Tag

Niños

Browsing

Un perro callejero se convirtió en una auténtica estrella en las redes sociales de Georgia después de que se hiciera viral un video en el que el can ayuda a un grupo de niños de una guardería a cruzar la calle en compañía de su maestra.

En las imágenes publicadas en las redes, que ya tienen más de un millón de visualizaciones, se puede ver como el perro, apodado Kupata, salta delante de los coches y ladra para obligarlos a frenar mientras los niños comienzan a cruzar la calle en dirección a un parque en la ciudad costera de Batumi.

🔴🎥🐶 #VIDEO || Este perro callejero ladra a los coches en un paso de peatones para permitir que varios niños de un jardín de infancia crucen una calle de #Batumi (#Georgia) 🐶🚦 #CholilaOnline

Publicado por Cholila Online Portal de Noticias Digital en Domingo, 26 de enero de 2020

El can repite su acción todos los días. La actitud del animal le ha valido también un premio del Departamento de Turismo de la región de Adjara a la que pertenece el balneario de Batumi.

Las autoridades regalaron a Kupata una casa con una estrella similar al del Paseo de la Fama de Hollywood. «People’s choice» (La elección del pueblo) reza la inscripción en georgiano e inglés en la estrella personal del perro callejero.

Las autoridades regalaron a Kupata una casa con una estrella que recuerda a las del Paseo de la Fama de Hollywood.

«Esta decisión se tomó en señal de agradecimiento hacia el perro por su labor protectora y su comportamiento ejemplar», dijo Meri Emiridze, portavoz de las autoridades turísticas.

Además, los admiradores del perro crearon una página en Facebook donde Kupata ya tiene numerosos seguidores.

Coordinada a través de la Subsecretaría de Deportes de la Municipalidad de Puerto Madryn, la edición 2020 de la “Colonia de la Muni” transita su segunda quincena. Con un gran comienzo en el Parador Municipal a principios de mes, esta nueva edición, que tiene un formato de 30 días de duración, concluirá el 31 de enero.

Aún restan varios días para el cierre oficial y más de 3500 niños y niñas de las distintas sedes realizan variadas actividades y visitas a diferentes instituciones. Por ejemplo, fueron al Cuartel de Bomberos Voluntarios de la ciudad y al Puerto Madryn Golf Club, entre otros lugares. Así, a cada grupo se lo acerca a clubes, organizaciones o sitios de interés.

Una quincena más

Por decisión del intendente Gustavo Sastre, con el objetivo de que la colonia se extendiera una quincena más y se conformara un solo grupo durante 30 días, finalizará el viernes 31 de enero.

Para ello, se sumó una sede más a esta edición 2020. La gran demanda, que comenzó apenas abiertas las inscripciones, superó las expectativas que año tras año tiene el área de Deportes local.

En esta oportunidad, más de 3500 niños y niñas son parte de este programa municipal, que se lleva adelante con un gran equipo conformado por profesionales de distintas actividades y profesores a quienes acompañan jóvenes ayudantes.

El Área municipal a cargo de Tristán Rúgura, entregó obsequios a cada niño del hogar ‘Volver a empezar’ debido a Reyes.

El hogar de niños ‘Volver a empezar’ ubicado en el barrio Santa Catalina de la ciudad de Trelew, se encarga de albergar 23 niños en edades de 1 a 12 años. Tristán Rúgura respecto a esta visita comentó: “Desde el Área de Relaciones Institucionales compartimos con los niños una hermosa jornada festejando el día de Reyes Magos, entregándoles un presente a cada uno, realizado por nosotros”.

En relación al trabajo que realiza el Área municipal Rúgura afirmo: “trabajamos constantemente para estar en contacto con todas las instituciones públicas y privadas ya que desde nuestra Área, se trabaja principalmente con el proyecto de contención familiar y con la Escuela para padres”.

El proyecto denominado Contención Familiar es atendido por la Psicóloga Social Lucia Bujer, dependiente del Sub Programa Relaciones Institucionales. Por otra parte la Escuela para Padres es atendida por el Psicólogo Social Marino Muñoz, que depende del Área de Desarrollo Social y Acción Comunitaria, trabajando en conjunto desde el año 2015. Y desde el año 2019 se incorporó a dichos proyectos la Psicóloga Clínica Gisel Schmunk, para atención familiar y grupal. Desde la fecha atendieron alrededor de medio centenar de familias, y acompañaron a los padres en diversos procesos de recuperación en sus roles parentales.

