Tag

Personal doméstico

Browsing

La AFIP intimó a 130 mil contribuyentes a que, por su situación patrimonial, declaren si tienen personal en sus casas particulares.

El mensaje fue enviado por domicilio fiscal electrónico por el organismo que conduce Mercedes Marcó del Pont.

Allí se indica que “de acuerdo con el análisis de tus datos patrimoniales y de consumo, detectamos que podrías ser empleador de personal de casas particulares, pero, a la fecha, no registrás el alta de ningún trabajador”.

Es decir, el organismo presume cierta capacidad patrimonial en base a los datos de las declaraciones juradas y los regímenes de información de expensas, entidades educativas, gastos en el exterior y recreación, entre otros datos, comenta INFOBAE.

El mensaje aclara que la detección de trabajadores sin declarar “está sujeta a sanciones”, aunque como la fiscalización es compleja se utiliza la figura de la presunción patrimonial.

El régimen legal de trabajadores de casas particulares incluye a empleados de limpieza, jardinería, cuidado de personas y otros trabajos domésticos.

Al trabajar en blanco, el empleado tiene derecho a vacaciones, licencia por maternidad, a una obra social, jubilación y una ART en caso de sufrir un accidente laboral, recordó la AFIP.

En tanto, el empleador puede deducir del pago del impuesto a las Ganancias tanto el importe del salario como las contribuciones a la seguridad social, a través de la pestaña de “Siradig-Trabajador” en la web de la AFIP.

El trámite se puede realizar por en el portal de Casas Particulares de la AFIP (por computadora y en la app), en el homebanking o por teléfono.

A través de la dirección web www.casasparticulares.afip.gob.ar se solicita el CUIL de la persona a registrar; su nombre y apellido; sus datos de contacto y domicilio; el tipo de trabajo que hará, además de la remuneración pactada; la fecha de ingreso y el domicilio laboral.

La AFIP destaca en el mensaje que ya logró blanquear a más de medio millón de trabajadores en este régimen, uno de los que registra mayor índice de informalidad. Los últimos números daban cuenta de unos 650 mil empleados registrados.

El tributarista Ezequiel Passarelli dijo a Infobae que la informalidad en este sector “genera un alto riesgo frente al bajo costo de la contratación”.

“Además, si el empleado domestico está regularizado uno lo puede deducir del impuesto a la ganancias. Por último, al margen de las cuestiones económicas, también hay que pensar en la persona y los beneficios que tiene al estar en el sistema”, subrayó.

Las campañas de la AFIP para aumentar el blanqueo de trabajadores de casas particulares no son nuevas: arrancaron en la gestión de Ricardo Echegaray con empleados tocando el timbre de edificios en los barrios más pudientes de la ciudad y en countries del Gran Buenos Aires.

Luego, durante el gobierno de Mauricio Macri, se enviaron notificaciones electrónicas y correos electrónicos. La última tanda importante fue el año pasado, cuando se mandaron unas 650.000 cartas a contribuyentes sobre los que sospechaba que tenían empleados no declarados.

A diferencia de este mensaje que se conoce ahora, en aquel caso se aclaraba que si la persona no tenía a nadie trabajando en su casa no debe hacer nada, ni siquiera responder el mensaje.

Este viernes 1 de noviembre entró en vigencia el segundo tramo del aumento salarial para personal doméstico​ en 2019, a cobrarse con el sueldo de diciembre. El incremento, del 10%, es igual a los aplicados en junio y agosto, completando así el 30% pactado para este año.

La suba, acordada meses atrás tras una audiencia de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares, incluye una cláusula de revisión en febrero de 2020 para ver si los salarios quedaron muy desfasados respecto de la inflación.

Por su parte, el personal doméstico cuenta con un 25% extra por zona desfavorable para el Sur que también será revisado en febrero. Este incremento se suma al 15% de marzo de este año, que fue retroactivo al año pasado, y a un 3% por la paritaria de 2018.

Así queda la escala salarial

El salario mensual para el personal que realiza tareas generales, que se encargan de las llamadas tareas comunes de las casas, quedará en 134 pesos la hora con retiro y 144 sin retiro mientras que por mes percibirán $ 16.514,55 y $ 18.364 pesos, respectivamente.

El «personal para tareas específicas» como cocineros pasará a cobrar desde un mínimo de 153 pesos por hora y $ 18.822,50 mensualmente con retiro. Sin retiro, será de 168 pesos y $ 20.952,50, respectivamente.

En el caso de los supervisores, se pagará 162 pesos la hora con retiro y 177 pesos sin él. Mensualmente las sumas son de $ 20.260 y $ 22,567,50, respectivamente.

En tanto, los encargados de la asistencia y cuidado de personas percibirán 144 pesos por hora y $ 18.364 por mes con retiro. En caso de ser cama adentro, las sumas serán de 162 pesos y $ 20.465.

Por último, para los caseros, siempre con la opción sin retiro, las sumas mínimas a percibir serán de 144 pesos por hora y $ 18.364 por mes.

