Tag

Merkel

Browsing

La canciller de Alemania precisó que su país aún «tendrá que vivir» con el coronavirus durante mucho tiempo.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha declarado este 23 de abril que su país todavía está al inicio de la pandemia y tendrá que vivir con el coronavirus «durante mucho tiempo».

«A nadie le gusta oírlo, pero es la verdad: todavía no vivimos en la fase final de la pandemia. Solo estamos al inicio», ha afirmado.

En ese contexto, Merkel ha precisado que Alemania se sometió una prueba, que «no hubo desde la Segunda Guerra Mundial». «Para nuestras medidas no hay un ejemplo histórico con el que podríamos orientarnos», ha destacado.

Asimismo, la canciller ha reiterado la solidaridad de los países europeos frente a la amenaza del coronavirus y ha dicho que Alemania debe estar dispuesta a hacer unas contribuciones «mucho mayores» al presupuesto de la UE para paliar las consecuencias de la pandemia.

«No se ve el final de la epidemia»

Anteriormente, Lars Schaade, vicepresidente del Instituto Robert Koch, la agencia del Gobierno federal responsable del control y prevención de enfermedades, afirmó este martes que Alemania logró mucho en la lucha contra la propagación del coronavirus, pero aún «no se ve el final de la epidemia».

«Hemos hecho mucho progreso en las últimas semanas, pero la situación todavía es grave», dijo Schaade y agregó: «La epidemia no tiene fin. El número de casos [de infección] puede aumentar de nuevo».

215 personas han muerto por el covid-19 en Alemania desde ayer, aumentando el número total de defunciones desde el inicio del brote hasta 5.094. En cuanto al total de los casos confirmados, se elevó en 2.352 y es de 148.046.

La canciller alemana, Ángela Merkel, dio hoy negativo en la primera prueba de coronavirus , informó el vocero del Gobierno germano, Steffen Seibert.

«En los próximos días le serán prácticados más tests», añadió.

Horas antes, Seibert había informado que la mandataria se encontraba bien y que se había sumado a una reunión del gabinete por teléfono y trabajado desde casa.

Merkel entró en cuarentena domiciliaria anoche tras ser informada de que había estado el viernes en contacto con un médico que posteriormente dio positivo en la prueba del coronavirus. El médico había vacunado a Merkel contra el neumococo como medida preventiva.

Cuando se le preguntó si el marido de Merkel, Joachim Sauer, también estaba en cuarentena doméstica, Seibert dijo que no brindaría ninguna información sobre los miembros de la familia de la canciller.

La mandataria se someterá a «pruebas regulares» en los próximos días y continuará con su trabajo desde casa por el momento.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha sido puesta en cuarentena en su casa después de que un médico con el que tuvo contacto diera positivo por coronavirus, ha informado su portavoz Steffen Seibert.

El vocero ha detallado que Merkel había recibido una vacuna preventiva el viernes contra la infección neumocócica. El procedimiento fue realizado por el doctor a quién luego diagnosticaron el covid-19. Además, Seibert ha comunicado que la mandataria se someterá a «pruebas regulares» en los próximos días y continuará con su trabajo desde casa por el momento.

La noticia se produce minutos después de que la propia Merkel anunciara las medidas restrictivas que prohiben reuniones de más de dos personas. La restricción fue adoptada para contener el brote de coronavirus y no afecta a las personas que comparten domicilios.

Sin embargo, no hay restricciones para ir al trabajo, practicar deporte individualmente o ayudar a otras personas. El Gobierno insiste que los ciudadanos mantengan la distancia de 1,5 metros en espacios públicos y en el cierre de todos los negocios en los que no sea posible mantener la distancia de 2 metros, como restaurantes o peluquerías. Se señala que las medidas se establecen inicialmente por un periodo de dos semanas.

En Alemania, el número de casos confirmados de covid-19 ha superado los 23.900, mientras que la cifra total de fallecidos ha llegado a 93. El pasado 18 de marzo, Angela Merkel, aseguró que el país sufre «la mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial» por el coronavirus e instó a sus compatriotas a que acaten las restricciones impuestas para minimizar la pandemia.

