Tag

Obra Pública

Browsing

Para los fiscales el empresario Martín Castillo, cuya firma reparó el muelle de Rawson por 76 millones, contactó a Diego Correa, ex funcionario de la gestión del fallecido Mario Das Neves, y le ofreció “retornos” en efectivo para que libere pagos. Lo mismo hicieron Gonzalo Cordón; Osvaldo Bergareche; Peblo Menedin; Juan Carlos Bossi y Carlos Di Benedetto. Los imputan de “cohecho activo”.

Durante la audiencia que se realiza este jueves en la oficina judicial de Rawson, la nuevos empresarios de la construcción fueron imputados por el Ministerio Públicos Fiscal en la llamada causa “Revelación”, que investiga el pago de retornos a funcionarios del Gobierno de Chubut a cambio de liberar pagos de certificados de obras.

Para los fiscales del caso, el empresario Martín Miguel Castillo “a sabiendas que un alto funcionario público, Diego Miguel Correa, a la sazón Secretario a cargo de la Unidad Gobernador, era quien decidía -junto a otros encumbrados funcionarios- que acreedores del estado provincial percibían sus acreencias y cuáles no; se contactó con este y le ofreció pagarle una suma dineraria en concepto de “retorno” a fin que este ordene se liberen los pagos respectivos”.

Tras señalar que Correa “aceptó la oferta”, los investigadores mencionan que Castillo primero un “retorno” de 200.000 pesos en efectivo en diciembre de 2016; otros 300.000 pesos en marzo de 2017 y 100.000 pesos en abril de 2017. Los fiscales dieron a las maniobras del empresario de Trelew la calificación jurídica provisoria de “cohecho activo” en tres hechos en concurso real.

Además de Castillo, los fiscales Marcos Nápoli y Gustavo Núñez pidieron la apertura de investigación a Gonzalo Cordón, de la constructora Transredes, por haber pagado retornos a Correa para que destrabe los pagos por obras que por 38 millones de pesos realizaba en Comodoro Rivadavia.

Los otros imputados son Osvaldo Bergareche, de Esquel Construcciones; Pablo Menedin de la firma Menedin Ingeniería y Construcciones por pagar coimas para cobrar certificados por una obra en Puerto Madryn; Juan Carlos Bossi, de Auda Construcciones por retornos por obras en Comodoro Rivadavia y Carlos Di Benedetto, de la constructora Didelco, a quien acusa de haber pagados dos coimas para que le liberen certificados de obras que realizaba en Trelew.

De esta manera, el intendente Carlos Linares, puso en valor una nueva apertura de sobres para la construcción de un Centro Terapéutico, obras para edificios municipales y la continuación del paseo shopping costanera. En ese marco, remarcó que “no debe haber municipio en este país que en un año haya concretado 201 licitaciones como nosotros lo hicimos”.

El acto se desarrolló este miércoles, en instalaciones del CEPTur, con la presencia del jefe comunal, junto al secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero; el titular de la cartera de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey; el secretario de Recaudación, Israel Coen; el responsable de la Secretaría de Tierras, Alberto Parada; el subsecretario de Obras Públicas, Luis Romero; el titular de la Subsecretaría de Ingresos Brutos, Pablo Francavilla; el secretario general de APJ, Roberto Astete; los concejales Mario Soto, Adriana Casanova y Nicolás Caridi; referentes de empresas y comunidad en general.

En su discurso, Linares indicó que “hoy estamos licitando un Centro Terapéutico, que se viene peleando hace años, tan necesario para la ciudad de Comodoro Rivadavia y que lo postergamos el año pasado; por otra parte, obras para lugares de atención del Municipio. Hace años tomamos la decisión de mejorar los lugares de trabajo de nuestros empleados, sumado a la división de algunos espacios para prestar un servicio más eficiente”, puntualizó.

De este modo, resaltó que “no debe haber municipio o lugar en este país que en un año haya concretado 201 licitaciones como nosotros lo hicimos y esto se lo debemos a la gente, a nuestro equipo, a nuestros empleados municipales que trabajan arduamente para cumplimentar todos los procedimientos internos”.

Finalmente, el intendente agregó que “llevamos más de 2000 millones de pesos de obra pública, con fondos única y exclusivamente municipales, que resulta de un trabajo coordinado entre el ejecutivo, el concejo deliberante y las empresas que se ponen a cargo de semejante emprendimiento. Estamos en el camino correcto, tenemos mucho para hacer y seguimos trabajando para tener el Comodoro que nos merecemos”.

