Tag

Meiszner

Browsing

Hacía mucho tiempo que no se veía un discurso tan fuerte por parte del gobernador Mariano Arcioni como el que brindó en la mañana del pasado viernes a su regreso de Buenos Aires. Puño en alto, voz elevada, y palabras como “carajo”, marcaron un estado de ánimo con evidente calentura, luego de lo que fue seguramente una semana difícil, de mucha tensión.

Más allá de las definiciones sobre los ingresos provinciales, las disculpas por el pago demorado de salarios, la confirmación de la búsqueda de una ley de tope salarial -que ya se había anticipado desde esta columna el último domingo-, lo más interesante desde el punto de vista político, fue la confirmación del mandatario de las dos bajas en el gabinete –de Andrés Meiszner y Cecilia Torres Otarola- y su definición sobre las operaciones de la vieja política, porque dejó en evidencia la lectura que hace de todo lo que pasó desde el martes. Arcioni está molesto porque le quisieron manejar el equipo y los anuncios públicos sobre sus colaboradores, y por eso quiso salir a dejar algo en claro: “muchachos, me eligieron a mí, el que manda soy yo”.

Para entender lo que está pasando, hay que hacer una reconstrucción de los que ocurrió entre el mediodía del martes –previo a la reunión entre Andrés Meiszner y Cecilia Torres Otarola- y el mediodía del miércoles, cuando Arcioni viajó a Buenos Aires cortando ahí todo tipo de reuniones y rumores. Fueron 24 horas al rojo vivo, en las que literalmente, el gabinete “implosionó”, explotó desde adentro. ¿Quién fue el culpable o cuál fue el origen de esta crisis? ¿Era evitable la salida de Andrés Meiszner, o era un camino de ida, que iba a terminar más tarde o más temprano?

Primer dato a tener en cuenta: hace dos meses que varios colaboradores cercanos a Arcioni le venían pidiendo que despidiera a la ministra de Familia, Cecilia Torres Otarola: ministros, secretarios, subsecretarios, diputados oficialistas, hacían fila para pedir la cabeza de la funcionaria. En algún momento corrió el rumor de que podría tener una “salida elegante” ocupando un cargo regional en el Ministerio de Desarrollo que a nivel nacional conduce Miguel Arroyo, pero nunca se concretó. Eran momentos en que la Legislatura no le quiso aprobar a la ministra la Ley de Emergencia Alimentaria, y que ya sus ex colaboradores salían por los medios en la cordillera a denunciar ciertos escándalos.

La salida de Otarola casi se da hace 45 días, en medio de los cambios en los que justamente Andrés Meiszner fue designado secretario general y Perata asumió en Educación. Pero luego de analizarlo, Arcioni habría tenido una mirada favorable de la gestión de la ministra, porque intendentes y jefes comunales le decían que estaba todo al día, y que se les entregaba todo lo que necesitaba en materia social. “En el ambiente político no la quieren, pero no se puede decir nada de su trabajo”, explicaba el gobernador a su gente de confianza que le pedía liberar ese lugar, incluso para hacer algún acuerdo con el madernismo o con otro espacio político.

Mientras tanto, con su arribo a un cargo que era hasta allí una incógnita, Meiszner buscó darle la impronta de una Jefatura de Gabinete, y comenzó a moverse con mucha libertad. Muy hábil para llegar a acuerdos y tomar definiciones veloces, rápido de reflejos y con muchos contactos a nivel local y nacional, el ex ministro de Educación fue ganando mucho peso dentro del equipo, quizás demasiado. Y esto hizo crecer cierta desconfianza por parte de Arcioni, cuando en más de una ocasión se tomó alguna decisión importante sin el aval del máximo mandatario, al que le gusta estar al tanto de todo.

Cuentan que más de una vez el gobernador se mostró sorprendido por la manera en que se trascendían los cambios en su equipo: la salida de Nicolás Cittadini de Vialidad fue un ejemplo puntual, ya que se negó a firmar convenios impulsados por el secretario general, y Meiszner casi que no dio margen a su continuidad, que por supuesto fue resuelta en última instancia por el gobernador. Pero la aparición del reemplazo, la joven Cynthia Gélvez, cuya foto empezó a aparecer en los medios cuando el currículum vitae aún ni había sido visto por Arcioni, tampoco cayó del todo bien.

