Tag

Máximo Kirchner

Browsing

La diputada provincial por Santa Cruz, y madre de dos de los nietos de Cristina Kirchner, anunció su boda con Jessica Montiel el día en que se cumplieron 10 años de la Ley de Matrimonio Igualitario.

La expareja de Máximo Kirchner, María Rocío García, anunció el miércoles pasado que se casará con Jessica Montiel. La exnuera de Cristina, contó en las redes sociales que decidió hacerle la propuesta a su pareja el mismo día en que se conmemoraban 10 años de la Ley de Matrimonio Igualitario en el país, según publica TN.

“¿Te querés casar conmigo? Te lo propongo en este día tan especial y de tanta lucha! Porque amarnos libremente no fue magia!”, comenzó escribiendo la diputada por Santa Cruz en Instagram. Y agregó: “La verdad que nunca imaginé proponer casamiento! Pero el amor es amor! Y para todos los que aman háganlo libremente! No es pecado enamorarse!”.

Montiel le dijo que sí, según consignó Perfil, pero no todos pudieron ver su respuesta ya que tiene en modo privado su perfil en la red social. Sin embargo, el casamiento de “Peguita”, como la llaman sus allegados, y Rocío ya es un hecho, aunque habrá que ver cuándo deciden concretarlo.

La pareja se conoció hace dos años, cuando García trabajaba como ministra de Salud del Gobierno de Santa Cruz y Montiel era la Secretaria de Estado de Empleo y Relaciones Laborales de esa provincia. El vínculo empezó tiempo después y recién en noviembre de 2019 oficializaron su relación.

Para anunciar su amor, la ex de Márimo Kirchner compartió en Instagram una foto junto a Montiel, y una canción de Nito Mestre: “Beso en la nariz”.

Máximo Kirchner y García tienen dos hijos, en 2013 fueron padres de Néstor Iván, el primer nieto de Cristina Kirchner y, en 2016, a Emilia. En enero de 2018, confirmaron su separación y, desde entonces, la funcionaria santacruceña mantuvo un perfil extremadamente bajo.

El diputado nacional y jefe de bloque del Frente de Todos pidió a los ciudadanos de Escobar que apoyen al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner «en la pelea que están dando para poner a la Argentina de pie».

El diputado nacional y jefe de bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, pidió a los ciudadanos de Escobar que apoyen al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner “en la pelea que están dando para poner a la Argentina de pie”

Antes del acto de cierre realizado en el microestadio «Ciudad de Garín», acompañado por la titular de PAMI Luana Volnovich y el intendente de Escobar Ariel Sujarchuk, Máximo recorrió y compartió la tarde con los trabajadores y trabajadoras del Polo Sanitario y del “galpón de la Ciencia” municipal, así como también con los del Centro de Monitoreo de Seguridad y de Prevención Comunitaria, recientemente inaugurados en esa localidad.

«Les pido que ayuden Alberto y a Cristina. Que estén juntos a ellos, porque ellos están dispuestos a dar esta tremenda pelea hasta volver a poner a la Argentina de pie. Nadie puede sólo. Les pido que el día que los convoquen estén al lado de ellos. Hoy está la voluntad, la inteligencia y el trabajo para poner a la Argentina de pie”, sostuvo.

Máximo también dijo: “En Argentina tenemos que volver a recuperar el sentido de solidaridad y equidad para poder desarrollarnos como sociedad. Venimos de 4 años donde el ser humano fue relegado en la gestión pública del Estado. Donde el centro de la acción del Estado fueron el mundo de las finanzas, la especulación y el ser humano quedó relegado a ser un saldo de planilla de Excel”.

En el tablero complejo del nuevo oficialismo quedó a punto de completarse un nuevo casillero: Máximo Kirchner se encamina a ser el jefe de la bancada del Frente de Todos en la Cámara de Diputados.

Pese a que todavía resta definir si el oficialismo tendrá un bloque único o varios bloques bajo el paraguas de un interbloque, la coronación de Máximo como jefe de la bancada del Frente de Todos avanza en simultáneo con las tensiones crecientes en el Senado. Ahí se consolidó una división entre un bloque que responde a Cristina Kirchner, y otro a Fernández y parte de los gobernadores del PJ. La definición que se tome en una cámara puede repercutir sobre la otra.

