Tag

mineria

Browsing

Maderna hizo referencia a su cambio de postura sobre la posibilidad de desarrollar la minería en Chubut. Afirmó que el debate «lo damos en la calle, cara a cara con el pueblo».

Explicó que el cambio de posicionamiento corresponde a una forma de entender la política: «Nosotros los debates los damos en la calle con el vecino, el cara a cara. Los debates no los damos en un medio de comunicación o por un micrófono, lo damos en la calle, en la charla con el vecino, en las asambleas, en la universidad, en la escuela, en el barrio, en la Municipalidad en una charla con empresarios, con ambientalistas, con no ambientalistas».

En este escenario explicó que «hemos sacado la conclusión de que el pueblo no daba la licencia social para poder avanzar ahora en la minería. Porque nosotros si hay algo que siempre dejamos en claro es que la prioridad es el control ambiental y que no afecte el agua, que es nuestro recurso principal y que no afecte a la salud de ningún vecino».

Profundizando, dijo que «teníamos en claro también que si era una alternativa para el desarrollo de la ciudad, de la región y todo con control lo podíamos aceptar. Pero si los vecinos y su mayoría son los que se manifiestan, están en contra y no quieren saber nada, no podemos ir en contra de quienes nos eligieron, más allá de que gobernamos para quienes están a favor y quienes están en contra».

«Quienes están a favor, creo que son los menos ahora, porque si no se hubiesen pronunciado», enfatizó Maderna, quien dejó en claro que «si la sociedad quisiese y hay controles ambientales, a Trelew le serviría muchísimo el desarrollo, mientras que no perjudique la salud de ningún vecino de la Meseta y de ningún punto de la provincia».

El vicegobernador arrojó definiciones interesantes: «Mi postura con la Minería no generó ni va a generar ningún quiebre en la labor que tenemos en los Poderes Legislativo y Ejecutivo».

El vicegobernador de la Provincia, Ricardo Sastre, pasó por los estudios de FM EL CHUBUT y dialogó con Rodrigo Mansilla sobre la actualidad política, su postura frente a los temas del día a día y la relación con Marian Arcioni.

“Hay cosas en las que se me consulta, y en otras no. Pero yo creo que las decisiones son responsabilidad del Gobernador. Yo puedo estar o no de acuerdo, pero tiene su libertad para decidir”, manifestó Sastre, quien además menciono que tiene muy buena relación con el máximo mandatario.

Ricardo también fue uno de los que se disgustó con los dichos del secretario de Gobierno, Carlos Relly: «No me cayeron bien las declaraciones. Creo que no era el momento, ni el lugar. Y lo dejé en claro. Incluso se lo dije a él en persona”.

El vicegobernador indicó que esta evaluando proyectos alternativos en la Meseta Central: “En los últimos meses hemos tenido reuniones con sectores académicos y sociales sobre proyectos que no tengan injerencia en el agua y en el medio ambiente”.

El vicegobernador Ricardo Sastre se sumó al grupo de políticos que se pronunciaron en las últimas horas en contra de la minería en Chubut. Pidió respetar la decisión del pueblo y advirtió que la Provincia debe tomar el camino de otros proyectos de desarrollo.

«Siempre fui un hombre de principios y sobre todo de respeto por la opinión del otro. Creo y estoy convencido que saldremos adelante en un camino que nos encuentre a todos unidos en un mismo objetivo y no enfrentados por las diferencias», indicó Sastre en las redes sociales.

Señaló que «el Pueblo de Chubut se ha expresado en contra del desarrollo minero y comprendo perfectamente que ‘No Es No».

«Dentro de la clase dirigencial debe existir una fuerte autocrítica. Chubut tiene otras alternativas de desarrollo que pueden llevarse adelante con responsabilidad y eficiencia, sin poner en riesgo el agua y nuestro medio ambiente», manifestó el vicegobernador de la Provincia.

