Tag

Ministro de Seguridad

Browsing

Cada semana el ministro de Seguridad, Federico Massoni, se supera a sí mismo, y cual si fuere el trailer de una película de acción hay quien se ocupa de registrar todos sus movimientos para luego editar videos que se publican con el sello del organismo oficial.

Este miércoles, se difundió un video en el que proceden a la detención de una persona, que poco después se supo que estaría muy lejos de ser el ideólogo de la causa que se investiga.

La puesta en escena del Ministro Massoni, provoca risas pero debería generar preocupación, dado que no hay razón para que un funcionario del Ejecutivo participe de una acción judicial en la que se convoca a la Policía para realizar el procedimiento, pero en la que no hay justificativo alguno para la presencia del Ministro.

En tanto, resulta llamativo que se dedique tiempo físico a la edición de videos proselitistas en el contexto de profunda crisis que atraviesa la provincia.

Fuente: El Diario

El Ministro de Seguridad de Chubut, Federico Massoni, desobedeció a un juez que le prohibió entrar a una cárcel a hacer procedimientos con la policía . Encima, se hizo filmar cometiendo flagrantemente el delito de desobediencia a una orden judicial, agravado por ser funcionario público. El hecho se registró el viernes último cuando el controvertido ministro de Seguridad llegó con más de doscientos efectivos de las fuerzas especiales y la policía convencional a allanar los tres módulos del Instituto Penitenciario Provincial por casos de extorción.

Allí, innecesariamente, por orden de los hermanos Gómez y del propio Massoni, rompieron entre 40 y 50 candados de las celdas donde están alojados los presos y tiraron abajo unas puertas, en lo que se podría considerar como una sucesión de delitos de “daño calificado” por ser la prisión un edificio estatal.

O sea, representantes del Estado rompiendo cosas del Estado injustificadamente. Una verdadera locura y como toda locura, algo difícil de entender. ¿Qué creerían, que los presos se iban a escapar? ¿O que iban a descartarse de los celulares que les terminaron secuestrando?

Después de los daños que ocasionaron, los guardias del Instituto Penitenciario Provincial no tenían cómo ni con qué dejar encerrados a los reclusos.

Ahora, seguramente en los próximos días va a haber una serie de denuncias penales por el accionar de la policía de Massoni. Nadie está cuestionando la diligencia que se realizó con la finalidad de clarificar graves delitos, lo que se pone en tela de juicio es la forma en que se ejecutó.

Según se supo, en una resolución el juez de Ejecución Penal de Puerto Madryn, Daniel Yangüela, a raíz de una presentación de la Defensa Publica, le prohíbe a Massoni intervenir en allanamientos bajo apercibimiento de Ley, y con la posibilidad de que sea denunciado penalmente en el Ministerio Publico Fiscal. Y él lo sabe, pero así y todo incumplió la sentencia del magistrado y se hizo filmar cometiendo el delito.

La prohibición a Massoni, viene de un operativo anterior en la misma cárcel, cuando se denunciaron todo tipo de ilegalidades en un allanamiento que aparentemente estuvo dirigido por él.

En 1936, la Gestapo, la Policía Secreta de la Alemania Nazi, espiaba, perseguía y acusaba a todo aquel que fuera judío o no funcional al Nazismo. Estaban obligados a mentir y tergiversar eventos para que se adecuaran al relato del Partido Nacional Socialista. Ellos a su vez, tenían favores y beneficios que por el solo hecho de pertener a la Gestapo le procede.

La historia de la Gestapo toca tangencialmente al momento actual de la Policía de la Provincia del Chubut.

El último evento sucedido en la Ciudad de Comodoro Rivadavia dónde el mano derecha del Ministro Massoni, el Subsecretario de Seguridad Informatica Federico Perez Mariani destruyo un vehículo oficial en aparente estado de ebriedad, es el corolario para una serie de eventos que poco a poco, pero sostenidamente, han dilapidado la credibilidad y prestigio quien fuera una pretigiosa Institución Policial.

