Tag

Paquetazo económico

Browsing

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) anunció que acepta participar del diálogo propuesto por el presidente Lenín Moreno, tras 10 días de protesta contra el ‘paquetazo’.

Esta organización señaló que la medida se tomó «luego de un proceso de consulta con las comunidades, organizaciones, pueblos, nacionalidades y organizaciones sociales».

Hasta el momento, la CONAIE había puesto como condición para el diálogo la derogatoria del Decreto Ejecutivo 883, que estableció la eliminación de los subsidios a los combustibles y, por ende, su aumento de precios.

No obstante, ahora informan que aceptan conversar, tanto sobre una posible derogatoria, como por su revisión.

De esta manera, el movimiento indígena da respuesta al llamado hecho por Moreno este viernes. «Hago un llamado a los dirigentes a dialogar directamente conmigo», dijo el mandatario en una muy breve cadena en radio y televisión.

Crisis en el país

Las manifestaciones en Ecuador se han extendido por 10 días. Comenzaron el pasado jueves 3 de octubre, dos días después que Moreno anunciara varias medidas económicas, como ese alza de los combustibles y el envío de reformas laborales y tributarias a la Asamblea Nacional.

Hasta la fecha, las jornadas de protestas han dejado un saldo de cinco muertos y más de 500 heridos.

Este viernes se vivió un tenso momento, cuando el movimiento indígena se había apostado al frente de la sede del Parlamento.

Tras permanecer un par de horas en el lugar, donde entonaban cantos, comían e, incluso, compartían con los policías, repentinamente, los uniformados decidieron atacar con gases lacrimógenos y perdigones a la multitud.

La represión policial se extendió hasta horas de la madrugada. Tanto la CONAIE, como organizaciones de derechos humanos, denunciaron que los unformados había cercado y lanzaban gases lacrimógenos hacia la Casa de la Cultura, lugar de refugio de una parte de los indígenas y centro de atención a heridos y afectados, así lo reseña RT.

El movimiento indígena ecuatoriano que encabeza la rebelión contra las medidas de ajuste económico del gobierno rechazó el llamado al «diálogo directo» que hizo anoche el presidente Lenín Moreno, en medio de la convulsión que sacude al país desde hace diez días.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) hizo público a última hora de anoche su rechazo a través de una declaración en la que advirtió que la apertura del diálogo está condicionada a la derogación del decreto que eliminó el subsidio a los combustibles y derivó en un aumento de los precios de las naftas de mayor consumo.

A partir de ese decreto, publicado el pasado 1 de octubre, indígenas, campesinos, sindicatos y movimientos sociales llevaron a cabo manifestaciones, bloqueos de calles y autopistas, huelgas y todo tipo de protestas.

Al menos cinco personas murieron durante las protestas y casi 900 fueron detenidas. La fuerza de la reacción llevó al presidente Moreno a decretar la semana pasada el estado de excepción en todo el país y a mudar la sede del gobierno desde Quito hacia Guayaquil.

El ingreso de miles de indígenas a la capital ecuatoriana relanzó las protestas y la represión policial generando un clima de incertidumbre que obligó al presidente a anunciar en las últimas horas la evacuación del Palacio de Carondelet y el traslado de su gobierno a Guayaquil.

Desde esa ciudad, Moreno brindó una un discurso a la ciudadanía trasmitido por televisión y radio para pedir calma y tender la mano a los grupos sociales, y al mismo tiempo, señalar al ex presidente Rafael Correa como el artífice de un supuesto «intento de golpe de Estado».

«Lo que ha sucedido no es una manifestación social de protesta frente a una decisión de gobierno. Aquí hay una manifestación política para romper el orden democrático», acusó Moreno antes de apuntarle a sus tradicionales oponentes estos dos últimos años.

Y agregó que hay «individuos externos pagados y organizados» para utilizar la movilización de los indígenas con fines de saqueo y desestabilización.

En su mensaje, Moreno se mostró rodeado por el vicepresidente Otto Sonneholzner, el ministro de Defensa Oswaldo Jarrín, y cuatro generales en uniforme de combate.

Aunque sin mencionarla explícitamente, el mandatario ecuatoriano instó a la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) «a un diálogo sincero», «una puerta que nunca se cerró».

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, insistió este viernes que su Gobierno no dará marcha atrás a la medida del alza de los combustibles, que ha generado una ola de protestas en el país.

«Bajo ninguna circunstancia vamos a cambiar la medida. Que se oiga bien, no voy a cambiar la medida. Que quede claro, se eliminó el subsidio, se acabó la zanganería», expresó el mandatario desde Guayaquil, en la costa ecuatoriana, donde se encuentra desde la noche de este jueves.

Este viernes se cumple el segundo día de paro nacional, convocado por varias federaciones de transporte, en rechazo a la eliminación del subsidio a las gasolinas extra y ecopaís, además del diésel.

