Tag

Novak Djokovic

Browsing

El serbio perdía ante Pablo Carreño Busta en la cuarta ronda del Grand Slam cuando tiró una pelota hacia atrás y le dio en la garganta a la asistente

En un episodio único en su carrera, el serbio fue descalificado del certamen tras haber agredido sin intención a una jueza de línea durante el partido ante el español Pablo Carreño Busta correspondiente a la cuarta ronda del certamen que se celebra en Nueva York, indicó Infobae.

El hecho sucedió durante el primer set, cuando el serbio caía 6-5 y le habían quebrado el saque. De la bronca, el número 1 del ranking ATP pegó un pelotazo hacia atrás y le dio en la garganta a una asistente que estaba contra el muro. De inmediato, el tenista se disculpó e intentó explicar que no había tenido intención de lastimarla. Pero ya era tarde.

Tras casi 10 minutos en el que la mujer, quien quedó tendida en el suelo tras el impacto, fue asistida por el personal y de debate sobre lo que había sucedido, el juez decidió descalificar a Nole. Minutos antes en ese mismo juego, había sufrido un golpe en el hombro izquierdo al resbalar y caer en mala posición tratando de devolver un ajustado disparo de Carreño. Tras recibir atención, volvió a la cancha para acabar perdiendo el juego y cometer luego el incidente con la jueza.

“Gustavo y yo hablamos de tenis hoy”. La conversación entre Novak Djokovic y el tenista argentino Gustavo Fernández dejó una huella indeleble en el actual número 1 del mundo en singles. Durante un break de su entrenamiento en el US Open, el serbio compartió un diálogo con el cordobés, que se ubica 2° en el ranking de su especialidad.

“Los jugadores de tenis en silla de ruedas son una real inspiración para mí. Es increíble cómo se las arreglan para ejecutar sus tiros mientras tienen todo el tiempo una mano en la rueda. Gustavo Fernández fue muy amable al responder todas mis preguntas y al darme detalles del esfuerzo titánico que hace dentro de la cancha”, compartió Nole en sus redes sociales, en un posteo que superó los 63.000 me gusta en minutos y tuvo saludos especiales como el del propio Diego Armando Maradona

“Intenté varias veces jugar al tenis en silla de ruedas y es muy difícil. Gran admiración y respeto a Gustavo y a todos los jugadores de tenis en silla de ruedas. Bien hecho por el US Open al darles la oportunidad a estos muchachos de competir en este tipo de circunstancias”, señaló el tenista que enfrentará este domingo al español Pablo Carreño Busta por los octavos de final del Grand Slam norteamericano.

Gusti tiene 26 años y actualmente se ubica en el segundo puesto del ranking de tenis en silla de ruedas detrás del japonés Shingo Kunieda. En julio del 2017, Fernández llegó por primera vez a lo más alto del conteo. Actualmente, cosecha cinco títulos Grand Slam con dos Roland Garros (2016 y 2019), dos Australia Open (2017 y 2019) y un Wimbledon (2019). Además, fue finalista en otras seis ocasiones.

El US Open es el único que le falta a su vitrina: en el 2014 estuvo cerca de lograrlo pero perdió en la final contra el mencionado Kunieda. “Un placer hablar de tenis contigo Novak Djokovic. ¡Te deseo mucho éxito!”, le contestó Fernández desde su cuenta de Instagram, donde también mostró hace unos días que estaba viajando rumbo a Estados Unidos para la competencia. El torneo de esta especialidad se desarrollará entre el 10 y el 13 de septiembre.

El número 1 del planeta viene de reiniciar su actividad oficial tras el parate por pandemia con el título en el Masters 1000 de Cincinnati, donde venció al canadiense Milos Raonic en la final. Sin embargo, su nombre está más asociado en las últimas horas a temas fuera de la cancha que dentro: renunció a su puesto como presidente del consejo de jugadores de la ATP y planea crear una organización paralela. Esta determinación generó una grieta en el mundo tenis, que despertó las críticas de los propios Rafael Nadal y Roger Federer.