El kirchnerismo en la provincia de Chubut se despegó en forma categórica del mensaje que emitió Alberto Fernández​ sobre los lineamientos del Gobierno nacional en torno a la actividad minera en diferentes provincias.

El diputado nacional Santiago Igón, referente de La Cámpora en la provincia, y los senadores Alfredo Luenzo y Nancy González, participaron de la Fiesta de la Fruta Fina en El Hoyo junto al intendente Pol Huisman y aprovecharon para fijar su posición sobre la minería en la provincia. Lo hicieron a través de declaraciones públicas y portando carteles del “No a la mina” y “No es no”, detalla Diario Clarín

El presidente Alberto Fernández había asegurado a fin del año pasado que “hemos logrado explotar oro y plata en la zona de la meseta de Chubut”, dando por sentado el desarrollo minero en la provincia. Estas declaraciones ya habían despertado inquietud en los grupos antimineros que comenzaron a pronunciarse. Incluso hubo incidentes en la Legislatura provincial durante la primera sesión extraordinaria del nuevo período.

Esta “rebelión” temprana de los legisladores K tiene que ver con una importante reacción ciudadana en contra de la explotación minera tanto en la zona de la cordillera como en la meseta central, donde desde hace años se desarrolla el denominado “Proyecto Navidad” para la extracción de uranio. El oro y la plata abundan en la región cordillerana.

También se pronunciaron en contra los intendentes de Trelew, Adrián Maderna, y de Madryn, Gustavo Sastre. Además del vicegobernador Ricardo Sastre y los diputados provinciales por Trelew, Leyla Jones, José Giménez y Angel Chiquichano. Antes, Maderna tuvo posiciones ambiguas respecto al tema, pero ante la reacción popular cambió abruptamente su posición al igual que Jones, Giménez y Chiquichano, quienes le responden políticamente.

Las declaraciones de Alberto Fernández respecto a la casi segura explotación minera en esta provincia patagónica provocó silencio de parte de la dirigencia K y de distintos sectores políticos. Días pasados, el gobernador Mariano Arcioni​ tuvo que salir a apagar el incendio que provocó uno de sus funcionarios. Fue el secretario general de la gobernación Carlos Relly, quien había asegurado que “el plan de desarrollo productivo de la provincia incluye la explotación minera”. Enseguida Arcioni salió públicamente a decir que “la ley 5001 (que prohíbe la minería en toda la provincia) no será modificada”.

Igón es un reconocido dirigente camporista que llegó a la provincia para conducir la Anses en Esquel y se convirtió imprevistamente en diputado nacional bajo la imposición de Máximo y Cristina Kirchner. Nancy González es una famosa “hiper K” y Alfredo Luenzo, un ex empresario de medios muy ligado a Cristóbal López y su grupo Indalo. Ahora, los tres encabezaron la rebelión antiminera, aunque no por casualidad: en los últimos días miles de personas salieron a la calle en las principales ciudades de la provincia manifestándose en contra. Esta reacción influyó para los inesperados cambios de posición.

El vicegoberador Ricardo Sastre se sumó al grupo de políticos que se pronunciaron en las últimas horas en contra de la minería en Chubut. Pidió respetar la decisión del pueblo y advirtió que la Provincia debe tomar el camino de otros proyectos de desarrollo.

«Siempre fui un hombre de principios y sobre todo de respeto por la opinión del otro. Creo y estoy convencido que saldremos adelante en un camino que nos encuentre a todos unidos en un mismo objetivo y no enfrentados por las diferencias», indicó Sastre en las redes sociales.

Señaló que «el Pueblo de Chubut se ha expresado en contra del desarrollo minero y comprendo perfectamente que ‘No Es No».

«Dentro de la clase dirigencial debe existir una fuerte autocrítica. Chubut tiene otras alternativas de desarrollo que pueden llevarse adelante con responsabilidad y eficiencia, sin poner en riesgo el agua y nuestro medio ambiente», manifestó el vicegobernador de la Provincia.

