fbpx
Tag

ONU

Browsing

El Presidente expuso en la apertura de la II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur. Antes mantuvo un encuentro con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres.

El presidente Mauricio Macri dejó formalmente inaugurada la II Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur, un evento que reúne a representantes de de todo el mundo en la Ciudad de Buenos Aires, y ante quienes dijo que “pueden contar con la Argentina” y propuso el diálogo para “encontrar el camino para el bienestar de nuestra gente”.

“La cooperación es una gran herramienta para promover el vínculo horizontal entre países con distintos niveles de desarrollo. La cooperación puede llevarnos conducirnos a un futuro mejor”, destacó Macri desde el Centro de Exposiciones y Convenciones, sede del cónclave.

Acompañado por el titular de la ONU, Antonio Guterres, y el canciller Jorge Faurie, Mauricio Macri advirtió que “es tiempo de pensar formas alternativas de complementar nuestro trabajo”. “Pueden contar con Argentina para aquellos temas en los que podemos hacer un aporte constructivo, así como aprender de aquello que podemos aprender. Hagamos que el mundo vea todo lo que tenemos para dar. Nuestro talento, nuestra voluntad. El objetivo: seguir generando soluciones que mejoren la vida de nuestra gente, para esto, sigamos trabajando juntos”, concluyó.

A su turno, Guterres estableció cuáles deben ser las prioridades del encuentro, que se prevé finalice el viernes con un documento final. Entre ellas, mencionó el tema Globalización, advirtiendo que “sirve para salir de la pobreza” pero “sus beneficios no están siendo repartidos equitativamente”. Cambio Climático y Género también fueron ejes en el discurso del titular de la ONU, quien instó a los gobiernos a acelerar las políticas públicas en ambos sentidos, como también, incrementar el presupuesto destinado a las áreas.

Como era de esperarse, el brasileño hizo una defensa del sistema de multilateralismo, luego de que en los últimos años las tensiones comerciales lo pusieran en jaque. “La organizaciones no siempre han estado a la altura, pero acometeremos los mandatos que nos han confiado, tienen mi compromiso”, señaló.

La conferencia multilateral es la cumbre de cooperación “más importante del mundo emergente”, que debatirá y analizará el “intercambio de experiencias y conocimientos” con el objetivo de “fortalecer las capacidades de los Estados”, informó Presidencia.

Entre las decenas de disertantes que darán su discurso hoy en el CEC, se cuentan los jefes de Estado de Paraguay, Uruguay y Chile. De hecho, una vez concluidos sus discursos, Macri partirá a Olivos junto a Tabaré Vázquez, Mario Abdo Benítez, y Sebastián Piñera. Allí, se prevé que los mandatarios ultimen los detalles del nuevo bloque que reemplazará a la Unasur, y que se anunciará formalmente en Chile este viernes.

La reunión de hoy se realiza 40 años después de la aprobación del Plan de Acción de Buenos Aires (PABA), durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cooperación Técnica entre Países en Desarrollo de 1978, que dio comienzo a lo que hoy se conoce como Cooperación Sur-Sur.

Ámbito

Naciones Unidas ha dado a conocer esta semana, en Nairobi, la sexta edición de su informe GEO, una radiografía de la salud del planeta. “Las actividades antropógenas han socavado los cimientos ecológicos de la sociedad”, advierten. El calentamiento global bate récords y estiman que en 2030 más de la mitad de la población del mundo no tendrá agua. Cómo detener una catástrofe medioambiental.

Ni hay tiempo ni excusas ni opciones. Es necesario adoptar medidas urgentes a una escala sin precedentes para detener y revertir el deterioro de la Tierra. Ese es el mensaje del sexto informe Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (GEO, por sus siglas en inglés), dado a conocer esta semana por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

En ese documento se plantea que desde 1997, cuando se publicó el primer GEO, el planeta ha seguido deteriorándose. Eso significa que los esfuerzos realizados durante este tiempo no han sido suficientes, pues se han visto dificultados por diversos factores; en particular, por las modalidades de producción y de consumo insostenibles. “Las actividades antropógenas han degradado los ecosistemas de la Tierra y socavado los cimientos ecológicos de la sociedad”, se lee.