La posibilidad de que Máximo quede al frente de la bancada oficialista de diputados cobró fuerza este miércoles, después del encuentro que protagonizaron anteanoche Alberto Fernández y Cristina Kirchner, del que participaron también el hijo de la expresidenta y el diputado Eduardo «Wado» De Pedro, futuro ministro del Interior. «El gabinete está básicamente definido», dijo el presidente electo, al salir del departamento de su compañera de fórmula, en Recoleta.

En el entorno de Fernández y de Cristina Kirchner mantuvieron ayer el hermetismo sobre lo conversado en esa reunión. En las segundas líneas del Frente de Todos dan por hecho, de todos modos, que se habló sobre el armado del equipo del próximo gobierno y de las autoridades parlamentarias del nuevo oficialismo.

Otro casillero que parece haber quedado definido después del encuentro es el del Ministerio de Ciencia y Tecnología, que podría ser ocupado por el diputado Roberto Salvarezza, presidente del Conicet entre 2012 y 2015. «Cristina le habló muy bien de él a Alberto», contó a LA NACION un diputado al tanto de lo conversado. De confirmarse, sería el segundo dirigente cercano a la expresidenta en ganarse un lugar en el gabinete, después de la casi segura designación de De Pedro en Interior.

El camino para el ascenso de Máximo en Diputados quedó más despejado después de que avanzó la posibilidad de que el actual jefe de la bancada del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi, regrese al Ministerio de Defensa. El líder de La Cámpora cuenta con el respaldo del sector kichnerista, por lejos el más numeroso del nuevo oficialismo en Diputados; del Frente Renovador, de Sergio Massa, y de otras bancadas más chicas, como Proyecto Sur y Patria Grande.

Futuro presidente de la Cámara baja, Massa es uno de los principales impulsores de la designación de Máximo. El Frente Renovador prefiere incluso que haya un único bloque. El hijo de la expresidenta cumplió un papel decisivo en el proceso de reunificación peronista. Tiene muy buena relación con el presidente electo y con los intendentes de la provincia de Buenos Aires.

La resistencia proviene de un sector de diputados que responde a un grupo de gobernadores del PJ. «¿Cómo va a explicar Alberto que su jefe de bloque en Diputados va a ser Máximo y su jefa de bloque en el Senado Anabel Fernández Sagasti?», dijo a LA NACION un diputado que integra ese sector. La senadora por Mendoza suena como posible jefa de la bancada en la Cámara alta, pero esa discusión está más lejos de saldarse.

Otro dato que alimenta la posibilidad de que Máximo sea jefe de la bancada del Frente de Todos en Diputados es que él se mostró dispuesto a afrontar ese cambio de función. Pese a que es diputado desde hace cuatro años, el hijo de la expresidenta mantuvo un perfil bajo en el Congreso, informó La Nación.

Rocío García, expareja de Máximo Kirchner y madre de dos de los tres nietos de la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, presentó a su novia en las redes sociales y le dedicó una romántica canción.

García, actual ministra de Salud de la provincia de Santa Cruz, conoció a su pareja, Jessica Montiel, en el trabajo. Montiel es también funcionaria y tiene el cargo de Secretaria de Estado de Empleo y Relaciones Laborales.

«Quien dice lo que está bien y lo que se debe si lo que vale es lo que uno puede y lo que más nos haga feliz», dice parte de la canción Un Beso en la Nariz, de Nito Mestre, que publicó García.

La exnuera de la expresidenta, es madre de Iván y Emilia junto a Máximo Kirchner, de quien se separó en enero de este año.

Montiel le respondió con un «Te amo» y un corazón. «¿A quién se le ocurrió que era pecado estar enamorado?», escribió.

A principio de mes, García había publicado una foto junto a Montiel, aunque lo hizo sin aclarar que se trataba de su pareja, informó La Nación.

