Tag

perdida

Browsing

La Fórmula 1 registró una pérdida millonaria en sus ingresos de este año durante el período que no hubo actividad como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Las ganancias de la máxima categoría del automovilismo para el período de abril a junio de 2019 registraron 620 millones de dólares, pero cayeron a 24 millones en 2020, según apuntó el portal especializado Motorsport.

El calendario de la F1 sufrió modificaciones por Covid-19 y el único ingreso registrado oficialmente durante ese mismo periodo fue un patrocinio que no estaba vinculado a las fechas de grandes premios.

La empresa Liberty, promotora de la F1, confirmó que los 10 equipos de la parrilla no recibieron dinero entre abril y junio de 2020.

«Dado que no se llevaron a cabo eventos durante el segundo trimestre de 2020, los ingresos fueron limitados, y las principales entradas de capital de Fórmula 1 acreditadas en el período consistieron solo en los elementos de los contratos de patrocinio asociados con derechos no relacionados con grandes premios», remarcaron desde Liberty.

La Fórmula 1 registrará un nivel «decente» de ingresos para el período que va de julio a septiembre porque se desarrollarán diez carreras en el calendario modificado, pero será menor con respecto a 2019.

En esos ingresos están contempladas las tarifas de transmisión por televisión y el patrocinio. Aquellos por concepto de pago de derecho por organizar carreras fueron eliminados. Actualmente, la F1 paga a los circuitos como Silverstone para celebrar competencias sin público.

Las “24 horas de Le Mans” se desarrollarán sin público

La tradicional carrera de las 24 horas de Le Mans, a disputarse entre el 19 y 20 de septiembre próximos, se realizará sin público a causa de la situación derivada de la pandemia de coronavirus, informó este lunes el Automobile Club de l’Oest (ACO), organismo encargado de la organización.

«A pesar de que se habían barajado diversas opciones para organizar la 88va. edición de las 24 horas de Le Mans en septiembre, como la presencia del público en un número limitado, se dispuso que la carrera será sin público», afirma un comunicado de los organizadores de la legendaria prueba automovilística.

Las 24 horas de Le Mans es una carrera de resistencia que se corre todos los años desde 1923 en el circuito de La Sarthe, cerca de la ciudad francesa de Le Mans y es puntuable desde 2010 para el Campeonato Mundial de resistencia, indicó el diario español Mundo Deportivo.

Los organizadores y la prefectura de La Sarthe, en «estrecha colaboración con expertos en la situación sanitaria» anunciaron hoy que la prueba se desarrollará «sin público» el 19 y el 20 de septiembre, como está previsto.

El ganador de la edición de 2019 fue el equipo Toyota Gazoo Racing y el piloto triunfador fue Tom Kristensen.

La Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) advirtieron sobre los números, producto de la crisis de la industria y piden que el ATP continúe hasta diciembre.

A más de 120 días del cierre de la industria, la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT) alertó que su industria se encuentra en una situación crítica, sin generar ingresos y enfrentando enormes costos fijos como impuestos, sueldos de los recursos humanos y servicios públicos. crisis

El sector espera de que se sancione un proyecto de ley para reactivar la industria a través de un programa de preventa de paquetes y servicios de turismo cuando

El programa se encuentra incluido en el proyecto para la recuperación del turismo que obtuvo un dictamen de mayoría de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados y que contempla una inversión estatal de hasta $16.000 millones en algunos rubros.

El proyecto de Ley que analiza la Cámara de Diputados incluye a todos los prestadores turísticos sin diferenciar su dimensión.

La tasa de desocupación en Comodoro Rivadavia se elevó al 5,8 por ciento en el primer trimestre de 2020, lo que significa alarmantes cifras de unas 5.000 personas desocupadas. La tasa subió fuertemente en relación al mismo período del año pasado, cuando había medido sólo un 2 por ciento, lo que representaba en ese momento alrededor de 2.000 personas.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos de la Nación dio a conocer en la tarde de este martes alarmantes cifras de los datos de desempleo del primer trimestre del año 2020. A nivel nacional, la cifra se ubicó en el 10,4 por ciento, lo que representa un crecimiento frente al 10,1 por ciento del primer trimestre del año pasado. En total, en la Argentina hay 1.931.000 personas desempleadas, a lo que se suman 3.590.000 ocupados que demandan otro empleo y 2.297.000 subocupados. En un año, en el país se perdieron 79.000 empleos.

