Tag

peronismo

Browsing

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, descartó hoy que el gobierno de Alberto Fernández vaya a impulsar una reforma previsional y negó que esté evaluando un desdoblamiento cambiario. Además, anticipó que buscarán aprobar la ley de emergencia económica en sesiones extraordinarias del Congreso.

En una entrevista que concedió a Radio La Red, el funcionario aseguró que hoy no anunciarán medidas económicas, aunque confirmó que el ministro de Economía, Martín Guzmán, presentará los «lineamientos generales» de su programa durante una conferencia de prensa, prevista para esta tarde.

«No estamos pensando en desdoblamiento cambiario. Sí, en ver cómo empezamos a atacar este súper cepo que nos dejaron y cómo lo hacemos convivir con el poco nivel de reservas que tenemos», dijo. «No habrá distintas cotizaciones. Queremos avanzar en tratar de recuperar nuestras reservas y que esto nos permita tener un plan macroeconómico sostenible», agregó.

Cafiero ratificó que el Ejecutivo elevará al Congreso un pedido de sesiones extraordinarias para tratar las leyes de emergencia económica y sanitaria. Evitó dar pistas sobre la posibilidad de nuevos impuestos.

La presentación del ministro de Economía estaría vinculada al plan integral que posibilite al país alcanzar la sustentabilidad macroeconómica. En ese sentido, se espera que Guzmán se refiera a los aumentos de emergencia a los ingresos mínimos, ofrezca pistas sobre los flujos de ingresos y gastos futuros y presente a su nuevo equipo de trabajo.

El objetivo es unificar el bloque del Frente para la Victoria, de extracción kirchnerista, y Justicialista, que encabeza el cordobés Carlos Caserio, referenciado en los gobernadores.

El peronismo en el Senado, que será oficialismo desde diciembre, busca la unidad de los bloques del Frente para la Victoria, de extracción kirchnerista, y Justicialista, que encabeza el cordobés Carlos Caserio, referenciado en los gobernadores de ese signo político.

Según indicaron fuentes de ese sector, la definición podría estar antes de la Sesión Especial que organizará la Cámara alta el miércoles 27 de noviembre para la jura de los nuevos legisladores.

Ese día, la presidenta saliente del Senado, Gabriela Michetti, encabezará la ceremonia en la que se investirá en sus nuevos cargos a los 24 senadores electos en octubre, además de tres reemplazantes de legisladores que desde diciembre ocuparán otros cargos.

A partir del 10 de diciembre, cuando se renueve la Cámara, albertistas y kirchneristas sumarían 39 senadores, dos más que el número necesario para el quórum.

Sin embargo, aún no se decidió si funcionarán como un interbloque (FPV y Bloque Justicialista), como un solo bloque o como dos bancadas separadas.

La diferencia está en el número del que dispongan para conformar las comisiones legislativas y poner a sus autoridades, así como la capacidad de sesionar con quórum propio.

Además, si el oficialismo se uniera en un interbloque o en un bloque, debería discutir quién será su presidente, informó Télam.

Así lo planteó el diputado nacional e intendente electo de La Matanza, Fernando Espinoza.

No resulta ninguna novedad decir que las tres banderas del movimiento peronista son, desde su origen, «justicia social, independencia económica y soberanía política». Sin embargo, la sorpresa viene por el lado de la propuesta del intendente electo de La Matanza, Fernando Espinoza, de incorporar «una cuarta bandera: la Unidad de quienes integramos el Frente de Todos y de quienes quieran sumarse”.

Tras recordar que las tres banderas fueron llevadas adelante por Perón y Evita, y por Néstor y Cristina Kichner como «sus mejores alumnos presidentes», Espinoza consideró que «hoy tenemos que sumar a quienes, aunque no lo prediquen de la misma manera, ven la realidad de nuestro querido país de la misma forma”.

Para el actual diputado nacional, “ha quedado demostrado que si los que tenemos al otro como concepto de Patria no estamos unidos, puede pasar lo que ha pasado, lo que está pasando: un gobierno insensible que por decisión ideológica, impericia y falta de contacto con la realidad genera una situación tan difícil para todos como la que venimos atravesando desde hace cuatro años y que, desde el 10 de diciembre, con mucho esfuerzo pero con total certeza, empezaremos a dejar atrás”.