Algo parecido ocurrió con Carlos Simionatti, del IPV: la metodología de Meiszner era “quemarlos” con fotos que hacía circular en los celulares del resto de los miembros del gabinete, a modo de “escrache”. El arquitecto también se había negado a convalidar un convenio, y ante la presión de Meiszner, se logró que Arcioni lo apartara de su lugar. Pero este estilo polémico había comenzado a hacer ruido en algunos compañeros, y esto se empezó a hablar en el despacho de Arcioni, que es un gobernador que da libertad para trabajar, pero que no le gusta que lo quieran pasar por encima.

EL DIA D

Así llegamos al martes 30 de junio, el día donde se puso la bomba, pero que tiene la historia previa que contamos, a la que sumó un dato clave: la investigación preliminar del Ministerio Público Fiscal contra la ministra de Familia por la presunta contratación de ñoquis, que generó repercusiones escandalosas en los medios y también puertas adentro del gabinete. Luego de reunirse el jueves pasado con el fiscal Omar Rodríguez y ver las pruebas, a Meiszner no le quedó ninguna duda: Torres Otarola se tenía que ir cuanto antes.

La salida de Otarola fue decidida finalmente por el gobernador ese martes por la mañana, en una reunión en la que hubo más participantes, y en la que Arcioni le dijo a Meiszner “llamála a la Chechu, decile que se tiene que ir, y después vemos el reemplazante, podría estar entre Ariel Molina y Gustavo Hermida, déjame verlo”.

Hasta aquí, todo normal. Pero el origen del problema está vinculado precisamente a partir de la decisión del propio Meiszner de anticipar el nombre del supuesto reemplazante de Torres Otarola -reflejado en una publicación de ADNSUR, con la información certera -, antes de la reunión prevista para las 15. Allí le iban a comunicar a la entonces ministra de Familia que tenía que dejar su lugar. El anticipo del exministro fue una hora y media antes del encuentro.

La noticia fue replicada por todos los medios de la provincia e incluso el propio reemplazante, «Tapado» Molina, hizo declaraciones confirmando la versión en medios del valle. Torres Otarola llegó al encuentro con todos los titulares anunciando que estaba afuera del gobierno.

Eso habría caído muy mal a Arcioni, que quería manejar los tiempos y que el tema no trascendiera hasta el día siguiente, y mucho menos la otra parte de la información: Meiszner ya le había comunicado a Molina que iba a ser el nuevo ministro, cuando el mismo gobernador aún no lo había decidido. Incluso después de que lo publicó ADNSUR –las dos cosas era absolutamente ciertas, la reunión para pedir la renuncia y la propuesta del cargo a su sucesor- el intendente de Corcovado salió a reconocerlo públicamente a algunos medios que lo entrevistaron.

Ahí se empezó a romper del todo la relación Arcioni-Meiszner. El gobernador consideró una imprudencia el manejo y peor aún tomó que le quisieron imponer el nombre del sucesor, cuando él todavía no lo había resuelto. Por eso decidió parar la pelota, y reunirse ese mismo martes por la tarde con Otarola para decirle que por ahora iba a continuar en el cargo, y decirle a Molina que él no iba a asumir.

Cuando Meiszner se enteró de esto alrededor de las 19, leyó dos cosas: que había un respaldo del gobernador a una ministra sospechada de corrupción –no era cierto, la decisión del mandatario ya estaba tomada y sólo era un aplazo temporal-, y que además lo había desautorizado, dejándolo mal parado ante el resto del gabinete.

En realidad, el mensaje de Arcioni era otro: “acá nadie se corta sólo, las decisiones y los anuncios los tomo yo”. Por supuesto que esto se podría haber arreglado en una reunión a solas, como en todo equipo de trabajo, a los gritos, quizás a las piñas, pero a puertas cerradas. Pero esto no pasó, Meiszner tomó la decisión ese martes a la noche –también fue primicia de ADNSUR- y dijo que si Otarola seguía, él daba un paso al costado. Sin hablar una palabra con Arcioni, y nunca más volvieron a hablar después de eso.

