Tag

novio

Browsing

Fue en Massachusetts, Estados Unidos. La chica se mudó a Corea del Sur, su país natal. Para que enfrente el juicio podrían exigir la extradición.

Alexander Urtula se suicidó el 20 de mayo, casi dos horas antes de graduarse como biólogo del Boston College. Esta semana, la fiscal de distrito del condado de Suffolk, Massachusetts, Estados Unidos, acusó a Inyoung You, su novia, de «homicidio involuntario». Las autoridades sostienen que el joven, de 22 años, se lanzó desde el último piso de un edificio tras meses de soportar “abuso físico, verbal y psicológico” de parte de su pareja.

La fiscal Rachael Rollins se amparó en los más de 47.000 mensajes de texto que le envió la chica a su novio en los dos últimos meses, donde le decía “miles de veces que se suicidara o que se muriera”. El caso recuerda al mediático juicio de Michelle Carter, quien cumple una condena de 15 meses en prisión por animar a su pareja a quitarse la vida. Sus defensores alegan que la sentencia viola la libertad de expresión, un derecho protegido por la Constitución. Con el nuevo caso de Urtula se reabre un debate sobre la responsabilidad de terceros en un suicidio.

El joven, un “talentoso y activo alumno”, según el Boston College, terminó sus estudios en diciembre de 2018 y había comenzado a trabajar como investigador en un hospital de Nueva York. En mayo, volvió a Boston junto a sus padres para recibir el diploma en la ceremonia de graduación. Cerca de las 8.30 del día del evento, fue junto a su novia —según la Fiscalía— al estacionamiento Renaissance. Subió al último de los 10 pisos y se lanzó al vacío. Murió al instante. Durante los dos meses previos a ese momento, intercambió más de 75.000 mensajes de texto con su novia, una chica surcoreana de 21 años también estudiante del Boston College. Cerca de 47.000 mensajes enviados por You revelaron, según la Fiscalía, un “ataque completo y absoluto contra la voluntad, la conciencia y la psiquis” del biólogo.

«Muchos de los mensajes muestran claramente la dinámica de poder en la relación, en la que Inyoung You utilizó técnicas de manipulación y amenazas de autolesiones a sabiendas de que tenía un control total sobre Urtula, tanto mental como emocionalmente», explicó la fiscal en una conferencia de prensa. El abuso se volvió «más frecuente, más poderoso y más degradante en los días y horas previos a la muerte» del joven, agregó. Los investigadores respaldaron la dinámica de abuso con lo que escribió Urtula en su diario y con los testimonios de compañeros de clase y familiares, quienes dijeron haber sido testigos del atropello a la voluntad del chico por parte de ella.

Inyoung You terminó Economía en el Boston College el pasado agosto y, según dijo a The Washington Post el vocero de la universidad, Jack Dunn, estaba programada su graduación para mayo del próximo año. Sin embargo, la joven volvió a su natal Corea del Sur. La fiscal Rollins dijo que su oficina estuvo en contacto con un abogado de la acusada y que tiene la esperanza de que regrese voluntariamente para enfrentar el juicio. «Si no lo hace, utilizaremos el poder que tenemos para que vuelva», advirtió Rollins. Analizan buscar la extradición o pedir su arresto a través de Interpol.

La acusación formal contra la joven alega que su comportamiento fue «desenfrenado e imprudente» y generó condiciones que amenazaban la vida de su pareja, que ella «tenía el deber legal de aliviar y no hizo”. La fiscal reconoció las similitudes con el caso de Michelle Carter, que en 2017 fue declarada culpable por homicidio involuntario por animar a su novio a suicidarse vía mensajes de texto. Ambos ocurrieron en Massachusetts y supuestamente consistieron en un comportamiento emocionalmente abusivo por parte de las novias de los fallecidos. Pero hizo la distinción de que Carter y Conrad Roy tuvieron un «contacto físico muy limitado», ya que no se vieron más de cinco veces durante el noviazgo, mientras que en el caso nuevo “es lo contrario a eso”, explicó.

La sentencia de Carter estableció un precedente nuevo en los procedimientos legales, en los que una persona puede ser culpada de la muerte de otra solo por las palabras que le dijo. En el polémico juicio se revisaron los cientos de mensajes enviados en 2014, cuando ocurrió el hecho, en los que Carter, que entonces tenía 17 años, alentaba a Conrad a que le pusiera fin a su vida. Mientras llenaba su coche de monóxido de carbono, el joven tuvo dudas y llamó a su novia, quien tras cortarle, le escribió: “Volvé a meterte en el coche. Hacelo y punto”. No volvió a tener respuestas de él y ella no avisó a las autoridades. Actualmente Massachusetts discute la aprobación de la “Ley de Conrad”, que establece una pena de hasta cinco años de prisión para quien coaccione o aliente intencionalmente el suicidio de otro o proporcione los «medios físicos o el conocimiento de dichos medios» para hacerlo o «participar» en el acto.