El fiscal federal Jorge Di Lello pidió sobreseer al diputado nacional Máximo Kirchner y a otros referentes de la agrupación La Cámpora, como Eduardo «Wado» De Pedro, José Ottavis y Andrés Larroque, en una investigación por supuestos delitos en el financiamiento electoral derivada del caso de los cuadernos de la corrupción.

En un extenso dictamen entregado en la tarde de ayer a la jueza federal con competencia electoral, María Servini, el fiscal cuestionó además la validez como prueba de la declaración como arrepentido del detenido ex secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, por no haber sido filmada, según el escrito al que hoy accedió Télam.

También puso en duda el valor probatorio de los ocho cuadernos del también arrepentido remisero Oscar Centeno.

«En un Estado de derecho, una investigación no puede llevarse a cabo bajo cualquier circunstancia, sino que tiene que desarrollarse de conformidad con las reglas procesales vigentes», sostuvo Di Lello en el dictamen sobre el que ahora deberá decidir Servini.

El fiscal con competencia electoral reclamó dictar la nulidad de todo lo hecho en esta parte de la investigación y sobreseer a Kirchner, Ottavis, De Pedro, Larroque, Julián Alvarez, a los ex intendentes Enrique «Japonés» García (Vicente López) y Ricardo Ivoskus (San Martín), y al empresario Sergio Szpolszki.

El diputado nacional compartió una capacitación de fiscales partidarios en Esteban Echeverría junto al intendente y presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray.

El diputado nacional Máximo Kirchner dijo hoy que las PASO representan la posibilidad «de poner nuevamente a la Argentina de pie y alejarla del abismo al que se está asomando», al compartir una capacitación de fiscales partidarios en Esteban Echeverría junto al intendente y presidente del PJ bonaerense, Fernando Gray, así lo informo el Telam.

«La posibilidad que tenemos en esta elección es la de poner nuevamente a la Argentina de pie y alejarla del abismo al que se está asomando todos los días si continúan estas políticas económicas», vaticinó Kirchner, actual diputado nacional, que va por su reelección.

El hijo de Cristina Fernández criticó al presidente Mauricio Macri y a la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal, por no «haber cumplido sus promesas de campaña de 2015» y aseguró que ambos «prefirieron a las empresas de energía y al FMI antes que a los bonaerenses».

«Es necesario que recuperemos la discusión sobre la verdad porque la gobernadora dice que han puesto la verdad sobre la mesa. Y lo que han puesto sobre la mesa es que no hay un plato de comida para millones de argentinos y argentinas, y hay una pila de facturas para pagar», sentenció Kirchner.

A una semana del comienzo de la veda electoral para las Elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el diputado nacional Máximo Kirchner se preguntó si hay que pagarle la deuda al Fondo Monetario Internacional ( FMI).

Durante un acto en Plenario Regional de la Confederación General del Trabajo (GCT) en la Unión Ferroviaria de Victoria, en el partido bonaerense de San Fernando, el hijo de Cristina Kirchner dijo a los presentes: «Quiero consultarles a ustedes, hacerles una pregunta: A costa del hambre de los argentinos y las argentinas, a costa de una menor calidad de educación y salud pública: ¿hay que pagar al Fondo Monetario? ¿Sí o no?»

La respuesta de la audiencia fue un estridente «no» y, acto seguido, el precandidato a diputado del Frente de Todos les pidió que salgan a militar para «cambiar la historia».

En otro pasaje de su discurso, Máximo dijo: » A casi 4 años de Macri los resultados no podrían ser peores. El daño de las políticas y las decisiones que tomó el Presidente son de una profundidad inimaginable. Mauricio Macri debería pedirles disculpas a todos los argentinos y argentinas y hacer una autocrítica porque le ha birlado al país la posibilidad de continuar el desendeudamiento que le iba a dar a la Argentina la independencia necesaria para gobernar según lo disponga su propio pueblo».

Según el líder de La Cámpora, «Macri ha defaulteado la palabra y el compromiso que la sociedad te da cuando te elige para que la representes. Este Presidente lo que ha hecho en cada decisión ha sido poner a los argentinos y argentinas de rodillas y a merced de los acreedores internacionales, de los fondos buitre y del FMI».

