Tag

ovejas

Browsing

Leticia Aravena es docente de Cushamen y junto a su marido se metieron en los campos en Mina de Indio en plena nevada, con pala en mano, a caballo y caminando varios kilómetros para brindar asistencia duran el temporal que afectó a la meseta de Chubut hace unos días. «A las ovejas que estaban débiles, había que levantarlas y secarles la lana en la cocina, todavía hay muchas ovejas desaparecidas», lamentó.

Durante las últimas semanas, Cushamen sufrió un temporal de nieve y bajas temperaturas que dejaron a pobladores aislados, como así también a aparte de sus animales. Una docente decidir salir por los campos nevada para poder rescatar ovejas,.

Leticia Aravena es docente de Cushamen y, junto a su marido Pablo Phillips, durante doce días se metieron en los campos en Mina de Indio en plena nevada, con pala en mano, a caballo y caminando varios kilómetros, para llevar asistencia y contener a sus familiares mayores. Y además para rescatar ovejas.

Aravena contó que rescató parte del ganado ovino en el campo “El Salitral”, de su mamá Rosa Toledo, ubicado en Mina de Indio. Allí trabajó con su marido, amigos Rubén, Noel y Julio, y su sobrino Luis. “No podíamos llegar al campo, estuvimos yendo 12 días seguidos con palas para ver si avanzábamos un poco para poder llegar”, aseguró.

Leticia relató que los animales estaban solos “y no sabíamos si estaban todos tapados en la nieve o no, la desesperación y las lágrimas de mi mamá que pensaba haber perdido todo el esfuerzo de años con mi papá Andrés y no saber cómo se encontraban nuestros vecinos, nos llevó a decidir en llegar caminando”, dijo..

Caminaron muchas horas, “un tramo lo hicimos a caballo gracias al vecino Hugo Manrique que nos prestó uno”, recordó, mientras explicó que los caballos estaban débiles por la falta de forraje. “Y cuando llegamos encontramos algunas ovejas, al resto no las veíamos en el campo”, indicó a El Chubut.

A las ovejas que estaban débiles, había que levantarlas y secarles la lana en la cocina, “pero al morirse la cría adentro ya no se puede hacer mucho más”, afirmó. Y destacó que hasta ayer había muchas ovejas desaparecidas “no las encontramos, quizás hayan pasado el alambre que está tapado en nieve, estén en campos vecinos. Hoy el trabajo consiste en tratar de salvar las ovejas que más se pueda, aunque ya estamos con poco forraje al igual que los vecinos y está difícil llevarlo porque el camino se cortó”.

Este fin de semana nevó intensamente otra vez en la zona cordillerana, lo que causa serias dificultades para los productores que deben cuidar a sus animales también del frío.

Un pequeño productor de la zona de Cerro Centinela, punto ubicado entre Trevelin y Corcovado, evidenció cómo tiene caminar cuesta arriba con alrededor de 80 centímetros de nieve, para asistir y llevar forraje a sus ovejas, quienes buscaron refugio debajo de los árboles y encima no podían salir por la cantidad de nieve.

Una tarea ardua para los productores que deben afrontar las inclemencias del clima en estos primeros días del invierno patagónico, con el objetivo de proteger a sus animales para que no mueran de frío.

Policía de nuestra ciudad intervino en los primeros minutos de este sábado en la zona de chacras donde se advirtió la presencia de un carro que transportaba 25 animales ovinos.Al entrevistarse con el hombre que los trasladaba, éste aseguró que los había comprado en una chacra de la zona, pero no tenía la guía de transporte que justificara la identificación de los ovinos, por lo que la policía procedió al secuestro de los animales.

En diálogo con Radio Chubut el comisario mayor Adrian Muñoz, segundo jefe de la unidad regional local confirmó la intervención y agregó que a media mañana se este sábado se corroboró que eran ciertos los dichos del transportista.

El jefe policial indicó que según establece la ley, los animales deben estar marcados y ser trasportados con una guía que los identifique porque de lo contrario no está acreditada la propiedad.

Finalmente se contactó a la dueña original de los animales que deberá hacerse cargo de una multa por la venta informal.

Muñoz explicó que el comprador, es un hombre que se dedica a la cría de ganado y que si bien reside en nuestra ciudad, tiene su emprendimiento en la zona de Telsen hacia donde pensaba llevar a los animales.Con información del portal web Radio Chubut.

El hombre trasportaba un grupo ovinos dentro de un carro, en horas de la madrugada, sin papeles ni guía de traslado.