Massoni, con la connivencia de los hermano Gomez, induce a los empleados policiales a mentir u ocultar la verdad para que la imagen de este polémico y payasesco Ministro no se véa más afectada. Bajo presión y amenazas de ser sancionados, trasladados o perseguidos, sumen a los empleados policiales en un régimen de miedo. Aquel que alza la voz en contra de sus mandos superiores, inmediatamente es sancionado. Para ejecutar esta persecución ideológica, el Ministro de Seguridad creo la innecesaria Subsecretaría de Seguridad Informática cuya única función fue crear un equipo que espia y vigila las redes sociales para perseguir a quienes piensan distinto al Gobierno actual. Sobrados testimonios existen dentro de policía de varios empleado que han sido citados por los hermanos Gomez para llamarles la atención e inmediatamente trasladarlos o sancionarlos.

A cambio de su silencio y sumisión, los empleados policiales gozan de beneficios como es el de cobrar primeros que nadie el sueldo, protección cuando comenten alguna falta o ilegalidad y respaldo por parte del mismísimo Gobernador.

A pesar de que el Estado de Sitio que originalmente quiso imponer Federico Massoni finalizó, aún siguen siendo ellos, los policías, quienes tienen el privilegio que otros no tienen. Es verdad que se le adeudan acuerdos como el de la cláusula gatillo, pero a comparación de otros empleados estatales que ni siquera cobran sueldo, eso no es nada.

La Policía de Massoni y los hermano Gomez, protegen y alaban a todo aquel que efectúe su labor con Obediencia Debida, condenando al ostracismo a aquellos que quieren seguir sintiéndose orgullosos de vestir el Uniforme Policial.

El polémico ministro de Seguridad de Chubut no solo infringe la Ley cuando entra a una propiedad privada sin orden de un juez o al momento en que encabeza procedimientos policiales que terminan en violaciones a los Derechos Humanos; sino que además demuestra a diario su desconocimiento del protocolo que paradójicamente él y los otros miembros del Gobierno le dicen al ciudadano común que debe respetar para no contagiarse de coronavirus.

A Massoni se lo ve protegido con barbijo en los actos, por ejemplo, pero no respetando el distanciamiento social y saludando efusivamente a todo aquel que se le acerca; en vez de utilizar el codo o los puños, como ya nos hemos acostumbrado todos o la gran mayoría.

El otro día en un acto de la policía hasta anduvo a los abrazos, curiosamente, con personas a las que está viendo a cada instante.

Son reglas que Massoni como todos los funcionarios y los policías inclusive deberían cumplir porque –insistimos—ellos deben dar el ejemplo; son la autoridad, son quienes nos gobiernan.

Pero qué se le puede pedir a alguien que cuando se saca el traje de ministro de Seguridad, en su tiempo libre, anda en una motocicleta por las calles de Trelew con el caño de escape abierto, infringiendo el Código Contravencional que prohíbe “los ruidos molestos”.

El Ministro de Seguridad, Federico Massoni, a raíz de sus declaraciones de que existían un transa por cuadra en el barrio INTA de Trelew, generó una interna que puede derivar en irregularidades insospechadas.

El Subjefe de Policía, Gomez Ocampo, por órden del Propio Ministro, dispuso que varios empleado policiales comenzaran a realizar trabajos de inteligencia en ese barrio para poder justificar los dichos del Ministro.

Entre esos personajes dispuestos a hacer el trabajo sucio de inteligencia, se encuentra el Crio. Miguel Vazquez, empleado que fuera puesto en disponibilidad por los “trabajos” de vigilancia e inteligencia que estaba realizando contra el Gobernador y el Vicegobernador a principios de año cuando dicho empleado cumplía funciones en el Ministerio Público Fiscal.

