Tag

Martín Vizcarra

Browsing

El Congreso de Perú rechazó este viernes por mayoría el pedido de vacancia contra el presidente Martín Vizcarra, quien evitó así ser destituido por un caso de corrupción que lo compromete, por la presunta contratación irregular de un artista.

Para ser aprobado, el pedido de vacancia presidencial tenía que recibir el apoyo de 87 legisladores, de un total de 130 que componen el Parlamento.

Durante la sesión, el miembro del congreso Roberto Chavarría, de Unión por el Perú, dijo que Vizcarra será recordado en la historia no solo por «incapacidad moral», sino «por su permanente incapacidad de gestión» durante la pandemia del coronavirus.

Por su parte, el parlamentario Gino Costa, del Partido Morado, refirió que el proceso está lleno de «irregularidades». «La investigación no ha terminado, no se han presentado las pruebas», dijo Costa, agregando que no parece ser un caso de «incapacidad moral».

El congresista Edgar Alarcón, quien presentó los audios que llevaron al debate de moción de vacancia del Ejecutivo, criticó que Vizcarra mintió en el marco de la las acciones gubernamentales para combatir la pandemia. «Usted está siendo juzgado porque no tiene la capacidad moral para ocupar el puesto que ocupa», dijo Alarcón.

Antes de la votación, el mandatario se presentó en el hemiciclo para dar un breve discurso, en el que aseguró que su comportamiento es el «correcto» y que no cometió «ningún acto ilegal».

Discurso de Vizcarra
Vizcarra afirmó que asistió al Parlamento a «dar la cara», a pesar de que considera que el procedimiento que se le sigue «no respeta la ley». El presidente también puso en duda la veracidad de los audios presentados como prueba en su contra, aunque reconoció que una de las voces que se oye en las grabaciones es suya.

Tras dar testimonio, el mandatario se retiró del recinto y ejerció su defensa el abogado Roberto Pereira Chumbe.

El jueves, el Tribunal Constitucional de Perú rechazó la medida cautelar que había presentado Vizcarra para frenar el juicio político y contener la crisis, a solo siete meses de las elecciones generales y en el marco de la pandemia de covid-19, que afecta gravemente al país.

Contrataciones sospechosas

El titular del Ejecutivo está acusado de presuntamente instigar a dos asesoras a mentir en una investigación legislativa sobre múltiples contrataciones irregulares, la última como conferencista, de un cantante poco conocido, Richard ‘Swing’ Cisneros, quien sería amigo del mandatario.

La Comisión de Fiscalización del Congreso reveló que el Ministerio de Cultura lleva firmados 9 contratos con el músico Richard ‘Swing’ Cisneros desde que Vizcarra llegó al poder, el último de ellos celebrado en abril, en plena pandemia de coronavirus, para dictar una serie de conferencias virtuales motivacionales, dirigidas a trabajadores del sector. Cisneros habría cobrado por ello cerca de 50.000 dólares.

En las grabaciones difundidas por Alarcón, se puede advertir cómo el mandatario conversa con dos exasesoras, ya removidas de sus cargos, sobre la respuesta que darán a la Fiscalía acerca de cuántas visitas ha hecho Cisneros a la Casa de Gobierno, si dos, como está registrado, o cinco, como ocurrió en verdad.

«Aquí lo que queda claro es que en esta investigación estamos todos involucrados y la estrategia es para salir de esto todos en conjunto», dice Vizcarra en la charla.

Más allá de que el contenido de las grabaciones abre fuertes sospechas, el jefe de Estado denunció que hay una «conspiración» en su contra para derrocarlo. Y apuntó contra el congresista Alarcón y el presidente del Parlamento, Manuel Merino, quien negó estar detrás de un presunto golpe institucional, aunque reconoció haber mantenido conversaciones con altos mandos militares para «informarles» sobre el proceso.

Vizcarra ha enfrentado ya, en septiembre del año pasado, un proceso de suspensión temporal en el cargo, también por ‘incapacidad moral’, que finalmente quedó sin efecto.

En aquella oportunidad, la medida respondía a la decisión del mandatario de disolver el Congreso, al considerar denegada una cuestión de confianza planteada por el Ejecutivo. En medio de una grave crisis política, el Parlamento aprobó su suspensión temporal y juramentó a la vicepresidenta, Mercedes Aráoz, como Jefa de Estado interina. Pero Aráoz renunció a su cargo horas después para «evitar la ruptura del hilo constitucional» y dar paso a la convocatoria a elecciones generales, que se llevarán a cabo el año entrante.

 

Una vez más la cúspide política de Perú es atravesada por acusaciones de corrupción. El presidente Martín Vizcarra se presentó ante el Congreso para defenderse en el inicio del debate para destituirlo, en medio de acusaciones de «incapacidad moral permanente» por su presunta participación en un caso de corrupción. La votación se podría dar este mismo viernes.

