Tag

médica

Browsing

Cansada de leer críticas y reproches en las redes sociales o escucharlas en radios, una médica del Hospital Regional Dr. Víctor Manuel Sanguinetti de Comodoro Rivadavia, escribió un duro descargo donde asegura que “ya estamos hartos”.

El escrito fue publicado por Marianela Daprato, una doctora que trabaja en el hospital regional de Comodoro Rivadavia y al igual que sus colegas no cobra su salario desde hace tres meses. Cansada de las críticas, la especialista apuntó contra los ‘opinólogos’. «El que no cree en esta nueva enfermedad que estamos atravesando todos a nivel mundial que cierre la boca», señaló la médica.

Desde marzo, Chubut reportó más de 1800 casos de coronavirus, la mayoría de ellos en la localidad petrolera en la que el sistema sanitario se vio saturado por el incremento de infectados que no da respiro a los médicos.

Anoche, harta de las críticas, la doctora Daprato decidió hacer pública su visión respecto a la realidad que vive junto a sus colegas.»Cansados, desganados, sin fuerzas y leer a todos los ‘opinólogos’ que en esta cuarentena se hicieron un máster en hablar sobre medicina, psicología, derechos humanos, entre otras. Creo que eso multiplica lo que estamos sintiendo.Nos tratan de mentirosos, ventajeros, de inhumanos, de apáticos, de fríos sin corazón», reza la carta publicada en su cuenta personal de Facebook.

«No solo nos genera angustia y bronca sino que ya nos cansamos dan ganas de mandar todo a la mierda.. Pero no lo hacemos porque está en nuestra vocación ayudar al otro, porque estudiamos más de 8 años para poder estar hoy en el lugar que estamos», continua la médica de Comodoro.

«Jode mucho todo lo que está pasando: el no poder abrazar y besar a los que más queremos.Jode tener 10 veces más cuidado solo por el hecho de ser los más expuestos en el hospital, de ponerse y sacarse correctamente el EPP; de salir siendo una sola gota de agua y con la cara ardiendo por usar el barbijo, las antiparras y la máscara; jode el estar alerta todo el tiempo y de chequear que nosotros no estemos pasando ningún síntoma por miedo al contagio; jode ver a la gente pasar el aislamiento sola, de restringir horario y cantidad de visita familiar; yjode mil veces más ver a la gente morir sola, sin el calor y la contención de sus seres queridos».

Desde hace tres meses, los trabajadores de la salud chubutense no cobran sus salarios.»Nosotros, como ustedes, no vivimos sólo del aire que se respira. Todos tienen una casa y familia que mantener y, sin embargo, acá estamos y acá vamos a seguir porque no nos podemos dar el lujo de decir ‘bueno, muchachos, mañana cerramos el hospital y salimos a la calle a pedir por lo que nos corresponde’. Tampoco nos podemos dar el lujo de quedarnos en casa haciendo home office y cuidando de los nuestros solamente».

Sobre el final, Dapatro apuntó a quienes critican y desconocen la realidad que viven dentro de los hospitales. “Guarden todos sus comentarios que no aportan absolutamente nada. Queel que no cree en esta nueva enfermedad que estamos atravesando todos a nivel mundial que cierre la bocay sino se quiere cuidar por él que lo haga por el que más quiere. Porque el día de mañana, cuando le toque vivirlo de cerca, vamos a estar nosotros para ayudarlos con todo lo que tenemos y más».

 

 

“Nos tratan de mentirosos, ventajeros, de inhumanos, de apáticos, de fríos, sin corazón, y eso no solo nos genera angustia y bronca sino que ya nos cansa y nos dan ganas de mandar todo a la mierda”, indicó la médica.

Cansada de leer críticas y reproches en las redes sociales o escucharlas en radios, una médica del Hospital Regional escribió un duro descargo donde asegura que “ya estamos hartos”.

