Tag

Marcos Peña

Browsing

El ministro de Economía y Crédito Público de la Provincia, Alejandro Garzonio,  se refirió a los dichos del jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Marcos Peña, que aseguró que Chubut es la provincia que más asistencia financiera recibió del Gobierno Nacional.

En esta línea, el funcionario provincial sostuvo que “la realidad es que hasta el mes de junio tuvimos un buen acompañamiento que fue de refinanciación de pasivos, fuimos cambiando los perfiles de deuda, salimos de los programas de letras que eran muy caros y a  partir de ahí fuimos reprogramando con el Fondo Fiduciario para el desarrollo provincial”.

“A finales del mes de julio se cortó este esquema de refinanciación establecido, de lo cual tenemos que hacernos cargo de esta responsabilidad porque tardamos 45 días en sacar una ley que necesitábamos en Legislatura y después por cuestiones políticas se demoró otro poco”, señaló el Ministro.

Continuando agregó que “desde que el Gobernador planteó que las políticas nacionales nos estaban perjudicando, nos castigaron un poco, sufriendo descuentos muy importantes de fondos de coparticipación que estaban garantizados y préstamos que nos habían sido otorgados”.

Finalizando manifestó que “es decir que fue asistir financieramente solo con préstamos, como lo dijimos desde el principio, pero Chubut nunca recibió un ATN -Adelantos del Tesoro Nacional-, ningún aporte extrapresupuestario que no nos corresponda, y de algún modo con lo que nos prestaron cumplimos y pagamos los intereses”.

“Lo único en que en realidad hacen es refinanciar y darte nuevos créditos a mejores tasas y a mejores plazos que las letras, pero siempre esto fue a costo de la provincia”, concluyó.

Los datos oficial demuestran que la política impositiva de la coalición Cambiemos fue completamente a contramano de la promesa que Macri hizo en la campaña electoral de 2015 a la clase media: eliminar el impuesto.

Lejos de reducirse la base impositiva de este tributo, se amplió en un contexto en el que la inflación avanzó sobre el poder adquisitivo de los trabajadores, jubilados y pensionados, con situaciones críticas como una fuerte devaluación y suba de tarifas superiores al 1.000%.

De acuerdo con un estudio del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), integrado por la CGT y la CTA, la pérdida de poder adquisitivo de los salarios alcanzó en septiembre el 14,7%, respecto de fines de 2015, lo que representó la caída más profunda desde 2002.

Actualmente, los trabajadores solteros que ganan más de 30.000 pesos mensuales netos (en mano) deben afrontar el tributo; y los asalariados que están casados y tienen dos hijos tienen que pagar si sus ingresos superan los 40.000 pesos.

Peña fue al Congreso el miércoles para brindar el tradicional informe de gestión. Allí, fue consultado sobre el impacto de Ganancias. Y su equipo de asesores elaboró la respuesta detallada que se conoció este jueves.

El funcionario respondió que en 2015 pagaban Ganancias 1.194.149 personas; en 2016, unas 1.688.141; en 2017, unas 1.990.349; y ahora, 1.939.994. La cantidad de personas afectadas creció un 62,5%.

Los datos oficiales indican que unas 745.845 personas que en 2015 no pagaban Ganancias tuvieron que pasar a tributar, independientemente de la erosión que hayan registrado sus ingresos por el impacto de la inflación.

De acuerdo con los datos brindados por Peña, del total de personas que abonan el impuesto 1.638.433 son trabajadores en relación de dependencia; es decir, pagan compulsivamente porque sus empleadores les retienen el porcentaje.

En el caso de los asalariados, son 85.000 menos que en 2017, pero 270.000 más que en 2016 y 560.000 más que en 2015.

Los números indican que el 20% de los 9 millones de asalariados del sector público y privado registrados pagan el impuesto a las Ganancias, es decir, uno de cada 5 trabajadores.

 

 

Los Andes

Al finalizar su discurso de este miércoles, la jefa del bloque del Frente Renovador, Graciela Camaño, le entregó al jefe de Gabinete, Marcos Peña, un pormenorizado informe sobre el “troll-center” de Cambiemos, que trata sobre “la industria del escrache” y detalla con nombre y apellido quiénes manejarían ese entramado en Twitter.

