Tag

Marcelo Gallardo

Browsing

«No existe nada que me desenfoque y no estoy pensando en el año que viene». Sin rodeos, Marcelo Gallardo desactivó cualquier tipo de rumor acerca de su futuro a corto plazo: ni Barcelona ni Bayern Múnich están en la órbita del entrenador de River, que tiene contrato en el club hasta diciembre de 2021. Pese a que cada fin de año realiza un balance global de su trabajo para saber si continuará, el Muñeco dejó en claro que su cabeza está puesta en los objetivos que tiene por delante en Núñez.

«No me puedo hacer eco de rumores. No he escuchado a nadie y tampoco creo que ninguna parte se presentaría como para hacer alguna gestión o iniciativa conociendo que nosotros estamos en una instancia de muchísima importancia para nuestra institución, jugando partidos definitorios. No existe nada que me desenfoque de los objetivos que tenemos por delante», disparó Gallardo en su primera respuesta de la conferencia de prensa en el predio de Ezeiza. Y la sensación en el mundo River se une a sus palabras: nada hace pensar que el técnico pueda dejar el cargo frente al auspicioso presente de un equipo que se regenera todo el tiempo.

«No me puedo dejar llevar por todo eso. Nunca lo he hecho y tampoco lo voy a hacer en este momento. No tengo nada para decir con respecto a los rumores. Y no he escuchado a ninguna persona que ha venido a sugerirme un encuentro o una posibilidad de análisis sobre mi futuro, no es el momento», recalcó luego, y agregó: «Hay mucha ansiedad sobre mi futuro, pero yo estoy pensando en los partidos que vienen de Superliga, Copa Argentina y Copa Libertadores, que son mis objetivos más urgentes. Yo no me adelanto y no quiero hacer futurología».

Por otra parte, el entrenador millonario también opinó sobre los cambios en la final única de la Copa Libertadores y habló de la falta de preparación del continente para poder afrontarlo: «Es algo muy nuevo para nosotros y no sé si estamos preparados culturalmente en nuestro continente como para asimilar estos cambios de un momento para el otro con total naturalidad. Hay un proceso que hay que vivir y este es el primer ejemplo, que a nosotros nos toca muy de cerca porque hemos tenido la suerte y el privilegio de volver a estar en una final», comentó Gallardo e hizo foco en los hinchas de River que no podrán estar tras el cambio de Santiago de Chile a Lima, Perú.

«El hincha es el que más sufre estas cuestiones, porque no está acostumbrado y las distancias en Sudamérica son largas. No siempre uno tiene este privilegio de llegar a la final de la Libertadores, lo que pasa es que el hincha de River ha tenido la suerte de vivir etapas decisivas y es el que más siente este cambio porque muchos no pueden concurrir. Ya tuvimos un problema el año pasado de no poder disfrutar en nuestro estadio la final… te imaginás la doble desilusión que tiene el hincha. Ahora volver a estar en una final y no poder presenciarla. No se pudo por causas de fuerza mayor y era razonable revisar las cuestiones para jugar un partido de estas características. Nosotros vamos a prepararnos para jugar en Lima, pero lamento al hincha que hizo mucho esfuerzo en estas semanas para estar», explicó el DT, según Diario La Nación.

El entrenador de River subió un puesto y se ubica ahora en la segunda colocación de la lista elaborada por Football World Ranking. Ernesto Valverde lidera el escalafón.

Marcelo Gallardo subió un puesto y quedó como segundo mejor entrenador del mundo en el sitio Football World Ranking, detrás del español Ernesto Valverde, de Barcelona, luego de eliminar a Boca en la semifinal de la Copa Libertadores de América.

El Muñeco suma 13.070 puntos y se coloca como inmediato perseguidor de Valverde (15.493) y por encima del alemán de Liverpool de Jurgen Klopp (12.959).

Justamente, Gallardo y Klopp se pueden enfrentar a fin de año en el Mundial de Clubes si es que River vence a Flamengo el próximo 23 de noviembre en Santiago de Chile, y luego ambos sortean sus cruces semifinales en el campeonato a jugarse en Qatar.

Además, el catalán Pep Guardiola, del Manchester City, sumó 12.739 y quedó cuarto en el ranking.