La tasa de desempleo del primer trimestre tuvo alarmantes impactos en Comodoro Rivadavia, ya que la medición arroja un crecimiento en porcentaje y en cantidad de personas que resulta llamativo. De sólo un 2 por ciento en el primer trimestre de 2019, el porcentaje casi se triplica en igual período de este año, al elevarse hasta el 5,8 por ciento.

En el total de personas sin empleo, la cantidad se elevó hasta 5.000. Si se considera que hace un año esa cifra era de 2.000 personas, surge que se perdieron 3.000 puestos de trabajo en ese lapso. Sobre una población total de 235.000 personas, incluyendo a Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, hay también 7.000 personas que se catalogan como ocupados demandantes de empleo, que se suman a otros 3.000 subocupados (personas que trabajan menos de 35 horas semanales).

A nivel nacional, la mayor cantidad de ocupados proviene de la rama del comercio, con el 18,6 por ciento del total, seguido por la ‘industria manufacturera’, con el 11,1 por ciento y ‘servicios financieros, con el 10,6 por ciento.

En cuanto a los sectores más afectados por la desocupación, la distribución es pareja entre ‘construcción’ y ‘comercio’, pero hay un sector que explica casi la quinta parte del total de desocupados del país: son aquellas personas que no trabajaron nunca o tuvieron su último empleo o changa hace más de 3 años.

Rawson-Trelew mejoró en relación a un año atrás

El área Rawson-Trelew, con una población total de 145.000 personas, contabilizó 6.000 desocupados: este dato implica una mejora en relación a un año atrás, cuando los desocupados totalizaban 8.000 personas en total. En términos porcentuales también se produjo una mejora notable en el valle: la tasa bajó desde el 12,3 por ciento medido el año pasado (cuando se ubicó entre los peores indicadores del país), al 9,5 por ciento este año.

El mercado laboral presenta otros indicadores problemáticos: 9.000 ocupados demandan un mejor empleo, mientras que hay 7.000 personas subocupadas.

Las empresas lamentan que no pueden alcanzar la paridad de importación y que perdieron unos u$s 1600 millones por el congelamiento de precios de los combustibles entre 2018 y 2019. No creen poder aumentar antes de fin de año.

Los ejecutivos de las empresas petroleras esperan una señal del Gobierno para tener el primer contacto con las autoridades energéticas.

Mientras tanto, lanzan al pasar los lamentos por el atraso de los precios de combustibles, que ya supera el 10% sin contar el aumento pendiente de los impuestos.

De acuerdo a fuentes de las tres principales refinadoras del país (YPF, Axion y Raízen, que opera la marca Shell), las naftas y el gasoil deberían subir entre un 5% y un 10%, según cada empresa.

De todas maneras, en ningún caso confían en que podrán recuperarlo a fin de año, en medio de un posible congelamiento de precios en toda la economía.

Tomando como referencia un dólar mayorista a $ 60 y al petróleo Brent en u$s 62 por barril, el presidente de una de estas empresas calculó en 10% el atraso de precios, sin contar la actualización pendiente del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC), que podrían sumar otros 2 puntos porcentuales. El viernes, el crudo se acercaba a los u$s 65 por barril.

El CEO de otra refinadora ubicó entre 5% y 7% el porcentaje que faltaría aumentar los combustibles líquidos para alcanzar la paridad de importación, aunque aseguró que la decisión dependerá exclusivamente del Gobierno nacional. En la otra empresa de la triada estiman en algo más que el 10% el atraso.

En su balance de gestión, el ex secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, presentó una planilla en la que sus asesores contabilizaron una pérdida total en los últimos dos años (2018 y 2019) de u$s 1600 millones para el conjunto de la industria petrolera por el congelamiento de los precios del petróleo crudo y los combustibles líquidos.

En cambio, entre 2016 y 2017, con el barril criollo y la posterior liberación de los precios, las petroleras ganaron u$s 9900 millones, con lo que el saldo neto en los cuatro años de macrismo fue positivo en u$s 8300 millones.

Así, Lopetegui buscó diluir desde lo discursivo y con números concretos el lobby que entiende que hicieron las firmas hidrocarburíferas por el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) 566/2019, dispuesto por el ex presidente, Mauricio Macri, en agosto, después de un salto del dólar de 30%.

