Tag

Medicina

Browsing

Juan Manuel Dragani, abogado de Viviana Canosa, confirmó que la conductora fue imputada por el delito de «ejercicio ilegal de la medicina» tras la denuncia del diputado neuquino, Mariano Mansilla.

Tras la denuncia del diputado neuquino, Mariano Mansilla, contra Viviana Canosa, la conductora fue imputada por el delito de «ejercicio ilegal de la medicina», según confirmó su abogado, Juan Manuel Dragani.

La denuncia fue realizada por presunto «delito de curandería o ejercicio ilegal de la medicina» luego de que Canosa bebiera dióxido de cloro en vivo en su programa Nada Personal.

«Viviana está mal. Tuvo un fin de semana donde prácticamente no pudo dormir por esta situación», contó Dragani en diálogo con La Once Diez/Radio de la Ciudad. «Estoy en condiciones de afirmar que se trata de una injusticia, una arbitrariedad, un ensañamiento. Por supuesto que después las conductas son cuestionables», remarcó y dijo que el accionar de Canosa «se magnificó» y «se tergiversó».

Luego explicó: «La primera de las aristas por la cual me consultó es porque queda imputada en una causa penal que tramita en la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas N.° 6 de la Ciudad de Buenos Aires, pero le imputan el artículo 208 de ese código que es el delito de ‘ejercicio ilegal de la medicina’, cosa que está claro que la conducta no se adecua al tipo putativo que estipula la norma».

Por qué no hay que tomar Dióxido de Cloro 

El dióxido de cloro es una solución química de 28% de clorito de sodio en agua destilada y puede resultar mortal. Suele aplicarse para la desinfección de superficies industriales y tiene prácticamente los mismos usos que la lavandina: se emplea para limpiar pisos y muebles.

Sobre los efectos negativos del consumo de dióxido de cloro sí existen evidencias: está probado que puede producir insuficiencia respiratoria por metahemoglobinemia, insuficiencia hepática aguda, hemólisis, hipotensión arterial, trastorno del ritmo cardiaco, vómitos y diarrea severos. En varios casos, incluso, se registraron intoxicaciones en las guardias de hospitales de distintos países -ya muy saturados por la pandemia de coronavirus- por la ingesta de este líquido.

A la fecha, ninguna institución sanitaria lo reconoce como medicamento. La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, en inglés) afirmó en un informe del 8 de abril que no hay «ninguna evidencia científica que apoye su seguridad o eficacia, y presenta riesgos considerables a la salud de los pacientes». Tan solo dos días atrás, la ANMAT también desaconsejó su uso como tratamiento para el Covid-19.

Por su parte, el equipo de Chequeado publicó un artículo donde se desmienten diversas declaraciones de presuntos divulgadores y científicos extranjeros, quienes han aconsejado el consumo de la sustancia en plataformas audiovisuales y redes sociales. «Varias agencias estatales de protección de la salud y especialistas aseguran que es perjudicial y prohíben su uso y comercialización», sostiene la nota.

Desde hace dos años el Proyecto Tatu ha estado presente en la Biblioteca 22 de Agosto del Barrio Moreira 3 en Trelew para atender a los pacientes más necesitados, realizar consultas médicas y entregar medicamentos.

En entrevista exclusiva con Cholila Online el doctor Romeo Mejía MP 4775 contó su experiencia atendiendo a los pacientes de Trelew.

¿De qué se trata proyecto Tatu?

Nace como iniciativa de médicos argentinos graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina en Cuba… en octubre de 2005. Nace en las barriadas pobres de Gran Buenos Aires, sobre todo en las tomas de tierras.

En ese momento compañeros graduados van a estos barrios de las tomas de tierra a brindar lo que es la atención medica con la entrega de medicamentos y atención a los pacientes. Es una forma de trabajo voluntario por medio de la solidaridad.

En el transcurso de los años se han ido sumando más compañeros. Contamos con enfermeras, trabajadores de la salud, docentes, psicólogas, entre otros. Formamos parte de una gran familia y un gran colectivo multidisciplinario y plurinacional.

