Tag

muro

Browsing

Los fiscales federales acusaron este jueves a Steve Bannon y otras tres personas de defraudar a donantes de cientos de miles de dólares en una campaña de recaudación de fondos del muro fronterizo.

Bannon, el exasesor de campaña de Trump, fue arrestado, según un portavoz de la oficina del fiscal de Estados Unidos. El abogado de Bannon no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. Bannon se presentará en Nueva York este jueves por la tarde.

Los cuatro hombres están acusados ​​de supuestamente tomar cientos de miles de dólares donados a un grupo llamado We Build the Wall y usar los fondos para gastos personales, entre otras cosas.

Según los fiscales, Bannon, a través de una organización sin fines de lucro identificada como Non-Profit-1, usó más de US$ 1 millón de We Build the Wall para pagar «en secreto» a otro acusado, Brian Kolfage, y cubrir gastos de cientos de miles de dólares en la cuenta personal de Bannon.

Bannon, Kolfage, Andrew Badolato y Timothy Shea están acusados ​​de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico y un cargo de conspiración para cometer lavado de dinero.

«Como se alega, los acusados ​​defraudaron a cientos de miles de donantes, capitalizando su interés en financiar un muro fronterizo para recaudar millones de dólares, bajo el falso pretexto de que todo ese dinero se gastaría en la construcción», dijo la fiscal federal interina de Manhattan Audrey Strauss dijo en un comunicado. “Mientras aseguraban repetidamente a los donantes que Brian Kolfage, el fundador y rostro público de We Build the Wall, no recibiría un centavo, los acusados ​​planearon en secreto pasar cientos de miles de dólares a Kolfage, que utilizó para financiar su lujoso estilo de vida».

Alyssa Farah, directora de comunicaciones estratégicas de la Casa Blanca, se negó a comentar sobre la acusación el jueves por la mañana.

Bannon se declara inocente

El abogado de Steve Bannon presentó una declaración de su cliente como inocente de los cargos contenidos en la acusación formal revelada contra Bannon el jueves.

El fiscal de SDNY, Nicolas Roos, dijo que Bannon fue arrestado esta mañana alrededor de las 7:15 am en un «yate» frente a la costa de Connecticut. Fue transportado a Nueva York, a donde llegó varias horas después.

El juez Stewart D. Aaron fijó una fianza para Steve Bannon de US$ 5 millones que se garantizará con US$ 1,75 millones en efectivo o bienes inmuebles y dos personas financieramente responsables como cofirmantes.

Bannon también recibirá supervisión previa al juicio y sus viajes se restringirán a los distritos del sur y este de Nueva York, el distrito de Connecticut y el distrito de Washington, DC. Bannon también tendrá prohibido el uso de aviones, yates o barcos privados sin el permiso de la corte.

Bannon será liberado el jueves en estas condiciones, y los términos de la fianza vencen el 3 de septiembre.

La vecinalista del barrio, América Melión, aseguró que la destrucción del muro avanza, desde el impacto que sufrió durante el temporal del 2017 y con las marejadas. Piden que se realicen las refacciones antes de que comience el verano.

El muro del paseo costero en el barrio Restinga Alí sigue deteriorándose, en los últimos días se registró la caída de algunos bloques y piden que se realicen los arreglos necesarios.

América Melión, vecinalista del barrio, aseguró que la destrucción del muro avanza, desde el impacto que sufrió durante el temporal del 2017.“Es un reiterado reclamo, ya cuando fue el temporal hicimos el reclamo, vinieron a ver el paredón pero después lo rompió la marejada”, dijo.

Asimismo, la vecinalista pidió a las autoridades una rápida respuesta. “Espero y reclamo que esto se arregle antes de la época del verano, están cayéndose y sacan los bloques, y en vez de un arreglo y pintada vamos a tener que hacer un paredón nuevo”, advirtió a Canal 9.

Melión además destacó que son necesarias las reparaciones antes de que comience la temporada de verano, ya que cientos de vecinos concurren a la playa.

