Tag

mentiras

Browsing

Dos años y cinco meses de crisis social económica son el fiel reflejo que en la provincia del Chubut las malas decisiones forman parte de la vida cotidiana de un Gobierno que sigue estando de espaldas al pueblo y que solamente potencia ciertos “negocios” para permitir que parte de su gabinete sobreviva en un futuro.

Hay que recordar que este gobernador, Mariano Arcioni que comenzó su nueva etapa reeleccionista el 10 de diciembre de 2019, tuvo su primer paso político con un “pequeño gesto de apoyo” al ex presidente de la Nación, Mauricio Macri, cuando en la mañana del 19 de diciembre de 2017, parte de los diputados nacionales del país aprobaron la Reforma previsional y lo sorprendente fue el pedido del propio gobernador chubutense de que su diputada Rosa Rosario Muñoz bajara al recinto y diera el quórum tan esperado por el Gobierno Nacional.

Si el gobernador de origen comodorense parecía haber demostrado entender al pueblo chubutense, en esos momentos quedó enterrado al verse a un gobernante rendido a los pies de un gobierno nacional dilapidando toda confianza de parte de la sociedad del Chubut.

Para los ciudadanos esta segunda parte de la conducción de Arcioni es una continuidad de la crisis que nació a finales de marzo del 2018. y ya lleva más de dos años de crisis.

“Es terrible, las mismas mentiras, empresarios que siguen existiendo en las sombras que se beneficiaron, primero con Chubut Somos Todos, y ahora con esto que es Chubut al Frente y algunos encima cayeron como diputados provinciales y se dedican a hablar porque es gratis, además tienen la complicidad de todos los legisladores con el silencio. La corrupción sigue brillando”, dijo un reconocido abogado comodorense.

Se vienen medidas

El secretario General de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut, Santiago Goodman, indicó que “ante el incumplimiento del Gobierno provincial de poder pagar los sueldos en tiempo y forma, al no pagar el medio aguinaldo como corresponde, ver que los establecimientos escolares siguen en muy mal estado, los trabajadores, no sólo de la Educación, todos los trabajadores de los tres Poderes estamos viendo avanzar en la toma de nuevas medidas. Desde ya el reinicio del ciclo lectivo es sólo una esperanza, nada es real, cada vez es más imposible”.

El ex intendente Carlos Linares se mostró en desacuerdo con la aprobación del proyecto de reestructuración de la deuda. “Yo estoy en contra, es una barbaridad lo que se votó hoy en la Legislatura, nada tiene que ver lo que pasó en Nación con lo que pasa en la provincia del Chubut”, argumentó, y apuntó contra Arcioni: “No cambió en nada, sigue siendo el mentiroso que fue toda la vida”.

Esta tarde se aprobó por amplia mayoría la reestructuración de la deuda en Legislatura. Esto fue reprobado por el exintendente de Comodoro, Carlos Linares, quien mostró su desacuerdo al argumentar que “nada tiene que ver lo que pasó con Nación -reciente acuerdo con los acreedores- con lo que pasa en la provincia”, en diálogo con El Comodorense Radio por FM La Petrolera.

En la misma línea, manifestó que “se toman determinaciones sin tener un plan y patean el problema para adelante”, y añadió “escuché que el Gobierno presentará un plan después que de la deuda esta refinanciada”, a lo que calificó como “una locura total”.

Al ser consultado respecto a la aprobación del proyecto y que podría ayudar a solventar sueldos de los empleados estatales, el exintendente ironizó: “Si el problema es pagar salarios, demos de baja al gobernador, pongamos un cajero automático en Fontana 50 y nos ahorramos un sueldo”.

“Si vos me preguntás si yo le compraría un auto usado al gobernador, te digo que ni loco, yo no le creo porque mintió y vive mintiendo”, agregó Linares.

El exintendente aseguró que “no va a ser gratis esta negociación” y recordó que el Gobierno le debe dinero al municipio. “Seria bueno que el gobernador nos diga como va a pagar el dinero que debe al municipio”, concluyó.

