Tag

Ongarato

Browsing

El Intendente de Esquel, Sergio Ongarato, se refirió a la situación de crisis que atraviesan los comerciantes de la ciudad cordillerana. “Muchos comercios en Esquel están en una situación terminal. La caída en las ventas ha sido muy fuerte y eso hace que todo sea insostenible”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “muchos comercios en Esquel están en una situación terminal. Algunos ya han cerrado sus puertas. La caída en las ventas ha sido muy fuerte y eso hace que todo sea insostenible”.

“Los negocios de venta de ropa son los más golpeados. En nuestra comunidad no está instalada la modalidad de delivery”, dijo en diálogo con FM La Petrolera 89.3 MHz.

Asimismo, aclaró que “la medida de la terminación del DNI no funciona para nosotros. Es más un problema que una solución”.

“Yo estoy muy preocupado y alarmado. Veo todos los días la preocupación de los comerciantes porque muchos van a tener que despedir a sus empleados de toda la vida. Que no estemos de acuerdo con las decisiones del Gobierno Provincial, no quiere decir que no podamos sentarnos a hablar”, indicó.

Finalmente, Ongarato concluyó que “es muy difícil mantenerse en eje cuando uno ve la situación de todos los vecinos. El virus está matando la economía de muchas familias que me preguntan ¿Ahora de qué voy a vivir? Y la verdad es que yo no sé qué decirles”.

El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, dio una conferencia de prensa tras la videoconferencia del gobernador Mariano Arcioni con intendentes, para repasar la modalidad de la nueva etapa de la cuarentena por el coronavirus en la provincia.

Dijo que Esquel no pudo participar prácticamente por problemas en el audio de la charla.

Analizó que hay apertura para algunas actividades pero por delivery, en tanto servicios y oficios se pueden desarrollar con el registro en la plataforma “Cuidarnos Chubut”. Por ejemplo, podrán funcionar las peluquerías pero con turnos a través de esta modalidad.

Al no haber sido posible durante la comunicación del lunes, ayer Ongarato le envió su postur al gobernador, indicando que si bien se permite trabajar un poco más, hay cuestiones que en Esquel y en Trevelin “no van a funcionar”. Sostuvo que las casas de comidas ya vienen en actividad pero con servicio de delivery. “Pero con la venta de dos pizzas y una docena de empanadas por noche no creo que sea posible mantenerse, porque nuestra costumbre es salir nosotros mismos a buscar la comida. Aquí el envío no tiene el éxito de las ciudades grandes”.

También planteó en la nota que no es factible tampoco la venta de ropa con delivery en Esquel. “Cerraron cinco comercios en el radio céntrico, porque la situación se hizo insostenible, y detrás hay familias que dejan de percibir su ingreso”. Agregó que la situación en esta ciudad es muy compleja y en muchos casos llega al extremo y varios comerciantes “preguntan qué estamos haciendo, y es una pregunta para la que no tengo respuesta”.

El jefe comunal invocó lo afirmado por el presidente Alberto Fernández, en cuanto a una flexibilización en aquellas zonas donde no se duplique la cantidad de contagiados de coronavirus, en el término de quince días. “En Esquel seguimos estando en cantidad cero, y se están dando por tierra muchos puestos de trabajo en nuestra comunidad”, acotó. Ongarato señaló que están descartadas las salidas recreativas, y preguntó “por qué no pueden salir a tomar un poco de aire los vecinos, cuando no tenemos ningún caso; el hospital está vacío de coronavirus”.

“Le transmití al gobernador que con estas medidas no alcanza para que se pueda recuperar un poco nuestra economía”, remarcó. “No es cuestión de paciencia, sino de que vecinos están perdiendo definitivamente fuentes de trabajo”.

“Cuesta decírselo a los vecinos, no alcanzan las medidas para recuperar la economía” aseguró el intendente luego de la reunión con el gobernador.

Por problemas técnicos, Esquel no pudo participar activamente en la videoconferencia de este lunes con de intendentes con el gobernador Arcioni.

Ongarato explicó que el intendente de Trevelin fue quien llevó las inquietudes que eran comunes a ambas localidades. En resumen, para Ongarato las medidas de flexibilización “no alcanzan para recuperar la economía” y manifestó que “cuesta decírselo a los vecinos que están perdiendo definitivamente sus puestos de trabajo”.

