Tag

Oscar Romero

Browsing

Esta vez fueron dos jueces. Los magistrados José García e Ivana González rechazaron un nuevo pedido del abogado Oscar Romero detenido por intento de homicidio y convalidaron lo que ya había resuelto el juez de garantías Gustavo Castro por lo que el imputado seguirá detenido durante el proceso en su contra.

Romero había argumentado la necesidad de recuperar la libertad para evitar no se afecte “el legítimo derecho a la defensa” de las personas a las que asiste en distintos causas penales ante la Justicia del Chubut y en un caso de narcotráfico ante la Justicia federal.

En su resolución los jueces además dieron instrucciones a la Policía para que cambien el lugar de detención de Romero a fin de que no comparta el lugar de detención con personas condenadas.

Romero se halla detenido imputado de intento de homicidio. Había pedido que se le conceda la posibilidad de atender a sus clientes para que “no se les viole el legítimo derecho constitucional de la defensa”. Aclaró además que su solicitud no significaba un permiso para salidas obtener laborales y que su matrícula de abogado tiene vigencia. Como solución alternativa, había ofrecido que se le coloque una tobillera electrónica. Pero esta posibilidad también fue rechazada por los jueces García y González que de esta manera convalidaron lo resuelto anteriormente por el juez de garantías Gustavo Castro.

El abogado Oscar Romero que se halla detenido imputado de intento de homicidio, pidió se le conceda la posibilidad de atender a sus clientes para que “no se les viole el legítimo derecho constitucional de la defensa” aclarando además que su solicitud no debe considerarse como permiso para salidas laborales. Como solución alternativa, ofreció que se le coloque una tobillera electrónica.

La solicitud la realizó en una audiencia que tendrá continuidad en la mañana de este martes a las 9,30 a la espera de la resolución de los jueces Ivana González y José García. Ambos jueces de garantías se tomaron un cuarto intermedio para analizar lo ocurrido en audiencias anteriores en las que reiterados pedidos de Romero para morigerar su prisión preventiva, fueron  rechazados.

Romero argumentó que “una medida procesal” –su prisión preventiva- “no puede estar por encima del derecho constitucional a la legítima defensa avalado además por tratados internacionales en el mismo sentido”. Se refería al derecho constitucional que tienen los clientes a los que asiste en su rol de defensor. Así se refirió al inminente inicio la próxima semana de un juicio oral y público en el que se halla imputado un hombre por femicidio en Puerto Madryn, el seguimiento del proceso a asistidos suyos imputados en las causas “Embrujo”, “Revelación” y Lotería, imputados en casos de homicidios por cuestiones de narcotráfico en Puerto Madryn, un caso de estafas en las que se encuentran involucrados integrantes de la comunidad gitana de Trelew, entre otros.

La fiscal general Carolina Marín insistió en que Romero siga detenido argumentando que el planteo realizado por Romero no fue materia de debate de la decisión que adoptó el juez anterior que dispuso su detención, el juez Gustavo Castro. Agregó la acusadora que ante Castro, el imputado Romero pidió su libertad argumentando solo razones de salud y que estos nuevos aspectos no fueron mencionados, por lo que no corresponde que sea revisada aquella decisión.

En una audiencia de control de detención llevada adelante en la sala de la cámara penal, ubicada en el sexto piso de tribunales, el Ministerio Público Fiscal imputó al abogado Oscar Romero por un hecho ocurrido el 16 de abril, endilgando los delitos de homicidio en grado de tentativa y portación de arma, solicitando la apertura de investigación y la prisión preventiva, tras argumentar sobre los peligros de fuga y entorpecimiento.

La fiscal general Carolina Marín imputó el hecho ocurrido el día 16 de abril de 2019 cuando siendo aproximadamente las 20:15 horas, Edgardo Oscar Bruno Romero munido de un arma de fuego tipo pistola semiautomática completamente limada sin número de serie ni marca, con supresor de sonido adosado al caño del arma de fabricación casera calibre 45, se hizo presente en el domicilio sito en Avenida Hipólito Irigoyen 1015 de esta ciudad de Trelew, ingresó al mismo, se dirigió hacia el fondo del predio, en el que se encuentra el taller de tapicería de Horacio Pavés y conociendo el poder vulnerante del arma que portaba, gritando "te voy a matar hijo de puta" le realizó al menos 2 disparos de arma de fuego, alcanzando uno de ellos a la víctima en la región dorsal baja derecha de la espalda, momento éste en que Pavés se gira hacia Romero, se trenza en lucha con el mismo y para resguardar su integridad, con el destornillador que estaba utilizando en el arreglo de una silla se defiende, dándole con el mismo en la cara a su agresor, mientras forcejeaba con éste a fin de evitar que continuara con su ataque y lograra darle muerte.