Ahora hay argentinos, cubanos, bolivianos, venezolanos y hondureños.

Ya tenemos dos años trabajando acá en la Biblioteca 22 de Agosto.

¿Cómo te llega la información de la biblioteca porque son ya más de 10 años de trayectoria?

Empecé a buscar y me llamó la atención el nombre de la biblioteca. Desde el año 2019 se fundó lo que es Tatu Latinoamérica. Porque la Propuesta Tatu ya no sólo estaba en la Argentina, sino que rebasó las fronteras.

¿Qué reflexión puede hacer?

Nos formamos bajo la ética de medicina socialista cubana. Estamos donde más se nos necesita.

Antes de ser médico, hay que ser humano.

¿La atención que se brinda es cada martes?

Si estoy viniendo cada martes con un sistema de turnos.

¿Qué recomiendas a la población para enfrentar este invierno?

Necesitamos un aislamiento físico. Lavar las manos y no confiarse. Debemos cuidarnos todos mutuamente.

Del mismo modo, todo el que quiera sumarse a esta iniciativa presente en más de cuatro provincias de la Argentina, puede hacerlo a través de  TATU Patagonia, en la red social de Facebook.

Entrevista completa

#AHORA #TRELEWPROYECTO TATU en Barrio Moreira 3Conocemos al Dr ROMEO MEJÍA MP 4775Consulta médica y entrega de medicamentos de Médicos Argentinos graduados en Cuba. #CholilaOnLine #CholilaOnLineSreaming

Publicado por Cholila Online Streaming en Martes, 14 de julio de 2020

El 10 de julio de 1916, coincidiendo con el centenario de la independencia, era inaugurado en el barrio porteño de Barracas este instituto, fruto del esfuerzo del doctor Carlos Gregorio Malbrán. Hoy es la sede de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), un organismo ejemplar.

El Instituto Carlos Malbrán celebra su 104 aniversario, en momentos en que reafirma su condición de referente en virus respiratorios, al haber detectado el primer caso de coronavirus del país y haber secuenciado los genomas de tres de sus cepas para contribuir a la elaboración de una vacuna.

«A pesar de que el Instituto tiene más de un siglo y que su impronta comenzó a fines del siglo XIX, sigue siendo muy característico su esfuerzo por tratar de resolver problemas de la sociedad y es un orgullo que persista en ser uno de los máximos responsables de resolver necesidades de la pandemia», expresó hoy a Télam el nuevo director del Malbrán, Pascual Fidelio.

El aniversario, que en realidad se cumplirá mañana, se celebra esta tarde, en el marco del Día de la Inependencia, con un recital virtural de la artista Teresa Parodi.

Fiedelio, magíster en Bioquímica, reseñó que el Malbrán «sigue siendo el laboratorio de referencia en virus respiratorio y sarampión ante la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS)».

El festejo del aniversario de más de un siglo de existencia del instituto representa para el nuevo director, «el reconocimiento de la labor de las 1.200 personas que trabajan en los 13 institutos y centros que pertenecen» a la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (Anlis) Dr Carlos Malbrán.

«Hay que recordar que los últimos descubrimientos fueron aportes científicos para la pandemia: se detectó el primer caso positivo en Covid-19 en Argentina y luego se distribuyeron reactivos para el resto del país, con esfuerzo del Ministerio de Salud, y se secuenciaron los genomas de tres cepas virales para contribuir a la elaboración de una vacuna», remarcó el director.

Al respecto, Fidelio apuntó que «fue muy importante en este momento pertenecer al Ministerio de Salud, con un médico sanitarista como Ginés González García, que hizo que todo esto sea posible».

En ese sentido, el titular del Malbrán especificó que la cartera de Salud aumentó en un 206% el presupuesto del instituto con respecto al 2019, solo para compra de insumos, obras e infraestructura.

«El Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas Julio Maiztegui, de la localidad bonaerense de Pergamino, uno de los centros de la red del Malbrán, es hoy el único productor de la vacuna contra la fiebre hemorrágica argentina y vamos a volver a producirla el año próximo, para una enfermedad que es propia de los argentinos de la pampa húmeda», reseñó Fidelio.

