Tag

María Eugenia Vidal

Browsing

La gestión de María Eugenia Vidal hizo oficial la adquisición de las cajas navideñas al aprobar la Licitación Pública N° 19/18, con el número de de Proceso de Compra 185-0127-LPU18, autorizada por Resolución N° RESOL-2018-444-GDEBA-SSTAMDSGP del 19 de septiembre.

El objetivo de Vidal es la adquisición de 300.000 canastas navideñas, con destino a ser distribuidas en municipios, organizaciones sociales e instituciones sin fines de lucro de la provincia de Buenos Aires, reza el texto de la medida.

La decisión fue tomada a requerimiento de la Dirección Provincial de Seguridad Alimentaria, con un plazo de entrega de quince días corridos a partir de la fecha de perfeccionamiento del contrato, con la posibilidad de incrementar/reducir hasta en un 50% el valor total adjudicado.

La administración Vidal adjudicó a la firma Copacabana SA la compra de los 300.000 Pan dulce milanés con frutas, por un precio unitario de $44,58, es decir, por un total de $13.374.000.

Asimismo, se comprarán 300.000 cóctel de frutas, por un precio unitario de $62,98, por un total de $18.894.000.

La empresa Olazul fue adjudicada por 600.000 budines sin frutas, a un precio unitario de $19,61, por un total de $11.766.000; también 200.000 maní confitados blanco/color en base a colorantes permitidos, a un precio unitario de $9,67, por un total de $1.934.000).

También la gestión bonaerense comprará 900.000 turrones de maní consistencia blando, semiblando y duro, a un precio unitario $10,57, por un total de $9.513.000; y 300.000 cajas navideñas de cartón tipo craft-corrugado, a un precio unitario de $24,11, por un total de $7.233.000.

También se comprarán a la firma Il Tedesco S.A 300.000 garrapiñada de maní, a un precio unitario de $8,07, por un total de $2.421.000,00; y 100.000 Peladilla de Mani con baño confitado blanco/color en base a colorantes permitidos, a un precio unitario de $10,77, por un total de $1.077.000.

El monto total general de la contratación asciende a $66.212.000, precisó el gobierno bonaerense.

Fuente: Jornada