Espinoza argumentó que “el peronismo ha sido siempre frentista. Por definición de integración, por convencimiento, por vocación democrática», y, por eso, «no podemos dejar abierta la posibilidad de que se vuelvan a vulnerar tantos derechos por no estar unidos».

Uno de los argumentos que esgrimió Espinoza fueel costo que sufrió el peronismo por los periodos en que se dividió. “El precio de las disidencias que terminaron en nuestra separación fueron las puertas abiertas para la bicicleta financiera como única actividad rentable, junto a unas pocas empresas de amigos del gobierno, y la recesión, la pobreza, la indigencia, el hambre y la pérdida de las esperanzas. Esto ha sido así. Y no tenemos derecho a repetirlo”, sentenció.

Al finalizar, el intendente electo de La Matanza hizo un llamado a quienes integran el espacio del PJ que a partir del 10 de diciembre gobernará el país. “Digamos con orgullo, que desde ahora el movimiento nacional peronista y el Frente de Todos hacen flamear las banderas que son el estandarte de una Argentina con futuro para todas y todos: Justicia Social, Independencia Económica, Soberanía Política y Unidad», informó Clarín.

En el día de la fecha diferentes actores del peronismo de la Provincia de Chubut se reunieron en la sede del Consejo Nacional del Partido Justicialista (PJ).

Allí mantuvieron una reunión de trabajo con el presidente de nuestro Partido, José Luis Gioja; los apoderados Patricia García Blanco y Jorge Landau; y con Ginés González García, miembro de la Comisión de Acción Política.

Entre los puntos más sobresalientes acordaron una nueva conformación del Frente de Todos de Chubut. En este sentido, y a partir del pedido del Consejo Nacional, decidieron prorrogar las elecciones internas convocadas para elegir autoridades partidarias en la Provincia por 90 días y la confección de un nuevo padrón que implicará la reafiliación de todos los compañeros y compañeras chubutenses sin limitaciones.

Además, las partes se comprometen a integrar una lista única partidaria y a unificar todos los bloques de legisladores municipales y provinciales.

El presidente del PJ exhortó a trabajar por la unidad y dar cumplimiento a este acuerdo.

El Presidente electo fue hasta la Conferencia Episcopal. Charla sobre protestas, planes y el futuro del programa contra el hambre.

El presidente electo, Alberto Ángel Fernández, visitó por segunda vez -desde que es candidato- la sede del Episcopado Argentino. En esta oportunidad, ya como Presidente electo, se llegó hasta la sede de la Conferencia Episcopal Argentina, en Suipacha al 100, para avanzar con su idea de pacto social y de un plan contra el hambre.

Por eso, Fernández fue con la compañía de su eventual ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; su futuro ministro Gustavo Béliz y su voceroJuan Pablo Biondi, para sentarse, escuchar y hablar con los representantes de la Iglesia argentina y también de las organizaciones sociales, nucleadas bajo el mentado mote de «Tridente de San Cayetano».

Allí estaban, además del anfitrión monseñor Jorge Lugones (presidente de la Comisión de Pastoral Social y obispo de Lomas de Zamora), Juan Grabois, Emilio Pérsico, Juan Carlos Alderete, Daniel Menéndez y Ernesto «Gringo» Castro, referentes sociales que han protagonizado los reclamos callejeros durante la gestión de Mauricio Macri pero que mantuvieron puentes abiertos con la actual ministra Carolina Stanley.

El presidente electo se sumó así a una habitual cita de la Iglesia argentina con las organizaciones sociales, donde se abordan las problemáticas sociales, y pudo hablar con ellos para mostrarles disposición pero también para encuadrar sus reclamos. Escuchó cosas y replicópero todo en el marco de una reunión a la que todas las partes calificaron de «muy buena».

Fernández los miró a los dirigentes sociales ya nombrados: «Ustedes son parte del gobierno y del proyecto. Vine acá para escucharlos», comenzó.

