Tag

nafta

Browsing

El kirchnerismo presentó un proyecto en el Congreso para congelar las subas de los combustibles por un año y retrotraer los valores de los mismos al 30 de diciembre de 2017, cuando el litro de súper costaba $22,66. Lo que se busca es declarar la “Emergencia para los Usuarios Viales en todo el territorio nacional”, informó TN.

El texto prevé que esa declaración congele por el plazo de un año cualquier aumento en los precios de los combustibles. Las empresas, más allá de la caída de más de $4 que tuvo el tipo de cambio en las últimas dos semanas, no tienen planificado volver atrás con los valores en las estaciones de servicio ya que aún creen que los precios están atrasados, publicó Radio La Voz.

Además de la suspensión de incrementos, el proyecto implica que los precios vuelvan atrás. Como referencia el texto recomienda los valores de YPF, la principal compañía del sector, del 30 de diciembre de 2017. Ese día el litro de súper costaba en surtidores $22,66. Desde ese momento los precios aumentaron un 66%.

 

 

Diario El Andino

Durante este fin de semana, las petroleras comenzaron a cambiar sus precios, ya que entre el sábado y domingo Shell e YPF aumentaron sus naftas entre un 9% y un 10%, luego de que anteriormente Axión hiciera un incremento del 8% en sus combustibles.

Desde que asumió el presidente Mauricio Macri, los aumentos en lo que respecta a las naftas han sido muchos y muy elevados, y por eso mismo desde BigBang te presentamos siete consejos para que evites gastar de más y puedas ahorrar así combustible con tu auto.

Velocidades constantes

Mantener velocidades constantes es una de las herramientas que mejor funcionan. Las aceleraciones bruscas y los cambios en el ritmo de marcha aumentan el consumo, por lo que cuanto más pareja se logre mantener la velocidad (si es en una autopista o ruta funciona mejor), menos vas a consumir.

Cuidado correcto del auto

Mantener el auto en buenas condiciones ayuda a evitar un consumo desmedido. Por ejemplo, un filtro de aire limpio permite un flujo de aire correcto hacia el motor, y lo mismo sucede con el aceite, por lo que mantener el vehículo en pleno funcionamiento ayuda, y mucho.

Aire acondicionado

El aire acondicionado aumenta el consumo, por lo que para evitar un mayor gasto, mientras se pueda, lo mejor es no encender el aire. Del mismo modo, ayuda ir con las ventanillas cerradas, ya que el ingreso de aire al vehículo genera cierta resistencia.

Evitar peso extra

Hay que evitar el peso extra en un vehículo, porque tener el auto cargado con objetos innecesarios incrementa el gasto de combustible, sobre todo si los objetos son llevados en el techo.

No exigir de más al auto

En condiciones normales hay que hacer los cambios entre 2.000 rpm (revoluciones por minuto) y 3.000 rpm, por lo que es importante no exigir el auto de más.

Inflar las gomas

Presión correcta de neumáticos. Además de ser fundamental para tu seguridad, un auto con gomas desinfladas consume más.

La presión justa depende de cada vehículo (está en el manual de cada modelo), pero en general ronda las 25 libras para ciudad y 35 para ruta.

Apagar el motor cuando parás un rato

Si te detenés más de un minuto apagá el motor. Estar parado gasta más nafta de la que pensás.

Cuánto cuesta llenar el tanque este mes

Según un relevo realizado por TN, en octubre de 2017 llenar el tanque de un Fiat Palio costaba alrededor de $1000, mientras que ahora el mismo auto cuesta $1800.

Del mismo modo, llenar el tanque de una camioneta  Ford EcoSport costaba en octubre del año pasado cerca de $1200, pero este mes ya cuesta casi $2000.

En esta sintonía, el tanque lleno de un Volkswagen Gol costaba en octubre pasado $1200, mientras que ahora está cerca de los $2000.

 

 

BigBangNews

Las estaciones de servicio de YPF aumentaron el domingo el precio de sus combustibles en un 10%, en tanto que en Axion la suba fue del 8,9%, el resto de las petroleras actualizarán sus precios a partir de hoy. Estos incrementos se suman los ya realizados a principios se septiembre que oscilaron entre el 8 y 12%.

