Tag

Mercado Libre

Browsing

El envío llegó el viernes último al mediodía a la localidad de Cipoletti, Río Negro proveniente de Capital Federal. La caja cerrada llevaba un documento del Correo Argentino y un papel pegado al costado con el logo de Mercado Libre que parecía avalar la transacción.

Juana Carrasco, estudiante de diseño de 20 años, se apuró en abrir el paquete para encontrarse por fin con la laptop Apple Macbook Pro 13 modelo 2017 que había comprado por $140 mil a través de la plataforma de compra y venta más grande de Latinoamérica. Diez meses de ahorro bien valían la ansiedad.

ImagenImagen

Luego de despegar la cinta embaladora, metió la mano para sacar el producto e inmediatamente notó que algo no andaba bien. Lo comprobó cuando abrió la caja del todo. No había notebook sino una botella de licor de cacao Tres Plumas, aunque sea llena. La transacción terminó en múltiples reclamos y hasta una denuncia en la Justicia. El conflicto fue resuelto, pero en el medio algo extraño pasó, fuera del guión usual de las estafas cometidas contra usuarios de la plataforma de Mercado Libre que buscan explotar debilidades y transacciones realizadas fuera del sistema.

“Esa plata eran los ahorros de toda mi vida. No tengo más que eso. Seguí todos los pasos como indica Mercado Libre. Nunca hablé por mensaje de texto ni WhatsApp siempre me comuniqué a través de la plataforma, el pago y el envío se hizo a través de ellos también. Sin embargo cuando hice el reclamo al día siguiente me dijeron que le daban la razón al vendedor”, contaba Juana a Infobae cuando todavía estaba impactada por la situación y la respuesta de la empresa le era desfavorable.

A pesar de que en muchos de estos casos se trata de una estafa de la parte vendedora que promociona un producto y luego envía otro de mucho menor valor, este no fue el caso. Maximiliano, quien vendió la Macbook Pro de 17 pulgadas, también actuó de buena fe y, según su descargo, colocó la computadora en la caja. Para respaldarse le fue enviando fotos del proceso a Juana.

Inclusive Mercado Libre comprobó que la laptop fue despachada correctamente. “Por lo que averiguamos el vendedor hizo lo correcto, puso efectivamente adentro de la caja lo que vendió. No hay una estafa por su parte”, confirmaron desde la compañía.

Entonces, ¿qué pasó con la notebook? ¿Quien se la quedó? ¿Qué pasa con el dinero?

A pesar de la denuncia de la compradora de que en lugar de su computadora apareció una botella de licor que en la misma plataforma se vende a 230 pesos, Mercado Libre optó por fallar a favor del vendedor. Le acreditó los $140 mil y le envió un mensaje a Juana confirmándole la situación: “Gracias por contarnos que te llegó una botella. En este caso no fue posible cubrirte con nuestro Programa de compra protegida. Por eso cerramos el reclamo y el dinero permanecerá en la cuenta de tu vendedor”.

El comunicado continuaba con un mensaje motivacional. «Ante todo queremos darte una disculpa con lo sucedido con el envío, sabemos que son tiempos difíciles y que este tipo de cosas te bajan mucho el ánimo. Por eso, ten la seguridad de que inconvenientes como este no volverán a pasar y te damos la seguridad de que podrás seguir generando excelentes experiencias en el site. Sentimos que esta compra no haya salido como esperabas, pero confiamos en que las próximas serán exitosas”, aseguró el texto.

Ayer martes a la mañana, y luego de varios reclamos infructuosos a la empresa, Juana fue a una comisaría cercana a su casa en Río Negro y realizó la denuncia: “No me quedó otra opción porque me sentí totalmente desprotegida y estafada. Me gasté todo lo que tenía y recibí una botella de licor y encima no pude hablar con nadie de Mercado Libre. Esta mañana me respondieron por Twitter lo mismo”.

Luego de que Infobae consultara por la situación el lunes por la noche y reiterará la consulta en la tarde de ayer, voceros de la empresa explicaron que en una primera instancia de revisión efectivamente el dinero se le dio al vendedor pero que en una segunda instancia, recientemente sucedida, se decidió también reintegrarle los $140 mil a Juana.

“Lo qué pasó se enmarca en el 0,02% de las operaciones de ML que fracasan. Es un número muy pequeño en comparación con la cantidad de transacciones que se dan por día en la plataforma”, explicaron desde el gigante de compra y venta por Internet

Finalmente, ¿qué pasó con la computadora? Nadie sabe aunque se especula con que alguien en algún punto del traslado tuvo acceso a la caja e hizo el cambio. “Lo estamos investigando pero no podemos echar culpas. Es evidente que alguien se quedó con la computadora y cambio el producto. Inclusive el vendedor había envuelto la computadora en una especie de toalla que permanecía en la caja”, confirman desde Mercado Libre.