En tanto, la directora científico técnica del instituto, Claudia Perandones, expresó a través de un video institucional, la importancia de transmitir a las nuevas generaciones toda la historia y experiencia de Anlis Malbrán, «porque solo puede construirse futuro, con ciencia al servicio de la salud pública».

El edificio, inaugurado el 10 de julio de 1916, tuvo su «verdadero nacimiento» en 1893, con la fundación de la Oficina Sanitaria Argentina que dependía del Departamento Nacional de Higiene.

El doctor Carlos Malbrán se hizo cargo de la sección Bacteriología de la mencionada oficina y en 1895 instruyó al personal en la técnica de obtención de suero antidiftérico.

Los lotes fabricados fueron distribuidos gratuitamente en sectores humildes de la población, mientras Malbrán continuó ocupándose de diversas enfermedades y problemas de la época.

En 1902, el destacado médico fue autorizado a gestionar ante el Directorio del Banco Nacional la transferencia de unos terrenos en Barracas, con frente a la entonces futura Avenida Vélez Sarsfield en su intersección con el Camino a Puente Alsina, para la construcción del Instituto Nacional de Microbiología y Conservatorio de Vacunas.

Inmediatamente después se compraron otras fracciones aledañas hasta integrar los terrenos que hoy ocupa la sede central de la Anlis. En 1904, se puso la piedra fundamental, aunque la construcción se prolongó hasta quedar definitivamente inaugurado el 10 de julio de 1916.

El organismo participó desde su creación en la organización y ejecución de los programas sanitarios nacionales, en la producción y el control de fármacos biológicos, en estudios epidemiológicos, como así también en el análisis de representantes de la fauna argentina (insectos, arácnidos y ofidios), posibles causantes de endemias o de ser posibles vectores de enfermedades transmisibles de índole bacteriano, parasitario o viral.

Ayer, en la última sesión en la que debatieron siete concejales, se aprobó la creación de un Banco de cultivo de Cannabis Medicinal con fines científicos, medicinales, y de tratamiento. Además, se crea el Programa Municipal para el estudio, la investigación y el tratamiento del uso medicinal de la planta de Cannabis y sus derivados.

Además de los objetivos del Programa la norma sancionada faculta al Municipio a realizar todas las gestiones necesarias para que se obtenga la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología para el Cultivo Municipal de Cannabis con fines científicos, medicinales y de tratamiento.

Se trata de un proyecto promovido por la Concejal Miriam Mora que fue largamente trabajado en las diferentes comisiones del Concejo Deliberante a lo largo de los últimos tres años. El dictamen fue uno de los más debatidos durante la sesión, y fue aprobado por mayoría de los ediles, pero encontró resistencia de parte de Paulino Rossi y Raúl Von Der Thusen.

Von der Thusen propuso la votación de los artículos y luego la norma general y de esa manera la mayoría del articulado fue aprobado, a pesar de los dos votos en contra. El público asistente, y principal interesado en la aprobación de la norma, festejó con gritos y aplausos.

“Me negué rotundamente. Me opuse al cultivo”, dijo Von Der Thusen por Fm La Isla. “Acá la intensión es agarrar galpones del parque industrial y ponerse a sembrar marihuana. Y no corresponde por una cuestión legal. La ley contempla que el estado nacional o las provincias puedan llevar adelante el cultivo de cannabis, no autoriza a los municipios”, agregó.

De 25 artículos del proyecto, el edil se opuso a más de 8, que eran justamente los que hacían en el cultivo municipal, así como los artículos que proponían una publicidad sobre el tema.

“Ahora vamos a ver como se instrumenta. Espero que se puedan rever algunas cuestiones que para mí son totalmente ilegales”, opinó.

Quien llevó las banderas del proyecto fue también quien lo propuso, la concejal Miriam Mora, que también lo festejó vía redes sociales:

“#CultivoMunicipalDeCannabis gracias todos/as los/as que trabajaron en este proyecto gracias a @MamaCultivaArgentina por mostrarnos el camino. Gracias Asociación Raíces de Fuego por acompañarnos. Hablamos de Cannabis Hablamos de Salud. #MásDerechos #MásSalud #MásInclusión #Gracias”, anotó Mora en su cuenta de Facebook.