En la tarde hoy, el ex intendente de Comodoro, Carlos Linares, escribió en su página de Facebook «Escucho al gobernador Arcioni decir que aún en campaña siempre dijo la verdad y esa sola afirmación ya es una mentira. Pasen y vean»:

«Hoy, la realidad de la provincia es que estamos con el dinero muy, muy prolijo, mirando centavo por centavo. Nos desendeudamos, pagamos en dólares, pagamos en pesos. Estamos prácticamente en un equilibrio fiscal. No nos endeudamos más». (Arcioni, marzo de 2019).

«Con gran esfuerzo, orden y transparencia tenemos a Chubut de pie, en lo social, económico y financiero». (Arcioni, marzo de 2019).

«Hoy dejamos de lado la precarización laboral. Dignificar los sueldos que fueron llevados adelante en paritarias democráticas, lo hicimos en el peor momento cuando estábamos en crisis porque entendemos que el recurso humano es lo más importante que tenemos». (Arcioni, mayo de 2019).

«La voluntad de este gobernador es hacer un Estado eficiente y dignamente remunerado. No vamos a permitir que nadie interrumpa el proceso de ordenamiento y recuperación del Estado provincial que este gobierno inició con éxito hace más de un año». (Arcioni, mayo de 2019).

«La Educación es prioridad absoluta de este Gobierno y eje central en el plan de desarrollo». (Arcioni, marzo de 2019).

Y concluyó señalando «Afirmar que en campaña dijo la verdad es volver a mentirnos. Con una sola vez era suficiente».

 

Uno de los referentes en la fabricación de procesadores para PC fue denunciado por un grupo de investigadores de la Universidad Libre de Ámsterdam.

La compañía fabricante de procesadores para computadoras, Intel, anunció el martes el lanzamiento de un nuevo parche de seguridad para arreglar una vulnerabilidad en la microarquitectura de sus procesadores que la compañía aseguró que se había subsanado ya hace seis meses, y que un grupo de expertos advirtió que aún no se ha solucionado del todo.

Un grupo de investigadores de la Universidad Libre de Ámsterdam denunció que Intel no había solucionado por completo esta vulnerabilidad, descubierta por ellos mismos en septiembre de 2018, cuando dieron el aviso al fabricante, como recoge el diario The New York Times.

Los especialistas señalan que la compañía mintió cuando aseguró que el fallo estaba solucionado en mayo al distribuir su primera actualización de seguridad, ya que seis meses después publicó un segundo parche para proteger a los equipos del mismo problema.

Enterate de qué se habló hoy para no quedarte afuera del mundo
Esta vulnerabilidad, como explican sus descubridores, permite a los hackers extraer contraseñas, encriptar llaves y otros datos sensibles de los procesadores de las PC, computadoras portátiles y hasta servicios en la nube.

El fallo de seguridad reside en una microarquitectura presente en los chis de Intel, que permite el muestreo de datos por microarquitectura (MDS) a través de cuatro tipos distintos de ataques de canal paralelo que interceptan los datos que viajan en los sistemas internos del procesador, incluyendo datos que ni siquiera se almacenan en caché.

Los investigadores demostraron que las defensas establecidas por Intel ante este tipo de ataques son «inadecuadas» y que «en algunos casos incluso hacen que las cosas sean peores».

Una de estas vulnerabilidades, denominada Fallout, se agravó incluso por los parches de seguridad contra la vulnerabilidad Meltdown introducidas por Intel en su arquitectura Coffee Lake. Este fallo expone los datos almacenados en el búfer del CPU, y que puede utilizarse para filtrar datos procedentes también del marco del sistema operativo.

Los investigadores denuncian también que el parche de seguridad publicado por Intel este martes no soluciona otra vulnerabilidad que descubrieron a principios de año. Intel defiende que este parche «reduce sustancialmente el riesgo potencial de ataques», según el director de Comunicaciones de Intel, Jerry Bryant.

Intel pidió a los investigadores que mantuvieran en secreto sus descubrimientos hasta que encontraran una solución, y la compañía ha anunciado este martes su parche de seguridad, que aseguran que soluciona la vulnerabilidad de muestreo de datos por microarquitectura, clasificada como CVE-2019-11135.

Habla la experta que, por encargo del Gobierno, le enseñó al financista cómo parecer un empresario de Santa Cruz para acusar a Cristina Fernández de Kirchner y a un grupo de sus funcionarios.