OPERACIONES

Si Arcioni se acostó enojado el martes, leyendo la renuncia de Meiszner y lo que entendió fue una “avivada” de su hombre fuerte del gabinete para manejarle los tiempos y los ministros, más bronca alcanzó el mediodía del miércoles, cuando ante la inminente salida de Torres Otarola, ya veía publicados en los medios algunos nombres que había estado evaluando en su despacho y que alguien de su entorno había dejado trascender. Todavía no había resuelto nada, y ya veía publicados los titulares de quienes iban a asumir.

Claro que en este caso, la “operación” venía de otro sector de su gabinete, en ese “fuego cruzado” que claramente se está viviendo por estas horas. Los viejos contra los nuevos, los históricos contra los recién llegados. Hay una guerra sorda puertas adentro, y por eso la bronca del mandatario expresada públicamente el viernes, cuando aseguró que las viejas prácticas de la política no van a poder con él, y que se va a tomar todo el fin de semana –como también anticipó ayer ADNSUR- para definir a los reemplazantes de ambos espacios. Por más presión que le quieran meter con algún título mediático.

En las últimas reuniones de gabinete, el mandatario dijo una frase que fue reproducida en esta columna en más de una oportunidad, y replicada luego por otros medios. Es la que reza que “el cementerio está lleno de imprescindibles”.

La dijo en momentos en que hubo una crisis con el área de Salud, que casi le cuesta la cabeza en su momento al ministro Fabián Puratich, y que fue detallada también en este espacio con lujo de detalles. En otra ocasión, el gobernador dijo en confianza a uno de sus amigos que “tengo un Plan B para todos”, en alusión a que para cada nombre de su gabinete, ya tiene en mente un reemplazante. Es un mensaje para que nadie se crea irreemplazable. Ocurre que la incertidumbre no es buena en ninguna gestión, ya que ningún área puede trabajar con normalidad si su cabeza está en jaque.

Habrá que ver qué pasa en los próximos días con la estructura del gabinete, ya que Meiszner venía trabajando en un achique de ministerios, subsecretarias y direcciones generales, ante el pedido de Arcioni de un mensaje de austeridad a la sociedad.

Ese anteproyecto, que todavía no había sido entregado a al gobernador, tenía varias medidas polémicas, y varios ministros iban a quedar colgando de un pincel. Una de esas ideas, después de lo que se vio esta mañana, seguramente no va a prosperar: era la de quitarle a Seguridad el rango de ministerio. Después de verlo al gobernador sentado al lado de Federico Massoni en la presentación que se hizo este viernes, está claro que tiene todo su respaldo al frente de esa área, y que valora su lealtad.

Meiszner lo tenía apuntado al ministro de Seguridad, para dejar satisfecho al gobierno nacional, desde donde algunos interlocutores enviaban mensajes para “bajarle el copete” ante las denuncias que llegan hasta Buenos Aires.

Claramente, el perdedor en la disputa terminó siendo el abogado laboralista y amigo de Aníbal Fernández, mientras que Massoni termina siendo uno de los grandes ganadores de la semana en la consideración del gabinete.

Las consecuencias del escándalo que se llevó puestos a dos ministros, se verán con el correr del tiempo. La provincia tiene otros problemas mucho más urgentes e importantes como para estar abocada a intrigas de palacio. Pero eso va a requerir una fuerte voz de mando y tomar las riendas con mayor autoridad aún, para que la tropa no se desbande.

POR PABLO VERNAZZA

El dirigente de ATE, Guillermo Quiroga, se refirió a la falta de liderazgo político que tiene el Gobierno Provincial. “Arcioni nunca logró armar un equipo para tener un Gabinete consolidado y esto habla de la inestabilidad política que hay. Las salidas en el Gobierno tienen que ver con diferencias políticas en los perfiles de los funcionarios”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “con la salida de Andrés Meiszner se fue el perfil más político. Falta política y en el futuro eso es algo que no debería pasar. Arcioni tiene que armar un equipo”.

