Tag

Moroni

Browsing

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aseguró hoy que «la doble indemnización va a continuar el tiempo que sea necesario para evitar despidos porque hay que encarecer» las cesantías «para proteger el empleo» en el contexto de pandemia.

Según el funcionario, las medidas oficiales para evitar despidos «tuvieron un resultado excelente» al destacar que el desempleo «aumentó solo 2,5» puntos porcentuales, y señaló que ese índice en «muy bajo comparado con otros países» en el contexto de pandemia.

«En el último mes, la pérdida de empleo fue prácticamente nula y eso da la idea de que el país está empezando a dejar atrás los malos datos por la pandemia y ya está con una producción a nivel de pospandemia», dijo Moroni en diálogo con la radio online Futurock.

Moroni hizo un repaso por los indicadores de la última Encuesta de Indicadores Laborales, que elabora la cartera a su cargo, con datos actualizados a junio último.

De acuerdo con los datos, la tasa de entrada de personal a las empresas alcanzó el 0,7 puntos porcentuales en junio, duplicando la tasa registrada en los dos meses anteriores, que había sido de 0,4.

Al establecer una comparación con otros países, Moroni explicó que «en Canadá cayó 19 puntos, en Estados Unidos y Chile 12, en Brasil 7,5 y en Argentina 2,5».

En torno a la recientemente aprobada ley de teletrabajo, el ministro dijo que «es una ley sabia, que fija principios que luego deberán ser regulados en cada convenio colectivo», y rechazó las críticas a la norma formuladas durante la última semana por parte de Mario Pergolini, al señalar que el empresario y conductor «claramente no leyó la ley y las cosas que dijo son un disparate».

Por último, Moroni consideró que un «impuesto a las grandes fortunas es una buena medida que esperamos que el Congreso trate pronto» y descartó que exista una relación entre un eventual tributo en ese sentido y la creación de empleo al apuntar que «nadie dejará de dar trabajo por una medida así», señaló Télam.

Moroni el ministro de Trabajo indicó que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción alcanza a un total de 2.400.000 trabajadores.»El programa de ATP se adaptará a medida que vuelva la actividad» expecificó. 

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aseguró que el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) “se irá adaptando a medida que vuelva la actividad” e indicó que este benefició alcanza a un total de 2.400.000 trabajadores.

“Hoy el Presidente (Alberto Fernández) va a anunciar la versión cuatro del plan de Asistencia para el Trabajo y la Producción, que es el programa de transferencia a trabajadores más grande de la historia argentina”, aseguró Moroni a El Destape Radio.

Tras indicar que beneficia a 2,4 millones de trabajadores, Moroni afirmó que “hay algunos cambios en el programa pero la filosofía se mantiene», y anticipó que lo que harán desde el Gobierno es «ir adaptando el programa a medida que vuelva la actividad”.

Si bien hay despidos, estamos teniendo un número cercano o menos bajas por despidos que años anteriores”

CLAUDIO MORONI

Al ser consultado sobre la estimación oficial de cuántos puestos de trabajo se perdieron durante la pandemia, Moroni calculó que “hay unos 200.000 puestos de trabajo menos pero, a diferencia de lo que ocurrió en el mundo, las medidas de protección del empleo fueron eficaces”.

“El problema hoy es que la creación de empleo es cero y la renovación de contratos temporales es cero, pero, si bien hay despidos, estamos teniendo un número cercano o menos bajas por despidos que años anteriores”, precisó el titular de la cartera laboral.

Al opinar sobre cómo impactarán estos números en el índice de desempleo, Moroni dijo que estimaban una suba “de algún par de puntos”, y argumentó que “siendo la crisis económica más importante de la historia argentina es imposible que el índice no suba”.

Ante una pregunta respecto de si el Gobierno impulsará una reforma laboral, subrayó: “La reforma laboral, con la carga que tiene este concepto, no está en nuestro diccionario”.

Sin embargo, sí consideró que es necesario “dar discusiones dentro de los convenios colectivos, algunos de los cuales quedaron viejos, pero siempre dentro del esquema de paritarias”.

