Tag

Napal

Browsing

En el juicio oral y público contra Martin Napal-condenado como autor penalmente responsable del delito de homicidio doblemente agravado, en grado de tentativa- , concluyo la etapa de debate,  respecto a la pena que debe recibir el procesado.

En este marco, la fiscal Andrea Vázquez, requirió al tribunal,  la aplicación de una condena de quince años de prisión. En tanto, los abogados de la defensa pública, solicitaron que su asistido cumpla un castigo de diez años de cárcel.

Por último, los jueces Daniel Pérez, Jorge Novarino y María Tolemei, se retiraron a deliberar. Asimismo, convocaron a las partes para el miércoles 12 de junio,  a las 12:00, a la sala de audiencias de la oficina judicial. En esa ocasión, realizaran la lectura completa del fallo y sus fundamentos.

Para el juicio de cesura de la pena. las representantes del Ministerio Publico Fiscal, ofrecieron el testimonio de la Licenciada en Psicología, Carla Galarza. La profesional – que presta servicios en el hospital rural de Sarmiento- , describió la evaluación de las secuelas  que sufrió Yhoana Terán, por el hecho traumático que le toco atravesar.

En este sentido, señalo los indicadores del estrés postraumático, destacando sus estados anímicos, y la situación de angustia, que mantiene en la actualidad.

Asimismo, confirmo que la víctima, atraviesa situaciones de miedo e intranquilidad, en los momentos en los que debe permanecer sola, en la vivienda,  donde Martin Napal, perpetro el ataque.

«Quiero justicia, estoy viva de milagro»

Yhoana Terán, hablo ante los jueces. La joven mujer, manifestó «quiero justicia por lo que me hizo a mí, y por hacer que pierda a mi hija». A ello,  agrego que » estuve dieciocho días internada, los médicos,  me dijeron que estoy viva de milagro, me tuvieron que operar,  y me quito la posibilidad de volver a ser madre».

Finalmente, la víctima,  sostuvo»  desde que paso el hecho, vivo con miedo. No puedo salir tranquila, con mis hijos, porque tengo miedo que alguien nos haga algo», concluyo.

Así las cosas, Vázquez, desarrollo los agravantes que se presentan en el caso. En este sentido, argumento las cuestiones referidas a la naturaleza y gravedad del hecho, la modalidad de ataque, utilizada por el condenado, y la extensión del daño causado, entre otras. En consecuencia, pido al tribunal, que aplique a Martin Napal, el máximo de la pena prevista en el Código Penal. La ley, establece que se debe imponer quince años de prisión, a la persona condenada, por el delito de homicidio doblemente agravado, en grado de tentativa.

Por su parte, Oyarzun, expreso que los agravantes invocados, por la parte acusadora, no habían sido debidamente acreditados. Asimismo, requirió, que se tengan en cuenta como atenuantes, la escasa instrucción de Napal, y la falta de antecedentes penales computables. Con respecto, a la pena de prisión, pido que la misma, sea de diez años de cárcel.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía,  ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo, de una cucheta. En la habitación,  también se encontraba  su otro hijo,  de 5 años.

En este marco,  los investigadores,  señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen, del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la víctima, logro despertarse  y comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana,  llego de forma inmediata y le quito el puñal que tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal,  se escapo por la misma ventana,  que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima,  fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos,  le realizaron intervenciones quirúrgicas,  para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana,  perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado,  y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella,  se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado,  y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado,  tenía una personalidad celotipica. También, se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores,  mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres, presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas, manifestaron que Napal no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas. En consecuencia, desobedecía las órdenes judiciales de prohibición de contacto, emitidas por el Juez civil de Sarmiento.  Asimismo, la fiscal Vázquez,  confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM),  diagnostico al procesado,  como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora,  agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera. También se habría llevado  una radio y un  pen drive. Todos los elementos,  eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías,  encontraron la radio y el pen drive,   afuera de la casa de la familia de Yohana Teran. Estaban tirados en la vereda. En tanto, el dinero,  nunca  fue hallado.