“Cada vez que alguien critica al gobierno se convierte en víctima del troll-center. Los coordinadores definen una línea de escrache, los trolls preparan materiales y coinciden en una fecha y hora para salir todos juntos a destruir al objetivo en redes sociales”, arranca el documento que Camaño le dejó a Peña.

Allí se sostiene que en montar ese sistema “se gastan 205 millones de pesos por año, contratando trolls que inscriben formalmente como empleados públicos”.

Uno de los datos principales que se pretende denunciar es que “Marcos Peña es el cerebro de este gabinete en las sombras”, ya que “comanda al menos cuatro grandes estructuras creadas por funcionarios en campaña, que ahora le responden desde que son financiadas por el Gobierno nacional”.

Se identifica a Octavio Paulise como la persona que “se dedica a construir fakes para falsear la opinión pública con intenciones políticas”. Según el informe, Paulise responde al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y cobra “53 mil pesos” mensuales mediante un “convenio de cooperación”.

Otros de los operadores nombrados son “Lucho” Bugallo, Carlos Correa Arias y Nazareno Etchepare, “tres asesores de (Elisa) Carrió y también impulsores del #Cacerolazo convocado por las redes sociales contra el gobierno de Cristina Kirchner”, que cobrarían “60 mil pesos mensuales” provenientes de diferentes dependencias.

“A ellos se le suman Mariana Torres y Marcelo Moran, ambos trabajando originalmente bajo el mando de Patricia Bullrich y su partido porteño. Ambos administraban el perfil ‘El Anti K’ y desde ahí se encargaron de posicionar a Bullrich y a Carrió como las principales protagonistas de las marchas”, agrega el informe del Frente Renovador.

También se hace un detallado análisis del hashtag #MassaEsK, donde se concluye que los trolls combinaron “utilización de un mismo hashtag, concentración de menciones, coordinación horaria y elevado promedio de menciones” por cuenta participante.

Por último, se mencionan como ejemplos las campañas contra la vedette Pamela David, el papa Francisco y el conductor Marcelo Tinelli; y se cita un informe de Amnistía Internacional sobre ciberataques contra once reconocidos periodistas, como Hugo Alconada Mon, Carlos Pagni y Marcelo Longobardi.

 

 

Parlamentario

Marcos Peña enfrentó reclamos por el uso de trolls en su informe ante la Cámara de Diputados y evitó responder las denuncias de la oposición sobre la vinculación del Gobierno con esa práctica cada vez más repudiada en la política y que en ese recinto simboliza el diputado Fernando Iglesias, que apenas entró el jefe de Gabinete se acercó presuroso a saludarlo.

El tema de manipular a la opinión pública a través de la combinación de noticias falsas y granjas de trolls es de una gravedad institucional imposible de minimizar, al punto que ya le mereció al Gobierno una condena de Amnistía Internacional y motivó este martes una reunión en el Senado con directivos de Twitter y Facebook, que intentaron despegarse de esas prácticas.

La diputada massista Graciela Camaño le presentó un informe de 80 páginas al jefe de gabinete titulado “Troll-Center Una mirada a la industria del escrache”, en el que describe de una manera detallada el uso de cuentas en las redes sociales para hostigar a los dirigentes, periodistas y demás personalidades que osan cuestionar al Gobierno de Mauricio Macri.

“Cada vez que alguien critica al gobierno se convierte en víctima del troll-center. Los coordinadores definen una línea de escrache, los trolls preparan materiales y coinciden en una fecha y hora para salir todos juntos a destruir al objetivo en redes sociales”, señala el documento que incluye no sólo una descripción del costo mensual, necesidades logísticas y tecnología para instrumentar los ataques troll, sino que incluso revela las conexiones de los usuarios reales más activos en Twitter en el ataque a críticos de Cambiemos, que en todos los casos están vinculados a dirigentes del oficialismo como Lilita Carrió, Patricia Bullrich, Marcos Peña y Guillermo Dietrich. En casi todos los casos estos “usuarios” cobran sueldos del Estado.

En el Frente Renovador tienen la información que ante la exposición del sistema de escrache digital, se decidió mover los servidores a la India.

Una dinámica similar a la que quedó expuesta en la fallida defensa que hizo el propio presidente Macri de dos jóvenes emprendedores de Escobar que crearon un pizzería y que “visitó” para grabar un spot para Facebook y luego se supo que eran empleados de la SRT y además al menos uno de ellos era un agresivo usuario de Twitter que atacaba a periodistas y políticos que criticaban al Gobierno.

