Tag

Pediatra

Browsing

El reconocido pediatra Guillermo Libenson falleció este lunes a los 76 años y su partida generó un hondo pesar en la comunidad de Comodoro.

La triste noticia se conoció en la noche de este lunes. Libenson tenía cáncer, estuvo internado pero hace una semana que ya estaba en su casa. Era padre de dos hijas (Laura y Mariana) y durante gran parte de su vida se dedicó a otras de sus pasiones: la fotografía.

 

El miércoles cerca de las 23 horas, un hombre que conducía por la autovía que une a Trelew con Madryn, despistó y volcó. La camioneta quedó destruída y el conductor fue trasladado al hospital.

Un accidente de tránsito ocurrió este miércoles por la noche en la Ruta 3, en la zona conocida como Bajo Simpson, en el carril de la autovía que une Trelew con Puerto Madryn.

Según informó Diario Jornada, un hombre que viajaba solo a bordo de una camioneta Honda CRV se despistó por razones que se investigan y volcó.

El conductor fue identificado como Gabriel Fernández, un médico pediatra de Puerto Madryn, que regresaba a la ciudad portuaria desde Trelew.

Tras el accidente, los Bomberos debieron rescatarlo del vehículo, que quedó destruido, y luego fue trasladado al Hospital con golpes en todo el cuerpo y fracturas múltiples.

La fiscalía y la querella pidieron 10 y 13 años de prisión, respectivamente, para el ex jefe de Reumatología e Inmnunología del Hospital Garrahan, Ricardo Russo, por encontrarlo responsable de los delitos de «producción, tenencia y distribución de pornografía infantil», mientras que la defensa pidió su absolución.

Fue en el marco de la jornada de alegatos de clausura del juicio oral que se le sigue al pediatra, quien, al hacer uso de sus últimas palabras, dijo que «jamás» vulneró «el derecho de un niño».

El titular del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas N°6 que lleva adelante el debate, Gonzalo Segundo Rua, fijó la lectura de la sentencia para mañana a las 15:30.

Después de alegar durante casi una hora, la fiscal Daniela Dupuy, pidió hoy 10 años de prisión e «inhabilitación perpetua para ejercer el cargo de médico» y que, en caso de ser condenado con pena de prisión, permanezca detenido en una cárcel común hasta que la condena quede firme.

La fiscal aseguró haber cumplido su «promesa» de demostrarle al tribunal que Russo «distribuyó 336 videos de explotación sexual infantil, que tenía con fines inequívocos de distribución de 964 fotos y 68 videos de menores de 13 años realizando actividades sexuales explícitas, y que produjo 5 sesiones fotográficas de niñas exhibiendo sus partes genitales».

Esos videos encontrados en sus computadores «muestran horas y horas de bebés y niños abusados en reiteradas oportunidades», dijo.

En su alegato la fiscal se preguntó si «¿hay algún límite?» para no pasar de «lo virtual a lo real» (del consumo, distribución y tenencia de imágenes al abuso propiamente dicho) y recordó que uno de los peritos psicológos explicó que el coto lo ponen sólo «los frenos inhibitorios» del perpetrador.

«Dependemos, su señoría, nuestros hijos, o quienes se van a atender a un hospital público de los frenos inhibitorios del doctor: es alarmante», afirmó.

Respecto a las fotografías producidas en el consultorio, donde se pueden ver niñas acostadas en una camilla solamente con ropa interior que una mano masculina les descorre para dejar ver los genitales o las tomadas en la playa a niñas haciendo zoom en sus genitales cuando se cambiaban de ropa, la fiscal dijo que «bajo ningún punto de vista esas fotografías son las que saca un médico: son casi un abuso, violan todo protocolo».

Por su parte, la abogada querellante por el hospital Garrahan, Susana Ciruzzi, solicitó hoy 13 años de prisión e inhabilitación perpetua para el pediatrao Russo.

«Hemos visto y aprendido en este juicio el horror de la pornografía infantil que se asienta siempre en el abuso infantil», sostuvo.

A su turno, el abogado defensor Mario Izquierdo pidió la absolución de todos los delitos por «la inexistencia de los verbos típicos que requiere el artículo 128 del Código Penal: comercializare, divulgare, ofreciere, produjere y distribuyere» pornografía infantil y solicitó, además, que “en caso de que se le condene», permanezca en libertad hasta que la sentencia quede firme.

“Russo se pudo haber equivocado, consultado o tomado de una red accesible a todos, contenidos censurables que tenía en su computadora, pero que no compartió porque quiso: lo compartió el programa eMule” sin que él lo supiera, sostuvo el letrado.