Cabe destacar que tanto el español como el suizo no participan de este US Open. “Tras pensarlo mucho he decidido no participar en el US Open de este año. La situación sanitaria sigue muy complicada en todo el mundo con casos de COVID-19 y rebrotes que parecen fuera de control”, se había justificado Rafa hace un mes atrás para anunciar que no iría a Estados Unidos a defender la corona que obtuvo en 2019. Su Majestad, por su parte, se recupera de una lesión.

Fuente: Infobae

El número uno mundial, Novak Djokovic, se impuso 6-3 y 6-4 al griego Stefanos Tsitsipas, sexto del ránking ATP, para conquistar este sábado 29 de febrero el torneo ATP 500 de Dubái, el 79º título de su carrera profesional, y continúa invicto en lo que va de 2020.

Se trata del quinto título del serbio de 32 años en este torneo, tras los logrados en 2009, 2010, 2011 y 2013.

En lo que va de año encadena 18 victorias en otros tantos partidos, en un recorrido hasta ahora perfecto, que incluye sobre todo el título en el Abierto de Australia.

Tsitsipas (21 años), ganador el pasado fin de semana del Torneo de Marsella, cae en la final de Dubái por segundo año consecutivo, tras perder en la final de 2019 ante el suizo Roger Federer por un doble 6-4.

En la final de este sábado, el jugador heleno fue el primero en mostrarse peligroso con el servicio de su rival, obteniendo una bola de ‘break’ con 2-2, pero el serbio resistió la presión.

Con 4-3 a su favor, ‘Nole’ consiguió quebrar el saque de Tsitsipas y voló poco después a la conquista del primer set, que rubricó en 39 minutos.

En el segundo set, Djokovic consiguió un ‘break’ con 2-2, aunque Tsitsipas le devolvió el quiebre justo a continuación. Con 4-4, el tenista de Belgrado volvió a romper el saque de su adversario y esta vez ya fue definitivo, para conseguir instantes después el 6-4 final.

“En los dos sets ha estado reñido. Han decidido unos pocos puntos. He tenido una gran semana. Estoy orgulloso de la consistencia que he tenido esta semana”, celebró Djokovic.

“Estoy teniendo una gran inicio de temporada, me gusta jugar en superficies duras. Es de largo la superficie en la que he tenido mejores resultados en mi carrera”, dijo.

Tsitsipas, uno de los estandartes de la ‘NextGen’ del tenis masculino, disputaba su undécima final en el circuito ATP, donde acumula cinco títulos.

El Torneo de Dubái se disputó en superficie dura y reparte casi tres millones de dólares en premios.

Ocho finales y ocho títulos en la Rod Laver Arena. La pista central del Abierto de Australia es el patio de casa Novak Djokovic, como la Philippe Chatrier de Roland Garros lo es de Rafael Nadal (12 títulos) o la central de Wimbledon lo ha sido de Roger Federer (8).

Bajo los focos de ese escenario Djokovic se ha impuesto al austriaco Dominic Thiem por 6-4, 4-6, 2-6, 6-3 y 6-4 para sumar su 17 Grand Slams y acercarse a los 19 de Nadal y los 20 de Federer, arrebatando al mallorquín el número 1 este lunes.

Sin embargo, su gran objetivo lo desveló ayer con la Norman Bruce Challenge Cup, el trofeo del campeón en sus manos. «Quiero el número 1 histórico. Juego para ganar Grand Slams y para conseguirlo haré todo lo posible esta temporada y la próxima», avisó.

Roland Garros, territorio de Nadal, será la próxima estación. El campeón mallorquín deberá estar atento, pero no solo al serbio. También a Thiem, finalista las dos últimas veces, que le ha ganado en Melbourne y al que Djokovic animó ayer. «Estás en condiciones de ganar un Grand Slam, más de uno», vaticinó.

El tenista austriaco ha tenido la oportunidad de ganar su primer Grand Slam y romper una racha de 13 Grand Slams ganados por el ‘Big 3’  desde que Stan Wawrinka ganó el Abierto de Estados Unidos en el 2016, precisamente imponiéndose a Djokovic en aquella final.

«Novak es uno de los tres grandes campeones de la historia del tenis junto a Rafa y Roger. Si yo hubiera  estado en otra época habría sido más fácil conseguir un éxito así, pero es un orgullo compartir esta época con vosotros que habéis puesto el tenis a otro nivel», le dijo el austriaco a Djokovic.