⚠️🔴🎥#ComodoroRivadavia ll El muro del paseo costero en el barrio Restinga Alí, sigue deteriorándose, en los últimos días se registró la caída de algunos bloques y piden que se realicen los arreglos necesarios.

Publicado por Cholila Online en Viernes, 15 de noviembre de 2019

En la Plazoleta de los Inmigrantes se realizó ayer en Esquel un acto conmemorativo con motivo del trigésimo aniversario de la Caída del Muro de Berlín, en Alemania.

La actividad, organizada por integrantes del Gimnasio Alemán, contó con la presencia del Intendente Sergio Ongarato, funcionarios municipales, descendientes de la comunidad alemana y público en general.
Acompañaron al mandatario municipal la secretaria de Gobierno a cargo, Evelin Austin, y el secretario de Cultura y Educación, Damián Duflós. Es la primera vez que se organiza un acto en Esquel para conmemorar tan significativa fecha.

Convertido en símbolo de la guerra fría y de la división de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial, el Muro de Berlín cayó hacia las 23 horas del 9 de noviembre de 1989, hace ahora 30 años. Todo un obstáculo fortificado y temible, erigido por la Alemania comunista en 1961 para impedir a sus ciudadanos el libre tránsito hacia el mundo occidental.

Desde la organización, Emmanuel Alarcón agradeció la presencia de autoridades y vecinos, y de todos los que colaboraron para la concreción del acto.

“Esta fecha significativa nos involucra a todos porque, precisamente se trata de no tener muros en la sociedad, que no haya nada que nos divida. Porque el objetivo principal debe ser estar todos unidos y en comunión. Por eso es importante poder conmemorar este momento tan importante hoy”, expresó.

Por su parte Nicole Bottcher, del Gimnasio Alemán Esquel, también agradeció a los presentes su asistencia y a la Municipalidad por su colaboración.

“Esta ha sido en parte una iniciativa de mis alumnos del gimnasio. Hacen ya 30 años que se cayó el muro de Berlín y es una fecha muy significativa. Yo soy alemana y hace seis años inauguramos el Gimnasio Alemán, con la idea de enseñar la lengua y la cultura alemana en esta ciudad”, señaló.

Asimismo contó, “yo nací con el muro, crecí con el muro hasta que se cayó. Hay muchos muros en el mundo. El de Berlín era muy diferente, era de cemento, de alambre. Yo lo conocí, teníamos familia del otro lado, les llevábamos escondidas latas de atún, de ananá, de durazno, porque eso no lo tenían ellos. También revistas. Las escondíamos abajo de la alfombra del auto. Si las encontraban nos las quitaban cuando cruzábamos la frontera para ir a la Alemania Oriental”.

“CON FUERZA, TRABAJO Y VOLUNTAD TODO ES POSIBLE”
“El 9 de noviembre de hace 30 años, yo estaba durmiendo y vino a mi casa un amigo a decirme que se había abierto el muro. Yo no entendía nada. Fuimos en moto a la frontera. Y era una fiesta en la calle, autos tocando bocinas, banderas, gritos. Era una fiesta del mundo”, relató Bottcher.

La caída del muro “fue una alegría para todos pero, después hubo que trabajar mucho para lograr la reunificación de las dos Alemanias. No fue fácil la integración y aún hoy es muy notable la diferencia. Pero con fuerza, con trabajo y voluntad todo es posible. Mi mensaje es que tratemos de no construir más muros. Tenemos que vivir con lo que tenemos y tratar de ser felices, tratar de ser más tolerantes”.

ANSIAS DE LIBERTAD
A turno, el Intendente Sergio Ongarato, contó que su abuelo materno era descendiente de alemanes “y sufrió mucho en su juventud por los horrores de la guerra, si bien él estaba en Argentina. Luego sufrió por la construcción del muro de Berlín, creado para dividir. Cuando cayó el muro, mi abuelo me dijo que por más muros que se hagan las ansias de libertad de la gente puede más. El pueblo alemán, después de todo lo que pasó, tenía esas ansias de libertad tan fuertes”.