Mitigar el cambio climático y adaptarse a él; mejorar la calidad del agua y la capacidad de los recursos hídricos; sanear el aire; detener la pérdida de la biodiversidad; reducir la contaminación marina y abordar la descarbonización son algunas de las medidas que cabe adoptar.

Mientras tanto, la humanidad se encuentra alejada de las metas fijadas para 2030 y 2050 en los distintos acuerdos internacionales. “Los avances son demasiado lentos para alcanzar los objetivos”, coincidieron los 250 científicos y expertos de 70 países que participaron de la elaboración del memorándum. Es decir que si no se producen los cambios que se señalan, se incumplirá -principalmente- con el Acuerdo de París contra el cambio climático y con los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

“La incapacidad constante para adoptar medidas urgentes está teniendo repercusiones negativas y potencialmente irreversibles”, se advierte en otro párrafo del estudio, que consta de 740 páginas. Fue presentado el miércoles, en el marco de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente que se celebra por estos días en Nairobi (Kenia).

Los tres principales escollos planteados por el GEO podrían aglutinarse en lo siguiente: la temperatura global sigue subiendo; la biodiversidad se reduce y el planeta es incapaz de regenerar los recursos naturales que la población consume, como el agua.

Cambio climático

El cambio climático es, para muchos expertos, el gran reto de la humanidad para este siglo. De hecho, el calentamiento global recorre de modo transversal el escrito de la ONU, que ha sido puesto a disposición de los periodistas en versiones reducidas y en varios idiomas. “De persistir las emisiones de gases de efecto invernadero, la temperatura media mundial seguirá aumentando al ritmo actual”, se consigna.

Y ese ritmo da calambres: el calentamiento bate récords, con un pronóstico preocupante para lo que vendrá. Según alertó la Organización Meteorológica Mundial (OMM), los últimos cuatro años fueron los más calurosos que se hayan registrado. De hecho, en el último decenio se han producido ocho de los 10 años más cálidos de los que se tiene constancia.

Para cumplir París se necesita que las emisiones de gases de efecto invernadero se reduzcan entre un 40% y un 70% hasta 2050. Para 2070, simplemente, deberán ser cero.

Agua dulce

El crecimiento demográfico, la contaminación del agua y el desarrollo insostenible están aumentando la presión sobre los recursos hídricos en todo el mundo, se indica en otro capítulo del informe. Para peor, esa presión se ve exacerbada por el cambio climático.

Luego se consigna que en la mayoría de las regiones, los desastres de evolución lenta ya están siendo palpables, como la escasez de agua, la sequía y la hambruna. Cada vez son más las personas que se ven afectadas por tormentas e inundaciones graves, además.

Entre las soluciones, la ONU plantea el concepto de buena gobernanza, en alusión a la adopción de trazados urbanos que tengan en cuenta la gestión integral del recurso: infraestructura para las aguas pluviales, las aguas grises, las aguas residuales y la recarga de acuíferos.

El próximo viernes, Naciones Unidas convoca a celebrar el Día Mundial del Agua. El tema de este año es “No dejar a nadie atrás”. Es que el agua es, hoy, el verdadero oro líquido.

¿Qué es el Acuerdo de París?

El Acuerdo de París es un acuerdo dentro del marco de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Su aplicabilidad sería para 2020, cuando finaliza la vigencia del Protocolo de Kioto. El acuerdo fue adoptado el 22 de diciembre de 2015. Hasta el 3 de noviembre de 2016 este instrumento internacional había sido firmado por 97 partes (96 países firmantes individualmente y la Unión Europea). El 1 de junio de 2017, el presidente estadounidense, Donald Trump, anunció la retirada de ese acuerdo. Las demás naciones, en cambio, reiteraron su compromiso.

Objetivos del milenio

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Mundiales, son un llamado universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz y prosperidad. Estas 17 metas se pusieron en marcha en enero de 2016, a instancias del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

El decenio del agua

El acceso al agua potable y el saneamiento es imprescindible para la vida y un derecho humano reconocido. Asimismo, el agua es de vital importancia para el desarrollo sostenible, desde la salud y la nutrición hasta la igualdad de género y la economía. Durante los próximos años, los problemas relacionados con los recursos hídricos serán más urgentes. El aumento de las demandas de una población cada vez más numerosa y una economía mundial que evoluciona rápidamente, combinados con los efectos del cambio climático, exacerbarán la dificultad del acceso al agua y al saneamiento para usos domésticos. La Asamblea General de Naciones Unidas proclamó el período 2018-2028 Decenio Internacional para la Acción “Agua para el Desarrollo Sostenible”.

