Tag

Pan American Silver

Browsing

La empresa se llama Eliho Textil, es de Buenos Aires, tiene una trayectoria de más de tres décadas, y luego de un mes y medio cerrada por las restricciones del COVID-19 comenzó a producir los barbijos para Pan American Silver, que lo distribuye entre sus trabajadores.

Hace poco menos de dos años, en octubre de 2018, la Cámara Industrial de Puerto Madryn (CIMA) fue escenario del evento “Usos industriales de la plata”. Uno de los exponentes fue Horacio Duek que, como gerente general de la fábrica de medias Eliho Textil, ubicada en CABA, habló de los novedosos usos de la plata en la industria textil. Es que esta Pyme, con más de tres décadas en el mercado, ya contaba, desde hacía varios años, con la licencia oficial del hilo de plata XSTATIC, cuyo único productor en el mundo es la empresa Noble Biomaterials, ubicada en la ciudad de Scranton, Pensilvania, EEUU.

Esa exposición inició un contacto que se consolidó con la innovadora fabricación en la Argentina de barbijos elaborados con hilo de plata. Así, en plena pandemia y luego de cerca de un mes y medio cerrada por las restricciones de la cuarentena, Eliho Textil se convirtió en proveedora de esos productos para la minera Pan American Silver, para la cual lleva entregados unos 10.000 barbijos, y se encuentra en proceso de producción una cifra similar.

Damián Duek, director de la textil e hijo del gerente general que expuso en Madryn, contó en una entrevista los variados beneficios del hilo de plata en la industria textil. Y de la relevancia de Pan American Silver en el desarrollo y reconversión, en plena pandemia, de una empresa que tiene, entre sus clientes, a varias marcas deportivas, medicinales, y de indumentaria, como la ya clásica Pampero.

– ¿Cuántos barbijos han elaborado?

– Estamos fabricando aproximadamente unos 20.000 barbijos para Pan American Silver. Ya entregamos 10.000. Estamos fabricando otra tanda de 6.000-7.000, y esperamos seguir. Tenemos tela, tenemos stock. Y el barbijo, de alguna manera, por lo pronto llegó para quedarse. Nosotros proyectamos unos 35.000 en el transcurso de estos próximos meses, hasta fin de año.

– ¿En 2018 tu empresa participó en un evento organizado por CIMA en Puerto Madryn sobre los usos de la plata?

– Sí, estuvo Horacio Duek, mi papá y gerente general de la empresa. Allí fue cuando empezó a rondar nuestro nombre en minería, y en nosotros empezó a rondar el nombre Pan American Silver. Así comenzó esta alianza. Nos conocemos hace poco, pero nos sorprendió el interés y las ganas de hacer algo distinto. Tuvimos un feedback muy bueno. Es una empresa muy importante, líder. Y a raíz del acuerdo firmado comenzamos estudios, ensayos, mandamos incluso las muestras al INTI. Fue algo desafiante, porque no sabíamos bien los resultados, pero terminó siendo un trabajo de primera. La empresa se comprometió mucho, con información institucional, entregando barbijos a las comunidades. Es un crecimiento importante para nosotros trabajar con empresas de este calibre. Nivela mucho para arriba y terminás generando conceptos de productos.

– ¿Cómo surgió entonces la posibilidad de hacer los barbijos para la industria minera?

– Surgió en primera instancia porque nosotros venimos hace 11 años trabajando con esta tecnología de hilo de plata XSTATIC, que lo fabrica la empresa Noble Biomaterials, de Scranton, Pensilvania, EEUU. Es la única empresa en el mundo que fabrica esta tecnología. Y nosotros somos una licencia oficial. Estamos autorizados para importar y fabricar con esta fibra. Cuando surgió el problema de la pandemia, con la cuarentena, estuvimos en marzo y mitad de abril con la fábrica cerrada, y ahí se nos ocurrió empezar a probar con barbijos con una tela que ya teníamos, y que utilizamos para cortinas y textiles hospitalarios. En mayo fue como obligatorio el uso del barbijo, y ahí trajimos a nuestras costureras y a nuestra gente, con permisos y autorizaciones para empezar a hacer pruebas. Empezamos a hacer el barbijo, retomamos el contacto que había surgido en 2018 con Pan American Silver, y empezamos a trabajar fuertemente con la industria minera. Después de haber acordado con Pan American Silver empezamos también con Barrick, que se interesó y nos hizo una compra. Así fue que se nos abrió la puerta con los barbijos en la minería. Por otra parte, también veníamos trabajando con la industria porque somos licencia oficial de la marca Pampero. Pero con los barbijos, Pan American Silver fue la primera y la empresa con más interés. Después de tres meses seguimos trabajando y desarrollando nuevos productos con esta tecnología.

