Tag

Mario Cimadevilla

Browsing

El exsenador radical y funcionario nacional del macrismo salió por donde consiguió espacio a querer despegarse del presente panorama. Cree que ante las puertas del fracaso electoral puede quedar limpio para el 2021.

La estrategia de Mario Cimadevilla es clara, quiere alejarse de los derrotados del 2019 para hacerse camino a una posible nueva senaduría en 2021. En ese camino llegó hasta hablar de Cristina Kirchner y le pegó fuerte a Macri y al armador del marketing, Durán Barba. En Chubut negocio con el grupo económico y de «yapa» parece haber acomodado también a su hijo en el tribunal de cuentas. ¿Cimadevilla con Arcioni y Risso con el Peronismo?

Privado: Mario Cimadevilla el mejor aliado del “Arcionismo” y el “Kirchnerismo”

En declaraciones periodísticas dejó la frase “Macri ya fue”, pero no solo eso sino que la completó con un “no sé si creerle más a él o a Cristina”. Cimadevilla: “Macri ya fue; no sé si creerle más a él o a Cristina”

A su vez, las bombas no terminaron ahí. También apuntó los cañones hacia quien orienta los pasos de Cambiemos “no estoy dispuesto a seguir en una alianza como Cambiemos para que Durán Barba me marque el camino”. Por si las dudas también habló con Martín Lousteau y Roberto Lavagna, parece que cualquier “bondi” lo deja bien. Cimadevilla: “La política de Cambiemos la marca un amoral como Durán Barba”//Cimadevilla y un sugerente encuentro con Lousteau

Las respuestas internas no tardaron en llegar. Desde el propio radicalismo, el diputado provincial Manuel Pagliaroni declaró que “Todos los sectores políticos del radicalismo, del PRO, que militan dentro de Cambiemos, tienen diferentes espacios, y el “cimadevillismo” tuvo protagonismo, por ejemplo en el Concejo Deliberante de Trelew donde la única concejal radical responde a ese sector político”.

La estrategia está clara y no se agota solamente en entender que hay un modelo fracasado y finalizado. Empieza a abrirse camino más allá del 2019. A 20 días de una elección provincial y con Cambiemos haciendo un infructuoso esfuerzo de mejorar el pobre 14% de las PASO, Cimadevilla no tiene empacho en darle más importancia a sus intereses personales que a los de su espacio. Sin dudas a este dinosaurio de la política ya le está por caer su meteorito.

El dirigente radical Mario Cimadevilla, dijo que el asesor de Mauricio Macri obstruye cualquier acuerdo superador con otros partidos políticos. Valoró que Gustavo Menna es el mejor candidato que pueda tener la UCR y calificó a José Gatica como el mejor cuadro político que tiene la estructura centenaria.

Cimadevilla envió un mensaje a la UCR de Chubut por su posicionamiento negativo contra el presidente de la Nación: «Que los radicales digan que yo sólo critico a Macri, es no tener ni idea de lo que están pasando en la realidad del país».

Aseguró que hay muchos radicales que no están de acuerdo con las políticas y la continuidad de Macri y citó como ejemplo a Ricardo Alfonsín, Juan Manuel Casella y Federico Storani, quienes recientemente han cuestionado duramente al gobierno nacional.

«Si algunos quieren seguir en Cambiemos, donde la política la marca un amoral como Duran Barba, será problema de ellos», disparó Cimadevilla.

Agregó que «no estoy dispuesto a seguir en una alianza como Cambiemos para que Durán Barba me marque el camino» y apuntó contra un diputado provincial: «Si Pagliaroni quiere que Durán Barba le marque el camino, allá él». Cuestionó la estrategia de Durán Barba de sostener la polarización con el kirchnerismo. «Discrepo fundamentalmente con el Gobierno y con la moral de Durán Barba que es quien da la letra. Someter al país a esta polarización, a esta grieta que vivimos, sin duda conspira con la posibilidad de armados superadores para llevar adelante la crisis que tiene el país».

Remarcó que en la Convención Nacional de la UCR, que será en los próximos días, habrá un duro cuestionamiento a la continuidad dentro de Cambiemos.

«Gatica debería haber sido el vice»

En otro pasaje, Cimadevilla lamentó que José Gatica no haya sido el candidato a vicegobernador en la fórmula con Gustavo Menna.