Por unanimidad,   el tribunal, integrado por los jueces Daniel Pérez, Jorge Novarino y María Tolemei, dictaron  veredicto de culpabilidad, en el marco del juicio realizado contra Martin Napal, acusado por la fiscalía, por los delitos de homicidio, en grado de tentativa y hurto.

En este contexto, luego de haber concluido la deliberación y analizada la prueba incorporada al debate, los magistrados,  resolvieron condenar al acusado,  como autor penalmente responsable del delito de tentativa de homicidio,  doblemente agravado,  por haber mantenido una relación de pareja con la víctima y por alevosía, en concurso ideal, con aborto preterintencional.

En tanto, el acusado,  resulto absuelto,  por aplicación del beneficio de la duda, respecto de la imputación por hurto simple.

Por último, las autoridades judiciales,  convocaron a las partes,  a la audiencia de debate de la pena. Este acto judicial, tendrá lugar el miércoles 5 de junio, a las 09:00, en la sala de audiencias de la oficina judicial.

El veredicto

En la sala de audiencias de la oficina judicial,  se realizo una audiencia de lectura del veredicto. La fiscalía, estuvo representada por la fiscal Andrea Vázquez y la funcionaria Rita Barrionuevo. El tribuna, l fue integrado por los jueces Daniel Pérez, Jorge Novarino y María Tolomei (participo por videoconferencia desde la oficina judicial de Trelew). El acusado, en tanto, recibió el asesoramiento legal del abogado de la defensa pública, Marcelo Catalano.

En la ocasión, Pérez, explico los fundamentos y la parte resolutiva del fallo. En este sentido, el tribunal,  considero debidamente acreditada la materialidad del hecho.

Con respecto a la autoría, luego de deliberar,  los jueces,  arribaron al veredicto unánime de culpabilidad,  en cabeza de Martin Napal.

En este sentido, señalaron,  que realizaron una valoración integral,  del material probatorio en su conjunto.

A ello, agregaron,  que tienen por probado,  el indicio de la huella  dactilar del imputado, hallada en el panel de la ventana del living de la casa de la víctima. Otro de los indicios de presencia, que valoro el  tribunal,  fue el hallazgo de los rastros del calzado de Napal, que iban desde la casa de Yoahana Terán a la vivienda del acusado.

También, coincidieron con los investigadores,  sobre el conocimiento acabado, que el procesado tenia del lugar del hecho. Esta experiencia, le permitió desplegarse ,pese a la ausencia del factor lumínico, concluyeron los magistrados.

En tanto, sobre el teléfono celular de la víctima, el fallo,  establece que las pericias efectuadas, confirman que el aparato registro movimientos el sábado 19 de mayo del 2018, durante el franja horaria-07:46 y 08:06- en la que se registraron los hechos. Asimismo, expresaron,  que se acredito,  que la ex pareja de la víctima,  recibió los mensajes agraviantes y que  la clave del patrón del celular,  solo era conocida por Yohana Terán, su hijo de cinco años-que no sabe escribir- y Martin Napal.

En otro orden, se expresaron sobre la pericia científica- efectuada por los profesionales del laboratorio regional forense- en el hisopado al mango del cuchillo,  utilizado para atacar a la mujer. Allí, se constato la presencia de perfil de A.D.N,  de la línea paterna del acusado.

Por otra parte, el tribunal,  sostuvo que el delito de hurto quedo desvirtuado, y en consecuencia aplicaron el beneficio de la duda,  a favor del procesado.

Los agravantes

Con respecto a las agravantes, presentadas por el Ministerio Publico Fiscal, la sentencia,  indica que la alevosía, se configuro al comprobar que la víctima, no presento lesiones defensivas. Asimismo, consideraron,  que el hecho resulto incompleto, por razones ajenas, a las intenciones del autor.

Para los jueces, Martin Napal, pergeño toda la maniobra,  para inculpar al padre de los hijos de la víctima.  Los motivos del  imputado,  fueron los celos y las reacciones agresivas que desplegaba, cuando advertía la finalización de una relación afectiva con una mujer.