– ¿El uso de la plata en productos textiles es nuevo?

– No es nuevo. Nosotros hace 11 años que estamos en la Argentina. Es poco tiempo, pero en Europa, en EEUU y en Asia, obviamente en China, ya existe esta tecnología. Hay marcas grandes a nivel deportivo y médico que trabajan con esta fibra. A la Argentina, las innovaciones y las novedades llegan un poco más tarde. Pero ya hace 15 o 20 años que se viene trabajando a nivel mundial, sobre todo con la idea de generar textiles que sean sustentables, que tengan beneficios, que puedan ser utilizados en salud, en industria, en minería, que generen un plus y un confort. Como fábrica de medias tradicionales, ya hace años que hubiéramos estado fundidos: la competencia, la importación y los productos commodities te destruyen los precios. Ante la necesidad de diferenciarnos buscamos innovaciones en textil y llegamos al hilo de plata que ya venía con ritmo, pero en países de primer mundo, sobre todo por una cuestión cultural y de costos. Los productos con hilo de plata no son económicos. Pero ahí está el aspecto cultural: entender el beneficio. En economías más cerradas o más chicas es más difícil llegar.

– ¿Cuáles son las principales ventajas del hilo de plata?

– Son muchas, pero las principales son que la base es una fibra textil, un nylon, que se recubre, por un proceso químico, de plata pura. Y eso permite generar todo tipo de textiles. El beneficio principal es que es un agente antibacterial. Y en base a los estudios recientes, también es antiviral. En las medias, por ejemplo, ayuda a regular la temperatura del pie y la circulación. Es un elemento muy importante para las personas que tienen diabetes o pies sensibles. Si tenés los pies lastimados ayuda a que no se infecten y a que la herida sane mucho más rápido. Tenemos varias líneas de producto, y en cada una resaltamos diferentes beneficios. En el barbijo es importante que es antibacterial y antiviral. En las medias elimina los hongos, las bacterias, el mal olor. En los textiles hospitalarios resaltamos la efectividad ante las bacterias y se elimina la contaminación cruzada. Tenemos bóxers, camisetas y calzas térmicas con hilo de plata que se usan mucho para industria y para minería en particular. Ahí resaltamos el confort, la regulación de la temperatura, que elimina el mal olor del sudor, que mantiene el cuerpo seco. Son infinitos los beneficios. También tenemos la línea de apósitos y curativos, donde se usa para quemaduras y heridas profundas. Todos los beneficios del hilo de plata son permanentes. Y no se alteran con los lavados.

Con el aporte y distribución de kits alimentarios básicos en la Meseta del Chubut, Pan American Silver Argentina desarrolla acciones «solidarias» en medio de la pandemia. Tras ese marketing solidario se esconde la carencia de licencia social para la minería, por lo que busca acercarse a la pobladores más necesitados y quebrar la barrera del rechazo al extractivismo.

La entrega de insumos básicos en Chubut, realizada por personal local de Pan American Silver Argentina con los protocolos de bioseguridad correspondientes, consiste en un total de 2.600 kits alimentarios con 15 kilogramos de productos cada uno.

Los insumos son destinados a familias que, a criterio de las autoridades comunales, se encuentren en situación de vulnerabilidad producto de la pandemia.

Los kits alimentarios, empaquetados en bolsas reutilizables, contienen 24 unidades de productos no perecederos y de higiene, entre ellos aceite, arroz, azúcar, fideos, harina, leche, polenta, yerba, lavandina y jabón en pan.

