Tag

Mundial de Básquet

Browsing

El seleccionado argentino de básquetbol juega desde las 9 ante Polonia en la ciudad de Foshan el último partido correspondiente al Grupo I de la segunda fase del Mundial China 2019, previo al cruce del martes por cuartos de final con rival a definir.

El seleccionado argentino de básquetbol le ganó este domingo a Polonia por 91-65 en la ciudad de Foshan.

De esta manera, se quedó con su Grupo y ahora espera al perdedor de Serbia-España para el partido de cuartos de final del torneo que se disputará este martes a las 8 de la mañana.

 

El seleccionado masculino de básquetbol pasó hoy a los cuartos de final del Mundial de China tras derrotar a Venezuela, dirigido por el argentino Fernando Duró, por 87-67 en la ciudad de Foshan, por la primera fecha del Grupo I de la segunda fase.

El partido jugado en el estadio Foshan International Sports & Cultural Arena contó con los siguientes parciales: Argentina 17-12, 21-13, 25-22 y 24-20.

El alero santiagueño Gabriel Deck (25 puntos, 4 rebotes y 2 asistencias) y el base cordobés Facundo Campazzo (12 tantos y 9 pases gol) fueron las figuras nacionales, al tiempo que el alero venezolano Michael Carrera (19 tantos, 7/10 en tiros de cancha) se convirtió en el mejor de su equipo.

Con esta victoria, Argentina aseguró su pasaje a los cuartos de final, objetivo buscado, y continúa en carrera por uno de los dos boletos a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al tiempo que Venezuela quedó eliminada de la competencia e irá por la reclasificación a la cita olímpica.

La plenitud y el aporte en ofensiva de Scola (7 puntos), la versatilidad y el manejo de Facundo Campazzo y la buena labor defensiva a nivel colectivo, le dieron una ventaja al final del primer cuarto por 17 a 12.

Enfrente, Venezuela plantó un esquema táctico de defensa hombre a hombre y apostó por ataques largos, al filo de los 24 segundos de posesión, aunque Argentina aprovechó la velocidad de piernas de su perímetro y evitó rompimientos y anotaciones fáciles.

El conjunto argentino plasmó su mejor versión en el amanecer del segundo período: defendió intensamente, anotó desde afuera de la línea de 6,25 metros y corrió cuando cortó el circuito de pases venezolano (11 a 2 en ese rubro). Es por eso que los dirigidos por Sergio Hernández se adelantaron por 30 a 20 con 4,32m. por jugarse.

La sociedad compuesta por Campazzo (4 asistencias) y Deck (9 tantos), ambos hombres de Real Madrid de España, le dio frutos en ataque en el tiempo restante, al punto que se disimularon los rebotes ofensivos tomados por el rival (10) y concluyó la etapa inicial arriba por 38-25.

«Parece que estamos debutando, estamos muy nerviosos», reconoció Duró antes del comienzo del segundo tiempo en una nota con la señal internacional de la televisión.

Y esos nervios en Venezuela fueron aprovechados al máximo por Argentina, que tuvo en Campazzo en su mejor expresión desde la conducción. El cordobés aplicó a la perfección el ‘pick and roll’ con Marcos Delía y Deck, como principales asistidos, y además apareció Patricio Garino (10 puntos) en el perímetro para irse 63-47 al frente.

Argentina salió a jugar el último cuarto con sus dos bases suplentes, Nicolás Laprovíttola y Luca Vildoza, y el regreso de Scola, sentado en el tercero por sus tres faltas, y le dio descanso al resto de los titulares. De esta manera y, sin demasiados sobresaltos, el equipo ‘albiceleste’ se llevó un triunfo clave con un aplastante 87-67.

Argentina definirá el primer lugar de la zona el próximo domingo contra Polonia, el otro clasificado a los cuartos, desde las 9 (hora argentina) en Foshan, mientras que Venezuela jugará antes frente a Rusia para definir el tercer lugar del grupo, desde las 5, en la misma sede, así lo reseña Diario Jornada.

