Tag

Monotributistas

Browsing

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) y el ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) lanzaron un nuevo programa de entrega gratuita de tablets para un grupo importante de beneficiarios de ANSES.

Este programa tiene el objetivo de poder garantizar el acceso a internet y a nuevas tecnologías en todo el país facilitando el acceso a las y los jubilados que son los que más les cuesta administrar este tipo de dispositivos, así como para los titulares de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

¿Quienes pueden solicitar una tablet gratis de ANSES?

Desde ahora podrán acceder a la tablet gratis de ANSES las familias que cobran la AUH o Asignación por Embarazo para la Protección Social (AUH). También están incluídos las y los trabajadores independientes que se encuentran inscriptos en el Régimen de Monotributo Social.

La entrega de la tablet gratis alcanza también a jubiladas y jubilados que cobran la jubilación mínima, así como para las y los titulares del fondo de desempleo, electrodependientes y personas exentas del pago del ABL.

Quienes también podrán acceder son aquellos que tengan pensiones no contributivas con ingresos mensuales brutos inferiores al doble del salario mínimo vital y móvil.

Requisitos para obtener la Tablet de ANSES

Desde la pagina web de ANSES se podrá completar el formulario de alta y verificar y actualizar todos los datos personales en MI ANSES con tu clave de seguridad social y número de CUIL.

Para recibir la tablet, las y los beneficiarios de la AUH, deberán tener hijos menores de 18 años de edad y haber presentado la libreta con todos los controles de salud y educación de sus hijos.

La Sociedad de Garantías Recíprocas (SGR) Garantizar habilitó la solicitud de créditos de hasta 300.000 pesos, a una tasa del 24%, para monotributistas y responsables inscriptos a través de su plataforma digital utilizando la tecnología Blockchain tanto para su solicitud como para el otorgamiento.

La créditos tendrán un período de repago de 24 meses y, según explicaron desde la SGR, apuntan a pequeños comerciantes, trabajadores independientes y profesionales que hoy no pueden acceder a estas condiciones de financiamiento a través de las vías tradicionales de financiamiento.

Para acceder a esta línea de asistencia sólo es necesario contar con DNI, un certificado Mipyme y la constancia de inscripción en la AFIP y registrarse en la sucursal virtual de la SGR (www.garantizar.com.ar/digital/), además de no tener deudas con la AFIP o figurar en el Veraz.

Este tipo de crédito apunta a los monotributistas y autónomos que por distintas razones no accedieron a los créditos a tasa 0 promovidos por el Gobierno nacional.

Créditos con operatoria digital

Por otra parte, al tratarse de una operatoria totalmente remota y digital, los mecanismos de seguridad para la validación y conformidad se efectúan a través de la firma electrónica, un proceso novedoso para el ámbito de las SGR, que se realiza bajo la modalidad Blockchain y con la comprobación biométrica del Registro Nacional de las Personas (Renaper).

En caso de cumplir con los requisitos, la acreditación del préstamos demorará 24 horas para clientes de los bancos Nación, Ciudad y Wilobank, y hasta 72 horas para los clientes de otras entidades financieras.

Garantizar SGR cuenta con un fondo de riesgo de $ 10.000 millones y es una de las Sociedad de Garantía Recíproca de mayor envergadura del país que tiene por finalidad facilitar el acceso al financiamiento de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (mipymes) al contar con el 70% de participación del mercado medido en Pymes con avales vigentes y con el 21% de los avales para cheques de pago diferido.

Gobierno habilita otros créditos para monotributistas

Los monotributistas de la categoría más baja, la A, que entre el 12 de marzo y el 12 de abril hayan facturado por debajo de $ 10.000 podrán recibir los créditos a tasa cero del programa de Apoyo de Emergencia a la Producción y el Trabajo (ATP), en el marco de las medidas para paliar la crisis económica por el coronavirus

Así surge del Acta Número 11 emitida por el Comité de Evaluación y Monitoreo del ATP, publicada este lunes junto a la decisión administrativa 721/2020 en el Boletín Oficial.

