Tag

Nicolás Maduro

Browsing

El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, expresó su preocupación por el propósito de Washington de reconocer como presidente de Venezuela al diputado opositor Juan Guaidó, que funge como dirigente del Parlamento en desacato.

“Ha trascendido que ahora Estados Unidos reconocerá o podría reconocer como presidente de Venezuela al jefe del Parlamento y no a Nicolás Maduro (…) Esto es alarmante”, dijo Lavrov en una rueda de prensa.

Esto sugiere, agregó el canciller ruso, que los estadounidenses continúan con su línea orientada a tumbar a Gobiernos que no comulguen con sus políticas.

Lavrov reiteró el apoyo de su país a los esfuerzos internacionales para restablecer el diálogo entre el Gobierno venezolano y la oposición, un diálogo que de momento patina por “la influencia, ante todo, de Estados Unidos sobre el sector irreconciliable de la oposición”.

“Precisamente esa influencia ha convertido a un sector de la oposición en irreconciliable y esto es muy lamentable”, subrayó.

El canciller ruso instó a Estados Unidos y otros países a evitar cualquier tipo de injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

El 15 de enero la Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, aprobó el proyecto de Acuerdo de Ley sobre la declaratoria de usurpación de la presidencia por parte del jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Maduro, heredero del fallecido líder Hugo Chávez, ganó las elecciones presidenciales en mayo de 2018 con más del 67% de los votos, pero esos resultados no fueron reconocidos por muchos países del mundo.

Estados Unidos y varios países de su órbita no reconocieron los resultados de las elecciones.

Sputnik Mundo

El mandatario venezolano decretó seis subas en 2018. Sin embargo, el poder adquisitivo de los ciudadanos cae mes a mes contra la inflación, que según el FMI puede alcanzar los 10.000.000% este año.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aumentó 300% el salario mínimo, al anunciar este lunes una serie de medidas que avizoran una nueva devaluación de la moneda local, el bolívar.

A partir del martes, el sueldo básico pasa de 4.500 a 18.000 bolívares mensuales (20,8 dólares a la tasa oficial), dijo Maduro al presentar cuenta de su gestión ante la oficialista Asamblea Constituyente que rige en el país petrolero.

El nuevo ingreso mínimo alcanza para dos kilos de carne, en medio de una hiperinflación que -según el FMI- llegará a 10.000.000% este año.

El gobierno sostiene que el salario básico equivale a medio petro, la criptomoneda con la cual busca liquidez ante sanciones de Estados Unidos que cerraron el acceso a financiamiento externo.

Desde su lanzamiento en 2018, el valor del petro se mantiene fijo en 60 dólares, cifra que proyectan las autoridades para el barril de crudo venezolano en 2019.

Al ser incrementado el criptoactivo este lunes por Maduro de 9.000 a 36.000 bolívares, los especialistas dan por descontada una devaluación de la moneda local.

Maduro decretó seis incrementos salariales en 2018, sin que el poder adquisitivo de los venezolanos pudiese recuperarse en una crisis caracterizada igualmente por escasez de alimentos básicos y medicinas.

Desde que el mandatario puso en marcha en agosto pasado un plan de reformas frente a la crisis, que incluyó una reconversión monetaria que le restó cinco ceros al bolívar, un aumento de 3.400% del salario mínimo y una devaluación de 96%, la moneda se ha depreciado 93% más.

Maduro, a la vez, prometió “mano dura” para hacer valer los controles de precios y de cambio vigentes en Venezuela y que, de acuerdo con expertos, han motivado el colapso.

“(Es) una especie de ‘deja vu’… No hay nada allí que permita pensar que Venezuela saldrá de la profunda crisis que vive”, comentó Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica.

ambito.com

El presidente del Parlamento venezolano fue interceptado en una autopista por miembros armados del SEBIN, que lo obligaron a bajar del vehículo en el que se dirigía a participar en un cabildo abierto del legislativo.