-Síntesis del partido-

Argentina (87): Facundo Campazzo 12, Luca Vildoza 3, Patricio Garino 10, Luis Scola 15 y Marcos Delía 6 (FI). Nicolás Laprovíttola 9, Gabriel Deck 25, Agustín Cáffaro 3, Máximo Fjellerup 0, Lucio Redivo 0, Tayavek Galizzi 2 y Nicolás Brussino 2. DT: Sergio Hernández.

Venezuela (67): Heissler Guillent 10, Dwight Lewis 6, José Vargas 0, Miguel Ruiz 2 y Néstor Colmenares 5 (FI). Michael Carrera 19, Windi Graterol 0, Pedro Chourio 2, Luis Belthelmy 11, Gregory Vargas 10 y Jhornan Zamora 2. DT: Fernando Duró.

Parciales: Argentina 17-12, 21-13, 25-22 y 24-20.

Árbitros: Yohan Rosso (Francia), Matthew Albert Myers (Estados Unidos) y Yevgeniy Mikheyev (Kazajistán).

Estadio: Foshan International Sports & Cultural Arena.

La Selección argentina de básquet llega invicta al partido de hoy ante Venezuela, un duelo clave de la primera fecha de la segunda fase del Mundial de China. El partido, válido por el Grupo I, se jugará desde las 9 en el International Sports and Cultural Center de la ciudad de Foshan.

Por la misma zona, Polonia venció a Rusia por 79 a 74. Si el equipo de Hernández derrota a la Vinotinto, clasificará a cuartos de final.

Luego de la fase inicial, en la que Argentina ganó sus tres partidos para liderar la zona B (a Corea del Sur, Nigeria y Rusia sucesivamente), esta segunda rueda del certamen se constituye con cuatro grupos de cuatro equipos. El equipo de Sergio Hernández avanzó con los rusos como escoltas y ambos comparten la llave con venezolanos y polacos.

Cada equipo arrastrará los puntos de la rueda anterior (Argentina y Polonia, también invicto, arrancan con ventaja), y jugará con los dos rivales a los que no enfrentó. Es decir, la selección nacional se medirá con Venezuela (mañana) y Polonia (el domingo, también desde las 9), pero no con los rusos.

Los dos primeros de cada una de estas nuevas llaves se clasificarán para los cuartos de final del Mundial, en los que se enfrentarán con los equipos provenientes del grupo J (Serbia, España, Italia y Puerto Rico).

De la mano de su emblema y capitán, Luis Scola (17 puntos y 9 rebotes promedio), y el talento de Facundo Campazzo (15,3 y 4, más 7 asistencias), Argentina viene a paso firme y selló su buena tarea de la instancia inicial con la victoria sobre Rusia, con el que competía por el primer lugar del grupo.

Venezuela, dirigida por el argentino Fernando Duró, se convirtió por su parte en una de las gratas sorpresas del campeonato: debutó con caída ante Polonia, pero luego se impuso a Costa de Marfil y en el último choque de la fase eliminó nada menos que al anfitrión, China. Pese a ser uno de los equipos más bajos del torneo (1,96 metros de media), el trabajo defensivo de la ‘Vinotinto’ -marca de Duró- ha logrado competir y derrotar a selecciones más físicaso con más centímetros.

«Ahora somos un equipo peligroso», advirtió Duró tras la victoria ante China este miércoles, dada la trayectoria ascendente del conjunto que dirige, cuya autoestima y confianza crecen con cada juego. No obstante, ahora deberán manejar la ansiedad de hacer historia: ser los primeros basquetbolistas venezolanos en competir en una segunda ronda mundialista.

Polonia, al igual que Venezuela, es otra de las gratas sorpresas del Grupo A, y eso que llevaba 52 años sin jugar un mundial.

Liderados por un Mateusz Ponitka estelar (17,3 puntos y 6 rebotes por partido de media en la primera fase), Polonia deberá reafirmar ante Rusia las buenas sensaciones que ha dejado en la primera fase, en la que Waczynski, Sokolowski y Slaughter también han destacado.