Luego, hablaron los distintos dirigentes pero cuando hizo uso de la palabra Juan Grabois, la cita tuvo un color más interesante. Allí, el titular del «Movimiento de Trabajadores Excluídos» detalló que apoyarán firmemente al gobierno del Frente de todos «pero sin renunciar a nuestro rol de interpelar. Y al de protestar cuando haya cosas que están mal o que no se hacen con la celeridad necesaria».

Alberto F. retomó allí la palabra y aseveró: «Creo que el peronismo y la política no es un regimiento. Yo no soy un general y ustedes no son soldaditos: todo el mundo tiene que decir las cosas en voz alta». Pero aclaró: «Siendo prudentes y no ser funcionales a intereses de afuera».

Allí, apareció el hecho concreto de la frase de que «hay mecha corta en la Argentina» que dijo Grabois, en referencia a la paciencia que la gente tiene para esperar soluciones. «Puse el ejemplo de la frase de la mecha corta para tener cuidado y que no se use para enfrentarnos porque valoro mucho lo que ustedes hacen», precisó quien será mandatario nacional desde el 10 de diciembre,

Grabois tomó bien el señalamiento de Alberto, confirmando que tanto él como Emilio Pérsico son dirigentes que mantienen contacto habitual con Fernández. Luego, las organizaciones plantearon que no reclamarán más planes sociales sino que quieren más trabajo.

Allí, apareció un tema que Clarín había anticipado que era la idea de sumar a Desarrollo Social a las organizaciones, bajo ejes de trabajo como las «obras de pico y pala, agricultura familiar y construcción de viviendas populares».

Allí, también hizo observaciones Grabois al decir que «nosotros vamos tratar de aportar los mejores cuadros para el Estado pero que no vamos a descabezar a las organizaciones. No vamos a burocratizarlas sino mantener una coordinación o una co gestión», dijo para preservar la autonomía de la administración nacional.

Fernández recibió de regalo de la Iglesia un rosario y una Biblia antigua, la que se fue agradeciendo mientras charlaba y conocía a Dina Sánchez -del Frente Darío Santillán y a la cartonera Jackie Flores (del Movimiento Trabajadores Excluidos), referentes femeninas de las organizaciones.

A la salida, uno de los más duros «piqueteros» reconoció ante Clarín que «la reunión estuvo bastante mejor de lo que esperaba», se sinceró. En ese encuentro, también le comunicaron a Fernández que las «orgas» lanzarán un sindicato único el próximo 7 de diciembre (La UTEP, Unión de Trabajadores de la Economía Popular) y que pretenden que Fernández y su gente en el futuro Ministerio de Trabajo los orienten con una unión con la CGT «para construir la unidad por la Justicia social», frase que dijo Grabois en el encuentro.

Fernández dio así un paso más para su idea de pacto social, que tuvo un hito el último viernes cuando visitó -por primera vez- la sede de Azopardo de la CGT y donde logró confluir a los cegetistas, con Héctor Daera la cabeza y a los gremios que responden al camionero Hugo Antonio Moyano, informó Clarín.

Gobernadores, sindicalistas y diputados del peronismo repudiaron este domingo lo que consideraron el «golpe de Estado» que motivó la renuncia del presidente de Bolivia, Evo Morales, y convocaron a «defender la democracia» en América Latina.

Desde las redes sociales, distintos referentes justicialistas se expresaron sobre la decisión de Morales de renunciar a su cargo ante la crisis originada por las protestas de la oposición a raíz del resultado y la realización de las elecciones generales del 20 de octubre último.

«Nuestro total repudio al golpe de Estado contra el presidente legítimo de Bolivia. Vamos a defender la democracia en cada rincón de nuestra América», expresó desde Twitter el jefe de la CTA y diputado Hugo Yasky. 

Por su parte, el diputado Carlos Castagneto advirtió que «se consuma el golpe de Estado de las Fuerzas Armadas en Bolivia. Contra su presidente, contra su pueblo, contra los trabajadores y los campesinos. Los gobiernos de derecha en su silencio se hacen cómplices de este golpe a la democracia».