Aclaró que «yo no estuve en el armado», aunque explicó que «no hay que ser muy inteligente para darse cuenta que José (Gatica) debe ser uno de los mejores cuadros que tiene el radicalismo».

Por último, elogió al actual candidato a gobernador de Chubut por Cambiemos: «Gustavo (Menna) es un gran candidato, el mejor candidato que pudo haber presentado la UCR y es un hombre con mucha capacidad, con mucho compromiso con la Provincia, una vida pública intachable, no se lo puede señalar con el dedo por ninguna de las cosas que haya hecho en la gestión pública».

 

 

El Chubut

El ex senador chubutense Mario Cimadevilla, a medida que se acercan definiciones en Cambiemos y en la UCR, ha ido mutando en «referente» de los radicales disconformes con la marcha económica del gobierno de Mauricio Macri. No sólo por la economía, sino también por la política.

Recientemente, el ex senador comparó a Macri y a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner de modo tal, que generó una fuerte repercusión interna en la UCR, pero también en el gobierno nacional. Ayer, en los escritorios importantes del ministerio del Interior estaba el recorte en el que Cimadevilla comparaba la credibilidad de la ex presidenta, con la de Macri, candidato a la reelección, además.

Ayer, en medio de los «runrunes» y los corrillos políticos, el economista Martín Lousteau, a quienes muchos radicales observan como posible candidato a presidente o a vicepresidente, y Cimadevilla tuvieron un encuentro fortuito en Buenos Aires.

Quienes accedieron al contenido de esa conversación dijeron que las coincidencias «fueron muchas», en especial, la dolorosa comparación -para el PRO- de Macri y Cristina.

Cimadevilla ya trabaja con radicales que ven en Roberto Lavagna una mejor opción en la UCR.

Todas estas discusiones se dan apenas días antes de una elección crucial en Córdoba, donde Cambiemos y la UCR van por separado, y de una Convención Nacional del Radicalismo que será clave para el futuro del gobierno.

 

 

El Chubut

Así lo expuso el ex senador Mario Cimadevilla y dirigente histórico del radicalismo local en diálogo con Radio Chubut.

Tras considerar que el resultado fue “muy adverso”, Cimadevilla consideró que es imposible hacer una campaña electoral exitosa levantando las banderas del gobierno nacional que “no tiene nada que ver con los postulados del radicalismo”.

Tras advertir que “es imposible defender a Macri en Chubut” cuestionó la campaña electoral que “está digitada desde Nación por gente que no tiene la más pálida idea de lo que pasa acá”.

Cuestionó con severidad a la conducción del radicalismo provincial que lleva adelante César Herrera porque “le alquiló el partido al PRO” y se transformó en defensor de las políticas nacionales que se expresan a fuerza de tarifazos.

Calificó de “amoral” a Jaime Durán Barba, el asesor de imagen del gobierno, porque bastardea a las ideologías y endiosa al márketing.

Cimadevilla se encargó de excluir de sus críticas al diputado nacional Gustavo Menna, quien es el candidato a gobernador por esa fuerza política a quien le recomendó que “abandone los consejos del círculo cerrado y convoque a todos” si quiere revertir el resultado, que es posible

 

 

Lu20

Nepotismo en Cambiemos

A través de un conocido empresario del valle, Mario Cimadevilla realizó un acuerdo con el gobernador Mariano Arcioni para acomodar a su hijo, Antonio, en el tribunal de cuentas de la provincia y, por otro lado, lograr apoyo económico para su candidatura a diputado nacional. El contrato con el ChuSoto es oneroso, y como contrapartida, Cimadevilla tiene que recargar los cartuchos y aumentar el fuego amigo dentro de la UCR y de Cambiemos.

Esto no es algo nuevo, vale recordar que su otro hijo, Lucas Cimadevilla, goza de una planta permanente en el senado acomodado a dedo por su padre.

Risso, el enviado

El brazo ejecutor de la operación “rompamos”, en contraposición a “cambiemos”, parece comenzar por el funesto papel de quien supo ser un respetado diputado provincial, Roberto Risso, hoy, llevando un lamentable papel como mercenario de luchas estériles que solo buscan el beneficio personal y responden a lo peor del conservadurismo político local.

