Tag

Península Valdés

Browsing

La abogada comodorense Sonia Kreischer reforzó la teoría de que el submarino Ara San Juan puede estar frente a las costas de la Península de Valdés, en un área que fue sugerida por la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, en base a testimonios de varios operadores de sonares de la Armada Argentina. Se trata de una de las querellantes -junto a Luis Tagiapietra-, que representa a varias familias de los tripulantes desparecidos en la causa penal que se ventila en al juzgado caletense.

La abogada Sonia Kreischer fue quien reveló hace varios meses a la prensa el testimonio de varios sonaristas que estaban a bordo de la corbeta misilística “Spiro” cuando a los seis días de la desaparición del sumergible captaron golpes que presuntamente se hacían contra un objeto metálico de unos 30 metros de longitud y a unos 400 metros de profundidad pero el comandante de la nave recibió órdenes superiores para retirarse de esa zona.

En otra ocasión, también reveló que en otra audiencia, un suboficial de comunicaciones, Darío Espínola, admitió que había sido presionado por otros superiores por haber anotado en un libro de guardia tres intentos de contacto radiales del submarino a las 14:18 del día de su desaparición, es decir el 15 de noviembre de 2017, resaltó La Vanguardia del Sur.

Estos testimonios le confieren la hipótesis de que el submarino ARA San Juan con sus 44 tripulantes avanzó mucho más allá -con rumbo a Mar del Plata- del sitio donde supuestamente se detectó una explosión marina, frente a las costas de Comodoro Rivadavia.

Kreischer no se explica por qué la Armada y Ocean Infinity no atendieron el pedido de la jueza, a pesar de que no constituye una directiva judicial y diariamente recibe mensajes de los familiares que sospechan que ex profeso no se quiera hallar al sumergible.

Cuestionó severamente la inicial decisión de la empresa internacional Ocean Infinity de suspender la búsqueda y ahora sigue insistiendo en áreas colaterales al punto de la supuesta explosión captadas por hidrófonos de un organismo internacional.

La abogada comodorense Sonia Kreischer
La abogada comodorense Sonia Kreischer

Entendía que si ahora se reanudó la búsqueda es meramente porque no quiere afrontar un incumplimiento contractual y parece hacerlo a modo de cumplir con los 60 días operativos convenidos.

Inspección a otro submarino

La abogada estuvo hace pocos días en Buenos Aires acompañando a la jueza Yáñez y su equipo de trabajo en una inspección ocular que se hizo a submarino ARA Santa Cruz en los astilleros Tandanor donde se encuentra en reparaciones.

Se trata de un gemelo del ARA San Juan y a los representantes de la justicia les interesaba conocer algunos elementos que pudieron ser pasibles de fallas en el submarino desparecido.

A Kreischer le interesó conocer el funcionamiento de una válvula que se denomina Eco 19, ya que se sospecha que pudo haber perdido estanqueidad de acuerdo a un informe que oportunamente habría hecho el comandante Fernández, lo que hizo que se filtrara agua de mar y ésta se llegara hasta el compartimiento de baterías, generándose un cortocircuito, pero todo ello aún es materia de investigación.

“Se maneja de manera manual, es grande y pesada y a mí se me permitió realizar una práctica, llegando a la conclusión que de ninguna manera pudo haber sido humano su manipulación porque los submarinistas son muy meticulosos en todo ya que sus vidas dependen de que todo funcione bien”, describió.

La abogada dio a entender que si hubo una pérdida de estanqueidad ello se debió a la condición del material y de ello tenían que haber tenido conocimiento oficiales superiores, entre ellos el capitán de navío Claudio Villamide que era el jefe de la Fuera de Submarinos con asiento en Mar del Plata, el cual aún no fue citado a comparecer por la jueza Marta Yáñez.

 

 

ADN Sur

El Ente Trelew Turístico, (EnTreTur) presentó en Córdoba en conjunto con Aerolíneas Argentinas los productos turísticos de la ciudad y la Comarca Península Valdés además de los vuelos directos entre ambos destinos. La presentación se realizó ante operadores turísticos y agencias de viajes de la capital cordobesa.