Para solicitar turnos se puede concurrir a las oficinas de Relaciones Institucionales ubicadas en A.p Bell 120 (casi Gales) enlos horarios de 8:30 a 12:30.

Actualmente el Área de Relaciones Institucionales brinda capacitaciones de RCP (reanimación cardiopulmonar) y en los próximos días se visitará el Hospital Zonal, al igual que se realizará una donación de libros a una biblioteca de la ciudad y se continúa trabajando con Bomberos Voluntarios de Trelew. Así lo informo Tristán Rúgura, responsable del Área municipal.

El intendente Juan Pablo Luque participó de la “Plaza Navideña”, organizada por el Municipio para las familias de Comodoro Rivadavia, que contó con la presencia de Papá Noel y sus duendes. En ese contexto, remarcó que “nos alegra mucho la cantidad de personas que se acercaron a pasar el domingo todos juntos y vamos a replicar actividades culturales en las plazas de toda la
ciudad durante la época estival”.

Junto al jefe comunal, estaban presentes funcionarios del gabinete municipal, concejales, vecinalistas y comunidad en general, que se acercaron a disfrutar de las propuestas gastronómicas, culturales y navideñas pensadas para las
familias de Comodoro.

Sobre el tema, el intendente manifestó que “nuevamente queremos homenajear a los chicos, como hacemos todos los años para esta fecha. Por eso convocamos a todos a la Plaza San Martín, para que venga la familia a disfrutar no solo de los shows, de la propuesta gastronómica, el desfile navideño y nuestros artesanos y sino también de la visita de Papa Noel”

En esta misma línea, agregó que “realmente nos alegra mucho la cantidad de personas que se acercaron a pasar el domingo todos juntos y vamos a replicar actividades culturales en las plazas de toda la ciudad durante la época estival, por lo tanto, es importante que la comunidad acompañe estas propuestas que tienen como objetivo generar espacios igualadores y de disfrute”.

Por último, Luque aclaró que “el año que viene vamos a volver a realizar las actividades con Papá Noel recorriendo todos los barrios que este año por cuestiones de logística no pudimos realizar, pero sabemos que es muy esperado por los niños de la ciudad y vamos a continuar acercando todo tipo de propuestas a cada rincón de Comodoro”.

Organizado por la Agrupación Universitaria Estudiantes Primero, en conjunto con diversas Áreas municipales, Papá Noel recorrió la ciudad con un seguimiento monitoreado. Para el deleite de los niños estuvo repartiendo caramelos y recibiendo cartitas con diversos pedidos.

Pasadas las 16:30, y con gran concurrencia de familias con niños, desde inmediaciones de la Municipalidad de Trelew, en una Plaza Independencia especialmente acondicionada para que los vecinos también puedan tomarse fotografías, comenzó el recorrido monitoreado de Papá Noel, que visitó los distintos barrios de la ciudad, de las zonas Norte, Sur, Este y Oeste.

Escoltado por las Áreas de Tránsito y Guardia Urbana, Papá Noel recorrió los barrios de la ciudad, contando con cuatro paradas en la que los niños tuvieron la posibilidad de acercarse, sacarse fotos y llevarse un recuerdo.

El recorrido finalizó en la Reserva Natural Laguna Cacique Chiquichano, sitio en el que se realizaron espectáculos para toda la familia que comenzaron a partir de las 16 y se extendieron toda la tarde. La actividad contó con la participación de artesanos de la ciudad y la exposición de autos multimarca y el grupo Fierreros de Trelew.

 

Malnutrición, mayor riesgo de enfermedades respiratorias y cardiovasculares y más exposición a enfermedades infecciosas son algunas de las amenazas que se cumplirán si no toman medidas para frenar el impacto.