Agregó que Romero no logró su cometido, por circunstancias ajenas a su voluntad, dado que la víctima ante gritos de auxilio advirtió a una transeúnte ocasional, la que de manera inmediata dio aviso a los empleados de la carnicería lindera a la tapicería, y provocó la reacción de dos empleados, quienes se hicieron presentes en el predio, siendo uno de ellos quien le saca de la mano a Romero el arma de fuego y llama de inmediato a la policía y a la ambulancia, dado que tanto víctima como victimario se hallaban heridos y fueron trasladados ambos al hospital zonal de la ciudad de Trelew.

La calificación provisional es la de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en grado de tentativa, en concurso ideal con portación de arma de guerra sin la debida autorización legal, en calidad de autor, en el marco de los artículos 79, 41 bis, 42,45, 54 y 189 bis inciso segundo, párrafo cuarto del código penal y artículo 4 inciso 3 b) del decreto 395/75. A cargo de la investigación estarán la doctora Carolina Marín y la funcionaria de fiscalía Paula Valdebenito. Para el Ministerio Público Fiscal se encuentra presente la probabilidad de autoría y existen los riesgos procesales de fuga y entorpecimiento, por lo que pidió la prisión preventiva del imputado.

Romero y las bolsas de polvo blanco

A pedido de su defensor, Abdón Manyauik, el abogado imputado decidió declarar, refiriendo en un principio que la hipótesis fiscal difiere totalmente de la realidad, pasando a contar su versión. Indicó que como profesional el acostumbra a visitar sus demandados en representación de los clientes que atiende, tratando de arribar a acuerdos extrajudiciales. Según lo manifestó, en este caso se trataba de una demanda por daños y perjuicios, y admitió que no conocía a Pavés, por lo que se presentó y le explicó los motivos de la visita.

Dijo que el hombre se mostró reticente, pero que tomó una bolsa abierta con polvo blanco, presumiendo que se trataba de cocaína, en el sentido de querer llegar a algún acuerdo ventajoso, conociendo la adicción de su cliente. Consideró que no era un arreglo que alcanzara, pero le dijo a Pavés que se transmitiría el gesto, tras lo cuál quien resultó víctima del disparo, ofreció otras dos bolsas cerradas con el mismo contenido, las cuales el abogado dice haber guardado en su bolsillo y le sugirió que le parecía atendible pero no suficiente el pago. Luego aseguró que entonces vió a su presunto demandado que sacaba de un bolso algo que alcanza a distinguir como un arma, por lo que se abalanza sobre él y se traban el lucha, logrando apoderarse del mismo, pero recibe un golpe con algún elemento en la cien, alcanzando a disparar hacia abajo en medio del forcejeo. Habló también de una navaja grande y de la lucha que se trasladó hacia el exterior, donde según explicó su contrincante estaba sobre él en condiciones superiores, tomando un destornillador que intenta clavarle en el ojo, pero lo asesta cerca de su nariz.

Dijo mas adelante que el arma no le pertenecía y reiteró que no conocía a la otra persona, siendo lo que sucedió algo inesperado y violento para lo que no estaba preparado. Rechazó los dichos de la fiscalía, al mencionar que parece la versión que lo trata como un asesino serial y la calificó de ridícula. En similares términos se manifestó el defensor Manyauik, al hablar de la falta de objetividad de la fiscalía y calificar lo ocurrido como un acto de legítima defensa. Se opuso a la solicitud de prisión, aseverando que no existen los riesgos procesales, y pidió la convocatoria a la médica que atendió a Romero, ya que su defendido manifiesta problemas gástricos severos, hemorroides y pólipos, por lo que sería imposible un arresto en algún centro de detención.

Resolución

El Juez Gustavo Castro aseguró que con los indicios testimoniales y los elementos colectados, estaba dada la probabilidad de autoría de los hechos expuestos por el Ministerio Público Fiscal y determinó en tal sentido la apertura de investigación. Resolvió que existen los riesgos de fuga y entorpecimiento lo que deviene en la imposición de la prisión preventiva. Sin embargo, y de acuerdo al pedido defensivo, se convocó a la médica y al cuerpo médico forense para que informen sobre la situación en cuanto a la salud del imputado, llevándose la audiencia a un cuarto intermedio hasta horas del mediodía, ya que la doctora en cuestión se encontraba de guardia en esos momentos.