La misma modificó las condiciones originales establecidas por el Comité para el otorgamiento de los créditos a tasa cero.

En esta oportunidad, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó el grado de avance del beneficio crédito a tasa cero, y en ese marco, distintas situaciones planteadas durante su instrumentación.

Te puede interesar

A partir de ello, el Comité recomendó sustituir el criterio de admisibilidad previsto, que indica que para calificar para estos créditos, el monto de la facturación electrónica del período comprendido entre el 12 de marzo y el 12 de abril de 2020 haya caído por debajo del promedio mensual del ingreso bruto mínimo de la categoría en la que se encuentre registrado.

A este criterio se le agregó que los inscriptos en la categoría A pueden acceder al beneficio cuando el monto de la facturación electrónica correspondiente a ese período resulte menor a $10.000.

A partir de esta decisión, se estima que unas 140.000 personas que hasta ahora no podían tramitar un crédito pasarán a estar en condiciones de hacerlo.

Monotributistas y autónomos podrán iniciar el trámite para acceder a un crédito a tasa cero hasta el 29 de mayo próximo.

Unos 134.000 monotributistas y autónomos ya accedieron a este beneficio, informó el Banco Central, que detalló que «el monto total de los Créditos a Tasa Cero que ya fueron otorgados supera los $ 17.600 millones».

Durante las primeras 48 horas desde que se habilitó el servicio, alrededor de 200 mil monotributistas y autónomos completaron el trámite para acceder a un Crédito a Tasa Cero a través del sitio web de la Administración Federal de Ingresos Públicos ( AFIP). Entre ellos, el 70% de las solicitudes corresponde a personas que ya cuentan con tarjeta de crédito por lo que recibirán los fondos aprobados en los próximos días.

En el segundo día de inscripción, el monto promedio de los créditos solicitados rondó los 100.000 pesos. La AFIP remitió esta información al Banco Central que, a su vez, ya la distribuyó entre los distintos bancos para avanzar con la tramitación.

A través de la página web, tanto monotributistas como autónomos pueden tramitar el préstamo hasta el 29 de mayo. Allí definirán el monto total del crédito a tramitar de acuerdo al máximo previsto para su categoría; ingresarán el número de su tarjeta de crédito e indicarán el banco emisor. (También deberán ofrecer una dirección de correo electrónico).

Se aclaró además que quienes no posean tarjeta de crédito deberán indicar el banco con el que operan habitualmente y, en caso de no poseer uno, definir el banco más cercano a su domicilio donde quisiera proceder con el trámite.

El monto del Crédito a Tasa Cero dependerá de la categoría en la que el solicitante esté inscripto. El máximo es de 150 mil pesos. Los fondos se acreditarán en la tarjeta de crédito, en tres desembolsos sucesivos e idénticos. Los créditos contarán con un período de gracia de 6 meses. El repago se realizará, como mínimo, en 12 cuotas fijas sin interés.

En cuanto al pago del monotributo, el banco sumará a cada uno de los tramos desembolsados, el monto equivalente a la obligación mensual, y destinarán esos recursos directamente al pago del vencimiento del impuesto.

 

Los monotributistas y autónomos que cumplan con los requisitos establecidos por el Gobierno podrán solicitar desde mañana y hasta el 29 de mayo un crédito a tasa de interés cero por hasta $ 150.000, en el marco del Programa de Asistencia de Emergencia a la Producción y el Trabajo (ATP) lanzando para mitigar la crisis económica por la pandemia de coronavirus.

Para hacerlo deberán ingresar al sitio web de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), ingresar a su cuenta con Clave Fiscal (nivel de seguridad 2) y clickear en la opción «Crédito Tasa Cero».

Una vez dentro se le informará si está en condiciones de solicitar el crédito y, de estarlo, cuál es el monto máximo que puede pedir de acuerdo con su categoría.

