Tag

Moda

Browsing

En las redes sociales se desató una polémica y usuarios empezaron a pedir sanciones a los dueños de las mascotas que lo hagan en sus mascotas por considerarlo un acto cruel contra el animal.

Luego de que se viralizara la imágenes de algunos perros y gatos con grandes tatuajes en sus cuerpos, los defensores de los derechos de los animales lanzaron la voz en todo el mundo generando una polémica, exigiendo que existan legislaciones que prohíban este tipo de prácticas.

En Estados Unidos, Alemania y algunas regiones de China y Japón, ahora es «normal» ver a perros y gatos marcados, ya sea a través de la tinta o con cortes de pelo determinados, como un símbolo de distinción y moda.

Sin embargo, este tipo de práctica es totalmente rechazada por protectores animales que señalan que las mascotas son sometidas a un dolor y estrés innecesario, ya que para poder realizar estas adaptaciones «estéticas» se deben de anestesiar corriendo el riesgo de muerte, además de que las tintas les puede producir una reacción alérgica severa.

Enmarcado dentro del calendario de la temporada de verano 2020, el próximo 23 de febrero se realizará en el Anfiteatro de Playa Unión el “Moda Mascota 2020”.

El tradicional concurso, que vuelve tras más de 15 años de ausencia, se concretará dentro de la grilla del “Moda Unión” que organiza la Secretaría de Turismo, Cultura, Deporte y Comunicación de Rawson.

Quienes deseen participar con sus mascotas deberán inscribirse, sin costo, en la sede de la Delegación de Turismo de Playa Unión, de lunes a viernes de 8 a 20. Habrá premios y sorteos.

En esta ocasión al “Moda Unión” se le agregarán algunos atractivos como el desfile Nueva Década. Para ello el municipio está convocando a nuevos emprendedores, diseñadores, estilistas, barberos, maquilladores, instituciones, para que sean parte de la edición 2020.

El “Moda Unión Nueva Década (ND)”, se realizará de la villa balnearia el sábado 22 de febrero.

Los interesados deberán inscribirse en el Centro Cultural Municipal “José Hernández”, de lunes a viernes de 8 a 14.

La moda hará su presentación este domingo en la última jornada de la Fiesta del Río en “El Elsa”. Bajo el sol, y con una temperatura máxima estimada en 34 grados según el Servicio Meteorológico Nacional, la compañía Max Model participará de la actividad organizada por el municipio de Rawson, que incluye una bicicleatada familiar para las 19, de una hora de extensión aproximadamente.

La actividad dominguera congregará también el segundo día de exposición de autos tunning, en el marco de “Punto Máximo”. Y música en el predio de “El Elsa” con artistas locales consolidados como Claudia Yrigoyen, Juan Amaya, y Flash Back.

Corista y cantautora

Irigoyen, que abrirá los espectáculos musicales sobre el escenario ribereño, está radicada en Rawson desde 1982. Se inició musicalmente con Elizabeth Föester de Fitterling e integra, desde hace 20 años, el Coro Estable Municipal que dirige Héctor Oxilia.

A lo largo de su carrera participó en los talleres de canto de Alicia Ferrari y Damián Sánchez, además de los dictados en los Certámenes Internacionales de Coros. Formó parte del Dúo Brisas y del grupo folklórico Aiken. Además participó de diferentes eventos solidarios y concursos.

En 2013 creó la primera formación coral de adultos mayores. «Todavia Cantamos», en el Club de Amigos, bajo la presidencia de Alba Villafañe. Desde 2015 dirige el Coro Municipal de adultos mayores Cantum Piuke, con el que participó de importantes encuentros locales, Carlos Paz y Cosquín.

Art Garments es una cuenta de Instagram que navega entre el arte y la moda, alimentada y sostenida por una pareja neoyorkina que realiza investigaciones visuales anónimas en museos, galerías y bases de datos. Orientada a acercar las obras al público a través de detalles, capturas minuciosas y registros de elementos que habitualmente se pierden en el gran cuadro o durante la primera vista, esta dirección publica fragmentos, miradas, delicadezas: la arquitectura del encaje, las fruslerías del período rococó, la luz imposible de las joyas, la opulencia, los tocados, los gestos, el movimiento de la belleza, informó La Nación.