Quien forma parte del cuerpo médico forense, Diego Rodríguez Jacob, aludió a las lesiones de Romero a partir del hecho ocurrido, y a su turno, la doctora Aymará Romina Gauto refirió al seguimiento que hizo de la salud de Romero, desde su ingreso al hospital zona y luego en el sanatorio Trelew. Dejó constancia a través de sus dichos de interconsutas realizadas con especialistas, que determinaron problemas gastrointestinales con pangratitis, hemorroides y pólipos. De todas maneras afirmó que se le dio el alta en condiciones clínicamente óptimas y de acuerdo a lo establecido, necesita una buena dieta y fundamentalmente la higiene, debido a un sangrado constante. Consultada al respecto, dijo que a Romero le habían recomendado medicación y dieta, y que toda problemática de este tipo merece un cuidado que depende de cada persona.

Para la fiscal Carolina Marín no existe ningún impedimento médico para que se haga efectiva la medida de coerción, ya que con los cuidados asumidos no corre riesgo la salud y no se dan los presupuestos para un arresto domiciliario. En cambio, el defensor Manyauik dijo que los fiscales no conocen la realidad de los lugares de detención, ya que las cárceles limpias y con buenos sanitarios solo figuran en los escritos de la constitución. Hizo mención también del estrés al que se encontraría sometido su cliente y remarcó que un pabellón es utilizado por no menos de quince personas, para pedir la morigeración de la medida con un arresto domiciliario.

Prisión en dependencia policial

Si bien el magistrado Gustavo Castro aseguró no desconocer la situación de las cárceles en la provincia, sugirió que la misma la padecen todos quienes son sometidos a las medidas carcelarias necesarias. Expresó que en este caso, Romero necesita una buena higiene, la dieta recomendada y tal vez servicios médicos, lo que se va a recomendar y exigir a las autoridades correspondientes, imponiendo la prisión preventiva en dependencia carcelaria, acordando con el Ministerio Público Fiscal.

Tras haber sido dado de alta, mañana se llevará adelante la audiencia de control de detención del abogado Oscar Romero, al encontrarse involucrado en un hecho ocurrido el 16 de abril cerca de las 20, en un local de tapicería ubicado en Irigoyen al 1000 de  Trelew. En esa oportunidad Romero habría disparado impactando en la espalda del propietario.

Según las primeras entrevistas y los datos obtenidos, una transeúnte que pasaba ocasionalmente y se dirigía a una carnicería lindera al local mencionado escuchó los gritos pidiendo ayuda, por lo que avisó de esto a los carniceros que acuden de inmediato hacia el sitio. Allí encuentran a Romero tirado y con un arma en la mano por lo que uno de los carniceros se la saca, mientras la otra persona parecía estar herida. Es así que dan aviso a la policía y ambulancia, siendo trasladados ambos al hospital.

Al lugar llegaron las autoridades policiales y también la fiscal Marín que verificaron los elementos existentes, y observaron un disparo en una de las paredes. En principio se pudo establecer que Romero habría atacado con arma de fuego provista con silenciador al propietario de la tapicería, que al ser herido se hizo de un destornillador y trenzándose en lucha le habría aplicado estocadas en la cara y el cuello mientras gritaba solicitando auxilio.

La audiencia de mañana se realizará a las 8 en sala de oficina judicial, tercer piso de los tribunales, actuando el Juez Gustavo Castro. Por el Ministerio Público Fiscal asistirá la fiscal general Carolina Marín, mientras que la defensa sería ejercida por Abdón Manyauix, y es posible que durante el evento declare el doctor Romero, además deconocerse mayores detalles sobre lo ocurrido.

Esta semana, el doctor Abdón Manllauix podría convertirse en el abogado defensor del doctor Oscar Romero y, si esto ocurre, entre las primeras medidas que pediría el letrado, solicitaría la excarcelación de su cliente, quien podría abandonar -también en los próximos días- el sanatorio donde se recupera de la herida que el tapicero le provocó en la cara, atacándolo con un destornillador; cuando lo habría baleado el martes pasado en un violento y aún confuso episodio ocurrido en la zona sur de Trelew.

