Tag

Nadal

Browsing

El español Rafael Nadal, considerado el mejor tenista de la historia sobre superficie de polvo de ladrillo, volverá a competir el mes próximo en el Masters 1000 de Roma, torneo que conquistó en nueve ocasiones, en su regreso al circuito luego del receso que motivó la pandemia de coronavirus, según quedó confirmado hoy al conocerse la lista de inscriptos.

El mallorquín Nadal, de 34 años y segundo en el ranking mundial de la ATP, compitió por última vez en febrero cuando conquistó el abierto de Acapulco, luego sobrevino el receso por la pandemia y, en el regreso del circuito previsto para la semana próxima en Cincinnati, no estará como así tampoco lo hará en el US Open que comenzará el 31 de agosto, en ambos casos por razones de seguridad sanitaria.

Nadal, 12 veces campeón de Roland Garros y defensor del título en Roma, será una de las atracciones del torneo que también tendrá al serbio Novak Djokovic, número uno del mundo y anunciado hoy en la nómina de inscriptos que publicó el sitio oficial del certamen que se juega en el Foro Itálico.

Además de Nadal y Djokovic, el Masters 1000 de Roma tendrá al argentino Diego Schwartzman, semifinalista el año pasado, al austríaco Dominic Thiem, al ruso Daniil Medvedev, al griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev, entre las figuras más destacadas.

En otro orden, el director del abierto de Roma, Sergio Palmieri, adelantó hoy que aquellos tenistas que alcancen las semifinales en el US Open programado entre el 31 de agosto al 13 de septiembre, tendrán derecho a debutar en la capital italiana no antes del miércoles 16 de septiembre.

El abierto de Roma tuvo a lo largo de su historia a tres campeones argentinos: Guillermo Vilas en 1980, José Luis Clerc en 1981 y Alberto Mancini en 1989, señaló Télam.

Pareció que el Torero renacía, pero no pudo: Rafael Nadal quedó eliminado en los cuartos de final del Australian Open al caer ante Dominic Thiem por 7-6 (7-3), 7-6 (7-4), 4-6 y 7-6 (8-6). El triunfo ante el austríaco le permitía asegurarse el número uno del ranking mundial de la ATP, aunque fracasó en esa misión y en la chance de llegar a su 20° título de Grand Slam.

Ahora, respecto de lo numérico, Rafa quedó sujeto a lo que haga Novak Djokovic, que si supera a Roger Federer en las semifinales y se consagra en la final del domingo ante Thiem o Alexander Zverev, recuperará la cima del ranking.

Fue un encuentro trepidante y definido por detalles, pero en los momentos clave, en los tres tie breaks, el austríaco apareció para frustrar al mallorquín, que incluso tuvo una discusión con la umpire francesa Aurélie Tourte.

Después de perder los dos primeros sets, Nadal sacó su amor propio y se llevó el tercero. Incluso, recuperó un quiebre en el cuarto parcial y sometió a Thiem a una máxima presión. Sin embargo, el austríaco salió a flote en el último tie break y aseguró su pase para las semifinales, en las que se medirá ante Alexander Zverev.

Thiem, N° 5 del mundo, viene atravesando profundos cambios: rompió su relación con la tenista francesa Kristina Mladenovic y cerró la etapa con el entrenador con el que llegó a la elite, su compatriota Günter Bresnik. El chileno Nicolás Massú se mantiene solo al frente como coach, tras incorporarse como asesor al equipo en marzo de 2019, semanas antes de que el jugador abriese sus victorias en torneos Masters 1000 al adjudicarse en Indian Wells ante Roger Federer.

El fichaje reciente -en un rol de consultor- es Thomas Muster, ex nº 1, campeón de Roland Garros y doble semifinalista en Australia. Aquel austríaco conoce bien los retos que persigue su compatriota y ahora ambos están frente a la chance de lograr el primer certamen de Grand Slam, señaló La Nación.

Perdía en el tercer set por 5-1 ante Daniil Medvedev y le ganó en el tie break.

Rafael Nadal parecía que iba a sumar su segunda derrota en Masters de Londres, pero lo dio vuelta y derrotó al ruso Daniil Medvedev por 6-7 (3-7), 6-3 y 7-6 (7-4) en en el grupo Andre Agassi. En consecuencia, el español respira aliviado y sueña con pasar a las semifinales.

Locura en el 02 Arena de la capital británica. Nadie lo podía creer. O sí, porque para vencer a Nadal hay que darle duro todo el tiempo. Recién cuando saluda en la red hay que darlo por perdido. De hecho, confesó: «Hoy fue un día en los que deberías perder. Son esos partidos que ganás una de mil veces«.