Con este incremento el litro de la nafta Súper llega a $40,94; la Infinia a $46,68; el Diesel Euro a $40,11 y la Diesel 500 a $34,31. En lo que va del año, la nafta súper lleva acumulado un aumento de casi 60%. mientras que el gasoil promedió un 63%, La nafta premium tuvo un incremento promedio del 63,7%.

Desde la Federación de Expendedores de Combustibles del Centro de la República (Fecac) justificaron el aumento “Las fuertes subas del tipo de cambio generan fuertes presiones sobre los precios de los combustibles líquidos que, de todos modos, vienen incrementándose todos los meses sin alcanzar valores de equilibrio, luego del atraso producido por el acuerdo de precios firmado a comienzos de mayo por el anterior Ministerio de Energía y las principales compañías petroleras que, si bien se cumplió sólo durante pocas semanas, generó un atraso que todavía no ha sido eliminado”.

 

 

Comuna 13 Online

El gobierno nacional impulsó la desregulación y dolarización del mercado de los combustibles, con el argumento de que los aumentos en los precios de las naftas iban a determinarse por las variaciones del petróleo internacional, pero también por las del dólar. Sin embargo, cuando el crudo -como por ejemplo el de referencia WTI. disminuyó su precio, los combustibles argentinos se mantuvieron en un ascenso que acompañó al billete estadounidense.

En casi dos años y medio de gestión macrista la nafta súper de Comodoro y Chubut subió cada vez que lo hicieron el dólar y el crudo, o cada una de esas variables por separado. Nunca tuvo descensos cada vez que el petróleo cayó en sus valores, destaca un informe de la revista El Extremo Sur. Desde diciembre de 2015 y hasta junio de este año, el precio de la nafta aumentó 96,9% y el del dólar creció un 92,4%; mientras que el WTI sólo tuvo una suba del 13,7%.

Desde hace por lo menos tres años y medio el precio de la nafta súper sigue las variaciones del precio del dólar, pero este proceso de intensificó desde la instrumentación del libre mercado en el sector petrolero con la llegada del macrismo. El ritmo ascendente de la nafta y el dólar se sigue ahondando y es de esperar que las últimas devaluaciones de julio y agosto hagan aumentar aún más el precio del combustible y la brecha con el barril de petróleo se siga estirando.

Mientras tanto, el precio del barril Escalante de Chubut se distancia cada vez más de las variaciones alcistas de la moneda estadounidense y del precio de la súper. Desde enero y hasta noviembre del 2015, en el último año del kirchnerismo, el precio de la nafta mantuvo una variación idéntica a la del dólar, inclusive se sostuvo esa tendencia a pesar de la suba del precio del barril de petróleo internacional suscitado durante los meses de abril a junio de ese año.

En ese lapso la nafta súper aumentó un 14,4%, el dólar subió un 11,8% y el precio del WTI bajó un 3,1%.

Con los resultados de las elecciones que pusieron a Mauricio Macri en la Presidencia de la Nación y con la primera devaluación de diciembre de 2015, el dólar pegó un salto significativo y el precio de la nafta súper de Comodoro y Chubut fue subiendo pero a un ritmo menor; recién en mayo de 2016 comenzó a cerrarse la diferencia y a lo largo de toda la gestión macrista fue aumentando al compás del billete estadounidense.

 

 

El Comodorense

El secretario de Energía, Javier Iguacel, anunció que el Gobierno comenzará a publicar “precios indicativos” para el combustible en cada provincia del país, con el objetivo de evitar abusos.

“Los precios en el interior están muy bien. En la Capital y el Gran Buenos Aires hay un desfasaje (de precios) todavía”, afirmó el funcionario en declaraciones a la prensa al salir del Palacio de las Aguas, donde habló el presidente Mauricio Macri. Según dijo Iguacel, la iniciativa está en el orden de “cuánto es el precio razonable, competitivo, en función de los precios actuales de la energía y el dólar”.

El Gobierno pondrá en marcha así un esquema de precios de referencia para que los usuarios estén atentos y puedan escoger la estación de servicio donde cargar en función de cuánto más cerca de esos valores se encuentran los surtidores.

“Vamos a empezar a publicar el precio indicativo de competencia, que es el precio en el surtidor de cada provincia“, informó Iguacel después de la polémica que generaron los doce aumentos de precios para las naftas y el gasoil que hubo hasta el momento en lo que va de 2018.