Bono de fin de año

Si bien las trabajadoras de casas particulares quedaron fuera del cobro del bono de $ 5.000 acordado por el Gobierno como paliativo ante la escalada inflacionaria, sí percibirán un plus que va desde los $ 1.000 a los $ 3.000 a cobrar en dos cuotas.

El monto del plus varía de acuerdo a la carga horaria semanal: menos de 12 horas de $ 1.000 ($ 500 cada una), de 12 a 16 horas de $ 1.500 ($ 750 cada una) y más de 16 horas de $ 3.000 ($ 1.500 cada una).

El Ministerio de Producción y Trabajo confirmó las empleadas de casas particulares cobrarán un bono extraordinario no remunerativo de hasta $3000, que se pagará en dos cuotas de $1500 en octubre y diciembre. «Es para todas las trabajadoras y todos los trabajadores de casas particulares», apuntó el sindicato Unión Personal Auxiliar de Casas Particulares (Upacp).

Para definir el monto del bono se estableció una segmentación que contempla la cantidad de horas semanales de trabajo. Así, el bono de $3000 será para aquellas personas con una jornada superior a las 16 horas semanales.

El personal que cumpla una jornada semanal de entre 12 y 16 horas recibirá un pago extraordinario de $1500, que se podrá pagar en dos cuotas de $750.

Por último, el bono será de $1000 para quienes trabajen menos de 12 horas, a pagarse en dos cuotas de $500.

Según se detalla en la web del sindicato, la primera cuota deberá abonarse durante octubre y la segunda, el 1º diciembre. «El pago puede ser en efectivo o de la manera en que se suele pagar el sueldo», explicaron, e insistieron en que la única variable para determinar el monto del beneficio es la cantidad de horas trabajadas, «sin importar las tareas que se realizan, la modalidad, ni la categoría».

El bono aplica en todo el país y es no remunerativo, lo que significa que no genera pago de aportes ni obra social, jubilación o ART. Tampoco se tiene en cuenta en el cálculo del aguinaldo o en una eventual liquidación final. Por otro lado, no se trata de un adelanto que pueda descontarse en aumentos futuros.

Las empleadas de casas particulares no habían sido alcanzadas por el bono de $5000 para los trabajadores del sector privado que el Gobierno oficializó, mediante el Boletín Oficial, el 26 de septiembre, y que también excluyó a empleados públicos y trabajadores del régimen de trabajo agrario.

El sindicato del sector sostuvo que el bono anunciado ayer fue «fruto de una ardua negociación con la parte empleadora», que adujo que no todos ellos son trabajadores dependientes por lo que «alrededor de un tercio» no fue beneficiado con el bono de $5000 que impulsó el Gobierno. Según detallaron, esa situación fue contemplada y por eso se acordó un monto «proporcional».

El Ministerio de Producción y Trabajo, por su parte, señaló en un comunicado oficial que la medida se definió en el marco de una audiencia de la Comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares.

Cabe recordar que la última recomposición salarial del sector fue del 30%, que se viene aplicando en tres tramos del 10% en junio, agosto y noviembre. Hoy, el sueldo básico del «personal para tareas generales» es $15.244,50 con retiro y $16.951,50 sin retiro, pero a partir del próximo mes deberá actualizarse con el último tramo de aumento.

Las claves del bono

Los trabajadores que realicen una jornada mayor a las 16 horas semanales, recibirán un bono de $3000, a pagarse en dos cuotas de $1500.
Los trabajadores que cumplan una jornada semanal de menos de 16 horas y más de 12 horas semanales, recibirán un bono de $1500, a pagarse en dos cuotas de $750.
Los trabajadores que cumplan una jornada semanal inferior a las 12 horas semanales, recibirán un bono de $1000, a pagarse en dos cuotas de $500.

Desde el mes de junio rigen nuevas escalas salariales para el personal doméstico, que acordaron un incremento de 30% aplicable en tres cuotas iguales de 10%.
La primera suba había llevado el valor de la hora para una empleada a partir de junio que hace tareas típicas del hogar, como limpieza, planchado, elaboración de comida, entre otras, a $113,5 cuando se retire del domicilio y a $122 cuando permanezca.
En tanto que en salario mensual pasó de $13.794 y $15.539, respectivamente.A partir de agosto, el valor de la hora del personal doméstico pasará a $124 y en noviembre a $134 para quienes realicen tareas generales con retiro del hogar. El salario mensual será de $ 15.244,50 y $16.515, respectivamente.
La próxima cuota de 10% se aplicará en noviembre. Estos incremento se suma al 15% de marzo de este año, que fue retroactivo al año pasado, y un 3% por la paritaria de 2018, así lo informó Ambito.com.
Desde el sindicato Unión Personal Auxiliar de Casas Particulares (UPACP), además, destacaron que habrá una cláusula de revisión en febrero del año próximo. Además, solicitaron un adicional remunerativo por antigüedad que está sujeto a un dictamen técnico de la Asesoría Legal de la Nación, que deberá confirmarse antes del 15 de julio de este año.