El hecho sucedió este sábado, 40 minutos después de la medianoche, en el barrio Abel Amaya. Un sujeto fue interceptado por efectivos de la Unidad Regional de Trelew que realizaban un patrullaje en la zona.

Precisamente, en la conjunción de las calles Daleoso y 26 de Noviembre, el individuo conducía una camioneta, llevando a cuestas una gran cantidad de animales que eran trasportados en el interior de un carro.

El conductor no poseía la documentación del vehículo ni el número de guía obligatorio para realizar el traslado de las 25 ovejas que llevaba en el interior del remolque. De tal modo, los efectivos secuestraron no solo el rodado sino el conjunto de ovinos, que quedaron alojados en la dependencia de la policía montada de Trelew hasta encontrar a su propietario, señaló Diario Jornada.

Una experiencia que se puso en marcha en Valcheta está dando buenos resultados. Los perros de dos razas específicas lograron ahuyentar a depredadores. Quieren frenar las enormes pérdidas.

Pequeños productores de la zona de Valcheta comenzaron a incorporar perros protectores, de las razas Maremano y Montaña del Pirineo, para intentar frenar el dañino accionar de los depredadores sobre las majadas.
En los últimos años, la proliferación del zorro colorado y, principalmente del puma, vienen causando pérdidas millonarias en la producción ovina, caprina y bovina y acorralando a los productores.

La presencia de este tipo de depredadores se viene registrando cada vez más, desde el centro hacia el este de la Región Sur rionegrina, zona ubicada entre Los Menucos y Valcheta. En base a experiencias con resultados muy positivos en otras partes de la provincia, los productores comenzaron a introducir perros protectores para cuidar sus majadas.

“Es la última esperanza que tiene el productor para poder seguir protegiendo sus ovejas, chivas y también los vacunos, porque la depredación es tan grande que cada vez tiene menos animales. Nuestra zona viene siendo muy afectada por el puma y es algo que desvela a los productores. Mientras en otras regiones de la provincia el stock ovino se incrementa, en Valcheta disminuye”, afirmó la ingeniera agrónoma Miriam López, quien trabaja en la zona como técnica del Programa Regional Ganadero que lleva adelante el Ente de Desarrollo de la Región Sur y asesora a la Cooperativa La Amistad, conformada por unos 90 pequeños productores.

La profesional detalló que a partir de experiencias que vienen arrojando buenos resultados en otras partes de la provincia, los productores comenzaron a interesarse por los perros.

En abril, referentes de Inta, Ente de la Región Sur, Ministerio de Producción de la provincia, Ley Ovina y universidades de La Plata y Del Sur, compartieron con los productores una jornada de capacitación sobre el manejo y el cuidado de los perros protectores y en mayo, a través de la Cooperativa La Amistad, se adquirieron los primeros canes.

En agosto llegó otra camada, completando un total de 13 perros que fueron distribuidos en campos de la zona de Valcheta. “De alguna manera fue un punto de inflexión para el productor. Desde distintas organizaciones veníamos trabajando este proyecto de hace varios años. Pero, la jornada que hicimos en el campo de Gustavo Urcera, en San Antonio, les permitió ver a nuestros productores cómo trabajan estos perros y los resultados. Y saber que se puede combatir a los depredadores sin la necesidad de utilizar métodos letales. En dos años, Urcera ha podido frenar el avance del puma”, agregó.

Si bien es muy temprano para realizar evaluaciones precisas, los productores de Valcheta que han incorporado los primeros perros, admiten que el accionar de los canes está arrojando un resultado positivo, al señalar que “se nota menos la presencia del puma” en la zona.

Un perro de las características indicadas para cuidar las majadas cuesta en el Inta unos 30.000 pesos, en un criadero particular $40.000.

López agregó que a partir de estas experiencias, se ha incrementado notablemente la demanda de perros por parte de los productores y no hay oferta. Aclaró que no es conveniente para el productor incorporar perros protectores sin antes capacitarse sobre el manejo y el accionar de estos canes y saber de dónde provienen.

Las distintas instituciones acordaron acentuar el trabajo en la zona de Valcheta con el objetivo de brindar a los productores las herramientas necesarias de capacitación, financiamiento y trabajo a campo, para poder frenar el accionar de los depredadores con la mayor celeridad posible.