“Sí, yo entrené a Leonardo Fariña para que declare sobre la obra pública. El no tenía la menor idea sobre obra pública. Parecía un chiste. Después, en la declaración y hasta en la televisión, usaba mis palabras. Yo me reía sola. El que me contrató fue un hombre que se sabía era de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el doctor Raúl Copes, un hombre originario del radicalismo que hacía años estaba en la SIDE. Además de que era conocido que estaba en la AFI, ya antes me había contratado para hacer la normativa administrativa de un cambio en el organigrama de la AFI. Así que yo tenía claro quién me encargó el entrenamiento”. Sentada en una mesa de una cafetería de moda en Palermo, la doctora G, especialista en derecho administrativo, le contó a PáginaI12 como preparó a Fariña para que este fuera a declarar el  primero de agosto de 2016 y que el arrepentido utilizó para involucrar a Cristina Fernández de Kirchner, tal como lo pactó con la AFI. 

La doctora G. pidió que no se diera a conocer su nombre hasta que declare ante el juez Alejo Ramos Padilla. Hoy ya conocemos sus dos iniciales, F.G., y se supone que el magistrado la convocará en la semana que empieza mañana.

Quien conoció cómo se armó la declaración del arrepentido fue su entonces abogada, Giselle Robles. Por esa razón, la banda paraestatal de D’Alessio siguió y hostigó a Robles al punto de intentar colocarle droga en su auto. La operación resultó fallida, pero el ex espía Rolando “Rolo” Barreiro reveló lo que hizo la banda contra Robles. Llamada a declarar, Robles contó toda la trama en Dolores y demostró cómo Fariña declaró, palabra por palabra y punto por punto, lo que le indicaron desde la AFI.

Fariña había declarado varias veces como arrepentido, contando lo que había visto sobre la forma en la que, supuestamente, el empresario Lázaro Báez sacó dinero del país. Hasta ahí, casi quedaba todo como un delito o una evasión impositiva o una infracción cambiaria del constructor. El punto que buscaba el gobierno de Cambiemos era involucrar a CFK en el origen de ese dinero. Por lo tanto, necesitaban que Fariña, que nunca había hablado sobre la obra pública en Santa Cruz, dijera algo sobre el tema para así responsabilizar a la ex presidenta. Como Fariña no sabía nada sobre el tema, se hizo imprescindible que alguien lo entrenara. No sólo eso, sino que F.G. tuvo que redondear textos que luego se le hicieron llegar a Fariña para que éste repitiera cada párrafo en su declaración.

Los mails a través de los cuales le indicaban al arrepentido qué decir fueron presentados por su abogada de entonces, Giselle Robles, ante el juez Ramos Padilla. Y además, hubo una sesión de entrenamiento personal, porque el arrepentido tal vez tuviera que responder preguntas y estaba también la cuestión mediática.

Esta es la historia.

El contrato

–¿Cómo la contrataron para entrenar a Fariña?

–Yo soy magister en administración pública. O sea una abogada que no tiene matrícula, que nunca litigó, pero sé como adecuar legislaciones, controlar que las licitaciones o lo que sea se haga de acuerdo a las normas. Me gané buena fama en el Ministerio de Planificación por eso. Copes, que ya falleció, me conoció bastante antes de esta historia en una convención. De manera que cuando me contrató, en 2016, él sabía quién era yo y yo sabía quién era él.

–¿Le pagaron por entrenar a Fariña?

–Sí, unos 30.000 o 40.000 pesos de ahora. Pero le aclaro que yo no sabía que era para entrenar a Fariña.

–¿Cómo que no sabía?

–No. Hacia marzo, después durante abril y junio, Copes me dijo que era un trabajo relacionado con obras públicas y con la administración pública en general. Me pedía que elaborara documentos sobre circuitos administrativos, el Instituto de la Vivienda de Santa Cruz y sobre obra vial. Me pidió cosas puntales. Hasta ahí no me dijo para quién era el trabajo. Después me dijo que era para una persona “que está en el foco de la tormenta”. O sea que siguió sin decirme para quién preparaba yo las cosas que le mandaba por mail.

–¿Cómo sabe que el encargo fue de la AFI y que lo pagó la AFI?