“Esto creo que es el gran ejemplo que debemos tener respecto de la caída del muro de Berlín: el hombre pelea por recuperar su libertad. Una vez que la libertad se logra no es todo color de rosas, surgen cosas muy complejas pero el poder trabajar en conjunto es otro desafío. Creo que estos 30 años de la caída del muro de Berlín, nos invita a reflexionar y a aprender a valorar lo que tenemos”, concluyó.-

En 2018 se destinaron alrededor de 13.000.000 de pesos para la construcción de 14 muros de contención y, para este 2019, está previsto un presupuesto de $30.000.000 para este tipo de obras. Sobre el tema, el secretario de Infraestructura del Municipio, Miguel Pagano, señaló que “las características topográficas de Comodoro fijan a los muros de contención como prioridad en la agenda de obra pública”.

Cabe mencionar que, este tipo de infraestructura evita derrumbes, desmoronamientos y deslizamientos del suelo, que por las
particularidades del terreno, deben levantarse en gran parte de la ciudad. En estos últimos dos años, la inversión total destinada a estas obras supera los $44,5 millones, brindando una solución integral a vecinos de 13 barrios.

Al respecto, Pagano detalló que “trabajamos con 3 tipos de muros de contención, según la complejidad del suelo y la funcionalidad de la estructura: hormigón armado, mampuesto petroquímico relleno de hormigón y el denominado mampuesto blockon. Todos demandan distintos plazos de ejecución y brindan una solución real a cada problemática de derrumbe, desmoronamiento o deslizamiento”, aseguró.

En cuanto a las obras ejecutadas de construcción de muros a lo largo del año pasado, las mismas se ejecutaron en los barrios: Quirno Costa; Ceferino Namuncurá; Jorge Newbery; San Cayetano; Máximo Abásolo; Pietrobelli; San Martín; Balcón del Paraíso y Las Flores; “poniendo fin a la situación de riesgo a la que se exponían permanentemente los vecinos de las zonas con peligro de derrumbe”, indicó.

En tanto, para este 2019, el funcionario especificó que “la inversión alcanzará a $30.000.000 en los barrios Gral. Mosconi; Pietrobelli; Jorge Newbery y Sismográfica; mientras que otras 4 se ejecutan a buen ritmo en los barrios San Martín y San Cayetano, y se prevé finalizarán en las siguientes semanas”.

Próximas obras

Por otro lado, el secretario de Infraestructura, adelantó los proyectos de muros de contención que restan para la segunda mitad del año y describió los trabajos que se llevarán a cabo para mejorar la calidad de vida de los vecinos del Jorge Newbery, Quirno Costa y San Martín.

“Este tipo de obra pública forma parte de los principales frentes de trabajo por el impacto que tienen en el mejoramiento de la calidad de vida de la gente; poniendo fin a la amenaza de deslizamiento del suelo sobre las propiedades, afectando a los vecinos, y en espacios comunes como los pasajes peatonales y de circulación vehicular”, subrayó y aseguró que “la gran inversión da cuenta de la necesidad de construir este tipo de proyectos que contienen los deslizamientos a causas de los
efectos climáticos como las lluvias”.

El presidente de EEUU viajó a Calexico, California, para observar un segmento del muro y conversar con agentes de la Patrulla Fronteriza.

El presidente estadounidense, Donald Trump, llegó este viernes a la localidad de Calexico, en la frontera con México, con un mensaje para los inmigrantes irregulares: Estados Unidos está «lleno».

Trump considera su cruzada contra la «crisis» en la frontera como un eje central de la campaña para la reelección en 2020 y su viaje a Calexico implica que su mensaje llegue a los titulares.

«Recién llegué a Calexico, en California», dijo en Twitter el presidente estadounidense tras aterrizar en la localidad californiana, ubicada a unos 300 kilómetros al sur de Los Ángeles, una semana después de que amenazó con cerrar la frontera.

En una reunión con una patrulla fronteriza, Trump dijo que «el sistema está lleno».

