Tag

Panaderia Dorita

Browsing

El lunes hay otra convocatoria de Trabajo y los empleados están muy molestos.

Trabajadores de la panadería Dorita de Trelew, su representante legal y miembros del Sindicato de Panaderos se presentaron en la Secretaría de Trabajo para la audiencia de conciliación obligatoria con los dueños de la firma. Esta instancia se convoca por quinta vez y no acudieron. Programaron una nueva audiencia para el lunes a las 9. “Es una nueva burla”, consideró Juan Maldonado, de la Regional Chubut Panaderos Pasteleros.

El conflicto surgió la semana pasada cuando 17 trabajadores denunciaron irregularidades por parte de la patronal como empleo en negro, falta de aportes y categorías no acordes a la función que cumplen. Hubo incidentes, detenciones y heridos. Si los dueños no se presentaban intervendría Policía pero no sucedió. En tanto, los empleados dijeron no haber sido notificados de la orden judicial que les impide a los manifestantes acercarse a menos de 50 metros de las tres sucursales de la panadería.

Luis Candia, director de la Secretaría, explicó: “Tenemos que ver la respuesta policial por la compulsa que pedimos. No tienen voluntad de dialogar. Convocamos nueva audiencia para para ver qué harán”. Además indicó que “los empleados no fueron informados de la medida cautelar dispuesta por la Justicia. Se acercó recién hoy (por ayer) a la mañana aquí una copia. La gente está muy molesta por la falta de respeto que consideran de la patronal, con ellos y con nosotros. No venir es falta de respeto y consideración”.

Aclaró Candia que no es necesario que sean los propios dueños quienes se sienten a conversar sino que podría ser algún apoderado o representante legal. Pero no fue nadie. “Este comportamiento de ignorar el proceso no lo he visto nunca”.

“El lunes se verá qué pasa. En principio se analizan todos los antecedentes del expediente y se resuelven sanciones, multas u otra medida más severa. Hay que analizar que hay gente trabajando. Pueden darse clausuras también. Los juicios laborales son una alternativa y los empleados tienen derechos individuales”.

Maldonado, delegado de Panaderos y Pasteleros, confirmó que “es la quinta vez que los trabajadores vienen valientemente a buscar una mesa de diálogo y se encuentran con que el propietario no viene. Manifestó al secretario que estaría evaluando una respuesta para otra audiencia. Decidimos no aceptar pero luego pensamos que hay que arreglar las cosas, más allá de la humillación a la que los están sometiendo”.

El gremialista aclaró que “no solo se viola el derecho del trabajador por la falta de pago sino también los procedimientos legales de Trabajo, sino que estaba previsto una comparecencia por la fuerza pública. No sabemos por qué no se cumplió. Significa que al patrón le importa tres pitos lo que suceda con los trabajadores, la ley y las conciliaciones. Hacemos un llamado al gobierno que se solucione este conflicto”.

Respecto a la audiencia del lunes, deslizó que “esperaremos ver qué pasa, con paciencia. Es incoherente que por los medios nos enteremos de una cautelar. Está bien por la seguridad, pero se está cuidando a alguien que incumple leyes laborales, amenaza de armas, agresión. Esperamos que esa justicia que actúa a favor de quien incumple que lo haga de la misma forma y celeridad cuando se tenga que hacer frente al pago a los trabajadores”.

Agregó Maldonado que “están poniendo el cuerpo, la cara y la dignidad. Ni un solo gesto. Vamos a sentarnos con tranquilidad y a ir con todas las de la ley. Se está preparando un equipo técnico para colaborar con nuestro equipo judicial y con todas las áreas para dar respuesta a todos los trabajadores. No le vamos a parar la mano a nadie que quiera manifestarse en contra de este atropello”.

Maldonado deslizó que “vamos a plantear todas las irregularidades. Todo lo que haya que cubrir lo haremos. Quienes no quieran manifestarse también van por ellos, que hoy están en la panadería tranquilos resguardándose en compañeras que ponen la cara. Los negocios están funcionando. Hay trabajadoras llorando porque no saben cómo pagar sus cuentas y ellos siguen sin gestos humanitarios. Con gas pimienta y armas de fuego nos va mal. Apelamos a la paciencia de las compañeras y esperamos el mismo gesto de la parte empresarial”.

Diario Jornada

La disposición fue dictada por la jueza civil Gladys Cuniolo ante un reclamo de los propietarios. Apunta a preservar las tres sucursales en Trelew. El cumplimiento de la medida deberá ser garantizado por parte del Ministerio de Gobierno a través de la Policía. Se prohíbe la quema de cubiertas.

La juez civil de Trelew, Gladys Cuniolo, dictó una medida cautelar para ordenarle al Sindicato Regional de Obreros Panaderos y Pasteleros Patagónicos y a cualquier otro grupo de manifestantes que no se acerquen a menos de 50 metros de la entrada de cualquiera de las tres sucursales de la cadena de panaderías “Dorita”.

