Tag

ministro de Hacienda

Browsing

Luego de una semana caracterizada por los constantes cambios en el régimen cambiario, subas pequeñas pero sucesivas del tipo de cambio y pérdidas constantes de reservas, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, se prepara para concretar la postergada reunión con las autoridades del FMI en Washington. En la oportunidad, intentará convencer al organismo multilateral (aunque controlado por el gobierno de Estados Unidos) de la «necesidad» de las medidas de control aplicadas en el régimen cambiario, pese a contradecir las pautas que fija el Fondo a los países firmantes de los créditos condicionados otorgados. De la respuesta del organismo, depende que el gobierno argentino pueda acceder al desembolso del tramo de 5400 millones de dólares pendiente, que correspondía al corriente mes de septiembre.

Según lo estipulado, el titular de la cartera económica va a mantener un encuentro en los Estados Unidos con autoridades del Fondo Monetario el miércoles, en el marco de su viaje como integrante de la comitiva que acompañará al presidente Mauricio Macri a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Llegará a Washington  el miércoles 25 y ese mismo día se reunirça con los representantes del FMI. El vocero del organismo internacional, Gerry Rice, había anticipado que durante la reunión en Washington las partes continuarán «las conversaciones en curso del programa». Rice había adelantado también que iban a seguir «las discusiones sobre las medidas adoptadas por las autoridades en respuesta a la crisis macroeconómica, y hacer un balance sobre en qué punto se encuentra la situación y los próximos pasos».

El miércoles pasado, el Banco Central dio a conocer su decisión de aumentar de 58% al 78% durante este mes el límite inferior para la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), mientras anunció una flexibilización en la meta de la tasa monetaria. Luego de ello, el FMI afirmó que espera «que las reuniones con las autoridades argentinas sean una oportunidad para dialogar sobre estos y otros temas», mientras aseguró que «sigue comprometido» con el país, aunque sin hacer mención explícita al acuerdo stand by vigente.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, defendió este lunes en comisión ante diputados de la oposición el proyecto de ley del Presupuesto 2020, que contempla un dólar promedio de $67, inflación del 34% y crecimiento del 1% sobre el PBI.

En ese marco y al evaluar el Gobierno de Mauricio Macri, sostuvo que el «gradualismo» en el ajuste «debió ser financiado con emisión de deuda».

«Para trazar una reflexión sobre estos cuatro años, en primer lugar, si medimos por las variables convencionales empleo e inflación, los resultados han sido inferiores a los esperados», admitió el funcionario en su exposición.

«No voy a entrar en juicio de valor sobre la herencia, pero sí mencionar que en los anteriores cuatro años había alta inflación, pero no generación de empleo. También un agudo desequilibro fiscal y desequilibrio comercial latente con restricciones», añadió.

«Empezamos con un ‘triángulo de las bermudas’: atraso cambiario, tarifas rezagadas y alta inflación. En el primer año fue muy difícil subir las tarifas y el tipo de cambio y a la vez crecer. El gradualismo quizás no haya sido una elección sino una imposición de la realidad. El gradualismo fue financiado con deuda en el mercado externo».

«La deuda es la suma de los déficits a lo largo de los años. La deuda subió 12% por el reconocimiento de los holdouts. Primero emitimos deuda para financiar el déficit y ahora emitimos para renovar deuda. El corte del crédito voluntario nos llevó a acordar con el FMI un préstamo del tipo stand-by», describió el ministro sobre el espiral de crecimiento de la deuda de la Argentina, así lo informó Diario 26.

«La deuda actual es del 85% sobre el PBI, pero el 35% está en manos del sector público. No tenemos un problema de solvencia sino de liquidez motivado por la incertidumbre electoral», precisó.

«Estimamos un tipo de cambio de $67 promedio y de $75 en diciembre del próximo año. No hay espacio ni necesidad para tener un tipo de cambio más alto, una vez superada la incertidumbre electoral, si también resolvemos el problema de liquidez de la deuda», sentenció.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, participó esta noche de Periodismo para Todos, en un día de medidas económicas en el cuál el Gobierno anunció que aplicará restricciones para la compra de dólares. Lacunza lo definió como «un control de capitales» y descartó una corrida cambiaria.