La canciller alemana, Angela Merkel, anunció el cierre de fronteras de la UE después de que l os países de la Unión Europea (UE) alcanzaron un acuerdo para restringir la mayoría de los viajes al continente con el objetivo de frenar la propagación de un coronavirus y mitigar el impacto para todo el bloque.

Los países de la UE decidieron de forma unánime prohibir durante 30 días la entrada de personas que no pertenecen al bloque . Esta prohibición «con pequeñas excepciones», detalló Merkel, tras una reunión con los mandatarios de la UE a través de videoconferencia.

Merkel indicó que los países del grupo manifestaron una «gran disposición» para hacer lo que sea necesario para contener el brote y anticipó que el bloque se prepara para un impacto económico «muy grave» .

Los países de la Unión Europea respaldaron lo anunciado por Merkel. » Acordamos reforzar nuestras fronteras exteriores aplicando una restricción temporal de los viajes no esenciales a la UE por un período de 30 días «, anunció el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel.

La Comisión Europea había propuesto ayer a los líderes esa medida, que no se aplicaría a familiares de ciudadanos europeos, a diplomáticos o a personal esencial, y que Francia decidió empezar a aplicar desde hoy .

Irlanda no aplicará estas restricciones , al contar con una zona de libre paso común con Gran Bretaña, que se retiró de la UE y que » no planea implementar restricciones en las fronteras externas «, según la titular del ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen.

Ayer, Von der Leyen consideró que este cierre de fronteras para que fuera «eficaz» debían aplicarlo los 27 países de la UE, así como Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein , que pertenecen al espacio de libre circulación europeo Schengen.

Durante la reunión a distancia, los líderes acordaron también «coordinar» el retorno de los europeos bloqueados en el extranjero por las restricciones para frenar la pandemia.

Entre las distintas medidas, varios países miembros de la UE impusieron toques de queda y cierres de comercios bares, escuelas y restaurantes para evitar que la enfermedad continúe su propagación y se colapsen los sistemas de salud.

Los gobiernos de la UE reconocieron que el bloque se dirige a una recesión este año, la primera desde la crisis de la deuda soberana , según consignó la agencia Bloomberg.

El virus sigue avanzando. Y según la canciller, “sin una vacuna ni una terapia” específica, la mayoría de los alemanes serán afectados.

Con el contador de casos y muertes por Covid-19 acelerando el todo el mundo, con 121.250 contagios confirmados y 4369 muertos –hacia el mediodía de este miércoles 11 de marzo–, la canciller alemana Angela Merkel arrojó una oscura predicción: «En la medida en que no contamos con una terapia ni con una vacuna, sabemos que entre el 60% y el 70% de la población (alemana) terminará infectada».

Con todo, la canciller aclaró que que Alemania no planea cerrar sus fronteras a raíz de la epidemia de coronavirus en Europa, argumentando que tiene más sentido que las personas que arriban de regiones fuertemente afectadas se auto-aíslen en casa.

A este miércoles, Alemania contaba con 1629 casos y tres muertes, _ una tasa baja que expertos atribuyen a pruebas rápidas al surgir el brote.

Según Merkel, la población irá testando el virus y quedando en su mayor parte inmunizada hasta que las tasas de contagio remitan. «Sabemos que eso va a suceder, lo que no sabemos es con qué rapidez», dijo Merkel, respaldando a su ministro de Sanidad, Jens Spahn.

«Evitar (el virus) no podemos hacerlo, lo que podemos hacer es mantenerlo bajo control y por eso estamos tomando todas estas medidas (…) Por eso nuestras prioridades son la protección de los enfermos crónicos y ancianos que forman los grupos de población más vulnerables a los efectos del virus, evitar un colapso del sistema sanitario y paliar los efectos que el virus tendrá con toda seguridad sobre la economía», explicó.

El virus siguió avanzando en España, donde los casos superaron 2000, la mitad de ellos en Madrid. En la capital madrileña, la gente salió a abastecerse de congelados, leche y conservas y hasta papel higiénico.

Italia sigue segundo en el ranking de países con más casos, con 10.149 contagios y 631 muertes, un cuadro acelerado de infecciones que ha llevado al país a prácticamente aislarse del mundo.