“En el Gobierno no hay una coacción grupal, no existe un Gabinete consolidado, están muy lejos de armar un equipo”, dijo en diálogo con Radio Chubut.

Asimismo, aclaró que “me hubiera gustado más en tener un Gobierno ocupado en resolver el atraso en los salarios de los trabajadores estatales”.

“En 4 años y medio pasaron 9 ministros en el Gobierno de Arcioni y esto no es un dato menor”, indicó.

En este marco, manifestó que “no se pudo armar nunca un equipo, esto habla de la inestabilidad política que hay. Hay toda una batería de incertidumbres”.

Finalmente, Quiroga concluyó que “Arcioni no logra consensuar con la oposición. Meiszner era un ministro que le atendía el teléfono a todos y eso era algo que salvaba a todo el arco político. El perfil del funcionario más antidemocrático que tiene el Gobernador –Federico Massoni- es el que más duró”.

El Gobierno del Chubut ingresó en una etapa de telenovelas, al mejor estilo de culebrón colombiano o mexicano, pero con actores argentinos.

La investigación encabezada por el fiscal, Omar Rodríguez contra la ministro de la Familia, Cecilia Torres Otarola por presuntas contrataciones irregulares de personal, terminó de convencer al propio gobernador, Mariano Arcioni de que la funcionaria tiene que dar «un paso al costado, no da para más», dijo en la tarde de este martes a sus allegados.

Lo insólito es que, hasta este mediodía de miércoles, Otarola sigue en su despacho y se reúsa a presentar su renuncia.

Tal accionar de la ministro, provocó que el secretario General de la Gobernación, Andrés Meiszner presentará su renuncia al cargo en horas de la mañana de este 1 de julio.

El hombre es un allegado al diputado Nacional y referente, Sergio Massa; quien lo había mandado para «intentar solucionar» la crisis económica y social que atraviesa el Gobierno del Chubut desde hace dos años.

Muchos aseguran que, para las últimas horas de este miércoles, podría haber más renuncias presentadas desde la cartera de la Familia y Desarrollo Social, mientras que la funcionaria Torres Otarola decida seguir firme en su postura.

Como se puede ver, otra vez el Gobierno provincial comete errores, a esta altura tan natural para los 520 mil chubutenses.

Fuente: Nova Chubut

El gobernador Mariano Arcioni aceptó las renuncias del secretario General de Gobierno, Andrés Meiszner y de la ministra de Desarrollo Social y Familia, Cecilia Torres Otarola. “El cementerio está lleno imprescindibles”, habría expresado el máximo mandatario provincial a un grupo reducido de funcionarios.

La interna feroz dentro del Gabinete entre Meiszner y Torres Otarola terminó con la salida de ambos y en sus lugares irían Ariel Molina y el exintendente e Río Mayo, Gustavo Hermida.

El gobierno provincial atravesó un duro sacudón político, después de que Meiszner le pidiera la renuncia a Torres Otarola por estar presuntamente implicada en una investigación que abrió Fiscalía sobre contrataciones irregulares de personal. La ministra se negó a renunciar, solicitó dialogar con el gobernador y Arcioni la ratificó en el cargo hasta el momento en el que la justicia determine la apertura de investigación.

Hoy al mediodía, luego de que Arcioni le haya aceptado la renuncia a Meiszner, la ahora exministra de Familia le pidió al gobernador que “le firme su renuncia”. Según pudo saber EL CHUBUT, Otarola le dijo al gobernador que “quería limpiar su buen nombre y honor”.

Una alta fuente del Gobierno aseguró a EL CHUBUT que el gobernador estaba visiblemente molesto por toda esta situación, a tal punto que advirtió que “el cementerio está lleno de imprescindibles”.

El posible arribo de Molina como secretario General de Gobierno tiene como objetivo de que el intendente de Corcovado en uso de licencia se encargue de la parte administrativa. La idea del gobernador “es no depender de nadie” y “ponerse al frente de todos los temas”.

En reemplazo de Torres Otarola el nombre está casi cerrado y sería Hermida, un dirigente con el cual el gobernador Arcioni tiene especial afecto y un muy buen diálogo.