La salud de los niños y niñas nacidos hoy puede verse fuertemente determinada por los efectos de la crisis climática. De no cumplir con la agenda para reducir el impacto, en el transcurso de sus vidas el aumento de polución del aire aumentará el riesgo de que sufran problemas respiratorios y cardiovasculares, se agravará la malnutrición, deberán soportar más olas de calor, tormentas más fuertes, estarán más expuestos a enfermedades infecciosas, a la pobreza​ y hasta su salud mental se verá amenazada.

Esa es la advertencia que pone de relieve la actualización del informe «Lancet Countdown: tracking progress on health and climate change», que viene monitoreando el impacto de la evolución del cambio climático en la salud. Se trata de un trabajo de colaboración internacional y multidisciplinaria, del que participan más de 100 expertos de 35 instituciones de diferentes países entre los que haymeterológos, ecologistas, matemáticos, ingenieros, expertos en energía, alimentación y transporte, economistas, científicos sociales y políticos, médicos y otros profesionales de salud pública.

Esta edición del informe analiza un total de 41 indicadores -desde la exposición de las personas a los fenómenos extremos hasta los compromisos políticos- para demostrar qué repercusiones tiene para la salud pública mundial cumplir las metas del Acuerdo de París «o continuar como si no pasara nada».

El estudio es concluyente: la crisis climática ya está dañando la salud de los niños del mundo, ya que sus sistemas inmunitarios están aún en proceso de desarrollo y son más susceptibles a las enfermedades y contaminantes medioambientales; los daños durante la primera infancia son persistentes y sus repercusiones sanitarias durarán toda la vida.

Si no se frena el calentamiento global, un niño que nazca hoy se enfrentará a un mundo con temperaturas medias 4 grados más altas antes de cumplir 71 años, lo que supondrá una amenaza para su salud a lo largo de cada etapa de su vida, advierte el informe, que a su vez destaca que la temperatura media ya aumentó un grado respecto a los niveles preindustriales y que ocho de los diez años más calurosos se han registrado durante la última década.

El estudio de The Lancet llama la atención sobre las graves repercusiones sanitarias del cambio climático «a menos que el mundo cumpla con las metas del Acuerdo de París para limitar el calentamiento por debajo de los 2 grados», y señala que durante el último año los impactos de la crisis han sido «más claros que nunca».

Entre esos efectos, el informe cita las temperaturas más altas registradas hasta ahora en Europa occidental, los incendios forestales en Siberia, Queensland (Australia) o California, y que como consecuencia de ellos la población sufrió más asma, más infecciones respiratorias o una mayor insolación.

A medida que aumentan las temperaturas se reducen las cosechas, subraya el informe, que corrobora el menor rendimiento del maíz, el trigo, la soja o el arroz durante los últimos 30 años, y que las peores consecuencias de la malnutrición, la subida de los precios y la inseguridad alimentaria las sufren los lactantes, los niños y niñas.

«La tendencia descendiente en el rendimiento potencial global de los principales cultivos monitoreados desde 1960 es particularmente preocupante, ya que amenaza la producción de alimentos y la seguridad alimentaria, y los niños en la primera infancia suelen ser los más propensos a sufrir secuelas permanentes a causa de la desnutrición. En Argentina, por ejemplo, vemos que el potencial productivo del maíz y de la soja han disminuido 3% desde los ’60», afirma Marina Romanello, científica de datos del Lancet Countdown.

Las «nuevas» condiciones climáticas son propicias para que se diseminen las bacterias que causan las enfermedades diarreicas, para que aumenten los brotes de cólera en países donde la enfermedad no es frecuente, o para que se propaguen más rápidamente enfermedades como el dengue. De hecho, los mosquitos que transmiten el dengue ya invadieron nuevos territorios en Europa y la mitad de la población mundial está en zonas de peligro. En nuestro país, «la aptitud ambiental para la transmisión de dengue ha aumentado en un 7% desde 1950», destaca Romanello, que se recibió de bioquímica en la Universidad de Buenos Aires y obtuvo un doctorado en biología molecular en la Universidad de Cambridge (Inglaterra), una de las instituciones que participa en el monitoreo.