A su turno, el legislador y radical kirchnerista Leopoldo Moreau planteó que en Bolivia «estaban decididos a un golpe de Estado o asesinar a Evo (¿se acuerdan del «accidente» del helicóptero de hace unos días?). La razón: apropiarse de las reservas gasíferas y de litio. También cortar la inclusión social. Ahora más que nunca fortalecer la democracia en Argentina», proclamó.

En tanto, el referente de La Cámpora Andrés «Cuervo» Larroque expresó su «más absoluto repudio al golpe en Bolivia; todo nuestro apoyo y solidaridad con Evo y el pueblo boliviano. Es el deber de todos defender la democracia y la justicia social en la región. La lucha continúa», anunció.

Por su parte, el gobernador de Chaco, Domingo Peppo, publicó en Twitter: «Repudiamos el golpe de Estado en Bolivia que provocó la renuncia del presidente democrático y constitucional. Mi solidaridad con él y todo su pueblo».

«Evo Morales llamó a nuevas elecciones. La oposición lo rechazó y las Fuerzas Armadas exigieron su renuncia. Repudio total al golpe de estado cívico militar y todo el apoyo a Evo y a la democracia en Bolivia», publicó, a su vez, Fernando «Chino» Navarro, uno de los jefes del Movimiento Evita.

El Directorio de la aerolínea low cost Flybondi le exigió este mediodía la renuncia al empresario británico Julian Cook, fundador de la línea aérea, tras habar afirmado que el peronismo era un «cáncer que destruye el país poco a poco desde hace décadas».

Cook había anunciado que dejará la Argentina porque se siente «triste» por el resultado de las elecciones presidenciales y no puede creer que «Cristina Kirchner volvió».

Más duro, consideró que «un día (la Argentina) va a salir del peronismo, un cáncer que destruye el país poco a poco desde hace décadas».

«Hoy no sé cómo va a seguir Flybondi con este gobierno K. Ya dejé mi posición de CEO y vuelvo a Londres en diciembre. Me quedo en el directorio, así que voy a seguir los próximos pasos de Flybondi y del país, pero de un poco más lejos», señaló el ejecutivo.

 

El secretario General del Sindicato Empleado de Comercio y actual miembro parlamentario del Mercosur Alfredo Beliz, cargó contra las desafiliaciones planteando que, hay dos peronismos en Chubut: uno que viene de fracaso en fracaso y el otro que conduce el nuevo presidente de la Argentina.

El dirigente sostuvo que “La confusión del Peronismo chubutense es el producto de las constantes derrotas electorales y la falta total de apertura a todas las agrupaciones que sienten y viven la militancia del peronismo”.

«¿Qué peronismo tenemos que seguir, el del nuevo presidente o del continuo fracaso electoral en la provincia?»

“Es increíble que, desde el orden nacional, estén conformes con el trabajo político realizado por nuestro espacio y privilegiando la unidad en las últimas elecciones donde la fórmula Fernández – Fernández se llevó el 53% de votos y candidatos a diputados nacionales, superaron las expectativas de la medida nacional (48%); registrando la histórica cifra de 160.000 votos para el frente TODOS” .“Frente a este resultado, acá en Chubut nos encontramos con un congreso de unos pocos dirigentes y la expulsión de más de un centenar de compañeros”.

El reconocimiento y saludos de importantes dirigentes a nuestro trabajo en la provincia, como el del Diputado Nacional Santiago Igon, del futuro Ministro del Interior Eduardo de Pedro, del Presidente del Justicialismo Nacional José Luis Gioja, entre otros referentes del peronismo nacional, marcan una clara diferencia de una mesa chica del PJ provincial que prefieren excluir a 140 dirigentes y la respuesta es que nada cambia y sigan las derrotas para vivir de las minorías. Esa ceguera no deja ver a las agrupaciones el pensamiento nacional de unidad para construir un peronismo fuerte, abierto y participativo.

“El presidente electo de todos los argentinos llamo antes y después del triunfo a la UNIDAD, y nos encontramos con un PJ Chubut que está haciendo precisamente todo lo contrario para que nada cambie y seguir viviendo de las minorías y las derrotas”.