En este contexto, también sostuvieron que el imputado, aprovecho una serie circunstancias que conocía, por la relación de pareja,  que había mantenido con  Terán.

En cuanto, a otros elementos de prueba sobre la autoría, los magistrados, sostuvieron que la fiscalía,  pudo acreditar  el desarrollo de distintas acciones de Martin Napal,  que caracterizan a la violencia de género.

En función de ello, tuvieron por acreditado,   que el imputado ejerció violencia psicológica, física y simbólica, en  sus relaciones de pareja anteriores, incluida la que mantuvo con Yohana Terán.

En suma, el menosprecio hacia el género femenino, su libertad e intimidad, fueron consideradas como parte del contexto, en el que se produjo el ataque mortal que sufrió la joven.

Finalmente, la funcionaria Rita Barrionuevo, peticiono el mantenimiento de la prisión preventiva de Napal, hasta que la sentencia, adquiera el grado de firmeza requerido. Por su parte, Catalano no formulo oposición al pedido de los acusadores. En tanto, solicito, que su asistido sea trasladado al pabellón n° 9 de la alcaldía policial de Comodoro Rivadavia.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía,  ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo, de una cucheta. En la habitación,  también se encontraba  su otro hijo,  de 5 años.

En este marco,  los investigadores,  señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen, del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la víctima, logro despertarse  y comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana,  llego de forma inmediata y le quito el puñal que tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal,  se escapo por la misma ventana,  que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima,  fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos,  le realizaron intervenciones quirúrgicas,  para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana,  perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado,  y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella,  se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado,  y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado,  tenía una personalidad celotipica. También, se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores,  mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres, presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas, manifestaron que Napal no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas. En consecuencia, desobedecía las órdenes judiciales de prohibición de contacto, emitidas por el Juez civil de Sarmiento.  Asimismo, la fiscal Vázquez,  confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM),  diagnostico al procesado,  como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora,  agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera. También se habría llevado  una radio y un  pen drive. Todos los elementos,  eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías,  encontraron la radio y el pen drive,   afuera de la casa de la familia de Yohana Teran. Estaban tirados en la vereda. En tanto, el dinero,  nunca  fue hallado.

Luego de cuatro días de audiencias de debate, en las que se escucharon más de cuarenta testimonios,  e igual número de medios de prueba documentales, el tribunal colegiado  dio por finalizada la etapa de producción de la prueba.

En tanto, convoco a las partes, para que mañana, a partir de las 07:30, expongan sus alegatos finales. Luego de esta instancia judicial, los magistrados, informaran la fecha designada  para la lectura de la resolución judicial

Luego de la  formulación de interrogatorios,  a ocho testigos,  que expusieron mediante el sistema de video conferencia,  desde las ciudades de Rawson, Comodoro Rivadavia y Puerto Madryn, los jueces Daniel Pérez, María Tolomei y Jorge Novarino, dispusieron un cuarto intermedio, hasta mañana a las 07: 30.

En esa ocasión, la fiscal Andrea Vázquez, deberá desarrollar su alegato final. Allí  deberá explicar,  cuáles fueron las pruebas producidas en el juicio,  que permitirán atribuirle a Martin Napal, la materialidad y autoría del delito,  endilgado por la acusadora.

Del mismo modo,  los abogados defensores, Marcelo Catalano y Gustavo Oyarzun, intentaran demostrar la acreditación de una hipótesis contraria, a la del Ministerio Publico Fiscal.

La jornada, se inicio con la exposición de un oficial de policía, que realizo la primer intervención en el lugar del hecho y auxilio a la víctima. Este testigo, confirmo que observaron rastros de calzado, que salían desde la casa de Yohana Teran, y terminaban en la puerta de ingreso a la vivienda de la familia de  Martin Napal.

Por otra parte, tres integrantes de la división de policía científica y el área de criminalísticas ilustraron al jurado, respecto de las intervenciones y pericias efectuadas, en el marco de la investigación de la causa

El imputado tiene un comportamiento desajustado a las normas sociales

Asimismo, el licenciado en psicología,  Daniel Schulman, integrante de  Equipo Técnico Multidisciplinario (E.T.M),  esclareció las conclusiones, referidas a los estudios sobre el análisis de riesgo en el seno de la pareja y el perfil psicológico del acusado.