La contaminación del aire también crece, lo que provoca una reducción de la función pulmonar, un empeoramiento del asma y otras enfermedades respiratorias e incrementa el riesgo de infartos de miocardio y accidentes cerebrovasculares (ACV), lo que va de la mano de un altísimo costo económico destinado a atender esas enfermedades. En Argentina, «la exposición a la contaminación del aire, particularmente a las partículas finas en el ambiente (PM2,5), que son altamente tóxicas, ha resultado en casi 4000 muertes prematuras en 2016», precisa la investigadora.

Los mayores de 65 años son especialmente vulnerables al calor extremo. Según el Lancet Countdown, en 2018 el número de personas mayores de esa edad expuestas a olas de calor ascendió a 220 millones. Y en Argentina el año pasado en ese grupo hubo 300.000 exposiciones más que en el año 2000. A su vez, en 2018 se perdieron a nivel local más de 16 millones de horas potenciales de trabajo debido a la exposición al calor extremo, destaca Romanello.

Los autores del trabajo reclaman la eliminación «rápida, urgente y completa» de la energía generada con carbón, que los países más ricos cumplan sus compromisos y destinen 100.000 millones de dólares anuales a partir de 2020 a los países más vulnerables, y adaptar los sistemas sanitarios para asegurar que los perjuicios derivados del cambio climático no superen su capacidad para atender a los pacientes.

«Argentina -consigna Romanello- está entre los países que todavía subsidian el consumo de combustibles fósiles. Si bien han bajado en los últimos años, el país todavía subsidia en un valor de 7084.2 billones de dólares el consumo de estos combustibles que tanto dañan la salud. Y a pesar de un gran aumento en la producción de energía a partir de fuentes renovables del 2012 al 2014, la producción ha comenzado a disminuir desde entonces.»

Una especialista del del Barómetro de la Deuda Social en la Infancia de la UCA señaló que «un niño pobre tiene cinco veces menos posibilidades que uno de sector medio de que le festejan su cumpleaños».

A dos de cada diez niños en Argentina no le festejaron su último cumpleaños y un 45,5% no tiene libros en sus casas, según datos presentados este jueves en la conferencia anual del Centro para la Evaluación de Políticas basadas en Evidencia (CEPE), donde especialistas coincidieron que si bien el hambre es el mayor problema, la estimulación también es clave.

«A dos de cada diez niños menores de cuatro años no le festejaron su último cumpleaños, y este indicador se disparó a partir de la crisis económica porque antes venia muy estable», señaló Ianina Tuñón, responsable del Barómetro de la Deuda Social en la Infancia de la UCA.

La especialista indicó que desde el Observatorio consideran el festejo del cumpleaños «muy importante en la estimulación emocional y social del niño y en la construcción de su identidad, ya que tiene la posibilidad de reconocer a otros y en otros roles».

En relación a otros indicadores de estimulación intelectual y emocional, Tuñón describió que el 45,5% de los niños hasta 4 años no tiene libros infantiles en su casa y que al 34,3% no les leyeron un cuento en el último año».

La estimulación es sólo una de las patas de los indicadores que la especialista del Barómetro presentó en la apertura de la Conferencia Anual del CEPE, perteneciente a la Universidad Torcuato Di Tella, que este año se convocó bajo el nombre «Futuro de la infancia en la Argentina: mapa actual y políticas pendientes».

Desde el Barómetro recordaron otros datos como que el 51,8% de los hogares de niños menores de 4 años se encuentran bajo la línea de pobreza mientras que uno de cada diez está en pobreza crítica o grave, lo que implica que el 12,9% tiene inseguridad alimentaria severa.

En ese contexto, el neurocirujano Facundo Manes recordó la «importante evidencia que hay sobre el impacto de la pobreza en el desarrollo cognitivo de la persona», y aseveró que «en un contexto de escasez, los recursos cognitivos se ponen al servicio de la supervivencia y no se puede proyectar».

El fundador de la Fundación Ineco reafirmó, a través de evidencia, que «tanto la alimentación como el estímulo» son clave en el desarrollo intelectual del niño, y desterró el mito de que «lo que no se hizo en los primeros 1.000 días de vida ya no se podrá hacer» porque, explicó, «el cerebro tiene plasticidad hasta el último día de vida de una persona».

Presente en el panel de apertura, el diputado Daniel Arroyo, una de las personas que suena más fuerte como futuro ministro de Desarrollo Social, reiteró ante el auditorio el proyecto de la creación del Plan Nacional Argentina contra el Hambre, que conformaría un Consejo y un Observatorio que planifiquen y controlen que la política sea efectiva.