–En primer lugar porque era casi público que Copes trabajaba en la AFI: había estado como delegado en Venezuela. Pero en mi caso, él me había encargado un trabajo anterior. Querían hacer un cambio de organigrama en la ex SIDE y para eso había que redactar una normativa. Las cosas son así en el estado, porque un cambio de organigrama implica cargos, modificación de presupuestos, competencias nuevas, una adecuación administrativa y una fundamentación. El me contrató para ese trabajo que era mi especialidad. De manera que cuando vino en marzo a contratarme para explicarle a alguien, que yo no sabía quien era, de la obra pública, yo sí sabía quién me hacía el encargo.

–¿Por lo tanto usted empezó a escribir las explicaciones?

–No, Copes me entregó tres veces, en mano, mails con las ideas generales. Yo tomaba esos mails y mi trabajo era darle forma técnica. Ahí yo interactuaba con Copes. Una vez que hacía mi trabajo, lo mandaba al mail elturista@protonmail.comy hoy en día veo que de ahí Fariña memorizaba o se copió directamente para la declaración judicial posterior.

–Sin embargo, ¿hubo un encuentro personal?

–Así es. A principios de julio, Copes me llama y me dice aquello de que está con una persona que “está en el centro de la tormenta” y que necesita una mano para ordenar y entender algunas cuestiones que surgían de mis escritos. Entonces me pregunta si me puedo acercar a una oficina cerca de Tribunales para encontrarme con la persona que necesitaba el entrenamiento. Copes me dijo que tenía que darle una clase sobre obras públicas y el funcionamiento del estado. Insisto en que hasta ahí yo no sabía a quién iba a ayudar o entrenar.

El contexto

En aquel momento, Fariña tenía poca libertad de movimientos por su incorporación al programa de protección de testigos. Las libertades las estaba negociando en esa época con el ministro de Justicia, Germán Garavano. Por lo tanto, el arrepentido sólo podía concurrir a determinados lugares, entre ellos la oficina de sus abogados. Allí se realizó el encuentro. Fariña sostiene que lo que surge de los mails le fue enviado por sus abogados, Franco Bindi y Giselle Robles, lo que no cambia nada: se trató de una declaración guionada y por lo tanto falsa: le dijeron lo que tenía que declarar. El dice que quienes lo guionaron fueron sus abogados y sus abogados sostienen que fue la AFI. Lo concreto es que la doctora F.G. fue contratada por la AFI y presenta no sólo su versión del entrenamiento sino la documentación que se movió.

Con Fariña

–¿Cómo fue el encuentro?

–Yo llegué a la oficina y ahí estaba Fariña. Por supuesto que lo conocía de la televisión, de manera que enseguida supe quién era. Estaba ahí sentado, todo canchero, con un gorro de lana en la cabeza. Arrancó hablándome de su matrimonio, de Karina Jelinek y de cómo la estaba pasando como testigo protegido. Fueron 20 minutos para romper el hielo. El hablaba y hablaba. Cuando pasamos a la obra pública me quedé sorprendida: no sabía nada de nada. No sabía lo que era un certificado de obra, que es cuando se termina una parte de la obra, los funcionarios constatan lo hecho y certifican lo construido. Con eso se cobra. No sabía lo que era el acopio, que consiste en que antes se compraban materiales para iniciar una obra y presentando las facturas se cobraba un adelanto. Eso era muy diferente a cobrar un anticipo financiero. El decía que se cobraba un anticipo del 25 por ciento, lo que no existía. Hay incluso obras que no tienen anticipo, otras tienen el 10 por ciento y otras el 15 y alguna el 20, pero el 25 no existía. Fariña no sabía lo que era el fondo de reparo, que es un porcentaje que el estado retiene en cada pago como garantía de que las obras están bien hechas. No tenía el menor contacto con la obra pública.

–El dice que tenía ideas subyacentes. O sea que sabía, pero que no las tenía presentes.

–Mire, no sabía las cosas más elementales. Se ve que nunca tuvo contacto con una licitación ni con una obra pública. No sabía lo que era una readecuación, que sucede cuando el índice de la construcción sube más de un dice por ciento. La empresa constructora pide la readecuación, o sea que se actualice el valor de la obra. Es algo matemático, un cálculo que está muy establecido. La readecuación es algo provisorio. Es diferente a una redeterminación que es cuando ya se convalida al final esa actualización. Piense que cuando yo me vi con él, se supone que había leído los mails. Pero no podía repetir ni lo que había leído.