Juan Guaidó, presidente del Parlamento venezolano –controlado por la oposición–, fue dejado en libertad, tras haber sido capturado este domingo por el servicio de inteligencia de Venezuela cuando se dirigía a participar en un cabildo abierto del legislativo, informaron su esposa y otros parlamentarios.

“Denunció: Sebin detiene a Juan Guaidó”, escribió en su cuenta de Twitter la esposa del parlamentario, Fabiana Rosales; en tanto que la versión fue confirmada por otros diputados que estaban esperándolo para el cabildo en Caraballeda, estado Vargas, a 40 km de Caracas.

Poco después, en la cuenta oficial de Twitter de Guaidó fue también publicada la información: “Alertamos al mundo y al país que hoy #13Ene un comando del SEBIN interceptó al Presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela @jguaido y desconocemos su paradero”.

“En la autopista Caracas La Guaira nos interceptaron dos camionetas del SEBIN con armas largas y encapuchados, abrieron la camioneta y lo obligaron a bajarse de la camioneta, no lo golpearon pero nos dijeron que tenían que llevárselo detenido inmediatamente”, precisó Rosales, en un llamada telefónica difundida por la diputada Larissa González.

Dos horas después de haber anunciado en Twitter la detención, la esposa de Guaidó escribió otro mensaje en la red social, agradeciendo la “inmediata reacción de apoyo” y confirmando que ya estaban juntos nuevamente.

“Agradezco a todos la inmediata reacción de apoyo ante el atropello de la dictadura contra mi esposo. Estoy ya con él. La dictadura no podrá doblegar su espíritu de lucha. Vamos rumbo al Cabildo Abierto”, escribió.

Guaidó habría sido detenido luego de que el pasado viernes, en otro cabildo abierto en Caracas, se mostró dispuesto a llenar el vacío de poder que -a su juicio- hay en Venezuela ante un gobierno que no es reconocido por la mayoría en el país ni por gran parte de la comunidad internacional. Ese día, convocó a una movilización para el 23 de enero.

Tras esas afirmaciones, la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, había amenazado con encarcelarlo, mientras Maduro atribuyó sus declaraciones a un “juego de muchachitos” que tomaron el control del Congreso para desestabilizarlo.

El Heraldo (Colombia)

 

Un prolongado apagón este sábado 12 de enero del 2019 en uno de los mayores hospitales de Venezuela, que provocó el desalojo de más de un centenar de personas, dejó al menos dos muertos según sindicalistas aunque el gobierno no reporta víctimas y lo atribuyó a un sabotaje.

“Han fallecido dos pacientes que estaban en la emergencia”, denunció en Twitter el sindicalista Mauro Zambrano, dirigente Sindical de Hospitales y Clínicas de Caracas, en tanto que Dennis Guedez, también dirigente sindical, dijo que “varios pacientes que se encontraban en terapia intensiva” murieron. La interrupción eléctrica en el Hospital Universitario de Caracas (HUC) , ubicado en el oeste de la ciudad, se registró en horas de la tarde y entrada la noche el seguía a oscuras.

Seis horas después del incidente, el ministro de Energía Eléctrica, general Luis Motta Domínguez, aseguró en declaraciones a la televisora gubernamental que “cortaron un seccionador que alimenta el hospital”, calificando el hecho como “deplorable”. Motta Domínguez atribuyó el hecho a “un ataque sistemático del imperio para tratar de crear el caos”, tras la juramentación del presidente Nicolás Maduro el jueves 10 de enero del 2019 para un segundo período de seis años desconocido por varios gobiernos que cuestionan su legitimidad.

“Hay 2 fallecidos ,tres recién nacidos y dos adultos en estado crítico” que fueron traslados a otros centros asistenciales, afirmó en Twitter el diputado opositor José Manuel Olivares, médico y presidente de la comisión de Salud del Parlamento (controlado por la oposición) , actualmente en el exilio.