Este jueves, el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, encabezó un encuentro con referentes de UOCRA y empresarios de la construcción, con el objetivo de presentar el ambicioso plan de obra pública municipal. “Se licitarán obras por más de 800 millones de pesos, lo que significará nuevos puestos de trabajo para los comodorenses en un contexto difícil a nivel
nacional y provincial”, destacó.

La reunión se concretó en horas de la tarde, con la presencia del intendente Linares; el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero; el secretario general de UOCRA, Raúl Silva, junto a miembros de la entidad; y empresarios de la Cámara de la Construcción de Comodoro Rivadavia.

Al respecto, Linares manifestó que “se trató de una reunión muy positiva, es fundamental que los sindicatos, el empresariado y el Municipio se junten en una mesa para analizar las problemáticas y diagramar los pasos a seguir hasta, al menos, fin de año. Son encuentros que no son muy comunes en otros lugares del país, buscando avanzar para resolver inconvenientes importantes, como la falta de trabajo”.

En ese sentido, destacó que “se licitarán obras por más de 800 millones de pesos hasta diciembre, entre las que se incluyen pavimento, infraestructura, el hotel deportivo, la pileta; más trabajos de menor envergadura y la reactivación de obras nacionales que estamos gestionando. Todo esto significará nuevos puestos de empleo para los comodorenses de acá a fin de año”.

“Los empresarios son parte fundamental de esto, ya que necesitan las obras para tomar trabajadores. Siempre buscamos gestionar las obras lo más rápido posible, lo mismo con los pagos correspondientes, y este municipio es un ejemplo a nivel país, ya que abona los certificados antes de los 30 días, lo que demuestra su poder económico”, sostuvo.

Asimismo, el intendente expuso que “dialogamos acerca del bono que desde Provincia anuncian que emitirán para pagar deudas y reactivar las obras, pero es algo que todavía no está del todo claro y queremos entender qué harán con esas obras y cuándo van a iniciarse”.

En cuanto a las obras de Nación, afirmó que “lamentablemente, en el Presupuesto 2019 no existen perspectivas acerca de la inclusión de nuevas obras para Comodoro. Incluso, desde la Municipalidad tomamos la determinación de finalizar con fondos propios la construcción de la sede del SEDRONAR”.

“Tenemos que empezar a mirarnos a la cara y hacer lo que corresponde, siempre con el afán de ir hacia adelante. Hoy dimos un paso enorme en ese sentido y somos un ejemplo de que nos podemos sentar todos en una mesa a discutir y armar un esquema de trabajo conjunto”, recalcó.

Por último, Linares agregó que “a la situación actual, se suma el hecho de que aparentemente hay 80 telegramas de despido de un yacimiento de YPF. Seguramente vamos a intervenir y hablaremos de esto con la empresa, interiorizarnos sobre esta situación y qué medidas se van a tomar porque claramente esto es un conflicto en puerta”, concluyó.

El intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares, mantendrá un encuentro, este jueves, con referentes de la Unión de Obreros de la Construcción de la República Argentina y con empresarios del rubro, con quienes discutirá sobre las gestiones realizadas para la aceleración de procesos licitatorios que “pongan las obras en la calle, dando respuesta a la necesidad de la
gente”.

En ese sentido, el jefe de la ciudad petrolera, manifestó que “estamos inmersos en un contexto económico – financiero que perjudica a los que menos tienen. Con el paro pudimos evidenciar lo que pasa con las personas que tienen trabajo y están perdiendo poder adquisitivo y con aquellas que no tienen trabajo y no pueden comer”.

“Acá hay un reclamo muy fuerte, todavía estamos esperando que las obras de provincia y nación lleguen de una vez por todas, a la ciudad. Uno puede ver y decir pero la realidad es la que vive la gente y por esa razón mañana vamos a tener una charla con empresarios y dirigentes del sindicato UOCRA, para ir analizando esta situación”, expresó.

Del mismo modo, Linares indicó que “estamos muy preocupados por el tema de la obra pública, nosotros tenemos un paquete muy importante para el mes de octubre, por algo más de 400 millones de pesos, lo que nos va a llevar a un monto de más de 1000 millones en obra pública”.

“En este tema, estamos poniendo muchísimo esfuerzo y  estamos haciendo todos los trámites para acelerar los procesos, que a veces son un poco lentos, para que esto rápidamente salga a la calle porque hoy en dia, hay una necesidad muy grande en lo que tiene que ver con mano de obra, fuente laboral, para este sector”, concluyó el intendente.

Este viernes, se realizaron tres nuevos concursos privados de precios para abastecer de agua potable y red cloacal al barrio Ciudadela; para la construcción de un muro de contención en el Jorge Newbery y una ampliación de la red gas para Laprida. Las mismas significan una inversión municipal de más de 4 millones de pesos.