«Este no es el puerto que soñamos. Tenemos que revisar las causas pero los resultados fueron bastante distantes a los esperados. En este Gobierno se trabajó mucho en la sala de máquinas. Nos faltó trabajar en el sector comedor. El desafío es estacionar el barco en el muelle, no antes», explicó Lacunza, con una metáfora. Y contó, sobre las medidas: «Preferimos pecar de exagerados que de escasos».

«Son medidas incómodas para evitar daños mayores», dijo el ministro y reconoció que puede que «aparezca un tipo de cambio paralelo». Y señaló: «Con estas medidas ordenamos las prioridades, que son los ciudadanos a pie».

Sobre las últimas modificaciones que realizó el Gobierno, Lacunza contó cuál fue la relación de este último con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Según explicó el ministro de Hacienda el reperfilamiento de la deuda, que se tomó el miércoles, fue comunicado a los representantes del organismo en Buenos Aires el martes y las medidas de este domingo se informaron telefónicamente. «A las de hoy se comunicó telefónicamente junto con los fundamentos de las modificaciones», dijo.

«Hay una realidad que no podemos negar: hay un cambio evidente después de las PASO. El riesgo superó los 2000, el dólar pasó de $45 a $55. No es cierto que el Banco Central especuló. No existe tal especulación. La Argentina perdió crédito después de ese día, cuando venía renovando como hacen todos los países normales», explicó.

La gestión de Cambiemos que desarmó sin sobresaltos el cepo cambiario kirchnerista, este domingo, comenzó a desandar ese logro con una orden al Banco Central para que autorice la compra de divisas y las transferencias fuera del país.

Desde el ministerio que lidera, el Banco Central (BCRA) y la AFIP intentaron informar que las medidas oficiales buscan lograr «mayor estabilidad cambiaria y proteger al ahorrista».

En el Gobierno se apuraron en aclarar que ninguna persona o empresa estará limitada para extraer dólares de sus cuentas bancarias, no habrá impedimentos para las operaciones de comercio exterior ni tampoco restricciones para los viajes o compras en el extranjero.

Directivos del FMI se realizaban este mediodía en el Ministerio de Hacienda una revisión del programa fiscal del Gobierno.

Los representantes del Fondo tienen previsto monitorear los números de julio y el impacto que tendrán las últimas medidas económicas que tomó el Gobierno, como la baja del IVA en algunos alimentos y el aumento del mínimo no imponible de Ganancias.

El sábado último, el ministro Hernán Lacunza se entrevistó con con el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner; el jefe de la misión argentina, Roberto Cardarelli y el representante permanente del Fondo en el país, Trevor Alleyne.

El ministro se comprometió a cumplir las metas fiscales comprometidas en el marco del acuerdo stand by sellado con el organismo crediticvio.

En esa ocasión, Lacunza presentó los números del segundo trimestre del año y aseguró que la Argentina está en condiciones de recibir el desembolso previsto para septiembre, por 5.400 millones de dólares.

Esta tarde, la misión del FMI tiene previsto reunirse con referentes económicos del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, así lo reseña Diario Jornada.

Roberto Cardarelli intercambió información con el flamante ministro y el presidente del Banco Central. Sus próximos pasos en Buenos Aires.

En el Gobierno quisieron ser prudentes: dejaron trascender solo dos fotos de la reunión entre el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y el presidente del Banco Central (BCRA), Guido Sandleris, con el jefe de la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), Roberto Cardarelli, en el palacio. Quizás porque la imagen que intentaron potenciar el sábado por la tarde fue la del presidente Mauricio Macri desde el balcón de la Casa Rosada con una Plaza de Mayo de fondo llena con seguidores con Juntos por el Cambio, así lo informo TN.

Las partes evitaron informar detalles sobre el primer encuentro entre Lacunza y Cardarelli. Desde el Ministerio de Hacienda solo contaron que «el diálogo entre las autoridades es continuo y fluido» y que «continuará el domingo con los equipos técnicos».

Cardarelli ingresó al Palacio de Hacienda, ubicado frente a la Casa Rosada, mientras miles de seguidores del Gobierno marchaban desde el Obelisco hacia la Plaza de Mayo sin saber que pasadas las 19 horas Macri les dedicaría unas palabras de agradecimiento.

Lacunza estuvo acompañado por su secretario de Política Económica, Sebastián Katz, Sandleris y el vicepresidente del BCRA, Gustavo Cañonero; Cardarelli, en tanto, por el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, y el funcionario residente del FMI en Argentina, Trevor Alleyne.