Se trata de Marianela Daprato, quien cuestionó duramente a quienes niegan la pandemia. “Cansados, desganados, sin fuerzas y leer a todos los opinólogos que en esta cuarentena se hicieron un máster en hablar sobre medicina, psicología, derechos humanos, entre otras, creo que eso multiplica lo que estamos sintiendo. Nos tratan de mentirosos, ventajeros, de inhumanos, de apáticos, de fríos, sin corazón, y eso no solo nos genera angustia y bronca sino que ya nos cansa y nos dan ganas de mandar todo a la mierda. Pero no lo hacemos, porque está en nuestra vocación ayudar al otro, porque estudiamos más de 8 años para poder estar hoy en el lugar que estamos”, indicó.

La médica admitió que “jode mucho” todo lo que está pasando, “el no poder abrazar y besar a los que más queremos; jode tener 10 veces más cuidado solo por el hecho de ser los más expuestos en el hospital; de ponerse y sacarse correctamente el EPP; de salir siendo una sola gota de agua y con la cara ardiendo por usar el barbijo, las antiparras y la máscara; jode el estar alerta todo el tiempo y de chequear que nosotros no estemos pasando ningún síntoma por miedo al contagio; jode ver a la gente pasar el aislamiento sola, de restringir horario y cantidad de visita familiar; y jode mil veces más ver a la gente morir sola, sin el calor y la contención de sus seres queridos”.

Marianela asegura que “todo el tiempo” se ponen “en el lugar del otro”, pero se pregunta: “¿quién se pone en el nuestro?”

“Por otro lado nos deben 3 meses de sueldo y aguinaldo, nosotros como ustedes no vivimos solo del aire que se respira, todos tienen una casa y familia que mantener, y sin embargo acá estamos y acá vamos a seguir, porque no nos podemos dar el lujo de decir bueno muchachos mañana cerramos el hospital y salimos a la calle a pedir por lo que nos corresponde. Tampoco nos podemos dar el lujo de quedarnos en casa haciendo home office y cuidando de los nuestros solamente”.

Sobre el final de su descargo la médica hizo un pedido a la comunidad. “Guarden todos sus comentarios que no aportan absolutamente nada. Que el que no cree en esta nueva enfermedad que estamos atravesando todos a nivel mundial que cierre la boca y sino se quiere cuidar por él que lo haga por el que más quiere. Porque el día de mañana, cuando le toque vivirlo de cerca, vamos a estar nosotros para ayudarlos con todo lo que tenemos y más”, sentenció.

En medio de la crisis que atraviesa Chubut, enfrentando al coronavirus en la primera línea, una profesional de la Salud describe las condiciones laborales de los agentes sanitarios que siguen sin cobrar sus sueldos, ante la falta de respuestas del gobierno de Mariano Arcioni.

La fotografía, que en las últimas horas trascendió en las redes sociales, se viralizó y detalla lo que están pasando los profesionales de la Salud, en Chubut, en medio de la pandemia y la falta de pago de haberes, sin tener ninguna respuesta del gobierno de Mariano Arcioni.

Se trataría de una médica, con el camisolín y la máscara puesta, quien se encuentra en la primera línea de la batalla contra el Covid-19 y deja un claro mensaje; las condiciones en las que están trabajando los profesionales con la falta de pago de meses de sueldo y aguinaldo.

Según trascendió, en las mismas redes, la imagen sería de la terapia intensiva del Hospital Regional de Comodoro y cuyos profesionales son imprescindibles para combatir la pandemia en estos momentos, en Chubut, y particularmente en la ciudad petrolera.

 

Se trata de los ocho “contactos estrechos” identificados en Puerto Madryn a partir del caso de la profesional médica. Se les realizaron los hisopados, dieron resultados negativos y por prevención continuarán con el aislamiento.

La información fue confirmada por el intendente de Puerto Madryn, Gustavo Sastre, durante la noche de este mismo sábado.

Se trata de ocho “contactos estrechos” identificados a partir del caso de la médica que fue diagnosticada recientemente. Los mismos, tras realizárseles el hisopado, dieron resultados negativos y por prevención continuarán con el período de aislamiento social preventivo.

Vale señalar que entre estos ocho casos que fueron evaluados, hay cinco trabajadores de la Salud. En total, Madryn habia contabilizado hasta la mañana del sábado a 21 “contactos estrechos”, entre el caso de la médica y la persona que se encuentra en Buenos Aires.