Por su lado, los rusos tienen en Kurbanov (10 puntos, 6 rebotes, 4 asistencias de media) y Zubkov (13,7 puntos, 5 rebotes, 2,7 asistencias) a sus mejores hombres y, aunque las platas mundiales de los noventa o la gloria alcanzada en el Eurobasket de 2007 bajo la batuta de Kirilenko parecen tiempos lejanos, se trata de un equipo correoso y luchador, así lo reseña Todo Noticias.

La Selección de básquet sacó adelante el partido más complejo de los que tuvo hasta ahora en el Mundial y venció a Rusia 69 a 61 para ganar el grupo A y meterse invicta en la segunda ronda del certamen. Lo hizo a partir del liderazgo en el juego y en el marcador de Facundo Campazzo, quien sostuvo el triunfo en los últimos instantes y terminó el juego con 21 puntos, 7 asistencias y 6 rebotes. Marcos Delía y Luis Scola lo escoltaron con 13.

«Parece que los tenés, pero nunca los tenés. Rusia es muy fuerte pero pudimos sortear la prueba. Puede sonar soberbio porque yo soy el entrenador principal, pero este equipo ha hecho hasta ahora una producción increíble y se merece todos los halagos. Generalmente juegan bien, pero cuando no lo hacen dejan todo», reflexionó Sergio Hernández en TyC Sports al finalizar el partido.

En un primer cuarto de bajísimo goleo, Argentina mostró una defensa sólida, al nivel de lo que pretendía, y buenas conexiones en ofensiva (6-0), pero con bajísima efectividad y varias pérdidas, lo que fue provocando una merma en el rendimiento.

A partir de entonces, la fluidez se apagó y la Selección anotó apenas 4 de 16 lanzamientos y apenas un triple. Eso, sumado a la falta de opciones para controlar el juego interno ruso, desembocó en un 12-17 (parcial de 17-3 en favor de los dirigidos por Sergey Bazarevich) con que se cerró el primer cuarto.

Así como Rusia tuvo su rato, fue todo de Argentina a partir del segundo período. Sergio Hernández echó mano al equipo y bajó la altura de la formación, con Deck como ala-pivote y Scola como pivote, además del ingreso de Nicolás Laprovittola.

La defensa mejoró, cortó en la primera línea y asfixió al ataque ruso (lo dejó casi cuatro minutos en 0), abriendo así las opciones para correr la cancha y meter un parcial de 18-0 para sacar 10 puntos de ventaja (27-17).

A partir de las pérdidas rusas y la explosión del contragolpe, Argentina tuvo su mejor rato, aunque los europeos se repusieron y recortaron la distancia (que había llegado a 11 a menos de un minuto del final) gracias a un cierre algo desprolijo del equipo de Oveja (39-33).

El tercer cuarto mostró una Selección que prevaleció en la pintura de la mano de Facundo Campazzo y con un gran rato de Marcos Delía (8 en el período), lo que permitió escaparse en el resultado a una máxima de 13 (53-40) a 2 minutos del cierre. Rusia pagó caro sus intentos por acercarse desde la línea de triples con nula efectividad (0-8).

Un par de distracciones defensivas de Argentina le permitieron a los europeos arrancar el último período 11-0 en una ráfaga y volver a sentirse en partido con más de 7 minutos por jugar a partir de su vuelta a las fuentes y de anotar cerca del aro. Recién a través de dos libres Campazzo pudo romper la sequía, pero los rusos se llegaron a poner a dos puntos (57-55).

Sin poder anotar más que un tiro de campo hasta que quedaban 28 segundos, Argentina sobrevivió pese a la falta de ideas gracias al base cordobés, que logró sostener los cuatro de diferencia (65-61) y lo liquidó con los libres luego de un robo de Luca Vildoza.

Así, el seleccionado se metió invicto en la segunda fase, en la que se medirá con Polonia (ganó sus tres partidos del grupo A) y la Venezuela del argentino Fernando Duró, que venció a China y accedió a la próxima ronda y será el primer rival de la Selección el viernes (el domingo será el turno de los polacos). Llegará a esta ronda con un triunfo de ventaja sobre los venezolanos y la propia Rusia, así lo reseña Clarín.

El equipo sudamericano derrotó 79-78 a la poderosa Grecia.