Lo expuesto por Trelew incluyó el desarrollo y cambio de la oferta turística en los últimos años, sumando el segmento de turismo de reuniones, el Planetario, la Reserva Natural Laguna Cacique Chiquichano, la observación de aves, la oferta del Museo Egidio Feruglio y el Patagotitan Mayorum. También la gastronomía local y los productos del Valle Inferior de Río Chubut además de los tradicionales avistajes de ballenas y toninas, la temporada de pingüinos en Punta Tombo y los servicios en general para los turistas.

En este marco, se hizo especial hincapié en la conectividad aérea. Trelew cuenta actualmente con 53 frecuencias semanales con distintos puntos del país, aumentando en un 33% los asientos mensuales a partir del mes de octubre, de 44.000 a 59.000. De esta manera, suma 12 frecuencias que unen a Trelew con distintas ciudades del interior: 34 con Buenos Aires; 3 con El Calafate; 7 con Ushuaia y 3 con Córdoba los martes, jueves y sábados en un vuelo de 2,15 horas.

Se remarcó además que Cabe destacar que el vuelo entre Córdoba y Trelew se integra al Hub Córdoba, conectando directamente con ciudades como Salta, Tucumán, Mendoza, Neuquén, Resistencia, Iguazú, Posadas y Jujuy, sin pasar por Buenos Aires.

Mercado estratégico para Trelew

En el marco de la visita a Córdoba, la coordinadora del Bureau de Eventos del EnTreTur, Magalí Volpi, ofreció un charla sobre la oferta turística del destino, destacando que “Córdoba es un mercado estratégico para la ciudad de Trelew y esta acción de promoción y actualización de la oferta turística, sumado a la conectividad directa entre las ciudades, es fundamental para mantener informados a los operadores y agencias de viajes que venden nuestro destino”.

Por parte de Aerolíneas Argentinas participaron Cecilia Donadille, jefa Comercial de Córdoba y Carolina Trupp de Promoción; y acompañaron la Agencia Córdoba Turismo y el Córdoba Convention & Visitors Bureau con quien se firmó el pasado año un convenio de cooperación institucional con el Bureau de Eventos de Trelew.

La superpoblación de gaviotas cocineras hizo que incluyeran en su dieta a la ballena franca del sur que va a reproducirse al Golfo San José y al Golfo Nuevo en Península de Valdés. La ballena franca del sur es la única especie que hasta el momento es atacada por estas gaviotas que hieren su lomo provocándole profundas ulceraciones que muchas veces se infectan y le generan grandes riesgos.

Desde hace muchos años, las gaviotas cocineras (Larus dominicanus) que habitan las costas de la Península de Valdés adquirieron la costumbre de atacar a la ballena franca del sur (Eubalaena australis) para alimentarse de su piel y de su grasa. Las profundas heridas sufridas por los cetáceos suelen derivar en infecciones de distinta gravedad.

Los ataques se observaron por primera vez en el Golfo San Jorge a principios de la década del ‘70 sin que hubiera registro de hechos similares en ninguna otra parte del mundo. Desde 1985 hasta 1990, las embestidas aumentaron cinco veces su magnitud debido al crecimiento de la población de gaviotas cocineras, que desarrollaron esta nueva estrategia de obtención de alimentos y demostraron su fácil adaptación a los cambios.

Las gaviotas se alimentan de la piel y de la grasa que arrancan del lomo de las ballenas, cuando queda expuesto entre la olas. En los últimos diez años, la proporción de ballenas con lesiones se incrementó 30 veces, al punto que prácticamente todos los cetáceos de esta especie muestran heridas producidas por gaviotas durante la temporada reproductiva, que va de julio a diciembre

“En los golfos de la Península Valdés las ballenas vienen a reproducirse y tienen sus ballenatos que alimentan con leche, ya que son mamíferos como nosotros”, explicaron desde el Centro Nacional Patagónico (CENPAT). “Estos ataques de gaviotas  muchas veces interrumpen el amamantamiento, y provocan la reducción drástica del tiempo de relación entre la cría y la madre, lo que puede tener consecuencias en la supervivencia de los ballenatos”.

Se analizan las repercusiones de los ataques de gaviotas en el comportamiento de estos mamíferos, la influencia en la actividad cardíaca y los mecanismos de defensa que acciona el cetáceo. Con este fin, se colocaron sobre el lomo de las ballenas aparatos específicos provistos de ventosas que se adhieren al lomo del animal y permiten registrar diferentes parámetros de las ballenas.