«No cumplieron nada de sus promesas y no porque hayan sido ineficaces sino porque fue una mentira diseñada para engañar al pueblo argentino, obtener su voto y después ejercitar una traición que tiene las consecuencias que vemos hoy», se quejó Máximo Kirchner y pidió: «En Argentina hay que terminar con la grieta de las buenas intenciones que escuchamos en campaña y de las realidades que vive la gente cuando se terminan las elecciones. La grieta que hay que terminar es entre la palabra y el hecho».

Para remarcar su postura, Máximo Kirchner agregó: «Las Leliq las generó este gobierno. En un año se están pagando intereses que, para tener una noción exacta, es un presupuesto anual de la provincia de Buenos Aires. ¿Quién va abrir un negocio si solamente uno poniendo la plata en el banco puede ganar en un año el 50% de lo que puso?». Y concluyó: «Así no hay país viable».

 

 

La gobernadora había dicho que detrás de la candidatura de Kicillof el proyecto es “Máximo 2023”.

El diputado nacional y cofundador de La Cámpora, Máximo Kirchner, le reclamó este miércoles a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que «deje la campaña sucia de lado y comience a preocuparse por discutir y arreglar problemas»,como «el frío» de los habitantes de la provincia.

Fue la respuesta de Máximo a las declaraciones del domingo de la gobernadora, quien había dicho en una entrevista con Jorge Lanata: «Kicillof es Máximo Kirchner y el proyecto es Máximo 2023. Por eso hicieron este armado. No tengo dudas de que La Cámpora va a gobernar la Provincia».

En un acto en Avellaneda, Kirchner, quien busca renovar su banca por el Frente de Todos, remarcó que«mientras la gobernadora Vidal fue preparada para mentir, Axel Kicillof está preparado para gobernar» la provincia de Buenos Aires.

Junto al intendente Jorge Ferraresi, el hijo de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández señaló: «Vemos que Macri y la gobernadora han iniciado la campaña agrediendo, mintiendo y difamando con un gran apoyo de los medios».

«Escuchaba a la gobernadora preocupada porque qué iba a ser de mi vida allá en 2023. Vidal, preocúpese por el fin de semana que viene y el frío que están pasando muchos bonaerenses que no pueden afrontar la factura de gas y apenas la pueden pagar en cuotas. Ese debe ser el eje central de su preocupación», afirmó.

Ante la polémica generada por la monja Martha Pelloni, quien dijo que «La Cámpora es el brazo del narcotráfico en la política de Cristina Kirchner», Máximo Kirchner recordó que «el jefe de drogas peligrosas de la Policía Federal hasta 2015 fue nombrado por Macri y (la ministra de Seguridad Patricia) Bullrich como Jefe de la Policía Federal».

«Les pido a todos los militantes kirchneristas no caer en ningún tipo de provocación y poner por delante las necesidades y los problemas de la gente», concluyó.

Clarín

La gobernadora bonaerense y candidata a la reelección, María Eugenia Vidal, confió en que ganará las próximas elecciones y advirtió que el postulante del kirchnerismo, Axel Kicillof, «representa al sistema que gobernó la provincia 28 años» y «no dio respuestas a cosas muy básicas».

«No creo tener el voto garantizado por eso cada vez que hay una elección empiezo de nuevo», dijo Vidal, pero afirmó que «la gente vota por cosas concretas» y por ello «confío en que nos van a volver a elegir».

Consultada por Kicillof, sostuvo que «no se trata de él. Él y todos los que forman parte de esa lista (del Frente de Todos) representan al sistema que gobernó a la provincia 28 años, contra el que me enfrenté en 2015».

«Kicillof es Máximo Kirchner y el proyecto es Máximo 2023. Por eso hicieron este armado. No tengo dudas de que La Cámpora va a gobernar la Provincia», afirmó la gobernadora nbonaerense.