Brasil al fin logró un fuerte golpe en el básquetbol mundial, al vencer a la poderosa Grecia de Giannis Antetokounmpo por 79-78, en un partido que ofreció un infartante final por el Grupo F del Mundial de China.

Kostas Slouzastuvo en sus manos tres lanzamientos libres para igualar el encuentro a 2 segundos de la chicharra, pero justo erró el último para desatar del festejo de los brasileños.

Con esta victoria en Nanjing, Brasil le puso más presión a Argentina, que este miércoles, desde las 9.30, definirá el Grupo B en el partido contra Rusia, en Wuhan.

¿Por qué la presión? Porque el verdadero objetivo para los equipos americanos en este Mundial es lograr una de las dos plazas reservadas para los seleccionados del continente de cara a losJuegos Olímpicos de Tokio 2020. Es que si se da la lógica, Estados Unidos lograría la otra.

Así como Argentina ganó sus dos partidos del grupo, lo mismo hizo Brasil, que ya había derrotado a Nueva Zelanda. Pero si a los de Sergio Hernándezle queda Rusia, a los brasileños les quedará Montenegro, ya eliminado.

La importancia de quedar primero en el grupo es notoria, porque los dos mejores de cada zona arrastran los puntos hacia la segunda fase, donde se unirán entre las zonas contiguas para formar 4 zonas de 4.

En esa instancia, Argentina y Rusia, por caso, se medirán contra Polonia y el vencedor de China-Venezuela. Mientras que Brasil, ya clasificado, jugará en la segunda ronda contra Estados Unidos y el ganador de República Checa-Turquía.

De cada una de esas zonas saldrán dos equipos para los cuartos de final, en el camino hacia las plazas olímpicas y hacia el título, El Clarín.

Argentina sumó su segunda victoria en el Mundial de Básquet que se celebra en China al inclinar este lunes a Nigeria por 94-81 en Wuhan (centro- este).

Por el momento, la Albiceleste sigue cumpliendo con su papel de favorita de su grupo B para pasar a la siguiente fase del campeonato, un objetivo que tiene muy cerca.

En la jornada inaugural derrotó cómodamente 95-69 a la débil Corea del Sur y en la tercera y última fecha le espera Rusia, un combinado a priori más potente que sus dos primeros rivales.

En el Sports Center de Wuhan, los entrenados por Sergio Hernández lograron una importante ventaja en el primer cuarto (28- 17) pero Nigeria reaccionó y el marcador mostraba un 43-43 al descanso.

A la vuelta de vestuarios, el cuadro argentino se reactivó y firmó un parcial de 29-18, consiguiendo una renta que ya no soltaría.

Luego de disputar 21 minutos en el partido contra los surcoreanos, donde le dio tiempo para firmar 15 putos y 9 capturas, el veterano Luis Scola estuvo este lunes 32 minutos en pista.

El ala-pivote de los Shanghai Sharks, de 39 años, sumó en esta ocasión 23 unidades y 10 rebotes, elevando de a poco su nivel con vistas a los partidos decisivos de la cita mundialista china.

Un poco discretos ante los asiáticos, el armador del Real Madrid Facundo Campazzo y el alero Patricio Garino dieron un paso al frente contra los nigerianos y aportaron 14 puntos y 8 asistencias el primero, y 17 unidades y 7 capturas el segundo.

Por Nigeria el hombre más destacado fue el base de los Minnesota Timberwolves de la NBA Josh Okogie, con 18 puntos y 5 asistencias.

Con el triunfo de este lunes Argentina sigue liderando provisionalmente la llave B con 4 puntos, fruto de sus dos victorias, mientras que Nigeria cuenta sus partidos por derrotas.

El Mundial es el segundo torneo internacional que juega la Albiceleste en este verano boreal, después de proclamarse campeona de los Juegos Panamericanos de Lima a principios de agosto contra Puerto Rico (84-66).

La espera terminó. La selección argentina de básquet comenzó su camino en el Mundial FIBA China 2019 frente a Corea del Sur, el primer rival del Grupo B.