Irán

Irán sigue en la lista, pero sus cifras no son transparentes, y lo que realmente ocurre en el país persa es una incógnita.

Los últimos datos a este miércoles hablan de 9000 casos y 354 muertos. El virus ya se propagó por todo el país, siendo el gran exportador de casos a la región.

Existen temores de que el número de casos real en Irán es mucho más alto al reportado por las autoridades que están en apuros tratando de evitar la propagación. El hecho de que la cifra de casos va aumentando todos los días en Irán parece indicar que la lucha contra el brote es cuesta arriba.

EE.UU. mueve al ejército

En Estados Unidos, donde el número de contaminaciones ha excedido los 1040 casos, las autoridades decidieron establecer un área de contención en New Rochelle, en los suburbios de Nueva York.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que un número no informado de soldados de la Guardia Nacional serían enviados a partir del jueves para delimitar un «área de contención» de 1,6km de radio dentro de esa ciudad de 80.000 habitantes.

Las tropas de encargarán de «abastecer a los habitantes y limpiar las escuelas», indicó. Por su parte, el presidente Donald Trump aseguró que estaba listo para hacerse la prueba del coronavirus, pero dijo que se sentía «muy bien».

En muchas personas, el nuevo coronavirus sólo provoca síntomas moderados, como fiebre y tos.

En algunos casos, en particular adultos mayores y personas con problemas de salud ya existentes, puede causar enfermedades más graves, como neumonía.

La gran mayoría de las personas se recuperan del nuevo virus. En todo el mundo, el número de personas curadas (66.236) es muchísimo más alto que el número de casos fatales. Las personas con síntomas leves se recuperan en alrededor de dos semanas, mientras que quienes presentan un cuadro más grave podrían tardar de tres a seis semanas en recuperarse.

China

El brote de coronavirus se desató en un mercado de Wuhan, en la provincia de Hubei, en China, donde se comercializaba carne de animales salvajes para consumo humano. Las primeras neumonías registradas a fines de diciembre fueron ocultadas o subestimadas por las autoridades hasta que fue demasiado tarde y el virus saltó a todo el país.

La provincia de Hubei concentra la mayor parte de los casos (84%) y de las muertes (96%) relacionadas con el covid-19 en China.

El coronavirus ha infectado a más de 81.000 personas a nivel nacional, de las cuales más de 3.100 han muerto.

El presidente Alberto Fernández se encuentra reunido ya con la canciller alemana, Angela Merkel, quien le expresó antes del encuentro “el interés muy grande” de la industria de su país por el acontecer en la Argentina y en el Mercosur y la necesidad de ver cómo Berlín puede «apoyar y ayudar» a la situación de nuestro país.

“Va a ser muy interesante hablar también de la situación en la región”, expresó Merkel en una breve declaración que ambos funcionarios hicieron a la prensa, minutos antes de reunirse a solas en la sede de la Cancillería Federal(Bundeskanzleramt, en alemán), un moderno edificio de hormigón y cristal situado a orillas del río Spree, en uno de los perímetros del Tiergarten, el pulmón verde de Berlín.

A su turno, Fernández consideró “muy importante” su presencia en Berlín, destacó que Alemania es “un modelo que miramos de cerca” y subrayó la necesidad de “fortalecer el Mercosur-UE”.“Compartimos la preocupación por los organismos multilaterales, que es donde el mundo debe encontrarse”, manifestó además Fernández, que reseñó que se conocen con Merkel desde 2005.

La canciller alemana explicó «la alegría» de la presencia del Presidente, sostenida en el hecho de que los dos países mantienen «lazos de amistad desde siempre y muy diversas, y ahora queremos reforzar estas relaciones».

«Sabemos que la Argentina no se encuentra en una situación económica fácil, y por eso es importante que hablemos de nuestras relaciones económicas también y pensar cómo desde Alemania, desde Europa, podemos apoyarle, y ayudarles», remarcó Merkel.»Celebramos los encuentros con el FMI», agregó la canciller alemana.

El mandatario argentino tuvo hoy varias reuniones con empresarios, entre ellos directivos de Volkswagen y la multinacional Siemens, y cierra ahora su agenda en Alemania con este encuentro con Merkel, indicó Télam.