La orden es clara, ser el vocero de Mario para que este no se exponga directamente y, a cambio, Roberto gozará de una beca en la legislatura comodorense y un contrato para su hija, previo a renunciar a su falsa postulación a intendente.

Esto tampoco es algo nuevo en Risso, en 2017 afilió gente al PRO por pedido de Menna, para insertar topos que rompan al PRO de la ciudad petrolera por dentro a cambio de favores personales que cada vez devalúan más su integridad como político.

“Risso está gagá” repiten en puertas adentro de la UCR, las desubicaciones de sus comentarios públicos y su evidente desesperación por no perder protagonismo en el armado 2019, menoscaban torpemente su imagen en una suerte de autoflagelo de exposición pública.

Efebifovia Senil

“Ser joven y no ser revolucionario es una contradicción hasta biológica” es una premisa social equilibrada por otra norma posterior que la contradice y que, al menos en el radicalismo jurásico, reza sin objeciones: “ser viejo y no ser conservador es una contradicción hasta biológica”.

El recambio generacional suele ser difícil en diversos sectores de la sociedad, pero en la vida política de algunos partidos políticos parece ser que la resistencia al establishment es reemplazada por una clara negación a lo nuevo.

En el Radicalismo chubutense existen algunos ejemplos muy claros de fobia a la juventud aunque, considerando su definición: miedo irracional hacia las personas jóvenes, en política de irracional no tiene nada, el origen de ese edaísmo surge por el miedo a perder espacio, protagonismo y poder dentro de la vida del partido o de la sociedad política en general.

Tanto Mario “el melancólico” Cimadevilla, como su correligionario Roberto “Senil” Risso, sufren de esta patología que tanto afecta a los viejos dirigentes que no quieren perder el poder, si es que aún tiene algo. Resulta habitual escuchar en radios o leer en diarios distintas expresiones de ambos referentes de la vieja escuela, propinar críticas constantes a los nuevos dirigentes que emergen de distintos procesos políticos.

Los jóvenes Emiliano “Nano” Álvarez Raso, de la UCR, e Ignacio “Nacho” Torres, del PRO, suelen ser objetivo de las manifestaciones conservadoras de la resistencia senil dentro del fenómeno Cambiemos.
El edaísmo en las sociedades modernas resulta preocupante por su contradicción a los procesos naturales de cambio que deberían ocurrir dentro de las mismas:

La reciente extensión de esta fobia entre los adultos empieza a ser motivo de preocupación para sociólogos y economistas, que advierten que podría tener una repercusión negativa en las sociedades democráticas y en la economía global si impide que las nuevas generaciones accedan a la vida pública, política y cultural.

El trasvasamiento generacional de la UCR parece medirse en escala temporal geológica, donde algunos dirigentes del jurásico, habiendo sido golpeados por la generación cretática, oponen hoy una resistencia muy fuerte a la “renovación” del triásico.
De esta manera, parece surgir un claro y triste silogismo final: “ser joven y ser radical, es una contradicción hasta biológica”.

Desde el PRO Chubut están descontentos con el armado de Gustavo Menna en toda la provincia. La interna, hoy por hoy, es entre Ignacio Torres y Mario Cimadevilla por la primera diputación nacional.


Cimadevilla está dinamitando al PRO con su aparato y condiciona a Gustavo Menna para que lo lleve como primer diputado nacional. En este sentido trascendió que si no le dan la diputación va a competir en la interna por la gobernación.

Este fin de semana, ante un pequeño grupo de militantes radicales que llegaron de Puerto Madryn se lanzó el precandidato a intendente de la ciudad de Puerto Pirámides Jorge Perversi.

Cabe destacar que en la presentación estuvo junto al ex senador nacional Mario Cimadevilla y el candidato a intendente de Puerto Madryn Guillermo Ebene.

El Comodorense

Es dirigente radical y buena parte de su trayectoria política la hizo recorriendo la provincia, primero como militante y luego como presidente de la UCR.

Mario Cimadevilla es abogado, oriundo de Trelew. En 1982 fue apoderado de la UCR en el proceso de salida de la dictadura militar y la llegada del gobierno democrático de Raúl Alfonsín en la Nación y de Atilio Viglione en la provincia.