Argentina salió a la cancha con Laprovittola, Vildoza, Garino, Scola y Delía. Sergio Hernández decidió cuidar a Facu Campazzo, que viene de recuperarse de un esguince en su tobillo derecho. El equipo comenzó de menor a mayor en el primer cuarto: buen comienzo de Vildoza en ofensiva y, a partir del ingreso de Campazzo, el equipo corrió más la cancha. Se destacó el juego interior de Scola para Delía, lo que le permitió al seleccionado tomar una ventaja de 22-11 al final del primer parcial.

Ya en el segundo, a pesar que Argentina llegó rápidamente a las cuatro faltas, aceleró en ataque y a falta de 4.37 minutos para terminar la primera mitad, sacó ventaja de 16 puntos (38-22) con dos triples consecutivos de Campazzo. El que también tuvo un buen ingreso desde el banco fue Nicolás Brussino -junto a Vildoza, Garino y Deck hicieron su estreno mundialista-. Cuando restaban 3.26, y gracias a un parcial de 13-0, la selección argentina tomó la máxima distancia en el marcador (41-22) con minutos positivos de Gallizzi, que llegó a su tercera falta personal.

Argentina terminó la primera mitad al frente por 43-28, con Facundo Campazzo como goleador con 8 puntos, pero con un goléo repartido, así lo reseña Infobae.

El encuentro se llevará adelante en el estadio Wuhan Sports Centre, de la ciudad de Wuhan, a las 9.30 (20 horas de China), con transmisión de la Televisión Pública y de TyC Sports.

Argentina arriba al Mundial con el objetivo de pasar la primera fase, a diferencias de las ediciones anteriores en las que llegó como uno de los candidatos a la medalla, y finalmente contará con el base Facundo Campazzo, quien sufrió un esguince en el tobillo derecho el pasado lunes en un amistoso contra Rusia.

«Cierre de la práctica con buenas noticias: Campazzo respondió bien a las exigencias del cuerpo médico y estará a disposición de Sergio Hernández para el juego con Corea», informó el Twitter de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB).

«Saber que Facundo ya se está entrenando, no sé si de igual a igual, pero en parte con nosotros es una alegría para el equipo y para él», valoró Hernández en una nota con TyC Sports.

Además del conductor de Real Madrid de España, el entrenador tendrá en sus filas al bonaerense Nicolás Laprovíttola y al marplatense Luca Vildoza como recambios, si el encuentro lo permite.

De esta manera, Argentina arrancará con Campazzo, Nicolás Brussino, Patricio Garino, Luis Scola y Marcos Delía.

En tanto, Corea del Sur es el rival más débil de la zona aunque hizo una buena clasificación (10 victorias y dos derrotas), siendo segundo en su grupo, detrás de Nueva Zelanda.

Su principal figura es el pivote estadounidense nacionalizado surcoreano Ricardo Ratliffe (26,7 puntos (60% dobles), 12,5 rebotes, 1,8 asistencias y 1,7 tapones por encuentro en las Eliminatorias).

El único antecedente en un Mundial se dio en Canadá 1994, con una victoria argentina por 105 a 83, con una gran labor de Marcelo Nicola -25 puntos- y Héctor «Pichi» Campana -22 unidades-.

Argentina jugará su décimo tercer Mundial, siendo campeón en la primera edición de 1950 luego de vencer a Estados Unidos como local y subcampeón en Indianápolis 2002 tras caer en la final con Yugoslavia.

Por su lado, Corea del Sur participó en las competencias de 1970, 1978, 1986, 1990, 1994, 1998 y 2014, con un récord de 9 triunfos y 37 derrotas. Su mejor performance fue en 1970 al terminar en el puesto 11, así lo reseña El Chubut.

Posibles formaciones: 

Argentina: Nicolás Laprovíttola o Facundo Campazzo, Nicolás Brussino, Patricio Garino, Luis Scola y Marcos Delía. DT: Sergio Hernández.

Corea del Sur: Kim Sun-Hyung, Lee Dae-Sung, Jeong Hyo-Geun, Lee Seoung-Hyun y Ricardo Ratliffe. DT: Kim Sang-Shik.