Un cambio de planes

Conviene tener en cuenta que el mayor problema inicial que afrontó el Gobierno cuando contrató a F.G. para el armado de la declaración del arrepentido era que él no sabía nada de la obra pública de Santa Cruz, que es con lo que se quería imputar a CFK. Fariña había declarado que estuvo mucho en el sur, pero no sabía nada concreto. Por ejemplo, no podía hablar de la construcción de ningún tramo de la ruta 3 o de la ruta 40. De manera que la alternativa era hablar generalidades. En ese terreno involucró a la Cámara de la Construcción y a Carlos Wagner, pero Lázaro Báez era un marginado de aquella Cámara, de manera que no servía para involucrar ni a Lázaro ni a la ex presidenta. Como lo que interesaba era Santa Cruz, trataron de instruir a Fariña, por ejemplo, respecto de lo que era el IDUV (Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda), que era el Instituto Provincial de la Vivienda de Santa Cruz. Lo que había que introducir era que el supuesto modelo de corrupción provincial se traspasó a la Nación, pero Fariña no entendía de las cuestiones más elementales.

La maestra

–¿Y cómo se fue resolviendo el desconocimiento?

–Hice de maestra. Le hacia cuadritos, dibujitos. El repetía a rajatabla. Después era impresionante. Usaba mis palabras. Piense que yo no sabía que eso iba a tomar la dimensión que tomó. Como yo le hacía los cuadritos y dibujitos en un block mío, todavía tengo todo el material. Así que se lo entregaré al juez de Dolores. También los mails y lo que yo escribí a pedido. El quería saber cómo se podía, por ejemplo, manipular una compulsa de precios o una licitación. O cómo se podrían conseguir sobreprecios, la manipulación de los adelantos, las facturas apócrifas, coimas y hasta lavado de dinero. Todo eso tengo anotado en mi block.

Iguales

La enumeración de items está exactamente igual redactada en las anotaciones de F.G. que en un texto enviado por la AFI y en un manuscrito que Fariña llevó a su declaración del 8 de abril de 2016. Lo que se necesitaba era que F.G. le diera argumentos para sostener aquello y, sobre todo, ampliarlo. Todo está con los mismos números y en el mismo orden. Las menciones al IDUV están idénticas en las anotaciones de F.G. y luego en la ampliación de indagatoria de Fariña.

El caso del arrepentido exhibe la forma en la que se armaron declaraciones en distintas causas. Fariña repitió lo que le mandaron en los mails, lo transcribió en su declaración y hasta lo tuvo memorizado para decirle en algunos medios.

En aquel momento, el expediente con el que se acusa a Cristina, Julio de Vido, Roberto Baratta, Báez y muchos otros estaba en crisis porque la auditoría mandada a hacer por Javier Iguacel, entonces titular de Vialidad Nacional y el más acérrimo funcionario anti-K, concluyó que sólo había un 0,1 por ciento de diferencia entre lo pagado y lo construido en las rutas de Santa Cruz. Buena parte de los atrasos en las obras eran por demoras en la expropiación de terrenos, ya que habían sido invadidos con viviendas o porque aparecieron caños de YPF o cables subterráneos de empresas públicas. En cualquier caso, los atrasos de Báez eran similares al del resto de las constructoras. Que Austral Construcciones haya ganado 51 licitaciones de las 81 que se hicieron en Santa Cruz tampoco marcaba un delito, por cuanto pocas empresas querían construir allí, por el frío, el viento y la complicación de transportar maquinaria y personal a 1.800 kilómetros de la Capital Federal. Ante esas dificultades en la acusación, la declaración de Fariña resultaba de máxima importancia: iba a involucrar a todos. Hoy en día, casi todo lo que se le atribuye a CFK –Hotesur, Los Sauces, fotocopias de los cuadernos– tiene anclaje en la obra pública, de manera que el aparato judicial-político-mediático no podía permitirse que naufragara ese expediente, que va a llegar a juicio el 21 de mayo.