Izquierdo insistió con que las cinco producciones fotográficas realizadas por el pediatra “tenían una finalidad médica” y que «Russo no tuvo ninguna víctima sino pacientes».

Además, aseguró que una madre que se ve en una de las fotografías del consultorio desvistiendo a su hija «tiene un concepto excelente de Russo» y quería testimoniar en el juicio pero no tuvo los medios para hacerlo.

En su alegato, el asesor tutelar Rodrigo Dellutri, apoyó las definiciones de la querella y la fiscalía y solicitó al magistrado «que tenga en cuenta que se ha superado un umbral de prueba necesario para acreditar la hipótesis de la Fiscalía y la querella».

Antes de dar por finalizada la audiencia, el acusado hizo uso de la palabra para decir «jamás vulneré el derecho de un niño» y que si le tomó fotos a sus pacientes era porque las “consideraba necesarias, pero siempre con el consentimiento y presencia de los padres”.

Esas tomas no sólo lo ayudaron a él en su práctica diaria sino también a sus «colegas de todo el país y del exterior que pudieron conocer enfermedades nuevas» con estos documentos.

Respecto de la distribución y material de pornografía infantil que se le atribuyen dijo: “Jamás quise divulgar ningún tipo de imagen y si esto ocurrió fue sin que yo pudiera haberlo advertido”

El ex jefe de Inmunología y Reumatología del Hospital Garrahan, Ricardo Russo, fue caracterizado este lunes como portador de «una cara oscura», una «especie de doctor Jekyll y mister Hyde» capaz de cosas «inimaginables»; durante la primera jornada del juicio que se le sigue por «producción, facilitación y distribución» de pornografía infantil.

Pero mientras la Fiscalía y la querella se expresaron en esos términos sobre el pediatra, al que hacen responsable de victimizar a «1.500 niños y niñas diferentes», el defensor aseguró que las fotografías producidas por Russo tenían una «finalidad médica».

La audiencia inaugural del debate oral, que conduce el juez Gonzalo Segundo Rúa, comenzó con casi con una hora de retraso con los alegatos de apertura de las partes.

Carlos Kambourian, presidente de su Consejo de Administración del hospital, estuvo presente en la sala, que estuvo bastante menos concurrida que lo esperado.

El último en llegar fue Russo, que fue trasladado desde el inmueble de Núñez donde cumple la con su prisión preventiva, morigerada a domiciliaria desde principios de septiembre.

«La fiscalía va a demostrar que distribuyó 336 videos de explotación sexual infantil facilitados a través de la plataforma eMule», dijo la fiscal Daniela Dupuy.

Para la especialista en delitos informáticos, tenían «también fines inequívocos de distribución» las «964 imágenes y 68 videos» hallados en dos computadoras del imputado y que «representan a menores de 13 años realizando actividades sexuales explícitas, inclusive bebés», dijo.

Dupuy destacó la prolongación en el tiempo de los delitos imputados, dado que «el primer hecho es detectado el 24 de noviembre de 2018, y el último horas antes de su detención», producida a las 16.05 de ese día en el estacionamiento del Hospital Garrahan.

La representante del Ministerio Público hizo hincapié en que su incautación «no cesa el daño causado» porque esas imágenes «están aún hoy siendo compartidas».

«Yo le aseguro, señoría, que lo que usted imagina (por pornografía infantil) es nada comparado con lo que va a ver en minutos», advirtió.

Más dura fue aún la abogada querellante por el Garrahan, María Susana Ciruzzi, quien contó que la detención de Russo supuso que «nuestro micromundo pediátrico sufriera un una hecatombe inesperada».

Ciruzzi dijo que las imágenes colectadas son propias de «los infiernos del Dante», que resultan «impensables para cualquier ciudadano de bien, y mucho menos para un pediatra» porque implicó «aprovecharse de la confianza que despierta su profesión».

«Estamos ante una especie de doctor Jekyll y mister Hyde: la eminencia pediátrica que usaba internet para preparar sus papers, y Ricardo, el depredador sexual que utilizaba la deep web para satisfacer sus más bajos instintos y facilitarlo a terceros», dijo.

A su turno, el abogado defensor Ricardo Izquierdo dijo sentirse «tranquilo» porque «no van a poder acreditar de ninguna manera que Ricardo Russo produjo o film pornografía infantil por mano propia».

«De lo que sí participó de mano propia es de la toma de imágenes con fines médicos y científicos como surgen de esas fotografías, que son tomadas en un consultorio», dijo.