«Paralelo a atacar el hambre hay que generar un conjunto de políticas que permitan mejorar los ingresos de las familias a través de acciones concretas en la construcción, producción de alimentos, textil, cuidados y reciclado, que son los que emplean a los sectores más vulnerables», sostuvo.

El diputado señaló que «para llevar adelante estas propuesta no hay que hacer nada fundacional sino, por el contrario, trabajar con lo que ya está en marcha porque en Argentina hay una enorme red de organizaciones de la sociedad civil y la iglesia».

Y agregó que, «a la vez, las políticas deben diseñarse de abajo hacia arriba, porque lo que funciona en una ciudad de Río Negro puede no funcionar en Jujuy».

Durante el resto de la jornada, que finalizó pasadas las 14 en la Universidad Di Tella en el barrio porteño de Núñez, se analizaron políticas de primera infancia con diferentes ejemplos de localidades y pruebas piloto con sus impactos, informó Télam.

Fueron entregados este miércoles por el área de Asuntos Municipales junto a la Agrupación “La 14”. Los fondos habían sido recaudados en una rifa para ayudar a Brisa, una niña de 6 años que debía ser atendida en el Hospital Garrahan. Gracias a su rápida recuperación, el dinero pudo destinarse a otros niños con necesidad.

Tres niños y niñas de Trelew que atraviesan problemas de salud recibieron, este miércoles, un aporte solidario por parte del área de Asuntos Municipales junto a la Agrupación “La 14”. A cada familia se le realizó una transferencia de 10 mil pesos. Los fondos habían sido recaudados en una rifa para ayudar a Brisa, una niña de 6 años que debía ser atendida en el Hospital Garrahan, pero gracias a su rápida recuperación, el dinero pudo destinarse a otros niños.

“Es un día feliz porque hemos podido ayudar a tres familias con los fondos generados a través de una actividad solidaria. Realizamos una búsqueda minuciosa en la ciudad de personas que necesitarán con urgencia una ayuda y nos encontramos con los casos de Ámbar, Giovanni y Lucía”, contó la concejal y referente de la Agrupación “La 14”, Marcela Roberts.

Roberts contó que “la entrega se hizo en el marco del primer aniversario de la Agrupación “La 14”, una agrupación política creada para respaldar a nuestro Intendente, pero cuyo objetivo máximo es ser solidarios, mirando la necesidad de otros, sabiendo que si bien el Estado tiene que estar presente, todos podemos hacer algo por nuestra cuenta para ayudar”.

Ariel Nava, referente de la Agrupación “La 14”, agradeció “el apoyo de los medios de comunicación y el sector comercial que acompañaron y difundieron las actividades solidarias que realizamos, permitiendo que podamos llegar a estas personas”.

Argentina es el cuarto consumidor global per cápita de azúcares, un fenómeno que se explica en parte porque el mercado de las gaseosas y los jugos en polvo se duplicó en los últimos 20 años.

El 48 % de los niños, niñas y adolescentes toman en promedio dos vasos por día de bebidas azucaradas cuyo consumo “aviva el riesgo de sufrir obesidad, diabetes, cáncer y las afecciones cardiovasculares”, indicó hoy un informe del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) en la víspera del Día Mundial contra la Obesidad.

La institución académica de la UBA advirtió “que el porcentaje de población que presenta exceso de peso ha ido creciendo en la última década en la región”.

“Algunas de las consecuencias pueden observarse en la balanza: 6 de cada 10 adultos presentan exceso de peso, según la IV Encuesta Nacional de Factores de Riesgo”, precisó el IECS.

Para desalentar el consumo de gaseosas, jugos o aguas saborizadas, el IECS propuso incorporar los valores nutricionales en el frente y no al costado o al dorso de los envases, no sólo de las bebidas, sino también de todos los alimentos.

En las propuestas, también figura la suba de impuestos “que producirá un aumento (en el precio) en las bebidas azucaradas” para lograr bajar el consumo “tal como se ha demostrado con el tabaco”.