En contrapartida a Gallardo, el entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, se mantiene en el octavo lugar, a pesar de la salida de la Copa Libertadores, con 10.627 unidades.

El tercer argentino, en tanto, es Diego Simeone (Atlético de Madrid), en el 10° lugar, con 9.998 puntos.

Un mes. Treinta días separan a River del principal desafío que se trazó el grupo para 2019, de un sueño que se replica en el ciclo de Marcelo Gallardo. Los trofeos internacionales se acumulan en las vitrinas del club desde que el Muñeco tomó las riendas, en junio de 2014: Copa Sudamericana, Recopa Sudamericana, Suruga Bank y la Copa Libertadores, el más preciado de todos, el que acelera el corazón de los hinchas de cualquier club del continente. Por primera vez en la historia, los millonarios jugarán dos finales consecutivas de ese certamen que resultaba esquivo en el pasado y que ahora se presenta amigable: el año pasado, después de levantar la Copa al ganar el superclásico en Madrid; ahora, con la oportunidad de repetir la experiencia en Santiago de Chile, en un desenlace a juego único en el estadio Nacional. La sede que fijó la Conmebol, sin embargo, podría ser modificada por las masivas protestas sociales que sumen al país en una grave crisis. Los desmanes y la represión militar dejaron un saldo de 15 muertos; el decreto de toque de queda por cuarto día consecutivo, por parte del ejército, señales de la compleja situación.

La alegría para River, pese al tropiezo en la Bombonera

Más allá del 0-1, River salió airoso de la Bombonera, al igual que el año pasado, cuando con un 2-2 en el partido de ida perfiló la final para su lado; el vandalismo y el ataque al micro que transportaba al plantel xeneize al Monumental impidieron que la fiesta se desarrollara en Nuñez y se mudara al Santiago Bernabéu. También marcó el territorio en los octavos de final de 2015, cuando el encuentro se suspendió porque los futbolistas fueron agredidos con gas pimienta en la manga que conduce desde el vestuario visitante al campo de juego, cuando iba a disputarse el segundo tiempo y con el resultado 0-0. Hubo una tercera muestra de carácter: en las semifinales de la Copa Sudamericana 2014, River dejó su sello en la casa del rival de siempre: el empate sin goles significó el primer escalón de una serie que se definió con un gol de Leonardo Pisculichi, en el Monumental.

Ahora, tras eliminar el equipo que dirige Gustavo Alfaro, River esperará a Flamengo o a Gremio, que igualaron 1-1 en el juego de ida y esta noche disputarán la revancha en el mítico estadio Maracaná. Dos rivales con los que escribió capítulos, ante los que celebró y lloró. En 1982, los cariocas, que eran campeones defensores del título, se cruzaron en el camino de los millonarios en las semifinales. En aquel tiempo, para llegar a la instancia decisiva había que ganar una zona, compuesta de tres equipos: River compartió el Grupo A con los brasileros y Peñarol, que se clasificó primero y se impuso en la final ante Cobreloa. Las estadísticas fueron devastadoras para aquel plantel millonario, que perdió los cuatro partidos. Flamengo lo vapuleó 3-0 en el Monumental y 4-2 en el Maracaná; Zico, Junior y Tita, algunas de las estrellas del club con más torcedores de Brasil.

Se acabó: River pasó con lo justo y está en otra final

Pasaron 36 años para que River y Flamengo volvieran a cruzarse por la Copa Libertadores -los hubo por Supercopa y Copa Mercosur- y los cariocas sostuvieron el invicto, con dos empates: 2-2, en el estreno del Grupo D, en Brasil, y 0-0, en el juego que definió la zona, en el Monumental. La igualdad le posibilitó a River terminar en lo más alto de la tabla de posiciones, escoltado por Fla, que en los octavos de final fue eliminado por Cruzeiro.

Frente a Gremio, River también disputó cuatro encuentros por la Copa Libertadores. Nunca compartieron grupos. En 2002, la llave de octavos de final los descubrió en un mano a mano que no tuvo equivalencias: con pie cambiado desde el juego de ida, donde los tricolores festejaron el éxito 2-1, con tantos de Tinga y Gilberto, después que Coudet abriera el resultado en el Monumental; en el desquite, Gremio fue impiadoso con un 4-0 sobre la formación que dirigía Ramón Díaz y que contaba con futbolistas de la talla de Comizzo, Demichelis, Celso Ayala, Ledesma, Ortega, Cambiasso o D’Alessandro.