El acto oficial se llevó a cabo en las instalaciones del despacho municipal, y contó con la presencia del viceintendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque; el secretario de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Abel Boyero; el subsecretario de Obras Públicas, Luis Romero; el diputado provincial, Gustavo Fita, y los representantes vecinales de Ciudadela y Laprida.

Tras la apertura de ofertas, el viceintendente dijo que “estamos satisfechos de poder sostener la obra pública en la ciudad en pos de mejorar la calidad de vida de los comodorenses. Y sabemos que esto se debe a la confianza generada entre las empresas locales que trabajan a la par del Municipio porque somos una institución que cumple”.

“Estamos priorizamos la dignidad de la gente, para que cada barrio tenga sus necesidades básicas satisfechas. Sabemos que nos faltan más obras de embellecimiento, pero tenemos que continuar proveyendo de servicios básicos a todo el ejido y en ese objetivo, avanzamos”; remarcó.

El viceintendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque, fue quien presidió la apertura de ofertas de 3 concursos privados de precios para obras para la ciudad. En la ocasión, remarcó que “pese al contexto económico que atraviesa el país, el Municipio continúa cumpliendo con sus compromisos barriales, fomentando obras de infraestructura que beneficien a todos los vecinos”.

El acto oficial se llevó a cabo en el despacho del intendente, y se hicieron presentes, el propio viceintendente, Juan Pablo Luque; el secretario de Infraestructura; Abel Boyero; su par de Economía, Germán Issa Pfister; el presidente de Comodoro Deportes, Othar Macharasvilli; el secretario de Servicios a la Comunidad, Rubén Sartori; el subsecretario de Obras Públicas, Luis Romero; el coordinador de asociaciones vecinales, Emilio Sánchez; los vecinalistas de Isidro Quiroga y Humberto Beghin; Pablo García y José Medrano, respectivamente.

Las obras corresponden a la construcción de una vereda perimetral en un macizo en el barrio  Isidro Quiroga; la adecuación de un badén y cordón cuneta en el Industrial y la reparación y pavimento en un tramo de la avenida Fray Luis Beltrán.

En ese contexto, el viceintendente, agradeció la presencia de los empresarios locales que continúan presentándose en las licitaciones, “ya que, en los tiempos que corren, es complejo saber en qué estado estamos hoy y cómo estaremos mañana con un gobierno nacional que lamentablemente no nos da ninguna previsibilidad para poder trabajar, y sin embargo estamos acá trabajando”.

“Hoy nuevamente cambiaron las condiciones económicas y estamos viviendo épocas muy difíciles por eso, es fundamental que trabajemos mancomunadamente a favor de la ciudad”, remarcó.

“Hace menos de un mes estuvimos en el barrio Isidro Quiroga, y nos solicitaron la vereda perimetral para una zona de una plaza. Y hoy, gracias al compromiso asumido, estamos materializando este pedido y vamos a continuar porque hay muchas cosas más por hacer”, expresó.

Asimismo, dijo que “en el caso de la obra para el barrio Industrial, ya hemos avanzado mucho en ese sector gracias a este proyecto político que comenzó hace 6 años donde nos propusimos poner en valor esa zona de la ciudad porque es el motor de gran parte de la economía de nuestra ciudad. Tenemos como meta aportarle mayor valor agregado a ese sector y lo estamos haciendo”.

“Venimos avanzamos en el mejoramiento de la traza vial de las colectoras de la ruta 3 y esto no solo nos ayuda con en el flujo vehicular sino a mejorar notablemente toda esa zona. Todavía falta el tramo que está cerca de la avenida Constituyentes hacia el sur; sin embargo, esta obra nos va a permitir organizar ese sector, esperando que vialidad nacional mejore fuertemente la trama vial de esa zona que es un desastre”, dijo.

La Municipalidad de Rawson llama a concurso de precios para realizar una importante obra para la ciudad que tiene que ver con la optimización de la estación de bombeo cloacal de la calle Vucetich. Los trabajos están presupuestados en 2.026.978 pesos y el plazo de ejecución será de 90 días. La obra será financiada a través del bono de endeudamiento provincial.