Si bien este no fue el caso, las estafas en plataformas como Mercado Libre y en toda Internet aumentaron casi un 50% durante la cuarentena según datos de la UFECI, el ala de la Procuracion dedicada a investigar ciberdelito con el fiscal Horacio Azzolin a la cabeza. A pesar de que con la flexibilización del aislamiento el comercio volvió a la calle y a los locales tradicionales, según los especialistas, la tendencia de las estafas en la compra y venta online se mantiene en niveles altos.

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) manifiestó este jueves su honda preocupación por los bloqueos a centros de distribución de la empresa Mercado Libre, realizados por el gremio de Camioneros, que impidieron las operaciones logísticas habituales.

“Las medidas de fuerza señaladas no solo cercenan los derechos de trabajar y de ejercer toda industria lícita consagrada en nuestra Constitución Nacional, sino que significan una acción absolutamente desafortunada”, señaló la Cámara de Comercio en un comunicado.

Y agregó: “En momentos en que los argentinos hacemos los mayores esfuerzos por superar la muy difícil situación económica y social que atravesamos -producto de las consecuencias de la pandemia y el estancamiento que arrastramos desde hace casi una década- una acción de esta naturaleza resulta especialmente repudiable”.

En ese sentido, destacaron que el comercio electrónico y las actividades logísticas asociadas no solo generan un importante valor agregado y un amplio volumen de empleo de forma directa, sino que representan la única alternativa de supervivencia para miles de pymes que requieren de esta vía para poder subsistir en el marco del aislamiento social vigente, y para que muchos consumidores accedan a los productos que no pueden adquirir por los canales tradicionales.

“Por todo lo anterior, la CAC manifiesta su enérgico rechazo a los bloqueos señalados y aboga por que en la mayor brevedad posible las autoridades tomen las acciones necesarias para que se reestablezcan las operaciones habituales”, remarcó la Cámara que preside Mario Grinman.

Los trabajadores camioneros bloquean desde esta mañana los centros de distribución del sitio online Mercado Libre en rechazo del pago de “salarios miserables” y “la no percepción del medio aguinaldo y las vacaciones por parte de muchos empleados del gremio”, informó esta tarde la organización.

Pablo Moyano, secretario adjunto del sindicato, denunció que el conflicto se originó en “la decisión patronal de abonar desde hace ya tiempo salarios miserables” y en el hecho de que “muchos trabajadores camioneros tampoco perciben el medio aguinaldo y las vacaciones de ley”, explicó en un comunicado de prensa.

”En el sitio no existe control alguno y, la patronal, aplica las decisiones que se le antoja, discriminando entre los trabajadores los salarios que abona”, aseguró.

El dirigente sindical también puntualizó que el sitio de compras, que es la empresa que más cotiza en bolsa, “incumple y viola” el convenio colectivo de trabajo 40/89 del gremio camionero, que cobija decenas de ramas laborales.

Varios centros de distribución permanecen bloqueados por los trabajadores camioneros desde esta mañana, por lo que la distribución de productos desde esos puntos está totalmente interrumpida, reconoció el dirigente sindical.

Por su parte, el presidente de la empresa Mercado Libre, Juan Martín de la Serna aseguró que “nunca hubo contacto ni negociación” con el gremio de Camioneros, y señaló que sus empleados están representados por el gremio de los trabajadores de Carga y Descarga.

”Somos una empresa que crece y suma servicios. Nos vinculamos con empresas que trabajan con Camioneros, de modos que ellos se beneficiarían con el incremento de nuestra actividad”, señalo De la Serna en declaraciones al canal TN.

El directivo de esta firma aseguró que debido a esta medida de fuerza, habrá “una decena de miles de paquetes que no llegarán” a destino, pero aseguró que lo que estaba despachado “no tendría problemas en llegar”.

”Con nuestros empleados siempre una muy buena relación. Nuestra gente esta feliz de estar trabajando con Carga y Descarga y están bien encuadrados. Sufrimos un bloqueo ilegal”, remarcó el titular de Mercado Libre.

Manifestantes de Camioneros en la puerta del depósito de Mercado Libre en Sarandí

Mercado Libre acaba de quebrar su propio récord. Su valuación bursátil superó esta mañana los US$ 50.000 millones, por la trepada del valor de su acción (US$1,009) en la bolsa de Nueva York en la apertura del mercado. De este modo, el coloso fundado por Marcos Galperin se sube a la ola del resto de las tecnológicas que cotizan en el Nasdaq, impulsadas por las denominadas FAANG (Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google), que subieron casi 50% en promedio desde el 23 de marzo sin parar y hoy se ubica en niveles récord.

El pasado 19 de mayo, Mercado Libre había cruzado la barrera de los US$ 40.000 millones. Y 44 días después, sus acciones continúan subiendo. Cerca del mediodía y a casi 5 horas del cierre del mercado, la acción de la empresa trepaba a los US$ 1,032 y su capitalización bursátil llegó a superar los US$ 51.000 millones. Sobre el cierre, la cotización tuvo un leve declive, para cerrar en US$ 996 lo que representa una suba del 0,76% con respecto al jueves pasado, último día hábil de la semana anterior. Esa suba refleja la valuación de US$49.508 millones que el mercado le atribuye al gigante del eCommerce argentino.