Así como la AFI jugó sus cartas para presionar al juez Luis Carzoglio para que metiera preso a Pablo Moyano, también intervino en el armado y entrenamiento de la declaración de Fariña. Para eso contrató una abogada especialista y le redactaron todo lo que tenía que decir. Ahora la trama quedó a la vista. Falta saber en qué otros expedientes hicieron la misma trampa.

 

 

 

 

Fuente: La Nación

Lo dijo la secretaria de Cultura, Turismo y Deportes, Lorena Marín, al responder los cuestionamientos vertidos desde la Cámara de Comercio con relación a la legalidad funcional del paseo. “Somos un municipio que trabaja con absoluta honestidad, no se hace nada irregular”, aclaró.

Atento a las “críticas infundadas o carentes de veracidad” por parte del presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Rawson, Miguel Larrauri, al afirmar que la “Expo Sin Fronteras” de Playa Unión no está regulada, el municipio capitalino, sostenido en documentación fehaciente, respondió que los dichos del dirigente “son mentiras” y están teñidos de “discurso político”. El paseo cumple con los requisitos sanitarios y civiles que obligan las normas vigentes. El Ejecutivo local “trabaja con absoluta honestidad, no se hace nada irregular”, expresó la secretaria de Cultura, Turismo y Deportes, Lorena Marín.

Los 29 feriantes que operan en el paseo de compras están inscriptos en AFIP e Ingresos Brutos de la Municipalidad. “Y como se trata de una feria itinerante, tributan en Chubut y en cada provincia que visitan. Está todo en regla”, aseguró la funcionaria municipal.

La “Expo Sin Fronteras”, emplazada sobre Juan Manuel de Rosas y Avellaneda, permanecerá en el balneario capitalino hasta el 20 de febrero. Hasta esa fecha tienen autorización para explotar los siguientes rubros: indumentaria en general, artesanías, regalos, bijouterie y fantasías, bazar, blancos, lencería, zapatería, artículos electrónicos, pesca, juguetería, y cuchillería”.

“Entendemos el malestar de algunos comerciantes de Rawson, pero no podemos avalar sus dichos sin fundamentos o mentiras. Esta feria está debidamente regulada para poder funcionar. Le fijamos (a los feriantes) todas las condiciones para que comiencen a operar, por ende las irregularidades ya fueron subsanadas desde el área de Comercio. Controlamos todos los días. Pero también consideramos desde el aspecto social que la gente necesita acceder a precios económicos, pensando en los sectores más vulnerables”, describió la secretaria de Turismo.

“A mediados del presente año –recordó Marín-, se invitó a las autoridades de la Cámara de Industria y Comercio de Rawson” a participar de una feria de verano “atento a la delicada situación económica que atraviesa el país, para que los sectores vulnerables accedan a precios económicos, pero nunca propusieron” una idea.

“Creemos que se trata de argumentos políticos, que tienen que ver con ajustes para algunos y no para todos”, afirmó la responsable del área de Cultura, Turismo y Deportes.

Bomberos

El circuito está habilitado inclusive por los Bomberos Voluntarios capitalinos. “Ya fue resuelto hasta el plan de evacuación, y el resto de las condiciones están normalizadas”, insistió la secretaria municipal.

Trata

Una de las graves acusaciones planteadas desde la Cámara, con datos sin sustento, estaban vinculadas con el Delito de Trata de blancas por parte de algunos puesteros. “Tendrán que probarlo ellos, es infundado. Igual maniobra se trató en el municipio de Las Heras, resultando un fallo a favor de la feria”, comentó Marín.

Nada librado al azar

El director General de Comercio, Adolfo Núñez Maciel, despejó las dudas sobre el funcionamiento legal de la feria. “Cuando uno repasa, el documento indica que al momento de la inspección no estaban dadas las condiciones, se hizo la sugerencia, e inmediatamente se cumplimentaron los trámites administrativos correspondientes”.

“Respecto a la denuncia que hicieron por uso de electricidad, es cierto, habían colocado un alargue para usar un motor, pero intervino la Cooperativa y les cobró la multa de más de 8 mil pesos. Hoy tienen la factibilidad eléctrica. Es decir, está todo en regla”, culminó.