Según comentaron voceros de la secretaría de Energía, “esa lista dirá cuánto debería costar el litro de nafta súper y premium y también el litro de gasoil común y de mayor calidad en las estaciones de servicio que operan en cada una de las provincias”, aunque afirmaron que el programa todavía está en una etapa inicial.

Iguacel reveló también que tiene en pleno estudio elevar al “20% o 25%” el porcentaje del corte de biodiésel en el gasoil, actualmente en un 10% por ciento, lo que podría “mejorar el precio en surtidor”. El funcionario indicó que la iniciativa está en el orden de “cuanto es el precio razonable competitivo en función de los precios actuales de la energía y el dólar”.

La Dirección de Defensa de la Competencia tiene bajo análisis la estructura de precios de las petroleras desde fines del año pasado. Según supo TN.com.ar, la oficina encargada de vigilar a los mercados no había encontrado en los aumentos registrados hasta mediados de año indicios de cartelización, ya que correspondían a las subas del dólar y el barril de crudo. Pero Iguacel está convencido de que las naftas deberían aumentar menos de lo que dicen las empresas.

 

 

TN

Subirán por un ajuste en el impuesto a los combustibles, aunque el Gobierno frenaría cualquier suba relacionada con el dólar.

Los combustibles aumentarán entre 1,2% y 1,6% desde este sábado por un ajuste en el impuesto a los combustibles, aunque la suba podría ser mayor si las petroleras decidieran ajustar también por la disparada del dólar.

Gabriel Bornoroni, vocero de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos, aseguró a radio La Red que desde este sábado el incremento será del 1,6% para las naftas y 1,2% para el diésel, aunque no se descarta una suba mayor por la devaluación.

“Ya estaba pactado por la ley 27430 (de impuesto a los combustibles), que establece aumentos para marzo, junio, septiembre y diciembre. Serían unos 60 centavos para las naftas y 40 para el diésel”, afirmó.

Sin embargo, aclaró que “esto es por el lado de los impuestos y no tiene nada que ver con lo que las petroleras decidan aumentar por esta corrida cambiaria. Con un dólar a $ 30 decíamos que los combustibles tenían un atraso del 14,2%, pero ahora con la divisa a $40 estaríamos hablando de un 30%”.

Por su parte, desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA) confirmaron también a Clarín que el aumento que arranca mañana es por el ajuste en el impuesto a los combustibles y pusieron en duda en si las petroleras agregarán también un extra por el desafasaje del dólar y la escalada del crudo.

Fuentes oficiales y del sector aseguraron el jueves a Clarín que el Gobierno iba a frenar cualquier aumento relacionado con la corrida cambiaria, y de hecho las empresas -con tanta volatilidad en tan poco tiempo- tampoco tienen aún un marco de referencia preciso como para establecer en cuánto ajustar. Sin embargo, la suba que arrancaría este sábado tiene que ver con un impuesto y no con el dólar.

Hace unas semanas, el precio de los combustibles de YPF, que tiene el 55% del mercado, se incrementó casi 1% por un aumento del biocombustible, componente que supone alrededor del 10% del refinado final de las naftas y el gasoil.

 

 

El Comodorense

Producto de circunstancias nacionales e internacionales, el dólar parece no tener freno en las últimas semanas. Como consecuencia, referentes de las estaciones de servicios sostienen que los combustibles deberán aumentar alrededor de un 20% hasta fin de año para compensar el efecto de la devaluación.

Según el diario Página 12, las empresas buscarán trasladar al público los efectos de la suba de la divisa, por lo que la nafta súper deberá ajustarse 20%, la Premium un 7% y el gasoil 22%. De hecho, para septiembre ya está pronosticada una suba, aunque todavía no están claros los porcentajes.

Los combustibles subieron más del 50% durante el último año, una cifra incluso por encima de la inflación. Sin embargo, si la divisa norteamericana sigue subiendo, es probable que la nafta también lo haga.

En este marco, un relevamiento del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda indicó que la nafta de la Argentina es la segunda más cara de la región. El primer lugar lo ocupa Uruguay.

“La economía argentina tiene además uno de los combustibles más caros en el mundo. Al compararse los valores promedios en dólares, el precio de la Argentina está por encima de África, Asia y América. Sólo se ubica debajo de la región europea”, asegura el informe.