El novio de la víctima quedó detenido e investigan si había antecedentes de violencia de género.

Una adolescente de 16 años, que era madre de un bebé de tres meses, fue asesinada de una puñalada en su casa de la zona rural cercana a la ciudad cordobesa de Cruz del Eje.

El cuerpo de la joven fue hallada con una herida de arma blanca en el pecho, en el patio de casa del paraje El Tropiezo, según detalló la fiscal de instrucción de Dean Funes Fabiana Pchettino, que intervino en el caso.

«Ya tenemos aprehendido al presunto autor», indicó la fiscal a la prensa, al confirmar el arresto del novio de la víctima, un joven de 23 años, que es el padre del bebé.

El cuerpo fue llevado a la morgue judicial local, para que se le realice una autopsia. Con el crimen de la adolescente, ya son 15 las víctimas de femicidio en la provincia en lo que va de 2019, así lo inidicó el Patagonico.

El anterior asesinato que tuvo como víctima a una mujer en Córdoba había sido cometido el 3 de octubre pasado en Villa María.

En ese lugar, Carmen Gómez, de 67 años, se encontraba trabajando en el cuidado de una persona mayor cuando fue asesinada a puñaladas, y por el crimen fue detenido el esposo de la víctima, Raúl Quevedo.

La joven que había sido prendida fuego por su novio en la localidad de El Jagüel falleció esta mañana tras 15 días de agonía en el hospital San Martín de La Plata, donde fue internada con el 70 por ciento del cuerpo quemado.

La víctima número 33 en lo que va del año se llamaba Rocío Micaela Cortés, tenía 24 años y vivía con su hijo y pareja en la localidad de El Jagüel. La mujer había ingresado con más de medio cuerpo quemado al hospital local Santamarina donde quedó internada con asistencia respiratoria mecánica y sedada.

Luego fue derivada al pabellón del Quemado del Hospital Interzonal General de Agudos José de San Martín para un tratamiento de mayor complejidad por la gravedad del cuadro.

El hecho ocurrió el martes 5 de febrero al mediodía en una vivienda situada en la calle Las Cina Cinas, en El Jagüel, en el sudoeste del Gran Buenos Aires, donde Rocío se encontraba junto a su hijo y su pareja.

Luego de una discusión el hombre, identificado como Leonel Barrios, de 23 años, la prendió fuego y luego se escapó en su auto y lo abandonó sin las llaves y a unas pocas cuadras, en la esquina de 25 de Mayo y San Luis. Más tarde fue detenido.

La joven fue auxiliada por familiares y trasladada al hospital. La tía de la víctima contó que hacía una semana les había dado alojamiento en su casa a su sobrina y a Barrios y que desde la mañana habían comenzado a discutir.

La mujer contó que alcanzó a ver como su sobrina salió corriendo de la habitación, prendida fuego, y se tiró a una pileta; al tiempo que observó a Barrios salir de la casa y huir en su vehículo.

Horas después de escapar, Barrios fue detenido por la Policía en la vivienda de un tío, ubicada en la vecina localidad de Monte Grande, antes de que partiera en micro a la ciudad de Pergamino.

La joven condenada por asesinar a su novio Fernando Pastorizzo negó conocerlo, pero hace unas semanas declaró: «nunca me enamoré, pero supongo que en algún momento va a pasar».

El Tribunal Oral Federal de Paraná le dio la autorización este miércoles a Matías Caudana –detenido en la Unidad Penal 1- para visitar a Nahir Galarzaen la Unidad Penal 6. Sin embargo, resta el visto bueno de la joven de 20 años, quien negó la relación.

El abogado del joven, Augusto Lafferriere, había presentado la solicitud la semana pasada durante una de las audiencias del juicio contra el muchacho, su padre y otras 20 personas por presunto narcotráfico.

Caudana habría conocido a Galarza este año, cuando fue de la unidad de varones a la de mujeres para visitar a su abuela, condenada por narcotráfico. Pero ella negó conocerlo y para que se concrete la visita intercarcelaria la joven debe dar su consentimiento por escrito.

Hace unas semanas, durante una entrevista, Galarza había declarado: “nunca me enamoré, pero supongo que en algún momento va a pasar”.

El Patagónico