Para la mandataria, el ex ministro de Economía, el candidato a gobernador bonaerense que representa a nivel nacional la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner, «no se trata de una cara sino del sistema que en 28 años no dio respuestas a cosas muy básicas: no dio chalecos a los policías, no dio respuesta a los pacientes con cáncer e hizo que en las cárceles no hubiera candados. Las caras van cambiando, pero en el fondo es lo mismo», evaluó.

En declaraciones a canal 13, Vidal dijo además que está «acostumbrada a correrla de atrás» y que en 2015 y 2017 también «decían que iba a perder» las elecciones.

«La verdad no me preocupa. Me preocupa que podamos contarle a los bonaerenses y transmitirles por qué queremos quedarnos», sostuvo sobre su campaña a la reelección.

 

Télam

El conductor del Frente Renovador, Sergio Massa, se reunió en dos oportunidades con el diputado y líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, para negociar detalles de un posible pacto electoral entre ambos sectores opositores, un acuerdo que “estaría más cerca”, aunque aún faltan definiciones importantes, según confiaron hoy a Télam fuentes cercanas a ambos dirigentes.

Sin una confirmación tajante y advirtiendo que en las negociaciones contra reloj antes del cierre de la presentación de los frentes electorales este miércoles, desde el Instituto Patria y las filas del massismo coincidieron en que “habrá reuniones secretas y llamadas cruzadas durante todo el fin de semana”.

Mientras el precandidato a presidente por el PJ-Unidad Ciudadana, Alberto Fernández, recibía el alta médica tras 48 horas internado en el Sanatorio Otamendi, Massa y Máximo Kirchner mantuvieron ayer un primer encuentro en la ciudad de Buenos Aires para comenzar a analizar las distintas variantes para lograr un pacto.

En esa oportunidad, el resultado habría sido “nulo”, porque no hubo avances sino que cada uno planteó lo que estaría dispuesto a ceder, qué cosas son inamovibles para el kirchnerismo y qué pide el massismo para rubricar el tan mentado acuerdo de la unidad peronista.

Con la intervención del recuperado Alberto Fernández, hubo un segundo encuentro entre las partes por la noche -no se confirmó el lugar- y allí sí se habría avanzado en la negociación que todavía no está sellada y tiene varias situaciones diferentes.

Ante la confirmación de las fórmulas presidencial Alberto Fernández-Cristina Fernández, y la bonaerense de Axel Kicillof-Verónica Magario como “inalterables”, el margen que le quedó a Massa es participar como precandidato a presidente en competencia en unas PASO contra Fernández, o encabezar la lista de diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, lo que le ofreció el kirchnerismo, señalaron las fuentes.

Otra de las posibilidades es que Massa no sea candidato y negocie varios lugares para los massistas en puestos importantes de las listas de legisladores nacionales, provinciales y municipales, lo que generaría un fuerte roce especialmente con los intendentes del conurbano bonaerense, que ven cada vez más limitado su poder de decisión e influencia en la confección de la ingeniería electoral.

Desde el Frente Renovador aclararon que sea o no candidato Massa, la participación del massismo en las listas de legisladores entre los primeros 12 lugares es una de las “claves” para lograr un acuerdo.

Uno de los primeros “no” a Massa por parte de Alberto Fernández fue, según trascendió, la posibilidad de que el intendente de Tigre, Julio Zamora, no busque su reelección y la elegida para esa postulación sea Malena Galmarini, la esposa de Massa.

Este pedido fue rechazado por Fernández porque Zamora fue el primero de los massistas en sumarse el año pasado a las reuniones del PJ bonaerense en pos de la unidad, y por eso recibió el respaldo desde el kirchnerismo.

Los más creyentes en que se firme un acuerdo entre el peronismo K y el massismo para integrar un mismo frente para competir en las elecciones nacionales y en la provincia de Buenos Aires, sostienen que podría haber un anuncio entre el próximo lunes o martes, dependiendo de los acuerdos de último minuto.

De la mesa de negociaciones participan, además de Massa, Máximo Kirchner y Alberto Fernández, el titular del PJ nacional, José Luis Gioja, el diputado Eduardo ‘Wado’ de Pedro y los dirigentes massistas Raúl Pérez y Diego Bossio, aunque este último es muy resistido por los kirchneristas.