Este domingo 3 de noviembre a las 18 en el Salón Azul de El Chubut, se realizará una edición deluxe de Chubut Moda, organizada por Maax Models y el Suplemento Mujeres, en el cual se elegirá a Miss Primavera, Mister Primavera, Miss Primaverita y también habrá un desfile de moda con las últimas tendencias de la temporada primavera-verano, según informó Diario El Chubut.

Este domingo 3 de noviembre a las 18 en el Salón Azul de El Chubut, se realizará una edición deluxe de Chubut Moda, organizada por Maax Models y el Suplemento Mujeres, en el cual se elegirá a Miss Primavera, Mister Primavera, Miss Primaverita y también habrá un desfile de moda con las últimas tendencias de la temporada primavera-verano.

En esta nueva edición de Chubut Moda que será deluxe, se hará la elección de Miss Primavera, Mister Primavera y Miss Primaverita, como así también se mostrará en la pasarela indumentaria de diseñadores, y locales de la zona.

Además, para aquéllos que asistan al desfile, habrá degustación de vinos que podrán disfrutar en el evento, y también sorteos y premios para el público presente.

Cabe destacar que los diseñadores y locales de nuestra zona serán los encargados de mostrar la indumentaria para la nueva temporada primavera-verano que se viene con mucho color. También, habrá una pasada en la que se mostrará lo último en moda en cuanto a vestidos para egresadas.

Las entradas se podrán conseguir de manera anticipada en la redacción de Diario El Chubut, ubicada en 9 de Julio 329 de Trelew.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea señaló que el efecto estético de un diseño no es suficiente para determinarlo como obra. Cómo es en Argentina.

¿Un diseñador es autor? Una prenda de vestir, un vestido «originalísimo», por ejemplo, ¿es una obra? El mundillo de la propiedad intelectual es complejo, está lleno de sutilezas y cambia de país en país. Por eso, mientras este jueves se conoció un fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europa que determinó que el efecto estético que puede producir un modelo o dibujo en una prenda no es pertinente para determinarla como obra (y así declinó el reclamo de una marca de ropa que acusaba a otra de haber copiado sus modelos de jeans y remeras), a nivel local el tema se debate de una manera muy particular: expertos del sector explicaron a Clarín que estos conflictos legales entre marcas existen “poco y nada” porque, contra lo que podría creerse, si bien en Argentina legalmente es posible registrar la autoría sobre modelos de prendas o diseños de estampas, pocos diseñadores lo hacen.

“Sí, la herramienta existe y no es compleja ni extremadamente costosa, pero por algún motivo y tal vez por desconocimiento o escaso asesoramiento, es poco utilizada”, admitió el abogado y experto en propiedad intelectual Nicolás Novoa, socio del estudio Sáenz Valiente y asociados. Coincidió con Gustavo Schötz, a cargo de la Dirección Nacional del Derecho de Autor: “La verdad es que registramos muy pocos derechos de autor relacionados a la moda. A veces camino por la calle y veo ciertas estampas, dibujos originales, y pienso que serían dignos de ser registrados. También es posible registrar los moldes de cierto diseño. Pero ocurre poco”.

Schötz aclaró que “los juicios que hay en esta materia también son pocos; la mayoría por uso no autorizado de la marca o el logo, pero no por temas de diseño, cuando en realidad es posible registrar los patrones o moldes de una prenda, además del diseño bidimensional de la estampa”.

El litigio europeo enfrentó a dos marcas de ropa: una portuguesa, Cofemel, y la denunciante, G-Star, que es holandesa. También de ese país era el comerciante de verduras que en su momento creó el queso para untar “Heksenkaas”, sobre el cual el máximo tribunal europeo se expidió, en noviembre de 2018, de un modo comparable al reciente caso de la moda: estableció que el sabor no tenía copyright.