Por su parte, los investigadores del Instituto Malbrán estudian los posibles patógenos que pueden transmitir las gaviotas en cada ataque, dado que estas aves buscan su alimento en ambientes muy sucios, como los basurales urbanos, a cielo abierto y descartes de pescado, por lo que podrían ser transmisores de enfermedades.

Para llevar a cabo el proyecto de investigación, se requiere de distintos abordajes metodológicos, que incluyen la observación desde la costa, junto al empleo de embarcaciones y la utilización de alta tecnología para seguimiento satelital o a través de VHF. Si bien las observaciones a ballenas se registran desde hace  años, el proyecto formal comenzó en 2009 con la incorporación de la cátedra de Fisiología General de la UNPSJB y del Instituto Malbrán. Las dos patas que, -según el investigador del CENPAT- faltaban para poder saltar a una escala más predictiva. “Estamos empecinados  en entender todas estas consecuencias y poder lograr consensos, para proponer acciones concretas que regulen y disminuyan este problema”.

Argentina Investiga

“No hay otro sitio en el mundo donde se registren ataques de gaviotas a ballenas con la intensidad y frecuencia que en Península Valdés” asegura un informe del Instituto de Conservación de Ballenas (IBC). Las ballenas llegan a Valdés en mayo y permanecen hasta diciembre para aparearse y parir. Son el principal recurso turístico de Chubut.

El estudio fue publicado por el IBC que, entre el 23 de abril y el 6 de mayo, congregó en la ciudad eslovena de Bled a más de 200 investigadores de todo el mundo.

Entre los trabajos que merecieron el apoyo de la ICB figura la investigación vinculada con la relación entre la intensidad de los ataques de gaviotas cocineras a las crías de ballenas y sus niveles de estrés fisiológico.

La hipótesis de que el ataque de las pequeñas gaviotas puede producir la muerte de las crías de la ballena franca austral se basa en el nivel de glucocorticoides que los cadáveres poseían en sus barbas.

Se trata de hormonas cuyos niveles aumentan en respuesta a situaciones de estrés agudo o crónico y en la investigación se midieron los niveles de esa hormona en dos ballenatos que tenía muy pocas o ninguna herida producida por las gaviotas y las compararon con las de los ballenatos que tenían muchas heridas.

Los resultados fueron contundentes porque las crías con muchas lesiones de gaviotas tuvieron niveles de hormonas de estrés muy elevado previo a su muerte, mientras que en las otras tres crías los niveles fueron muy bajos. El estudio necesita de más casos para consolidar la base estadística.

Una gaviota ataca a una ballena en Península Valdés.
Una gaviota ataca a una ballena en Península Valdés.
Peligroso. Las picaduras son una causa de muerte de ballenas.
Peligroso. Las picaduras son una causa de muerte de ballenas.

Los análisis indican que en 1974 sólo el 1 por ciento de las ballenas francas tenían en sus lomos heridas producidas por las gaviotas, pero ese porcentaje se incrementó al 38 por ciento en 1990, al 68 en 2000 y al 77 en el año 2008.

Informes previos de la ICB habían advertido que “las gaviotas cocineras han aprendido a alimentarse de la piel y la grasa de las ballenas francas vivas en Península Valdés”.

Investigadores y ambientalistas señalan que los basurales a cielo abierto, los desechos que arrojan al agua desde los buques pesqueros, los residuos que van al mar y a veces la presencia de algunas algas han hecho proliferar la población de gaviotas.

En 2012 lanzaron una campaña para reducir la cantidad de esas aves oportunistas, que tardó en instrumentarse y dos años más tarde sólo habían eliminado 3.600. Fue la primera acción ante el problema, a 40 años de detectarse el primer ataque.

“Las aves se posan sobre la espalda de las ballenas y con sus picos abren la piel para comer la grasa viva. Esos picotazos causan dolor a las ballenas, alteran su comportamiento normal e incrementan su gasto de energía durante la crianza de los ballenatos”, decían los expertos en un informe hace ya cinco años.

 

Clarín

El 21 de agosto, cerró la primera instancia de votación de la campaña “7 Maravillas Naturales Argentinas”. Luego de participar más de 400 lugares nominados, fueron siete los lugares chubutenses que quedaron prefinalistas en un selecto grupo de 77, entre ellos los campos de Trevelin, el Parque Nacional Los Alerces, Piedra Parada, el Parque Submarino Costero, Punta Pardelas, Península Valdés y el río Arrayanes.

