fbpx
Tag

PBI

Browsing

La economía cayó en el año pasado 2,5%, después de un derrumbe en el cuarto trimestre de 2018 del 6,2%, según informó el Indec. En la comparación contra el tercer trimestre del año pasado, la baja fue del 1,2%, por lo que desde Hacienda aseguraron que la caída de la actividad “se desacelera”.

El impacto de la devaluación, la suba de precios, el deterioro del poder adquisitivo y de la producción explican la baja que no pudo remontar aun con el consumo asociado a fin de año, por las fiestas de diciembre.

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), la industria se derrumbó con relación al cuatro trimestre de 2017 en un 11,9%, al igual que el comercio mayorista y minorista, con una caída del 13,5% y la construcción 9,5 por ciento.

La producción de electricidad, agua y gas cayó 2,7% en su comparación interanual, mientras que el rubro hoteles y  restaurantes bajó tres por ciento. Otro sector que se vio golpeado, sobre todo a partir del segundo trimestre del año pasado fue el de inmobiliarias, con baja interanual del 1 por ciento.

Del otro lado, se vio una expansión en el agro, con mejora del 3,7 % y la pesca con una suba del 14%. La crisis obligó al Gobierno a realizar algunos esfuerzos fiscales para determinados servicios sociales. En ese contexto, educación y servicios sociales y de salud registraron mejoras del 0,9 por ciento.

Optimismo

Según la evaluación del Gobierno, la caída fue menor a la esperada, ya que el EMAE, el indicador que sirve como anticipo del PBI, había publicado caídas de 1,8% trimestral y de 6,3% interanual. “Esto implica que la economía se encuentra mejor posicionada para encarar la recuperación, ya que el arrastre estadístico, es decir la dinámica que dejó el cuarto trimestre de 2018 a revertir en 2019, pasó de -2,9% a -2,4%”, remarcaron fuentes de Hacienda.

El área a cargo de Nicolás Dujovne, asimismo, señaló que con el dato cerrado del PBI en pesos corrientes del año 2018, el déficit primario del mismo año pasa a ser de 2,3 puntos del PBI (antes 2,4), lo que representa una baja de 1,5 puntos porcentuales respecto a 2017.

 

 

 

Perfil

La corrida cambiaria, la devaluación, la inflación y la caída del consumo golpearon con fuerza el aparato productivo y los datos oficiales confirmaron ese crítico panorama y constataron que el país está en recesión al llegar al segundo trimestre consecutivo en baja.

El PBI de la Argentina cayó 3,5% en el tercer trimestre respecto de igual período de 2017 y acumula en el año una retracción del 1,4%, informó el INDEC, y de ese modo confirmó que la economía se encuentra en un proceso recesivo. La corrida cambiaria, la devaluación, la inflación y la caída del consumo golpearon con fuerza el aparato productivo y los datos oficiales confirmaron ese crítico panorama y constataron que el país está en recesión al llegar al segundo trimestre consecutivo en baja.

De esta manera, según la información pública, el producto bruto interno (PBI) del país se ubicó en el período en análisis en $695.664 millones. Respecto del segundo trimestre, la actividad económica experimentó un descenso del 0,7%, indicó el organismo encargado de las estadísticas oficiales.

El resultado del tercer trimestre fue menos grave que el del segundo -en la medición interanual-, en el que la caída había sido del 4%. En cuanto al tercer trimestre, el sector que verificó la baja más fuerte fue el comercio mayorista y minorista, que se desplomó un 8,9%, seguido de la industria con un descenso interanual del 6,6%, respecto de igual período de 2017.

El sector agricultura, ganadería, caza y silvicultura decreció 5,2% en el tercer trimestre con respecto a igual lapso del año anterior.

En tanto, la actividad de la construcción -uno de los más dinamizadores- tuvo una baja de 0,8% en el tercer trimestre, según la información difundida por el INDEC y la explotación de minas y canteras cayó 0,1%.

El valor agregado del sector pesca observó un crecimiento interanual de 7,3% y el sector electricidad, gas y agua creció 1,4% durante el tercer trimestre del 2018 con respecto al mismo trimestre del año 2017.

Según informó el organismo, el sector restaurantes y hoteles registró una baja de 3,5% y transporte, almacenamiento y comunicaciones mostró un decrecimiento de 3,8%, en el tercer trimestre contra igual período de 2017.

Por el contrario, la actividad de intermediación financiera observó un crecimiento de un 5,1% y las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler experimentó una suba de 1,1%.

La inversión bruta tuvo una caída del 11,2%, con baja del 1,5% en el sector de construcciones, 13,3% en maquinaria y equipo, pero el derrumbe muy fuerte en la formación de capital fue en transporte, con una retracción del 36%.

Fuente: Diario Jornada

Según un estudio, en la actualidad el total de la deuda contraída en los últimos años equivale al 82% del Producto Bruto Interno (PBI) del país. Algo, que incluso, podría llegar a superarlo completamente para fin de año debido a la fuerte devaluación del peso.

De todas formas, no se tenían registros de semejante porcentaje desde el 2005, luego de que el país emergiera de una grave crisis económica y social.

Se trata de la principal herramienta que el gobierno que Mauricio Macri utilizó como forma de financiamiento, y que ya comienza a mostrar señales de alarma.

El preocupante análisis surge de estimaciones privadas, pero incluso la Secretaría de Finanzas había oficializado que en el primer trimestre de 2018, la deuda sobre el PBI sería del 59,3%.

Es decir, la deuda total a pagar será más grande que todo lo que produce el país en un año, lo cual pondrá a la Argentina en una situación extremadamente compleja.

Esa estimación se dio antes de que el gobierno acordara un millonario préstamo de 15 mil millones de dólares con el Fondo Monetario Internacional, lo que elevó esta cifra exponencialmente.

Por su parte, el efecto dólar terminó por crear la “tormenta” perfecta, ya que los intereses de la deuda serán más caros de pagar a partir de las constantes corridas cambiarias que elevaron al dólar a cerca de los $40 pesos.

Solo en junio, con un dólar a 33 pesos, la deuda saltó a un 70% del PBI. Pero, el informe que aseguró Estudio Broda y otras consultoras privadas, ponen principal advertencia al indicar que –de seguir con este ritmo cambiario-, con un dólar a $44 para fin de año, la deuda representará un 107,4% del PBI.

Es decir, la deuda total a pagar será más grande que todo lo que produce el país en un año, lo cual pondrá a la Argentina en una situación extremadamente compleja.

Según publicó hoy El Cronista, Juan Ignacio Paolicchi, de EcoGo, hizo un cálculo similar: con un tipo de cambio de hoy de $ 37,50, llega a 91,5%, que, para fin de año con un dólar estimado en $ 44 lleva el ratio a 107,4%”.

Si bien en la región, Brasil figura como el país más endeudado, es necesario aclarar que allí se contempla también la deuda privada. Situación distinta a la de Argentina.

 

 

Portal de Noticias