Otra de las medidas consiste en “prohibir las ventas de bebidas azucaradas en los kioscos de las escuelas y sus alrededores”, ya que en nuestro país “el 80 %” de los establecimientos “tiene al menos un kiosco, el 81% de éstos vende bebidas azucaradas y el 59% exhibe publicidades” de estos productos.

La cuarta plantea la “prohibición de la publicidad, promoción y patrocinio debido a que existe una asociación probada entre la exposición a publicidad de alimentos no saludables con la mala alimentación y la obesidad”.

El estudio señala, además, que el 35 % de los menores de 5 años toma 1,5 vasos en promedio por día de bebidas azucaradas y que los adultos 1.

“Está instalada la idea de que los jugos de frutas que se venden en cajita son saludables, pero aportan tanto o más contenido de azúcar que las gaseosas regulares», advirtió la médica cardióloga Andrea Alcaraz, investigadora del IECS, informó Télam.

¿A qué edad debería tener el primer móvil un niño?, ¿con qué usos?, ¿qué tipo de dispositivo?,¿cuánto tiempo de uso?… Estas son algunas de las preguntas qué más inquietan a los padres en la actualidad cuando sus retoños llegan a cierta edad. La presencia constante y creciente de tecnología en nuestra sociedad ha propiciado que cada vez a edades más tempranas se pida un teléfono móvil. Por ello, no es extraño que sea el presente más deseado en Navidad o cumpleaños o que en las primeras comuniones se haya convertido en el regalo por excelencia.

Los expertos afirman que la cuestión no es tanto ¿a qué edad?, sino que el planteamiento debiera ser ¿está preparado mi hijo?, ¿para qué lo quiere? y ¿con qué usos? «A veces nos planteamos cual es la edad adecuada para darles un móvil a los niños y tratamos de buscar una edad que nos garantice que no van a estar expuestos a riesgos o peligros. El problema es que estas garantías no han existido hoy, ni nunca, en ningún ámbito de la vida. Por eso debemos centrarnos más en si nuestro hijo está preparado y en enseñarles y educarles en un buen uso», afirma María Zabala, experta en Alfabetización y Ciudadanía digitales y miembro de The Digital Citizenship Institute (EEUU).

«Se debe tener en cuenta el carácter del niño (su madurez), el tipo de familia (necesidades) y el dispositivo que les facilitamos (funciones limitadas, etc.). El móvil no debe ser como un ‘parque de atracciones’, porque no todo es apto para ellos. Hay muchas opciones que no son solamente móviles inteligentes y aún si es un smartphone hay formas de configurarlos para que el niño no disponga de autonomía absoluta y pueda hacer todo lo que quiera, adecuado o no para su edad», afirma Zabala.

Es importante también «centrarnos en un acceso gradual a la tecnología y en una autonomía digital progresiva», dice la experta. Aunque asegura que tampoco se trata de esperar a los 16 o 17 años, «porque entonces habremos perdido algunos años de poder influirles positivamente sobre la utilización de estos aparatos», advierte.

Mi hijo con siete años quiere un móvil
Según el I Estudio sobre el acceso de los jóvenes a los teléfonos móviles en el mercado español, realizado a 400 familias de niños entre los cinco y los 12 años por la compañía noruega Xplora, especializada en teléfonos en forma de smartwatch para menores, el 60% de estos piden su primer teléfono móvil antes de los 9 años.

La tranquilidad, desvela el informe, que supone estar en contacto con los hijos (comunicación, ubicación…) es el factor que más impulsa a los padres a comprar este dispositivo, mientras que el acceso a contenidos inadecuados o que entren en contacto con ciertas personas sin supervisión parental son algunas de las mayores preocupaciones de los progenitores. Asimismo, la característica más valorada a la hora de elegir el primer teléfono es que disponga de control parental.

«La edad a la que piden el primer teléfono móvil ha ido evolucionando. En el estudio vemos que ya el 30% de los niños hasta siete años quieren un dispositivo móvil y si ascendemos a la edad de 10 años, hasta un 78% se lo ha solicitado a sus padres. La principal batalla ahora la tienen los padres que luchan entre la tranquilidad de poder comunicarse con sus hijos y los miedos de que puedan acceder a contenidos de riesgo para ellos», explica Jesús Llamazares, CEO de la compañía Xplora, que afirma que, «según el estudio, la edad media a la que los niños tienen su primer móvil se sitúa en torno a los doce años y medio».