La medida fue anunciada el pasado martes por Moreno y confirmada mediante el Decreto Ejecutivo 883, emitido al siguiente día. Contempla un alza significativa de los combustibles; las gasolinas extra y ecopaís pasaron de costar 1,85 dólares a 2,39 por galón; mientras, el diésel subió de 1,03 dólares a 2,29, un aumento del 123 %.

No habrá diálogo

Ante las protestas que se generaron en todo el país, a las que se sumaron diversos gremios, como el estudiantil y el indígena, Moreno señaló este viernes que no dialogará con quienes «protagonizaron hechos consumados».

«No queremos beneficiar a los que más tienen, ni a los contrabandistas, que se han enriquecido, con ellos no voy a dialogar. Hablemos con la gente que quiere trabajar, con la gente que quiere sacar al país adelante», manifestó.

El mandatario añadió que quienes violen la Constitución y los derechos de todos los trabajadores deberán responder ante las autoridades.

Actualmente, en el país rige un estado de excepción, que tiene previsto durar 60 días. La medida fue dictada por el mandatario la tarde de este jueves, mientras ocurrían las manifestaciones en casi todo el país.

Hasta ahora, han sido detenidas 350 personas, según informaron los ministerios de Defensa e Interior.

Entre los detenidos ha dirigentes sindicales del sector transporte. Están Mesías Vicuña, secretario general del Sindicato de Choferes del Azuay; Manolo Solís, residente de la Cámara de Transporte de Cuenca; y Jorge Calderón, presidente de la Federación de Operadoras de Transporte en Taxis del Ecuador (Fedotaxis).

Desde la ONU y la CIDH han manifestado su preocupación por el uso de la fuerza policial contra los manifestantes. Además, consideran excesiva la declaratoria del estado de excepción.

También hay reformas

Además del alza de los combustibles, el Gobierno tiene previsto enviar este viernes al Parlamento un paquete de reformas económicas, que también fueron anunciadas por Moreno el pasado martes, confirmó la ministra del Interior, María Paula Romo.

Todas las disposiciones anunciadas por Moreno son parte del acuerdo alcanzado entre Ecuador y el Fondo Monetario Internacional (FMI), organismo con el que se alcanzó un pacto de financiamiento por más de 4.000 millones de dólares.

Las medidas y reformas deberán ser incluidas en la estructuración del presupuesto del 2020, por ello, debían ir a más tardar esta semana al Parlamento para su discusión.

Aunque no se brindó mayor detalles de estas reformas, entre los cambios que mencionó el mandatario destacan reformas a la legislación laboral, que incluye:

  • La renovación con un 20% menos de remuneración de los contratos ocasionales.
  • El recorte de vacaciones para los trabajadores del sector público: de 30 días, pasarán a disfrutar solo 15, como en el sector privado.
  • Trabajadores de empresas públicas aportarán mensualmente, como mínimo, un día de su salario.
  • Una nueva Ley que podría facilitar nuevas modalidades de trabajo para quienes inician un emprendimiento y nueva modalidad de contrato, de reemplazo, en caso de maternidad y paternidad y enfermedades catastróficas.
  • Una nueva forma de jubilación patronal: empleadores aportarán un 2 % extra mensual para los nuevos trabajadores.

También, se contemplan reformas tributarias. Al respecto, el Ejecutivo tiene previsto reducir y simplificar el impuesto sobre la Renta al sector bananero, la devolución de tributos a los exportadores para «dinamizar la economía» y la rebaja a la mitad del Impuesto de Salida de Divisas (ISD) para materias primas, insumos y bienes de capital.

Nebot y Lasso serán «presidentes de la República»

Durante su intervención en Guayaquil, Moreno respondió a las declaraciones de Jaime Nebot, del Partido Social Cristiano; y el derechista Guillermo Lasso, su principal contrincante en las elecciones de 2017.

Nebot, quien volvió al país este jueves de emergencia, según dijo en redes sociales, ante las protestas y la declaratoria de estado de excepción de Moreno, criticó, en declaraciones a una radio local, las medidas del mandatario, por no presentar acciones compensatorias al alza del precio de los combustibles, y acusó al FMI de ser una «agencia cobradora».

Mientras, Lasso mencionó, en un mensaje público, que este gobierno no ha sabido asumir su principal reto, que era el reto económico y ha preferido dedicarse a la política del pasado.

Al responder, Moreno señaló: «Ellos van a ser en algún momento presidentes de la República, no sé cuánto tiempo demore, si corto, mediano o largo plazo […] me alegro y deseo que así sea».

«En el momento en que ellos tomen las riendas de un país, que lo dejamos reinstitucionalizado, reestructurado y eliminadas todas las aberraciones económicas que pueden existir, que pueden impedir el desarrollo del país, en ese momento ellos van a poder aplicar sus maravillosos planes», así lo reseña RT.