Fundada en 1999 por Galperin y Hernán Kazah cuando cursaban un MBA en la Universidad de Stanford, en pleno Silicon Valley, la compañía captó la atención de los inversores de riesgo en plena burbuja punto com. Adoptó inicialmente el modelo de negocios de eBay y sufrió a lo largo de casi 21 años sucesivas transformaciones. Hoy tiene presencia en 18 países de la región, compite (y supera) contra Amazon en México y Brasil, ingresó en los negocios financieros a través de Mercado Pago y Mercado Crédito y lidera en el comercio electrónico.

La acción de Mercado Libre tomó impulso ascendente poco después del inicio de la pandemia, por el mayor demanda en su plataforma eCommerce y también porque fue sumando nuevos usuarios para su billetera digital. Nunca imaginó que hoy sea una de las marcas más valiosas de la región, «tan recordada como la Coca-Cola», según expresó el propio Galperin años atrás en una conferencia con emprendedores. Hoy es prácticamente un shopping online, donde se instalan las principales marcas tiendas comerciales de diversa envergadura. Su market place cuenta con 1.700 tiendas oficiales, desde supermercados a marcas de indumentaria deportiva y también fashion. Y cumplió con creces su visión de que los argentinos podían comprar algo sin tocar ni probarlo antes.

Más allá de las consideraciones por el alza bursátil, Mercado Libre es por lejos la empresa argentina más valiosa de la historia. Desplazó de ese lugar de privilegio a YPF (Repsol), que alcanzó una valuación de US$ 27.307 millones en septiembre de 2005. Hoy la petrolera estatal vale menos del 10% de su máximo histórico, US$2.273. El dato curioso es que Galperin, antes de fundar Mercado Libre, fue empleado de YPF especializado en finanzas. Y abandonó la compañía cuando fue privatizada.

Galperin nació en 1971. Fue ajedrecista fanático del ex campeón del mundo Bobby Fisher, jugó al rugby de adolescente y llegó a ser preseleccionado para jugar en Los Pumitas. En una de las clases de Stanford, conoció al célebre inversor Warren Bufett, pero no lo reconoció en ese instante. «Justo en el momento en que buscábamos inversores para Mercado Libre», recuerda el empresario.

El interrogante es si el valor actual de Mercado Libre es fruto de una burbuja o si se corresponde a su potencial de desarrollo. El recorrido del Nasdaq es ilustrativo. Al inicio de la pandemia, las acciones se desplomaron hasta el 23 de marzo. El repunte fue notorio. Desde ese día, las acciones de las tecnológicas aumentaron 47,6%, con Apple (59%) y Facebook (51%) y Amazon (49%) a la cabeza. En ese lapso, Mercado Libre subió 118% y Globant, 105%. La compañía de software es la otra gran protagonista en la era del coronavirus: su valor de mercado actual es de US$ 6.100. Como contrapartida y por la misma razón, Despegar perdió su condición de unicornio al cotizar casi US$ 550 millones.

1999: Marcos Galperin cursa en la escuela de negocios de la Universidad de Stanford. Allí imagina una empresa basada en un modelo de subastas similar a eBay. Seduce a varios de sus compañeros para lanzar la plataforma en la Argentina. Para eso y ocuparon dos lotes del estacionamiento de un edificio ubicado en Saavedra que pertenecían a su familia. Casi en simultáneo, la compañía se expande a Brasil, México, Chile y Uruguay. Y recibe en una primera ronda de inversiones, US$ 7,6 millones). » En plena burbuja conseguir dinero era fácil para poner en marcha desarrollos vinculados a la economía digital era fácil», decía Kazah.

Equipo fundador: los inicios de Mercado Libre, en una oficina instalada en el estacionamiento de la casa del padre de Marcos Galperin.

2000: Mercado Libre llega a Colombia y Ecuador. También capta otros US$ 46,7 millones en inversiones para su desarrollo. Serían los últimos en esta etapa inicial. Pero con la crisis de la burbuja de las punto com, Mercado Libre quedó al borde de la quiebra. La empresa necesitó seis años para superar la crisis y ser rentable por primera vez en su historia.

2001: Cierran un acuerdo exclusivo con eBay para Latinoamérica y el coloso de las subastas en línea se convierte en el principal accionista de la compañía. Esa alianza, que terminó en 2006, le permite ganar presencia en Brasil, que actualmente es su principal mercado.

2002: El propio Galperin reconoce que el colapso económico de la convertibilidad impulsó a la compañía. Galperin reconoce que la crisis de 2002 representó un récord de crecimiento «ya que mucha gente comenzó a vender cosas para afrontar la crisis», según su interpretación.

2003: Lanzan Mercado Pago, la billetera digital y la base de su plataforma de pagos electrónicos. Hoy la parte financiera le representa alrededor del 40% del total de sus ingresos.

2004: Desembarcan en Perú y continúan con su plan de expansión.

2005: Mercado Libre es rentable por primera vez desde su creación. La demora es algo habitual en startups tecnológicas ya que en sus primeros años de vida los ingresos se reinvierten en forma constante.