Entre los punteros que responden a Cambiemos para generar tendencias en Twitter, el informe menciona a Lucho Bugallo, quien “maneja operativamente la red más importante de trolls del gobierno de Cambiemos, por lo que cobra 60 mil pesos mensuales del Senado Nacional” y “responde directamente a Elisa Carrió”. También menciona a Nazareno Etchepare, vinculado a la oposición venezolana y cercano al experto en campañas sucias J.J. Rendón. Cobra 60 mil pesos como asesor del MInisterio de Justicia que conduce Germán Garavano.

Otro de los mencionados es Carlos Correa Arias, también vinculado a la oposición venezolana, cercano a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y escritos de libros sobre como manipular a través de las redes sociales. Cobra 60 mil pesos de la TV Pública que conduce Hernán Lombardi, que también es mencionado en el informe por las cuentas de trolls que maneja.

El troll arrepentido Marcelo Morán, que confesó públicamente la mecánica de la que hoy Cambiemos intenta despegarse, también aparece en el informe. Así como su ex pareja Mariana Torres, que también trabaja con Patricia Bullrich. Muchos de estos “motivadores” según el informe están detrás de los escraches como los que sufrieron Sergio Massa, Marcello Tinelli, el Papa Francisco y hasta Pamela David.

En el informe también se menciona a Octavio Paulise como la persona que “se dedica a construir fakes para falsear la opinión pública con intenciones políticas”. Lo hace creando cuentas que falsean la identidad de líderes de opinión como Jorge Lanata, magdalena Ruiz Guiñazú y Eduardo Van der Kooy, entre otros. Según el informe, Paulise responde al ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, y cobra “53 mil pesos” mensuales del Estado. Fue LPO quien reveló que Paulise en reuniones semi pública se jacta de “mover cuentas” en las redes sociales, para atacar a los que cuestionan políticas del gobierno.

Cuando LPO reveló al inicio del gobierno de Macri que el presidente había usado el helicóptero presidencial para acercar a su ministro a su country de fin de semana, sufrió un ataque durísimo de días en las redes sociales, que marcó un poco la tónica de lo que luego se convertiría en una política de Estado.

Por su parte, el diputado del FPV Juan Cabandié denunció que el gobierno pagó millones a Cambridge Analytics, la consultora acusada mundialmente de manipular datos para campañas electorales. Cabandié reveló que la vinculación de esa consultora con el gobierno de Macri se hizo a través de La Comunidad, la agencia del publicista Joaquín Mollá, colaborador durante años del propio Peña que trabajó en campañas electorales y que viene recibiendo pagos millonarios del Estado desde que Macri era jefe de gobierno porteño.

Cabandié tiene información de pagos a la agencia de Mollá -que a veces se presentaba con el sello de su controlante Sapiens Nitro-, por más de 2 millones de dólares del 2010 al 2015, a través de la Secretaría de Contenidos y Marcas del gobierno porteño que dependía de la Secretaría General que dirigía Marcos Peña. A los que se sumaron dos millones de pesos durante el 2015 en pleno período electoral.

Cabandié recordó que el propio Peña había admitido en su informe anterior en Diputados que el Gobierno había mantenido reuniones con Cambridge Analytica y volvió a preguntar por el contenido de esos encuentros. LPO habría revelado en su momento en exclusiva, los vínculos de esta polémica compañía inglesa de manipulación de la opinión pública con la campaña de Cambiemos. Se trata de una firma que en la superficie dirigía el presunto espía Alex Nix, pero que tenía como dueños reales al estratega de Trump, Steve Bannon y el millonario de ultraderecha Robert Mercer.

Pero Peña evitó responder esas preguntas, así como también esquivó las denuncias de Camaño por el uso de los trolls. No es la primera vez que el jefe de Gabinete es confrontado con esta práctica: En su anterior visita sufrió recriminaciones similares de Leopoldo Moreau.

Cabandié también hizo mención a la extinta Subsecretaría de Vínculo Ciudadano que supo encabezar Guillermo Riera y aseveró que esa área contaba con un presupuesto de 200 millones de pesos anuales y que controlaba unas 7500 cuentas de trolls. Desde el Gobierno respondieron a LPO que Riera, que dejó el Ejecutivo hace un año y medio, no contaba con ese presupuesto y que tenía a su cargo la “comunicación digital”, esto es el control de las redes sociales del Gobierno y de Mauricio Macri.