¿Para qué sirven los Días Internacionales?

Concienciar y señalar que existe un problema sin resolver. Y a través de esa sensibilización, se espera que los gobiernos actúen y/o que los ciudadanos se lo exijan a sus representantes. Esa es la respuesta de la Organización de las Naciones Unidas, que a través de su Asamblea General instaura los días internacionales.

Lo que viene

Con motivo de la celebración del Día Mundial del Agua, este viernes 22 de marzo, LA GACETA ha preparado una serie de reportajes en profundidad, que diseccionan algunas de las aristas locales y universales de esta problemática, así como sus posibles soluciones. Estos son algunos de los temas que se publicarán:

– Tucumanos se unen en un Foro del Agua y proponen cambios. El viernes, especialistas debatirán en la Facultad de Derecho de la UNT; invitan a los ciudadanos a involucrarse para ser parte de la solución.

– Gestión comunitaria, la gran oportunidad para que todos tengamos agua. La ONU y otros expertos insisten en que hay que formar a la población para que sepa administrar los pozos, por ejemplo.

– La mercantilización del agua. El oro azul. Cómo y por qué fortalecemos el concepto de bien económico del agua y debilitamos el concepto de bien común.

– Las cifras del agua y las soluciones sustentables para saciar la sed del mundo.

La Gaceta

 

Tras diez años de trabajo, la ONU admitió el fracaso de su estrategia para lograr una sociedad “libre del abuso de drogas”, y fijó un nuevo plazo de igual duración para probar nuevas tácticas y determinar si es posible alcanzar dicho objetivo.

Las declaraciones del organismo se produjeron este jueves en Viena, en el marco de la reunión N°62 de la Comisión de las Naciones Unidas sobre Narcóticos y Drogas, que revisa la última década de política internacional en contra de los estupefacientes. Diez años atrás, en 2009, los Estados miembros de la organización habían acordado “eliminar o reducir significativamente” la producción, el tráfico y el consumo de drogas en el período de una década.

Luego de admitir el fracaso de su estrategia, la ONU fijó una nueva meta para el 2029, año en que volverán a evaluar si fueron efectivos en la eliminación del cultivo, la producción, el tráfico y el consumo de este tipo de sustancia.

Sin embargo, las estadísticas presentadas por el organismo durante el congreso parecen apuntar en dirección contraria a su iniciativa, ya que indican que el tráfico de drogas -tanto tradicionales como sintéticas- está ahora en máximos históricos, motivo por el cual se registran cada vez más consumidores y, en consecuencia, más muertes por adicción y sobredosis.

Ante la situación planteada en Viena, algunas de las ONGs que participaron de la reunión criticaron duramente al organismo por no haber sido capaz de ofrecer soluciones alternativas. Al respecto, Marie Nougier, representante del Consorcio Internacional de Políticas de Drogas -que nuclea a más de 170 ONGs de todo el mundo-, denunció: “Una vez más, los Gobiernos entierran sus cabezas en la arena para intentar ignorar lo inevitable: que los tratados de control de drogas de la ONU ya no resultan adecuados para responder a las complejas realidades de lo que llaman el ‘problema mundial de las drogas'”.

En la misma línea se manifestó la Comisión Global de Políticas de Drogas, formada por 25 personalidades como los ex presidentes de México Ernesto Zedillo; de Chile Ricardo Lagos, y de Colombia César Gaviria; el escritor peruano Mario Vargas Llosa o el empresario Richard Branson, al advertir que “la declaración supone la renovación de enfoques represivos obsoletos”.

 

 

 

TN

La contaminación provoca millones de muertes al año y casi una cuarta parte de las muertes prematuras acontecidas en todo el mundo puede atribuirse a riesgos ambientales modificables. En esta senda continuará el planeta, provocando «millones de muertes prematuras» en el mundo hasta 2050, sobre todo en África, Asia y Oriente Medio, si no se acelera la protección del medioambiente, según el Informe Mundial de Medioambiente (GEO) de la ONU presentado este miércoles en Nairobi.

Actualmente, la contaminación del aire es la causa de entre 6 y 7 millones de muertes prematuras anuales, un fenómeno que está previsto que continúe y que mate cada año a entre 4,5 y 7 millones de personas hasta la mitad de este siglo.