Respecto a las desafiliaciones Beliz remarcó que “solo siembran rencor, odio y muestra dos peronismos diferentes en la provincia, sin dejar margen de poder explicar que el renunciamiento a la candidatura a diputado nacional consensuado con el presidente electo de todos los argentinos, Alberto Fernández, era una necesidad para trabajar y poner a millones de argentinos que no llegan a fin de mes otra vez de pie”.

También así vemos como desde el orden nacional, la CGT trabaja para reforzar los lazos del movimiento obrero en su conjunto, que interpretan y saben de unidad en momentos difíciles.

“Nos encontramos desafiliados muchos dirigentes sindicales no solo de comercio, sino que también referentes de Petroleros, UOCRA, Viales, Bancarios y luz y fuerza; intendentes, diputados y dirigentes de agrupaciones con años de trayectoria que hicieron su esfuerzo para un peronismo victorioso”.

“Están con estas expulsiones promoviendo otro justicialismo, que nada tiene que ver con el que va de la mano de Alberto y Cristina, quienes son ellos los que nuevamente conducirán los destinos del país con la premisa de unidad con TODOS”.

Entonces, yo me pregunto, “¿qué peronismo está por el camino correcto?; ¿cuál es el órgano rector y carta orgánica que tenemos que cumplir? ¿El que gana y quiere la gente o el de unos pocos que insiste con recetas que llevan a derrotas consecutivas?.

Así mismo el dirigente sindical Alfredo Beliz expresó que una vez notificado oficialmente de la expulsión, “trasladare mi reclamo al consejo nacional del partido justicialista y a la CGT nacional, por todos los dirigentes sindicales expulsados”.

Nadie reforma una carta orgánica para expulsar sin previo descargo, “nadie puede creerse dueño del peronismo, vamos a defender nuestra afiliación y la de todos los 141 dirigentes hasta las últimas consecuencias, nadie vota para retroceder”, publicó Diario ADNSUR.

Ricardo Mutio, Presidente del Partido Justicialista del Chubut, indicó sentirse feliz al ver la asistencia al Plenario de Consejeros Provinciales del PJ realizado en las instalaciones del partido en Comodoro Rivadavia.

«Cuando uno ve que después de tantos años de lucha, ve que las cosas se están encausando, es una enorme satisfacción», expresó Mutio al aplaudir a sus compañeros de provincia, los consejeros, militantes, la juventud y las mujeres.

El plenario, según el análisis realizado tras el pasado 27 de octubre, ha demostrado que el peronismo es la fuerza más importante del Chubut, al recuperar la municipalidad del Lago Puelo, la localidad de El Hoyo, la localidad de Sarmiento, entre otras.

Enfatizó, además, el aporte a la fórmula presidencial de Cristina y Alberto los dos diputados que van a sostener los principios del peronismo y la defensa de la Patagonia.

El Plenario, según Mutio ha sido una jornada cargada de emociones y avances, especialmente en el tema de las elecciones internas.

Respeto por la democracia

Al Partido Justicialista lo caracteriza el respeto por la democracia, explicó Mutio al referirse a la fijación del cronograma para las elecciones internas, donde se espera dar un impulso a la conducción del PJ.

Sin embargo, enfatizó que mientras no se realicen las elecciones la directiva del partido seguirá trabajando en el lugar donde el PJ lo requiera.

La militancia nunca termina

«El peronista tiene que demostrar, no solamente con las palabras sino con los hechos que realmente es un sentimiento, que somos soldados de la patria, soldados de Perón y de Alberto y Cristina», afirmó Mutio, tras su gestión.

Puertas abiertas

Hemos demostrado a través de un documento el día de hoy que tenemos abiertas las puertas para todos.

A pesar de los hechos resueltos el día de hoy, en cuanto a la desafiliación de los 141 militantes, se demostró que no es una resolución personal, sino avalada por la Carta Orgánica del partido.

Eso no significa que las puertas para los desafiados están cerradas, aclaró Mutio, afirmando que «si nuevamente entendieran que el camino correcto es a través del PJ, será bienvenido el pedido de afiliación nuevamente.