2006: El 3 de enero de ese año, Internet alcanza los 100 millones de usuarios a nivel mundial. Ese mismo año, eBay intenta comprar Mercado Libre. De hecho, tienen todo prácticamente acordado pero a último momento, el gigante de las subastas desiste. «Me fui al Mundial de fútbol en Alemania, tranquilo y ahí me entero del fracaso de la operación», recordó en algún momento Galperin.

2007: Mercado Libre llega al Nasdaq, la bolsa donde cotizan las acciones de las principales compañías tecnológicas del mundo. Mercado Libre se convirtió en la primera empresa tecnológica de América Latina en hacer su oferta pública de acciones (IPO). El New York Stock Exchange la inscribió con el nombre «MELI».

2010: Se inaugura Mercado Shops, la herramienta que permite instalar tiendas on line en una plataforma virtual: hoy son 1.700 las tiendas oficiales de marcas y empresas de diversos rubros que comercializan a través de Mercado Libre.

2011: La empresa crea un Centro de Investigación y Desarrollo en Silicon Valley, el polo tecnológico más importante del mundo. Ese mismo año también lanzan la aplicación Mercado Libre Mobile, en paralelo con el crecimiento de la industria de la telefonía móvil.

2012: Mercado Libre alcanza los US$ 5 billones en operaciones efectuadas en su plataforma. El comercio electrónico despega en la Argentina y cada vez es más habitual comprar por Internet.

2013: Ese año, la compañía difunde un estudio que dice que 150 mil personas tienen a Mercado Libre como su principal fuente de ingreso. Se lanza Mercado Envíos en Brasil y Argentina.

2014: Desde el lanzamiento del primer Apple Watch en 2014. Hasta el año pasado, se vendieron 2.114.220 smartwatches (relojes inteligentes) a través de Mercado Libre.

2015: Desembarcan en Bolivia, Paraguay y Guatemala.

2016: Lanzamiento de Mercado Envíos en Chile.

2017: Lanzan Mercado Crédito y la empresa ingresa por primera vez al índice Nasdaq100, el listado de las 100 tecnológicas con mayor valor de mercado. Sustituye a Yahoo!. En 2017, ya con 46 años, Galperin ingresa también al ranking de los más ricos del mundo con una fortuna superior a los US$ 1.000 millones.

2018: Presentan la modalidad de pagos QR. Mercado Pago contabiliza 70.000 comercios adheridos y 3,4 millones de usuarios.

2019: En agosto de ese año, Mercado Libre celebra sus 20 años de historia. Su capitalización bursátil se aproxima a los US$ 30.000 millones. La acción de la compañía cotiza a US$ 593,87, su máximo histórico. Hoy apunta a duplicar ese valor.

Marcos Galperin dejó de ser el presidente de Mercado Libre Argentina, aunque se mantendrá al frente de la compañía a nivel regional, como presidente y CEO. En su reemplazo asume Juan Martín De La Serna, quien ya había ocupado el cargo desde 2004 a 2012. “Es solo un cambio de fichas. Marcos toma distancia de la Argentina para enfocarse en la región, donde sus responsabilidades no se alteran”, aseguraron desde la compañía.

De La Serna ya había ocupado el cargo de presidente de Mercado Libre Argentina entre 2004 y 2012. La empresa informó a través de un comunicado que De La Serna se incorporó hace más de 20 años a Mercado Libre y a lo largo de ese tiempo se desempeñó en distintas actividades, como Desarrollo de Negocios y Jefe de Categorías. Además, entre 2007 y 2012 supervisó las nuevas operaciones de la compañía en siete países de Latinoamérica. Luego, a partir de 2013, asumió la vicepresidencia de Mercado Envíos.

La empresa informó además en el Boletín Oficial el cambio de autoridades en el directorio de Mercado Libre SRL, una de las sociedades que controla el grupo. En este caso, Galperín renunció como gerente titular y presidente, dejándole su lugar a Stelleo Passos Tolda. A su vez, Pedro Dornelles Arnt renunció como vicepresidente y lo reemplaza Osvaldo Giménez, titular de Mercado Pago. Tanto Passos Tolda como Osvaldo Giménez reportarán a De La Sena, quien a su vez deberá rendir cuentas a Galperín.

El año pasado, Galperín ocupó el centro de la escena en varias ocasiones por sus polémicas por su apoyo al macrismo –fue fiscal de Juntos por el Cambio-, su discusiones en las redes sociales con el dirigente social Juan Grabois y sus contrapuntos con el dirigente sindical Sergio Palazzo por el encuadre gremial de los trabajadores fintech de Mercado Pago.

La salida de Galperin se da luego de que el fiscal Guillermo Marijuan denunciara a todo el directorio de la empresa online por considerarlos autores de los delitos de defraudación contra la administración pública. La denuncia, basada en información periodística, sostiene que los imputados habrían recibido información privilegiada para vender Letras del Tesoro 12 días antes del reperfilamiento de esos títulso que anunció el ex ministro de Hacienda Hernán Lacunza. La empresa desmintió públicamente haber utilizado información privilegiada para la gestión del fondo común de inversión gestionado por Industrial Asset Management y negó además que la salida de Galperín tenga algún tipo de vinculación con esa denuncia.