Además, la resistencia a los antibióticos, provocada entre otras causas por los contaminantes vertidos en el agua, será en 2050 la primera causa de muerte en el mundo, según este informe de ONU Medioambiente realizado por 250 científicos y expertos de más de 70 países.

Los «disruptores endocrinos», presentes en muchos productos químicos que afectan al sistema endocrino, también alterarán la fertilidad tanto de hombres como de mujeres y el desarrollo neurológico de los menores.

Esas son algunas de las conclusiones del sexto GEO, presentado en la IV Asamblea de Medio Ambiente de la ONU (UNEA-4) por la directora ejecutiva en funciones de ONU Medioambiente, Jocelyn Msuya, y el presidente de la Asamblea y ministro estonio de Medioambiente, Siim Kiisler.

Los expertos inciden en que el desarrollo de políticas conjuntaspara combatir los efectos climáticos tienen más beneficios que las individuales y abordan varias problemáticas actuales como la falta de alimentación relacionada con el crecimiento de la población o la producción masiva de plástico.

La reducción del consumo de carne y del desperdicio alimentario en países desarrollados y menos desarrollados, explican, reducirá en un 50 % la necesidad de producir alimentos para los más de 9.000 millones de habitantes que se calcula que habrá en 2050.

En la actualidad, el 33 % de los alimentos van a la basura en los países desarrollados, según el informe, de ahí la necesidad de un cambio de modelo de desarrollo, porque de lo contrario no se conseguirán los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU ni en 2030 ni en 2050.

Los expertos recomiendan igualmente inversiones en planes de desarrollo de áreas rurales para reducir la migración a las ciudades, donde se prevé que viva más del 70 % de la población en 2050.

Unos 8 millones de toneladas de plástico se tiran hoy día a los océanos cada año, un hecho que ha llamado la atención mundial en los últimos años, pero aún no hay un acuerdo global que ayude a ponerle fin.

El documento recuerda que existen conocimientos científicos y tecnología, pero que es necesario avanzar hacia una senda de desarrollo más sostenible, que cuente con más inversiones públicas y empresariales y líderes que tejan nuevos modelos de producción y desarrollo sostenibles.

La publicación del sexto GEO, conocido en inglés como «General Environment Outlook», coincide con la asistencia de ministros, autoridades y representantes de más de 193 países a la Asamblea, el foro mundial de más alto nivel en temas de medioambiente.

 

 

abc

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos anunció hoy viernes el envío de una misión de cinco personas a Venezuela para reunirse con “víctimas de violaciones de derechos humanos”.

Esta “misión técnica preliminar”, que se llevará a cabo del 11 al 22 de marzo y que viajará a Caracas y otras ciudades del país, está destinada a preparar una eventual visita de la Alta Comisionada, Michelle Bachelet, que fue oficialmente invitada por el gobierno venezolano en noviembre, precisó un comunicado de su oficina.

Su objetivo es garantizar “que la Alta Comisionada obtendría acceso irrestricto a todas las personas y a todos los lugares que quisiera visitar, con el objetivo de obtener una visión nítida de la situación de derechos humanos en el país”.

“Durante su visita, el equipo se entrevistará con dirigentes gubernamentales, representantes de la Asamblea Nacional, con organizaciones de la sociedad civil y con víctimas de violaciones a los derechos humanos”, menciona el comunicado.

“En los Estados donde la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos no está presente, es práctica estándar que se envíe una misión técnica preliminar y previa a la posible visita de la Alta Comisionada”, precisó el texto.

Esta semana, Bachelet afirmó en Ginebra que la crisis política, económica y social en Venezuela estaba “exacerbada por las sanciones internacionales”, además reconoció que en el país existen “violaciones a los derechos civiles y políticos”.

 

 

 

La Tercera

Rusia acusó en la ONU a Estados Unidos de querer “orquestar un golpe de Estado” en Venezuela, pero Washington aseguró que el presidente Nicolás Maduro lidera un “Estado mafioso ilegítimo” y llamó a todos los países a unirse “a las fuerzas de la libertad” en apoyo del opositor Juan Guaidó.