Valoró la posibilidad de que algunos profesionales y rubros puedan comenzar a trabajar pero se refirió a la continuidad del delivery como una medida que para Esquel “no va a funcionar, porque no se ha instalado como en las ciudades grandes. Nuestra costumbre sigue siendo salir a buscar la comida. Lo mismo con la ropa. Ya le estoy advirtiendo esto al gobernador”.

“Muchos se están preguntando qué estamos haciendo y para eso no tengo respuesta. Seguimos estando con casos cero en la región y sin embargo no se nos permiten salidas recreativas, no nos autorizan el tránsito ni seguir trabajando”.

“Han pedido paciencia pero no es cuestión de paciencia. No se puede pedirle al que trabaja en un comercio que cambie de actividad” expresó y también explicó que sigue enviando notas al gobierno por los planteos de distintos rubros para que además “gestionen ante Nación aportes extraordinarios por coparticipación”.

También se refirió a la temporada turística, a la falta de aviones: “sería la tercera temporada consecutiva de caída y peligra el medio de vida de muchos”, publicó EQSNotas.

Ongarato confirmó que está pidiendo asistencia financiera “en serio” al gobierno provincial. Dijo que de seguir así, el municipio es inviable. Además, control en rutas y varados.

A raíz de los anuncios nacionales que habilitan a las provincias a comenzar una segmentación geográfica de la flexibilización, el intendente Ongarato explicó a Notas de Radio que pedirá al gobierno provincial “asistencia financiera en serio” y que “hay que replantear muchas cosas”.

Ongarato indicó que las consecuencias del aislamiento en la ciudad “han sido tremendas”. Lo primero que va a reclamar es “alimentos a nuestra ciudad, hasta ahora nos entregaron mil raciones a instituciones” pero explicó que los alimentos que llegaron a varios municipios no vinieron a Esquel.

“Para los más afectados, estoy pidiendo asistencia financiera en serio -indicó- se han perdido muchísimos puestos de trabajo y la municipalidad va por ese mismo camino si es que no llega un aporte del tesoro provincial. La caída ha sido brutal” indicó, recordando que se han puesto todos los fondos municipales en la asistencia pero ya no hay recaudación.

El intendente remarcó que está “muy preocupado por la situación social que se viene. Estamos totalmente cerrados, con la economía paralizada, con gente que ya no tiene para comer”. También confirmó que en el centro “cerraron cinco negocios definitivamente”.

En esta línea, detalló que dejaron de entrar en marzo 30 millones de pesos y en abril “la pérdida debe haber superado los 45 millones. Vamos a ver qué pasa con los sueldos municipales. Es totalmente inviable que la ciudad pueda funcionar así”.

Rutas de acceso a Esquel y llegada de varados

Ongarato se mostró preocupado por las rutas de acceso a la provincia y dijo que va a pedir “que por favor controlen los otros caminos de acceso a Esquel-Trevelin por los parajes”. Puntualmente se refirió a que hoy es fácil evitar la portada de acceso a Esquel a través del camino de Rifleros a Trevelin. También se refirió a los ingresos desde Bariloche por Ruta 71.

Por otra parte, explicó que está pidiendo que en vez de habilitar micros para varados, habiliten “dos o tres vuelos especiales, que tienen mucho menos riesgo de contagio que en un micro por las horas de exposición”. Con respecto al aislamiento de las personas que llegan indicó que “la gente ha estado haciendo el aislamiento como todo el mundo en otros lugares”.

El gobernador Mariano Arcioni respondió a cuestionamientos del intendente de Esquel, Sergio Ongarato, quien había manifestado que no recibía respuestas de la Provincia frente al pedido de comerciantes de la ciudad cordillerana para poder empezar a trabajar. Arcioni le pidió templanza y le recomendó «cuidar» a los ciudadanos.

Ongarato encabezó días atrás una reunión amplia con comerciantes de la ciudad, quienes le solicitaron la necesidad de reabrir las puertas de sus negocios. Después de esa cumbre, Ongarato cuestionó al gobierno provincial y remarcó que «no tiene respuestas» del gobernador Mariano Arcioni y hasta habló que la ciudad era maltratada por Provincia.

Consultado por este tema, Arcioni dijo ayer en conferencia de prensa que el intendente Ongarato «tiene que tener templanza, tiene que saber contener a los ciudadanos y tener tranquilidad».

En torno a la presión que recibió Ongarato para flexibilizar la cuarentena para el sector comercial, Arcioni advirtió que «no hay que dejarse presionar por los distintos sectores» y recordó que Esquel «fue una de las ciudades que recibió uno de los ATN más altos en la discordia surgida la semana pasada».