Quienes puedan pedir el crédito deberán confirmar que quieren hacerlo y completar una serie de datos: monto de préstamo que desea solicitar, Clave Bancaria Uniforme (CBU) y número de tarjeta de crédito asociada al mismo banco de la cuenta que se está informando.

A través de la tarjeta se acreditará el total del crédito en tres cuotas iguales, mensuales y consecutivas con un máximo de $150.000.

En caso de no tener un tarjeta de crédito, el Banco Central (BCRA) ordenó a las entidades financieras que le garanticen una estos clientes sin ningún costo, de modo que pueda utilizar el crédito que le fue asignado.

Al finalizar la carga de la información la AFIP le enviará los datos al Central para que los verifique y, en caso de que se determine que la solicitud no puede avanzar, el organismo recaudador le informará al solicitante los motivos por los cuales se le deniega el crédito.

La AFIP también le informará al Central las cuotas impositivas y previsionales del Monotributo para los períodos fiscales de mayo, junio y julio de modo que ese dinero se sume al crédito recibido para que la AFIP pueda descontarlo en concepto de pago de esas obligaciones.

Quienes estén adheridos al débito automático deberán solicitar un «stop debit» por los períodos fiscales que se cancelen con esta modalidad, según prevé el mecanismo establecido por la AFIP.

Es importante recordar que, para solicitar el préstamo, las personas necesitan haber registrado previamente en la web de la AFIP su domicilio fiscal electrónico: correo y teléfono usados como canal de contacto.

Una vez completado este proceso el banco elegido tendrá 48 horas hábiles para proceder a la acreditación de la financiación que será de hasta $150.000 para las categorías D en adelante, de hasta $104.370 para la categoría C, de hasta $78.277 para la categoría B y de hasta $52.184 para la categoría A de Monotributo.

Los bancos no podrán rechazar el pago a los clientes que le asigne la AFIP ni cobrar por la emisión de la tarjeta o su mantenimiento, y deberán arbitrar mecanismos para la distribución de las tarjetas.

Datos del organismo estiman que cerca de 2,4 millones de personas estarían en condiciones de tramitar el crédito, incluidos los más de 450.000 monotributistas de las categorías A y B que recibieron el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

No podrán acceder al beneficio los monotributistas que facturen al sector público, trabajen en relación de dependencia, sean jubilados o pensionados o hayan hecho compras mayores al 80% de sus ingresos promedio mensual.

Tampoco los que hayan facturado entre el 12 de marzo y el 12 de abril una cifra mayor al promedio mensual del ingreso bruto mínimo de la categoría en la que estén registrados.

En el caso de los autónomos, no podrán solicitarlo si están inscriptos en el régimen de monotributo o si son integrantes de directorio de sociedades comerciales.

Por último, quienes accedan al crédito deberán usar el dinero de forma electrónica, es decir, no podrán retirarlo en efectivo ni tampoco comprar dólares o realizar operaciones en el mercado bursatil.

Asimismo, la autoridad monetaria informó el viernes que los créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos no están alcanzados por el Impuesto sobre Ingresos Brutos.

Este lunes se conoció que el Gobierno Nacional va a entregar un costo financiero a aquellos monotributistas, y a empresas privadas de la Argentina, para ayudarlos a superar la crisis económica generada por el Coronavirus.

Todas las personas que estén dentro del sistema monotributista recibirán un apoyo económico, así como un acompañamiento a las empresas privadas hasta con el pago del 50% de los salarios, y que tengan determinadas características.

Además de lo antes mencionado, estas empresas recibirán otros beneficios que tienen relación con las obligaciones patronales.

Serán parte de estos beneficios,  las propuestas que ayuden a dinamizar la economía, y a abrir distintas actividades, que bajo determinadas normas van a poder funcionar.

Odontólogos del Chubut

En este momento, en la Provincia del Chubut los odontólogos no están trabajando en su mayoría.