“Venezuela no supone una amenaza para la paz y la seguridad. En algún caso lo que representa una amenaza para la paz (…) es el intento de Washington de orquestar un golpe de Estado”, dijo el embajador de Rusia Vassily Nebenzia en una sesión especial del Consejo de Seguridad de la ONU sobre Venezuela.

Pero el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, subrayó en la sede de las Naciones Unidas que Maduro lidera “un Estado mafioso ilegítimo” y “que muchos venezolanos se están muriendo de hambre” debido a “un experimento socialista que provocó un colapso de la economía”.

“Ahora es el momento para que cada nación elija de qué lado está. No más atrasos, no más juegos. O estás con las fuerzas de la libertad, o estás en la liga de Maduro y su caos”, afirmó Pompeo.

“Llegó la hora de apoyar al pueblo venezolano, reconocer al nuevo gobierno liderado por el presidente interino (Juan) Guaidó y terminar con esta pesadilla. No hay excusas”, insistió.

Pompeo también advirtió a Maduro que debe proteger a los diplomáticos estadounidenses en Venezuela, horas antes de que venza el plazo para que partan del país.

“Déjenme ser 100% claro: el presidente (Donald) Trump y yo esperamos que nuestros diplomáticos sigan recibiendo protecciones previstas bajo la Convención de Viena”, dijo Pompeo. “No pongan a prueba a Estados Unidos en su resolución de proteger a nuestra gente”.

Un proyecto estadounidense de declaración del Consejo de Seguridad sobre Venezuela que pedía otorgar “un apoyo pleno” a la Asamblea Nacional dirigida por el opositor Guaidó fue bloqueado por Rusia y China.

Estados Unidos declaró hace tres días a Maduro como “ilegítimo” y reconoció a Guaidó como presidente interino.

 

ÁMBITO

El Consejo de Seguridad de la ONU suma desde el 1° de enero a cinco nuevos miembros por dos años, entre los que habrá tres potencias regionales: Alemania, Indonesia y Sudáfrica. Queda por ver si el consenso será más fácil, con un Estados Unidos cada vez más impredecible.

La Casa Blanca tiene la intención de reemplazar a su enviada, la “estrella” del Consejo Nikki Haley, con una experiodista, Heather Nauert, actual portavoz del Departamento de Estado.

“Varios diplomáticos están enfocados en el cambio de embajadora de Estados Unidos”, dice a la AFP Richard Gowan, de la Universidad de la ONU. Muchos temen que Nauert “adopte una línea Estados Unidos primero más dura que la de Nikki Haley”.

“Unilateralista” y “aislacionista”, “Estados Unidos ha soltado amarras”, señala un diplomático. Este “endurecimiento estadounidense” hará que “la ONU sea un objetivo preferido”, alerta.

En jaque permanente respecto a Siria, el Consejo de Seguridad había mostrado unidad en 2017 con un triple paquete de sanciones contra Corea del Norte. Pero en 2018, prevaleció la desunión.

“Los intercambios a menudo han sido brutales, ni siquiera buscamos el consenso, nadie escucha, los votos de procedimiento se multiplican, las posiciones están polarizadas”, resume otro diplomático.

A finales de 2018, a relación a Yemen, el Consejo vio a Estados Unidos amenazar con vetar un texto de su, en principio, aliado más cercano, el Reino Unido, un acontecimiento inaudito y traumático para Londres, comenta otro embajador bajo anonimato.

En público, el tono es a veces displicente. “No hay búsqueda de compromiso”, denunció la rusa Vassily Nebenzia durante una sesión sobre República Centroafricana, señalando que “esta no es la primera vez que se nos dice tómalo o déjalo”.

El pasado 21 de diciembre, Bolivia, miembro no permanente, también se enfureció. “Exigimos ser tomados en consideración”, dijo el país, criticando la “falta de transparencia y respeto” en las caóticas negociaciones sobre el envío de observadores a territorio yemení.

Para Moscú, los males del Consejo son atribuibles “a las plumas monopolizadas” por el triunvirato compuesto por Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, por las que pasan, por tradición e interés, las resoluciones a redactar sobre los conflictos en el mundo.

¿Habrá armonía con Alemania, Sudáfrica o Indonesia, acompañados por Bélgica y República Dominicana? Estos países sucederán a Suecia, Kazajstán, Etiopía, Holanda y Bolivia.

– “Miembros elegidos”

Con unos 100.000 cascos azules en el terreno internacional, Naciones Unidas enfrenta grandes desafíos. ¿Cómo presionar por la paz con un Consejo que el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, encuentra “más dividido que nunca”? .