Romero ya estaría bien. Algunos en su cercano entorno cuentan que hasta habría pedido que lo dejen fumar y el tapicero al que presuntamente le disparó con una pistola 11.25 con silenciador, hiriéndolo de un tiro en la espalda, también está recuperado. Es más, algunas versiones daban cuenta este fin de semana ya le habrían dado el alta y estaría en su casa.

Mientras está detenido con una custodia policial en el centro asistencial en donde se encuentra internado, a Romero el jueves pasado le allanaron la casa y el estudio jurídico en dos procedimientos que no se hicieron de manera simultánea y en los que la Policía de Investigaciones se llevó secuestrados «ocho teléfonos celulares, un gabinete con dos discos rígidos y una lectora de CD. Un CPU, más de cien CDs, diez disckets, un disco rígido y una caja con balas Remington calibre 25 en la que había un proyectil percutado».

Ambos allanamientos fueron autorizados por el juez Penal de turno Gustavo Castro y los elementos que le incautaron al abogado serían para indagar sobre alguna información de su relación con el tapicero.

Ese mismo día en que se hicieron los procedimientos, el doctor Abdón Manllauix, que es íntimo amigo suyo, no descartó que la semana venidera pueda convertirse en su defensor letrado y asimismo salió a aclarar públicamente que Romero estaba bien, enojado por unos maliciosos rumores que hablaban infundadamente de su fallecimiento.

«El no corre riesgo de vida, eso quiero aclararlo, porque la verdad que a cada rato llaman y nos vienen con alguna fatalidad o algún tipo de información errónea», dijo Manllauix. «Tiene una herida profunda en la nariz producto de haber sido agredido con un elemento contundente y según nos manifestó el doctor tiene que ir a cirugía», informó.

 

 

El Chubut

Ocurrió este martes por la noche en Hipólito Yrigoyen al 1000. El penalista Oscar Romero hirió a un tapicero con una pistola con silenciador. Este le clavó un destornillador en el cuello. No están claros los motivos del violento hecho.

El conocido abogado penalista de Trelew Oscar Romero resultó herido de gravedad cuando un tapicero, identificado como Horacio Pavez, le clavó un destornillador en el cuello, después de haber recibido un disparo de arma de fuego con una pistola que tenía silenciador.

Si bien hasta el momento se desconocen las razones que terminaron con el violento hecho, si se sabe que Romero se encuentra internado y con custodia, en calidad de detenido.

Todo ocurrió alrededor de las 20:10 en una propiedad ubicada en la Avenida Hipólito Yrigoyen al 1000, casi Rondeau, en donde funciona una tapicería, cuando por circunstancias que se investigan se produjo un altercado que terminó con dos personas con heridas de gravedad.

Diligencias en proceso

La fiscal general Carolina Marín, quien se encuentra de turno, está actuando en la causa donde se trata de establecer lo sucedido ayer cerca de las 20 en un local de tapicería ubicado en Irigoyen al 1000 de esta ciudad, en el cuál está involucrada la participación del abogado Oscar Romero. De acuerdo a lo que es posible informar, se encuentran participando de las diligencias integrantes de la brigada de investigaciones y de policía científica.

Según las primeras entrevistas y los datos que se van obteniendo, una transeúnte que pasaba ocasionalmente y se dirigía a una carnicería lindera al local mencionado escuchó los gritos pidiendo ayuda, por lo que avisó de esto a los carniceros que acuden de inmediato hacia el sitio. Allí encuentran a Romero tirado y con un arma en la mano por lo que uno de los carniceros se la saca, mientras la otra persona parecía estar herida. Es así que dan aviso a la policía y ambulancia, siendo trasladados ambos al hospital.

Al lugar llegaron las autoridades policiales y también la fiscal Marín que verificaron los elementos existentes, y observaron un disparo en una de las paredes. En principio se pudo establecer que Romero habría atacado con arma de fuego provista con silenciador al propietario de la tapicería, que al ser herido se hizo de un destornillador y trenzándose en lucha le habría aplicado estocadas en la cara y el cuello mientras gritaba solicitando auxilio.

Por todo lo expuesto, la fiscalía determinó que Oscar Romero, mas allá de encontrarse internado, quede bajo custodia policial en calidad de detenido. Por otra parte, en la mañana de hoy el abogado fue trasladado al sanatorio Trelew, situado en calle Pecoraro, esperándose su evolución que permita la realización de la audiencia de control correspondiente.

En tanto, se tomaron declaraciones al tapicero, que se encuentra internado en el hospital zonal en sala de observaciones, con una herida de arma de fuego en la espalda, un golpe en el ojo izquierdo y una mordedura en el brazo derecho, refiriéndose que está fuera de peligro.