«Ya no los podemos recibir (…) nuestro país está lleno», afirmó el presidente estadounidense, que sostiene que las llegadas de migrantes y refugiados que huyen la frontera en América Central constituyen una emergencia nacional. «No podemos aceptarlos, así que lo lamento pero den media vuelta. Así es la cosa», dijo.

Del otro lado de la frontera, en Mexicali, unas 200 personas protestaron contra Trump con carteles como «Si tú construyes el muro mi generación lo va a tirar» o «Deja de separar a las familias».

Trump provocó un revuelo en sectores políticos y empresariales el viernes pasado al advertir a México que cerraría la frontera común «la próxima semana» y «durante mucho tiempo» si no detenía las caravanas de migrantes que se dirigen hacia el norte.

El presidente retrocedió el jueves y le dio un año a México para frenar el narcotráfico en la frontera antes de imponer aranceles a sus vehículos, aunque sin aclarar si la contención de los inmigrantes indocumentados también tenía ese plazo.

Horas después, Trump volvió el viernes a advertir a los periodistas que no ha cambiado de opinión, a pesar de que celebró en Twitter que México esté «por primera vez en décadas realizando arrestos importantes de ilegales en su frontera sur, antes de que los migrantes inicien su largo periplo hacia Estados Unidos».

«México ha hecho un trabajo fantástico en los últimos cuatro días, están deteniendo a todo el mundo, ayer detuvieron a 1.400 personas», dijo a los periodistas antes de volar hacia California, aunque en Twitter reiteró las amenazas de imponer aranceles del 25% a los coches procedentes de México en caso de incumplimiento.

Un 80% de las exportaciones de automóviles fabricados en México, importante pilar de su producción manufacturera, tienen como destino Estados Unidos y Canadá.

«Si eso no funciona, voy a cerrar la frontera», amenazó, señalando también que está evaluando establecer sanciones económicas por cerca de 500.000 millones de dólares por las drogas que entran a Estados Unidos.

Un terremoto económico

Este viernes un grupo de 20 fiscales generales de distintos estados anunciaron que presentaron una moción ante un tribunal en Oakland, California, para bloquear el desvío de 1.600 millones de dólares de fondos federales para erigir el muro que Trump quiere construir en la frontera.

Trump asegura que hay una emergencia nacional por la afluencia de inmigrantes indocumentados y drogas y que se necesita una acción drástica, pero sus amenazas de un cierre de la frontera generaron preocupación incluso en su propio Partido Republicano, que advirtió sobre las graves consecuencias económicas.

«Cerrar la frontera tendría un impacto potencialmente catastrófico para nuestro país y espero que no haga nada por el estilo», advirtió el líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell.

La frontera entre Estados Unidos y México es de las más transitadas del mundo, con una circulación diaria de cientos de miles de personas y 1.700 millones de dólares en bienes agrícolas, industriales y otros productos de consumo.

Economistas, legisladores y empresarios dijeron esta semana que un cierre sería un terremoto económico que podría provocar miles de despidos, dejar vacías las góndolas de los supermercados en pocos días, clausurar plantas de automóviles y hacer pudrir cargamentos enteros de frutas y verduras.

Desde la puesta en marcha del Tratado Comercial de América del Norte en 1994, renegociado el año pasado a petición de Trump, las economías de los tres países están profundamente imbricadas.

México es la mayor fuente de importaciones agrícolas de Estados Unidos, con cerca de 2,7 millones de toneladas métricas de envíos hacia el norte que nutren al país de alimentos en los meses más fríos en los que los consumidores pueden seguir comiendo sandías, tomates y aguacates.

De esta forma, el presidente de Estados Unidos dice «luchar contra la inmigración ilegal».

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declarará la urgencia nacional «para cerrar la financiación del muro que quiere erigir en la frontera con México con el fin de luchar contra la inmigración ilegal», confirmó este jueves la Casa Blanca.

«El presidente Donald Trump firmará la ley presupuestaria del Gobierno y, tal y como ya dijo, tomará además otras medidas ejecutivas -incluida la declaración de emergencia nacional- para asegurar que se pone fin a la crisis humanitaria y de seguridad en la frontera», señaló la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, en un comunicado.

