Tag

pérdidas millonarias

Browsing

Instalaciones cerradas, puestos de trabajo temporales sin ingresos, rendimientos publicitarios en vía muerta, negocios colaterales en peligro… La crisis del Coronavirus atenta directamente contra la industria del deporte, inmerso en una situación sin precedentes pues los anteriores colapsos de las competiciones se produjeron en las dos grandes guerras mundiales, cuando la actividad aún se movía en el amateurismo y el sector no generaba tanta riqueza.

Hoy el deporte no se puede contemplar sin su relieve económico. «Para hacerse una idea de lo rápido que avanza esto. En la temporada 1978/79, el Barça tenía un presupuesto de seis millones de euros, que es lo que, según Bartomeu, dejaba de ingresar el club por el partido a puerta cerrada contra el Nápoles», expone el economista barcelonés José María Gay de Liébana.

La actividad económica deportiva roza los 600.000 millones anuales, con un gran peso en Norteamérica, en torno al 30%. Su interrupción sine die llena de incertidumbre el sector y como aporta el profesor Gay de Liébana afectará especialmente a los clubes más pequeños. «Sólo el taquillaje en LaLiga, por ejemplo, supone quizás un 20 por ciento de su presupuesto».

Sin un patrón homogéneo, el deporte ha cobrado un enorme poder en el mundo occidental hasta la última década. Ahora, el deterioro del mercado europeo, que sigue teniendo la mayoría aún los grandes eventos, ha dado mayor protagonismo a los gigantes asiáticos y los países del golfo. Ya no es una anécdota en la economía mundial.

Más de 200.00 personas empleadas

En España, 214.000 personas están empleadas en trabajos relacionada con el deporte, lo que supone un 1,1 por ciento de la población activa. Esos números son igual de rotundos en términos empresariales, pues 34.529 negocios tienen como actividad principal el deporte, desde gestión de instalaciones, actividades de clubes, gimnasios, fabricantes, entrenadores o árbitros. LaLiga valoró ayer en 678,4 millones el impacto de terminar la temporada en estos momentos en Primera y Segunda división, valorando en 549 millones lo que se perdería en la Liga Santander y la SmartBank por el impacto de televisión.

A los inconvenientes provocados por la interrupción casi por completo de todas las competiciones, hay especificidades de nuestro país que agravan la situación. El deporte es uno de los motores del turismo: un 4,1 por ciento del total de los viajes de 2018 por ocio o vacaciones fueron principalmente iniciados por motivos deportivos y un 2% de los turistas extranjeros vinieron a España con esa excusa, desde jugar al golf a correr un maratón -ahora suspendidos-, pasando por el hecho de que los museos del Barcelona y el Real Madrid están en el podio de los más visitados de sus ciudades. Sin un baremo definitivo, las pérdidas del sector directas por el Coronavirus se dispararían por encima de los 1.000 millones de euros, según los primeros cálculos.

«Aunque puede ser bastante más», apunta Gay de Liébana refiriéndose sólo a las competiciones. A eso se podría añadir, la sensible reducción en el gasto asociado a los viajes, que pueden verse enormemente dañados si no hay un horizonte claro pronto. Entre lo nacional y lo internacional, aquellos números superaron los 2.400 millones de euros en 2018.

Sin evaluar euros y juegos

El agujero del coronavirus en el planeta deporte puede ser soberbio si la pandemia se mantiene más allá de tres meses y afecta a las grandes competiciones. La coincidencia con un año bisiestos, donde se suceden la Eurocopa de fútbol y los Juegos Olímpicos de verano agrava la circunstancia. La competición futbolística tiene presupuestado 2.500 millones de euros, de los que gran parte del retorno son a través de la venta de entradas y los patrocinios, mientras que Tokio 2020, que goza de un esponsorización récord en la historia de unos 3.000 millones de dólares, había rematado su último presupuesto en 12.600 millones. Queda saber cuánto se podrá recuperar.

Los bares, víctimas del apagón deportivo

«Podemos llegar a perder hasta 12.000 euros por partido», reconoce Alfredo Rodríguez, propietario de El Brillante, poseedor de uno de los food track que aparcan cada partido en el Wanda. Bares y otro tipo de establecimientos cercanos a los estadios serán unos de los damnificados de la crisis del Coronavirus, pues ya hasta fijaban sus horarios los días de partido en función del calendario deportivo como el caso de La Flor de Valdepeñas, próximo al Bernabéu. Y, en caso de estar dentro de la llamada ZonaRoja, el riesgo del cierre.