Las diferencias se dan tanto en reuniones públicas como a puerta cerrada, lamenta, decepcionado, un diplomático sueco.

Por primera vez, los cinco recién llegados alcanzaron un acuerdo con los otros cinco miembros no permanentes del Consejo (Polonia, Perú, Kuwait, Guinea Ecuatorial y Costa de Marfil) para compartir las presidencias de los comités y presentar la lista al P5, el grupo de los cinco miembros permanentes (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido).

“Aceptado sin problema”, se regocija un diplomático de un país pequeño, recordando que la práctica hasta ese momento era luchar entre bastidores de manera bilateral. Los diez no permanentes “no compensarán el P5, pero pueden tener un papel”, quiere creer en esta fuente.

Ilustración simbólica del rechazo a una estructura heredada de la era de la posguerra y que ya no corresponde al mundo de hoy, los cinco nuevos miembros no quieren ser llamados “miembros no permanentes” sino “miembros elegidos”.

El motor franco-alemán podría ayudar a borrar la impresión de un Consejo que funciona a dos velocidades. “Los alemanes y los franceses trabajarán en estrecha cooperación para demostrar que Europa sigue siendo importante a nivel multilateral a pesar del alejamiento del Reino Unido” de la Unión Europea, predice Gowan.

Por su parte, Indonesia podría incomodar a China. “Los indonesios tienen un equipo fuerte y podrían celebrar debates del Consejo sobre la persecución de los musulmanes en Birmania”, señala este experto.

Jornada

El pasado 12 de diciembre, Esquel estuvo presente en la mayor cita de turismo, emprededurismo, innovación y tecnología de las Américas de la mano de la plataforma “co-LABtur” fundada por Leandro Choi, un esquelense que ha montado esta empresa en la ciudad de Buenos Aires, pero que tiene presencia en toda la Argentina y países limítrofes.

El co-LABtur fue una de las 10 Startups disruptoras e innovadoras del sector turístico seleccionada (la única representando a la Argentina) para formar parte de un bootcamp (entrenamiento intensivo y practico) con la afamada IE Business School; y competir en el “Startups Battlefield” competencia que permitió a estos 10 principales emprendedores de las Américas mostrar su caso de éxito en el Centro Cultural Kirchner CCK, ante Ministros de Turismo, empresarios, sector académico y vincularse con inversores de riesgo extranjeros para seguir escalando sus soluciones.

Todo ello se dio también en el marco del evento “UNWTO Tourism Tech Adventures Forum” organizado por la agencia especializada en turismo de las Naciones Unidas: la Organización Mundial del Turismo (OMT), en conjunto a la Secretaria Nacional de Turismo de Argentina (SECTUR). Se trató del primer encuentro de las Américas de innovación dedicado al turismo que reunió a todos los actores del ecosistema con las máximas autoridades de turismo de la región para impulsar la innovación, el espíritu empresarial y especialmente, la inversión en el turismo.

El Foro ofreció una plataforma sin precedentes para el emprendimiento y la innovación turística con el fin de crear sinergias entre los diferentes actores, intercambiar casos de éxito e incentivar la cultura en inversión de capital de riesgo. Igualmente, este espacio brindará soluciones a retos referentes a la trasformación digital como fuente generadora de empleo, competitividad y desarrollo sostenible.

Cabe destacar que además de este logro, que ha permitido instalar al co-LABtur en la escena del turismo nacional e internacional, la plataforma de Choi ya había recibido el 1er Premio Nacional en Innovación Turística de la mano del Ministerio de Turismo de la Nación, SEPYME y el Ministerio de Turismo de la Nación. En aquella ocasión, de entre más de 1100 proyectos presentados de todas las provincias argentinas, el co-LABtur resulto ganadora del primer puesto tras competir en un demo day frente a otras 20 empresas finalistas del certamen.

Sobre el co-LABtur

co-LABtur es una plataforma de co-creación, colaboración e intercambio. Su fin es el de fortalecer y relanzar destinos turísticos emergentes o maduros; y así también de intervenir en áreas turísticas que hayan sufrido desastres naturales, generando propuestas de valor que motoricen el arribo de turistas.