En este contexto, explico, que para dicha tarea, analizo los elementos de legajos de investigación contra Martin Napal, por casos anteriores al hecho. También, entrevisto a la víctima, a su madre y una hermana.

Así,  pudo establecer, que la víctima se mostraba muy vulnerable,  y  que su percepción de riesgo,  era muy alta. A ello,  agrego que el imputado,  había tenido un comportamiento violento, contra Yohana Teran, y lo  expresaba en forma verbal  y psicológica. Estas actitudes del procesado,  también se registraron, con sus dos parejas anteriores. Las circunstancias de agresiones, se intensificaban, cuando Napal,  advertía que las situaciones de parejas se extinguían, concluyo el profesional.

Por último, Schulman,  afirmo que el acusado  mostraba un comportamiento desajustado,  a las normas sociales, al momento de resolver los conflictos.

Por su parte, el licenciado en ciencias criminalísticas,  Alberto Enhes (E.T.M) proyecto imágenes para ilustrar su pericia referida a la mecánica del hecho. En sus conclusiones, señalo que el autor ingreso a la casa por una ventana. Luego apuñalo a la víctima y se retiro.

Asimismo, agrego que no hubo una acción defensiva por parte de Yoahana Teran. Consultado sobre la posibilidad, que la propia víctima se haya infringido la lesión, el profesional,  considero que al menos que la mujer sea una contorsionista, es prácticamente imposible.

En este sentido, explico que por el grado de la lesión y el lugar donde se produjo, Yohana Teran, no cuenta con la fuerza suficiente para autolesionarse.

Por último, dos integrantes del cuerpo médico forense, informaron las conclusiones de los análisis y el perfil de la personalidad del imputado

El caso

El hecho que investigo la fiscalía,  ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo, de una cucheta. En la habitación,  también se encontraba  su otro hijo,  de 5 años.

En este marco,  los investigadores,  señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen, del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la víctima, logro despertarse  y comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana,  llego de forma inmediata y le quito el puñal que tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal,  se escapo por la misma ventana,  que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima,  fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos,  le realizaron intervenciones quirúrgicas,  para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana,  perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado,  y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella,  se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado,  y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado,  tenía una personalidad celotipica. También, se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores,  mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres, presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas, manifestaron que Napal no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas. En consecuencia, desobedecía las órdenes judiciales de prohibición de contacto, emitidas por el Juez civil de Sarmiento.  Asimismo, la fiscal Vázquez,  confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM),  diagnostico al procesado,  como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora,  agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera. También se habría llevado  una radio y un  pen drive. Todos los elementos,  eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías,  encontraron la radio y el pen drive,   afuera de la casa de la familia de Yohana Teran. Estaban tirados en la vereda. En tanto, el dinero,  nunca  fue hallado.

En la sala de audiencias de la oficina judicial de Sarmiento, se escucharon los testimonios de diez profesionales, integrantes del área de salud , la brigada de investigaciones, el Equipo Técnico Multidisciplinario (E.T.M), y el laboratorio regional forense,  respectivamente. En este contexto, los médicos, confirmaron que Yoahana Terán,  llego en estado crítico al hospital regional y corrió riesgo de vida.

Para mañana, desde las 08:30, se recepcionaran ocho testimonios,  mediante el sistema de video conferencia, desde las oficinas judiciales de Rawson, Puerto Madryn y Comodoro Rivadavia. Asimismo, está previsto, que las partes desarrollen sus alegatos finales, en  el marco del juicio oral y público contra Martin Edgardo Napal (31).

En la continuidad de las audiencias de debate, dos integrantes de la brigada de investigaciones de Sarmiento, relataron su intervención, en la investigación de la causa. En este sentido, señalaron que en una entrevista realizada a la víctima, la mujer,  pudo confirmar que en la madrugada del 19 de mayo del 2018,  escucho un fuerte ruido que la despertó. Luego, observo la figura de una persona,  que salía hacia el exterior de la vivienda por la ventana de su habitación. Alli, advirtio que tenia un cuchillo clavado en su espalda y pidio ayuda a su madre.