Nosotros creemos que la decisión de prohibición de despidos por un lado y un Estado que ayuda al pago de salarios es un esquema que funcionó”

CLAUDIO MORONI

En relación a si seguirán vigentes los acuerdos firmados entre la CGT y la Unión Industrial Argentina para reducir salarios de trabajadores suspendidos, Moroni indicó que “la Ley de Contrato de Trabajo preveía que, en caso de fuerza mayor, se podía suspender a los trabajadores sin pago de salarios”.

“Nosotros lo que hicimos -explicó- es habilitar que se negociara una suspensión y la CGT le puso un piso que fue el 75%. Es un convenio útil porque pone un piso de garantía que incluso es mayor a lo que está sucediendo en otros países”.

Sobre el conflicto entre el sindicato de Camioneros y la empresa Mercado Libre, donde hay una disputa por encuadre gremial de los trabajadores, Moroni dijo que, “en el caso del sindicato de carga y descarga, hay presentaciones hechas en sede judicial”.

Asimismo, aclaró que “hay muchos sindicatos que tienen una simple inscripción y no tienen personería gremial”, y aseveró que “las posibilidades de restringir desde el Poder Ejecutivo la simple inscripción de un sindicato son muy bajas”.

Moroni también manifestó que está a la firma del Ejecutivo el proyecto de DNU que prorroga por dos meses, hasta el 30 de septiembre próximo, la prohibición de efectuar despidos de trabajadores sin justa causa, en el marco de la pandemia de coronavirus.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó esta mañana que «primero tenemos que resolver qué actividades se pueden levantar sin afectar la salud», al ingresar para ser parte en la Casa de Gobierno de una reunión del comité de crisis, del que participa el Gobierno nacional y los sectores industrial, comercial y sindical, para estudiar la flexibilización del aislamiento obligatorio.

«Por eso es importante la presencia del Ministerio de Salud en la reunión de hoy y, en la medida en que se puedan desarrollar algunas actividades sin afectar la salud de la población, se van a desarrollar. Las otras seguiremos tratando de ver, pero ahora hay que cuidar la salud», dijo Moroni, señaló Télam.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, afirmó que «es muy difícil en este momento fijar una pauta única» salarial y aseguró que «no hubo una decisión oficial para que todos los aumentos sean una suma fija».

El funcionario, en declaraciones al canal C5N, expresó que la política salarial debe «ir hacia una recuperación salarial respecto de la inflación y que la inflación sea descendente».

Asimismo, destacó que la relación con los gremios «es muy buena» y sostuvo que «la conflictividad es cero».

«No hubo decisión oficial de que todos los aumentos sean una suma fija», aseguró el ministro de Trabajo, quien a la vez explicó que «es muy difícil en este momento fijar una pauta única» salarial.

Por otra parte, dijo que la conflictividad laboral por despidos «bajó mucho» y consideró, en ese sentido, que «la doble indemnización calmó los ánimos».

Además adelantó que espera que «sea tratado en sesiones extraordinarias» el proyecto de ley del Poder Ejecutivo que modifica el régimen especial jubilatorio y de pensiones de jueces y diplomáticos, y advirtió que «nosotros no propiciamos cambios» en el texto.

«No es un proyecto que requiera lectura compleja», expresó el funcionario. En ese sentido, sostuvo que «no creo que se necesite un tiempo muy especial para un proyecto de cinco artículos» y afirmó que «nosotros no propiciamos cambios» desde el gobierno.

«Esperamos que sea tratado en sesiones extraordinarias», insistió el funcionario, quien mañana expondrá en el Cámara de Diputados en el marco del plenario de comisiones que iniciará el tratamiento del proyecto.

El período extraordinario de sesiones finaliza esta semana y el presidente Alberto Fernández abrirá el período ordinario del Congreso el próximo domingo 1° de marzo.