Por último, el Gobernador bajó los decibeles y explicó que con Ongarato «hablamos dos o tres veces por semana, el plantea los requerimientos y le damos curso a través del Ministerio de Salud».

El Intendente de Esquel, Sergio Ongarato inspeccionó el avance de la obra de construcción del nuevo módulo de enterramiento en la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos. Se trata de una obra de 6 millones de pesos, inversión afrontada en su totalidad por la Municipalidad de Esquel. Allí se van a depositar también los residuos de Trevelin y el Parque Nacional Los Alerces.

La obra «ya estaba en el 40% de avance y si el tiempo acompaña, se estima que para principios de la semana próxima ya estaría lista la impermeabilización con la colocación de la membrana de polietileno de alta densidad comprada por la Municipalidad de Esquel. Luego de eso viene el geotextil y una capa de suelo que protege la membrana de los residuos que pudieran ser punzantes y romperla», explicó el mandatario municipal.

Destacó que una vez finalizados los trabajos «comenzaremos a operar en el nuevo módulo de enterramiento de la Planta de Residuos». Subrayó que la obra implica «una inversión de 6 millones de pesos, afrontada en su totalidad por la Municipalidad de Esquel. En este módulo van a ir los residuos de Esquel, Trevelin y el Parque Nacional Los Alerces. Estamos afrontando el costo de la obra exclusivamente con fondos municipales. La misma permitirá el vertido de residuos por el término de tres años aproximadamente».

Cabe señalar que, pese a la emergencia sanitaria por el Coronavirus, que obliga a la Municipalidad a funcionar de una forma que no es la habitual, «se sigue trabajando en las cuestiones más urgentes», indicó Ongarato. En este caso se trata de la colocación de 7 mil metros cuadrados de geomembrana con polietileno de alta densidad, es como una lona de plástico, se utiliza para impermeabilizar los pozos de enterramiento.

Asimismo, manifestó que esta obra «nos permitirá ir encarando el segundo módulo de enterramiento que hace falta.

Queríamos avanzar rápido con esto porque, el actual módulo está prácticamente colmatado y ya no se le puede extender más la capacidad de soporte para tener más residuos. Era necesario contar con un nuevo módulo de enterramiento con las condiciones que se requieren, que como el actual módulo esté impermeabilizado, para evitar que cualquier problema ambiental».

En cuanto a la vida útil del nuevo módulo, explicó por último que va a depender mucho «de la responsabilidad con la que los vecinos tratemos los residuos. Es importante que hagamos la separación de los mismos de forma correcta, para que el sistema de recolección continúe funcionando como hasta ahora. Así podremos también alargar la vida útil del módulo que estamos haciendo y que próximamente estará en funcionamiento».

El intendente municipal, Sergio Ongarato, sostuvo que su preocupación está en los puntos de acceso a la ciudad y en ese marco habló de controles de salud para quienes ingresan a Esquel.

“Sí me preocupa cómo ser efectivos en el control de la portada. Este lunes el jefe del Área Programática me dijo que implementarán controles en el acceso durante las 24 horas y no sólo de Policía sino que también de personal médico”, manifestó.

Anticipó el mandatario esquelense que se controlará “el estado de salud de todos aquellos que entren a la ciudad”.

Entendió que “es la forma más efectiva de asegurarnos que si alguien pretende ingresar a la localidad y tiene síntomas del virus sea tratado como corresponde”, con los recaudos del caso.

Llamó a “flexibilizar las medidas para encender la economía” de a poco “con los controles médicos” pertinentes y “fijando que las situaciones que se vayan dando no sean de riesgo de contagio de coronavirus”.

Sostuvo que al menos en Esquel la gran mayoría de los vecinos en la vía pública “no están de paseo” sino que “van a un cajero automático o a una casa de comida”.

El titular del Ejecutivo Municipal aseguró entender la situación planteada y recordó que hizo las gestiones necesarias ante el Gobierno provincial las cuales no fueron atendidas. “Estoy harto de recibir los golpes, las críticas y la angustia de todos ustedes”, remarcó visiblemente molesto ya que habría sido tildado de “irresponsable” al trasladar los pedidos de flexibilización de la cuarentena en Esquel.

Un nutrido grupo de comerciantes se presentó en la mañana de hoy en el Estadio Municipal, donde funciona el Centro de Operaciones de Emergencia Municipal, para plantear la necesidad de reabrir la actividad teniendo presente los protocolos sanitarios correspondientes en el marco de la emergencia sanitaria.