En este orden, Yohana Terán, aseguro a los investigadores,  que la relación con Martin Edgardo Napal, estaba en una etapa de distanciamiento.

Con respecto, a su teléfono celular, sostuvo que, su hijo -de cinco años de edad- y el imputado, eran las únicas personas que conocían la clave. En este marco, también,  afirmo que el padre de sus hijos, nunca había estado en la vivienda, que compartían junto a su madre.

Perdió la capacidad de tener hijos propios

En tanto, los cirujanos,  que atendieron a la víctima, durante la jornada del 19 de mayo del año pasado, relataron las dos intervenciones quirúrgicas,  que debieron realizar a la paciente. En este contexto, informaron que la mujer, ingreso con un shock hipovolemico y su condición de gestante, provocaba que su sistema circulatorio, derivara la sangre al niño, poniendo a Yoahana Terán en situación de riesgo de vida.

Por otra parte,  señalaron,  que la decisión de extirpar el útero de la mujer,  tuvo como principal consecuencia, la perdida de la capacidad de tener hijos propios.

Finalmente, la doctora en bioquímica del laboratorio regional forense, Noelia Massari, describió los objetivos de las pericias y estudios genéticos efectuados, por pedido de los investigadores.

Asimismo, el informático Jorge Gonzales,  integrante del Equipo Técnico Multidisciplinario (E.T.M) del Ministerio Publico Fiscal, explico las pericias efectuadas, en los equipos telefónicos de la víctima y el imputado.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía,  ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo, de una cucheta. En la habitación,  también se encontraba  su otro hijo,  de 5 años.

En este marco,  los investigadores,  señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen, del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la víctima, logro despertarse  y comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana,  llego de forma inmediata y le quito el puñal que tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal,  se escapo por la misma ventana,  que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima,  fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos,  le realizaron intervenciones quirúrgicas,  para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana,  perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado,  y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella,  se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado,  y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado,  tenía una personalidad celotipica. También, se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores,  mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres, presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas, manifestaron que Napal no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas. En consecuencia, desobedecía las órdenes judiciales de prohibición de contacto, emitidas por el Juez civil de Sarmiento.  Asimismo, la fiscal Vázquez,  confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM),  diagnostico al procesado,  como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora,  agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera. También se habría llevado  una radio y un  pen drive. Todos los elementos,  eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías,  encontraron la radio y el pen drive,   afuera de la casa de la familia de Yohana Teran. Estaban tirados en la vereda. En tanto, el dinero,  nunca  fue hallado.

Por pedido de la funcionaria de fiscalía Rita Barrionuevo, el  juez Alejandro Rosales  resolvió mantener la medida de prisión preventiva de Martin Edgardo Napal (31), acusado por el Ministerio Publico Fiscal como presunto autor del delito de tentativa de homicidio doblemente agravado.  Asimismo, confirmo que desde  el 27 al 29 de mayo,  se celebraran las audiencias de debate oral y público. La primera jornada se desarrollara en la localidad de Rio Mayo.

En la sala de audiencias de la oficina judicial se realizo una audiencia de revisión de la medida de coerción. El acto judicial fue presidido por el magistrado Alejandro Rosales. La fiscalía estuvo representada por la funcionaria Rita Barrionuevo. Por la defensa pública, asistieron los abogados adjuntos Marcelo Catalano y Gustavo Oyarzun.

El acusado, participo mediante el sistema de video conferencia desde la oficina judicial de Comodoro Rivadavia. Se encuentra alojado en el pabellón 9 de la alcaidía policial de esa ciudad.

Sobre la  discusión en relación al mantenimiento de la medida restrictiva de la libertad,  Barrionuevo, aseguro que no variaron las condiciones, por las cuales se dicto la prisión preventiva.