Pero en Argentina, el ABC de la propiedad intelectual tiene sus ribetes, ya que dos organismos en dos ministerios diferentes absorben la cuestión. Por un lado está el Instituto Nacional de la Propiedad Industrial (INPI), dependiente del Ministerio de Producción. Por otro, la Dirección Nacional de Derechos de Autor (encabezada por Schötz), dentro del Ministerio de Justicia. Llamativamente, quienes estén en el mundo de la moda podrían registrar sus creaciones, de distinta manera, en ambas dependencias del estado.

Fernández dijo que siente «un vacío en la protección» de sus prendas y que «sería interesante que se legislara más fuertemente».

En diálogo con Clarín, Benito Fernández (ícono de la alta costura, abocado a la moda desde hace más de 30 años), aclaró que siente “un vacío en la protección” de sus prendas, y opinó que “sería interesante que se legislara más fuertemente, ya que las prendas de cada diseñador tienen su ADN”. Aclaró que, si bien su marca y logo están registrados, “no está bien reglamentado el tema de la parte estética del diseño. Se puede registrar en el INPI un textil o proceso nuevo, pero lo que es la estética y el diseño en sí, no. Y como no está claro, nadie hace juicio porque no llegas a buen puerto. Lo que sí ocurre son escraches en las redes contra los productos copiados”.

Pero no es exactamente así, aclaró Novoa, quien detalló que “un modelo o diseño industrial puede, según el caso, ser protegido tanto bajo el derecho de autor como bajo el régimen de la propiedad industrial”. En el primer caso, el producto industrial o artesanal debe haber incorporado formas “novedosas”. De ser así, «la protección del INPI le da un derecho exclusivo por el plazo de 5 años, prorrogable a un total de 15». En el segundo caso, para considerarse “obra de autor”, debe ser “original”, y la protección corresponde al creador toda su vida y a sus herederos, por 70 años tras la muerte del autor. Pero Novoa subrayó un tema central: no está permitido reclamar judicialmente invocando los dos sistemas a la vez.

Claudio Cosano saluda a los asistentes en uno de sus desfiles.

Ahora bien, ¿qué hace que algo sea “novedoso” y qué, “original”? “Para establecer si un modelo es novedoso habrá que ver si se divulgó, por ejemplo, en ferias o exhibiciones, hasta seis meses antes de su registro, o no”, detalló el abogado. Pero no es materia sencilla: lo confuso es que la creación puede ser “original” no siendo novedosa y, por lo tanto, calificar como obra del derecho de autor.

“Vivimos en Argentina. Imaginate… te copia un vestido alguien, o una empresa, y es más costoso hacer el juicio y poner en marcha todo ese asunto que el beneficio que te podría traer ganarlo», se sinceró Claudio Cosano, otro ícono local de la alta costura.

El diseñador fue claro: “Tengo registrada la marca y mi logotipo, con lo cual no me lo pueden copiar acá, pero afuera sí. De hecho supe que en China está registrado mi nombre con otra empresa y no puedo hacer nada con eso. Un juicio en China sería imposible de pagar”.

Decepcionado, Cosano aclaró que está al tanto de las herramientas legales: “Sé que se puede registrar… los diseños, los patrones, las fotografías o dibujos en las telas, pero llevarlo a cabo es complicado. Estamos en un país de emergencia. A veces te sale más caro cubrirte. Y bueno, prefiero contentarme con pensar que si me copian me hacen un homenaje”, informó El Clarín.

Cientos de hombres se acercan a las barberías para cuidar su bello facial. La pregunta es, ¿por qué creció el número de clientes de estos locales en los últimos años? Una de las principales razones es porque la barba se tornó un accesorio de moda para el género masculino. Mantenerla prolija no es un trabajo fácil y disfrutar del servicio que ofrecen estos centros es un placer.