Los comerciantes expusieron la difícil situación que atraviesan a consecuencia de la cuarentena que les impide abrir sus negocios al tiempo que cuestionaron la falta de respuesta por parte del Ejecutivo Municipal como así también los estrictos requisitos que deben cumplir para acceder a créditos bancarios que les permitan atender a la obligación de pago de alquileres, servicios y salarios de empleados.

Los integrantes del sector fueron escuchados por el intendente Sergio Ongarato quien se encontraba acompañado por Alejandro Weinger presidente del Honorable Concejo Deliberante.

El titular del Ejecutivo Municipal aseguró entender la situación planteada y recordó que hizo las gestiones necesarias ante el Gobierno provincial. Remarcó que, no obstante, esos reclamos no son atendidos y se mostró molesto con el Gobernador quien lo habría calificado de “irresponsable” al trasladar ciertas inquietudes de la comunidad de Esquel en relación a posibles aspectos de flexibilización de la cuarentena en la ciudad.

Las frases más salientes del Intendente:

“Nos han dejado a los intendentes al frente de nuestras ciudades con los reclamos de comerciantes y vecinos que son justos y razonables. Nos dejaron sin ningún arma para poder brindar alguna respuesta. A mi hasta se me han reído con el tema de las peluquerías”.

“En la última conferencia se nombró a Esquel como así aquí quisiéramos pasar por arriba todos los protocolos de seguridad y poner en peligro a nuestra población. Me trataron como que soy un irresponsable que quiero poner el peligro a toda la gente”.

“Cada cosa que quisimos hacer lo consultamos con Área Programática”.

“Estoy harto de recibir los golpes, las críticas y la angustia de todos ustedes”.

“Trabajamos en la propuesta que nos hicieron llegar todos ustedes (comerciantes)”.

“Le pedí hasta el cansancio al Gobernador que deje ir a los vecinos a trabajar a Trevelin”.

“Le pedí al Gobernador que deje que la ciudad funcione”.

“Estoy indignado por tener esquelenses durmiendo a la vera de un arroyo en Córdoba porque no los podemos traer”.

Para finalizar remarcó que están a disposición 5 millones de pesos para atender las urgencias de los comerciantes “para que no despidan gente y aguanten un poco más. No podemos dar más porque no tenemos ni somos un banco”. Siento la misma angustia y bronca que ustedes”, publicó Diario La Portada.

El intendente de Esquel, Sergio Ongarato, presentó ante el Gobierno de la Provincia un paquete de medidas para flexibilizar la cuarentena en la ciudad. Serán evaluadas por autoridades sanitarias.

“Me dirijo a usted a fin de elevar para su consideración la propuesta de horarios y actividades que se podrían desarrollar en la ciudad de Esquel“, dice la nota dirigida al ministro de Salud, Fabián Puratich.

En el documento “figuran las principales líneas de acción que se determinaron como prioritarias para contener el posible ingreso de coronavirus a la comunidad, las que han sido exitosas a la fecha gracias al trabajo conjunto entre” múltiples instituciones.

El intendente entiende que “de mantenerse la zona de Esquel – Trevelin y sus parajes sin circulación del virus, hay actividades que podrían realizarse con bajo o nulo riesgo de contagio y así permitir el sustento de muchas familias manteniendo fuentes de trabajo que están a punto de perderse”.

Señala que “en nombre de comerciantes de Esquel que imperiosamente necesitan trabajar es que elevo la presente a fin de que a la brevedad se consideren con criterio sanitario estas propuestas de funcionamiento que fueron estudiadas con detenimiento teniendo en cuenta riesgos de contagio, formas de mitigación, las particularidades y costumbres de los vecinos de Esquel y se autorice el funcionamiento de la mayor cantidad de rubros y actividades posibles”.

Lo primero que sugiere el jefe comunal es que Esquel, Trevelin y los parajes sean considerados como una unidad.

“Mientras se mantenga la condición sin circulación viral, se considera a toda ésta región como una unidad sanitaria – social – económica”, plantea el documento. Asimismo propone controlar los ingresos a la zona.

Ordenar espacios con gran presencia de personas, controlar medidas de bioseguridad en lugares donde se concentre gente y controlar el transporte de carga que llega a la ciudad, entre las medidas que describe.

Horarios de atención al público

Se propone ampliar los horarios a fin de que la gente pueda distribuir su concurrencia a los distintos lugares en mayor tiempo y así disminuir las aglomeraciones de gente en períodos cortos.