En consecuencia, repaso los riesgos procesales basados en las características del hecho y el peligro de fuga por la pena en expectativa. En este sentido, recordó que desde el inicio del proceso, diferentes jueces intervinieron en las siete revisiones de la medida de coerción. En todos los casos, los magistrados coincidieron en mantener la detención del sospechoso.

Con respecto al plazo, la parte  acusadora propusieron que se mantenga la medida hasta la finalización del juicio oral y público.

En este marco,  Oyarzun expreso que discrepaba con la reiteración de los criterios que viene utilizando las representantes del Ministerio Publico Fiscal, en esta causa. En este sentido, requirió la libertad inmediata de Napal.

En otro orden, peticiono al juez la  morigeración de la medida de coerción y ofreció que el imputado  permanezca en el domicilio de uno de sus hermanos en Comodoro Rivadavia, hasta que sea convocado a la próxima instancia judicial.

Por otra parte, Napal utilizo su derecho a declarar en esta etapa del proceso. El acusado indico «le digo a la señora fiscal que se quede tranquila porque yo voy a estar en el debate».

Así las cosas, Rosales , resolvió hacer lugar al pedido del Ministerio Publico Fiscal. En consecuencia, el acusado continuara detenido hasta la finalización de la etapa de juicio oral y público.

El caso

El hecho que investigo la fiscalía, ocurrió  el sábado 19 de mayo del año pasado,  a las 8:00, en la vivienda ubicada  en la calle Rafael De La Fuente, casa n° 2, de la localidad de Rio Mayo.

En esa ocasión,  Yohana Teran -embarazada de aproximadamente veinticinco semanas- se encontraba  durmiendo junto a su hija  de 2 años, en la cama de abajo de una cucheta. En la habitación, también se encontraba  su otro hijo, de 5 años.

En este marco,  los investigadores señalan  que Napal aprovecho esa situación de indefensión, e intento matar a Yohana Teran.  La apuñalo por la espalada,  entre el tórax y el abdomen del lado izquierdo. Para concretar el ataque, utilizo un cuchillo de 33 centímetros de largo.

Asimismo, informaron que la victima logro despertarse. Luego comenzó a gritar “mamá, mamá sácame el chuchillo, sácame el cuchillo”. La  madre de Yohana, llego de forma inmediata. Le quito el puñal que su hija tenía clavado en la espalda.

Para los investigadores,  Napal, se escapo por la misma ventana, que abrió para ingresar a la casa de su ex novia.

Como consecuencia del brutal ataque,  la víctima fue llevada  de urgencia al Hospital Regional de Comodoro Rivadavia. Allí, los médicos le realizaron intervenciones quirúrgicas para   realizarle  una cesárea -el feto estaba sin vida-   extirparle el útero y el bazo.

A raíz de estas operaciones, Yoahana, perdió la capacidad de engendrar. Quedo hospitalizada en terapia intensiva, en grave estado y con riesgo de vida.

En otro tramo de la pieza de investigación, aseguran que Martin Napal, conocía el estado de embarazo de Yohana Teran. Ella se lo había comunicado. También se supo que la pareja se había distanciado y se veían esporádicamente.

Con respecto a las características de la relación, se indico que el  acusado tenía una personalidad celotipica. También se señalo que Napal, sospechaba que la niña que esperaba la víctima, no era su hija biológica.

En este marco, los acusadores mencionaron que en los años 2016 y 2017, otras dos mujeres presentaron denuncias contra el acusado. En esos casos, las victimas manifestaron que Napal, no aceptaba la finalización de esas relaciones afectivas y desobedeció órdenes judiciales de prohibición de contacto.  Asimismo, Vázquez, confirmo que un informe del Equipo Técnico Multidisciplinario (ETM) diagnostico al procesado, como una persona de conducta transgresora.

A  todo esto, la parte acusadora, agrego que el imputado sustrajo 500 pesos de una billetera, una radio y un  pen drive. Todos los elementos eran propiedad de la madre de la víctima. Los policías encontraron la radio y el pen drive  afuera de la casa, tirados en la vereda. En tanto, el dinero nunca  fue hallado.