La plataforma se cimienta tras la articulación de jóvenes profesionales, que trabajan junto a pobladores locales identificando desequilibrios y deficiencias en los destinos, para proveer soluciones que mejoren su desempeño turístico, la cadena de comercialización y al mismo tiempo empoderen a la comunidad local para asegurar la continuidad de los proyectos. El modelo del co-LABtur se sustenta en la creciente consciencia social y medioambiental y la búsqueda de vivir experiencias con propósito de los nuevos profesionales, que los enriquezcan en el plano personal y profesional; y así también para sortear la barrera de entrada a la actividad laboral ligada a la planificación turística que es alta para estudiantes y profesionales afines a la actividad.

Actualmente, el co-LABtur cuenta con una red de mas de 500 profesionales de todo el país, ha desarrollado mas de 20 asistencias técnicas en diferentes municipios de la Argentina, asistido a 4 empresas privadas y ya comenzando sus operaciones en Ecuador, Bolivia y Paraguay.
www.colabtur.org

La aprobación del discutido pacto se produjo por aclamación durante la sesión plenaria presidida por el secretario general de la ONU, António Guterres; la presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, y Naser Burita, el ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, el país anfitrión de la conferencia.

En su intervención, Guterres lanzó un mensaje a los países que se negaron a firmar el pacto, expresaron reservas sobre el texto o pidieron más tiempo, a los que insistió que “no es un tratado” y “no es jurídicamente vinculante”, buscando dejar abierta la puerta para adherentes futuros.

El texto, reproducido parcialmente por la agencia de noticias EFE garantiza “el derecho soberano de los Estados a determinar su política de migración y su prerrogativa para gobernar la migración dentro de su jurisdicción, en conformidad con el derecho internacional”, dijo el secretario general.
Guterres lamentó asimismo la existencia de “falsedades” sobre el documento y el fenómeno migratorio en general.

La presidenta de la Asamblea General de la ONU, María Fernanda Espinosa, reiteró que el documento es un instrumento flexible que se adapta a las necesidad nacionales de los Estados.

“Es un momento histórico porque damos un rostro humano a la emigración”, dijo, antes de subrayar que los Estados “por poderosos que sean, no pueden afrontar el reto migratorio solos”.
Quince jefes de Estado, ocho primeros ministros y numerosos cancilleres y responsables tomaron parte en este encuentro que durará dos días.

Algunos países, particularmente los receptores de inmigrantes, como Australia, Chile, Italia, Israel, además de un numeroso grupo de los centroeuropeos se retiraron del pacto en las pasadas semanas y hasta ayer, mientras que Estados Unidos se opuso a él desde el principio.

Para responder a las reticencias despertadas, todos los oradores que hoy tomaron la palabra insistieron en que la soberanía de los estados no se verá de ningún modo disminuida y recalcaron que la migración plantea problemas globales y requiere soluciones globales.

En Bélgica, en tanto, la decisión del primer ministro, Charles Michel, de firmar el Pacto fracturó la alianza del gobierno y el Ejecutivo quedó en minoría en el Parlamento, abriendo una etapa de incertidumbre política.

La ultraderecha europea lanzó en las últimas semanas una fuerte campaña de desprestigio con el objetivo de crear temor en torno al Pacto.

El partido Alternativa para Alemana (AfD), publicó en su página web que el acuerdo es “un programa oculto de reubicación para refugiados económicos y pobres”, mientras medios afines en toda Europa estiman que el acuerdo abrirá las puertas a “cientos de millones de inmigrantes”.

En Chile, el gobierno de Sebastián Piñera y su decisión de no acompañar el acuerdo fue duramente criticado por la oposición, particularmente el argumento de que “la migración no es un derecho humano”, expresado por el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla.

Para el opositor Partido por la Democracia (PPD) en esta decisión el gobierno “contribuye a erosionar el multilateralismo tan importante para Chile”.

En su discurso en Marrakesh, hoy, la canciller alemana, Angela Merkel, fue muy aplaudida al asegurar que “la inmigración trae prosperidad” y que el bloque europeo “va a necesitar un mayor número de mano de obra cualificada de fuera” de ese territorio, en una encendida defensa de la emigración y del Pacto.

Fuente: Radio 3

El mundo deberá emprender transformaciones “rápidas” y “sin precedentes” en sectores como la energía, la industria o las infraestructuras si quiere limitar el alza de las temperaturas a 1,5 °C, aseguran los expertos de la ONU sobre el cambio climático (IPCC).