Esta situación, se mantiene oscura para la opinión pública pero no deja de ser llamativo que uno de los laderos de Massoni como lo es Gomez Ocampo, le haya encomendado dicha tarea a este empleado quien durante toda su carrera se ha manejado en la oscuridad de los servicios de espionaje, lo que nos remonta a las épocas más oscuras de la República Argentina.

Es de destacar que fue el propio Massoni quién le encomendó a Gomez Ocampo que designe a gente de su confianza para “armar” una representación sobre la droga en los barrios de Trelew que se acomode a sus dichos.

La actitúd de Massoni, de espiar tanto a propios como extraño, es sinónimo de la impunidad con la que se maneja el Ministro de Seguridad.

Tal y como lo venimos adelantando en estas últimas semanas, el (hasta ahora) ministro de Seguridad de la provincia de Chubut, Federico Massoni, deberá prepararse para ir muy seguido a tribunales, y es que no son pocos los que le vaticinan un futuro procesal complicado, en tres o cuatro causas penales, que le podrían abrir en la Oficina Judicial de Trelew.

En la fiscalía de aquella ciudad, ya se estarían investigando algunos casos, por ejemplo, aquel hecho en el que confundió con ladrones a dos vecinos suyos, a los que presuntamente bajó de un camión a punta de pistola y los esposó, de igual forma el caso de la psicóloga a la que en un retén habría intentado sacar por la fuerza de su vehículo, mientras la acusaba de haber violado la cuarentena.

De igual forma, Federico Massoni, también se encuentra involucrado en aquellos procedimientos policiales en los que se presentaron excesos, heridos y hasta detenciones ilegales en los primeros tiempos del confinamiento, cuando él, los Gómez de la Jefatura de Policía, y un pelotón de uniformados salían a la noche en caravana, literalmente, a cazar supuestos infractores.

Justamente, hace muy poco tiempo, trascendió que en una de esas maniobras habrían detenido en Trelew, dos veces en un mismo día a un hombre, y de manera muy violenta; pese a que aparentemente podía circular al ser propietario de un negocio de alimentos.

Ese mismo hombre, también hizo la denuncia en la Justicia, al igual que dos abogados que supuestamente fueron apremiados por la policía de Massoni.

Una fuente a la que este portal consultó sobre lo que podría suceder con todas esas denuncias, aportó el dato de que en la fiscalía se estarían analizando caso por caso y que es muy probable que después de julio estén en condiciones de expedirse.

Federico Massoni sólo cuenta con el apoyo del gobernador. Cuestionado sus casos por propios y ajenos, se aferra a su cargo en busca de un trampolín político.

«Ya le pedimos varias veces que lo corra, pero es su amigo. Y no lo quiere hacer”. La fuente no es ajena. Conoce desde adentro cómo funciona el ejecutivo provincial de Chubut. Y aunque forme parte del gobierno de Mariano Arcioni es uno de los tantos dirigentes que, a menudo, le piden al mandatario que deje de lado su relación personal y le exija la renuncia a Federico Massoni, el ministro de Seguridad local, por casos de abuso policial.

Arcioni no cede. Y, en consecuencia, Massoni toma más fuerza. Un nuevo caso de violencia institucional sucedido en los últimos días y volvió a dejar en evidencia que su defensa es, quizá, la única ofensiva con la que cuenta el gobernador para revalidar la fuerza de un gobierno que, cada vez, cuenta con menos apoyo político.

Durante un operativo realizado en la madrugada del lunes en Trelew, y encabezado por el propio ministro de Seguridad, efectivos policiales dispararon contra vecinos del barrio INTA y uno de ellos fue herido en la cabeza por una posta de goma.

No es la primera vez que se da un hecho de estas características. Vale recordar que la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó hace un par de meses un habeas corpus colectivo y preventivo para que la Provincia se adecue a las normas nacionales y “se abstenga de cercenar aún más la libertad ambulatoria de los ciudadanos”. Fue luego de conocerse un audio del jefe de la Policía local que llamaba a “meter gente en cana” a pedido del Ministro.