Unas 100 personas, entre trabajadores, médicos y pacientes, fueron desalojados como prevención, según un parte de bomberos al que tuvo acceso AFP . Empleados contaron a la AFP que algunos se encerraron por temor a ser asaltados por delincuentes. “Nos estamos alumbrando con celulares, uno de los pacientes estaba siendo tratado por neumonía y murió luego del apagón”, dijo a AFP un trabajador de guardia en condición de anonimato.

Afectados por una escasez crónica de insumos, los hospitales públicos venezolanos ven agravada su situación por los apagones, reveló una encuesta de una ONG. De 40 hospitales monitoreados en noviembre pasado, 67% presentó “algún tipo de falla” eléctrica, promediando dos horas sin servicio durante la semana, dijo a AFP el director de la organización Médicos por la Salud, Julio Castro.

“Después de los apagones, el 32% reportó fallas en equipos de asistencia vital tales como ventiladores mecánicos”, subrayó Castro, cuyo estudio abarca los centros médicos más grandes del país. Los apagones son frecuentes en los estados del interior de Venezuela y más recientemente se han replicado en Caracas. Me informan colegas que la falla eléctrica en el HUC habría sido por falta de mantenimiento. Plantas eléctricas quemadas que nunca fueron reemplazadas aún cuando ya se sabía el problema”, agregó Olivares.

Aunque el gobierno socialista los atribuye a “sabotajes” que buscan generar desestabilización, expertos indican que son resultado de la falta de mantenimiento,impericia y corrupción.

El Comercio

 

El opositor Juan Guaidó pidió el apoyo de los ciudadanos, las Fuerzas Armadas y la comunidad internacional para convocar a elecciones libres

El presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora desde 2015, fue el orador principal de “un cabildo abierto” en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Caracas. Allí, declaró que la Cámara se apegará a la constitución venezolana y, en este sentido, asumirá “las competencias de la encargaduría de una Presidencia de la República”, no sin advertir que el mero decreto no será suficiente para sacar del poder a Maduro, que juró ayer como jefe de Estado hasta 2025.

“Asumimos entonces la convocatoria a las Fuerzas Armadas, a la comunidad internacional al ejercicio de los artículos de nuestra constitución 333, 350 y 233 para ejercer mandato”, agregó el opositor.

El discurso de Guaidó tuvo reiterados llamamientos a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) para que respalde las acciones de la Cámara, un órgano declarado en desacato por el Supremo en 2016, pocas semanas después de que la oposición ganara la mayoría de los escaños.

“A esa familia militar que quiere cambio, que quiere lo mismo que nosotros, le hacemos un nuevo llamado, aquí está la legítima Asamblea Nacional que claro que asume su responsabilidad y la va a asumir”, dijo a la institución castrense que ayer juró lealtad a Maduro dos horas después de su toma de posesión.

Además, Guaidó convocó “a todo el pueblo a la calle” a participar el 23 de enero -fecha en la que se conmemora la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez- “a una gran movilización en todos los rincones de Venezuela”.

Indicó que esta no será la única protesta callejera pues prevén acompañar las manifestaciones que desde hace varios meses encabezan empleados públicos de casi todos los gremios para denunciar el deterioro de su calidad vida debido a la severa crisis económica por la que culpa al Gobierno chavista.

El parlamentario, reiteró que el Legislativo seguirá trabajando para el “cese la usurpación, un gobierno de transición y elecciones libres”.

Maduro obtuvo la reelección en mayo pasado, en unos comicios que la oposición y numerosos países de América y Europa señalan como fraudulentos, entre otras razones por la imposibilidad de competir que tuvieron los principales líderes del antichavismo.

Infobae

 

Los usuarios de la red del pajarito le recriminaron su “ilegitimidad” en función de haber llegado al poder con promesas de campaña que nunca cumplió.

Las críticas de los usuarios de Twitter tras la avanzada de Macri contra Maduro

El presidente Mauricio Macri afirmó hoy que “Venezuela vive bajo una dictadura” y calificó al reelecto presidente de ese país, Nicolás Maduro, como “un victimario que se victimiza”, al reafirmar el desconocimiento de Argentina hacia el gobierno de Caracas porque “carece de la autoridad de las urnas y de credibilidad internacional”.