Una costumbre: River festejó en el Obelisco

Dieciséis años más tarde, las semifinales le dieron desquite a River frente al conjunto de Porto Alegre, que deseaba revalidar el título que celebró ante Lanús en 2017. Michel enmudeció el Monumental y los gaúchos tomaron una ventaja que provocó una revancha de tensión, discusiones, acusaciones. El estadio Arena do Gremio fue el escenario de un juego que enseñó el carácter y el temple que le imprime Gallardo a sus equipos. Léo Gomes marcó en el primer tiempo para Gremio y el Muñeco, que cumplía una suspensión de cuatro partidos, bajó al vestuario para darle instrucciones a sus jugadores, infligiendo la sanción. Un gol del colombiano Borré y otro de Pity Martínez, de penal, después de que el árbitro uruguayo Andrés Cunha recurriera al VAR para observar una mano del zaguero Bressan, en el último minuto de partido.

Con Flamengo o Gremio, River podría saldar un nuevo pagaré bajo la conducción de Gallardo. En 1966 y en 1976, el estadio Nacional de Santiago, fue escenario de derrotas, de las dos únicas finales que perdieron los millonarios, que allí jugaron partidos desempates. En 1966 fue Peñarol, de Urugua, quien lo doblegó; en Montevideo, los uruguayos se habían impuesto 2-0 y River ganó 3-2 en Buenos Aires. Con goles de Daniel Onega y Jorge Solari, el equipo que dirigía Renato Cesarini se marchó al entretiempo con un alentador 2-0; de regreso, Alberto Spencer y Julio Abadie lograron la igualdad y en el tiempo suplementario, otra vez el ecuatoriano Spencer y Pedro Rocha desataron el festejo charrúa y sumieron en la desazón a los millonarios. Diez años después, River cayó con Cruzeiro, que lo goleó 4-1 en Belo Horizonte; en el Monumental, River se recuperó y celebró un 2-1. Otra vez el viaje al estadio Nacional, de Santiago, y el golpe: a dos minutos del final, Cruzeiro ganó 3-2.

El mediocampista Bruno Zuculini fue descartado del banco de suplentes de River a pocas horas de que se dispute el partido de ida de las semifinales de la Copa Libertadores frente a Boca.

Zuculini padece una contusión en el recto anterior derecho sufrida en el cotejo frente a Gimnasia del pasado sábado. Pese a que lo esperaron hasta último momento, el ex Racing no estará entre los suplentes del Monumental.

De esa forma, Gallardo pierde al reemplezante de Enzo Pérez y se queda casi sin opciones de relevo en ese puesto debido a la ausencia de Leonardo Ponzio.

El ex Newell’s no está entre los concentrados y la alternativa que le queda al ‘Muñeco’ es el juvenil Santiago Sosa, quien apenas jugó cinco partidos en el ‘Millonario’.

 

A dos días de enfrentarse a Cruzeiro por los octavos de final de la Copa Libertadores, el Millonario no suma caras nuevas.

Cuando comenzó el receso Marcelo Gallardo pidió un solo refuerzo: el defensor chileno Paulo Díaz. Pasó el tiempo, empezó a jugarse la competencia y, hasta el momento, la dirigencia no pudo darle el gusto al DT de River.  Detalló  TN.

Antes del fin de semana, el Millonario realizó una oferta de más de dos millones de dólares por el 50% del pase. Y, pese a que muchos daban por cerrada la compra, Al Ahli rechazó la propuesta.

Si bien es cierto que las partes están cada vez más cerca, en el cuerpo técnico hay inquietud: la situación se dilató mucho más de lo esperado, al punto que, en caso de que el ex San Lorenzo termine fichando, no lo podrán utilizar en el duelo de ida de los octavos de final de la Copa Libertadores frente a Cruzeiro.

 

Además, River tiene competencia: Crystal Palace también sondeó a Paulo Díaz y estaría dispuesto a pagar los cinco millones de dólares que establece su cláusula de rescisión.

En Núñez esperan que la presión del futbolista y sus ganas por ponerse la Banda terminen siendo un factor determinante.