Esta mañana, el Secretario General de la Gobernación se presentó en Casa de Gobierno y le presentó al gobernador Mariano Arcioni su renuncia al cargo. En cambio, la ministra de Familia mantuvo una conversación con el mandatario y fue ratificada en el cargo.

Esta mañana, el Secretario General de Gobierno, Andrés Meiszner se hizo presente en Fontana 50 donde le comunicó al gobernador Mariano Arcioni su renuncia en el cargo, publica hoy el diario El Chubut.

Meiszner había sido el encargado, ayer martes por la tarde, de pedirle la renuncia a la ministra Torres Otarola, sin embargo, la funcionaria mantuvo una conversación con el Gobernador y fue ratificada en el cargo.

Esta decision, provocó que Meiszner considerara que su continuidad en el gobierno estaba terminada y esta mañana dimitió y dejo de ser parte del Gabinete provincial.

Se había incorporado como Secretario de Trabajo y luego cumplió funciones como Minsitro de Educación. Recientemente había inciado como Secretario General de la Gobernación, dándole un perfil político en las charlas y contactos con Intendentes y sectores de la oposición.

No se descarta otros cambios en el gabinete a partir de estos hechos.

Andrés Meiszner, titular de la Secretaría General de Gobierno, adelantó hoy que los estatales y jubilados de Chubut no cobrarán este mes el aguinaldo. Posiblemente se los paguen en cuotas «después de agosto». Los rangos más bajos cobrarían el medio sueldo anual complementario en «julio o agosto» y todos los demás se infiere que deberían esperar hasta septiembre.

Meiszner anticipó a Cadena Tiempo que la provincia va a tener «un oxígeno financiero» con el préstamo de los 5.000 millones de pesos de Nación, que se cobrarán dos cuotas; con lo que el gobierno provincial estima que «el viernes se pagaría el mes de marzo al rango 4 de y al 1 y 2 lo del mes de abril».

Los dichos del funcionario de Mariano Arcioni no confirmaron que se vaya a cumplir con la Ley de Emergencia que estipula el pago de los salarios de los trabajadores estatales de la Salud junto al rango 1; todo el marco de la pandemia de Coronavirus que hoy sumó un nuevo caso confirmado sin nexo epidemiológico en Trelew, 9 en la ciudad valletana y 2 en Comodoro Rivadavia.

El atraso de estos trabajadores ya es de dos meses porque esta semana deberían percibir el sueldo de mayo, pero aún no saben si podrán hacerse de sus sueldos de abril.

Aguinaldo en septiembre

Las malas noticias no se agotaron con estos anuncios de Meiszner, ya que el ministro adelantó lo que ya se expresó con claridad. Junio va a ser uno de los meses más duros de superar en medio de la crisis que padecen los estatales chubutenses.

El combo de malos augurios del ministro incluyó el tema del aguinaldo que debía abonarse en este principio de junio. «Una idea es pagar el aguinaldo en dos cuotas para el rango 1 y 2, entre julio y agosto. El resto de los tramos va a quedar incluso para después de agosto».

El ministro de Educación de Chubut, Andrés Meiszner, se refirió a la decisión que tomó la cartera que dirige de “retrotraer las comisiones de servicio”. “Hay quienes se pasan de ´vivillos´ y cuando se les otorgan comisiones de servicio en un Municipio, ese Municipio también les paga un sueldo”, sostuvo.

En este sentido, señaló que “nosotros estaremos en condiciones de volver en las escuelas rurales de la Provincia y así ir avanzando en un esquema hasta llegar a los Municipios más importantes con esta dualidad de la educación”.

“Ninguna de las escuelas del país desde el punto de vista de infraestructura puede albergara a los alumnos con dos metros de distancias. Seguramente van a volver a día por medio y reforzando las clases virtuales los días que no se vaya a la escuela”, dijo en diálogo con Radio Chubut.

Asimismo, aclaró que “mañana hay una reunión del Consejo Federal de Educación donde hemos consensuado todas las temáticas. La vuelta de las clases va a depender de la situación epidemiológica y de cada Provincia que elevará la semana que viene su proyecto”.