En un informe de 400 páginas, cuyo “resumen para los responsables políticos” se publica este lunes, los científicos exponen los numerosos impactos climáticos que afronta el planeta y que podrían aumentar si las temperaturas suben más de 1,5 °C respecto a los niveles preindustriales: olas de calor, extinción de especies, deshielo de los casquetes polares, etc.

“Cada pequeño episodio de calentamiento adicional importa, sobre todo porque superar los 1,5 °C aumenta el riesgo de cambios profundos o incluso irreversibles, como la pérdida de algunos ecosistemas”, explica Hans-Otto Pörtner, copresidente de esta reunión del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), en la que participaron investigadores y representantes de los Estados la semana pasada en Corea del Sur.

Si el calentamiento “sigue creciendo al ritmo actual” por culpa de las emisiones de gas de efecto invernadero, se alcanzará un alza de las temperaturas mundiales de 1,5 °C “entre 2030 y 2052”, señala el informe basado en más de 6.000 estudios.

Y si los Estados se ciñen a los compromisos de reducción de emisiones que presentaron en el Acuerdo de París sobre el clima, en 2015, la subida de las temperaturas será de 3 °C a finales del siglo XXI.

¿Qué se puede hacer para evitar ese escenario, teniendo en cuenta que las emisiones mundiales vinculadas a las energías volvieron a crecer en 2017? .

Para el IPCC, las emisiones de CO2 deberán caer en un 45% de aquí a 2030 para limitar el calentamiento a 1,5 °C, y el mundo deberá alcanzar en 2050 una “neutralidad de carbono”, es decir, que tendrá que dejar de emitir más CO2 del que se retira de la atmósfera.

– “¡No estamos condenados a un alza de 3 °C!” –

Los expertos de la ONU piden a todos los sectores implicados que lleven a cabo “una transición rápida” y de una magnitud “sin precedentes” para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Insisten en la energía, ya que el carbón, el gas y el petróleo son responsables de tres cuartas partes de las emisiones, y proponen varios escenarios que incluyen distintas acciones posibles.

“El informe da a los responsables políticos la información que necesitan para tomar decisiones para luchar contra el cambio climático sin olvidar las necesidades de las poblaciones”, explica la sudafricana Debra Roberts, otra copresidenta de esa reunión, que considera el informe como “un llamamiento a la coordinación”.

“Los próximos años serán los más determinantes de nuestra historia”, asegura.

Su colega francesa, la climatóloga Valérie Masson-Delmotte, que también estuvo en Corea del Sur, cree que el informe deja un “balance lúcido y difícil: la política de los pequeños pasos no basta”.

“Si no actuamos ahora, nos dirigimos hacia un mundo en el que estaremos siempre gestionando crisis”, afirma. “La buena noticia es que hay acciones en curso en el mundo, pero habría que acelerarlas para tener transiciones suaves. La verdadera pregunta es esta: ¿estará la gente dispuesta a actuar y habrá bastante voluntad política colectiva?”.

“No estamos condenados a un alza de 3 °C”, opina el climatólogo Myles Allen. “Estamos ligados a nuestras acciones pasadas, pero todo es posible en el futuro”, dice el investigador británico.

Jim Skea, del Imperial College de Londres, dijo que habían intentado “ver si las condiciones necesarias para mantener 1,5 °C estaban reunidas”. “Sí, las leyes de la física y de la química lo permiten, así como las tecnologías, el cambio de los modos de vida y las inversiones. Lo último, y sobre lo que los científicos no pueden responder, es si es posible políticamente e institucionalmente. Enviamos el mensaje a los gobiernos, les dimos las pruebas, les toca a ellos ahora”.

La Alianza de los Pequeños Estados Insulares, que presionó para lograr el objetivo de +1,5 °C en el Acuerdo de París, ha llamado este lunes a “las naciones civilizadas a tomar sus responsabilidades aumentando sus esfuerzos para reducir las emisiones”.

“El informe muestra que solo nos queda una oportunidad, muy pequeña, para evitar daños impensables para el sistema climático que nos hace vivir”, dice Amjad Abdula, representante de los pequeños países insulares. “Los historiadores observarán estas conclusiones como un momento clave en la historia de los hombres”.

 

 

Diario Uno