Tag

Medidas macristas

Browsing

El ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, explicó los detalles de las medidas que buscan impulsar el empleo para jóvenes, que más temprano había anunciado el presidente Mauricio Macri.

Consultado en rueda de prensa por los anuncios oficiales, Sica sostuvo que se decidieron porque «la desocupación castiga mucho más fuerte a los jóvenes de entre 17 y 24 años», un segmento etario donde hay «problemas de empleabilidad por falta de experiencia y capacitación».

Sica explicó que el beneficio consiste en que todas las empresas que tomen empleados de entre 17 a 24 años, en el primer año no paguen aportes patronales, y en el segundo año solo paguen el 25% del monto estipulado. El beneficio se complementa con un 20% de reducción del denominado Monotributo Joven.

El ministro dijo que la iniciativa, junto con un paquete de medidas que benefician a las Pymes, será presentada seguramente la próxima semana en el Congreso.

Y la consideró en la misma línea que las anunciadas la semana última, cuando el Presidente propuso reducir a cero las contribuciones patronales por cada empleado nuevo que contraten las Pymes durante todo el 2020, y pagar la mitad durante 2021.

El funcionario explicó, en rueda de prensa, que para un sueldo promedio de entre 30.000 y 35.000 pesos, la eliminación del aporte patronal significará un ahorro cercano a 5.000 pesos.

Por la mañana, en una extensa entrevista con Canal 10 de Tucumán, Macri había dicho que la problemática del desempleo joven necesita una respuesta «urgente» y con ese objetivo propuso beneficios para empresas que contraten a jóvenes de hasta 24 años con menos de un año de experiencia.

«Proponemos que si las empresas toman jóvenes con menos de 12 meses de experiencia entre 17 y 24 años, el primer año no paguen contribuciones patronales y el segundo paguen solo el 25%», indicó.

El presidente Mauricio Macri difundió este mediodía en sus redes sociales un documento donde propone «medidas extraordinarias contra la violencia de género», entre las que se destaca la investigación automática y la intervención judicial ante la primera denuncia de esta problemática, a la vez que facilita que familiares y amigos de la víctima sean denunciantes.

También propone unificar toda la información de las líneas 144, del 911 y otras donde se reciben llamadas por violencia de género, y una acción concreta desde la primera alerta, que podrá incluir el uso de tobilleras y el monitoreo para que se cumplan las restricciones perimetrales.

Además, insiste en que continuarán las capacitaciones a las fuerzas policiales en materia de género.

«Las herramientas disponibles en materia de seguridad destinadas a proteger a la mujer han demostrado de manera dramática ser insuficientes hasta hoy», escribió el Presidente en su cuenta de Facebook.

Allí asegura que por eso proponen «acciones concretas orientadas a incrementar la protección de las víctimas y posibles víctimas de violencia de género, para que ellas, sus familiares y amigos, cuenten con herramientas legales poderosas para defenderse de sus agresores de manera contundente».

Entonces enumera las medidas concretas y sostiene que su gobierno lleva «cuatro años comprometido en trabajar por la erradicación de la violencia contra la mujer».

El presidente Mauricio Macri recibió hoy a líderes evangélicos en la Casa de Gobierno, con quienes analizó las medidas que puso en marcha el gobierno nacional para reforzar la ayuda a los sectores más vulnerables.

En el marco del diálogo que el gobierno viene manteniendo con distintos sectores, Macri recibió esta mañana a los directivos de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) -la federación mayoritaria de iglesias evangélicas en el país-, encabezada por los pastores Rubén Proietti y Jorge Sennewald.

Durante el encuentro, se «analizaron las medidas que puso en marcha la Nación orientadas a reforzar la ayuda a los sectores más vulnerables», informaron desde Casa de Gobierno.

Del encuentro, realizado en el despacho presidencial, participaron también el canciller Jorge Faurie y el secretario de Culto, Alfredo Abriani, mientras que por Aciera estuvieron los vicepresidentes de Relaciones Internas, Hugo Baravalle; de Relaciones Externas, Guillermo Fernández, y de Planificación y Gestión, Silvia Arn de Mateo, así lo reseña Télam.