Al respecto, el coordinador General de Obras Particulares, Javier Staib, sostuvo que “la obra en sí consiste en la optimización de la estación de bombeo cloacal de la calle Vucetich, tiene como fin readecuar la subestación ya que necesita mantenimiento y es un punto importante porque es donde confluyen todos los efluentes cloacales de la ciudad y desde allí se bombean a la planta de tratamiento. Es decir que se va a trabajar en una de las infraestructuras más importantes que tiene la ciudad de Rawson en relación a las cloacas”

“La obra está presupuestada en 2.026.978 pesos y el plazo de ejecución será de 90 días corridos a partir de que comienzan los trabajos. La adjudicación será por concurso de precios debido al costo de los trabajos y se financiará con parte del bono de endeudamiento provincial”, informó el funcionario municipal.

Y detalló: “Entre los trabajos que está previsto que se realicen figuran el cambio de carpinterías, de los cercos perimetrales, además se modificarán y modernizarán las tapas de los canales de entrada y salida de efluentes, que actualmente son de hormigón y no son del todo herméticas, permitiendo la salida de olores. Estas tapas serán reaplazadas por otras de pvc que, a la vez, son completamente herméticas”.

En tal sentido, Staib señaló que “es una obra muy importante, desde el municipio realizaremos la primera etapa que esta de optimización y luego proseguirán más que estarán a cargo de otros entes. La idea también es sacar los olores de ese sector, para ello se cambiará una turbina que es la que eyecta los olores y, además, se aumentará la altura de la chimenea que expulsa esos gases de 6 a 16 metros”.

Las próximas obras a ser inauguradas en el mes de septiembre fueron motivo de la agenda de trabajo entre el subsecretario de Asuntos Municipales del Chubut, Luis Aguilera, y el presidente de la Comuna Rural de Aldea Beleiro, Oscar Sánchez, quienes se reunieron en Rawson.

En este sentido, Aguilera afirmó que “desde que asumimos me reúno con los jefes comunales para ir monitoreando las obras en cada localidad, y tal como nos pidió el gobernador Arcioni estamos cerca de ellos para concretar las soluciones para los pobladores de nuestro interior”.

En tanto, Sánchez detalló que “los preparativos se están realizando para la conmemoración del aniversario de la Comuna, que tendrá lugar este mes (se celebra el día 22 de septiembre) e incluirá la inauguración de las obras”.

“Se inaugurarán la Oficina de Turismo y la plaza local, que fueron financiadas con recursos obtenidos con el bono provincial. También en coincidencia con el aniversario será inaugurada la Oficina de Defensa Civil y se habilitarán dos cuadras de adoquinado, producto de un convenio suscripto con Vialidad Provincial”, repasó Sánchez.

El lunes a las 8 horas se realizará en Rawson la audiencia de apertura de investigación contra 10 personas vinculadas a otras siete empresas de la construcción acusadas de cohecho activo en el marco de la causa Revelación.

Los empresarios que serán imputados el lunes son Sandin, de Sandin y Asociados; Capandeguy y Manzanel, de Capman; Castro Blanco, de Apicons; Igarzabal, de OPC; Andrés Barrionuevo, de IPE junto a Riquelme y Rossi; Gustavo Moreta, de Libra y Fernando Quistani, de Habitar SRL.

En estos siete casos, el Ministerio Público Fiscal cree que cuenta con pruebas concretas para determinar que las empresas habrían participado en torno a este financiamiento de la caja negra.

Algunas de estas siete firmas de la construcción habían sido allanadas hace cuatro meses atrás.

 

 

ADN Sur

El ex secretario de la Unidad Gobernador Diego Lüters relató en una audiencia realizada en la Oficina Judicial de Rawson este viernes cómo fueron los pagos de “retornos de la obra pública”. En el marco de la causa “Revelación”, apuntó contra el ex secretario privado del gobernador, Diego Correa, y relató que con el certificado de orden de pago se llamaba al ex ministro de Economía Pablo Oca y que Correa cerraba el grifo y obligaba a empresas a tener que sentarse con él. Dijo que las reuniones con empresarios eran “en una oficina contigua a la de Correa” y aseguró que el ex secretario privado del gobernador tenía “colaboradores en Comodoro (y otras ciudades) para la recaudación”.

Diego Lüters, en la primera audiencia desarrollada en la Oficina Judicial de Rawson/Daniel Feldman
“Él (por Correa) con una clave y usuario me enviaba a mí muchas veces siete números que hacen a una orden de pago. Ahí se consultaba, se imprimía e ingresaba al despacho. Hasta ese momento era una tarea normal. No había nada extraño”, manifestó.

