación, que ha quedado sin efecto tras anularse el citado decreto. Paralelamente, hoy se debate la ley de Aporte Extraordinario (que busca gravar por única vez a 13.000 contribuyentes cuyos patrimonios superan los 200 millones de pesos), mientras que un 25 por ciento de lo recaudado se destinará a la exploración y producción de gas, sobre una recaudación estimada en 300.000 millones de pesos. De ese modo, la petrolera estatal recibiría unos 75.000 millones de pesos, según el mismo informe.

Es posible que la definición del programa de incentivo al gas deba esperar el tratamiento de la mencionada norma, como también la discusión del presupuesto 2021, en el que deben asignarse las partidas específicas para garantizar precios de incentivo para el gas, con valores superiores a lo que muestra hoy el mercado.

 

Según la Secretaría de Energía de la Nación, la provincia de Chubut ya no es la primera productora de crudo del país, lugar que mantuvo desde el año 2006 y hasta hace pocos meses, cuando comenzó a ser superada por Neuquén.

Si bien el crecimiento de Vaca Muerta hacía previsible ese cambio de liderazgo, la situación actual responde a la merma de actividad vinculada con la pandemia, que impactó con mayor fuerza en esta región, mientras que en la cuenca Neuquina se dio un aumento en la producción de crudo.

Con los datos consolidados para el período enero-julio de este año, los registros del organismo nacional reflejan que Chubut tuvo una merma de producción del 4 por ciento en los primeros siete meses de este año, ya que su producción se redujo en unos 200.000 metros cúbicos, es decir más de 1,2 millón de barriles.

Neuquén, pese a la crisis, mantuvo una tendencia contraria, ya que acumula en el período de 7 meses un incremento del 15 por ciento en relación al año pasado, con una suba de 700.000 metros cúbicos, lo que representa más de 4,4 millones de barriles adicionales.

En la medición de volúmenes que pudo relevar en el organismo nacional, Chubut produjo entre enero y julio de 2020 un total de 4.913.458 metros cúbicos de petróleo, lo que representa un retroceso del 4 por ciento en relación al mismo período de 2019, cuando había superado los 5 millones de metros cúbicos.

Neuquén, por su parte, registró en el mismo período de este año un total de 5.228.969 metros cúbicos, con un aumento del 15 por ciento frente a igual lapso del año pasado, cuando apenas superó los 4,5 millones de metros  cúbicos.  

Impacto en los ingresos

De este modo, Neuquén completa el primer lugar del podio que ya mantenía en la producción de gas, lo que se ha visto potenciado en los últimos años a partir de los recursos no convencionales y los subsidios que el Estado nacional ha destinado para incentivar el aprovechamiento de ese recurso.

El crecimiento en materia petrolera también se vio reflejado en los ingresos generados por ese las regalías petroleras. Por ese concepto, Neuquén totalizó en el período unos 154,7 millones de dólares, mientras que Chubut, quedó por debajo de los 143 millones, señaló ADN SUR.

El barril de la variedad WTI subió 0,2% a 42,40 dólares mientras que el tipo Brent aumentó 1,5% para concluir en 45 dólares, según cifras consignadas por la agencia Bloomberg.

Las compañías de hidrocarburos cerraron las plantas que producen más de 1 millón de barril diarios y evacuaron al personal que trabaja en un centenar de plataformas marítimas, debido a la proximidad de las tormentas tropicales Marco y Laura.

Marco llegó a la costa el lunes, y se esperaba que Laura se convierta en un huracán a mitad de semana.

Las tormentas también podrían reducir las exportaciones estadounidenses y las ganancias del Brent superaron al WTI debido a que otros países podrían suplantar a la producción de los EE.UU.

Los precios del petróleo avanzaron gracias a que los cierres forzados por el temporal contribuirán a reducir la producción de crudo en un contexto en el que la demanda no termina de recuperarse y el mercado teme que la extensión de la pandemia del coronavirus provoque un exceso de oferta.

También influyó al alza la debilidad del dólar frente a otras monedas como el euro o el yen, que suele incentivar la inversión extranjera.

En total, los productores que operan en la zona del Golfo han cerrado el 58 % de la extracción de petróleo y un 45% la de gas natural.

La OPEP+ dejó sin cambios los recortes de producción después de aumentar un poco su producción en agosto mientras que la oferta de Estados Unidos ha caído considerablemente y aún no se ha recuperado.

En tanto, el oro abrió la última semana del mes con una baja del 0,8% y cerró a 1.932 dólares la onza troy..