“Estoy aquí, con la cabeza en alto y la conciencia tranquila, no solo ante ustedes, los 130 congresistas de la representación nacional, sino ante 33 millones de peruanos”. Así comenzó el presidente de Perú, Martín Vizcarra, su defensa ante el Congreso peruano, que este viernes 18 de septiembre inició, de manera virtual, el debate sobre el pedido de destitución o vacancia presentado en su contra por incapacidad moral.

Pese a no estar obligado legalmente a participar en el juicio político y en medio de rumores según los cuales no se haría presente tras haber afirmado que su país no debería distraerse en «discusiones estériles» y «cosas secundarias», el mandatario se hizo presente en el pleno parlamentario motivado, según dijo, por la necesidad de «dar una señal a la población» de que lo más importante «es dar la cara».

«Reconozco que es mi voz en uno de esos audios, lo que de ninguna manera voy a aceptar son las acusaciones», en referencia a los audios que generaron el nuevo terremoto político en el país. En esos audios se muestran las presuntas negociaciones entre el presidente y su entorno más cercano para ocultar una presunta participación del gobernante en la contratación irregular del cantante Richard Swing por parte del Ministerio de Cultura.

Vizcarra aseguró que las acusaciones en su contra se basan en «audios sin peritaje, sin ser contrastados, sin que aún se le reconozca la veracidad de su contenido» y subrayó que no cometió «ningún acto ilegal».

Según Vizcarra, hay un solo delito: la grabación clandestina

El presidente peruano pidió «sinceras disculpas» por la crisis generada a raíz de la difusión de los audios y remarcó que «el único delito y único ilegal comprobado hasta ahora es la grabación clandestina». Por fuera de ese hecho, el presidente peruano soslayó la existencia de una suerte de campaña en su contra al señalar que la información del caso “se presenta de manera tendenciosa”.

“Pido disculpas porque lo acontecido en el marco de estos audios partió de la motivación de una persona cercana a mi entorno”, dijo Vizcarra. Estas palabras estaban claramente dirigidas a Karem Roca, exsecretaria de Vizcarra y quien habría realizado las grabaciones.

Sectores de la oposición exigen la creación de una comisión especial dedicada a investigar los hechos. En este sentido, el vocero del Frente Amplio (FA), Lenin Checco, pidió que esa entidad sea multipartidista y realice un análisis de los audios que impulsaron la moción de vacancia.

Cuando finalizó la intervención de Martín Vizcarra en el Congreso, los legisladores comenzaron el debate de la moción de vacancia, que según los pronunciamientos políticos que trascendieron en las últimas horas, estaría lejos de alcanzar los 87 votos necesarios para despojarlo del poder.

Una vez más la escena política peruana se ve sacudida por un nuevo caso de presunta corrupción. Aunque en esta oportunidad, la crisis política se suma a una sanitaria y económica en el país con la tasa de mortalidad más alta del mundo por el virus del Covid-19.

Fuente: EFE

Esta mañana, el mandatario confirmó la suspensión de clases del año escolar hasta la última semana de marzo tanto para colegios particulares y estatales por los últimos 15 casos de coronavirus.

El presidente de la Republica, Martín Vizcarra anunció esta mañana que las clases en los colegios estatales y particulares se postergarían hasta fines de marzo. Esto debido a los últimos casos de coronavirus  presentados en el país y el aumento de pacientes a 15 por COVID-19.

“Se ha decidido postergar el inicio del año escolar hasta el lunes 30 de marzo. Esta medida también incluirá a los colegios particulares”, mencionó el mandatario en su mensaje.

“Tenemos la obligación de cuidar la salud de todos los peruanos, niños y estudiantes. El Ministerio de Educación (Minedu) transferirá 165 millones de soles para la adquisición de kits de higiene para los diferentes centros educativos del país a fin de mantener las condiciones adecuadas de salubridad y proteger la salud”, indicó.

El mandatario pidió la calma de los ciudadanos por la suspensión de clases hasta fines de marzo. Además, exhortó con las medidas de higiene y el lavado de manos permanentes por la población.

“Esta transferencia ayudará en una mejora en el sistema educativo y también en las medidas de salubridad brindadas. Un refuerzo en todo, ya que serán dos semanas sin clases”, indicó Martin Vizcarra.

Anteriormente, el Gobierno Regional de Huánuco informó de la suspensión de clases en todos los colegios de la provincia del mismo nombre, luego de conocerse que una menor dio positivo en la prueba de coronavirus.

El Ministerio de Educación,, a través de su cuenta de Twitter, también anuncio la medida para todos los escolares. Hasta el momento, la suspensión sería hasta el lunes 30 de marzo.