Durante la última década se hizo especial hincapié en la igualdad entre el hombre y la mujer. Teniendo en cuenta este tema, muchos hombres comenzaron a focalizar más su atención en la imagen personal. De esta manera, el negocio de las famosas barber shops comenzó a crecer exponencialmente. Según los datos de la Barbería con Encanto en 2017 se inauguraron más de 420 locales.

De hecho, se ha comentado que en el último tiempo las barberías podrían comenzar a ser una competencia para las peluquerías. Este dato sorprende a muchos debido a que dichos locales nacieron como una rama de las peluquerías. No obstante, ya no se consideran sinónimos, sino oponentes.

Hace unos años estaba de moda la barba descuidada, aquella que se dejaba sin afeitar una semana. Hoy, lo cool es tener una barba peinada y prolija.En las tiendas estéticas, los profesionales especializados se encargan de asesorar al cliente sobre qué tipo de barba le sienta bien. Según las facciones de cada uno se establece la forma, volumen y densidad que le quedaría bien al hombre.

Las barberías nacieron en la época de la cultura egipcia. De hecho, el oficio de barbero se considera uno de los más antiguos de la historia. En aquel entonces, dichos profesionales eran altamente prestigiosos a nivel social. El boom de los centros estéticos fue entre las décadas del 30 y el 60, cuando fueron un lugar de culto para el género masculino. Si bien con los años, los locales fundieron o dejaron de tener el tránsito de aquella época, hoy vuelven a ser tendencia, así lo reseña Radio Mitre.

Bajo un sol radiante y al pie de montañas nevadas al norte de Tokio, Yuichiro Yamamoto se inclina y da las gracias a los dioses de la naturaleza por haberle dado una «buena cosecha» de hielo natural.

Yamamoto, de 68 años, con su sombrero de vaquero, es uno de los pocos fabricantes que quedan de este producto en Japón.

La fabricación de helados con hielo natural desapareció prácticamente durante las últimas décadas del país del sol naciente, dado que se puede hacer «kakigori, un helado de nieve muy apreciado en Japón, con mayor facilidad y de forma más económica a través de métodos industriales y agua congelada artificialmente.

«Me dije que debía transformar el kakigori», explica Yamamoto que desde que hace 13 años se adentró en el negocio del hielo natural empezó a reflexionar de cómo podría hacer viable su explotación en Nikko, a 150 kilómetros al norte de la capital japonesa.

Tuvo la idea de convertirlo en un postre de lujo, hecho con hielo natural acompañado con una salsa de frutas selectas.

– Un proceso complejo –

Sin embargo, los inicios de este negocio resultaron difíciles y Yamamoto tuvo que lanzar varias toneladas de hielo ante la falta de clientes.

Pero su empresa experimentó un giro copernicano cuando Mitsukoshi, unos grandes almacenes de Tokio, seleccionaron este helado como uno de sus productos de lujo.

La tradición de comer kakigori se remonta a la era Heinan (794-1185), cuando era un postre exclusivo de la aristocracia.

No fue hasta finales del siglo XIX cuando las clases trabajadoras pudieron degustarlo, con la aparición de las primeras fábricas de este tipo de helados.

Pero con la consolidación de métodos artificiales de producción, en las últimas décadas parecía que desaparecerían los fabricantes de hielo natural. Sobretodo, teniendo en cuenta la dificultad de extraerlo de la naturaleza.

Su fabricación empieza en otoño con la preparación de grandes cubetas con agua, que se deja congelar con la llegada de las bajas temperaturas.

Primero, se retiran finas capas de hielo cubiertas de impurezas y hojas muertas. A lo largo del invierno se protege esta agua de la lluvia y la nieve, ya que ralentizaría el proceso de congelación.

«Una vez estuve sacando nieve durante 16 horas», explica Yamamoto, quien afirma que mira las previsiones meteorológicas «diez veces al día».

– Un helado realmente diferente –

Cuando el hielo acumula 14 centímetros de espesor, lo que requiere al menos dos semanas, se empieza a cortar en bloques rectangulares.