Más tarde fue diputado provincial y ministro de Bienestar Social de Chubut. Le dicen “El Gallego”. Tiene fama de testarudo y temperamental.

En el  2015, el presidente Mauricio Macri creó una Secretaría de Estado para el seguimiento de las causas del atentado a la AMIA y el fallecimiento del fiscal Alberto Nisman y decidió que Cimadevilla era la figura que debía liderar ese área que estaba a cargo del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Del Ministro Garavano, con quien Cimadevilla tiene una tensa relación.

Allí desarrolló el vínculo  con el Gobierno de Macri y el PRO que le hizo creer que la alianza con esa fuerza política era necesaria para llevar adelante el tan mentado cambio que se veía necesario y superador a la gestión del kirchnerismo.

Así se convirtió en uno de los promotores del acuerdo que hoy lo tiene desencantado.

“Este gobierno ya lleva más de la mitad de su mandato. Creo que alguna de las cosas se las ha autoinfligido, más allá de cómo recibió el país, más allá de las dificultades que había, creo que también a esta altura del partido sería bueno reconocer que hay errores propios que han llevado o han desencadenado esta situación  ¿no?” plantea en la entrevista realizada días atrás en FM SOL de Esquel.

¿Se reconoce como uno de los promotores de CAMBIEMOS?

MC: Es cierto. Yo estuve en Gualeguaychú, fui uno de los que habló planteando la necesidad de esta alianza entre partidos: el Pro, la UCR, la Coalición Cívica. Allí se hablaba de la necesidad de lograr una alternancia en el gobierno, en el país.

Sólo el radicalismo no podía evidentemente ni tampoco podía sola ninguna de las otras fuerzas políticas. La figura obviamente que aparecía para competir era Mauricio Macri, se hizo una interna con Ernesto Sanz, fue Macri la persona que la gente eligió. Pero esto que funcionó como una coalición electoral, no funcionó luego como una coalición de gobierno. Hoy funciona más como una coalición parlamentaria. El radicalismo no es consultado ni sus opiniones son tenidas en cuenta en muchas de las decisiones que ha tomado el gobierno. Lamentablemente.

Pero pagan el costo igual que el resto

MC: Y porque paga el costo la coalición que gobierna. Y digo lamentablemente porque muchas de las cosas malas que sucedieron fueron advertidas por los hombres de la UCR. Una de las cosas que se le critica a este gobierno es que las decisiones las toman en un círculo muy reducido de tres o cuatro personas. Y no son proclives a ampliar la discusión a quienes son sus socios en esta coalición electoral. Esto es lo que uno advierte no? Así que nosotros no nos podemos hacer responsables tampoco de las medidas que se toman y no se nos consultan no?

-Al radicalismo en Chubut ¿le conviene sostener la alianza?

MC: Este es un tema que se va a discutir. Yo creo que el esfuerzo que debemos hacer es que este gobierno termine su mandato, que las cosas mejoren, acompañar. Yo creo que el presidente es un hombre bien intencionado pero ha tomado decisiones equivocadas. Hay necesidad en el país de que este gobierno termine su período. Lo que superamos en el años 2015 fue una manera de gobernar donde quienes gobernaban más que un gobierno integraban una banda. Igual que en el orden provincial. Creo que esto hay que evitar que vuelva a suceder y también lo que se necesita -y esto es una falla que tenemos todos- es que los argentinos nos pongamos de acuerdo en qué cosas debemos priorizar en cualquier gestión de gobierno, gobierne quien gobierne. Eso está faltando también en la provincia del Chubut.

– ¿A ustedes como referentes, nunca les preguntaron desde el gobierno nacional cuáles son las medidas que podrían aplicar?

MC: No, no nos han preguntado. Yo he sido muy crítico. He tenido peleas muy duras con el ministro del interior, y con el viceministro por la manera de gestionar. Yo creo que es un modelo de gestión que ha fracasado, las pruebas están a la vista. Ellos se manejan a través de delegados que vienen a bajar línea de lo que hay que hacer. Esa no es la metodología que hay que implementar.