A pesar de semejante declaración, su espíritu de lucha incansable nuevamente lo hizo posible. Los dolores físicos quedaron de lado. La precisión y su versión tenística más óptima, también.

A partir de la garra, el esfuerzo y su fortaleza mental, el actual N° 1 del mundo empezó a revertir un encuentro que parecía imposible para cualquier jugador.

Solamente quedaba lugar para que un fuera de serie pueda volver de un 0-4 en el tercero y con break point en contra que lo condenaba a quedar prácticamente eliminado.

Y ni hablar del match point que levantó cuando sacó 1-5 y 30-40. No obstante, tuvo la mente fría, se puso el overol y empezó a jugar con la desesperación de un Medvedev que deseaba cerrarlo lo antes posible y que con esta caída ya siente el regreso a casa.

Los nervios y toda la tensión del escenario le jugaron una mala pasada al jugador de 23 años: se le puso rígido el brazo, cometió más errores no forzados y desde el saque, su gran aliado, no logró maquillar las otras deficiencias.

El tie break del tercero fue adrenalina pura: Rafa llegando hasta a las pelotas inalcanzables y el ruso forzando a las líneas para poder sobrepasar la resistencia española.

Tanto es así que para definir el cierre fue necesario el Ojo de Halcón que corrigió el fallo muy fino del umpire, quien dio como buena un revés paralelo de Medvedev que pasó a centímetros del límite de la cancha.

Después de tanto estrés, Nadal puede levantar las manos tranquilo y seguir con su sueño de ser Maestro por primera vez en su carrera. En consecuencia, deberá superar el viernes en su último partido de la zona al griego Stefanos Tsitsipas.

Si sobrevivió a semejante batalla, ¿por qué no darlo como un candidato al título?, informó Clarín.

El alemán Alexander Zverev sometió a un duro correctivo al español Rafael Nadal en el estreno del número 1 del tenis mundial en el Masters, este lunes en Londres.

Zverev, número 7 de la ATP y vigente campeón del torneo que reúne a los ocho mejores tenistas de la temporada, se impuso por 6-2 y 6-4 en una hora y 24 minutos de juego.

En el otro partido del grupo André Agassi, el griego Stefanos Tsitsipas, número 6 mundial, batió por primera vez en su carrera al ruso Daniil Medvedev(N.4), por 7-6 (7/5) y 6-4.

En el imponente O2 de Londres, Nadal, que regresaba a las pistas tras su baja en París-Bercy, no tuvo opción ante un Zverev que se mostró infalible con su servicio e implacable con un repertorio de golpes que rozó la prefección.

El partido apenas estuvo igualado en los cuatro primeros juegos, donde los dos jugadores conservaron su servicio.

Pero el alemán rompió el servicio de Nadal en el quinto juego y encadenó seis juegos seguidos, que le sirvieron para cerrar el primer set (6-2) y ponerse en ventaja en el segundo (2-0).

Nadal trató de alargar el partido y poner en aprietos al rival, pero Zverev mantuvo la ventaja para cerrar el segundo parcial con 6-4.

Nadal está ahora obligado a ganar a Tsisipas y Medvedev para tratar de meterse en semifinales de un torneo que le puede garantizarle finalizar la temporada como número 1, informó AFP.

El tenista español Rafael Nadal, quien recuperó esta semana el número uno del mundo, viajará mañana a Londres confiado en que podrá jugar desde el domingo el Masters, pese a que no superó los problemas físicos que motivaron su deserción de las semifinales de París, el sábado pasado.

En ese contexto, el tenista nacido en Mallorca hace 33 años, se sometió a una resonancia magnética en Madrid con la que se comprobó que padece una «distensión a nivel recto abdominal derecho», que le impidió presentarse el sábado pasado ante el canadiense Deni Shapovalov en las «semis» de París, torneo que finalmente quedó en manos del serbio Novak Djokovic.

No obstante, «Rafa» decidió someterse a un tratamiento específico en la zona afectada y tiene previsto viajar y entrenar este miércoles en Londres, aunque recién el viernes comenzará progresivamente a ejecutar el saque, que es el golpe que le genera molestias en la zona afectada, según allegados al tenista.

Nadal desea jugar el Masters que reunirá a los ocho mejores tenistas del año junto al serbio Djokovic, el suizo Roger Federer, el ruso Daniil Medvedev, el austríaco Dominic Thiem, el griego Stefanos Tsitsipas, el alemán Alexander Zverev y el italiano Matteo Berrettini, indicaron.