Cada bloque, de unos 40 kilos, es transportado a una cámara fría a través de una corredera de bambú, donde es conservado antes de ser vendido a heladerías de Tokio.

En comparación con el «kakigori» artificial, el helado hecho con hielo natural «es más fácil de rallar ya que estuvo congelado durante más tiempo», explica a la AFP Koji Morinishi, propietaria de una de las heladería de Tokio que venden este producto, muy de moda.

Yamamoto vio cómo los pedidos se multiplicaban y ya encontró vendedores para las 160 toneladas de su última cosecha. «Algunos me hacen pedidos que no puedo atender», reconoce.

Tales Cotta tenía solo 26 años y se estaba haciendo un lugar en el mundo del modelaje en su natal Brasil, pero su vida terminó de manera inesperada mientras participaba de laSemana de la Moda de San Pablo, el mayor evento de la industria en su país.

Cotta estaba desfilando el sábado por la noche para la marca Också, durante la jornada de clausura, cuando comenzó a tambalearse y, finalmente, terminó en el suelo, inconsciente.

El joven modelo fue atendido de inmediato en la pasarela y llevado de urgencia a un hospital cercano, pero murió poco después, cuando era evaluado por los médicos.

La organización de la Semana de la Moda señaló que Cotta había sufrido una «súbita descompensación en el desfile» y «pese a que fue atendido rápidamente por los médicos del evento y conducido al hospital, desgraciadamente no pudo resistir».

Pese a la tragedia, los organizadores decidieron seguir con el evento, algo que fue repudiado por uno de los cantantes que se presentaron en la jornada de clausura. «Acaba de morir una persona, y están aquí como si la vida no valiera nada», dijo a la audiencia antes de abandonar el escenario.

El espectáculo continuó a pesar de la muerte de Tales Soares, su nombre real, con modelos en la pasarela que llevaban pancartas escritas a mano  con mensajes de homenaje a su compañero.

«Murió haciendo lo que más le gustaba»

Cotta era modelo de la agencia Base MGE, a la que llegó tras una carrera nada sencilla. El agente Faelo Ribeiro, quien descubrió a Tales en 2011 en Minas Gerais, recordó que el joven sufrió rechazos por su estatura de 1,78 m, una medida baja para los estándares de la moda masculina.

«Fue uno de los primeros modelos que lancé. Siempre tuvo esa cara de niño. Comenzamos una amistad rápidamente, era como de la familia. Era muy amoroso, un chico dedicado. Llegó a ser rechazado por su altura, pero yo peleé por él», recordó Ribeiro en una entrevista para O Globo.

Una vez que se graduó en Educación Física, Soares se mudó a San Pablo para perseguir su sueño de ser modelo.

«En fin, murió haciendo lo que más amaba y soñaba, probó que era capaz. La historia de superación de Tales necesita ser contada», añadió Ribeiro, quien también dijo que Cotta era un hombre muy espiritual y apasionado. Esta era la tercera ocasión que participaba en la Semana de la Moda de San Pablo.

En sus últimas publicaciones de Instagram, Tales compartió imágenes y videos de su participación en el reconocido encuentro de la moda de esa ciudad.

La agencia de modelos para la cual trabajaba Tales informó a través de un comunicado que el joven «nunca había presentado síntomas ni se había quejado por problemas de salud».

«Él mantenía una dieta saludable (era vegetariano), no usaba sustancias ilícitas y estaba en plenas condiciones para participar del desfile», agregó la compañía.

No es la primera vez que un modelo muere durante un desfile. En 2017, la rusa de 14 años Vlada Dzyuba sufrió un colapso debido a una  agotadora jornada de 12 horas en Shanghái.

 

 

Infobae

En los exhibidores de un salón de París, las prendas artesanales de diseño exclusivo reciben miradas de asombro. Comienza a cerrarse un círculo, un proceso que empezó algunos años antes a más de doce mil kilómetros de distancia en Península Valdés, en la Patagonia argentina. En el año 2016, investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), junto a productores ganaderos y trabajadores rurales, ensayaron una serie de medidas con el objetivo de promover una producción lanera responsable tendiente a la conservación de la biodiversidad, que hoy comienza a dar sus frutos.