Creo también que hay un déficit en la dirigencia política del Chubut muy grande. A nadie se le ocurre discutirle a los mendocinos o sanjuaninos el derecho de ellos de fijar las políticas vitivinícolas. Por caso cuando se les puso el impuesto al vino duró 24 hs cuando las provincias de Cuyo protestaron. O a nadie se le ocurre discutir a los tucumanos su derecho de fijar políticas del azúcar o a correntinos y misioneros la política yerbatera.

Pero aquí en la provincia del Chubut se fijan políticas energéticas, pesqueras, mineras sin que se tenga en cuenta la opinión de los chubutenses. Esta falla es de nuestra dirigencia.

Veo un silencio preocupante cuando en esta provincia donde tenemos el yacimiento petrolero más grande del país se sigue pagando un 12% de regalías cuando en ninguna provincia argentina se cobra eso. Están todas arriba del 20%.

-Para muchos lo que se está generando es un escenario para que finalmente desembarque la minería como solución mágica. ¿Usted coincide con eso?

MC: Hay una fortísima presión del gobierno nacional para que se lleve adelante. En esto no doy opinión individual, sino la que ha tenido mi partido.

Primero dos cuestiones: si a nosotros la actividad minera nos va a provocar un daño irreversible en el medio ambiente creo que la discusión se termina. Pero vamos a suponer que no lo fuera, la pregunta que uno debe hacerle a todos estos funcionarios que impulsan la minería si ello están dispuestos a vender su patrimonio por el 2% de lo que vale. La respuesta es obvia. Nadie va a hacerlo. Entonces por qué pretenden que los chubutenses avancemos en un esquema de explotación minera donde lo único que nos van a pagar es el 2% de lo que vale el mineral.

No hay ni siquiera pensado una actividad sustituta para cuando la actividad minera se termine para que no nos quede no solo un pasivo ambiental, sino un pasivo social muy grande.

El ejemplo de lo que no debemos hacer con los recursos que no se renuevan lo tenemos en la provincia. Vienen a vender espejitos de colores en una sociedad donde hay  falta de trabajo.

Cuando uno ve que habilitan una oficina para tomar currículums, son maniobras de una crueldad terrible.

-Ahora ¿De qué depende que la minería finalmente no se instale?

MC: De nosotros. Ustedes en Esquel son un ejemplo. El Estado debe intervenir. Si no interviene, las corporaciones económicas terminan manejando el Estado. Y lamentablemente quienes nos han gobernado, lo han hecho como gerentes de grupos eocnómicos y no como mandatarios del pueblo. Hoy, la provincia del Chubut fijate vos que desde que asumió Das Neves hasta ahora, y debo haberlo dicho en soledad a esto, tiene su mar privatizado, no maneja sus recursos energéticos. Somos la provincia que menos regalías cobra, quieren avanzar con esta ley de inversiones mineras, es decir lo único que han demostrado es que ha sido serviles del poder o de las corporaciones y han abandonado la defensa de los intereses de la provincia. Estamos en el problema que estamos. Es inevitable que esta provincia no tenga hacia delante un desarrollo sustentable si no cambiamos este modelo de explotación de recursos. Cuando yo advertía estas cuestiones al gobierno, recibía de parte de Das Neves, todo tipo de epítetos, descalificaciones, tratando de mellar hasta nuestro prestigio personal cuando lo descalificábamos. Ocurrió lo que dijimos. Las pruebas están a la vista, lamentablemente.

-Pero hay cuestiones que los golpean políticamente más allá de la postura que usted manifiesta. Hay figuras como, por ejemplo,  Gustavo Menna, creíble e inclusive con chances electorales para el 2019 que  aparece diciendo que no va a haber ajuste de Nación y a la semana siguiente se bajan las asignaciones familiares.  Queda expuesto a una situación muy incómoda.

Esta situación ¿No le resta al radicalismo posibilidades políticas si en algún momento quisiera separarse?

MC: Yo lo he conversado con él. Recuerdo que antes que se produjera hay una nota el Diario El Chubut en donde yo advierto que esto podía pasar y que era necesario que paráramos esto evitando que tomen la decisión. Salieron todos a decir que no iba a ser cierto. Porque además, esto no fue una prórroga. El decreto dice claramente que la merma va a ser a partir del mes de octubre. Entonces, acá tenemos que hacer valer nuestra fuerza en el parlamento para evitar que este tipo de cosas se cometan.

 

 

EQS Notas