Manifestó que aproximadamente a las 20 llega al local de calle Irigoyen un hombre que no conoce y éste efectúa un disparo con arma de fuego que impacta en la espalda. Posteriormente se trenzan en lucha, el entrevistado pide auxilio y llegan empleados de la carnicería vecina, quienes le ayudan a reducir al agresor. Aseguró no conocerlo ni tampoco tener problemas de alguna índole con ninguna persona.

Por lo demás, la fiscal general informó que se llevan adelante procedimientos que permitan colectar mayores elementos, los que serán expuestos en la audiencia de control respectiva, donde podrán conocerse todos los detalles referentes al hecho.

Pasado entre rejas

Romero es un conocido letrado de la zona del Valle, que hace algunos años fue noticia por mantener conflictos con varios jueces. Uno de esas controversias fue cuando se negó a usar corbata en las audiencias. Pero, sin dudas, la más llamativa se dio en 2015, cuando en una entrevista con Jornada, Romero -que por entonces era presidente del Colegio de Abogados de Trelew- confirmó un rumor que había circulado fuerte por aquellos días: había sido condenado a seis años de prisión por robo a mano armada, en un episodio ocurrido en Formosa.

En su versión, el letrado sostuvo que venció al sistema y que su experiencia personal lo capacitaba para su actual profesión. Resaltó que no se arrepentía de su pasado, ya que pagó con años de cárcel y fuga, al admitir que integró una banda delictiva que asaltaba bancos, financieras y personajes de la usura en el norte del país y del Paraguay en una etapa “idealista de su vida”.

Romero hizo estas declaraciones a Jornada luego que llegara a los medios una condena de la Justicia de Formosa de diciembre de 1998, tras un atraco en el cual el abogado participó.

 

Jornada

La fiscal general Carolina Marín, quien se encuentra de turno, está actuando en la causa donde se trata de establecer lo sucedido ayer cerca de las 20 en un local de tapicería ubicado en Irigoyen al 1000 de esta ciudad, en el cuál está involucrada la participación del abogado Oscar Romero. De acuerdo a lo que es posible informar, se encuentran participando de las diligencias integrantes de la brigada de investigaciones y de policía científica.

Según las primeras entrevistas y los datos que se van obteniendo, una transeúnte que pasaba ocasionalmente y se dirigía a una carnicería lindera al local mencionado escuchó los gritos pidiendo ayuda, por lo que avisó de esto a los carniceros que acuden de inmediato hacia el sitio. Allí encuentran a Romero tirado y con un arma en la mano por lo que uno de los carniceros se la saca, mientras la otra persona parecía estar herida. Es así que dan aviso a la policía y ambulancia, siendo trasladados ambos al hospital.

Al lugar llegaron las autoridades policiales y también la fiscal Marín que verificaron los elementos existentes, y observaron un disparo en una de las paredes. En principio se pudo establecer que Romero habría atacado con arma de fuego provista con silenciador al propietario de la tapicería, que al ser herido se hizo de un destornillador y trenzándose en lucha le habría aplicado estocadas en la cara y el cuello mientras gritaba solicitando auxilio.

Por todo lo expuesto, la fiscalía determinó que Oscar Romero, mas allá de encontrarse internado, quede bajo custodia policial en calidad de detenido. Por otra parte, en la mañana de hoy el abogado fue trasladado al sanatorio Trelew, situado en calle Pecoraro, esperándose su evolución que permita la realización de la audiencia de control correspondiente.

En tanto, se tomaron declaraciones al tapicero, que se encuentra internado en el hospital zonal en sala de observaciones, con una herida de arma de fuego en la espalda, un golpe en el ojo izquierdo y una mordedura en el brazo derecho, refiriéndose que está fuera de peligro. Manifestó que aproximadamente a las 20 llega al local de calle Irigoyen un hombre que no conoce y éste efectúa un disparo con arma de fuego que impacta en la espalda. Posteriormente se trenzan en lucha, el entrevistado pide auxilio y llegan empleados de la carnicería vecina, quienes le ayudan a reducir al agresor. Aseguró no conocerlo ni tampoco tener problemas de alguna índole con ninguna persona.

Por lo demás, la fiscal general informó que se llevan adelante procedimientos que permitan colectar mayores elementos, los que serán expuestos en la audiencia de control respectiva, donde podrán conocerse todos los detalles referentes al hecho.