“En el Consejo se planteará la posibilidad del acceso a internet para localidades del interior. Es decir que el Estado se podría hacer cargo de la conexión para las familias con chicos en edad escolar, que necesiten el servicio, en esas localidades”, indicó.

Por otro lado, el titular de la cartera de Educación, aclaró que “los descuentos a los docentes se hacen sobre tres días del mes de Febrero y 15 del mes de Marzo. Es un derecho de los docentes hacer paro de actividades y es derecho del Estado hacer el descuento”.

“Hoy se paga el incentivo docente del mes de Abril. Si es un cargo simple se paga doble”, aseveró.

En este marco, recordó que “cortando estas cuestiones, el Gobierno podría reasignar fondos. La Provincia ha dejado de pagar obligaciones corrientes por estas cuestiones y nadie ha tenido a firma para cortar las comisiones de servicio, las adscripciones. Todo esto se cortó durante este año”.

“El Gremio lo que pidió es la renovación de la licencia y el Ministerio ha decidido que esta licencia no se pague más”, expresó.

“La decisión que ha tomado el Ministerio de Educación es retrotraer las comisiones de servicio. Hay quienes se pasan de ´vivillos´ y cuando se les otorgan comisiones de servicio en un Municipio, por ejemplo, ese Municipio también les paga un sueldo”, añadió.

Finalmente, Meiszner concluyó que “hay un caso, de una docente que estaba en el exterior, que desde hace 4 años, el Gobierno de la Provincia le pagaba una beca de estudio”.

“El nivel de utilización de la herramienta nos ha sorprendido”, aseguró el ministro Andrés Meiszner a ADNSUR, al confirmar que el 91% de los establecimientos hoy dictan clases a través de la modalidad virtual. Asimismo, aseguró que entre el 60 y 65% de docentes y alumnos están trabajando también en la virtualidad.

A casi dos meses de la suspensión de clases por la pandemia de coronavirus, el ministro de Educación de Chubut, Andrés Meiszner, destacó – en diálogo con ADNSUR – la funcionalidad y uso, de las aulas virtuales y los cuadernillos en la provincia. “La suspensión del modo presencial se dispuso desde el 16 de marzo, el Ministerio de Educación ya venía trabajando en un esquema desde el punto de vista pedagógico, para tener un salto de calidad e ir hacia la virtualidad”, indicó.

Meiszner aclaró que la herramienta pedagógica se puso a disposición de los directores, docentes y alumnos; y a más de 50 días del inicio de la cuarentena obligatoria “pasamos de discutir en la aplicación o no de un aula virtual a discutir contendidos, hoy hemos ganado una batalla informática hacia la pedagogía, discutimos que es lo que debe contener el contenido de los tres ciclos”, manifestó.

Hay entre el 60 y 65% de docentes y alumnos trabajando en la virtualidad.

Asimismo, expuso que hoy, de las 454 escuelas de los niveles obligatorios que cuenta la provincia, hay 409 trabajando en la virtualidad, es decir el 91% de las escuelas, dentro de esa situación hay entre el 60 y 65% de docentes y alumnos trabajando en la virtualidad. “Hay docentes que no tiene conectividad, o escuelas que no la tienen donde se suplen con cuadernillos impresos que se reparten”, dijo.

Por último, valoró que lo más importante es que ” tenemos más de 9400 aulas en toda la provincia trabajando con la disposición y herramientas de las aulas virtuales, a través del classroom que es gratuito el nivel de utilización de la herramienta nos ha sorprendido”. Mientras explicó que el cuadernillo viene suplir la falta de conectividad “están divididos por días de clases y materias, la próxima semana estaremos recibiendo la tercer etapa de cuadernillos para volver a distribuir en la provincia”, afirmó.

El ministro de Educación Andrés Meiszner, habló con ADNSUR y se refirió a cómo se daría la vuelta a clases en la provincia, donde destacó la poca cantidad de casos de coronavirus. Destacó la posibilidad de que las clases se retomen primero en las localidades más chicas, y señaló que » se puede flexibilizar también el inicio de clases”.