El primer set ya anunciaba la batalla de 4 horas y cinco sets  que iban a mantener en juego y emoción los dos tenistas. Djokovic ha sido el primero en romper (2-0) imponiendo un ritmo rápido para impedir que Thiem le llevara a un pulso de fuerza. El austríaco sufría en cada servicio pero ha conseguido igualar el marcador (4-4), aunque la alegría le ha durado poco. Djokovic ha recuperado el ‘break’ y ha conseguido cerrar el set que se le complicaba con una doble falta de austriaco.

En el segundo, también una doble falta de Djokovic, le ha dado el ‘break’ a Thiem (2-2). El partido ya había cambiado. El juego rocoso, potente y valiente del austriaco hacía dudar al número 2 mundial, que ha ido a remolque a pesar de igualar el marcador (4-4).

Otra doble falta y dos avisos por pasar de los 25 segundos en sacar, le han acabado de descentrar para perder el servicio y en el siguiente juego el set. “Muy bien, muy bien”, le ha tocado en el cambio de pista la zapatilla al juez árbitro.

Fue un golpe duro para Djokovic que se salvó de la sanción. Thiem aprovechó el momento para adelantarse con un 4-0 inalcanzable. Djokovic no solo había perdido su convicción sino también su energía y el tercer set. Thiem hacía lo que quería con la bola.

Djokovic pidió tiempo médico para ir a los vestuarios.  Las caras de preocupación de Goran Ivanisevic y Marian Vajda en el palco del serbio no auguraban buenas noticias. El serbio decía que estaba «deshidratado».

Volvió a jugar poco convencido, pero su fisio le dio «una poción mágica», bromearía después. Evitaba los intercambios. Mantuvo la igualdad (4-4) aunque resoplaba buscando la inspiración. La encontró en el octavo juego y gracias a una doble falta de Thiem. Djokovic no lo desaprovechó. «Me ha faltado mandar más durante el cuarto set», admitió el asutriaco. Era su única queja.

Thiem le abrió la puerta al quinto y decisivo set. Thiem lo empezaba con más de 21 horas en sus piernas desde que comenzó el torneo. Djokovic lo afrontaba con una energía más recuperada para plantar batalla tras haber estado grogui. Djokovic volvía a estar metido en la batalla.

El serbio hizo el ‘break’ (2-1) y salvó un 30-40 después, para adelantarse 3-1 y colocando a Thiem contra las cuerdas. El número 2 mundial volvía a sacar el puño para celebrar los puntos. Thiem se defendía como podía. Seguía luchando.

Djokovic, después del sufrimiento, ya no ha desaprovechado su ventaja y, con el saque en su mano, certificó que sigue siendo el rey de Australia.

Con el número dos del mundo, el equipo europeo se coronó campeón de la Copa ATP ante España con la victoria en dobles de «Nole» junto con Viktor Troicki ante Feliciano López y Pablo Carreño Busta.

Novak Djokovic, número dos del mundo, y Victor Troicki (152) superaron a la dupla española por 6-3 y 6-4 para el segundo punto de campeonato en el Ken Rosewall Arena de la ciudad de Sydney, Australia, en la reanudación del torneo que no se jugaba desde 2012.

La tarea de Djokovic resultó decisiva porque consiguió el empate en la serie a través de la victoria ante Rafael Nadal por 6-2 y 7-6 (4) y amplió así su ventaja a tres partidos en el historial personal con el español, con un saldo de 29 triunfos y 16 derrotas

En sus últimos nueve enfrentamientos en carpeta, Nadal solo quebró el servicio a Djokovic en dos ocasiones y en esos duelos, Djokovic se impuso con el servicio en 29 ocasiones.

España se impuso en el primer duelo con el triunfo de Roberto Bautista-Agut ante Dusan Lajovic 7-5 y 6-1.

La primera edición de la Copa ATP se realizó en 1978 y se interrumpió en 2012. Argentina se proclamó vencedora en 1980, 2002, 2007 y 2010.

Serbia ganó tres veces la Copa ATP (2009, 2012 y 2020), mientras que Alemania es el máximo ganador con cinco campeonatos (1989, 1994, 1998, 2005 y 2011).