El problema es que el aumento de los combustibles tiene un fuerte impacto en el proceso inflacionario, ya que se traslada a otros precios a través del transporte. El estudio de la Undav sostiene, además, que el poder adquisitivo de la sociedad no acompaña la suba de los combustibles: “En noviembre de 2015 el salario medio alcanzaba para comprar casi 1045 litros de nafta, mientras que en agosto de este año la cifra descendió a 906 litros (-13%)”, registró.

 

 

El Intransigente

En los últimos meses, el sector petrolero sufrió la mayor suba de sus productos de los últimos años, y aún se prevé que se apliquen otros antes de fin de año. Tal es así que a sólo horas del segundo aumento en 15 días, trascendió que habrá otro aumento en el mes de septiembre.

Según medios económicos, el último incremento se debió al ajuste  en los costos de  los biocombustibles, mientras que el próximo se verá fundamentado por la suba de los impuestos.

 

 

Nuevo Diario Web

El Gobierno autorizó un incremento en el precio de venta de los biocombustibles, por lo que la petrolera YPF, propietaria del 55% del mercado, volvió a subir este domingo los precios de las naftas en un porcentaje menor al 1%. De esta manera, los aumentos de combustibles continúan inyectándole presión a la inflación, que en julio arrojó un 3,1% y un acumulado para los primeros siete meses del año de casi 20% (19,6%), según el INDEC.

Desde este domingo, entonces, el precio de la nafta Súper por litro en la Ciudad de Buenos Aires pasó a valer $29,60, cuando hasta ahora estaba $29,37. Además, el litro de Infinia sale $ 35,65; el combustible Diesel 500, $ 25,94; y la Infinia Diesel, $ 31,19.

El ministro de Energía, Javier Iguacel, aseguró a principios de julio que el mercado está liberado y que no iba a intentar ponerle un freno a las subas.

En ese sentido, cabe recordar que YPF aumentó el 5 de agosto el precio de las naftas en todo el país entre un 4,5% y 5,5%. Medida que fue replicada por el resto de las petroleras del mercado local.

 

 

Ambito

Desde el sector petrolero ya estimaban un aumento del 10% en la nafta y el gasoil para los próximos meses, medida que se refuerza con la suba del valor del dólar, que se acerco a los $31 durante la jornada del lunes. Es que la escalada de la divisa norteamericana tendrá un impacto en el precio de los combustibles.

“Independientemente de lo que estuvo pasando estas horas con el valor del dólar, estaba en los cálculos que el combustible en los próximos meses tenga también un leve aumento, pero ya derivado del desfasaje que se arrastra de tiempo atrás entre el valor del crudo y la devaluación, que venía acumulado”, explicó Carlos Gold, titular de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha), a radio La Red.

Aún hay un leve desfasaje en el precio de venta de los combustibles para alcanzar el punto de equilibrio, argumentan las compañías petroleras. Y esperan ajustarlo en los próximos meses.

Según un informe de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la Argentina (Fecac), con información al 31 de julio de 2018 previo a los aumentos más recientes, el atraso estimado de los precios de los combustibles es de 25,1% en el caso del gasoil común, 22,3% en el caso del gasoil premium, 25,9% para la nafta súper y 23,5% en el caso de la nafta premium.

Vale recordar, que el último ajuste en los precios se dio a comienzos de agosto, con subas que promediaron el 5% en todo el país. Fue el noveno incremento del año y desde enero los combustibles acumulan una suba aproximada del 35% en los productos premium y cerca del 30% en el resto.

En Capital Federal, luego de los aumentos más recientes, el precio de la nafta es de $29,37 para la súper y $35,37 para la premium, en el caso de las estaciones de la red de YPF. El gasoil alcanza los $25,72 para común y $30,91 para premium.

“Siempre el aumento lo dispone la compañía petrolera, no la estación de servicio. Nosotros calculamos que todavía existía un margen de un 10%, antes de este nuevo aumento del dólar, que sin duda genera un poco más de presión en el precio”, precisó Gold. El presidente de Cecha estimó quelos próximos aumentos podrían ser graduales, con subas de 5%, de acá a fin de año.

“La cotización del dólar a casi $30 genera un poco más de presión. Un barril de crudo en dos días tuvo una apreciación que ya convertido es de $150. El barril de crudo se compra en dólares pero se paga en pesos. Es el principal insumo para la compañía que refina el petroleo”, agregó Gold.

 

Radio Mitre