 

 

 

Como continuación de la marcha que se realizó el viernes en distintas ciudades de la provincia bajo la consigna «No a la Megaminería», este sábado se llevó a cabo en Trelew una bicicleteada organizada por el grupo Aonikenk.

Se reunieron en el predio de la Laguna Chiquichano y desde allí salieron para recorrer las calles de la ciudad para visibilizar el rechazo a la minería en la provincia.

Desde el grupo Aonikenk Ciclistas Patagónicos expresaron a EL CHUBUT que la idea de esta convocatoria era «tener un impacto, que la gente vea que el medio de transporte que utilizamos no tiene ningún impacto ecológico. Estamos interesados en defender el agua porque nos importa el futuro para nuestros hijos y la posteridad».

El vicegoberador se sumó al grupo de políticos que se pronunciaron en las últimas horas en contra de la minería en Chubut.

El vicegoberador Ricardo Sastre se sumó al grupo de políticos que se pronunciaron en las últimas horas en contra de la minería en Chubut. Pidió respetar la decisión del pueblo y advirtió que la Provincia debe tomar el camino de otros proyectos de desarrollo. 

«Siempre fui un hombre de principios y sobre todo de respeto por la opinión del otro. Creo y estoy convencido que saldremos adelante en un camino que nos encuentre a todos unidos en un mismo objetivo y no enfrentados por las diferencias», indicó Sastre en las redes sociales.

Señaló que «el Pueblo de Chubut se ha expresado en contra del desarrollo minero y comprendo perfectamente que ‘No Es No».

«Dentro de la clase dirigencial debe existir una fuerte autocrítica. Chubut tiene otras alternativas de desarrollo que pueden llevarse adelante con responsabilidad y eficiencia, sin poner en riesgo el agua y nuestro medio ambiente», manifestó el vicegobernador de la Provincia, señaló El Chubut.

A través de las redes sociales, Gustavo Sastre sorprendió a propios y extraños marcando una posición en contra de habilitar la minería metalífera en Chubut.

El intendente de Madryn, Gustavo Sastre posteó: «Si hay algo que nos caracteriza es el cara a cara con la gente. Nos debemos a los vecinos. La Provincia no está en condiciones de afrontar ninguna acción que tenga que ver con minería. El pueblo se manifestó y son ellos los que nos pusieron en este lugar. #NoEsNo».

Por primera vez en mucho tiempo, el gobernador se expresó con certezas sobre un tema polémico. Dijo que se trabaja en un plan productivo que contempla la extracción de minerales en la Meseta pero sin ir en contra de la normativa vigente.

El gobernador Mariano Arcioni salió este viernes a hablar en referencia a los dichos del secretario general de la gobrnación, el comodorense Carlos Relly, que ayer en un medio cordillerano se refirió a un plan productivo que incluirá la actividad minera en la zona de la Meseta Central de Chubut.

Por primera vez en mucho tiempo, el gobernador habló en profundidad sobre el tema y, de alguna manera, corrigió las declaraciones de Relly en relación a la modificación de la Ley 5001, que actualmente prohíbe la minería a cielo abierto y con uso de cianuro, aunque hace salvedades sobre el tema de la zonificación.

Arcioni afirmó que»la Ley 5001 no se va a modificar, no va a haber uso de cianuro y tampoco queremos que haya minería en la zona cordillerana. Que eso quede claro», reclamó el mandatario provincial. Que sin embargo admitió que el Gobierno está trabajando en un plan de desarrollo provincial «sin megaminería, sin cianuro, cuidando nuestros recursos naturales», ratificó el gobernador.

Sin dar demasiados detalles sobre ese plan productivo que está en etapa de desarrollo, Arcioni anticipó que incluirá distintas medidas que se están consensuando con el Gobierno nacional y están vinculadas a»nuestros puertos y las economías regionales», entre otras. «Pero no queremos fantasmas ni terrorismo al respecto porque no ayuda», agregó el gobernador. «La Meseta es parte de ese proyecto y estamos trabajando para presentarlo», concluyó.