En caso de concretarse la operación, Díaz se convertirá en el séptimo futbolista chileno que jugará en la historia de la entidad de Núñez: Ascanio Cortés, Eladio Rojas, Marcelo Salas, Alejandro Escalona, Cristian Alvarez, Alexis Sánchez ya pasaron por el Millonario. Gustavo Canales y Marcelo Larrondo, nacidos en la Argentina pero con ciudadanía chilena, también defendieron los colores del club.

Tal como ocurrió antes de que confirmaran a Lionel Scaloni como técnico de la Selección, mientras se está disputando la Copa América volvió a aparecer el nombre de Marcelo Gallardo como candidato para hacerse cargo del equipo si el actual DT no sigue en su cargo. Y no es para menos: el DT Millonario tiene pergaminos de sobra y es el elegido por el público en la mayoría de las encuestas. Sin embargo, hace uno días Rodolfo D’Onofrio desactivó esta posibilidad y deslizó que el Muñeco no aceptaría el cargo con la actual dirigencia.

Ahora, el que se refirió al tema fue Enzo Francescoli, manager del River: «Es un tema personal. Estas cosas mucho no me gusta hablar porque es y será una decisión personal de Marcelo. No puedo estar en su cabeza, ni imaginar lo que puede sentir si lo vienen a buscar. No sabría qué decirte. Es un tema personal».

Además, con respecto a las declaraciones del Chino Tapia, quien aseguró que River tenía una deuda millonaria con Gallardo y que existía un acuerdo entre el club y AFA para que la máxima entidad del fútbol argentino se haga cargo y que el Muñeco se convierta en el próximo técnico de la Selección, aseguró: «Que yo sepa, no es así. Es cierto que yo no manejo la parte económica del club, para eso están los dirigentes, pero me llama mucho la atención. No es algo que acá se haya hablado, ni que yo haya escuchado. No sé de dónde sacó la información».

Por otro lado, en diálogo con TyC Sports, destacó la actuación de Armani en la Selección tras el penal atajado frente a Paraguay: «A Franco lo veo muy bien, como cuando está acá, con mucha seguridad. La seña del otro día fue un poco un desahogo por las críticas que había recibido. En River juega todos los partidos y no es tan contundente como lo fue en la Copa Libertadores y son los que más se ven. En la Selección, cuando jugás una Copa América, un Mundial, lo ve todo el país y estás muy expuesto. Desde ese lugar, los errores se marcan más. Es un gran arquero, Argentina tiene un gran arquero».

También se refirió a las críticas contra Lionel Messi: «Por lo que he escuchado, hace lo correcto, que es seguir intentando hasta que las cosas sucedan. Yo gané tres Copas Américas, pero no pude hacer un buen Mundial y me quedó esa espina. No es que vos jugás mejor en un lugar que en otro, pero cuando vos jugás 70 partidos por año en un lugar, de los 15 ó 10 partidos malos no se acuerda nadie, se acuerdan sólo de lo bueno. En la Selección, cuando venís y jugás cuatro o cinco partidos por año, jugás dos mal y se acuerdan puntualmente de eso. Le diría a Leo que lo siga intentando. Por lo que escuché eso está en su cabeza y la va a seguir peleando hasta lograr un título que le demuestre a él mismo que también pudo».

Clarin

Angelici consideró que Gallardo merece que le ofrezcan ser el entrenador de la Selección Argentina. «Sacándome la camiseta, tengo que decir que él reúne todo», admitió el presidente de Boca y vice de la AFA. Eso sí: dijo que hasta la Copa América seguirá Scaloni.

Hace algunos días, Marcelo Gallardo fue consultado sobre el hipotético escenario en el cual él sea candidato a conducir al seleccionado nacional. Sin embargo, el entrenador de River lanzó una frase que retumbó en los pasillos de la sede de la AFA sobre calle Viamonte: «¿A quién no le gustaría? Siempre se me ha relativizado con la Selección. Nunca nadie me ha demostrado que realmente me quería. Al yo manifestarme siempre de acuerdo a lo que pensaba sobre todo el proceso, que lo veía muy mal, es como que se me descartó».