Con la ordenanza aprobada, Río Grande se suma a los municipios que permiten el cultivo de plantas de marihuana para investigación y tratamiento de personas que necesiten del aceite de cannabis según prescripción médica, como es el caso de Hurlingham, General Lamadrid y San Vicente, en la provincia de Buenos Aires.

El caso de Hurlingam es el que más se acerca a lo aprobado en Río Grande, ya que cuenta con una ordenanza que contempla la producción por parte del Estado Municipal con fines medicinales.

“Nos decían que las minorías y las pequeñas minorías, no podíamos avanzar en estos temas porque no tenemos la jerarquía”, dijo Mora por Fm Del Pueblo.

Y agregó: “nosotros estamos en lugares con poder de decisión, podemos legislar y tenemos que involucrarnos, si lo que pretendían era que abandonemos nuestra lucha, nosotros no la abandonamos”.

Para Mora “es un avance muy amplio en derechos y en salud. Hablamos de nuestra soberanía industrial, por lo que se sumó la UOM al proyecto, ante la posibilidad de ampliar nuestra matriz productiva”.

Y destacó que la ordenanza puede “correr a la gente del mercado negro, que sepan lo que están consumiendo, la gente no va a tener que andar a escondidas para ver si es el aceite que necesita, porque va a haber profesionales capacitados en esto”.

“El que no está a favor de este proyecto, que el estado cultive el cannabis está a favor del narcotráfico. Son más de 100 familias que se están proveyendo de aceite y van a poder consumir aceite de cannabis hecho por el estado, seguro y garantizado. Aparte la gratuidad, no todos tienen el dinero para acceder a lo que cobran el aceite de cannabis, que va de $5000 a $7000”, consideró, informó Tiempo Fueguino.

Desde la Superintendencia de Seguros de Salud habían recomendado dividir el aumento o postergarlo, pero fracasaron y finalmente fue autorizado.

La medicina prepaga aumentará un 12% desde diciembre próximo. En la Argentina hay entre 6 y 7 millones de personas afiliadas a empresas de medicina prepaga.

Las empresas aplicaron a las cuotas de sus afiliados siete aumentos en lo que va del año: 5% en febrero; 7,5% en mayo y luego otro 17,5% que fue escalonado en julio (6%), agosto (6%) y septiembre (6%). Los últimos fueron de 4% en octubre y 4% en noviembre.

Desde la Superintendencia de Seguros de Salud habían recomendado dividir el aumento o postergarlo, pero fracasaron y finalmente fue autorizado, informó Telefe Noticias.

Es el sexto incremento de 2019. El mes que viene habrá un salto adicional.

La medicina prepaga aumentó 4 por ciento el 1 de octubre, en lo que significó el sexto aumento del año. Y volverá a subir 4% acumulativo el mes próximo, según se desprende de la normativa.

El Gobierno oficializó el nuevo incremento a fines de agosto, a través de la resolución 1701/2019 del Ministerio de Salud y Desarrollo Social. Las cuotas de las prepagas subieron en febrero (a cuenta de 2018), mayo, julio, agosto y septiembre. Sin contar el aumento de febrero, completarán en noviembre un ajuste de casi 37 por ciento.

Las empresas de medicina prepaga aducen que estas subas no son suficientes para cubrir el aumento de los costos. Pero, por otro lado, enfrentan un goteo en la cantidad de afiliados, producto de la caída del poder adquisitivo.

Una familia tipo puede gastar 14.000 pesos por un plan de medicina prepaga, sin tener en cuenta descuentos de obras sociales. De los 6 millones de afiliados, cinco millones derivan aportes de obras sociales y el millón restante son «puros».