Mercado Libre presentó esta semana su balance de 2019, con una pérdida de 172 millones de dólares, 4,7 veces más alta que en 2018. Según la empresa, la pérdida estuvo justificada por el incremento en inversiones y un alza significativa de sus costos operativos. A pesar de este resultado, es la firma de mayor valuación de la Argentina, con una capitalización bursátil de 36.054 millones de dólares.

Patricio Molina compró a través de Mercado Libre (ML) una notebook de alta gama para renovar el stock de su empresa. Utilizó el servicio de envío de esa plataforma y hasta la pagó a través de la billetera virtual de la misma empresa, lo que se dice una compra segura.

De ahí su sorpresa cuando este viernes su socio lo llamó y le dijo que le había llegado un taco de madera a la oficina en vez de la laptop MacBook modelo 2018 por la que había pagado $110.000.

Las fotos del paquete terminaron en Twitter, previo iniciar el reclamo en ML.

«Ahora que lo pienso, mi socio me podría haber hecho una broma así, pero me llamó preocupado y me dijo ’qué compraste’. Enseguida me di cuenta de que era en serio. Es la primera vez que nos pasa algo tan burdo, sí nos ha pasado de que llegue algo roto», le contó Molina a minutouno.com.

Por una política de ML, el reclamo de Molina dejó en suspenso el pago de los $110.000 al vendedor, que es una SRL con cuatro años de antigüedad en la plataforma y que tiene buenas calificaciones de clientes satisfechos, toda una prueba de confianza de acuerdo a las recomendaciones del sitio de comercio online.

«Le mandé un mensaje al vendedor para preguntar ’¿qué onda, me mandaste un ladrillo? O hay alguien que te está choreando o me queres estafar’. Él me responde ’yo te mandé bien’», relató Molina, que también compartió las imágenes que le mandaron.

Hablé con el vendedor y le comenté la situación. Tiene buena reputación en MELI y me había enviado sin problema la Factura A. Se ve que ya le pasó esto anteriormente y me mandó fotos de lo que me envió. Me dijo que abra un reclamo.

«Se ve que esto ya le pasó, y sacó fotos por las dudas. Coinciden lo que yo compré, el papel que yo recibí estaba pegado en el paquete que él me envió. No puedo garantizar que él haya orquestado todo. Me suena raro por la reputación que tiene», agregó.

Pero el taco de madera sigue ahí, inerte en el lugar donde debería haber una MacBook.

En este caso en particular la devolución del dinero a Molina será «bastante automática» y el pago «va a suceder seguro», explicaron fuentes de Mercado Libre a minutouno.com. Además ya se pusieron en marcha los protocolos internos para determinar qué falló en la cadena.

«Nosotros tenemos forma de saber si el problema fue del vendedor o del operador logístico. Ahora sí se inicia una investigación interna para ver qué es lo que sucedió. Hay muchísimas variables. Obviamente el vendedor no va a recibir perjuicio si no fue algo de él», señalaron.

Y es que todavía puede ser que el vendedor sea tan damnificado como Molina en este episodio: en la mira queda el operador logístico que tenía asignado el traslado de la computadora desde Villa Devoto a Villa Crespo.

«Me da la sensación de que alguien adentro de esa empresa de correo cambió el papel y se quedó con la MacBook», deslizó Molina, quien insistió en que está tranquilo a pesar de haber recibido un trozo de madera «porque esta ML en el medio» para garantizar la devolución de su dinero.

«Cuando vos elegís usar Mercado Envío obviamente Mercado Libre se hace cargo de eso. Cuando decidís no usarlo te hacés cargo vos. A veces pasa que se contactan y dicen ’escribime por privado’ y si concretaste la venta por fuera no estás protegido», recordaron desde ML.

Por ahora Molina no recibió el reintegro de su pago pero tiene la palabra del gerente general de la empresa de logística que le asignó el algoritmo de ML, a quien contactó por LinkedIn, de que están revisando las cámaras para descubrir qué pasó con la computadora.

 

La empresa norteamericana Paypal informó pérdidas en el tercer trimestre por US$ 228 millones por malas inversiones en Uber y en Mercado Libre. En el caso del ‘unicornio argentino’ –la compañía mejor valuada de nuestro país- la colocación de la compañía de pagos estadounidense bajó un 10% que, sumado al -34% de Uber, totalizaron el perjuicio de casi US$ 230 millones.

Otra mancha para Mercado Libre, el llamado ‘unicornio argentino’ por ser la empresa mejor valuada de nuestro país. Este miércoles (9/10) la compañía de medios de pago en línea Pay Pal informó que registró pérdidas por 228 millones de dólares en el tercer trimestre, en gran parte por una mala apuesta en Uber y en menor medida en la compañía de Marcos Galperín, según informó la agencia Bloomberg.