Qué dice la 5001

La norma conocida popularmente como «Ley 5001», técnicamente denominada en el Digesto Jurídico de Chubut como «Ley XVII-Nº 68», es la que determina la prohibición de la actividad minera metalífera en el ámbito provincial pero incluye salvedades, como por ejemplo la zonificación y las excepciones a esta prohibición.

El Artículo 1° dice textualmente: «Prohíbese la actividad minera metalífera en el ámbito de la Provincia del Chubut, a partir de la sanción de la presente Ley, en la modalidad a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera».

El Artículo 2°, en tanto, refiere al Consejo Provincial del Ambiente (COPRAM) creado por la Ley 5439, que es el que determinará «la zonificación del territorio de la provincia para la explotación de recursos mineros, con la modalidad de producción autorizada para cada caso»; y «la definición de las áreas en que se exceptuará la prohibición establecida en el artículo 1º de la presente Ley».

El Artículo 3° abunda sobre el mismo tema: «La aprobación de la zonificación propuesta por el COPRAMen los términos del artículo 2º de la presente, se efectuará por Ley.», señaló Diario Jornada.

Sudáfrica y Australia son dos buenos ejemplos para exponer el tema del agua. Dos territorios desérticos donde una de sus principales actividades industriales siempre fue la minería.

Sudáfrica, con la sequía más trágica de su historia, no ha dejado de producir metales. En 2015 consumían 236 millones de metros cúbicos para la extracción de metales, siendo este volumen sólo el 5% del total del agua consumida en el país. (1)

Australia, otro gran desierto, consumió durante el período 2008-2009 el 49,6% de su agua para agricultura, 29,5% para consumo humano, 17,3% para industrias en general y sólo un 3,6% para minería, generando con esas cantidades de agua U$S 4 millones en agricultura, U$S 164 millones en industrias (sin considerar hidrocarburos) y U$S 226 millones en minería. (2 y 3)

Sin embargo, no debemos ir tan lejos para estudiar desiertos mineros. La Provincia de San Juan se beneficia de sus ríos que cargan un histórico de 80.000 litros/seg. (Mendoza tiene un histórico de 126.000 litros/seg.) y hoy es la provincia minera por excelencia de nuestro país. Ellos han aprovechado al máximo las condiciones hidrológicas construyendo infraestructura hidráulica con las ganancias de la minería, siendo sólo el 1% del agua de esta provincia utilizada para la industria de los minerales. (4)

En estos términos, Mendoza deberá comprender la importancia técnica de construir obras y hacer uso del artículo 11 de la modificación de la ley 7.722 que destina un porcentaje de regalías a obras de irrigación. Actualmente el 81% del agua mendocina se destina a la agricultura donde el 40% de ese porcentaje se pierde sin sentido.

En cuanto al cianuro (CN), la discusión puede ser un poco más compleja y posiblemente menos conocida. La molécula CN está compuesta por Carbono y Nitrógeno, dos elementos necesarios para la vida, omnipresentes en la atmósfera y en cualquier ser vivo. Altamente inestable en condiciones ácidas y a la radiación UV, las cuales son muy comunes en áreas con minerales, el cianuro se degrada a sustancias inertes, por eso las compañías mineras deben usar circuitos de fluidos donde se preservan ciertas condiciones químicas.  Hace décadas que el método de cianuración es considerado uno de los más seguros y con mayor grado de desarrollo para la captación de oro en procesos mineros, usando concentraciones de cianuro de sodio (NaCN) muy bajas (entre 0,01% y 0,05% de cianuro).

El 80% del cianuro producido en el mundo es utilizado en manufactura y para producir plásticos, y sólo el 20% es usado en acotados procesos mineros. En Mendoza la utilización de cianuro podría llegar a ser mínima. (6)

Por nuestra parte también consumimos a diario cianuro en diversos productos. Hay más de 2.000 fuentes naturales de cianuro, entre ellas las semillas de la manzana que tienen entre 500 mg/kg de CN, las del durazno (2.170 mg/kg de CN), y algunos porotos blancos (2.100 mg/kg de CN). La ingesta a partir de 4,6 a 15 mg/kg de cianuro es nocivo para los seres humanos, causando efectos adversos en el sistema nervioso, respiratorio y otros. (7)

Hay más casos registrados por intoxicaciones de cianuro con vegetales, que intoxicaciones del mismo tipo en minería (sólo dos fatalidades registradas en 100 años entre varios países mineros).