Muchos árbitros, entre ellos de tenis, sin ingresos

Javier Moreno es el árbitro de tenis español que más años lleva en el circuito. Desde 1990 presta sus servicios indistintamente a los tres grandes organismos de la raqueta, dígase Federación Internacional, ATP y WTA. «Ahora mismo soy autónomo y he perdido los torneos de Miami y de Barcelona. Tengo que ir a Madrid y a París pero no sé qué va a pasar», comenta. Después de dejar la silla en 2005, Moreno ejerce a veces de supervisor y otras de evaluador de jóvenes jueces.

Una tarta de 400 millones en patrocinios en el aire

El patrocinio deportivo en España supuso en 2019 400 millones de euros. La situación en la que quedan ahora los patrocinadores sin retorno es bien distinta en función del deporte. «En el caso de deportes minoritarios, no afecta, pues la marca apoya más por una cuestión de valores que de retorno. Seguramente sí influya más en el caso de los eventos porque hay mucho patrocinio asociado a unas fechas concretas y que ahora el calendario lo altera», apunta Alfonso Palau, director de la agencia Strock Consulting.

Suman al menos 1.400 millones de dólares lo perdido en saqueos y destrucción de negocios. También influye la cancelación por parte de turistas internacionales, la suspensión de dos grandes cumbres internacionales y la inactividad comercial.

El subterráneo demorará un año en recuperarse y los supermercados perdieron un cuarto de sus salas de venta. El turismo sufre por la suspensión de las cumbres.

Es viernes en el Paseo Huérfanos, pleno centro de Santiago. Una joven de unos 20 años le cuenta por teléfono a su mamá que ha perdido el trabajo. El negocio donde laburaba no ha podido vender hace dos semanas. El estallido social tiene a Chile operando a media capacidad, el comercio lo resiente y las pérdidas en infraestructura pública son millonarias. La billetera comienza a dolerle al Estado y a los privados.

El transporte se ha visto fuertemente resentido. A pesar de recuperar más de la mitad de sus estaciones y mantenerlas en funcionamiento en horario acotado (de 7 am a 8 pm), el subterráneo chileno reporta pérdidas en inmuebles y trenes por $376 millones de dólares. 18 estaciones fueron parcialmente incendiadas, siete totalmente destruidas y 93 vandalizadas. A ello se suman siete trenes quemados y 10 parcialmente destruidos. Se demorarán un año en volver a la normalidad, según información entregada por Metro S.A.

Los microbuses del sistema RED, que opera en la capital de Chile, también han sido objeto de actos de violencia y desmanes en sus paradas. Desde la Dirección de Transporte Público Metropolitano (DTPM), señalan que los daños ascienden a seis millones de dólares, con 25 buses quemados, 2767 con daños y 12 terminales atacados por manifestantes.

Distintos municipios de Santiago (no existe alcalde para toda la ciudad, sino por barrios) han sufrido la pérdida de parte del mobiliario público, como semáforos, señaléticas y equipamiento. “Los daños inmediatos ascienden a los 20 millones de dólares. Yo espero que parte de esos recursos comencemos a transferirlos a partir de noviembre. Hay todavía una holgura presupuestaria para seguir ayudando aún”, señala el Intendente de la Región Metropolitana, Felipe Guevara.

Si la destrucción en infraestructura pública ya es millonaria, los rubros y gremios del país también reportan pérdidas de gran envergadura. Los supermercados, agrupados en una asociación nacional, se vieron afectados –según datos preliminares- en 372 salas de venta de las casi 1.400 que existen. 379 fueron saqueados, 37 incendiados y 35 con daños.

“Son cifras preliminares porque también existen supermercados que no son parte de nuestra asociación. No ha habido problemas de abastecimiento, sino que el único factor imperante para operar los locales es la seguridad de los trabajadores y clientes”, declaró Catalina señaléticas, presidenta de la Asociación de Supermercados a Clarín. Según la consultora Colliers, la pérdida total fluctuará entre 450 y 500 millones de dólares.

El anuncio de cancelación de las cumbres de APEC y COP25 significó que otro rubro se viese fuertemente afectado. La industria del turismo chileno, agrupada en FEDETUR, estima que el perjuicio de la cancelación de estos dos eventos, sólo como impacto directo por pérdida de ingreso de divisas al país, es de aproximadamente US$40 millones.

Esto, sin contar que un 80% de los hoteleros del país declara haber recibido alguna cancelación. Helen Kouyoumdjian, presidenta de la Federación, hace un llamado a que los turistas viajen al Chile: “la actividad turística se está desarrollando con normalidad. Los destinos turísticos emblemáticos están funcionando. El aeropuerto de Santiago, que es nuestra puerta de entrada, también funciona. El llamado es hacer un turismo responsable e informado”, afirma.

Desde la Cámara de Comercio de Santiago cifran en 500 millones de dólares lo que el comercio ha dejado de vender sólo por cierre de tiendas u horarios restringidos de atención. Agregan que, de los 25.000 locales comerciales saqueados o destruidos en el país, 10.000 son pequeñas o medianas empresas.