Pay Pal dijo que invirtió 500 millones de dólares en la oferta pública inicial por Uber y hoy ese valor disminuyó un 34%, al tiempo que también había invertido en Mercado Libre y esa colocación bajó un 10%.

La participación de la compañía de pagos con sede en San José, California, en el negocio de transporte de pasajeros más grande del mundo estaba vinculada a lo que las compañías describieron como una colaboración más estrecha en tecnología de pagos.

Uber es la aplicación más destacada que utiliza la naciente función Pay With Venmo de PayPal. Pero las acciones de Uber han tenido un rendimiento inferior debido a una combinación de crecimiento lento y pérdidas aceleradas, precisó Bloomberg.

En un correo electrónico, una portavoz de PayPal citó la «dificultad inherente» para predecir el mercado de valores por el desajuste entre su pronóstico anterior y la realidad. La compañía informará los resultados financieros el 23 de octubre.

En marzo pasado, Mercado Libre anunció su intención de hacer una oferta pública de acciones por US$ 1000 millones en el Nasdaq para financiar su crecimiento.

Y también comunicó que PayPal haría una inversión estratégica de US$ 750 millones a través de la compra de acciones comunes.

Galperin, CEO de Mercado Libre, en un comunicado difundido el 12/03 dijo que “nos complace dar la bienvenida a estas inversiones que nos permitirán acelerar significativamente nuestro crecimiento. Como resultado de esta alianza con PayPal, esperamos incrementar nuestro liderazgo en e-commerce y pagos para fomentar la inclusión financiera en América Latina”.

En momentos en que el ecommerce avanza a paso firme en el mundo, los primeros en sentir el impacto son los canales de venta tradicional.

En un mercado más maduro en términos de comercio electrónico, como Estados Unidos, esto mismo se puede palpar en el día a día. Los miles de puestos de trabajos perdidos por las cadenas de retail, el cierre masivo de shoppings y, como contrapartida, el auge de las plataformas de comercio online, que llevaron a que Jeff Bezos, CEO de Amazon, a convertirse en la persona más rica sobre la faz de la Tierra, son un reflejo de este cambio de modalidad.

Este proceso avanza a un paso un poco más lento en la Argentina, pero para los expertos en consumo, es un camino que no tiene retorno.

Para ponerlo en perspectiva, el consumo que los argentinos realizan vía Internet, a través de las plataformas más populares y de los market place que operan diferentes marcas, totalizó en 2018 una cifra en torno a los $230.000 millones.

Esto implicó una tasa de crecimiento del orden del 47% frente a los registros de 2017. Es decir, unos puntos por encima de la variación del índice inflacionario, a contramano del comercio tradicional, que no pudo sobreponerse a la crisis.

En este contexto, Diego Galeano, account manager de la consultora Baufest, plantea que la modalidad de comercio tradicional está atravesando un momento de replanteos aquí y en el mundo: «Dicha crisis está generada, en gran medida, por los avances tecnológicos, la nueva y detallada información disponible sobre los consumidores y el cambio en los hábitos que todo esto genera».

Sin embargo, para Galeano es muy prematuro especular con la posibilidad de que el mundo virtual termine por hacer colapsar al comercio físico.

Él es de los muchos expertos que plantean que, hacia adelante, la clave para las marcas estará en lograr que coexistan con eficiencia tanto los entornos virtuales como las tiendas físicas.

«La reconversión es algo necesario, pero debe ser mucho más profunda que el hecho de abrir solo un canal online. El desafío ahora es ser consciente de la experiencia que se le quiere brindar al cliente», plantea el experto de Baufest.

Y en esto, el mundo del vino tiene algunas debilidades, pero también muchas fortalezas.

En cuanto a las debilidades, la experiencia reciente en la Argentina muestra que el comercio de vinos «despersonalizado» no tiene un gran futuro por delante. De hecho, viene de tambalear un peso pesado como Winery, la mayor vinoteca del país, que enfrentó deudas y despidió personal, en un contexto en el que se mencionaron problemas financieros y fuerte caída de ventas.

A este jugador se sumó Tonel Privado. Pese a que desde la empresa aseguraron no tener problemas financieros, iProfesional informó sobre el cierre de locales y cheques rechazados.

Entonces, ¿hay lugar para que un comercio de vinos, en el sentido más tradicional de la palabra, tenga éxitos en tiempos del ecommerce y en momentos donde los grandes players parecen no resistir a la coyuntura?

La respuesta es sí. Y esta es, justamente, una de las fortalezas que tiene el vino: la posibilidad de ofrecer una experiencia con el consumidor/cliente que sea realmente profunda.

A continuación, dos casos de éxito que muestran cómo, en momentos de cambios y de desafíos, que obligan a diferentes sectores a repensar el modelo de negocios, una vinoteca puede, no ya subsistir, sino crecer de manera sustentable.

Eleonora Jezzi es una referente de la industria. Está al frente de la vinoteca Pain et Vin, que conjuga vinos de autor y de partidas limitadas, con una propuesta gastronómica apoyada íntegramente en el pan de masa madre que elaboran todos los días en su horno a leña, con el que acompañan tablas de quesos y fiambres.