“El victimario que se victimiza. Nicolás Maduro hoy intenta burlarse de la democracia. Los venezolanos lo saben, el mundo lo sabe. Venezuela vive bajo una dictadura”, remarcó Macri en un mensaje que escribió en su cuenta oficial de la red social Twitter.

Sin embargo, las respuestas al mensaje presidencial no habrían sido las esperadas. Cientos de usuarios salieron a pegarle al presidente al considerar que, mas allá de la situación difícil que atraviesa Venezuela, “por casa las cosas no andan mucho mejor.

Entre las cientos de respuestas que recibió el mandatario argentino, los usuarios de la red del pajarito le recriminaron su “ilegitimidad” en función de haber llegado al poder con promesas de campaña que nunca cumplió.

El presidente argentino sostuvo que en la nación caribeña existe “un poder que no es auténtico, aunque trata de escabullirse en la victimización”.

“Maduro se presenta como el presidente perseguido. Pero él no es la víctima, Maduro es el victimario”, subrayó Macri en otro mensaje, al tiempo que propuso el hashtag #NoTeReconocemos.

En ese sentido, el jefe de Estado remarcó que “no importa cuántos trucos intente para perpetuarse en el poder, su investidura (la de Maduro) como Presidente ahora carece de la autoridad de las urnas y también de credibilidad internacional”.

Hoy, Maduro inició en Caracas un nuevo mandato como presidente que fue desconocido por los países que integran el grupo de Lima; la Organización de Estados Americanos (OEA) y otras instancias internacionales.

Portal de Noticias

El presidente venezolano inicia un segundo mandato rechazado por las principales instancias internacionales

Seis años más. Nicolás Maduro asumió formalmente este jueves el cargo de presidente de Venezuela hasta 2025. La toma de posesión ante el Tribunal Supremo se convirtió en un mensaje al mundo para tratar de rebatir el amplísimo rechazo internacional a su gestión. El mandatario defendió la legitimidad de su segundo mandato en un país postrado por una catástrofe económica y la deriva del chavismo. Lo hizo desafiando a Estados Unidos, la Unión Europea y la mayoría de los Gobiernos de la región, que no reconocen la validez de las últimas elecciones presidenciales, y aferrándose al apoyo de China, Rusia, Turquía, en busca del de México.

“El mundo es más grande que el imperio estadounidense y sus satélites. Aquí está presente ese mundo”, afirmó Maduro al dirigirse a las cerca de 50 delegaciones internacionales que viajaron a Caracas para asistir al acto. Le escuchaban, entre otros, el vicepresidente de Turquía, Fuat Oktay; el ministro chino de Agricultura, Han Changfu y el vicepresidente de la Cámara alta rusa, Ilyas Umakhanov. Al respaldo político y comercial de esos países se suma la cercanía ideológica de cuatro mandatarios latinoamericanos que ayer aplaudieron su discurso: el boliviano Evo Morales, el cubano Miguel Díaz-Canel, el salvadoreño Salvador Sánchez Cerén y Daniel Ortega, responsable de la deriva autoritaria de Nicaragua.

Maduro inauguró el nuevo período sin la presencia de ninguna representación de Estados Unidos, de la Unión Europea y de los países vecinos. Sin embargo, quiso exhibir el apoyo de Andrés Manuel López Obrador y hasta lanzó un “que viva México” para agradecer que hace una semana rechazara las sanciones anunciadas po el llamado Grupo de Lima, una alianza regional formada entre otros por Colombia, Argentina, Canadá, Chile o Perú. El presidente venezolano, cuya presencia en la toma de posesión de López Obrador hace un mes estuvo envuelta en polémica, quiso hacer ese guiño pese a que el Gobierno mexicano solo enviara al acto al encargado de negocios de la embajada.