Después de los primeros dos años del último Gobierno, cuando los precios locales del petróleo estaban por encima de los internacionales para garantizar los puestos de trabajo en la Patagonia (medida tomada en 2015 por el kirchnerismo), la liberación de precios encontró trabas a partir de la primera gran devaluación, a fines de abril de 2018.

Desde entonces, las petroleras trabajaron a pérdida y solo entre diciembre del año pasado y febrero de 2019 alinearon sus precios a la paridad de importación.

Lopetegui también informó que entre 2003 y 2015 las compañías del sector perdieron más de u$s 50.000 millones por las retenciones y el tope a los precios del petróleo, que en el mercado interno se vendía a u$s 80 por barril cuando en el mundo llegó a superar los u$s 120.

En relación a los impuestos a los combustibles, el Estado resignó casi $ 100.000 millones en los últimos dos años por haber cambiado la fórmula de actualización en 2017.

Esos números analizarán en estos días el nuevo secretario de Energía, Sergio Lanziani, y el presidente de YPF, Guillermo Nielsen, antes de lanzar su política sectorial.

Con información de El Comodorense.

El INDEC informó que hasta noviembre del año pasado las remuneraciones habían aumentado un promedio de 26,6%, muy por debajo de la inflación.

Los salarios mejoraron en noviembre último 2,9% y crecieron en los primeros once meses del año pasado solamente 26,6%, lo que representó 17,3 puntos menos que el alza de precios en ese período, informó este jueves el INDEC.

El organismo difundió el Indice de Salarios, que registró aumentos en noviembre respecto de octubre, del 2% en las remuneraciones del sector público y del 2,4% en el privado por debajo de la inflación de ese mes que fue del 3,2%.

En noviembre, el alza de precios para los primeros once meses del año fue del 43,9%, y casi duplican el alza promedio de los salarios en ese período del año anterior, que llegó al 26,6%.

Los salarios de los trabajadores en negro fueron los únicos que crecieron en noviembre respecto de octubre por encima de la inflación, al mejorar 5,3%.

En los últimos 12 meses, es decir desde noviembre del 2107, los salarios tuvieron una mejora promedio del 27,9%, frente a una alza de precios del 48,5%, según los registros del Indice de Precios al Consumidor del INDEC.

El índice de salarios total registrado acumula en los últimos 12 meses un aumento de 28,7%, como consecuencia del incremento de 29,2% del sector privado registrado y un aumento del 27,8% del público.

El índice de salarios total, mostró un crecimiento en los últimos 12 meses de 27,9%, como consecuencia de la suba 28,7% del total registrado y de 25% del sector de trabajadores en negro.

Los indicadores de acumulados anuales en los tres sectores en el que el INDEC releva las variaciones de las remuneraciones, reflejaron mejoras por debajo de la inflación de precios.

Los salarios en la administración pública, nacional, provincial y municipal, tuvieron una mejora desde diciembre del 2017 del 27,2 mientras que en el sector privado el aumento acumulado en ese período fue del del 28,3%, ambos por de bajo del alza de precios.

Por su parte, las remuneraciones del sector no registrado o de la economía informal, tuvieron una mejora del 21,5 desde diciembre del 2017 hasta noviembre pasado, que fue duplicada por la inflación de precios en esa comparación.

 

iprofesional.com

Sebastián Valle tiene 27 años y ojos vidriosos de color celeste. Tiene cuatro finales por rendir antes de convertirse oficialmente en enfermero. Tiene las manos siempre metidas en su campera azul estilo Uniqlo. Tiene una residencia modesta en el barrio 15 viviendas en Epuyén.

Sebastián tiene el alta médica, pero todavía siente las piernas débiles. Tiene a su madre aislada en casa y a una hermana aislada en Lago Puelo, a 40 kilómetros de distancia. Tenía también un padre y otras dos hermanas. Ahora no los tiene más.

En Epuyén hay 26 personas con diagnóstico positivo de hantavirus. Hay 85 pobladores con aislamiento obligatorio por haber tenido un «vínculo epidemiológico» con los pacientes afectados por esta enfermedad desde que se originó el brote, en diciembre. Hay nueve víctimas fatales y tres de ellas se apellidan Valle.

En una plaza casi desierta a tres cuadras de donde vive, Sebastián empieza a hilvanar esta historia, que dio un giro trágico el 24 de noviembre cuando Aldo (61), su padre, asistió a una fiesta de 15 en la que uno de los invitados que, sin saberlo, portaba el virus, contagió a 16 personas. «Por varios días no pasó nada, tuvo un período de incubación -recuerda-. Un día me llama mi viejo y me cuenta que estaba internado, que no sabía lo que le pasaba, que le había bajado la presión. Estuvimos un rato ahí con él y lo largaron hasta saber lo que era».