El cumplimiento de la medida la deberá garantizar el Ministerio de Gobierno a través de la Policía. La magistrada también prohibió la quema de cubiertas o cualquier elemento “extremadamente contaminante y nocivo” para la población o para los mismos manifestantes. En todo caso, intervendrá el Ministerio de Ambiente.

Presentación

La presentación la hizo la titular de la empresa en conflicto, Dora Raninqueo.

Cabe recordar que un grupo de empleados se quejó por la presunta precarización laboral en la empresa. Esto generó fuertes incidentes en plena vía pública.

El fallo pidió “evitar cualquier menoscabo que impida a la actora ejercer su derecho al comercio pero sin desconocer al mismo tiempo el derecho de los ciudadanos de reclamar en la vía pública, siempre y cuando no se configure un ejercicio abusivo de tal derecho que impida el desarrollo de las tareas comerciales habituales”.

Reclamo administrativo

La juez recordó que el conflicto laboral ya tiene su reclamo administrativo en la Secretaría de Trabajo y que hoy habrá una audiencia de conciliación. Cuniolo explicó que garantizar el derecho de protesta “no legaliza medidas de acción directa”, en referencia a los incidentes que hubo en los locales, incluso con gas pimienta y armas. Y por eso el Gobierno debe cuidar que los locales puedan trabajar.

La cautelar ordenó a la Policía que coloque “personal suficiente” en los accesos a las sucursales “actuando en un marco preventivo y disuasorio” y resguardando –si es que debe actuar- la integridad física de manifestantes, clientes y toda persona dentro de los locales.

Diario Jornada

Se lo anticipó la Secretaría de Trabajo a la Municipalidad, que trata de mediar entre los dueños de la cadena y los empleados en conflicto, a quienes no dejan ingresar a su labor.

Trabajadores de la Panadería Dorita fueron recibidos ayer por la mañana por el titular de la Agencia de Desarrollo Productivo y Social, Marcelo Olivera, quien por mandato del intendente de Trelew, Adrián Maderna, busca un acercamiento de las partes que permita la solución del conflicto laboral que mantienen desde hace varios días.

El conflicto comenzó el miércoles de la semana pasada motivado por presunta mala liquidación de sueldos, precarización laboral, falta de aportes y obra social, entre otros puntos que son reclamados por el personal.

Olivera indicó que el planteo del personal está vinculado con que “a pesar de la vigencia de la conciliación obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo, la semana pasada, continúan sin poder ingresar a sus lugares de trabajo, en donde están trabajando otras personas, de las que no se sabe si fueron contratadas recientemente o provienen de otras sucursales”.

El funcionario aclaró que al tratarse de un conflicto laboral en el ámbito privado, el municipio de Trelew sólo puede intentar contribuir al diálogo entre las partes en conflicto, siendo el ámbito en el que debe resolverse la situación la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

“Por eso se convocó al representante de la delegación de la Secretaría de Trabajo, Luis Candia, quien confirmó que mañana (por hoy) se realizará una inspección en todos los locales, para constatar las condiciones de trabajo y si hay incumplimientos a la conciliación obligatoria”, precisó Olivera.

Diario Jornada

Esta mañana un grupo de trabajadores fueron recibidos por el titular de la Agencia de Desarrollo Productivo y Social, Marcelo Olivera. También estuvo el representante de la Secretaría de Trabajo, Luis Candia.

Trabajadores de la Panadería Dorita fueron recibidos este lunes por la mañana por el titular de la Agencia de Desarrollo Productivo y Social, Marcelo Olivera, quien por mandato del Intendente de Trelew, Adrián Maderna, busca un acercamiento de las partes que permita la solución del conflicto laboral que mantienen desde hace varios días.

El conflicto comenzó el miércoles de la semana pasada motivado por presunta mala liquidación de sueldos, precarización laboral, falta de aportes y obra social, entre otros, puntos que son reclamados por el personal.

Olivera indicó que el planteo del personal está vinvulado con que “a pesar de la vigencia de la Conciliación Obligatoria dictada por la Secretaría de Trabajo, la semana pasada, ellos continúan sin poder ingresar a sus lugares de trabajo, en donde están trabajando otras personas, de las que no se sabe si fueron contratadas recientemente, o provienen de otras sucursales”.

El funcionario aclaró que al tratarse de un conflicto laboral en el ámbito privado, el Municipio de Trelew solo puede intentar contribuir al diálogo entre las partes en conflicto, siendo el ámbito en el que debe resolverse la situación la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

“Por eso se convocó al representante de la delegación de la Secretaría de Trabajo, Luis Candia, quien confirmó que mañana se realizará una inspección en todos los locales, para constatar las condiciones de trabajo y si hay incumplimientos a la conciliación obligatoria”, precisó Olivera.