La ONU elaboró en 2015 un informe serio con respecto al derrame de la Mina Veladero y determinaron que el cianuro sólo sobrevivió una distancia muy corta comparada con el total de la cuenca sin generar perturbaciones en ambientes donde el consumo del agua o la vida humana y animal se desarrollan con frecuencia, más allá de la importante dilución que tuvo en el volumen total de agua vertido. Este estudio reveló la manipulación que sufrió la información creando miedo y desconcierto en la población. (8 y 9)

Hasta no hace muchos años el vino también era tratado con compuestos cianurados para ciertos procesos de producción, algo que pocas veces se comentó en la discusión familiar del asado de los domingos. Hoy estas prácticas ya no se ocupan en la vinificación.

Sobre el tan temido ácido sulfúrico, simplemente hay que leer los números UN1830, UN1831 y UN1832 obligatorios de identificación de Naciones Unidas ubicados en las placas anaranjadas de los camiones que circulan a diario por las rutas o áreas urbanas de Mendoza, los cuales indican que la carga es justamente Ácido Sulfúrico, usado corrientemente en muchas empresas mendocinas. (10)

En términos económicos es interesante analizar que, en 2015, San Juan produjo  98,5% de las uvas frescas para consumo, el 39% de los mostos, el 15,9% de los vinos y el 49,9% del oro de Argentina. En total la provincia exportó U$S 1.441 millones de los cuales 73,49% le correspondió a la minería, sin dejar de lado el desarrollo de todas las otras actividades industriales y comerciales que ya tenían en marcha. (11)

Durante 2017 debimos darnos cuenta del mal desempeño que teníamos en el marco regional. Mendoza quedó en el puesto número 14 de exportación por cantidad de habitantes con U$S 639/hab., por debajo del promedio nacional que fue de U$S 1.327/hab.  Países de la región como Chile exportaron un promedio de U$S 3.802/hab., y México U$S 3.202/hab. en el mismo período.

En 2018 las exportaciones de Mendoza fueron aproximadamente de U$S 1.500 millones sin minería metalífera, indicando lo importante que podría ser nuestra exportación si incluimos la misma cantidad proporcional de exportaciones mineras que tuvo San Juan, quienes por poco nos alcanzan los talones en más de una ocasión.

En el mismo año Chile exportó U$S 34.000 millones únicamente de cobre, mientras que todas las exportaciones minerales (en total) de la Argentina fueron de U$S 3.900 millones, demostrando la desventaja competitiva y la falta de desarrollo en materia minera. (12)

Dejar de lado el potencial que tiene nuestra provincia cuando podríamos ser una de las más pujantes del país solamente por negarnos a entender cuestiones científicas, económicas e industriales, sería una verdadera lástima.

Las rocas que contienen metales en los lugares más recónditos de nuestras montañas, donde ni el turismo ni las personas llegan, no valen nada, no generarán nada y no servirán de nada mientras estén en su lugar sin que nadie les dé valor por medio de un proceso industrial para convertirlas en la materia prima que formará cables, autos, dispositivos electrónicos, herramientas, maquinaria y todo lo que deriva de los productos mineros. La cadena de valor de cualquier producto que tengas frente a tus ojos comienza en la boca de una mina.

La tarea más importante comienza ahora: educar de forma consciente y responsable, explicando cómo otras naciones y provincias con condiciones similares a las nuestras han crecido y evolucionado en el tiempo gracias a esta industria, hasta que veamos los resultados de una minería que todavía no hemos visto.

Por Joaquín Marías para Diario Los Andes