El Chubut publicó que los productos fueron adquiridos a proveedores locales dedicados al rubro comercial, reafirmando así el compromiso de Pan American Silver Argentina con el desarrollo de proveedores locales y la política de compra local.

Su distribución es coordinada con las autoridades comunales de Gastre, Gan Gan, Telsen, Paso del Sapo, Blancuntre y Lagunita Salada.

«Esta acción forma parte de una iniciativa global de apoyo a las comunidades cercanas que se adapta a las necesidades y metodologías de cada país», dijo al respecto Gabriela Maceira, gerente de Sostenibilidad Social de Pan American Silver Argentina.

«Nuestra principal preocupación es cuidar la salud de nuestros empleados y la de las comunidades donde viven y trabajan», agregó Maceira.

Esta iniciativa se suma a los kits sanitarios distribuidos el pasado mes de mayo en los hospitales y puestos sanitarios de las mismas comunidades de la Meseta del Chubut, y se realiza también siguiendo estrictos procedimientos internos de bioseguridad que incorporan los estándares y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y las autoridades sanitarias nacionales y provinciales.

El proyecto Navidad en la meseta chubutense, del que es dueño la canadiense Pan American Silver, es uno de los tres proyectos de América Latina en que confían avanzar este año según aseguraron directivos de la multinacional en la reunión anual de accionistas en esta semana. “Ellos subrayan que hay tres proyectos en su cartera que van a generar valor accionario y Chubut (el Proyecto Navidad) se encuentra en el tercer lugar. En primer lugar está El Escobal (Guatemala), en segundo lugar está La Colorada (México) y en tercer lugar está Chubut”, reveló desde Canadá Kirsten Francescone, del observatorio minero Mining Watch, en una entrevista con La Namunkurá. Para ello, deberá la Legislatura modificar la ley (ex) 5001 que prohíbe la explotación metalífera a cielo abierto y con el uso de cianuro en la provincia.

En la mencionada audiencia con accionistas, PAS gambeteó las demandas que se habían elaborado desde distintas comunidades latinoamericanas en donde se emplazan proyectos mineros. Además de las del pueblo Xinka de Guatemala, los directivos de Pan American Silver ignoraron también las preguntas de habitantes de la meseta chubutense. “Quiero hacerle una pregunta a PAS: ¿por qué compraron el proyecto Navidad sabiendo que es ilegal hacer minería en Chubut?”, es la pregunta que grabó y envió a Canadá Gabriela Cual, de la comunidad Mayín de los Cual, Gan Gan. “¿Por qué sigen con el proyecto Navidad, cuando la mayoría de la población de la provincia, particularmente de la meseta nos venimos manifestando en contra de la megaminería? ¿Por qué no entienden que la meseta no es zona de sacrificio?”, fue la pregunta de Paola Coronado, de Chacay Oeste, que la multinacional no quiso contestar.

¿Y el gobernador Mariano Arcioni? Justamente, de recorrida en la meseta en plena pandemia, donde se mostró con el jefe comunal Genaro Pérez, según publica a diario El Chubut. Pérez, en una entrevista con la radioescuela, se había definido como un “militante prominero”.

Arcioni con el prominero Pérez en Gastre: sin barbijos y sin apoyo. Foto: El Chubut.

A continuación, el fragmento de Kirsten sobre Chubut y los videos con mensajes de comunidades originarias de la meseta.

Desde Canadá advierten que PAS da por hecho el inicio de la explotación del proyecto Navidad en la meseta chubutense. En este fragmento de la entrevista con La Namunkurá, Kirsten Francescone, de Mining Watch Canadá.

El informe oficial de PAS donde menciona a Chubut: “… u otros países donde la compañía podría llevar a cabo negicios, incluyendo restricciones legales relacionadas a la explotación minera, incluida Chubut, Argentina”.

La meseta quiere saber. Gabriela Cual, desde Gan Gan, le pregunta a PAS por qué compraron el proyecto Navidad ya que en Chubut la actividad está prohibida por ley. (Fuente: Mining Watch).