Rafael Nadal no sólo es el tenista más querido en España: también acaba de lograr lo que pocos: que su casamiento con su novia de hace 14 años, Mery Francisca «Xisca» Perelló transcurra en la «máxima intimidad».

Todo un récord. Sobre todo, si se tiene en cuenta el interés que despierta y que los invitados son reyes, deportistas de elite, figuras del espectáculo y deportistas de alta exposición.

El rey emérito Juan Carlos de Borbón fue de la partida, junto con la reina emérita Sofía. Ambos se trasladaron hasta Mallorca, en Islas Baleares, para llegar hasta la preciosa casona antigua -llamada Sa Fortalesa- en la que se celebró la ceremonia.

Sofía no tanto. Pero el rey Juan Carlos suele estar siempre en las principales finales que juega el tenista y lo alienta desde un palco. Más de una vez Rafael le dedicó un triunfo.

Novia de siempre

El operativo de seguridad es impresionante. «Digno de un presidente», dijeron fuentes militares. Nacido en Manacor, una ciudad en la isla de Mallorca, Nadal dijo desde siempre que querría casarse en su isla y que eso quería que transcurriera en la máxima intimidad.

«Son dos personas que se quieren y que darán un paso fundamental en sus vidas. No quieren ser molestados», dijeron autoridades del municipio, donde Nadal no sólo es una estrella sino que es sumamente querido.

Francisca, a quien todos llaman Xisca, es la pareja de Nadal hace más de 14 años. Los dos tienen pasión por el mismo bajo perfil. No les gusta que su vida sea cuestión pública, aunque entienden lo que significa la exposición a la que está sometido el tenista.

También nacida en Mallorca, hija de un constructor y de una empleada del Ayuntamiento local, Xisca estudió Administración de Empresas.

Hoy se desempeña como directora de Estrategia y Relaciones Públicas de la Fundación Rafa Nadal, como parte de la academia de tenis del mismo nombre. Conoció a Nadal a través de la hermana más chica del tenista (Maribel), con la que coincidió en la escuela.

Desde que se conocieron, forjaron los dos un vínculo que se basó en el apoyo, el compañerismo y la sencillez. Así lo describe el propio Rafael en una de sus biografías.

Secreto absoluto

Tal es su obsesión por el respeto a la intimidad que el tenista se enojó con su círculo íntimo cuando trascendió la fecha de su compromiso y los planes de casamiento.

Parece que muy pocos lo sabían y que lanzó una intensa pesquisa para determinar quién había dado a conocer el dato, que expresamente había pedido que no trascendiera. Hoy todo es celebración.

La pareja ya está casada -ya son marido y mujer- en un convite en el que contó con figuras llegadas de todas partes del planeta. A todos los invitados le pidieron algo especial en la llegada al castillo: que dejaran sus teléfonos celulares fuera de los salones.

Entre los que llegaron de nuestro país figura el tandilense Juan «Pico» Mónaco, hoy en pareja con la modelo francesa Diana Arnopoulos, que reside en Miami.

No se vio al suizo Roger Federer, gran amigo de Nadal, con quien protagoniza los más apasionantes partidos de final de campeonato. El suizo estaba fuera de España y se le hacía difícil llegar.

El día acompañó. Un sol radiante brillaba cuando los autos con los invitados cruzaron la señorial verja de Sa Fortaleza.

El rey Juan Carlos, en la delantera del auto, como le gusta viajar. También se vio a los tenistas Feliciano López, David Ferrer, Albert Costa y Marc López. Todos ellos, acompañados por sus parejas.

Entre los familiares de ambos contrayentes estaban quienes trabajaron en la carrera del tenista, sus tíos Toni y Miguel Angel. También estaba su actual entrenador, Carlos Moyá, con su mujer, Carolina Cerezuela, informó La Nación.

El hasta ahora número uno del tenis mundial, el serbio Novak Djokovic, quedó eliminado este viernes del Masters 1000 de Shanghái tras perder 3-6, 7-5 y 6-3 en cuartos de final contra el griego Stefanos Tsitsipas, una situación que propicia que Rafael Nadal vaya a recuperar el primer puesto de la clasificación de la ATP a partir del próximo 4 de noviembre. El serbio solo defendía puntos este año en Shanghái, tras haber ganado el año pasado el torneo.

Aunque Djokovic consiguió adjudicarse sin problemas el primer set tras romperle el saque en su primer servicio a Tsitsipas, todo se torció para el número uno del mundo al final del segundo set, cuando el griego logró romperle su último servicio y forzó un tercer set de desempate.