El serbio Novak Djokovic no podrá retener el cetro de campeón en el Masters 1000 de Shanghai, ya que hoy fue eliminado en los cuartos de final por el griego Stefanos Tsitsipas, quien le ganó por 3-6, 7-5 y 6-3, en una derrota que le costará ceder el número uno del ranking mundial el mes próximo a manos del español Rafael Nadal.

Djokovic (1) perdió con Tsitipas (7) en poco más de dos horas y esa caída le hará ceder el liderazgo del tenis masculino el lunes 4 de noviembre próximo a manos de «Rafa», más allá de lo que suceda en el torneo grande que resta para sumar puntos, el Masters 1000 de París.

Djokovic y Nadal no tienen previsto jugar los próximos torneos en Viena y Basilea, de manera que competirán por el número uno en París Bercy, aunque si el español se corona campeón será el líder en la temporada, más allá de lo que suceda en el Masters de Londres a jugarse entre el 10 y 17 de noviembre.

En cuanto a Tsitsipas, con su victoria sobre «Nole» logró clasificarse por primera vez para el Masters de Londres al que accederán los ocho mejores del año, y completó su «poker» de triunfos contra los tres fantásticos ya que le había ganado a Roger Federer en Australia y a «Rafa» en Madrid.

«Nole» tuvo una actuación magistral y se impuso ante el español por 6-3, 6-2 y 6-3. El número uno del mundo sumó su séptimo título en Melbourne y el 15° Grand Slam de su carrera.

No le dio oportunidades. Novak Djokovic dio una lección de tenis y derrotó a Rafael Nadal para consagrarse campeón del Abierto de Australia, el primer Grand Slam de la temporada.

El serbio, que ya tenía asegurado seguir como número uno del ranking sin importar el resultado de la final de este domingo, fue contundente y se impuso ante su escolta en la clasificación por 6-3, 6-2 y 6-3 , en un partido que duró dos horas y seis minutos.

Su triunfo marcó un récord: llegó a su séptima consagración el Abierto de Australia y se convirtió en el tenista más ganador de la historia en Melbourne. Con seis coronas quedaron Roy Emerson y Roger Federer. Fue, además, el 15° título de Grand Slam en la carrera del tenista de 31 años.

El desarrollo del encuentro no se ajustó a lo que prometía la previa y la historia de ambos. El duelo decisivo en Melbourne enfrentaba a los dos mejores tenistas de la actualidad, quienes habían tenido un camino impecable en el certamen.

Fue la contracara de aquella maratónica final que ambos habían protagonizado en Australia en el 2012. En aquella ocasión también se impuso Djokovic, pero luego de un partido que duró cinco horas y 53 minutos y que significó el encuentro decisivo más largo de la historia en un Grand Slam. Esta vez, «Nole» volvió a ganar, pero con un trámite casi «express».

La primacía de Djokovic se estableció desde el primer set. Con un tenis sólido y casi sin fisuras en todos los aspectos del juego, sobrepasó a un Nadal contrariado. «Nole» solo perdió un punto con su saque en un parcial que ganó por 6-3.

El segundo parcial mostró un desarrollo similar. El número uno del mundo no flaqueó ni le dio chances a su rival de tener un atisbo de recuperación. Quebró dos veces y se impuso por 6-2.

La intensidad se sostuvo. El español nunca encontró la manera de dañar a un serbio cuya única señal de «debilidad» se vio en el quinto juego del tercer set. Fue recién en ese momento cuando Nadal tuvo la primera chance de quebrar del partido, pero Djokovic sacó a relucir su mentalidad ganadora para evitarlo y llevarse el game. Finalmente, cerró el parcial por 6-3 y le puso punto final al encuentro.

A pesar del resultado de la final, Nadal tuvo un torneo sensacional. Su desempeño tiene mucho más valor si se tiene en cuenta que venía de casi cuatro meses de inactividad por diversas lesiones que lo habían marginado del circuito.

Fue el 53° enfrentamiento entre Djokovic y Nadal. Con su victoria, el serbio estiró su ventaja a 28-27 en duelos cara a cara ante el español.

