Tag

Misterio

Browsing

Alrededor del planeta Tierra podemos encontrar un sinfín de misterios por descubrir, como el agujero azul de Florida. Bautizado con el nombre de «Green Banana», se encuentra a 130 metros de profundidad y, por increíble que parezca, hasta ahora ningún submarinista se ha sumergido en él. Se trata de un sumidero situado a gran profundidad en el fondo marino.

En un principio la expedición al «Green Banana» iba a hacerse en mayo. Sin embargo, la pandemia del coronavirus cambió los planes, y será a lo largo de este mes de agosto cuando los investigadores podrán sumergirse a 130 metros de profundidad para descubrir por fin qué es lo que se esconde ahí abajo.

Lo harán varios científicos del Laboratorio Marino Mote en una expedición financiada por NOAA. Harán uso de lo que se conoce como módulo bentónico, que facilita en gran medida el «aterrizaje» a más de 100 metros de profundidad.

Uno de los principales enigmas a resolver es si el «Green Banana» se creó de arriba a abajo con la filtración de la lluvia, o de forma subterránea desde el Golfo de México.

¿Qué se sabe de los agujeros azules?

Los científicos no saben demasiado de los agujeros azules, especialmente porque explorarlos resulta muy complicado debido al cambio súbito de temperatura y a los problemas de visibilidad. Todo apunta a que tienen más de 10.000 años, y podrían ser la entrada a túneles, cuevas y manantiales subterráneos.

«Amberjack» es otro agujero azul de Florida, situado en la costa de Sarasota. Un grupo de buceadores se adentró en él el pasado año 2019, y hallaron algo muy interesante: a los tiburones les encanta estar en él, señaló Ok Diario.

Desde mayo, cientos de elefantes aparecieron sin vida en Botswana, el país que conserva la tercera parte de la población de estos animales en el mundo.

Un fenómeno que no tiene ningún precedente ocurrió en Botswana durante los últimos dos meses: cientos de elefantes fueron encontrados sin vida.

El Dr. Niall McCann dijo que sus colegas en el país del sur de África vieron más de 350 cadáveres de elefantes en el Delta del Okavango desde principios de mayo. Nadie sabe por qué los animales están muriendo aunque los resultados están en camino y estarán listos en unas cuantas semanas, según explicó el gobierno local.

Botswana es el hogar de un tercio de la población de elefantes de África. El Dr. McCann, de la organización benéfica con sede en el Reino Unido National Park Rescue , dijo a la BBC que los conservacionistas locales alertaron por primera vez al gobierno a principios de mayo, después de que emprendieron un vuelo sobre el delta.

“Vieron 169 en un vuelo de tres horas”, dijo. “Poder ver y contar tantos en un vuelo de tres horas fue extraordinario”. “Un mes después, nuevas investigaciones identificaron muchos más cadáveres, lo que eleva el total a más de 350”. “Esto no tiene precedente en cuanto a la cantidad de elefantes que mueren en un solo evento no relacionado con la sequía”, agregó.

En mayo, el gobierno de Botswana descartó la caza furtiva como una razón, señalando que los colmillos no habían sido removidos, según Phys.org . Hay otras cosas que apuntan a algo más que la caza furtiva. “Solo los elefantes están muriendo y ningún otro animal”, dijo el Dr. McCann. “Si los cazadores furtivos usaran cianuro, esperarías ver otras muertes”.

El Dr. McCann también descartó tentativamente el envenenamiento natural por ántrax, que mató al menos a 100 elefantes en Bostwana el año pasado. Sin embargo, aún no pudieron descartar ni envenenamiento ni enfermedad. La forma en que los animales parecen estar muriendo, muchos cayendo sobre sus caras, y los avistamientos de otros elefantes caminando en círculos apuntan a algo que potencialmente ataca sus sistemas neurológicos, dijo el Dr. McCann.

Este viernes 1° de noviembre se presentará por primera vez en ExpresArte, el espectáculo humor, magia y misterio: “Tres pelados al precio de Uno”. El show para toda la familia será en el escenario del Centro Cultural Municipal, a partir de las 22.

El grupo integrado por Mago Claudio Santander, el Mago Ilusionista Juan Espíndola y el comediante en Stand Up, Marko Sanzana, brindarán un espectáculo que tendrá una variedad de entretenimiento de magia con trucos, predicciones, ilusionismo, y comedia.

Los integrantes del grupo Tres pelados se conocieron en un casting de Showmatch y a las semanas ya eran amigos. No obstante, fue en abril de este año que comenzaron con este espectáculo que ya fue presentado con gran éxito en Fiestas Populares, bares y distintos eventos.

El show es para todo público. La entrada anticipada tiene un costo de 100 peladas y en puerta de 150. Los menores de 10 años no pagan entrada.
Luego de la presentación en el Centro Cultural, el grupo adelantó que también se presentarán en el Festival Sabores a realizarse el 10 de noviembre en Finca La Serena (por Ruta 7).