Los inicios

El investigador independiente del Instituto Para el Estudio de los Ecosistemas Continentales (IPEEC-CONICET), Ricardo Baldi, fue el que primero pensó que el conocimiento científico podía conjugarse con los saberes previamente adquiridos de los productores con el objetivo de encontrar soluciones conjuntas a problemas puntuales. Los campos y el ganado en Península Valdés se han visto afectados a lo largo del tiempo por factores diversos. “Los herbívoros autóctonos como el guanaco, por ejemplo, se alimentan de la vegetación nativa, sobre la que también pastorean las ovejas. El conflicto recrudece cuando los guanacos acceden al agua obtenida mediante bombeo y distribuida en bebederos para el ganado. Al mismo tiempo, depredadores como el puma atacan a los animales”, explica.

Según relata el científico, la respuesta inmediata expandida históricamente en la región, y que en buena medida continúa, es la persecución y caza de estas especies silvestres. Esas prácticas, lejos de solucionar los conflictos, no solo aceleraron la degradación de los ecosistemas áridos sino que también resultaron en el abandono de decenas de campos. De esta forma, un grupo de trabajo conformado por investigadores del IPEEC-CONICET, comenzó a implementar medidas para mitigar los conflictos con el objetivo de evitar la matanza tanto de pumas como de guanacos, restaurar las relaciones entre depredadores y presas nativas, y al mismo tiempo brindar soluciones concretas a los productores de ganado ovino.

“Trabajamos para posibilitar la coexistencia entre la producción de lana y poblaciones saludables de vida silvestre; implementando acciones de conservación y manejo basadas en la investigación científica y en actitudes responsables. Y actualmente estamos trabajando en diferentes establecimientos ganaderos que abarcan unas 50 mil hectáreas de Península Valdés, un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por UNESCO. En lugares críticos por el conflicto con los carnívoros, hemos introducido perros protectores de ganado para disminuir los índices de mortandad de ovinos por pumas y controlar a los depredadores de manera no letal. En otros sitios colocamos aleros a los bebederos artificiales disponibles para las ovejas, a una altura que impiden acceder a los guanacos a consumir esa agua”, comenta.

El desenlace

Un grupo de productores que se comprometieron a producir lana siguiendo estándares de prácticas responsables, con los que investigadores y becarios del IPEEC-CONICET colaboran desde hace tres años, aplicaron y obtuvieron una certificación internacional. La diseñadora argentina, María Abdala Zolezzi, conocida como Maydi, compró cien kilos de esa lana con el sello “Wildlife Friendly” y acaba de presentar en París la colección que produjo a partir de esa materia prima patagónica.

“Quiero dar a conocer la belleza de las fibras naturales con las que contamos en la Patagonia argentina y sobre todo teniendo en cuenta que estas fibras se encuentran respaldadas por un proceso productivo que cuida el medio ambiente, el bienestar de los animales y el desarrollo de las personas y las organizaciones que participan en toda la cadena de valor”, asegura Maydi.

La diseñadora creó toda una línea de prendas utilizando esta lana, que consta de sweaters, capa y accesorios como guantes, bufandas, polainas, gorros y chales. Además de la lana certificada, utiliza tintes naturales que se obtienen de plantas nativas mediante procesos amigables con el ecosistema. Para Baldi, la ciencia debe ponerse al servicio de esta lógica: “Debemos realizar una producción responsable, que permita la coexistencia con la vida silvestre, contribuyendo a la conservación de la biodiversidad y al bienestar humano, y a su vez encontrar mercados diferenciados que valoren y lleven adelante estas iniciativas. E incentivar a la creación de políticas públicas que pongan en valor la producción regional sustentable y la conservación de nuestras áreas naturales”.

 

 

Diario Jornada