La decisión del Gobierno de aplicar controles sobre el mercado de cambios interrumpió el desembolso de créditos en dólares para financiar las operaciones de las pymes industriales exportadoras, que aseguran estar «en jaque» por esta medida oficial.

Así lo alertó el presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), Daniel Rosato, quien explicó que «desde que se implementó el control de cambios, los bancos decidieron no renovar la prefinanciacion de exportaciones, algunos directamente no las cotizan y otros sí, pero con una tasa de interés en dólares prohibitiva».

El dirigente comentó que existen cartas de crédito emitidas en el exterior y que ahora no pueden ser descontadas en los bancos locales por las restricciones, lo cual generó «un fuerte perjuicio por el atraso en la cadena de cobros de las exportaciones. Y atraso también en la cadena de pago de la pyme para hacer frente a salarios, materia prima, energía e impuestos».

En un comunicado, Rosato aseguró: «ser una pyme exportadora en este país es un castigo, gobierne quien gobierne. Los bancos dejaron de dar créditos en dólares, las prefinanciaciones no son renovadas ni cotizadas, las cartas de crédito no pueden ser descontadas».

«Así, no va a quedar ni una pyme que pueda ser competitiva para vender al exterior, reduciendo aún más la capacidad de generar dólares para el país», así lo reseña Diario Jornada.

El sector inmobiliario pidió al gobierno nacional que contemple las operaciones inmobiliarias, ya que las mismas se hacen mayoritariamente en dólares, para que puedan concretarse con normalidad, en el marco de las nuevas condiciones de política cambiaria establecidas por el Poder Ejecutivo.

A través de un comunicado, trece entidades representativas del sector solicitaron una modificación del esquema de control de cambios que dispone que las personas físicas tendrán un tope mensual de US$ 10.000 para la compra de divisas.

Consideraron que modificar el esquema contemplando las operaciones inmobiliarias, «podrá dar un impulso a la economía, la construcción, el trabajo y el bienestar de las familias que desean concretar el sueño de un hogar».

«Dada la evidente caída que viene sufriendo el sector inmobiliario y a las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno, solicitamos a las autoridades que se contemplen las transacciones inmobiliarias, ya que las mismas se realizan mayoritariamente en dólares», indicó el comunicado, así lo reseña Télam.

Los banqueros coinciden en que se está desacelerando el retiro de depósitos en dólares de los bancos. Es por ello que en la mayoría de las sucursales empezaría a desactivarse la decisión de mantener las puertas abiertas en horario extendido, hasta las 17, para atender al público que quiere hacerse de sus dólares y, en el mejor de los casos, llevarlos a una caja de seguridad.

La caída de US$ 405 millones de dólares que mostraron este miércoles las reservas estaría respaldando esa impresión de los banqueros. La merma del martes había sido de US$ 995 millones. En tres días bajaron US$ 2.350 millones.

«Los retiros de dólares del martes fueron la mitad que los del lunes, y los de este miércoles, la mitad que los del martes», aseguraron a Clarín en dos de los más importantes bancos privados.

El martes a la noche, el ministro de Hacienda Hernán Lacunza dijo que la salida de depósitos en dólares de los bancos privados había bajado 40% respecto al lunes.

Lacunza también había hecho referencia a la fuerte caída de reservas del Banco Central y la atribuyó a que el BCRA está sobrestockeando de dólares a los bancos para afrontar la demanda de depósitos en medio de la crisis financiera.

El domingo las autoridades del Banco Central se habían reunido de urgencia con los principales responsables de los bancos.

En aquella reunión, les habían manifestado a los banqueros que traerían US$ 20 mil millones en billetes para suministrárselo a los bancos que no tengan efectivo.

Las estadísticas del Banco Central llegan hasta el viernes 30 de agosto. Ese día, de mucho nerviosismo, los depósitos en dólares del sector privado bajaron US$ 1.107 millones y quedaron en US$ 26.644.