Contempla este apartado al comercio en general, servicios de pago y oficios varios, indicó Diario La Portada.

El intendente de Esquel, Sergio Ongarato y el equipo de funcionarios del gabinete municipal decidieron hacer una quita de su salario como aporte para sumar recursos a la asistencia alimentaria que la comuna realiza en el marco de la crisis generada por el coronavirus.

El propio intendente salió a anunciar esta medida ayer en rueda de prensa a fin de ponerle punto final a la polémica con los concejales tras el veto que había dado al artículo 3 de la sancionada emergencia económica y social hace casi un mes atrás.

Precisamente ese artículo introducido por los concejales al proyecto que habilitó fondos al municipio para la compra directa de alimentos y atender la necesidad de muchas familias, buscaba «congelar» los salarios de la planta política municipal por 120 días, igual tiempo decretado para la emergencia.

Tal situación causó malestar del intendente Ongarato por la decisión «unilateral» de los concejales de introducir ese artículo al proyecto «sin consulta», estableciendo un aporte «obligatorio» y «compulsivo» a todos los funcionarios.

Hubo reuniones de los ediles con el jefe comunal pero sin que se acuerde una alternativa distinta, al tiempo que el mismo bloque de Cambiemos reiteraba la necesidad de que hubiera «un gesto» de la clase política local ante la crisis que golpea a todos los sectores de la comunidad por la paralización económica.

Cuando el Concejo Deliberante se aprestaba el viernes pasado, en sesión especial, a volver a tratar el «discutido» artículo 3, los bloques de la minoría molestos por el orden del día fijado, con temas que no fueron tratados por las comisiones, se levantaron, dejando sin quórum la sesión para tratar el congelamiento salarial y el fondo de asistencia al sector comercial.

Invitación para que concejales adhieran

Tras los vaivenes generados, finalmente el intendente Ongarato anunció ayer la firma de la Resolución por la cual decidió practicar una quita de su salario del 15%, decisión que fue acompañada por los secretarios de su gabinete con una quita del 10% y los directores municipales con un 5%.

Ongarato dijo que esta resolución regirá en principio por un mes y «nos permitirá nuevos mecanismos para aumentar la asistencia alimentaria a familias».

El intendente expresó que con esta decisión se cerraba la polémica generada con el Concejo Deliberante, invitando inclusive a los concejales a «adherir» a esta quita salarial si lo deseaban.

La resolución del Ejecutivo autoriza a la Secretaría de Hacienda «a descontar del sueldo básico de los funcionarios del Ejecutivo municipal, correspondiente al mes de abril de 2020» un porcentaje de los sueldos para aumentar asistencia alimentaria.

«Invito al Concejo Deliberante a hacer lo propio, a colaborar donando parte de sus haberes. Lo pueden hacer si quieren», apuntó Ongarato, agregando que «lo importante no es el gesto, sino que estemos aportando para que haya más fondos que se destinen a comprar alimentos para nuestros vecinos».

Precisamente el artículo 4º de la Resolución expresa, «remítase copia de la presente al Honorable Concejo Deliberante de Esquel e invítase a efectuar los mismos descuentos de los sueldos y dietas de los concejales, y de toda la planta política, con el mismo destino mencionado».

También esta Resolución establece además la implementación en el sitio web www.esquel.gov.ar de un formulario que permita que los empleados municipales que así lo dispongan, autoricen a descontar el 5% o el 10% de su sueldo básico con el mismo fin.

Ongarato aclaró que en los próximos meses se evaluará cual es la situación económica del municipio, «si es necesario porque la situación se agrava, esperemos que no sea así, haremos otra quita igual o inclusive mas grande, para así poder atender a las familias que están con mayores problemas y necesidades», expresó.

Más de 2.300 pedidos de asistencia alimentaria

Ongarato expresó que la decisión de rebajarse los sueldos «se debe a la necesidad imperiosa de comprar más alimentos para nuestros vecinos que lo están necesitando, dado que desde que comenzó la cuarentena ya excedimos los 2.300 pedidos de asistencia alimentaria. Esto va aumentando en forma muy rápida y necesitamos por todos los medios contar con fondos para poder asistir con alimentos a muchas familias de Esquel», señaló.

Por otro lado, recordó que se mantiene en distintos comercios de Esquel las cajas donde los vecinos pueden, tras realizar sus compras donar los alimentos que deseen. «Luego desde el Coem buscamos las donaciones y son incluidas en los refuerzos alimentarios que estamos entregando a través de Desarrollo Social Municipal», explicó el intendente.