La principal característica de Pain et Vin es que es una vinoteca que naturalmente se hizo fuerte entre los turistas, en parte por el boca a boca, en parte por las muy buenas reseñas que fueron recolectando en sitios como TripAdvisor.

«El 90% de los que nos visitan son de afuera, pero no tanto brasileños. Principalmente provienen de países como Estados Unidos, Australia, Noruega, Holanda, Alemania y Reino Unido. Se fue dando naturalmente», apunta Jezzi.

¿Y público argentino? «No es el principal, pero los que entran al local vienen porque buscan algo específico o se dejan asesorar», comenta la vinotequera, que se recibió como profesora de educación física y nunca había imaginado estar al frente de un comercio de este estilo.

«Empecé a estudiar sommellerie, me involucré en ferias y ahí sentí que era lo mío. Renuncié a mi trabajo y empecé en una vinoteca que tenía dos locales. La verdad es que yo no había vendido una papa en toda mi vida, pero me encantaba comunicar, creo que es mi fuerte, y eso fue llevando a que un día decida tener mi propio espacio», cuenta.

El proyecto arrancó en 2013. Jezzi recuerda que empezó con algo muy pequeño, con pocos vinos y muchos agujeros en las góndolas.

Pero, recalca, tuvo la idea muy clara desde el comienzo: nada masivo, nada que compita con el chino de la vuelta, nada que aparezca reventado en Internet.

«Desde el arranque quise tener vinos más escasos, especiales, con menor intervención, de bodegas pequeñas… eso se mantiene desde el día uno», relata como un mantra. Hoy su proyecto cuenta con alrededor de 300 etiquetas de los más diversos estilos y regiones.

Y, al hablar de las claves que la llevaron a mantenerse vigente durante seis años y ser una de las vinotecas que es referencia para los turistas que visitan Buenos Aires, Jezzi menciona, antes que nada, la palabra «respeto», tanto hacia las bodegas como hacia los clientes.

«Hay mucha preparación, hay dedicación, hacemos una curaduría de los vinos. Si bien esto es un negocio, desarrollamos una tarea más educativa. La gente ya sabe que si entra al local, va a aprender, sabe que algo nuevo le vamos a contar y que va a tener la posibilidad de probar cosas diferentes», relata.

«Además, no hace falta estar vestido de gala para probar un vinazo», agrega.

En Pain et Vin organizan degustaciones. Y Jezzi asegura que en las catas se cuidan todos los detalles: los vinos que se eligen, la temperatura a la que se sirven y la información que brindan en función de los asistentes.

En cuanto a la competencia que puede significar el e-commerce, señala que «es un formato impersonal», que a algunos compradores les funciona pero a otros no, pero que no es competencia.

Sin embargo, considera que para que una vinoteca que da a la calle sea sustentable, hay que apelar a la creatividad y moverse mucho: «Acá no tenemos compradores argentinos que se lleven cajas. Eso no sucede. Para tener una vinoteca y mantenerla abierta tenés que aggiornarte y hacer cosas continuamente».

Cuando a Jezzi se le pregunta por una etiqueta que valga la pena destacar especialmente entre todas las que tiene, asegura que es difícil elegir una, porque todas tienen una razón para ocupar un espacio en las estanterías. Pero finalmente escoge Fénix 2008, una joya casi extinta y que elaboró una bodega que ya no está en el mercado: Ave Wines.

«Ese vino está reposando en Pain et Vin. Acá tenemos las últimas botellas que existen», asegura con orgullo.

El evangelizador del vino

Su vinoteca tiene varias particularidades: no tiene una vidriera que dé a la calle, se accede contactando previamente a su dueño y el local se llama Mr. Wines, pero casi nadie (o nadie) le dice así.

A la vinoteca se la conoce entre sus seguidores como «Lo de Musu», o «la cueva de Musu». Musu es Fernando Musumeci, alguien que si tiene un don es el de la oratoria. Cuando habla de vinos, lo hace con verdadera pasión; acá no hay posturas ni fuegos de artificio.

Seguramente por eso es que se armó una legión de seguidores que religiosamente asisten a sus degustaciones, la mayoría de ellas dadas por los propios enólogos, incluyendo nombres ultra consagrados de la industria.

El proceso que lo llevó a convertirse en vinotequero comenzó a gestarse hace muchísimos años, cuando era un aficionado muy entusiasta que empezó a juntar gente con la misma pasión. Y su facilidad para relacionarse con unos y otros lo encontró, en un momento, conociendo a muchos pequeños productores de vinos de un lado, y a muchísimos consumidores apasionados del otro.

Así es como se convirtió en un nexo entre ambos mundos. Por eso cuenta que de ahí a vender vinos y armar un local fue algo que decantó con mucha naturalidad, no fue nada forzado sino que, como él mismo plantea, fue un proceso que demandó casi dos décadas.