En este sentido, los odontólogos que no encuadran en los sectores destinatarios de la ayuda del Estado Nacional, y tampoco en las ayudas del Estado Provincial, no son tomados en cuenta.

Pero son trabajadores autónomos, que en estos momentos no están facturando.  En algunos casos unos no se ven afectados, pero en otros sí mucho.

Es por eso que, ese sector está la espera de una medida que los tome en cuenta y los ayude con su estabilidad económica.

A partir del 1 de abril rige la obligatoriedad de utilizar factura electrónica para todas las categorías del monotributo, de acuerdo a la normativa establecida por la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

La implementación se fue dando de forma progresiva las distintas categorías del Régimen Simplificado, en un cronograma que comenzó en febrero, y a partir de abril alcanza a las categorías de menor facturación (“A”).

Sin embargo, podrán quedar exceptuados de la obligación aquellos contribuyentes que opten por emitir sus comprobantes mediante el uso de controladores fiscales. En ese caso, deberán solicitar previamente la habilitación del equipo.

La factura electrónica es un documento comercial en formato digital que reemplaza al formato en papel. Si bien, las facturas en papel no serán eliminadas por completo, ya que servirán de resguardo en caso de que se genere algún inconveniente en el sistema electrónico.

De esta manera, el organismo busca agilizar las operaciones, evitar costos de impresión y distribución, permitir al usuario personalizar sus comprobantes, y registrar en las bases de AFIP todos los comprobantes facturados en tiempo real

Paso a paso: cómo realizarlo

Para realizar el trámite, es necesario ingresar al sitio web del organismo con clave fiscal con nivel de seguridad 2 o superior. El trámite es gratuito.

El sistema desplegará en pantalla la lista de servicios habilitados. Se debe seleccionar “Comprobantes en línea” y clickear en la opción que corresponda como monotributista. Se desplegará la pantalla del Régimen de Comprobantes en línea. En esa pestaña, se debe selección la opción de Datos Adicionales del Comprobante, donde se deben completar los datos que figurarán en la factura.

La AFIP precisó que «para poder emitir comprobantes electrónicos, los contribuyentes previamente deberán dar de alta un nuevo punto de venta, diferente al que utilizaban para facturar manualmente». Para ello, en la opción “ABM Puntos de Ventas”, será necesario dar de alta un nuevo punto de venta con el tipo de comprobante “Factura en línea”.

Finalmente, en Generar Comprobantes, se deberán completar los datos de emisión de la factura y los datos del receptor, así como las condiciones de venta. Al finalizar, el sistema permitirá visualizar la factura e imprimirla por triplicado.

Para agilizar aún más el proceso, la AFIP desarrolló la aplicación para dispositivos móviles Facturador Móvil, a través de la cual los monotributistas pueden generar los comprobantes en el momento y lugar que lo precisen, así como consultar las facturas emitidas y contar con una base de datos de clientes.

 

 

 

Diario Popular

Desde el Ejecutivo local se implementó una nueva modalidad de gestión de trámites que permitirá a los pequeños contribuyentes acceder a su declaración jurada mensual, a través de la página www.comodoro.gov.ar. Además, se trabaja en la posibilidad de adhesión al pago electrónico.

Sobre el tema, el subsecretario de Ingresos Brutos, Pablo Francavilla, confirmó que a partir de este año los monotributistas podrán acceder a un régimen simplificado, que establece un monto fijo mensual de pago por categoría.

En detalle, explicó que “en 2019, en vez de pagar ingresos brutos por volumen de ventas o facturación mensual, los monotributistas abonarán un mínimo establecido por categoría; lo que permitirá que puedan bajar sus declaraciones juradas, con los datos cargados, desde el sitio oficial del Municipio”.

“De esta manera –continuó el funcionario- el monotributista ya no debe acercarse al edificio municipal para declarar sus ventas, sino que se definirá un monto fijo en función de las categorías establecidas por la AFIP. Para este año, el monto correspondiente a la categoría A es de 260 pesos, mientras que para la categoría K es de 2200 pesos”.