Trataba, en definitiva, de demostrar que no está solo. “Ya ha surgido un nuevo mundo que se niega a someterse a los dictados imperiales y hegemónicos de una sola nación y sus países satélites. El pueblo ha decidido ser libre, independiente, antiimperialista al costo que sea”, enfatizó. Este mensaje etuvo acompañado de las acusaciones habituales revestidas de la retórica del enemigo exterior. “En Europa nos ven con buenos ojos los pueblos, los movimientos sociales, los chalecos amarillos”, dijo al hablar de una supuesta “ola de inversionistas europeos”. Pero agregó una amenaza: “Respeta a Venezuela, Unión Europea, o la historia te lo cobrará más temprano que tarde, vieja oligarquía europea”. Maduro volvió a poner en la lista de enemigos a la Administración de Donald Trump, al nuevo presidente brasileño, el ultraconservador Jair Bolsonaro, y a Iván Duque, mandatario de Colombia. En el país vecino se han instalado más de un millón de venezolanos de los tres que, según Naciones Unidas, han iniciado un éxodo sin precedentes en América Latina.

Mientras el mandatario venezolano hablaba, la Organización de los Estados Americanos (OEA), decidió, con 19 votos a favor, 6 en contra y 8 abstenciones, “no reconocer la legitimidad del período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019”. “El pueblo de Venezuela no está solo, seguimos trabajando para recuperar la democracia, los derechos y libertades de todos”, señaló el secretario general del organismo, Luis Almagro. Las principales instancias internacionales emitieron pronunciamientos parecidos, empezando por Estados Unidos.

No obstante, en medio de los ataques, el mandatario venezolano también pidió “la comprensión de la comunidad internacional” y ofreció su versión de lo ocurrido a partir de 2017, cuando la crisis institucional llegó a un punto insostenible con la anulación de la Asamblea Nacional de mayoría opositora y la convocatoria de una Constituyente en la que no tienen representación las voces críticas con el oficialismo. Esa fue precisamente la razón por la que la investidura se celebró ante el Tribunal Supremo en lugar que en la Asamblea Nacional como establece la Constitución. Porque el Parlamento fue declarado en desacato y es inexistente para el Gobierno.

Maduro esgrimió una ristra de palabras amables para defenderse. “Paz”, “diálogo” y, en repetidas ocasiones, “democracia”, a la que agregó calificativos como “protagónica”, “participativa” o “en construcción”. Los últimos procesos electorales y la vida cotidiana de millones de venezolanos, cuando se cumplen 20 años de la primera victoria de Chávez, demuestran en cambio el grave deterioro de los derechos y las condiciones de vida en el país. Los comicios que sostienen este segundo mandato, celebrados el pasado mes de mayo, se celebraron sin la participación de las principales fuerzas opositoras —ahora desactivadas, sin liderazgo claro o ilegalizadas— y ya entonces fueron cuestionados por carecer de garantías, reglas del juego claras y observación internacional independiente. El presidente culpó abiertamente a Estados Unidos de un intento de boicotear esas elecciones, que registraron una abstención histórica de más del 50% de los votos.

“Tenemos una guerra económica en la calle. El próximo lunes estaré anunciando un grupo de acciones económicas”, insistió para justificar la escasez y la miseria. Mientras tanto, millones de venezolanos tienen que lidiar con una hiperinflación desbocada y un salario mínimo que apenas ronda los cinco dólares mensuales.

El País

Su nuevo mandato será hasta 2025 con un país sumido en una crisis sin precedentes, desde lo político y económico.

Nicolás Maduro inaugura este jueves su segundo mandato, un período presidencial que le mantendrá al frente del Gobierno venezolano hasta 2025. La toma de posesión, se da en medio de una crisis económica e institucional que sufre el país.

También continúa la fractura aparentemente insanable con las principales instancias de la comunidad internacional: Washington, Bruselas y la mayoría de los Gobiernos de la región. Maduro exhibe, no obstante, el apoyo de Rusia, China y Turquía, y el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

Maduro jurará el cargo ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en lugar de hacerlo en la Asamblea Nacional como establece la Constitución. La razón es que el Parlamento de mayoría opositora, elegido en 2015, está declarado en desacato, ya no existe para el Gobierno.