«Nole», además, confirmó que está en un nivel superlativo y que sostiene el envión de la segunda parte del 2018. Este título en Australia significa su tercera corona de Grand Slam de manera consecutiva, tras haberse alzado con los trofeos en Wimbledon y US Open del año pasado.

Infobae

Tras vencer en la final a Del Potro, el serbio realizó la “US Open Media Tour”, la gira que realiza el campeón el día después por Nueva York, con entrevistas y visitas a museos, que incluyó un paso por el Museo de Historia Natural, donde se fotografió con la réplica del dinosaurio más grande del mundo, hallado en Chubut.

Por otra parte, se supo que el serbio ascendió tres plazas en la clasificación ATP para situarse tercero, sólo superado por el español Rafa Nadal (1º) y el suizo Roger Federer (2º), según la clasificación ATP publicada este lunes. Djokovic, de 31 años, que conquistó su segundo Grand Slam esta temporada tras Wimbledon, y el 14º de su carrera, adelantó a su víctima en la final de Nueva York, el argentino Juan Martín Del Potro, que quedó cuarto.

A las puertas de la gloria

Juan Martín del Potro saboreó las mieles del éxito hace nueve años al coronarse en Nueva York. Casi una década después, el de Tandil se despidió con sabor amargo al quedarse a las puertas de tocar el cielo de nuevo en su “torneo favorito”, pero confirmó que de aquí en adelante habrá que tenerle en cuenta que vuelve a ser uno de los mejores tenistas del circuito.

El argentino, sin embargo, abandonó el domingo las pistas duras de Flushing Meadows entre lágrimas, abatido, sintiéndose “un perdedor”.

“He estado llorando hasta ahora (en conferencia de prensa).

Estoy muy triste por ser un perdedor hoy. Pero Novak (Djokovic) se merecía tener el trofeo. Jugó un gran partido, un partido muy inteligente”, apuntó frente a los medios de comunicación tras sucumbir en la final del US Open por 3-6, 6-7 (4/7), 3-6.

“Creo que hice un gran torneo pero es duro perder para mí. Estoy realmente triste por haber perdido la final de este campeonato porque le puse tanta pasión a la final intentando ganar el título…”, añadió. A pesar de la sensación agridulce del final, la travesía ha estado marcada por las sonrisas y la ilusión hasta el final.

Clasificación ATP:

1. Rafael Nadal (ESP) 8.760 puntos.

2. Roger Federer (SUI) 6.900.

3. Novak Djokovic (SRB) 6.445 (+3).

4. Juan Martín Del Potro (ARG) 5.980 (-1).

5. Alexander Zverev (GER) 4.890 (-1).

6. Marin Cilic (CRO) 4.715 (+1).

7. Grigor Dimitrov (BUL) 3.755 (+1).

8. Dominic Thiem (AUT) 3.665 (+1).

9. Kevin Anderson (RSA) 3.595 (-4).

10. John Isner (USA) 3.470 (+1).

11. David Goffin (BEL) 3.435 (-1).

12. Kei Nishikori (JPN) 2.475 (+7).

13. Fabio Fognini (ITA) 2.225 (+1).

14. Diego Schwartzman (ARG) 2.110 (-1).

15. Stefanos Tsitsipas (GRE) 1.962.

16. Kyle Edmund (GBR) 1.855.

17. Jack Sock (USA) 1.850 (+1).

18. Borna Coric (CRO) 1.825 (+2).

19. Lucas Pouille (FRA) 1.825 (-2).

20. Milos Raonic (CAN) 1.755 (+4).

21. Pablo Carreño (ESP) 1.750 (-9).

26. Roberto Bautista (ESP) 1.570 (-4).

29. Fernando Verdasco (ESP) 1.375 (+3).

46. Nicolás Jarry (CHI) 1.026 (-4).

53. Leonardo Mayer (ARG) 965 (-10).

55. Albert Ramos (ESP) 950 (-3).

62. Guido Pella (ARG) 870 (+4).

68. Pablo Cuevas (URU) 805 (+1).

74. Feliciano López (ESP) 770 (-11).

80. Guillermo García-López (ESP) 708 (-7).

82. Jaume Munar (ESP) 698 (+3).

94. Roberto Carballés (ESP) 608 (+3).

100. Federico Delbonis (ARG) 565 (+11).

 

 

Diario Jornada