Desde el 9 de agosto -día hábil previo a las PASO- hasta el 30 de agosto los depósitos en dólares del sector privado (bancos) bajaron 5.855 millones de dólares. Tras el anuncio de la «reperfilación» de la deuda (miércoles de la semana pasada) se fueron 1.916 millones de dólares.

En el mercado calculan que entre el lunes y este miércoles se habrían ido US$1.500 millones más.

En el marco de la demanda de sus dólares por parte de los depositantes varias sucursales daban turnos para entregar los dólares en efectivo, así lo reseña Elonce.

Ante los diputados del interbloque de Cambiemos y buena parte de su Gabinete, Mauricio Macri volvió a plantear que su “prioridad es la gestión” y “estabilizar la economía”, resaltó la importancia de “profundizar el diálogo” con la oposición pero al mismo tiempo se mostró expectante en “poder revertir el resultado” en octubre y anunció que su equipo trabaja en un paquete de propuestas de Gobierno 2020-2023.

Flanqueado por el grueso de sus ministros, el Presidente hizo hincapié en la necesidad de “transmitir tranquilidad a la gente” y de “garantizar la estabilidad de la economía; y, en línea con la moderación que intentó acordar con el candidato a presidente del Frente de Todos,Alberto Fernández; pidió “prudencia” en sus declaraciones a los funcionarios y dejar la campaña “para más adelante”.

“La prioridad es la gestión. Tenemos que transmitir tranquilidad a la gente, garantizar la estabilidad de la economía y despejar dudas (en relación a los ahorristas)”, dijo Macri, según reconstruyó Clarín con cuatro dirigentes que participaron del cónclave.

Esas fuentes coincidieron en que Macri se mostró “optimista” en poder superar la situación, pidió “no confrontar” con la oposición, dejar de lado lo electoral y dedicar la energía a “darle soluciones a la gente”.

De todos modos, al mismo tiempo, también dejó en claro que no se resigna. “Después del palazo yo sigo fuerte, ustedes tampoco pueden aflojar”, arengó.

En ese sentido, expuso que está convencido de que en octubre “todo puede ocurrir”, pese a los 15 puntos de ventaja que logró Fernández. “Podemos revertir el resultado, sostuvo.

Como síntoma de confianza, y de que su expectativa es asumir su segundo mandato el 10 de diciembre, el mandatario le anunció a la tropa que el ministro de Producción, Dante Sica, y otros funcionarios preparan un paquete de propuestas de Gobierno 2020-2023.

En sintonía con Macri, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza; destacó las medidas que tomó el Gobierno el último fin de semana para estabilizar el dólar y planteó que es clave evitar cualquier cimbronazo que altere los mercados: “No hay futuro sin presente”, graficó.

Aunque no se habló de la estrategia oficial que se trazó para avanzar con el proyecto de refinanciación de la deuda, Lacunza contó que está en pleno proceso de redacción, en consulta permanente con dirigentes y economistas opositores. Luego del encuentro, de todos modos, un grupo más pequeño de dirigentes se junto para pulir el cronograma de reuniones previstas con la oposición.

A su turno, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, reforzó la importancia de enfocarse en la gestión: “La gente no se fija quién es el mejor argumentador sino en quién se está ocupando de ellos”, consideró, en un mensaje que no incluyó una autocrítica explícita de su tarea como jefe de campaña y que, en consecuencia, no le cayó bien a varios legisladores: “Sigue hablando como si estuviéramos en marzo”, se quejó uno de los diputados de mayor influencia en la bancada.

Por último, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; instó a la tropa a “salir y militar en la calle” y dejó una curiosa propuesta para que los legisladores extiendan el día de la elección a sus subordinados: “Hay que estar en el territorio y fiscalizar. Y si es necesario, para identificarnos en las escuelas, usemos todos una camiseta de Argentina”, sugirió.

Además de Peña, Lacunza, Sica y Frigerio, desde el Gabinete desembarcaron Carolina Stanley (Desarrollo), Jorge Faurie(Cancillería), Guillermo Dietrich (Transporte), Patricia Bullrich(Seguridad) y Luis Etchevehere (Agroindustria).