Meses atrás, el Gobierno habilitó a las empresas a ofrecer planes «low cost» para contener la caída de afiliados, con ofertas recortadas. Los planes, sin embargo, deben ser complementarios a las prestaciones obligatorias. Así, por ejemplo, una familia podría contratar un plan barato, pero siempre que tenga una cobertura garantizada por obra social, así lo informó Todo Noticias.

Se trata del reconocido médico cirujano infantil y ex jefe del Servicio de Trasplante Cardíaco del Hospital Garrahan de Buenos Aires, Horacio Vogelfang, quien estuvo al frente del equipo médico itinerante que realizó con éxito la primera Cirugía Cardiovascular Pediátrica de la provincia en la institución valletana.

El Centro Materno Infantil de Trelew, que depende del Ministerio de Salud del Chubut, fue sede días atrás de la primera Cirugía Cardiovascular Pediátrica que se lleva a cabo en la provincia y que fue realizada por un equipo médico itinerante conducido por el reconocido médico cirujano infantil y ex jefe del Servicio de Trasplante Cardíaco del Hospital de Pediatría “Prof. Dr. Juan Garrahan” de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Vogelfang.

La paciente operada fue una beba prematura, que nació con 28 semanas de gestación y bajo peso, y que padecía de una patología denominada “ductus”, que es una arteria abierta que no se termina de cerrar en la gestación, y que se encuentra dentro de las denominadas cardiopatías vasculares de baja complejidad.

La intervención fue posible gracias a las gestiones realizadas por los profesionales que integran el Servicio de Neonatología del Centro Materno Infantil de Trelew, la obra social ADOS y la presencia del equipo médico que realizó la intervención, que estuvo conformado por tres cirujanos, un anestesista y una instrumentadora quirúrgica.

Primera cirugía de este tipo en Chubut

Consultada al respecto, la directora provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia, Devora Flores Sahagún, destacó que “es la primera vez que se realiza este tipo de operación en la provincia”, y al evaluar las características que tuvo el procedimiento, comentó que el mismo “nos dejó como evidencia la importancia que tiene la posibilidad de que se traslade el equipo médico y no al paciente, ya que muchas veces por lo delicado del cuadro clínico es riesgoso”.

Equipo provincial de excelencia

Por su parte, el reconocido médico cirujano que encabezó la operación, Horacio Vogelfang, manifestó que “el equipo médico y la Unidad de Neonatología que encontramos en el Centro Materno Infantil de la ciudad de Trelew, nos pareció de un nivel excelente”.

No tiene “nada que envidiar a las mejores en las que estamos habituados a trabajar en Buenos Aires”, resaltó, agregando que “la provincia cuenta con gente muy esforzada y que está haciendo un trabajo maravilloso”.

El doctor Vogelfang es uno de los más prestigiosos cardiocirujanos infantiles del país, es candidato al Premio Nobel de Medicina y fue reconocido por la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires como personalidad destacada en el año 2017.

Continuar con las experiencias

Finalmente, la referente provincial del Programa Nacional de Cardiopatías Congénitas, Laura Sacchetti, señaló que “la idea es que esta experiencia se pueda repetir para todos los pacientes que necesiten este tratamiento, porque evita entre otras cosas un traslado riesgoso del paciente así como también el traslado de la familia”.

Además, Sacchetti valoró que “es una cirugía para la que nuestra Neonatología se encuentra preparada, por lo que esperamos que sea el inicio de muchos más tratamientos así, en los casos que sea necesario”, concluyó.

Investigadores israelíes desarrollaron una nueva forma de tratar y prevenir el cáncer de piel (melanoma), incluso en las etapas más avanzadas de la enfermedad, mediante el uso de una vacuna que resultó efectiva en ratones, según anunciaron los investigadores en un estudio publicado este lunes en la revista Nature Nanotechnology.

Este método para combatir el tipo más agresivo de cáncer de piel “abre la puerta a un enfoque completamente nuevo, el enfoque de la vacuna” y «una base sólida» para desarrollar «otras nanovacunas contra el cáncer”, indicaron los científicos de la Universidad de Tel Aviv (TAU), responsables de la investigación.