Otro mensaje desde Chubut para PanAmerican Silver: la meseta no es zona de sacrificio, dice Paola desde Chacay Oeste.

Pan American Silver entrega insumos a hospitales y puestos sanitarios de Gastre, Gan Gan, Telsen, Paso del Sapo, Blancuntre y Lagunita Salada. Lo hace con personal residente en esas zonas que coordinan previamente las entregas con cada presidente comunal y autoridades sanitarias locales. Acciones similares se llevan adelante en Santa Cruz. El plan global incluye además a Perú, Bolivia, México, Guatemala y Canadá.

Con la entrega de kits sanitarios básicos en hospitales y puestos sanitarios de la meseta de Chubut, Pan American Silver Argentina sumó a la provincia a su plan global implementado ante la emergencia sanitaria del COVID-19.

Las entregas de insumos en Chubut son realizadas por personal local de Pan American Silver Argentina con todos los protocolos de bioseguridad y distanciamiento social correspondientes. Incluyen a los hospitales rurales de Gastre, Gan Gan y Telsen, y a los puestos sanitarios de Paso del Sapo, Blancuntre y Lagunita Salada.

Consisten en un total de 360 mamelucos descartables, 180 mascarilla descartables R95 3M, 2.000 barbijos sanitarios no quirúrgicos, 40 cajas de guantes de látex por 100 unidades cada una, 400 camisolines impermeables Tybek, alcohol en gel, termómetros digitales y alcohol al 70 por ciento; a distribuir para el uso del personal de cada uno de los hospitales y puestos sanitarios.

“Estas entregas se hacen luego de charlas previas que mantenemos con cada presidente comunal y con las autoridades sanitarias de los hospitales locales”, dijo al respecto Gabriela Maceira, gerente de Sostenibilidad Social de Pan American Silver Argentina.

APOYO A COMUNIDADES

Maceira explicó que una acción similar se llevó adelante en Santa Cruz y que forma parte de una iniciativa global de la casa matriz “de apoyo a las comunidades en zona de influencia”.

Precisó que se ha hecho lo propio en otros países en los que tiene operaciones Pan American Silver, como Perú, Bolivia, México y Guatemala, además de Canadá, donde se encuentra la casa matriz.

“Tenemos contactos semanales con los principales directivos de Sostenibilidad Social de casa matriz para evaluar las necesidades que tienen cada uno de los lugares y los aportes que podemos hacer para combatir la pandemia”, agregó Maceira.

“La casa matriz tiene la política de acompañar a las comunidades de cada una de las áreas en las que tenemos oficinas y operaciones, y cada país adapta la iniciativa de acuerdo a las necesidades y metodologías particulares”, agregó.

Destacó que, al igual que en Chubut, en cada uno de los lugares del mundo en los que se realiza el acompañamiento, los kits se entregan con todas las medidas de seguridad, distanciamiento social y utilización de alcohol en gel, y los protocolos propios establecidos por las autoridades de cada zona.

La resistencia a la minería en Chubut tiene una razón ambiental, pero básicamente plantea una realidad costo-beneficio que está ausente en aquellos lugares donde la voracidad por hacer caja, excede inclusive a las previsiones lógicas de cualquier gobierno provincial que piense, no solo en ellos mismos, sino también en la sociedad y en qué dejarán para el futuro de sus hijos y nietos.

A partir de la decisión de los intendentes de la meseta central de Chubut de potenciar la minería mediante la activación del Proyecto Navidad, la convocatoria realizada para debatir el tema que ya tienen decidido llevar adelante a instancias del gobierno nacional, padece de un gran problema: no tienen licencia social. Sin embargo esto abrió una nueva caja de pandora en Chubut y se puso sobre la mesa el verdadero beneficio que le dejaría a la provincia, una hipotética autorización para que se practique la megaminería (minería a cielo abierto), prohibida por ley.

De acuerdo a un cálculo efectuado por el diario El Extremo Sur, de Comodoro Rivadavia, la ganancia que tendría Chubut sería de 13 millones dólares anuales, lo cual representa solo el 4% de lo percibido por Chubut en el año 2017 por regalías petroleras ( 313 millones de dólares), pero le reportaría a la nación una ganancia de 42 millones de dólares en el año.