El último viernes lo adelantó el Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, y desde la Cuenca Neuquina reafirmaron la postura además de advertir que las empresas aún no cumplieron una actualización salarial en el marco del segundo acuerdo sellado en 2019.

‘Loma’ Ávila indicó que en el marco de las Paritarias, la semana pasada ha ingresado al Ministerio de Trabajo la solicitud de su gremio de un aumento salarial, aunque aclaró por entonces que la prioridad es que la actividad se mantenga y así poder llegar a los objetivos propuestos.

Desde el Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, en cambio pidió que se reactive la mesa paritaria en el sector para actualizar la pauta salarial. A través de un comunicado, el gremio indicó que resta una actualización salarial, dentro de la denominada “cláusula de revisión”, acordado el año pasado en las negociaciones pero que aún no fue cumplido por parte de las empresas.

“La paritaria de 2019 está cerrada pero no se ha cumplido. Y las empresas deben abonar un incremento de 16,2% para poder igualar la inflación del período”, manifestó ese sindicato en un comunicado que firmaron Guillermo Pereyra y Marcelo Rucci, secretarios general y administrativo, respectivamente, publica hoy el diario La Mañana de Neuquén.

Los dirigentes recordaron que el alcance de la última paritaria fue del 1 de abril de 2019 hasta el 31 de marzo de este año. Para el período se acordó un aumento de 28% dividido en un tramo de 10% y dos de 9% incluyendo dos revisiones y que, sobre fines del año pasado se hizo una corrección de 4,2% y resta ejecutar la última revisión.

“A medida que el tiempo pasa la distancia entre los salarios y el IPC se amplía. Por eso debemos arbitrar las medidas para evitar que esa diferencia se acreciente. De seguir así es que en marzo de 2021 podríamos llegar con hasta un 70% de atraso en los ingresos de los trabajadores y eso no puede pasar”, señaló El Comodorense.

El Secretario General del Sindicato del Petróleo y Gas Privado del Chubut, Jorge Ávila, indicó que en el marco de las Paritarias, hoy ha ingresado al Ministerio de Trabajo la solicitud de aumento salarial, pero que la prioridad es que la actividad se mantenga y así poder llegar a los objetivos propuestos. En tal sentido, la situación más complicada es con la operadora de Bandera.

De igual manera, Jorge Ávila detalló cómo está hoy por hoy la relación con las compañías que tienen áreas concesionadas en la provincia, señalando que las realidades con cada una son diferentes: “con Pan American tenemos que sacarnos el sombrero ha sido una empresa que ha cumplido la mayoría de sus objetivos, que tiene un montón de Trabajadores todavía en su casa, pero los protocolos se están cumpliendo y se está haciendo todo lo que se debe”, aseguró.

Y agregó que “otra operadora ha puesto en práctica el protocolo con mucha seguridad en Pampa del Castillo y ojalá eso también se pueda llevar a la casa, donde hubo un principio de contacto con un Equipo que estaba trabajando allí que hoy cuesta recuperar, pero creo que se va mejorando, y eso es bueno eso porque nos ha dado la oportunidad de empezar a prevenir”.

“Hoy en día nuestro protocolo es uno de los mejores que tiene la Industria para trabajar, pero para que funcione también tiene que funcionar la gente. Lo que pasó por suerte ya quedo en el pasado y cada día vamos asentándonos más con la manera de trabajar”, analizó.

El líder sindicalista sostuvo que “con Tecpetrol tenemos un programa específico donde se cumple el 100% del trabajo a rajatabla. Esa es la única manera de darle garantías al Trabajador de que vaya y vuelva a su casa sano, porque el riesgo más grande que puede tener es el de contagiar a su familia”.

En cambio, no pudo decir lo mismo con YPF: “tenemos una muy mala relación, no encontremos salida y mañana se cumplen los 15 días de plazo para la suba de Equipos y la verdad que el movimiento es poco, pero de ese poco movimiento que hay también estamos esforzándonos para que eso dentro de poco se pueda cumplir. Ojalá podamos hacerlo y que los equipos suban. Es un tema difícil, pero si ponemos un granito de arena todos, lo podemos sacar ahora. Tienen un compromiso y si mañana no están trabajando, será un problema de ellos y no nuestro”, advirtió.

El titular del Gremio más poderoso de la región puntualizó que “hay que evaluar que YPF en Comodoro Rivadavia es donde más produce hoy en día en Argentina; por más que se quejen como lo hacen de vez en cuando, deben darse cuenta que acá en Chubut es en donde más han sacado Petróleo y más están sacando hoy, con récord de Producción con los Equipos nuestros, entonces es lógico que estas cosas se van a discutir; pero está claro que han sido desagradecidos con la Cuenta”.