A finales de noviembre, su padre le comentó que sentía calor y náuseas y que le costaba levantarse. Lo llevó junto a su madre al hospital de Epuyén, donde lo internaron. Sebastián le preguntó si quería que lo acompañara esa noche y él le dijo que sí. Esa noche no durmió ninguno de los dos.

«Como su situación no cambió nos dijeron que iban a derivarlo al Hospital Zonal de Esquel. Me fui con lo que tenía puesto y el equipo de mate», dice. Todavía nadie sabía que tenía, así que la madre y hermanas de Sebastián fueron hasta allí para acompañarlos, pero no hubo milagro. Aldo falleció el 11 de diciembre de «falla multiorgánica», luego de dos semanas de convalecencia. Horas después, los médicos confirmaban que la muerte había sido desencadenada por el hantavirus.

Golpeada, la familia volvió a Epuyén para iniciar un duelo que, aunque lo desconocían, estaba lejos de terminarse. Apenas una semana después de la muerte de Aldo, Sebastián recibió el llamado de Loreley (32), una de sus hermanas. «Me dijo que no me asuste, pero que tenía fiebre. Le pedí que se ponga un barbijo y salimos al hospital. Estuvo internada acá un día, le subía mucho la fiebre, así que fuimos a Esquel. A ella el virus se la llevó más rápido, estuvo cuatro días internada y murió el 23 de diciembre», cuenta con voz entrecortada.

Luego del entierro realizado en Nochebuena y anestesiado por el dolor de la tragedia que se había atenazado a su familia, Sebastián fue a su casa para intentar descansar, aunque un ataque de escalofríos le impidió conciliar el sueño. Sintió calor y decidió tomarse la temperatura. El mercurio no se detuvo hasta alcanzar la marca de los 38°. Los médicos esta vez no dudaron y lo enviaron en ambulancia hasta Esquel. «Estuve en total diez días internado, muy débil, cansado todo el tiempo -señala-. Por todo el quilombo que se había armado en Epuyén y por mi seguridad nos quedamos con mi vieja y mi hermana Jessica unos días más en un departamento de allá».

Sebastián no pudo disfrutar de su recuperación. Un día después, Jessica contrajo una fiebre muy alta y quedó también internada. No hubo recuperación milagrosa: murió el 9 de enero, un día después de su cumpleaños.

«Estoy tratando de mantenerme fuerte por mi madre y mis sobrinos -dice, en referencia a los dos hijos de Jessica, de 12 y 13 años-. De los médicos y enfermeros no tengo nada que decir, están haciendo lo que pueden. El intendente también, el otro día me preguntó si necesitaba algo, pero no me alcanza nada. Lo que yo quiero es una vida nueva».

La Nación

Se trata de Reyna Anabel Mamani, una adolecente de 17 años que había sido vista por última vez el domingo por la noche. Ya volvió a Mendoza.

El martes por la mañana, la Oficina Fiscal 18 de San Carlos emitió un comunicado donde pedían información para dar con el paradero de Anabel Mamani.

Luego de una serie de averiguaciones realizadas por efectivos de la comisaria 18, esa misma noche lograron dar con el paradero de la menor. Había viajado a Buenos Aires junto a su novio, un joven de 23 años.

Ante esto, los uniformados fueron hasta la casa de los suegros de Mamani y se entrevistaron con ellos.

Allí, la madre del joven contó que la pareja había viajado a la casa de su hermano en Laferrere. Según su relato, la chica había les había dicho que era mayor de edad.

Después, los efectivos se comunicaron con el tío del joven para confirmar los dichos de la madre. El hombre, repitió la versión que había dado la suegra de la joven buscada y dijo que no quería tener problemas.

Fue entonces cuando los efectivos le explicaron que debía realizar una presentación con dichas declaraciones. Posteriormente, el hombre se dirigió a la comisaria de Gonzales Catán e informó la situación.

Esta mañana las 10.30 pareja regresó a Mendoza. Ni bien bajaron del colectivo, efectivos del personal de búsqueda escoltaron a Anabel hasta la Oficina Fiscal 18. Está sana y salva.

Los Andes