Dichas cifras surgen del análisis de las perspectivas económicas presentadas por el ex ministro de Energía Juan José Aranguren, quien expresó los beneficio que tendría Chubut en caso de habilitarse la megaminería. Es decir, teniendo en cuenta esta prospección, el resultado para nuestra provincia alcanzaría para cubrir menos del 2% de déficit primario fiscal que tiene Chubut, cuyo desequilibrio el año pasado superó los 695 millones de dólares.

Aranguren fue taxativo al remarcar que la Nación obtendría un beneficio económico, de la explotación minera en Chubut a través de la empresa Pan American Silver de 55 millones de dólares y que para esta provincia quedaría poco menos de 13 millones de dólares al año, en concepto de regalías que actualmente son del 3%, correspondiéndole al gobierno nacional, además, el 35% ppor Impuesto a las Ganancias.

En cambio la empresa canadiense gozaría de algunos beneficios extras, como, por ejemplo no pagar el Impuesto a las Ganancias en los primeros tres años del emprendimiento para “compensar” a los capitales productivos por la inversión del montaje de la infraestructura de explotación y tampoco pagarían IG durante el último año de explotación. El tiempo estimado es de 17 años y Chubut no siempre cobraría igual las de por si magras regalías que al final de ese tiempo rondarían los 140 millones de dólares, mientras nación en el mismo período le llevaría algo así como 700 millones de dólares estadounidenses por el cobro del IG, de acuerdo a los datos aportados por Aranguren.

“Polvo, paja y trigo”

Separando los gastos, las inversiones, los costos, el tiempo de gracias que tendría al empresa Pan American Silver para empezar a pagar y el remanente líquido que les queda a nación y Provincia, es obvio que Chubut es un reservorio de oro y plata para la multinacional canadiense y para el gobierno de Mauricio Macri. Quien menos beneficio obtendría es Chubut.

El argumento periférico de que alrededor de la industria minera se mueve una economía alternativa vinculada, es tan relativo como la teoría de Albert Einstein. En general no menos del 80% de la mano de obra sería extraprovincial o extranjera, tal como sucede en Santa Cruz y los insumos mineros las empresas los adquieren de su propia cadena de servicios y compra.

Es decir, ninguno de estos argumentos (regalías y beneficios económicos para la región) seducen al electorado de Chubut. La resistencia social a la megaminería será aún mayor, luego de dar a conocer estos número mínimos, a la par del enorme pasivo ambiental que va a heredar Chubut, si acaso permite la llegada de la minería a la meseta central.

Solo basta ver a Santa Cruz sumida en la pobreza, siendo la provincia donde la minería es más intensiva y que, para rescatar algunos fondos más, los municipios reciben dádivas de las empresas, al igual que el gobierno provincial, a cambio de desistir de la actividad de remediación ambiental, trabajo que para una minera le lleva más de un año de trabajo e ingentes capitales que no están dispuestas a erogar.

Es por este ejemplo tan cercano (Cerro Vanguardia, por ejemplo en Santa Cruz) que Chubut rechaza de plano la megaminería. En cercanías de San Julián jamás serán rellenados los pits abiertos que desde el espacio exterior se ven como pequeñas manchas negras. Estos serán eternos, mientras las “ganancias” se han licuado. No se sabe bien a qué bolsillo fueron a parar porque ni las localidades cercanas como San Julián, abundan en prosperidad, luego de depender tantos años de Cerro Vanguardia, un yacimiento que transita su final y el cual jamás será remediado.

Por todo esto y sabiendo hoy de boca del propio ex Ministro Aranguren, lo que le espera a Chubut en caso de permitir el ingreso de la minería en suelo provincial, es que la toma de conciencia de la población hace posible que el gobierno nacional, ávido de recursos, como antes lo hizo el kirchnerismo, no pueda tener inserción en Chubut y lograr la destrucción ambiental solo con la promesa futuro que no existe, al menos para los chubutenses y solo le reportará beneficio a Pan American Silver y a Mauricio Macri

 

 

Agencia OPI Chubut