Este viernes, tras reunirse con el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el presidente de la Corporación Nacional de Pequeñas y Medianas Empresas (CONAPYME), German Dastres, señaló que la situación es “catastrófica” y la crisis social llevará a las Pymes al “despeñadero”.

“Ojalá lo antes posible se normalice la economía del país porque el sector más perjudicado en este momento son los trabajadores, conjuntamente con las pequeñas empresas. Hay algunas que no han sido afectadas por saqueos, pero han sido afectadas igual porque hace dos semanas no tienen ventas” sostuvo el dirigente gremial tras salir de la reunión.

El denominado “octubre chileno” significará un fuerte golpe a la economía. En efecto, las consultoras de mercado se han atrevido a señalar que el país podría enfrentar un decrecimiento de hasta un 0,5% de su economía durante el mes de octubre, informó Clarín.

Quedaron por debajo de los 48 mil millones. Alberto Fernández estima que en caso de asumir la presidencia se encontraría con apenas «entre diez mil y once mil millones de disponibilidad». Esta semana cerró con una merma de 333 millones.

Tras las elecciones primarias del 11 de agosto en las que triunfó el candidato a presidente por el Frente de Todos Alberto Fernández, el Banco Central perdió reservas por unos US$ 18.500 millones, incluidos unos US$ 11.400 millones que se fueron de los depósitos de las entidades financieras.

Las reservas internacionales del Banco Central continúan en caída libre y acumularon en la semana una merma de US$ 333 millones tras finalizar en U$S47.844 millones.

En lo que va del mes, la baja acumulada llegó a los US$ 859 millones, según datos oficiales de la autoridad monetaria.

Esta semana regresaron a un nivel que no era percibido desde octubre del año anterior.

El presidente del Banco Central, Guido Sandleris reconoció este viernes la «fuerte caída» de las reservas tras las PASO, mientras se negó a dar a conocer el número neto al argumentar que «esa eso no es información que hace pública el Banco».

Además, el funcionario destacó que «se observó una reducción en la tendencia bajista» de esa variable.

Por su parte, el candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, estimó que «se están perdiendo 100 millones de dólares diarios» e indicó que espera encontrar, en caso de asumir, «entre diez mil y once mil millones de disponibilidad».

La empresa norteamericana Paypal informó pérdidas en el tercer trimestre por US$ 228 millones por malas inversiones en Uber y en Mercado Libre. En el caso del ‘unicornio argentino’ –la compañía mejor valuada de nuestro país- la colocación de la compañía de pagos estadounidense bajó un 10% que, sumado al -34% de Uber, totalizaron el perjuicio de casi US$ 230 millones.

Otra mancha para Mercado Libre, el llamado ‘unicornio argentino’ por ser la empresa mejor valuada de nuestro país. Este miércoles (9/10) la compañía de medios de pago en línea Pay Pal informó que registró pérdidas por 228 millones de dólares en el tercer trimestre, en gran parte por una mala apuesta en Uber y en menor medida en la compañía de Marcos Galperín, según informó la agencia Bloomberg.

Pay Pal dijo que invirtió 500 millones de dólares en la oferta pública inicial por Uber y hoy ese valor disminuyó un 34%, al tiempo que también había invertido en Mercado Libre y esa colocación bajó un 10%.

La participación de la compañía de pagos con sede en San José, California, en el negocio de transporte de pasajeros más grande del mundo estaba vinculada a lo que las compañías describieron como una colaboración más estrecha en tecnología de pagos.

Uber es la aplicación más destacada que utiliza la naciente función Pay With Venmo de PayPal. Pero las acciones de Uber han tenido un rendimiento inferior debido a una combinación de crecimiento lento y pérdidas aceleradas, precisó Bloomberg.

En un correo electrónico, una portavoz de PayPal citó la «dificultad inherente» para predecir el mercado de valores por el desajuste entre su pronóstico anterior y la realidad. La compañía informará los resultados financieros el 23 de octubre.

En marzo pasado, Mercado Libre anunció su intención de hacer una oferta pública de acciones por US$ 1000 millones en el Nasdaq para financiar su crecimiento.

Y también comunicó que PayPal haría una inversión estratégica de US$ 750 millones a través de la compra de acciones comunes.

Galperin, CEO de Mercado Libre, en un comunicado difundido el 12/03 dijo que “nos complace dar la bienvenida a estas inversiones que nos permitirán acelerar significativamente nuestro crecimiento. Como resultado de esta alianza con PayPal, esperamos incrementar nuestro liderazgo en e-commerce y pagos para fomentar la inclusión financiera en América Latina”.