El abogado cuestionó que de los 40 allanamientos simultáneos realizados el día de la detención de su cliente, anunciados como el desbaratamiento de una «red internacional», sólo prosperó la causa que lo tiene como único acusado por tratarse de «un caso mediático».

El debate pasó a un cuarto intermedio este mediodía tras lo cual estaba previsto que comience la discusión de la prueba, instancia cerrada a la prensa y en la que desfilarán 53 testigos.

La próxima audiencia pública de este juicio -que está previsto que se extienda hasta mediados de noviembre- se producirá el próximo lunes, cuando comiencen los alegatos de cierre.

El doctor Miguel José Marraco comenzó a atender en Comodoro Rivadavia en los años 60. La noticia de su deceso enluta a la ciudad, ya que a lo largo de su vasta trayectoria fue el guardián de la salud de la infancia de cuatro generaciones de comodorenses.

Este viernes 4 de octubre por la tarde falleció Miguel José Marraco, reconocido pediatra comodorense con varias décadas de trayectoria en la ciudad.

En su histórico consultorio de pleno centro de la ciudad brindó atención pediátrica a cuatro generaciones de comodorenses, así lo informó ADN Sur.

En las Primeras Jornadas Regionales del Pedriatría que se realizaron en la ciudad en noviembre de 2016, el Dr. Marraco recibió el reconocimiento de sus colegas por su destacada trayectoria, velando por la salud de miles de niños desde el año 60.

Daniela Dupuy confirmó que Ricardo Russo tomó fotografías de nenas en su consultorio del Hospital Garrahan. El profesional de la salud está acusado de producción, tenencia y distribución de pornografía infantil.

«Las pruebas son rotundas», aseguró la fiscal especializada en delitos informáticos, Daniela Dupuy, sobre el caso del médico pediatra Ricardo Alberto Russo, acusado de pertenecer a una red internacional de pornografía infantil y de haber tomado fotos a nenas en el Hospital Garrahan, donde era Jefe del Servicio de Inmunología y Reumatología.

«Él tenía un consultorio dentro del hospital, tenía fotos de chicas ahí adentro», señaló Dupuy, que explicó en diálogo con radio Mitre que las imágenes fueron tomadas en noviembre de 2015. Los peritajes confirmaron que el profesional de la salud tenía 135 videos con material explícito.

Russo está en prisión preventiva acusado de «producción, facilitación, tenencia para fines de distribución y distribución de imágenes de producción infantil». De acuerdo a los dichos de Dupuy, el profesional de la salud le sacaba fotos a las chicas «haciendo zoom en zonas específicas». Este viernes la policía realizó un allanamiento en el centro médico, uno de los mayores de América Latina.

En este sentido, señaló: «Encontramos fotos que él extrajo de una paciente que estaba completamente desnuda». La investigación intenta determinar si el material fue tomado para «fines médicos», tal como argumentó el pediatra, o si, en realidad, tenía como objetivo distribuirse por canales de pornografía infantil. «No nos convence que las fotografías sean para uso médico», expresó.

La fiscal también explicó los motivos por los que se demoró varios meses en detener a Russo. «Las investigaciones en entornos digitales son realmente distintas a las investigaciones tradicionales. Cuando uno allana a un domicilio físico, es probable que cuando termine ese allanamiento uno diga si es exitoso o no», afirmó, y aclaró: «Pero en el caso de los delitos informáticos, se deben analizar los dispositivo con herramientas sofisticadas y luego se proceso toda la información».

La investigación de la red de pedófilos comenzó en Estados Unidos, y luego siguió en Brasil y la Argentina. Según dijo la fiscal, en la Argentina se investigan “90 direcciones IP”, entre ellas la del médico. El allanamiento lo realizó la Gendarmería nacional en noviembre de 2018. «El mismo día que Gendarmería envió el informe, la policía estaba deteniendo a Russo», dijo Dupuy.

 

 

Fuente: TN

Tiene 55 años y se había formado en Estados Unidos y Canadá. Trabaja en el centro de salud desde 1996. Desde hace 11 años dirigía el Servicio de Inmunología y Reumatología.

El martes por la tarde el pediatra Ricardo Russo había bajado hasta el subsuelo del hospital Garrahan, donde tenía su auto, y allí fue sorprendido por efectivos de la Policía de la Ciudad. Quedó detenido como parte de una investigación que había empezado en los Estados Unidos y Brasil. En sus computadoras encontraron imágenes y videos de chicos en situaciones sexuales.