Cardarelli tiene una agenda amplia en Buenos Aires: desde el FMI adelantaron el viernes que el jefe de la misión «también se reunirá con asesores económicos de los principales candidatos presidenciales para intercambiar puntos de vista».

Este medio pudo saber que, de todas maneras, las autoridades del organismo multilateral de crédito todavía no confirmaron los encuentros con los economistas de Alberto Fernández y Roberto Lavagna.

Los referentes en la materia del Frente de Todos son Matías Kulfas y Cecilia Todesca; y de Consenso Federal, Marco Lavagna, Leonardo Madcur, Carlos Hourbeigt y Ramiro Marra.

El principal objetivo de Cardarelli es llevarse de la Argentina una conclusión tanto con el Gobierno como con la oposición sobre los recientes «acontecimientos económicos y financieros y los planes de políticas del gobierno», pero no empezaría con la quinta revisión necesaria para destrabar los u$s5400 millones que, de aprobar las cuentas públicas, deberían llegar a mediados de septiembre.

 

El diputado Marco Lavagna sostuvo hoy que el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, «es consciente de que la situación es delicada», al tiempo que destacó la «actitud de escuchar» del funcionario con quien se reunió ayer en el marco de los encuentros que inició con equipos técnicos de distintos espacios.

«Nunca es tarde para escuchar, si bien hoy el margen de maniobra es menor que el que había tiempo atrás, creo que Lacunza es consciente de que la situación es delicada», dijo el integrante de Consenso Federal, espacio que lleva como candidato presidencial a su padre, Roberto Lavagna.

El encuentro se desarrolló ayer por la tarde, horas después de que Lacunza asumiera el cargo. La ronda de reuniones seguirá con otros espacios políticos, como el Frente de Todos, cuyos economistas se verán hoy con el titular de Hacienda, según informó Télam.

En declaraciones a FM Futurorock, Marco Lavagna agregó que el flamante ministro tuvo «una actitud de escuchar y está centrado en tratar de enviar tranquilidad en el tipo de cambio, algo en lo que coincidimos».

El presidente Mauricio Macri le tomó juramento al flamante funcionario a las 08:36 en el Salón Blanco de la Casa Rosada, que estuvo colmado por funcionarios nacionales y contó con la presencia de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal.

Vidal estuvo sentada en primera fila, en señal de respaldo para quien hasta el sábado pasado fue su ministro de Economía en la provincia de Buenos Aires.

El presidente Mauricio Macri agradeció esta mañana a su flamante ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, por aceptar asumir en este momento «tan difícil para la Argentina».

«Quiero agradecerle a Hernán Lacunza por aceptar esta responsabilidad compleja en un momento tan difícil para la Argentina y también a su familia porque en estas cosas siempre necesitamos el apoyo de la familia», dijo Macri.

El jefe de Estado se apartó por un momento del protocolo oficial tras la jura del nuevo funcionario nacional y habló ante las cámaras para expresarle su gratitud por aceptar sumarse al gabinete en un momento de crisis económica.

«Que aceptes hoy, Hernán, habla de tu profunda vocación de servicio y de valentía para la tarea. Y quiero pedirte que en cada decisión que vayas a tomar en los próximos meses tengas tu foco en cuidar a los argentinos», sostuvo.

Los que participaron del desayuno en la casa de nuevo ministro fueron Damián Bonari, quien es su reemplazante en la Provincia, Sebastián Katz, Milagros Gismondi y Pedro Rabasa, entre otros.

El designado ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, reunió a su equipo económico hoy en un desayuno en su casa para comenzar a delinear las acciones de trabajo, previo al encuentro que mantendrá con el presidente de la Nación, Mauricio Macri, informaron desde el entorno del funcionario, así lo informo Télam.

Además agregaron que hoy mantendrá encuentros con el ex ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y con el titular del Banco Central de la República Argentina, Guido Sandleris,

Ayer por la tarde, el Presidente designó a Hernán Lacunza como ministro de Hacienda de la Nación en reemplazo de Nicolás Dujovne, quien presentó la renuncia al cargo.

Los que participaron del desayuno en la casa de Lacunza fueron Damián Bonari, quien es su reemplazante en la Provincia, Sebastián Katz, Milagros Gismondi y Pedro Rabasa, entre otros.