Aclaró que “después acá empieza lo que es la parte de lo que entiendo que eran los retornos que entregaban las empresas constructoras hacia Diego Correa”. Precisó que “una vez ingresado a la oficina encuentro un escritorio con demasiados papeles, carpetas, sin saber cómo ordenarlo y armarlo y me entrega a mí una cierta cantidad de cheques donde me pide que le haga otra planilla más. En esa planilla que armo con los cheques se mencionaban las empresas, el banco emisor del cheque, el monto, la fecha de vencimiento y por mi conocimiento bancario le ponía en otra celda si era para cobro por ventanilla o era para ser depositado en cuenta corriente”.

Relató que “tanto los cheques y las reuniones que mantenía con empresarios eran en una oficina contigua a la oficina de él, que está en el pasillo de los gobernadores”.

Lüters presentó “una copia de parte de los cheques que se recibían” y aclaró: “cuando digo lo de retornos y por qué me doy cuenta o él me dice que esto era de la obra pública es porque si bien los cheques eran todos emitidos para empresas constructoras era porque ya él necesitó que yo le vaya armando las diferentes planillas y me fue explicando un poco más cómo era el mecanismo. Por eso me mandaba constantemente mensajes de Whatsapp con números de órdenes de pago o me decía que iba a venir una persona X que era dueña de una empresa constructora y para que no quede registro en Casa de Gobierno en el ingreso por Vachina y Belgrano yo salga al pasillo y avise a los policías que iba a ingresar por la peatonal Fontana, por donde pueden ingresar sólo el gobernador y los funcionarios, para avisar que iba a ingresar alguien a ver a Diego Correa”.

Sobre una reunión mantenida con el empresario Patricio Musante, dijo que “él les comunicó que todo iba a seguir igual, que no iba a haber cambios en la metodología, que les entregaba su número de teléfono para que cualquiera que necesite lo empiece a llamar”.

“Entiendo yo ahora que es el retorno de la obra pública y que en esa reunión lo que transmite es que hablen con los empresarios para que se vuelva a fijar el sistema ya que iba a estar él, Diego Correa, a cargo de toda la operatoria”, agregó el exfuncionario detenido.

“Lo que se habló y termino ubicando en la planilla que mencioné es que se iba a cobrar el 3% para la obra vieja y el 5% para la obra nueva, lo que se subdividía en el 2,5% si era en efectivo y 3% si era cheque y un 4,5% en efectivo y un 5% si era obra nueva”, especificó y detalló que “obra nueva era lo que se iniciaba en este tercer mandato del gobernador” Das Neves.

“En Comodoro Rivadavia y Esquel tenía una suerte de colaboradores para la recaudación del efectivo o cheques que le entregaban las empresas que se hacían en la oficina contigua al pasillo de la privada del gobernador”, contó Lüters.

El exfuncionario dijo que “en algunas oportunidades cuando se iba el gobernador a las 14 o 15 horas (Correa) me pidió que vaya al despacho con su mochila o alguna bolsa y me pedía que saque lo que había ahí. Si bien en algunas oportunidades eran sobres, en otras era dinero en efectivo, que lo agarraba, lo guardaba, se lo llevaba a su oficina y se lo entregaba a él”.

“En la gran mayoría de los cheques aparecen las firmas de los choferes”, detalló y añadió que Correa “me pidió a mí y en alguna oportunidad accedí” pero “yo no era partícipe de ir a cobrar (los cheques). Él siempre decía que no importaba, que vaya y se cobren, lo que generó una especie de discusión con Diego”, añadió en su declaración.

“Como el flujo de gente que ingresaba y salía a la oficina del gobernador era bastante siempre me daba los cheques a mí y yo le decía a alguno de los choferes o al cadete que fueran, los mandaba por orden de Diego al Banco del Chubut, hacían el cobro por ventanilla y me traían el dinero en efectivo a mí. Yo simplemente lo guardaba en el cajón o en la famosa mochila”, relató Lüters y agregó que “cuando él quedaba solo en el despacho ingresaba y le entregaba el dinero”.

Sobre los montos de los cheques, mencionó que “él lo que les pedía a las empresas es que sean inferiores a $50 mil para que puedan ser cobrados por ventanilla. Si eran mayores a ese monto lo depositaba en la cuenta corriente de dos empresas de él. Si los cheques eran mayores a $50 mil “me pedía que le saque una fotocopia y que en la planilla se los marque y ponga que se los había entregado a Federico Piccione, de Comodoro Rivadavia)”.

“Al principio lo venía a ver a Diego como una amistad y al tiempo ya era más seguida su visita a Casa de Gobierno,aproximadamente una vez por semana”, sumó el ex funcionario de la Unidad Gobernador y aclaró que su trabajo “no era opinar ni decidir nada en Casa de Gobierno sino simplemente hacer lo que Diego me pedía”.

 

 

ADN Sur