El ministro de Trabajo calificó como «un exceso de título» la interpretación que hicieron algunos medios de comunicación sobre sus declaraciones de ayer.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, ratificó hoy que «no está en la agenda del Gobierno» la posibilidad de aumentar la edad jubilatoria y calificó como «un exceso de título» la interpretación que hicieron algunos medios de comunicación sobre sus declaraciones de ayer.

En diálogo con radio El Destape, Moroni confirmó que «no está en agenda del gobierno» modificar la edad jubilatoria, «ni es un debate, ni nada por el estilo», y consideró que fue un «exceso de título» las interpretaciones que hicieron algunos medios, ya que -según explicó- sus dichos fueron «una respuesta general ante una pregunta teórica por la sobrevivencia creciente».

En tanto, Moroni aseveró que lo que se está evaluando es «cómo volver a una forma de movilidad que haga participar a los jubilados en el crecimiento de la economía» y sostuvo que se está estudiando volver a una situación «muy parecida a la que existía antes» de 2017, cuando se modificó el sistema durante el macrismo.

«Estamos trabajando en volver a un sistema de movilidad para que el sistema permita que los jubilados participen del crecimiento de la economía y el poder adquisitivo»; sostuvo Moroni, y confirmó que esperan que «la próxima fórmula esté definida y vigente a partir de junio».

Al ser consultado sobre el proyecto de modificación a las jubilaciones de privilegio de jueces y fiscales enviado al Congreso, el funcionario explicó que «sostiene el régimen especial, sólo que cambiando algunos parámetros para que sea menos deficitario».

«El régimen de los jueces genera un déficit enorme de 9.200 millones», explicó Moroni y dijo que buscan que «eso sea menor, ni siquiera que desaparezca, sino que se parezca más al del resto de las jubilaciones».

«En los jueces se hace el cálculo sobre el último salario, y queremos que se respete el 82% pero que se calcule sobre un promedio de los últimos 120 meses, como cualquier otra jubilación», explicó.

En cuanto a las paritarias, el funcionario dijo que se busca que «quizás sean más cortas de lo que estamos acostumbrados», ya que «muchas veces se trabaja sobre la expectativa», pero lo mejor -para Moroni- es «trabajar sobre lo que va sucediendo porque los pronósticos sobre la inflación la vienen pifiando bastante».

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, destacó este sábado que el aumento de salarios de 4 mil pesos para los trabajadores del sector privado busca «ponerle un piso a las paritarias de 2020», y ratificó que la semana próxima se anunciará un esquema «muy parecido» de incremento para los trabajadores estatales y los docentes.

«Este decreto trata de recuperar el poder adquisitivo de los salarios más postergados. Es un incremento salarial, no es un bono ni un pago extraordinario. Estamos poniendo un piso a las paritarias de 2020», explicó el funcionario en diálogo con radio Diez.

El Gobierno oficializó el aumento de salarios de 4.000 pesos para los trabajadores del sector privado, que serán a cuenta de futuras paritarias, a través del decreto 14/2020 publicado esta mañana en el Boletín Oficial.

«Dispusimos un incremento de salarios de 3 mil pesos para el mes de enero y mil pesos más para el mes de febrero.

Es decir, en enero se cobran 3 mil pesos y en febrero se cobran esos 3 mil pesos más mil más de aumento, lo que termina siendo un incremento de 4 mil en febrero», precisó Moroni.

El titular de la cartera laboral dijo que con esta decisión -que beneficiará a 6.700.000 trabajadores- «hacemos lo que queremos hacer en toda la economía, fijar condiciones e inyectar a la economía 20.000 millones de pesos en los sectores más postergados».

En tanto, Moroni anunció que la semana próxima se anunciará «algo muy parecido» para los docentes y trabajadores estatales. «La decisión política ya está tomada, están terminando de redactarlo», indicó.

En participar sobre el sector público, Morini dijo que «va a ser un ingreso de alcances similares a éste», y señaló que la administración del Estado «es una cosa grande y compleja, hay empresas del estado, organismos descentralizados, con convenios y esquemas de pagos distintos».