Medios Red

El presidente caribeño apuntó contra el Grupo de Lima y le dio un ultimátum de 48 horas para reconocer su Gobierno. El líder bolivariano sostuvo que “no vamos a permitir ningún desliz, llamase como se llame, tenga el cargo que tenga”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro afirmó que “está en marcha” un presunto golpe de estado ordenado desde Estados Unidos y del Grupo de Lima contra su gobierno.

“Está en marcha un golpe de estado ordenado desde Washington, desde el Cartel de Lima contra el gobierno legítimo y constitucional que presido”, dijo al inicio de una rueda de prensa en Caracas.

Advirtió que frente a las pretensiones violentas el “pueblo sabrá responder hoy, mañana o cuando se pretenda y la revolución bolivariana se ha venido preparando para enfrentar y derrotar cualquier quinta columna que pretenda violentar la vida en Venezuela”.

Vale recordar que el pasado 4 de enero los miembros del Grupo de Lima, con excepción de México, firmaron una declaración que insta al presidente venezolano a no asumir un nuevo mandato.

Tras una reunión de cancilleres en Lima, los otros 13 miembros del grupo creado en 2017 para presionar por reformas democráticas en Venezuela, dijeron que no reconocerían el nuevo mandato de Maduro porque su elección fue “ilegítima”. Fiel a su estilo, el caribeño afirmó que “no vamos a permitir ningún desliz, llamase como se llame, tenga el cargo que tenga”.

En ese contexto, el mandatario recordó el fallido Golpe de Estado que ocurrió en Venezuela en tiempos de Hugo Chávez en el Palacio de Miraflores. “El que pretenda un plan como el del 11 de abril del 2002, sepa que se va enfrentar con la justicia con todo el poderío cívico militar que tiene nuestra patria”, lanzó Maduro.

Así, el líder venezolano reprochó con dureza a sus críticos por convertir “una toma de posesión formal, protocolar, natural en un país democrático en una guerra mundial”.

Lo cierto es que el juramento de Maduro para un nuevo mandato de seis años es desconocido por la oposición y buena parte de la comunidad internacional, que considera que su reelección lograda en las elecciones del pasado 20 de mayo es “ilegítima” al considerar que esos comicios no contaron con “garantías electorales”.

Ámbito

El diputado federal e hijo del presidente de Brasil, Eduardo Bolsonaro, sugirió que la Asamblea Nacional de Venezuela debe crear un Gobierno de transición, alternativo al del actual presidente, Nicolás Maduro. La declaración se da después de que la Asamblea venezolana, de mayoría opositora, declarase ilegítimo la nueva presidencia de Maduro.

“El retorno de la democracia en Venezuela pasa por el nombramiento y reconocimiento de un Gobierno de transición. Así que las últimas elecciones amañadas en Venezuela no pueden ser reconocidas. Desde el día 10 de enero Nicolás Maduro inicia un nuevo período presidencial, ¡pero es el fin!”, escribió Eduardo Bolsonaro en su cuenta de Twitter.

​El Parlamento venezolano fue declarado en desobediencia por el Tribunal Supremo del país en agosto del 2016 y un año después sus funciones legislativas fueron asumidas por la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el Gobierno. Tanto las elecciones a la Constituyente como las que buscaban la reelección de Maduro fueron boicoteadas por la oposición que denuncia violaciones a los derechos políticos de decenas de ciudadanos venezolanos, fraudes electorales y ventajismo a favor de los candidatos respaldados por el Gobierno.

El pasado 4 de enero, los 13 países latinoamericanos que conforman el Grupo de Lima decidieron no reconocer el nuevo mandato de Nicolás Maduro. El Gobierno de Venezuela acusó al Grupo de alentar un golpe de Estado con el apoyo de EEUU y reafirmó que Maduro asumirá su nuevo mandato el 10 de enero.

Sputnik Mundo