Tag

Obesidad

Browsing

Los antiestéticos michelines dificultan la circulación y pueden poner en peligro el corazón.

Si sudas la gota gorda y haces ejercicio en el gimnasio para decir adiós a las lorzas, te encantará saber que no solo vas camino de lucir una figura más esbelta: eliminarlas también suma años de vida. Para empezar, por cada diez centímetros de cintura que reduzcas disminuirá en un 29 % el peligro de que tu corazón falle, según se podía leer a principios de 2016 en la revista Circulation. Esto se debe a que esos antiestéticos flotadores de grasa empeoran la función de nuestros vasos sanguíneos y dificultan la expansión de las arterias.

Por otra parte, no debes obviar que, según una investigación del Hospital General de Massachusetts, estas redondeces favorecen el deterioro óseo y la osteoporosis, tanto en mujeres como en hombres. Ni que trabajos recientes ligan la grasa abdominal al desarrollo de asma o depresión y a un riesgo 3,6 veces mayor de sufrir pérdida de memoria y demencia al envejecer.

Incluso si la báscula indica que el peso está dentro de lo que se considera normal, lucir michelines aumenta la tasa de mortalidad por cualquier causa, según demuestran estudios del Imperial College de Londres y de la Clínica Mayo, en Estados Unidos. Al fin y al cabo, no solo importa cuánto tejido adiposo almacenas, sino, sobre todo, dónde se ubican los indeseables depósitos. De ahí que los expertos recomienden que, además de pesarnos, echemos mano de la cinta métrica para determinar si llevamos a cuestas más grasa insana de la cuenta. Un dato: una cintura de más de cien centímetros en mujeres o de 120 cm en hombres duplica las probabilidades de fallecer prematuramente frente a tallas de 65 cm y 80 cm, respectivamente.

La pediatra del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Mercedes García, informó que “Chubut se encuentra entre las cuatro provincias con mayor riesgo” por chicos mal nutridos. Explicó que actualmente “no hablamos de la desnutrición sino del sobrepeso y obesidad”.

“Antes uno veía en grandes cantidades desnutrición. Hoy el gran problema de la alimentación de los niños es éste, la obesidad”, comparó García.

Asimismo, dijo en ese marco que es “muy interesante” el proyecto de declaración de la emergencia alimentaria en Chubut.

García contó que “en 2014 la Organización Mundial de la Salud indicó que en los mayores de 28 años había prevalencia del 18% de obesidad a nivel mundial. En Argentina ya estábamos en un 26%. Uno de cada 10 niños menores de 5 años tiene sobrepeso. En Chubut estamos en un 14% dentro de las 4 provincias con mayor sobrepeso y obesidad. Eso habla de una mala nutrición”.

La pediatra añadió que la situación es preocupante y tiene que ver con “la falta de ingresos que hace que uno busque las opciones más baratas”. En este sentido, precisó que los chicos que tienen ese problema “son desnutridos farináceos (con una dieta basada en alto consumo de harinas) que uno ve como un chico gordito que parece saludable pero a la hora de hacer análisis tenemos índices de anemia mucho más altos de lo esperable. Eso habla de una mala nutrición. En vez de una dieta variada se va a alimentos que llenan, no tienen nutrientes para una buena alimentación y engordan muchísimo”.

Además, dijo que en Comodoro “no tenemos datos estadísticos” al respecto pero el número “debería ser mayor que las estadísticas que tenemos. En las estadísticas de 2005 arrojó estos datos. En Chubut se encuestó en Comodoro, Trelew, Madryn y Esquel. Para 2019 se propone otra vez volver a realizar esta encuesta a nivel nacional”.

La doctora Mercedes García mencionó qué consecuencias se dan sobre la salud en este sentido: “se sabe que los niños tienen las mismas patologías que un adulto con sobrepeso y obesidad. Estamos viendo diabetes tipo 2, que antes no se veía en niños; chicos con colesterol aumentado, niños hipertensos con el síndrome metabólico. Se ve en niños de 4 o 5 años, con lo cual el riesgo a futuro es muy alto de enfermedad cardiovascular, entre otras”.

Agregó que a este inconveniente se suma “el sedentarismo. En adolescentes se estima que 4 de cada 10 es obeso y el 81% es sedentario”.

Por último, resaltó que “se recomienda no más de 1 hora de pantallas” por día “y tienen más de 4 horas como mínimo”.

 

 

ADN Sur