El griego resurgió de sus cenizas y se mostró soberbio, robándole el saque al número uno del mundo en el cuarto punto y llevándolo a una derrota que tendrá consecuencias muy negativas para el resto de la temporada.

Ahora, el Masters de París o la Copa de Maestros de Londres se antojan decisivos para dilucidar quién ocupará el número uno a final de año, así lo indicó ABC.

En Shangai, Tsitsipas espera ahora a otro rival duro en semifinales, al ruso Daniil Medvedev, cuarto del mundo, el finalista de un Grand Slam más joven de la historia, que ganó este viernes al italiano Fabio Fognini, número doce del mundo, por 6-3 y 7-6 (4).

Esta tarde se disputarán los otros partidos de cuartos que definirán los otros dos semifinalistas. El alemán Alexander Zverev tratará de frenar al dos veces campeón en Shanghái Roger Federer (número tres del mundo), mientras que el austríaco Dominic Thiem (5) jugará contra el italiano Matteo Berrettini (13).

El español no se pudo preparar de la manera que él esperaba para una de las citas más importantes en el final de temporada.

Rafael Nadal se bajó del Masters 1000 de Shanghai que se disputará entre el 5 y 13 de octubre. El español, que ya no había podido jugar la última jornada de la Laver Cup por una inflamación en la mano izquierda, no se pudo preparar de la manera adecuada para una de las citas más importantes y exigentes del final de temporada.

Nadal ya no había estado en este torneo en 2018, cuando después de abandonar en la semifinal del US Open ante Juan Martín Del Potro por unas molestias en la rodilla izquierda, puso fin a la temporada.

La idea de Rafa es poder recuperarse para poder llegar de la mejor forma física al Masters de Londres, que tendrá lugar en el O2 Arena de la capital británica entre el 10 y el 17 de noviembre. Ese certamen es la gran asignatura pendiente de su carrera, en la que consiguió todos los Grand Slams.

El último plato fuerte de la temporada, en la que ya consiguió aumentar su gloria con nuevos títulos en Roland Garros y el US Open, y donde tiene una buena chance de volver a ser número 1 del mundo, será la fase final de la Copa Davis con España, que se disputará en Madrid del 18 al 24 del mismo mes.

Nadal ha pasado unos días de vacaciones en Bahamas, antes de su casamiento que se celebrará el 19 de octubre en su tierra, Mallorca.

El español, que este domingo buscará su 19º Grand Slam, avanzó a la instancia decisiva con su victoria frente al italiano Matteo Berrettini (24) por 7-6 (6), 6-4 y 6-1.

El español Rafael Nadal, número dos del mundo, se clasificó en la noche de este viernes por quinta vez a la final del Abierto de los Estados Unidos y mañana buscará ante el ruso Daniil Medvedev su cuarto título en Flushing Meadows.

El segundo favorito avanzó a la instancia decisiva con su victoria frente al italiano Matteo Berrettini (24) por 7-6 (6), 6-4 y 6-1 en dos horas y 35 minutos de juego en el estadio principal Arthur Ashe.

Nadal, campeón de las ediciones 2010, 2013 y 2017, buscará su decimonovena corona en un torneo de Grand Slam ya que también acumula un logro en Australia, doce conquistas en Roland Garros y dos en Wimbledon.

 

El español tiene un antecedente con el ruso en el circuito ATP y de carácter reciente, pues le ganó la final del Masters 1000 de Canadá por 6-3 y 6-0.

Medvedev, quinto favorito, venció previamente al búlgaro Grigor Dimitrov por 7-6 (5), 6-4 y 6-3 en la otra semifinal y se instaló por primera vez en su carrera en la definición de un torneo de Grand Slam.

El tenista moscovita, de 23 años, alcanzó la cuarta final consecutiva en el año, después del Masters 1000 de Cincinnati, que le ganó al belga David Goffin; y del Masters 1000 Montreal y el ATP de Washington.

Medvedev se convirtió en el primer ruso en alcanzar una final de Gran Slam de los últimos 14 años, ya que ningún otro compatriota lo había conseguido desde que Marat Safin llegara a la final del Abierto de Australia en 2005.

Tras un accidentado inicio en el torneo, con calambres en las primeros partidos y enfrentamientos con el público en tercera ronda y octavos de final, Medvedev admitió que no esperaba llegar a la final.

«Es una locura. Pero aquí estoy y estoy contento», admitió Medvedev, que se acreditó una bolsa de 1,9 millones de dólares por llegar al último partido en Flushing Meadows.

Dimitrov, número 78 del mundo, fracasó por tercera vez en su intento de alcanzar la final del un torneo grande, tal como le pasó en el Abierto de Australia (2017) y Wimbledon (2014).