¿Quién es el médico que ahora está detenido? Durante más de una década Russo dirigió el Servicio de Inmunología y Reumatología del  Garrahan. Lo hizo hasta este miércoles, cuando la noticia de su detención se hizo pública y fue desafectado por el hospital.

El acusado tiene 55 años (nació en junio de 1963) y vive en la Ciudad de Buenos Aires, muy cerca de la cancha de River. Ese domicilio fue clave para los investigadores, que al rastrear el tráfico de las imágenes identificaron 40 domicilios en todo el país. Uno de ellos fue el de Russo.

Ricardo Alberto Guillermo Russo está a cargo del sector de Inmunología y Reumatología desde 2008, pero su historia dentro del Garrahan tiene ya 26 años: ingresó como reumonólogo en 1993.

El acusado realizó durante las últimas tres décadas investigaciones en Pediatría, Reumatología e Inmunología Clínica. «Sus principales intereses son las enfermedades reumáticas pediátricas, la artritis juvenil sistémica, los síndromes autoinflamatorios y el síndrome de activación de macrófagos», detalla su perfil en diversos sitios médicos.

Sólo en el portal Research Gate tiene más de 150 trabajos publicados, que fueron leídos por más de 18 mil personas.

Russo recibió su doctorado en medicina en la Universidad de La Plata en 1985 y se formó en pediatría en el Hospital Infantil de la capital bonaerense. A partir de 1986, siguió formándose en los Estados Unidos y en Canadá. Al volver al país, en 1993, ingresó al Garrahan.

Dentro del hospital infantil estableció el programa de Reumatología Pediátrica. «Desde entonces, ha estado capacitando a jóvenes especialistas, liderando o colaborando en proyectos de investigación internacionales, multicéntricos y en esfuerzos de desarrollo de guías para la artritis infantil y enfermedades afines», detalla en su perfil de LinkedIn. Además, es codirector del registro de enfermedades autoinflamatorias de América Latina, y ha participado activamente en asociaciones internacionales, como las directrices SHARE, el proyecto UCAN-DU, el consorcio INCHARGE y los proyectos SHEPPARD y JAMLess.

El acusado también es editor asociado de Journal of Rheumatology y revisor de varias revistas internacionales.

En sus redes sociales, Russo solía postear fotos de sus viajes. Entre los últimos destinos que visitó, algunos por placer y otros por congresos médicos, se encuentran Chicago (Estados Unidos), Porto Gallinas (Brasil) y Perugia (Italia). También muchas en Rusia, durante el Mundial de Fútbol del año pasado, con la camiseta de Argentina y dentro del estadio. Este miércoles, tras conocerse su detención, cientos de usuarios realizaron escraches y postearon expresiones de repudio en los comentarios de las imágenes.

 

Clarin

Una médica argentina obtuvo una medalla de oro en la edición 2019 de los “Geneva Inventions”, un gran concurso de inventos que se realiza anualmente en Suiza. En esta ocasión, la representante del país se quedó con el máximo reconocimiento por impulsar un set para la observación del neurodesarrollo de los bebés.

El set se divide en dos pequeñas valijas que tienen elementos de estimulación, juegos y evaluación para usar con bebés de 0 a 12 meses, y otra dedicado para los que tengan entre 12 y 24 meses. A través del mismo se busca detectar el déficit de atención y el trastorno del espectro autista.

«Cuenta con diferentes objetos para que los padres puedan observar con actividades como un juego cómo va creciendo neurológicamente su bebé. Se puede observar mes a mes el área motora, visual, auditiva y cognitiva y consultar de manera oportuna al especialista», indicó Lelis Hayipandelli, la ganadora del concurso, en una charla con el diario La Nación .

La pediatra fue premiada dentro de la categoría «Materiales y métodos didácticos». El jurado que evaluó cada una de las creaciones estaba conformado por 88 miembros, divididos en cada categoría según sus especialidades.

“Los trastornos del neurodesarrollo se pueden detectar, muchas veces, en los primeros meses de vida. Pensé que muchas familias no tenían acceso al pediatra, o no consultaban específicamente eso, y entonces se me ocurrió hacer este set», indicó.

En ese sentido, hizo hincapié en que detectar a tiempo algún trastorno del desarrollo permite «iniciar un tratamiento temprano, que es lo más importante para el buen pronóstico del niño y la familia».

Hayipandelli se quedó con el reconocimiento más importante de estos premios, además recibió el «Trofeo al mérito creativo y a la inventiva», otorgado por el Presidente Honorario de la Federación Internacional de Asociaciones de Inventores y fue galardonada con la «Medalla de oro al mérito inventivo».

 

 

El Intransigente