El día 9 de marzo, el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (Sutep) recomendó al Ministerio de Educación (Minedu) declarar en emergencia sanitaria a las instituciones educativas que no ofrezcan condiciones básicas de salubridad (agua y desagüe) y, en ellas, posponer el inicio de clases, que está planificado para este lunes 16 de marzo.

“Si acaban de recomendar la suspensión de actividades en un colegio de élite como el Newton College por el COVID-19, con mayor motivo en los colegios públicos”, manifestó el Sutep hace unos días atrás.

El Congreso de Perú ha convocado a todos sus representantes a participar en una sesión que se celebrará este 2 de octubre para resolver «la crisis de poderes» en la que se halla inmerso el país andino después de que el presidente Martín Vizcarra disolviera esa asamblea legislativa el pasado 30 de septiembre.

Pedro Olaechea, presidente de este órgano legislativo, aseguró que «se mantiene en funciones dentro del marco constitucional», así que conserva su capacidad para invitar a titulares y suplentes a que acudan a una sesión de la Comisión Permanente con vista a determinar «soluciones democráticas».

Asimismo, el Congreso peruano «saluda la disposición» de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para «ser mediadores componedores» en la actual situación política, por lo que esperan su intervención «dentro del marco democrático».

Vizcarra disolvió el Congreso de Perú el pasado 30 de septiembre al considerar que denegó la cuestión de confianza que planteó su Ejecutivo para modificar el proceso de elección de candidatos al Tribunal Constitucional peruano. Horas después, ese organismo aprobó la suspensión del mandatario durante un año por «incapacidad moral» y juramentó como jefa de Estado interina a Aráoz.

Este 1 de octubre, Aráoz renunció «de manera irrevocable» como vicepresidenta de la nación andina, rechazó ser jefa de Estado interina porque «se ha roto el orden constitucional» en Perú y expresó que desea «profundamente» que su país «supere esta grave crisis institucional» mediante la convocatoria de unas elecciones generales «en el más breve plazo», así lo reseña RT.

Luego de que el presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunciara la disolución del Congreso, la respuesta del parlamento, de mayoría opositora, fue inmediata y designó a su número dos Mercedes Aráoz como «presidenta en funciones» del país.

A las 21:04 del lunes, hora de Perú, ingresó Aráoz al recinto legislativo, en medio de aplausos y la entonación del Himno Nacional para ser juramentada presidenta del país.

Ocupó el cargo de vicepresidenta de Perú desde 2016.

“Muchos están asqueados del enfrentamiento político y la polarización del país, y de este clima de descrédito de toda la clase política», expresó.

«Les quiero decir que yo también comparto esa indignación, pero la solución para una crisis como está no son las ofertas irresponsables o populistas de pretender que todo se arreglará con la disolución del congreso, una disolución Forzada”, enfatizó durante sus palabras a los peruanos en un discurso de unos ocho minutos tras asumir la presidencia.

Aráoz dijo además que su intención es trabajar con todos los factores políticos para una convivencia democrática y por el respeto a las instituciones de su país.

Adicionalmente, Aráoz aseguró que acudirá a organismos internacionales en la búsqueda de ayuda: «voy a convocar a la OEA, para pedirle que nos ayude a tener un espacio de reconciliación y diálogo profunda».

¿Quién es Mercedes Aráoz?

Se formó como economista en Lima y realizó un postgrado en la misma área en Florida, Estados Unidos.

Era a menudo vista junto a el expresidente peruano, Pedro Pablo Kuzcynski, durante toda la campaña electoral en el 2016.

Tras ganar las elecciones, Aráoz fue electa congresista para el período 2016 -2021, representando al partido político peruanos por el Kambio (PPK).

En el año 2017 fue nombrada presidenta del Consejo de Ministros y posterior a la renuncia de Kuzcynski en el 2018, se convirtió en la vicepresidenta, luego de que Martín Vizcarra, vicepresidente de Kuzcynski, pasara a ser el presidente de Perú.

Antes de formar parte de la administación de Kuzcynski y Vizcarra, respectivamente, Aráoz ocupó varios ministerios durante el segundo gobierno de Alan García, fungiendo como ministra de Comercio Exterior y Turismo (2006-2009), ministra de la Producción (2009) y ministra de Economía y Finanzas (2009-2010).

Mercedes Araóz quedó encargada en varias ocasiones de la presidencia en el pasado, cuando Vizcarra cumplía compromisos internacionales.

Alrededor de 300 policías fueron desplegados a las afueras del Congreso de Perú, en Lima, luego de que el presidente Martín Vizcarra disolviera el parlamento y convocó a elecciones para renovar el Congreso. En respuesta, los legisladores nombraran a Mercedes Aráoz como presidenta interina.

La medida busca impedir el ingreso al Parlamento de excongresistas que no integren la Comisión Permanente.

El despliegue se dio luego de que la noche anterior, un grupo de manifestantes se enfrentó a la policía en los alrededores del Congreso de Perú, así lo reseña RT.