El estudio partió de un enfoque innovador, al “demostrar que es posible producir una nanovacuna eficaz” a través de una nanopartícula como base, señaló la profesora Ronit Satchi-Fainaro, una de las coordinadoras de la investigación y jefe del Departamento de Fisiología y Farmacología de TAU.

Hasta ahora, la guerra contra las enfermedades cancerígenas avanzaron a través de tratamientos de cirugía, quimioterapia, radioterapia o inmunoterapia, pero la vacunación efectiva “aún no había surgido como una posibilidad en este campo», indicó.

Para su desarrollo, añade la TAU en un comunicado, “los investigadores aprovecharon pequeñas partículas de aproximadamente 170 nanómetros de tamaño, hechas de polímero biodegradable” y dentro de ellas introdujeron cadenas cortas de aminoácidos que se expresan en las células que contienen el melanoma, las cuales fueron inyectadas a un modelo de ratón con esta enfermedad, explica una información de la agencia EFE.

“Las nanopartículas actuaron como las vacunas conocidas para las enfermedades transmitidas por virus”, remarca Satchi-Fainaro, que asegura, “estimularon el sistema inmune de los ratones, y las células inmunes aprendieron a identificar y atacar a las células que contienen el melanoma”.

El método «demostró tener efectos preventivos». Se inyectó en ratones sanos a los que después se les introdujo células con melanoma, pero los animales no desarrollaron este cáncer, “lo que significa que la vacuna previno la enfermedad”.

También se usó para tratar tumores primarios con ratones que ya tenían el melanoma, en una combinación de la vacuna con tratamientos de inmunoterapia “que retrasó progresivamente el desarrollo de la enfermedad y extendió enormemente su vida”.

El melanoma es el tipo más grave de cáncer de piel, formado en las células que producen melanina, el pigmento que da color a la piel. Según el Centro de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), la incidencia del melanoma se duplicó durante las últimas tres décadas y cada hora una persona muere a causa del melanoma.

El titular de la cartera sanitaria de la Provincia fue invitado a exponer en la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud. “Chubut tiene una masa crítica muy grande y los alumnos de la carrera tienen que ser el futuro”, remarcó.

El ministro de Salud del Chubut, Adrián Pizzi, disertó este viernes en Comodoro Rivadavia ante estudiantes y docentes de la carrera de Medicina en el marco de la exposición denominada “Hablemos de la Salud Pública”. En el aula 204 de la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud, el funcionario habló sobre su trayectoria formativa y profesional; la perspectiva del derecho a la salud y su defensa desde lo político; y el contexto sanitario actual a nivel provincial y nacional, entre otros temas.

Durante la jornada desarrollada en el ámbito de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, el ministro señaló que no se trató de “conceptualizar sobre cuestiones de la salud pública sino hablarlo desde la vivencia, la práctica y el recorrido que uno ha hecho”. Se refirió así a su experiencia “por los espacios formativos, por la residencia, el centro de salud y por los distintos lugares en la gestión: área externa, director del Primer Nivel, Subsecretario, nuevamente centro de salud y ahora ministro”.

El funcionario indicó que se buscó rescatar “desde la vivencia, este crecimiento de aprendizaje en lo que es la perspectiva del derecho a la salud y su defensa desde la política, rescatando la importancia de los espacios formativos en el perfil médico que nosotros necesitamos, hablando también sobre qué es ser médico hoy en el contexto actual”.

El Ministro de Salud de la Provincia manifestó que “hay un sanitarista famoso que dice que los trabajadores de la salud siempre tenemos la necesidad de repensarnos para qué estamos”. En ese sentido sostuvo que “un poco fue eso el disparador de la charla, que los alumnos de la carrera hablen de por qué eligieron ser médicos y que traten de repensarse sobre eso permanentemente”.

Pizzi reconoció que “hoy vine acá a buscar a varios ministros de Salud” y agregó que “Chubut tiene una masa crítica muy grande y los alumnos de la carrera tienen que ser el futuro”. Recomendó a los estudiantes “tratar de construir esta mirada desde la perspectiva del derecho y de pensar que la salud tiene que ser algo trabajado sobre quienes más lo necesiten”.