Producto de lo sucedido en barrio INTA, el Ministerio Público Fiscal de Trelew decidió iniciar una investigación por tales casos. “Es para constatar informaciones y testimonios sobre la actuación de efectivos de la Policía de la provincia. En tal sentido se intenta determinar las circunstancias en que ocurrió el procedimiento policial observándose las conductas enmarcadas en el mismo”, agrega el parte oficial.

Por su parte, Massoni hoy se hará presente en el Concejo Deliberante de Trelew para brindar en detalle un informe sobre los operativos realizados. El Ministro llega a esta situación por expreso pedido del HCD local y de los diputados provinciales, donde ni siquiera cuenta con el apoyo de los propios. “Le hace mal a todo lo que nosotros intentamos que salga bien”, asegura un diputado oficialista quien suele referenciarlo como “el monje negro”.

Hijo de Norberto Massoni, reconocido abogado de Comodoro Rivadavia, quien fuera ministro de Educación durante el gobierno de Carlos Maestro, el ministro también ocupó ese cargo el año pasado. Sin embargo, luego de una infinidad de denuncias de represión contra los docentes fue acomodado en el Ministerio que más disfruta.

Quienes lo conocen, cuentan que es un obsesivo del entrenamiento. “Tiene un gimnasio en la casa, se cree Rambo”, aseguran. De ahí que alguno lo comparen con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni. “Suele andar armado en los procedimientos y por lo general personalmente hace parte del trabajo policial”. Incluso participó los casos de numerosos allanamientos en las causas de corrupción, deteniendo a quienes hasta poco tiempo antes eran sus compañeros de Gabinete.

La idea de Massoni es ser candidato a intendente de Trelew en 2023. Antes, podría intentar ir por una banca en el senado nacional en 2021. Un lugar que conoce de memoria ya que allí trabajó junto al exgobernador Maestro y también con su padre y José María Sáez.

Sin chances en el radicalismo, hace unos años perdió por paliza una elección interna para ir como candidato provincial. De pésima relación con Mario Das Neves, pasó a ser secretario de Seguridad de Martín Buzzi hasta que Arcioni volvió a llamarlo por su amistad en el liceo militar. “Es el equivalente más cercano que hay de Aldo Rico”, sostienen.

“Es tan grande su ombliguismo que, pese a saber que perjudica a su amigo, igual se queda. El problema es que si no se va, algo va a terminar saliendo mal. Sobran las señales”, cierra un funcionario local.

Fuente: ámbito

Los abogados Gastón Adán Bordier y Cynthia Tamara Castro presentaron en la Oficina 4 de la ciudad de Comodoro Rivadavia, Provincia del Chubut, una denuncia contra Federico Norberto Massoni, Ministro de Seguridad de la provincia, para solicitar un juicio político en su contra.

El documento fue realizado dentro de lo dispuesto por la Constitución Provincial, en el marco de lo regulado por la Ley V Nro. 79 de la Provincia del Chubut.

Massoni iría a un juicio político en Legislatura por falta de cumplimiento de los deberes a su cargo, inobservancia del Orden Constitucional, abuso de autoridad; así como, de la comisión de delitos en el desempeño de sus funciones.

Otro de los cargos contra Massoni es la impartición de órdenes ilegales a la policía de la Provincia del Chubut, y la violación de derechos y garantías de la población en general.

A causa de esa libertad para ejecutar acciones, en la gestión de Massoni se usurparon funciones propias del Poder Legislativo y del Poder Ejecutivo en cabeza del Órgano Gobernador.

Además de los cargos mencionados, Massoni también será investigado por otros hechos que correspondan por parte de la Comisión Investigadora; y todos los actos cometidos en violación a la normativa vigente, con respecto a la pandemia COVID-19.