Ahora esa subsecretaría no existe más, pero sus funciones fueron absorbidas por Julián Gallo, que es “Asesor de Estrategia Digital de la Presidencia de la Nación”. Gallo quedó en el ojo de la tormenta en la última semana luego de que desde las redes sociales del propio Macri se utilizaran conceptos de Adolf Hitler como “veneno social” y “sociedad envilecida”.

 

 

La Política Online

Marcos Peña expone desde las 11 de la mañana su informe de gestión antes la Cámara de Diputados en lo que será el regreso a la escena política pública por parte del jefe de Gabinete después de los recortes en los ministerios en una semana que casi termina quedando él mismo fuera del Gobierno.

La presencia del ministro coordinador se da en medio de la discusión por el presupuesto 2019, que este jueves abrirá un nuevo capítulo en la comisión de Presupuesto y Hacienda donde el Gobierno insistirá con el refinanciamiento de la deuda sin reestricciones.

Aún no está claro si Peña responderá preguntas pero en caso de que los diputados opositores pueden formular no faltarán los interrogantes por los cambios ministeriales, el nuevo plan de política monetaria y la designación de Guido Sandleris al frente del Banco Central en reemplazo de Luis Caputo.

Anteriormente el Gobierno suspendió la presentación de Peña en el Senado en medio de la corrida cambiaria y los cambios políticos previos a la negociación del segundo acuerdo con el FMI.

 

 

Politica Argentina

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, suspendió su visita al Senado -prevista para este miércoles- cuando iba a ser interpelado tras un nuevo informe de gestión.
La cancelación de la sesión fue resuelta por el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, ante la “reorganización que se está llevando a cabo en el Poder Ejecutivo Nacional”.
La sesión especial informativa había sido firmada por Gabriela Michetti, días antes de la nueva suba del dólar.
Peña fue por última vez al Congreso el 1 de agosto, y esta es la segunda vez que pospone su exposición.
InfoNews

En medio de los recambios en el Gabinete de Ministros y con la crisis económica azotando con fuerza, la petrolera YPF anunció que contrató a Ignacio Peña, el hermano del jefe de Gabinete Marcos Peña, para un viaje 12 ejecutivos a Silicon Valley, el distrito tecnológico de California.

La compañía llamó a un concurso privado que ya se sabía el ganador, según reconoce el propio Peña: “Supe de la intención de realizar este viaje durante un almuerzo con Sebastián Mocorrea (vicepresidente de Asuntos Corporativos, Comunicación y Marketing de YPF), a quien conozco desde hace años”, le aseguró a Diario Perfil.

YPF armó una compulsa para organizar el viaje e Ignacio Peña presentó un costo por persona de apenas US$ 4.048,67 por 5,5 días de actividad, mientra que el resto ofreció 2,2 días por más de US$ 10.000 por participante.

“Como sabía que mi contratación tenía que ser intachable y mi objetivo central era producir un cambio positivo, hice una propuesta con un precio más bajo de lo que se encuentra en el mercado y de lo que practico normalmente”, agregó.

Según aseguran desde YPF, esa comitiva generó 16, por lo que contrataron al hermano del jefe de Gabinete para que siguiera colaborando en la “modernización” de la empresa.

Además, Peña aseguró que el se ofreció a no cobrar dinero, pero que la propia empresa le insistió en que lo hiciera.

 

 

El Destape Web

El jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, desmintió los rumores de cambios en el Gobierno y aseguró que “no estamos ante un fracaso económico”.

“Claramente no es la solución en la que está pensando el Presidente. No hay una solución mágica. Estamos encaminados a lograr el equilibrio fiscal, que es el eje central para reducir nuestras vulnerabilidades. Claramente hay problemas, pero hay que ver la película y no la foto”, dijo Peña, quien reconoció que en el Gobierno han sido “muy ambiciosos con las metas de inflación”.

En diálogo con radio Mitre, el funcionario opinó que “el fracaso en la Argentina es que siendo uno de los países potencialmente más ricos del mundo tiene un 30 por ciento de pobreza” y dijo que la crisis cambiaria “es parte de un proceso de recuperación en un contexto de enorme dificultades estructurales”.