«En esas grillas salariales lleva tiempo, pero saldrá en algún momento de la semana que viene», concluyó, así lo informó Telam.

El plenario de las comisiones de Presupuesto y Legislación General debate el proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en la Cámara de Diputados de la Nación. Expusieron los ministros de Desarrollo Social, Salud y Trabajo.

El plenario de las comisiones de Presupuesto y Legislación General debate el proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en la Cámara de Diputados de la Nación.

En su exposición, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aseguró que «la emergencia no es un recurso literario, sino una situación real», a la que calificó de «tristísima» que se refleja en que todos «los indicadores son malos». También aseguró que para crear un nuevo pacto social «es necesario tratar impuestos y seguridad social», para un sistema redistributivo, y dijo que para eso hay que «fijar ingresos mínimos».

El ministro anticipó además la convocatoria a una comisión integrada por el Poder Ejecutivo, el Congreso y sectores sociales para plantear por ley cómo se sigue a partir de los seis meses, que es el período en el que se aplicarán las nuevas medidas para el régimen jubilatorio.

El ministro de Salud, Ginés González García, declaró durante el debate que «a nadie le gusta declarar una emergencia, pero lamentablemente necesitamos que el sistema siga funcionando porque está en un riesgo crítico», dado que el país «está bien cerca de entrar en un colapso bien generalizado».

Al exponer en el plenario, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, declaró que las proyecciones indican que «a fin de año habrá casi 60 por ciento de pobreza infantil», y afirmó que la pobreza general va a estar cerca del 40 por ciento. Y afirmó que «hay un problema serio del hambre» en el país.

Arroyo aseguró además que «es evidente que Argentina está ante una emergencia social y ante el empeoramiento de la situación social» producto del desempleo y del sobreendeudamiento de las familias.

Los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Producción, Matías Kulfas; de Salud, Ginés González García; de Trabajo, Claudio Moroni y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y la directora de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, concurren al Congreso para exponer aspectos centrales del proyecto ante el plenario de las comisiones de Legislación General y de Presupuesto, que debe redactar el dictamen que se debatirá el jueves.

El proyecto del Gobierno

El texto diseñado por el gobierno, que declara la emergencia pública hasta el 31 de diciembre de 2020, contempla una serie de cambios en las facultades que tiene el Poder Ejecutivo para administrar el Estado en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.

La iniciativa contempla la creación de un recargo de 30% a la compra en dólares, la suba de la alícuota del impuesto a los bienes personales y sobre los activos en el exterior, congelamientos de tarifas y facultades para negociar la deuda y contratos con las empresas concesionarias de servicios.

La intención del bloque del Frente de Todos, que conduce Máximo Kirchner, es escuchar a los funcionarios y emitir el dictamen que se debatirá en el recinto de sesiones, y en esa ocasión se verificarán los respaldos que cosecha la ley de parte de los opositores, ya que Juntos por el Cambio rechazará esta iniciativa, explicaron fuentes parlamentarias.

Por su parte, el presidente del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri, rechazó el proyecto ómnibus promovido por el Gobierno para declarar la emergencia pública por un año y señaló que esta iniciativa «busca prácticamente desguazar el Congreso a través de una enorme delegación de facultades».

La postura de los interbloques provinciales

Será clave la postura que asumirán los dos interbloques provinciales para sancionar esta ley, ya que el Frente de Todos puede reunir 119 votos, con lo cual necesita una decena más para aprobar la iniciativa sin sobresaltos.

Los dos interbloques que serán claves en esta votación son Unidad Federal para el Desarrollo y la Equidad, que conduce José Ramón y reúne ocho legisladores, y Unidad Federal, que tiene una decena de integrantes y está conformado por Consenso Federal y cordobeses.

Estos dos bloques, además de la neuquina Alma Sapag (MPN), darían quórum, al igual que la mayoría del radicalismo. En tanto la Coalición Cívica ya decidió que no aportará al inicio de la sesión y el PRO aún no unificó su postura, informó Télam.