Docentes de la Regional Este de Atech, en su mayoría autoconvocados, trasladaron el acampe de la Legislatura al Ministerio de Educación, en medio de fuertes rispideces con la conducción central de Santiago Goodman, a quien acusan de intentar levantar la protesta desoyendo a las bases.

La docente de Trelew, Luján Mayor, cuestionó que en el plenario del viernes de la Atech, no se puso en consideración de las bases la moción originaria de «reformular el acampe», sino que la conducción central redujo el planteo a levantar o no la protesta, que no figuraba dentro de las posibilidades.

En una polémica votación, el viernes la mayoría de las regionales votó por la «abstención» de mantener el acampe, cuando Luján Mayor entendió que se debió haber votado cómo «reformular» la acción de protesta. «Los docentes se abstuvieron de tomar decisiones; algunas consideraban que era la Regional Este la que lo sostenía y debían decidirlo ellos, otros no tenían mandatos», relató la docente de Trelew.

En medio de la confusión, Luján Mayor expuso en la asamblea que ya que había primado la abstención, debía respetarse lo que decida la Regional Este con sus bases, puesto que fueron ellos quienes llevaron adelante esta iniciativa desde sus inicios en la Legislatura.

No conforme con esto, según relató Mayor, la conducción central de la Atech «quería dirigir las asambleas para que se levante el acampe», y en ese intento pretendieron «hacer mocionar a los que no tenían mandato». Según la docente, en el plenario «hubo una distorsión de la moción y quisieron hacer votar a delegados que no tenían mandato para ese punto, y no se respetó la moción de reformular el acampe».

Así las cosas, Luján Mayor indicó que trasladaron el acampe al Ministerio de Educación, por iniciativa propia, dado que el conflicto entró en una etapa de negiociaciones con el gobierno, y en los próximos días definirán en asamblea  si lo mantienen ahí o lo trasladan a otro lugar, informó El Chubut.

En los últimos años, las imágenes de botellas y bolsas acumuladas por las corrientes en medio de los océanos o las playas llenas de basura han llevado a campañas contra la cultura del todo desechable. Pero esta contaminación visible es solo la punta del iceberg.

Un equipo internacional de científicos se implicó en este tema, desplegando esfuerzos sin precedentes para dar con más desechos.

Entre 4 y 12 millones de toneladas de plástico terminan cada año en los océanos, pero los científicos estiman que solo se ven en la superficie 250.000 toneladas, y que el 99% de todo eso que ha sido lanzado al mar durante décadas está en un paradero desconocido.

Degradados por la erosión, el sol y la acción de las bacterias, la densidad de los plásticos cambia, se encuentran a merced de las corrientes y una vez que son arrastrados a las profundidades, se vuelven mucho más difíciles de rastrear.

«Es bastante difícil saber dónde están», dijo a la AFP Alethea Mountford, investigadora de la Universidad de Newcastle, en el Reino Unido. «Incluso el plástico en la superficie puede hundirse y luego volver a subir».

En lo que podría ser un verdadero avance, la investigadora usó un modelo computarizado de corrientes oceánicas sobre los plásticos de tres densidades diferentes, para ubicar los lugares donde se reagrupan los fragmentos después de que se hunden.

El modelo muestra acumulaciones de plásticos a varias profundidades en el Mediterráneo, en el Océano Índico y en las aguas del Sudeste asiático.

Los científicos estiman que una gran parte del plástico termina en el fondo del mar. Una estudio reciente permitió encontrar microplásticos en las entrañas de minicrustáceos que viven a casi 11 km de profundidad en la Fosa de las Marianas, la parte más profunda conocida de los océanos del mundo.

Todo vuelve a la orilla

Los cálculos de Alethea Mountford son preliminares, pero sus hallazgos podrían ayudar a identificar dónde realizar más investigaciones y así comprender mejor el impacto de esta contaminación en los ecosistemas, señala la investigadora, quien se inspiró en el trabajo del oceanógrafo Eric van Sebille de la Universidad de Utrecht holandesa.

«Sabemos de la existencia de ‘vertederos flotantes’, por lo que tiene sentido concentrarse en ellos. Y los plásticos de superficie probablemente tienen un mayor impacto porque los organismos viven principalmente en la superficie», dijo Van Sebille.

«Pero si quieres comprender la magnitud del problema, debes profundizar», agregó.

Sus investigaciones actuales se enfocan en el hecho de que la contaminación plástica es ahora tan importante que el rastreo de fragmentos podría proporcionar información relevante sobre cómo funcionan las corrientes oceánicas.

Su intuición, que se confirmará con simulaciones de modelos más sofisticados, es que la gran mayoría de los residuos plásticos que se tiran al mar finalmente regresan a las costas. Esto podría explicar la brecha entre el volumen que entra en los océanos y lo que realmente se puede observar hoy.

«El plástico arrastrado por un río hacia el mar permanece cerca de la costa por un tiempo y puede volver a la tierra. Y una parte importante podría hacer eso», dice.

Según el investigador, centrarse en limpiar las áreas costeras podría evitar que esta contaminación se propague en alta mar.

 

 

180.com.uy