A pesar de afirmar que la reconstrucción del Partido Justicialista será difícil, deja un mensaje de esperanza y alegría, al afirmar que desde las filas del partido se trabajará arduamente para su recuperación.

Escucha el audio-video completo de Cholila Online Streaming

Impulsan proyectos de reformas impositivas, una ley de petróleo y la creación de un Consejo Económico y Social. Sergio Massa prevé reunirse con Emilio Monzó la semana que viene.

El peronismo ya trabaja en una serie de proyectos para empujar en los primeros 120 días del gobierno de Alberto Fernández. La carpeta está en manos de Sergio Massa, quien se encamina a presidir la Cámara de Diputados y que acordó reunirse con el actual jefe de la Cámara, Emilio Monzó,para encarar la transición.

El encuentro -que se llevará adelante “entre lunes y martes”- tiene como objetivo formal hacer un inventario de los temas pendientes en la Cámara: los proyectos que tienen estado parlamentario y los que están en discusión en comisiones.

Entre ellos, sigue abierta la incógnita sobre qué pasará con la reactivación de la bicameral de la Defensoría del Pueblo -una movida motorizada para postular a Monzó a ese cargo- que se cayó el miércoles pasado por falta de respaldo de los bloques del PRO y el kirchnerismo, que no acudieron. “Todavía se está conversando”, aseguran cerca de Monzó.

Mientras tanto, Massa prepara un conjunto de medidas para avanzar en los primeros meses de Gobierno y darle fuerza y «viabilidad política» a la nueva gestión.

Prácticamente todas las iniciativas son económicas y están ligadas a los dos ejes en los que Fernández hizo hincapié durante la campaña: «poner en marcha la economía» y «generar dólares genuinos».

En ese sentido, los equipos técnicos trabajan -en conjunto con los gobernadores de Chubut y Río Negro- en una ley para promover nuevas inversiones en yacimientos de hidrocarburos convencionales  y no convencionales; una reforma tributaria para bajar la presión impositiva que beneficie, principalmente a las PyMEs; y la creación de un consejo económico y social que nuclee a distintos sectores y construya acuerdos en temas claves, como precios y tarifas.

También prevén volver a empujar la Ley de Góndolas, sobre la que ya hay un consenso tácito entre los distintos bloques del oficialismo y la oposición, que presentaron distintos proyectos sobre el tema.

A su vez, el presupuesto 2020 es prioritario. Según pudo saber Clarín, la intención en un principio es «corregir» el texto que ya envió el gobierno de Mauricio Macri «para no empezar de cero» y tratarlo con la nueva composición de la Cámara antes del 30 de diciembre. 

El proyecto de reperfilamiento de deuda enviado por el oficialismo también es un pendiente. Sin embargo, Alberto Fernández suele repetir que ese tema se debe tratar como lo hizo con Néstor Kirchneren 2003: primero negociar la reestructuración con los acreedores y luego enviar el proyecto ya cerrado al Congreso.

Además, hay otros temas menores en borrador que prefieren mantener en reserva para que el futuro presidente pueda usar y anunciar en su discurso de jura.

Fuera del eje económico, cerca de Massa promueven la creación delConsejo de Seguridad, en reemplazo del Ministerio, para transformar el tema en una «política de Estado». La idea es que ese Consejo nuclee a las diferentes fuerzas y tenga «un ministro coordinador» elegido por el Ejecutivo pero con aprobación parlamentaria.

«Seguramente haya extraordinarias. Pero eso no se puede confirmar hasta que no esté listo y consensuado con Alberto el paquete de temas a tratar», aseguranen el massismo. Cerca de Alberto Fernández concuerdan en que los primeros meses de Gobierno son clave.

Mientras tanto, en el Senado la transición ya empezó. Después del llamado de la vice presidenta Gabriela Michetti a Cristina Kirchner, el jueves hubo una primera reunión de equipos.

Si bien la ex mandataria no fue envió como delegados al jefe de su bloque de Unidad Ciudadana, Marcelo Fuentes, y la secretaria de la bancada, Virginia García.

Los cuatro estuvieron reunidos una hora y media y  quedaron en volver a juntarse la semana que viene y sumar a secretarios parlamentarios, informó Clarín.