En el marco de este régimen simplificado, Francavilla explicó que “los monotributistas podrán acceder a su declaración jurada, con los datos cargados, en la sección Ingresos Brutos de la página oficial del Municipio www.comodoro.gov.ar; para su impresión y posterior pago en cajas municipales, Rapipago o Pago Fácil”.

“Esta modalidad de gestión de trámites ya fue implementada en las provincias de Buenos Aires, Mendoza, Santa Fe y Córdoba, con respuestas positivas para la cumplimentación del pago de ingresos brutos. Esperamos que en Comodoro Rivadavia se replique este impacto, para seguir implementando estrategias que agilicen los trámites de los contribuyentes, como es la posibilidad de adhesión de este tributo al pago electrónico”, concluyó el subsecretario Francavilla.

Se trata de 365.000 contribuyentes del régimen simplificado de la categoría B que tienen que usar facturas electrónicas desde este mes. A partir del 1 de abril deberán hacerlo los de la categoría A.

Desde esta semana la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) pondrá su atención en unos 365.000 contribuyentes del denominado Régimen Simplificado. Son aquellos monotributistas de la categoría B que desde este mes tienen la obligación de confeccionar facturas electrónicas. La mayoría de este grupo son profesionales independientes y proveedores de servicios que por el nivel de facturación anual que tienen no les corresponde estar inscriptos en el régimen general. Los contribuyentes que se encuentran en esta categoría facturan al año hasta $207.191.

Con la facturación electrónica, o en el caso de los comercios, las registradoras de nueva tecnología, la AFIP tiene la posibilidad de obtener datos de las operaciones económicas de un contribuyente al instante. De modo que el organismo conducido por Leandro Cuccioli también podrá verificar casi en tiempo real si la facturación que declara el monotributista coincide con su nivel de gastos.

“Al conocer su facturación al instante y al tener los consumos de tarjeta de crédito y débito, la AFIP investigará qué otros ingresos tiene ese contribuyente para que pueda justificar el alto consumo con tarjeta”, señaló Vicente Lourenzo, consultor pyme y miembro de la comisión de asuntos pyme del Consejo Profesional de Ciencias Económicas.

El profesional indicó que “si el contribuyente no puede justificar sus gastos, el organismo de recaudación cambiará de oficio de categoría o, en el peor de los casos, los expulsará del Régimen Simplificado, haciéndolo pagar Iva, Ganancias y Autónomos desde el momento en que detecta la desviación”.

De acuerdo con el cronograma fijado por la AFIP, en 1 de abril próximo será el turno de 950.000 monotributistas de la categoría A, la de facturación más baja.

Lourenzo agregó que “el control no sólo va a estar orientado al monotributista sino que, por el cruzamiento de datos, va a poner atención en el receptor de las facturas, ya que en muchas ocasiones la prestación del servicio no está relacionada con la actividad de la empresa o contribuyente que recibió ese servicio”.

Si el destinatario es un consumidor final, el monotributista tiene la opción de confeccionar la factura electrónica desde la web de la AFIP o a través de un facturador móvil en celulares.

Aproximadamente 473.000 contribuyentes se hallan inscriptos en las categorías más altas (F,G y H) representando sólo el 15% del padrón general.

La AFIP buscará terminar en el primer cuatrimestre de este año con el proceso de digitalización de toda la facturación de la economía, que incluye a los monotributistas y a los pequeños y medianos comercios. El proceso incluye también la posibilidad de contar con datos en forma automática.

Para ello, los comercios tendrán que cambiar sus registradoras, que permiten estar en contacto online con los servidores del organismo. Los equipos de vieja tecnología se seguirán vendiendo en el mercado hasta el 31 de este mes y se podrán usar hasta el 31 de enero de 2021. Estos equipos requieren de un recambio de memoria, cuyo plazo vence el 31 de este mes. Cuando se trate de un nuevo contribuyente que inicia actividades. tendrá que usar equipos de nueva tecnología.

Ámbito