El miércoles, en una de las corridas más fuertes de los últimos tiempos, el dólar llegó a tocar los 34,40 pesos en el mercado cambiario.

“Vamos a salir fortalecidos de este proceso. Tenemos la convicción de salir de esta crisis con las mismas reglas del juego con las que entramos. No hay soluciones mágicas como las que se han intentado usar en el pasado. Hoy es imposible no pagar nuestra deuda ni empezar a emitir plata. Queremos mostrar un rumbo claro y un liderazgo que no se esconde ante los problemas”, continuó el jefe de ministros.

Por otra parte, Peña reconoció que el acuerdo con el FMI para adelantar los desembolsos no está cerrado, aunque Mauricio Macri trabaja para brindar los aspectos técnicos del nuevo acuerdo en las próximas semanas.

“El Fondo nos da respaldo, pero las soluciones dependen de nosotros. El eje central de todo es reducir el déficit fiscal para reducir la vulnerabilidad del país en un contexto mundial turbulento, con un mercado más impaciente. Eso nos va a ayudar a retomar el crédito para el sector privado y así poder generar nuevas fuentes de trabajo” dijo Peña.

 

Clarín

En medio de su primera recorrida por Vaca Muerta, el Jefe de Gabinete Marcos Peña tuvo que responder preguntas sobre la eliminación del Fondo Sojero. El funcionario aseguró, según informa el diario Río Negro, que el Fondo ya no era necesario porque se había balanceado la “concentración de recursos que había en el gobierno nacional”, lo que sí ocurría cuando se creó, hace nueve años atrás.

“Hemos transferido muchos recursos a las provincias con lo cual esa compensación se vuelve menos necesaria además de que, con la reducción de reintegros de exportación se devuelve plata a las provincias” aseguró Peña, en el yacimiento Loma Campana, de YPF, cuyos pozos llegan a la formación Vaca Muerta.

En la breve explicación que dio sobre el tema, Peña afirmó que el Fondo “es un instrumento que reflejaba otra época del país y que su eliminación “tiene que ver con parte del camino que estamos recorriendo para tratar de llegar a un presupuesto que llegue al 1,3 de déficit fiscal el año próximo”.

Las declaraciones fueron dadas en la conferencia de prensa que brindaron Peña y el gobernador neuquino Omar Gutiérrez, donde también estaba y el ministro de Energía, Javier Iguacel. Al igual que sus pares patagónicos, Gutiérrez había cuestionado al gobierno por este nuevo recorte de recursos para las provincias.

 

 

El Comodorense

“La ley ya está vetada”. Antes de abrir a preguntas de los periodistas, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, se anticipó a confirmar que el presidente Mauricio Macri rechazó de inmediato, ni bien lo recibió del Senado, el proyecto de tarifas que aprobó en la madrugada de este jueves la oposición. Ahora falta su publicación en el Boletín Oficial.
“La ley fue vetada porque, como hemos argumentado desde el principio, no respeta el mandato constitucional del Parlamento. Como ya lo han dicho muchos gobernadores, incluso de la oposición, no es facultad del Congreso fijar tarifas”, explicó Peña, que ofició de vocero del veto de Macri, dado que el jefe de Estado viajó a Salta para encontrarse con los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta) y Juan Manzur (Tucumán).
No obstante, a su arribo al aeropuerto de Salta, previsto para las 10.30, se espera que Macri hable del veto.
Según el ministro coordinador, la iniciativa “va en contra del federalismo y atenta directamente contra los intereses de las provincias”. “Nosotros no podemos permitirlo”, expuso.
También apuntó contra la actitud de la oposición y dijo que la ley “es irresponsable porque no fundamenta de dónde se paga aquello que se votó”.
Y expuso: “Para que los argentinos tomen una dimensión, esta ley equivale a toda la obra pública del Interior del país, a todo el sistema universitario de la Argentina, a dos veces la AUH que pagamos los argentinos para proteger a los sectores más vulnerables, a todo el Presupuesto de Seguridad y Defensa de la República”.
En ese sentido, contó una intimidad de las negociaciones que encabezó el Gobierno para frenar el proyecto: “Casi todos los que han trabajado en esta ley, en privado nos decían ‘¿Van a vetarla, no?’ Porque esta ley no puede seguir”.
clarin.com