“Quiero comunicarles que las 8 personas hisopadas (5 pertenecientes al Sistema de Salud) que eran contacto estrecho con el caso de hoy (sábado), arrojaron resultados negativos”, informó Sastre.

Sin embargo, señaló que por prevención “deberán cumplir con los 14 días de aislamiento”, llamando a los vecinos a seguir “siendo responsables. Cuidarte es cuidarnos”.

Las autoridades del Área Programática Norte salieron a desmentir una cadena de WhatsApp que circuló a partir de la confirmación del caso de Coronavirus de una médica. Pidieron a los vecinos no compartir ese tipo de cadenas. Sobre la misma, se hizo una denuncia.

Este sábado al mediodía, el director del Área Programática Norte, Martín Lucero; debió salir a desmentir una cadena de Whatsapp en la que supuestamente se convocaba a las personas que hayan sido atendidas médicamente en los últimos días, a presentarse en el Hospital madrynense a partir de la confirmación del caso positivo de Coronavirus de una profesional médica.

Lucero desmintió “totalmente” dicha cadena y pidió a la población no compartir esas cadenas de WhatsApp, que generan temor en los vecinos podrían originar una gran concentración de personas en los centros de Salud.

“Lo quiero desmentir totalmente, es falso y se ha hecho la denuncia penal al respecto”, remarcó el titular del Área Programática Norte al respecto y señaló que “la idea no es estigmatizar al paciente ni a la familia”.

“Es un personal de Salud, que trabaja con pacientes. Hay que brindarles todo el apoyo y el respaldo que necesitan, ella y su familia”, enfatizó.

De esta forma, pidió a la comunidad que “eviten las cadenas de WhatsApp. Nosotros no hemos emitido ningún informe ni pedido. Que la gente se lleve por información oficial la que venga del Ministerio de Salud o del Hospital” Ísola, enfatizó.

El Superior Tribunal de Justicia absolvió a la Doctora Estrella Perramón. El máximo órgano judicial revocó una sentencia condenatoria contra la profesional por el caso ocurrido en el 2015 en El Maitén.

El Superior Tribunal de Justicia revocó la sentencia de la Cámara de Apelaciones de Esquel y absolvió a la Dra. María Estrella Perramón, en la causa relacionada con la muerte de una joven de 17 años a la que la médica le practicó un aborto, en la localidad de El Maitén, en diciembre de 2015.

El recurso de la querella quedó desierto porque no se presentó a la audiencia de impugnación.

En primera instancia, el juez Colabelli absolvió a la imputada Perramón por el delito de aborto consentido seguido de muerte, pero condenó a la nombrada a un mes de prisión en suspenso y a un año de inhabilitación especial para el ejercicio de la medicina, circunscribiendo el hecho al delito de lesiones culposas, en perjuicio de Keila Jaqueline Jones.

Los ministros Alejandro Panizzi, Mario Vivas y Miguel Donnet coincidieron con la defensa en que, al comienzo, Perramón fue acusada por aborto voluntario seguido de muerte y –alternativamente– por homicidio culposo. Esa variación impidió, la refutación y eventualmente, el ofrecimiento de nuevas pruebas tendientes a cumplir su propósito.

Los ministros afirmaron que se transgredió el principio de congruencia, que implica la correspondencia entre el hecho imputado en la acusación y el descripto en la sentencia.

Afirmaron que “esa identidad descriptiva del hecho (en uno y otro acto procesal) ha faltado en el caso que juzgamos”.

El hecho por el que se acusó a María Estrella Perramón consistió en que ésta provocó las lesiones que ulteriormente devinieron en la muerte de Keila Jaqueline Jones como consecuencia directa del aborto voluntario.

Sin embargo, la condena se basó en la figura del homicidio imprudente simple tipificado por el artículo 84, primer párrafo del Código Penal, aunque finalmente, como quedó escrito, se la condenó por lesiones culposas.

Es decir, se la condenó por un delito culposo cuando se la había acusado, como se dijo, por uno complejo (doloso en principio y culposo en su resultado) que incluía inescindiblemente una práctica abortiva voluntaria de parte de la autora y de la víctima.

 

Diario Jornada