La cuestión es que los dirigentes de la AFA tomaron nota del asunto. Primero, Tapia catalogó a Gallardo como el mejor técnico del fútbol argentino, mientras que Angelici redobló la apuesta: «Me parece que la AFA está en una etapa en la que se está tomando su tiempo para armar un proyecto serio. Ahora bien, creo que la AFA tiene que llamar a Gallardo y hacerle una propuesta. Ha demostrado con sus logros que se lo merece. El fútbol es resultado, forma de jugar y trayectoria. Sacándome la camiseta, tengo que decir que él reúne todo».

«No es que le quiera sacar el técnico a River, pero los resultados están a la vista. Gallardo hizo grandes méritos», explicó el presidente de Boca y vice presidente de la AFA en diálogo con Closs Continental. Y siguió: «La reunión tiene que existir para ofrecerle formalmente el cargo. Si dice que no, él tendrá sus explicaciones. Pero ahora no. Scaloni seguirá hasta la Copa América, ya fue notificado de eso».

Olé

Marcelo Gallardo aseguró hoy que nunca rechazó dirigir a la Selección argentina de fútbol.

Marcelo Gallardo, técnico de River, aseguró hoy que nunca rechazó dirigir a la Selección argentina de fútbol porque nunca recibió una propuesta de la AFA, a la vez que reiteró que está “contento” en el club de Núñez.

“Estoy muy bien donde estoy y mi compromiso es total con River. Nunca rechacé la Selección porque nunca me la ofrecieron. Aclaro esto porque decían que yo había rechazado una propuesta de la AFA y nunca pasó. Y así como dije eso también digo que ¿a qué entrenador no le gustaría dirigir a la Selección?”, sostuvo Gallardo en rueda de prensa.

Gallardo fue homenajeado por el club Nacional de Uruguay, donde el “Muñeco” jugó el último año de su carrera como futbolista y comenzó como entrenador en 2011/12 (salió campeón en ambos casos).

El ex futbolista de River, Iván Alonso, hoy manager de Nacional, lo acompañó en la presentación del amistoso que River y Nacional jugarán el próximo 15 de enero en Maldonado.

“No tuvimos mucho tiempo de preparación ni mucho tiempo de vacaciones, por lo cual es un momento difícil pero voy a disfrutar el partido ante Nacional. En lo personal tengo una linda relación y conexión con el club, a ambos entrenadores nos servirá este partido para prepararnos”, señaló Gallardo.

El entrenador “millonario” confirmó que el plantel regresará mañana a Buenos Aires, ya que su cuerpo técnico no está conforme con el estado de las canchas ubicadas a pocos kilómetros de Solanas ni con el césped del Campus de Maldonado, donde el martes próximo se jugará el amistoso ante Nacional.

“Teníamos una logística para quedarnos hasta el día 17. Lamentablemente el clima no ayudó para que tengamos los campos de juego en condiciones para trabajar y eso influyó. Tenemos muy poco tiempo y por eso volvemos a Buenos Aires donde sí están dadas las condiciones”, manifestó el DT.

El miércoles se cumplió un mes de la conquista de la Copa Libertadores de América 2018 en la superfinal ante Boca, hito que para Gallardo “será eterno y nadie lo va a poder borrar”.

“Lo que pasó fue algo histórico que va a quedar en la memoria de todos los hinchas para siempre. Lo que logramos a fin de año será eterno, pero hay que volver a empezar. Estamos en un club que exige, somos exigentes con nosotros mismos y la única manera de avanzar es el trabajo. Los jugadores lo entienden y son los principales motores de eso.

Tal vez nos cueste un poco más en este principio de año pero es el camino”, agregó.

“No tuvimos mucho tiempo de recuperación y tenemos cinco partidos en pocos días pero queremos ver si podemos achicar la distancia con el puntero del campeonato local (Racing)”, añadió. El primer partido oficial de River en 2019 será el encuentro postergado de la octava fecha de la Superliga frente a Defensa y Justicia, a jugarse el 19 de enero, en el Monumental.

El plantel de River Plate se entrenó hoy por la mañana en la playa del predio de Solanas, con circuitos de fuerza en la arena. Como los campos de juego no están en las condiciones deseadas, la delegación emprenderá mañana (iba a hacerlo el martes próximo, después del amistoso con Nacional) el retorno a Buenos Aires, donde tendrá libre el sábado y volverá a practicar domingo y lunes en el predio River Camp, de Ezeiza, para realizar trabajos con la pelota.