“Llegaron los perros y desaparecieron los pumas”

En el 2013, el INTA Bariloche introdujo los primeros perros protectores en al campo experimental que la institución tiene en la zona de Pilcaniyeu Viejo. Comenzó con una pareja de perros de la raza Maremano, donada por un criador chileno. Luego adquirió otra pareja, pero de la raza Montaña del Pirineo y comenzó con el criadero para proveer a los productores.

En forma paralela también incorporaron perros dos productores, de Pilcaniyeu y Comallo. La ingeniera agrónoma Franca Bidinost, del programa de manejo de la depredación que lleva adelante la Agencia Extensión Rural de INTA Bariloche, admitió que desde que los productores comenzaron a utilizar los perros como herramienta para combatir la depredación, los resultados son muy positivos.

“Los productores nos dicen que desde que incorporaron los perros, no vieron más pumas. En Valcheta tenemos muchas expectativas”.

Estos perros son territoriales y muy dominantes y se encuentran en las majadas como una oveja más creando a su alrededor una zona de seguridad. Ante cualquier indicio de peligro su reacción es ladrar a la vez se interpone entre la potencial amenaza y el rebaño. Su tamaño y sus ladridos son suficientes en la mayoría de los casos para disuadir a los potenciales enemigos pero, si no es así, puede llegar al enfrentamiento.

“Desde que nace, el perro está junto a su madre junto a las ovejas. Es un proceso de crianza y socialización que dura unos 4 meses y después se los castra y está listo para ir al campo. El contacto con el humano
es casi nulo. Y dentro de la majada, es como una oveja más”, detalló Bidinost.
La profesional agrego que si bien las experiencias son muy buenas y actualmente la demanda de perros supera ampliamente la oferta, se busca actuar en forma prudente y organizada para lograr la mayor eficiencia posible.

Las tres razas de perros pastores de ovejas más utilizadas son Maremano –blancos-, Montaña del Pirineo –blancos con manchas grises- y Mastín del Pirineo –blancos con manchas negras-. “Tienen temperamentos
distintos, pero todos cumplen la misma función” añadió.

Los animales jóvenes son los preferidos del zorro colorado

Según el INTA, algunos estudios realizados previamente a la incorporación de perros protectores, reportaron que los ovinos son el segundo ítem alimenticio del zorro colorado, siguiendo a la liebre europea, que ocupa el primer lugar. Este predador prefiere alimentarse de animales jóvenes, por lo que su impacto es mayor desde el momento de la parición hasta el destete, disminuyendo hacia la época del servicio, aunque sin dejar de ser en muchos casos significativo.

En algunas zonas de Río Negro, el impacto de este predador en época invernal es también importante. Por su lado, el puma también, es un depredador de ovejas y corderos, entre otras especies. Pero su accionar es más nocivo que el del zorro, debido a que no solo mata para alimentarse, sino también para enseñarle a cazar a sus crías y es ahí cuando el daño es mayor ya que puede llegar a matar solo en una noche, un número
considerable cuando transmite a sus crías estas enseñanzas.

El control de predadores es un trabajo que el campesino realiza a lo largo del año, principalmente, cuando el número de corderos logrados –nacidos- es tan bajo que no alcanza para reponer los animales muertos
anualmente.

Cómo métodos de control se puede optar por los denominados “directos”, que actúan directamente sobre los predadores, o “indirectos”, alterando el hábitat sin generar un impacto directo, o una combinación de ambos. Sin embargo, cualquier plan de manejo debe contar con un objetivo de reducción claramente especificado, para atenuar el impacto sin poner en riesgo de extinción a la población que se intenta controlar, informó Río Negro.

Una insólita y divertida imagen compartida por Vialidad Nacional muestra a los animales cortando la Ruta Nacional N° 40.

Si bien en esta época de bajas temperaturas la escarcha y la nieve suelen complicar el tránsito en las rutas de Chubut, esta vez  los automovilistas se llevaron una sorpresa.

Cerca de las 13 horas de este domingo, varios automóviles que circulaban sobre la Ruta Nacional N°40 en el tramo que une Gobernador Costa con Tecka, se encontraron con una insólito y divertida postal sobre la calzada.

Un verdadero “piquete” de ovejas avanzaba sobre la ruta y los conductores debieron esperar el paso de los animales, para seguir camino.

“Se continúa distribuyendo sal en calzada e informan animales sobre la ruta. Foto? Ahí va… Transitar con precaución”, indicaron desde Vialidad Nacional de Chubut al compartir la imagen en Facebook.

 

ADNSur

Se busca un total aproximado de 160 ovinos. Se aguarda una ampliación de los resultados para las próximas horas. 