Este jueves el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, aseguró que evalúan un regreso escalonado a las clases, aunque no se desarrollarán con normalidad hasta que los especialistas encuentren la vacuna contra el coronavirus. El ministro de Educación de Chubut, Andrés Meiszner, en diálogo con ADNSUR, brindó detalles acerca de cómo podría darse el reinicio de clases presenciales en la provincia.

Respecto de las declaraciones de Trotta, el ministro de la provincia, indicó que “estas son cuestiones que ya se viene analizando en videoconferencia: “Me parece que él hace alusión a la vuelta de las clases en modo presencial, que se va a dar cuando se tengan las certezas desde el punto de vista epidemiológico que es factible”, dijo.

Meiszner señaló que se discutirá por jurisdicción cómo se concretaría el regreso a las aulas. “Nosotros gracias al gran trabajo del Ministerio de Seguridad y de Salud, Chubut es una de las pocas provincias que tiene poquitos casos confirmados y sospechosos, por lo que puede sectorizar y escalonar esa vuelta de clases”, puntualizó.

Asimismo, destacó que para diagramar el reinicio de clases presenciales, “hay que sentarse con los jefes comunales, con representantes de salud de municipios chicos y más grandes también, a ver cuál es la decisión, qué medidas se pueden adoptar”, dijo en referencia a la cantidad de alumnos por nivel, cuál es el tránsito que tiene determinada localidad: “Uno debería cerrar esas localidades a personas ajenas para no tener ningún tipo de circulación viral, y flexibilizar también el inicio de clases”, manifestó.

El ministro aseveró que sobre estas cuestiones, se espera poder tener algún tipo de certeza la próxima semana “creo que van a ser todas propuestas que se van a delegar en cada una de las provincias, y se elevará qué tipo de modalidad presencial puede empezar en primer lugar, y después como seguirá y hasta cuándo”.

En este escenario, podrían ser las escuelas rurales las primeras que comiencen las clases en el corto plazo, para el resto de las localidad ya se afirma será después de las vacaciones de invierno, aunque no hay fecha concreta. “En las escuelas de los ejidos urbanos más poblados quizá habría que pensar en comenzar en el tema segmentado, separar nivel primario y secundario o bajar la posibilidad de contacto. Se puede pensar en priorizar a aquellos que están en el inicio de alfabetización y los que están terminando los niveles”, aseguró Meiszner.

Por último, destacó que el inicio de clases implica movimiento de padres y transporte público: “Hay que estar seguro, certero y esperar el dictamen de los especialistas”, indicó.

El ministro de Educación indicó que la provincia es una de las siete de todo el país con menor cantidad de casos, por lo que una posibilidad sería retomar las clases, primero en las escuelas rurales.

Si bien aún no hay certezas de cuándo podrían retomarse las clases en Argentina ante la pandemia de coronavirus, se estima que sería luego de las vacaciones de invierno; incluso se habla de la posibilidad de que recién se concrete hacia el mes de octubre. El ministro de Educación de Chubut, Andrés Meiszner, habló de lo que podría pasar en la provincia.

Consultado sobre la posibilidad de que en octubre se pueda dar el reinicio de clases, como parte de un plan que permita habilitar de manera paulatina en algunas provincias, donde haya menor cantidad de casos de coronavirus, Meiszner dijo que “Chubut es una de las siete provincias con menor cantidad de casos”.

Y destacó que “es esta razón por la que amerita, dentro del Consejo Federal de Educación, la posibilidad de pensar en un inicio de clases sectorizado”, indicó.

Al respecto, explicó que hubo una primera reunión el miércoles en videoconferencia con el consejo federal “para con jefes comunales e intendentes (de Chubut) pensar en las escuelas rurales, es una posibilidad”, dijo al señalar que podrían ser los primeros establecimientos donde se retomen las clases.

Asimismo, el ministro aclaró que “lo cierto es que la resolución que puso en vigencia las aulas virtuales, también establece que para que vuelva la modalidad de presencia física en el dictado de clases, nos vamos a remitir al informe previo del ministerio de salud de la provincia”, informó ADNSur.