Recomendaciones antes de darles su primer móvil
Más allá de la edad, la especialista en tecnología y familia, María Zabala, en colaboración con Xplora, ha elaborado un decálogo con interesantes recomendaciones a considerar antes de colocar un dispositivo móvil en las manos de un niño. El objetivo es orientar a los padres sobre cómo introducir la tecnología a los menores de forma segura en tiempos de internet.

1. Definir el propósito

Lo primero que hay que tener en cuenta es que cada familia es diferente y tiene costumbres, convicciones o necesidades distintas. Si estás pensando en que tus hijos tengan móvil, piensa sobre si ellos lo necesitan o eres tú quien lo requiere. Reflexiona sobre el propósito de ese dispositivo y en las ventajas o los inconvenientes reales. Quizá existan circunstancias familiares que precisen esa comunicación o necesidad de localización. Quizá simplemente quieres que exista una opción de aprendizaje progresivo para cuando, más adelante, sí haya un móvil en sus manos.

En función de las variables, piensa en la familia y en por qué hace falta ese dispositivo. Hazlo con coherencia, no solo teniendo en cuenta opiniones ajenas y la presión social. Los padres reciben dos tipos de presiones. Una procede de los propios niños cuando repiten constantemente ‘mamá quiero móvil, soy el ultimo de mi clase y no tengo vida social’. Y la otra, por parte de los otros padres y la sociedad en general, puesto que se nos tacha de peores o mejores padres en función de la edad que damos el móvil a nuestros hijos. Tomad la decisión pensando en vuestras necesidades o intereses como familia.

2. Pensar en los niños

Piensa en cómo es tu hijo y en vuestra relación, en su edad e incluso en sus aficiones. Todo eso influirá en cómo use un móvil y en los conflictos que puedan surgir. Piensa en tu propio perfil digital, porque lo que el menor vea en casa influirá sobre su propia vida tecnológica.

Porque no es lo mismo que tu hijo sea sedentario y tímido a que sea activo y extrovertido. No es lo mismo que tenga cinco, ocho ó 13 años. No es lo mismo que tenga muchas aficiones distintas a que lo único que le guste sea ver la tele. No es lo mismo que pase mucho tiempo solo en casa a que siempre esté contigo. No es lo mismo si tú miras siempre tu móvil o si no quieres ni oír hablar se videojuegos o redes. Los niños no van a pensar en todo esto; los adultos somos nosotros y es nuestra responsabilidad dar a nuestros hijos las experiencias que realmente necesitan.

3. Potenciar un acceso gradual

Antes de tomar la decisión de poner un dispositivo móvil en las manos de tus hijos, piensa en qué relación tiene -si la hay- con otros aspectos de la tecnología. Hay niños sin móvil a los que ya les cuesta dejar la consola y niños sin móvil que pasan horas viendo vídeos. Hay niños que respetan las normas de casa y otros que se las saltan en cuanto pueden. Si el primer contacto de tu hijo con dispositivos con la posibilidad de comunicarse es ya un smartphone, las opciones serán infinitas y no sabrá gestionarlas.

Piensa en si ya hay hermanos con móvil en casa, o en si tú le dejas el tuyo cada vez que te lo pide. La tecnología llega a la vida de nuestros hijos, en la mayoría de los casos, porque nosotros lo decidimos, así que ir abriendo la experiencia poco a poco, con otros dispositivos más adecuados para su edad, como en todo, es fundamental.

4. Tomar la decisión

Los niños aprenden a pedir muy pronto. Y somos los educadores quienes vamos decidiendo cómo gestionar su acceso a distintas experiencias o cosas en función de múltiples variables. Seamos los padres y madres quienes tomemos la decisión de incorporar un móvil a sus vidas. Eligiendo el momento, evitando que sea la respuesta a una rabieta o a un capricho, no asociando la entrega del dispositivo a un regalo. Y muy importante: formar parte nosotros, con claridad, del cómo nos gustaría que nuestros hijos utilizaran el dispositivo.