Luego de la reunión, hablaron en conferencia de prensa los responsables de los tres bloques que integran el interbloque de Cambiemos en Diputados: Mario Negri (UCR), Álvaro González (PRO) y Juan Manuel López (Coalición Cívica). Y el mensaje que dieron fue similar a lo que se habló puertas adentro.

“Después vendrá la campaña, pero la prioridad hoy es ganar estabilidad. Por eso no vamos a sumar nada que agregue incertidumbre política”, indicó Negri, que sin hablar específicamente de una tregua, planteó que la idea es continuar por el sendero de evitar la confrontación mediática con el Frente de Todos, más allá de que admitió que “en todos lados hay piromaníacos”.

“Fue una reunión de reflexión. Está claro que hoy la prioridad y la palabra clave es gobernabilidad”, agregó.

De todos modos, el radical admitió que el Gobierno no renunciará a dar pelea en octubre: “Tenemos el derecho de competir. Y el mejor candidato a presidente se llama ‘Mauricio Macri piloto de tormentas conduciendo la nave con todos los argentinos arriba’”.

Alvaro González, en tanto, confirmó que Macri se mostró conciliador y “no hizo referencia a los tuits de Alberto Fernández”, que incluyeron duras críticas a Macri y la situación de la economía.

No estuvieron presentes dos referentes de peso de Diputados: su presidente, Emilio Monzó; y la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió.

A propósito de Carrió, su delfín López adelantó que la próxima semana arrancará a recorrer el Interior del país. En su paso, días atrás por Casa Rosada, Carrió avisó que una de sus misiones será custodiar que los intendentes “no sean infieles” y “no le corten boleta” a Macri, así lo reseña Clarín.

La última vez que Alberto Fernández habló sobre el «cepo cambiario» fue el 22 de agosto.

Lo hizo para referirse a las medidas restrictivas impuestas entre 2011 y 2015 por la expresidenta Cristina Kirchner, hoy su compañera de fórmula en la carrera electoral. Recordó que durante la gestión pasado fue muy crítico de la medida y explicó: «El cepo es como poner una piedra en una puerta giratoria: nadie sale pero nadie entra. Eso fue lo que nos pasó. No fue una buena solución».

Sin embargo, ahora con la decisión tomada por el gobierno de Mauricio Macri para frenar la suba del dólar, llevar tranquilidad a los ahorristas y evitar que a la corrida cambiaria se sume una bancaria, el exjefe de Gabinete kirchnerista evitó hablar del tema.

Aprovechó el viaje que tenía programado a España para llamarse a silencio y que el gobierno de Cambiemos resuelva los problemas económicos del país.

Pero usó la celebración del Día de la Industria para enviar un mensaje a los «especuladores» a través de su cuenta en Twitter.

   Alberto Fernández  | @alferdez

Entre quienes especulan y quienes producen, estamos con los que producen.

Un abrazo a todos los trabajadores y empresarios de la industria en su día. Tienen mi compromiso: vamos a levantar las persianas de las fábricas y vamos a poner a la Argentina de pie.#DíaDeLaIndustria

View image on Twitter

En el primer día de vigencia de las restricciones cambiarias, el dólar minorista se negoció a 53,32 pesos para la compra y 58,41 para la venta. Es decir, bajó más de tres pesos respecto al valor del viernes. Esa respuesta por parte de los mercados representó un alivio para el Gobierno, que estará atento hoy, cuando operen todos los mercados en forma global, teniendo en cuenta que este lunes fue feriado en Estados Unidos.

Desde el Ministerio de Hacienda garantizaron que los ahorros son «intocables». El ministro Hernán Lacunza insistió en que los topes a la adquisición de divisas «son de emergencia».