La Policía del Chubut, a través del personal de las comisarías de Dolavon, 28 de Julio, la División de Seguridad Rural de Trelew y Puerto Madryn, realizaron en las últimas horas distintos allanamientos en relación a dos causas por abigeato.

Las diligencias se enfocaron en los campos ubicados sobre la ruta Nº 40 (camino a Telsen y en la zona de ‘Bajada del Diablo’) y en la chacra Nº 356. Las cuatro propiedades son de un mismo titular que está denunciado por la sustracción de ovinos de dos campos diferentes.

Se busca un total aproximado de 160 ovinos, entre los que hay 20 corderos. Los campos a allanar se ubican entre 50 y 200 kilómetros de la localidad de Dolavon. Interviene el Ministerio Público Fiscal de Trelew. Se aguarda una ampliación de los resultados para las próximas horas.

El Gobierno, a través del SENASA, puede provocar en las próximas semanas la muerte de 30.000 ovejas en campos de la cordillera Patagónica. Esto se debe al bloqueo del organismo para movilizar animales, lo que ha generado sobrepoblación en exceso, y consecuentemente la mayoría de ellos quedarán sepultados bajo los efectos devastadores de las primeras nevadas invernales en la cordillera. Todo ello ocurre pese a la existencia de una medida cautelar dictada por la Justicia, cuyo fin establecía que no debía bloquearse la operación comercial de las compañías.

Los campos pertenecen al empresario Cristóbal López, detenido hace más de un año en el penal de Ezeiza.

En los próximos días se comenzarán a ver imágenes de lo que esa arbitraria decisión está provocando. Animales muertos y campos estériles serán parte del paisaje patagónico, producto del accionar del organismo público que bloqueó sin argumentos el giro comercial ordinario de las compañías. Según dichos de la defensa, este accionar es ilegal y agrede abiertamente las medidas cautelares dictaminadas por el juez de instrucción el 14 y 15 de julio de 2016, cuyo fin era resguardar y preservar los activos societarios, y no por el contrario, pretender destruirlos, informó Ámbito Financiero.

Los directivos de SENASA, tanto de la delegación de Comodoro Rivadavia como a nivel regional y nacional, de forma arbitraria, no permiten que las empresas Ganadera Victoria, Ganadera Santa Elena y Sucesores de Ramón Lorenzo comercialicen el ganado producido de su propiedad. Es por eso que los dueños de estas empresas denunciaron que aparecerán cuantiosas muertes de animales en los campos explotados, producto de la “desmesurada” sobrepoblación. Esto les obliga, según dice la presentación que hizo el grupo empresario a la Justicia, a hacer público el temerario accionar de SENASA, para delimitar su responsabilidad ante cualquier daño ambiental que pueda producirse en la zona afectada, y por sobre todo ante el Estado nacional, quien se supone pretendía preservar dichos activos para el hipotético caso de que el empresario deba responder en un futuro con ellos.

“El paso final del arbitrario accionar del SENASA y sus autoridades está próximo a su desenlace y consiste, ni más ni menos, que en la inminente muerte de 30.000 animales por falta de alimento y condiciones aptas para soportar el invierno”, dice el texto presentado al Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 3, a cargo de los Sres. Fernando Machado Pelloni, Andrés Basso y Javier Rios, y que al día de hoy se encuentra sin resolver, pese a las urgencias esgrimidas.

La sobrepoblación, que suma aparte el deterioro irreversible de los campos y que los volverá estériles, se debió a “la caprichosa negativa del SENASA a permitir su comercialización” hace más de un año pese a lo dispuesto por la Justicia. Este despropósito “sólo se justifica en el afán del SENASA de dañar” a los dueños de esos campos “por el daño mismo”. Es que la medida cautelar en la que se amparan las empresas subraya que en relación con las sociedades inhibidas, no se deberá afectar el giro comercial ordinario vigente.

Los empresarios también denuncian “la mendacidad con la que el SENASA ha procedido” ya que le aclaró al Tribunal Oral N° 3 que los RENSPA obraban desbloqueados, lo cual no es cierto. Las autoridades de SENASA que han llevado a cabo dichas acciones son principalmente Ricardo Negri, Agustín Medrano, Jorge Luis Darriva y Marcos Apud, y no se descarta la participación de otros. Las sociedades damnificadas han manifestado que ya se encuentran iniciando acciones legales contra el organismo y sus autoridades, a los efectos de resarcir los daños patrimoniales ocasionados.

 

 

ADN Sur