5. Conocer las alternativas

El 50% de los niños españoles de 11 años tiene un Smartphone propio (INE). Y sí, parece que cuando se decide que el niño tenga móvil, la primera opción es siempre un teléfono inteligente. Pero hay más. En función de tus necesidades o intereses, infórmate, porque puedes estar en contacto con tu hijo o saber dónde está o responder a sus peticiones de muy distintas maneras.

Cuando son pequeños, una opción interesante pueden ser los relojes inteligentes con tarjeta SIM y, conforme crecen, el mercado nos ofrece distintas alternativas en cuanto a dispositivos (de nuevo los smartwatches y también otras posibilidades), y no todas son lo mismo ni llevan implícito un mensaje de autonomía total y conectividad abierta.

6. Compartir unas normas

La educación se basa en muchas cosas. El ejemplo, el diálogo, la escucha… y también las normas y los límites. Si, igual que con otros aspectos de la vida familia, somos coherentes desde el principio en cuanto a la relación con la tecnología, tendremos más posibilidades de que el uso de esta -especialmente por parte de los más pequeños- sea equilibrado y positivo, basado en unos hábitos saludables.

Cuando los padres introducimos tecnología en la vida infantil, ya sea a través de contenidos o de dispositivos, es fundamental hablar con ellos de unas normas que les hagan sentir implicados, que sean sencillas de recordar y asumir y que sean consistentes con lo que ven en casa. Se trata de generar un equilibrio y una conversación desde la escucha, y no solo desde la alarma y la regañina.

7. Favorecer una autonomía progresiva

¿Qué es lo que va a hacer el menor con el dispositivo? ¿Qué decisiones tendrá que tomar y cuáles son las normas que habéis consensuado? No es lo mismo que solo pueda mirar una pantalla a que solo pueda enviarte mensajes o llamarte a que también pueda navegar por Internet o acceder a redes sociales y plataformas de streaming por su cuenta. Haz que tus hijos vayan ganando autonomía digital en línea con la autonomía que ya les concedas en su vida analógica.

8. Elegir los entornos

En función de la edad y del carácter de los niños y de cómo seáis como familia, decidir en qué entornos digitales se va a mover el menor es fundamental. La constante disponibilidad de pantallas hace que salgamos menos, nos movamos menos o incluso nos relacionemos peor. De ahí la importancia de buscar contenidos y actividades que sean compatibles con lo que nuestros hijos realmente necesitan. El aprendizaje en el uso de la tecnología, como en todo lo demás, es un camino repleto de experiencias y de toma de decisiones. No todas las actividades digitales están pensadas para niños y adolescentes y no todos los contenidos o dispositivos son inocuos, aunque pueda perecer lo contrario.

9. Abrir conversación

Niños y adolescentes no temen a la tecnología porque no temen probar experiencias nuevas. Les atrae porque forma parte del mundo que les rodea. Pero realmente no saben más de tecnología que padres y madres. Necesitan que demos contexto a lo que ven o leen, que aportemos valores y ayudemos a gestionar emociones, que estemos dispuestos a escuchar y enseñar, sin prejuicios.

10. Prepararse para ser mayor

A las puertas de la adolescencia o ya en plena pubertad, cuando la familia esté preparada para que el menor tenga un smatphone, de nuevo es muy importante elegir el momento de entrega y el modelo. No traslada el mismo mensaje que ese smartphone sea nuevo y de última generación a que sea heredado o liberado. Ni es lo mismo que tenga datos móviles ilimitados a que la conectividad sin wifi sea más limitada. No es lo mismo que en casa haya barra libre de Internet y ausencia de normas básicas a que haya cierta cultura digital familiar que ayude al adolescente a tomar decisiones sobre cuánto, cuándo, cómo o dónde utiliza el dispositivo.

Finalmente, no es lo mismo que ese móvil esté configurado para un menor de edad que para un adulto. Y por supuesto, llegados a este punto, sea cual sea el dispositivo, entorno y formato de tecnología que usen nuestros hijos, la importancia de seguir hablando y escuchando sigue siendo incuestionable, apoyando previamente esa comunicación en dispositivos enfocados a las primeras edades, como un reloj con tarjeta SIM/ reloj teléfono u otros dispositivos disponibles.