Para el martes a primera hora está previsto que el plantel vuele nuevamente a Uruguay y se traslade otra vez a Maldonado para jugar ante Nacional, aunque el pronóstico no es muy alentador en cuanto al estado del terreno de juego, ya que se prevén lluvias durante todo el próximo fin de semana.

La Capital de Mar del Plata

Marcelo Gallardo y Gonzalo “Pity” Martínez fueron premiados esta noche en Uruguay, como el entrenador y el jugador de América más destacados de 2018, tras haber conquistado con River Plate la Copa Libertadores, en la histórica final ante Boca Juniors.

El técnico dejó por unas horas la concentración de River en Punta del Este, donde realiza la pretemporada de cara a las competencias de 2019, en tanto que Martínez viajará en los próximos días a Estados Unidos para incorporarse al Atlanta United.

“Me siento como en mi casa, le agradezco a toda la gente que confió en mí para terminar mi carrera como futbolista en Uruguay, en Nacional, y empezar mi carrera como entrenador. Le agradezco también a River, y quiero hacer una mención especial a un jugador que merece que yo lo valore y mencione, y es Rodrigo Mora. No sólo fue un jugador valioso como profesional, sino una persona tremenda, y hoy deja el fútbol por una lesión, y quiero compartir esto con él”, expresó Gallardo al subir al escenario.

Además, el presidente Rodolfo D’Onofrio recibió las condecoraciones a los jugadores de River premiados, dentro del equipo ideal de América. Ellos fueron: el arquero Franco Armani, el defensor Jonatan Maidana y los mediocampistas Juan Fernando Quintero, Exequiel Palacios y Gonzalo Martínez.

AS Argentina

Ambos fueron elegidos por los especialistas en la encuesta que realiza año a año el diario El País de Uruguay, avalado por la Conmebol.

Gonzalo «Pity» Martínez fue elegido como el mejor jugador de América por los especialistas en la encuesta que realiza año a año el diario El País de Uruguay, avalado por la Conmebol.

El Pity recuperó para Argentina el premio al Mejor Jugador después de ocho años, al imponerse con 130 votos (41%) sobre sus compañeros de equipo, el colombiano Juan Fernando Quintero (15%) y Franco Armani (12,5%).

En esa elección también sumaron los argentinos Lucas Pratto (8 votos), Darío Benedetto (6), Cristian Pavón (1), Ramón «Wanchope» Ábila (1) y Emanuel Herrera (1).

El mendocino, de 25 años, que abandonó River para jugar en el campeón de la MLS, Atlanta United, es el noveno argentino en ganar el premio después de Oscar Ruggeri (1991), Martín Palermo (1998), Javier Saviola (1999), Carlos Tevez (2003, 2004 y 2005), Matías Fernández (2006), Juan Sebastián Verón (2008 y 2009) y Andrés D’Alessandro (2010).

Este año Pity Martínez, además de destacarse con goles importantes para las consagraciones en la Supercopa Argentina y la Copa Libertadores, pudo debutar en el seleccionado argentino tras el Mundial de Rusia.

Otros premios

El Muñeco Gallardo, por su parte, fue elegido como el mejor entrenador, mientras que el Equipo Ideal del continente quedó conformado por Armani; Jonatan Maidana (River), Pedro Geromel y Walter Kannemann (Gremio de Brasil); Nahitan Nandez (Boca), Wilmar Barrios (Boca), Exequiel Palacios (River) y Pity Martínez; Dudú, Juanfer Quintero y Benedetto.

El banco de suplentes lo conformaron Martín Campaña (Independiente), Javier Pinola, Leonardo Ponzio, Milton Casco y Pratto (River); Giorgian De Arrascaeta y Miguel Borja.

Finalmente, el fútbol argentino también obtuvo el premio en la categoría árbitro porque el misionero Néstor Pitana lo ganó por tercera vez con 122 votos por encima del uruguayo Andrés Cunha, que sumó 87.

Pitana, dueño del galardón en 2014 y 2016, dirigió este año cinco partido del Mundial de Rusia, entre ellos el encuentro inaugural y la final entre Francia y Croacia.

Las ganadores, anunciados este lunes, recibirán sus estatuillas en un acto que se realizará el próximo 8 de enero en el Club del Lago Golf, en Punta del Este.

Jornada