Y para él, la clave no es solo el vino, sino la gente que está detrás y la gente que lo va a consumir: «Siempre apunté a cosas no masivas. Lo masivo lo conseguís en las góndolas del supermercado. Yo siempre me incliné hacia esos vinos que hay que vender de forma más personal, contando de dónde vienen, quién los hizo».

La vinoteca finalmente abrió las puertas en 2014. Y no fue fácil, tal como rememora: «Al comienzo tenía un poco de temor, pero también bastante seguridad porque sabía el camino que yo quería hacer y dónde quería llegar».

Recuerda además, que su local fue «bendecido» cuando todavía lo estaba armando y recibió la visita nada menos que de Roberto de la Mota, quien se ofreció a llevar a la «cueva» sus vinos y organizar una vertical. Y ese fue el puntapié de una larga procesión que sigue hoy día y a la quea asisten semanalmente enólogos y consumidores.

En cada tramo, Musu se encarga de aclarar que no habla de clientes. Señala que cada persona que se acerca a su local, ante todo, un consumidor que quiere aprender. Y posiblemente luego se transforme en un amigo.

«Tal vez tenga 500 Malbec, pero no le puedo recomendar cualquier Malbec a una persona. Luego de charlar y sacar una radiografía de cuál es su gusto, tengo que tratar de entenderlo y ofrecerle un vino que sea un golazo, que sienta que hizo una gran compra», plantea Musu.

En este sentido, asegura que le ayuda tener los pies sobre la tierra el hecho de haber sido, ante todo, consumidor de vinos: «Sé lo que es comprar una botella y tener expectativas antes de descorchar. Por eso siento que no le puedo fallar al que entra a mi local».

Y Musu hace de la satisfacción del cliente una forma de vida: «Cada vez pienso menos en vender vinos y más en formar nuevos consumidores. Cuando viene alguien, me fijo en su potencial y si tiene entusiasmo, le voy a dar todo para ayudarlo a crecer», se entusiasma.

Esto incluye desde hacerlo participar en catas exclusivas con enólogos, sumarse a viajes por Mendoza o Salta, asistir a las ferias que organiza o, por qué no, invitarlo un día de la semana a que vaya a probar entre amigos algunas etiquetas que abrieron para degustar.

Cuando se le pregunta por la cantidad precisa de vinos que tiene, lo piensa pero no tiene la respuesta: «No lo sé, realmente. Y creo que no me interesa saberlo. Lo correcto sería llevar el inventario, pero ¿sabés qué? Trato de no gastar energía en eso de estar controlando. Gasto energía en otras cosas».

En cuanto a la competencia que impone hoy el ecommerce, señala que no hay pelea posible cuando el trabajo se hace tan artesanalmente: «Vendemos etiquetas no masivas. El valor que uno le da cuando uno cuenta la historia que hay detrás de una botella no tiene precio. No hay plataforma que pueda reemplazar el mano a mano».

«Creo que pueden convivir ambos mundos», agrega quien tiene su propia visión sobre eso llamado «éxito»: «Para mí no sería exitoso si tuviera una plataforma y vendiera cinco veces más. Lo que hago no tiene que ver con ganar plata».

En cuanto a las claves para hacer sostenible en el tiempo un comercio de este tipo, Musu tiene clara su visión: «Podés tener el negocio más lindo de todos y el más glamoroso, pero si te limitás a despachar botellas, hoy corrés el riesgo de desaparecer. No existe más el vinotequero que se queda atrás del mostrador, esperando que entre alguien a comprar».

Cuando se le pide que elija alguna etiqueta exótica, piensa bastante para luego concluir: «No podría, diría que lo raro o lo exótico en mi vinoteca termina siendo la norma».

Pero sí recomienda, a quien esté pensando en incursionar en Altamira, los vinos del proyecto Finca Beth que, a partir de un mismo viñedo, elabora dos líneas con espíritus muy diferentes, de la mano de dos enólogos con estilos muy distintos entre sí: Juan Pablo Michelini y Felipe Stahlschmidt.

«Este año recomiendo los dos Cabernet Sauvignon: 2Km y Rompecabezas. Ambos tienen su propio estilo y son imbatibles», concluye.

“No solo estamos cambiando la forma de comprar, vender, paga y financiarse, ¡sino también la forma de trabajar!”, señala en un comunicado Mercado Libre para iniciar su camino en Neuquén. El sitio de compra y venta on line inaugurado en 1999 abrirá sus puertas en la provincia patagónica, y a través de su sitio web lanzó una convocatoria para el viernes 4 de octubre la Facultad de Informática de la Universidad Nacional del Comahue.

“Impacto MELI – Mercado Libre en Neuquén”, es la consigna que acompaña el texto de la invitación, que incluye herramientas de captación al cliente y muestreos de productos.

La empresa lanzó la convocatoria para los interesados para el viernes 4 de octubre, de 18 a 20, en el aula 101, Edificio Aulas Comunes (frente a la Biblioteca).

El proyecto implicará más fuentes de empleo para la provincia; además de la expansión del sitio de compra y venta más reconocidos de América Latina.