En Casa Rosada el presidente Mauricio Macri reunió al Gabinete para seguir la evolución del tipo de cambio. A la salida del encuentro, el titular de Hacienda se mostró confiado y aseguró que el Gobierno trabaja para «cumplir con el cuidado de los argentinos». Además, dijo encontrarse «sereno, tranquilo» ante el difícil escenario económico, mientras reiteró que las medidas tomadas por el Ejecutivo son «incómodas».

«El comportamiento del mercado fue positivo»
El presidente del Banco Central, Guido Sandleris, subrayó que las medidas anunciadas durante el fin de semana tienen por objetivo crear un «paraguas cambiario» que permita a la economía transitar de la mejor manera posible el proceso electoral.

«El comportamiento que vimos en el mercado cambiario fue bastante positivo, teniendo en cuenta que recién empiezan a entrar este sistema», dijo durante una rueda de prensa brindada este lunes por la tarde en la sede del Banco Central.

Para el funcionario se trató de una jornada «atípica» debido a que hubo feriado en los EEUU -algo que suele repercutir en el volumen de los negocios- y porque fue la primera rueda cambiaria tras los anuncios. Ante eso, las entidades bancarias debieron ajustar sus sistemas a las nuevas disposiciones, por lo cual advirtió que habrá que ver cómo responde el mercado en los próximos días.

Sandleris, tras ratificar la continuidad del programa monetario, señaló que el Banco Central inició «conversaciones» con las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) con el objetivo de «redefinir» las metas previstas para septiembre, debido a la incidencia que pueden tener sobre estas variables las medidas dispuestas este fin de semana.

Al ser consultado sobre esas negociaciones, el titular del organismo monetario evitó brindar precisiones. «Quiero dejar en claro que estas medidas no reemplazan a la estricta política monetaria que venimos implementando desde septiembre del año pasado, y que mantendremos hacia adelante. Son medidas complementarias, en un contexto de alta incertidumbre», enfatizó.

  • La postura de industriales

Los máximos dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA) coincidieron en que las medidas anunciadas por el Gobierno «no eran deseables», pero las calificaron como «inevitables».

«Hay que trabajar entre todos los sectores porque la situación es lo suficientemente crítica. De lo contrario vamos a estar con graves problemas», pidió José Urtubey, presidente de la UIA.

«La situación de la industria después de la gestión de Macri es pésima. Se perdieron casi 200 mil puestos de trabajo, es un desastre», analizó. Al ser consultado por el precio de la moneda estadounidense señaló: «No se puede decir cuál es una cotización ideal del dólar».

Mientras tanto, Daniel Funes de Rioja subrayó que los anuncios lo tomaron por «sorpresa». «Muestra la complejidad de la situación que nos toca vivir. Hay preocupación. Eran no deseables pero sí inevitables», añadió el vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, así lo reseña Todo Noticias.

El candidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna, afirmó que «el ministerio de Hacienda efectivamente aceptó la realidad», al opinar sobre las últimas medidas económicas y cambiarias y elogió al nuevo titular de la cartera, Hernán Lacunza, por aceptar «lo que no reconocían las anteriores autoridades».

Lavagna formuló estas apreciaciones luego de una una reunión que mantuvo en el Consejo Económico y Social de la Ciudad junto a su candidato a vicepresidente, Juan Manuel Urtubey.

El candidato a presidente por Consenso Federal aseveró que «afortunadamente las nuevas autoridades en el ministerio de Hacienda han mostrado una capacidad para reconocer la situación» y señaló que «aprecio el cambio que ha habido» en la cartera porque ha sido «capaz de reconocer lo que no reconocían las anteriores autoridades».

En esa línea de pensamiento opinó que «aceptar la realidad siempre es beneficioso, porque es malo trabajar sobre la base de ilusiones, discursos y políticas que en realidad no responden a lo que está pasando, y creo que el ministerio de Hacienda definitivamente aceptó la realidad».

«La deuda que se ha tomado en los últimos años ha sido muy importante, particularmente en un país en donde la economía está parada: si estuviera creciendo se podría hacer más soportable, pero en el caso argentino era evidente que esa deuda en algún momento iba a terminar generando situaciones como las que estamos viviendo», agregó, así lo reseña Diario Jornada.