Una amistad con privilegios

Los abogados Gastón Adán Bordier y Cynthia Tamara Castro, recordaron que los cargos “conseguidos por Massoni fue gracias a su amistad con el Gobernador”.

De manera que, ante la falta de medidas por parte de Mariano Arcioni ante su Ministro de Seguridad, los abogados señalaron que “a los ciudadanos les queda la Constitución Nacional y nuestra Constitución Provincial, las cuales otorgan el remedio del Juicio Político en manos de los diputados para sacar del cargo a los funcionarios que no respeten la ley y sean amparados por el Ejecutivo Provincial”.

Finalmente, en el contenido del documento se lee textualmente que “el Gobernador nunca ha hecho nada más que justificar el perverso y disparatado accionar de quien ha sabido ser su Ministro de Gobierno, Ministro Coordinador de Gabinete o Ministro de Seguridad”.

Luego que Federico Massoni confirmara que pasaron a disponibilidad a cuatro policías de la provincia, entre ellas a la Jefa de la Comisaría de la Mujer de Rawson, una concejal de Trelew acusa al ministro por abuso de poder.

La Jefatura de la fuerza policial pasó a disponibilidad a la jefe de la Comisaría de Rawson, Laura Mirantes, quien fue separada del cargo en las últimas horas como resultado de una actuación interna luego de que se negara a dar ingreso penal a un grupo de vecinos de la localidad que había sido detenido por el jefe de la Policía Montada, Denis Fernández, en plena Ruta 7.

Ante la polémica decisión se suma un nuevo escándalo que apunta directamente al Ministro de Seguridad de la provincia, Federico Massoni, quién fue denunciado esta mañana por una concejal de la ciudad de Trelew quién realizó su descargo a través de su cuenta de facebook.

Mariela Flores Torres , representa al partido municipal de Trelew es defensora del aborto seguro, legal y gratuito y lo ha expresado abiertamente a través de sus redes sociales. Su nombre se hizo aun mas conocido cuando contó su experiencia de vida luego de tener dos abortos.

Este sábado su nombre resonó nuevamente cuando a traves de su cuenta personal denunció al ministro Massoni por abuso de autoridad, misoginia y machismo, y resaltó la labor de la comisario Mirantes.

En su descargo, la concejal expone dos situaciones particulares que ocurrieron durante la cuarentena marcando la diferencia del trato hacia la titular de la Comisaria de la Mujer en la capital provincial, que defendió con su accionar el derecho laboral de un ciudadano, la atención a una mujer embarazada y la defensa de una voluntaria y proteccionista de animales, y por otro lado el accionar del Jefe Gómez Ocampo quién nunca recibió un llamado de atención por maltratar a un animal y además comentarlo abiertamente en un medio de comunicación.

“Hay que pedir a las fuerzas que anulen el abuso de poder para con la comisario Mirantes” sentencia la concejal Flores Torres que expuso hoy el abuso de poder y machismo del ministro de Seguridad provincial.

El ministro de Seguridad, Federico Massoni @massonifederico, dijo que «debo resaltar que en medio gráfico salió titular que no se ajusta a la verdad. Viene con mala intención. De ninguna manera el Jefe o el subjefe hemos admitido de que hay espionaje o seguimiento a ningún político de Chubut».

Estas declaraciones de @massonifedericode fueron realizadas en una  entrevista a través de @radio3trelew,  sobre la denuncia hecha por Satre.

Semana atrás, el vicegobernador Ricardo Sastre realizó una denuncia por supuesto espionaje y señalamiento en una causa por drogas.

Por su parte, el Jefe de la Policía se deslindó a la fuerza de la denuncia.

@massonifederico anunció que «el vice gobernador y el intendente tienen custodia de la policía del Chubut».

Sobre controles en las salidas del país de Arcioni, señaló que «podría estar inmerso un efectivo adscripto en otro lugar de la provincia».

Finalmente, dijo que «una vez que tengamos las resultas del fiscal vamos a tomar las decisiones administrativas que correspondan».