La nota agregó que, con esta medida, el mandatario está «una vez más» cumpliendo su promesa electoral de «construir un muro» y «proteger la frontera».

El anuncio eliminó el suspenso sobre el destino de un proyecto de ley que proporcionaría solo una porción del dinero que Trump necesita para construir un muro con México, pero también evitaría un nuevo cierre del gobierno.

La confirmación de la Casa Blanca se produjo pocos minutos después de que el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, señalara desde el pleno de la Cámara Alta que el mandatario firmaría los presupuestos y acto seguido declararía el estado de emergencia, informó la agencia de noticias EFE.

El pasado lunes los republicanos y demócratas del Congreso alcanzaron un acuerdo presupuestario que incluye unos 1.375 millones de dólares para construir unos 88,5 kilómetros de muro fronterizo.

Sin embargo, en caso de ser finalmente aprobado por ambas cámaras del Congreso, dicho acuerdo debe ser ratificado por el presidente Trump, quien anteriormente había dicho que no estaba «contento» con el resultado de la negociación.

El propio mandatario había insinuado que, en caso de no obtener del Congreso los 5.700 millones de dólares que reclama para construir el muro fronterizo, optaría por declarar el estado de emergencia, lo que le permitiría recurrir a otras partidas para sufragar el proyecto.

Sanders dijo que la Casa Blanca está «muy preparada» para defenderse en caso de que haya demandas legales contra el Gobierno de Trump por su declaración de una emergencia nacional, pero afirmó que no cree que las haya porque «el presidente está haciendo su trabajo».

En caso de no salir adelante el proyecto y firmarlo Trump, el país corre el peligro de verse abocado a un nuevo cierre del Gobierno, como el que se inició el pasado 22 de diciembre, que dejó paralizada una cuarta parte de la Administración durante 35 días.

La parálisis perjudicó a 800.000 de los 2,1 millones de trabajadores federales, que no cobraron mientras el Gobierno permaneció cerrado, aunque sí recibieron sus salarios tras la reapertura.

 

ellitoral.com

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propuso el sábado un acuerdo de inmigración en un intento por poner fin al cierre parcial del gobierno que ya se extiende por 29 días, pese a que la presidenta de la Cámara Nancy Pelosi y otros líderes demócratas ya habían dicho que rechazarán su plan.

Trump se mantuvo firme en su demanda de 5.700 millones de dólares para financiar un muro en la frontera con México, que será parte de cualquier proyecto de ley para reabrir completamente el gobierno, un ultimátum al que se oponen los demócratas.

El presidente esperaba que al ofrecer nuevas protecciones para algunos inmigrantes indocumentados se pudiese terminar con un mes de estancamiento en el Congreso.

En un discurso en la Casa Blanca, Trump ofreció extender el apoyo a la legislación para proteger a los jóvenes inmigrantes indocumentados, conocidos como «Dreamers», así como a los titulares del estado de protección temporal (TPS).

Describiendo el sistema de inmigración de Estados Unidos como «gravemente roto», Trump dijo que «estoy aquí para romper el atasco y proporcionar al Congreso un camino para poner fin al cierre del gobierno y resolver la crisis en la frontera sur».

Dijo que el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, buscaría una rápida aprobación de la propuesta.

Poco antes de que hablara, la prominente demócrata Pelosi señaló una declaración que la oferta era «inaceptable» y que no «representaba un esfuerzo de buena fe para restaurar la certeza en la vida de las personas».

La líder demócrata añadió que era poco probable que la oferta del presidente obtenga los votos necesarios para ser aprobada por la Cámara de Representantes o el Senado.

Alrededor de una cuarta parte de los programas del gobierno se han cerrado parcialmente por la falta de fondos, mientras Trump ha mantenido firme su demanda por los recursos para el muro que, según ha dicho, mantendría alejados a los inmigrantes ilegales y las drogas.

El cierre parcial ha significado que 800.000 trabajadores federales estén sin permiso o trabajando sin paga desde el 22 de diciembre.

 

ambito.com