En esta primera instancia de votación se seleccionaron 77 prefinalistas que ya están siendo evaluados por un panel de expertos que elegirán a 28 finalistas, que serán anunciados el próximo viernes 7 de septiembre.

Todos los prefinalistas

Los 77 prefinalistas son Refugio de Vida Silvestre “La Aurora” del Palmar, Entre Ríos; el Parque Nacional Baritú, Salta; el Parque Nacional Calilegua, Jujuy; el El Impenetrable, Chaco; el Parque Nacional Tierra del Fuego, Tierra del Fuego; el Bosques de Yacanto, Córdoba; la Selva Las Yungas Tucumanas, Tucumán; la Selva Misionera, Misiones; el Parque Nacional Los Alerces, Chubut; el Parque Nacional Los Arrayanes, Neuquén; el Cono de Arita, Salta; el Monumento Natural Bosques Petrificados, Santa Cruz; los Ojos de Mar, Salta; Piedra Parada, Chubut; el Salar de Pocitos, Salta; los Ojos de Campo, Catamarca; las Dunas de Tatón- Fiambalá, Catamarca; el Desierto y Salar del Diablo, Salta; La Botella y el Monje, La Rioja; el Parque Provincial de Ischigualasto, San Juan; las Dunas del Nihuil, Mendoza; las Minas de Wanda, Misiones; el Campo de Piedra Pómez, Catamarca; el Parque Nacional Talampaya, La Rioja; las Salinas Grandes, Jujuy; el Cajón del Azul, Río Negro; la Laguna y Cascadas del Atuel,
Mendoza; el Pozo de las Ánimas, Mendoza; el Parque Nacional Nahuel Huapi, Río Negro/Neuquén; el Glaciar Perito Moreno, Santa Cruz; la Reserva Natural Formosa, Formosa; el Área Natural Protegida Malabrigo, Entre Ríos; el Refugio de Vida Silvestre Los Ñanduces, Buenos Aires; la Reserva Natural Finca Yuchancito, Salta; la Llanura  Pampeana, Buenos Aires, La Pampa, Córdoba y Santa Fé; la Reserva Natural Privada Cambá Trapo, Corrientes; el Campo del Cielo, Chaco; la Reserva Toropí, Corrientes; la Reserva Natural Espinillo Bravo, Córdoba; el Parque Luro, La Pampa; el Delta del Paraná – Refugio Delta Terra, Buenos Aires; las Barrancas de Empedrado, Corrientes; la Isla Pingüino, Santa Cruz; el Parque Nacional Monte León, Santa Cruz; la Isla de los Pájaros, Ushuaia – Tierra del Fuego; los Acantilados y Playas de Mar del Plata, Buenos Aires; Cabo Blanco, Santa Cruz; la Playa de Monte Hermoso, Buenos Aires; la Isla de Los Estados, Tierra del Fuego; las islas Malvinas, Tierra del Fuego; las Playas de Las Grutas, Río Negro; las islas Georgias del Sur, Tierra del Fuego; el Parque Submarino Costero Chubut,
Chubut; Punta Pardelas, Chubut; Península Valdés, Chubut; Tafí del Valle, Tucumán; el Volcán Lanín, Neuquén; los Campos de Trevelin, Chubut; el Cerro Fitz Roy/Cerro Chaltén, Santa Cruz; el Cerro Aconcagua, Mendoza; las Serranías del Hornocal – Humahuaca, Jujuy; La Paleta del Pintor, Jujuy; el Cerro de Los Siete Colores, Jujuy; el Río Arrayanes, Chubut; la Laguna de los Pozuelos, Jujuy; el Cañón del Río Juramento, Salta; el Salto del Agrio, Neuquén; la Laguna Esmeralda, Tierra del Fuego; el Río Mina Clavero, Córdoba; la Laguna del Diamante – Volcán Maipo, Mendoza; el Bañado “La Estrella” de Las Lomitas, Formosa; los Saltos y Cascadas de Misiones, Misiones; el Mar de Ansenuza, Córdoba; el Arroyo Turquesa, San Juan; los Esteros del Iberá, Corrientes; los Saltos del Moconá, Misiones y las Termas del Jordán, Calilegua – Jujuy.

 

 

El Diario de Madryn